Xxi capitulo General de la Sociedad Salesiana



Descargar 154.84 Kb.
Página1/5
Fecha de conversión16.12.2018
Tamaño154.84 Kb.
Vistas115
Descargas0
  1   2   3   4   5

XXI Capitulo General

de la Sociedad Salesiana


DOCUMENTOS

CAPITULARES


Roma, 12 de febrero de 1978

I. s. B. N. 84-7.043-164-1 Deposito Legal 16.858-1978

ComerciaI MaIvar, S. L. - Plaza Dos de Mayo, 9 - Madrid-IO

SUMARIO


Presentacion

Abreviaturas y siglas

Docurnento 1:

«Los Salesianos evangelizadores

de los jovenes» .. .

l-l65
Docurnento 2:

«El Salesiano Coadjutor»:

una vocaci6n de «religioso

laico» al servicio de la misi6n

salesian a .. ... ... ...

Intervenci6n del Rector Mayor

sobre la «Participaci6n

a la vida y al gobierno de

la Congregaci6n» ... ...

166-211

212-239


Docurnento 3:
«La formacion para la vida

salesiana» ... ... ... .. . ..

240-342

Docurnento 4:


«La Obra PAS y la Universidad Pontificia Salesiana».

343-370


Docurnento 5:
«Revision de las Constituciones y Reglamentos» .

371-446


Deliberacion Capitular: «Confirmaci6n de las deliberaciones del CGE acerca de la Facultad concedida por el M. P. Ecclesiae Sanctae, II, 1,7»

447


Anexos (cfr Indice) ... ... ... ... ... ... "

448-592
Indices

Advertencia

Los cinco Documentos del CG2l se hallan aqui dispuestos segun un orden 16gico, diverso, en parte, del orden mas bien practico con que fueron preparados y presentados en la sala capitular por las respectivas Comisiones.

PRESENTACION

Queridos hermanos:

Es motivo de alegria para mi el que la primera carta, con la que el nuevo Rector Mayor os saluda y se entretiene fraternalmente con vosotros, si bien brevemente, sea la promulgacion de los Documentos del CG2l. Elegir comoocasion del primer en cuentro la entrega de las conc1usiones del trabajo capitular, es privilegiar la substancia de nuestra fra.

ternidad enriqueciendola de prerrogativas. En e/lo nos sentimos a nuestras anchas, en nuestra casa, porque se trata de 10 que ten em os de mas intimo y vital al mas alto nivel y en directa relacion con el corazon y los propositos de nuestro Pa.

dre Don Bosco.

Tal encuentro crea en seguida un c1ima de amistad; efectivamente, hablamos de nuestra razon de ser, del significado actual de nuestra comun vocacion; tocamos las fibras mas delicadas de la opcion fundamental que cada uno conscientemente ha hecho con la profesion religiosa.

Nos sentimos mutuamente estimados y valorados, porque el CG confia en las dotes y responsabilidades de cada uno; nos presenta una perspectiva de futuro donde seremos protagonistas, y nos exhorta a serlo con serenidad e inventiva.

Asi, pues, este primer encuentro nos /lena de alegria vocacional y se abre a una vision de esperanza. Es la hora primera despues del CG21; sabemos que, por desgracia, las horas un poco mas lejanas pueden denotar cansancio. Pero esta es una hora de juventud en la que eo

La asamblea capitular, si bien COIl trabajo y con los inevitables defectos de to do 10 nuestro, ha sidv portadora de un «evento de gracia»: ique no pase inadvertido (<

8 Presentaei6n

Dejemonos sacudir y rejuvenecer de verdad par esta rafaga de Espiritu Santo; volvamos can Don Bosco alas origenes, que son una hora de «suenos», donde hay mas gracia que calculo, mas vitalidad que crisis, mas proyecto de futuro que peso de fra-- casas pasados. Asumamos tambien nosot1'os la psicologia de 10s o1'igenes, confiados en la intervenci6n del SeHor que renueva peri6dicamente nuestra juventud.

Tambil!n los mas entrados en mIas, tambien los enfermos, tambien quienes han llegado, cansados, al atardecer, sientan, en esta hora, profunda agradecimiento haeia el Senor que nos renueva.

Can el CG21, el Senor nos esta llamando de nuevo: nuestra vocaci6n no es un dialogo de ayer ya cerrado; esta siempre abierta, en la conversi6n y en la esperanza, a las nuevas invitaciones del Espiritu del Senor.

Os presento y os entrego, con esta carta, los nuevas documentos capitulares.

Las Constituciones nos indican que «los socius salesianos aceptaran gustosos sus deeisiones (del CG), que obligan a todos, apenas el Rector Mayor las promulga» (art. 152). Acojamos, pues, estos documentos can gratitud y can lealtad.

Os invito a leer atentamente, casi como presentaei6n, mi discurso C011clusivo dirigido alas hermanos capitula res (nn. 552-592); as servira para ver en seguida, en perspectiva sintetica, las lineas eseneiales de la orientaci6n global.

Tres son los grandes objetivos alas cuales debe tender nuestro empeiio de conversi6n: - se1' evangelizado1'es especializados de los jó- venes; - vivi1' como autenticos 1'eligiosos en misión;

- cuidar la Formación Permanente a traves de una renovada animación salesiana.

En el texto descubrireis cuales son los botones que hay que pulsar para nuestro relanzamiento: Palabra de Dios, Constitueiones, Sistema Preventivo, «espiritualizacion» del papel del Director, correlatividad y complementariedad en la persona de los socios.

Quiero destacar aqui un elemento que llamaria estrategico: la reactualización del aspecto mariana de nuestra Vocación; ella asegurara el clima apto para la eficacia de nuestros esfuerzos. Un resurgimiento doctrinal y cultural de la devocion a Maria Auxiliadora, que coloque a la Familia Salesiana en 10 mas vivo del movimiento mariana mas actual, nos hara recuperar (incluso «milagrosamente», como nos asegura Don Bosco) esa fecundidad vocacional, entusiasmo y claridad de los que tanta necesidad tenemos hoy en las luchas de la fe.

Maria Auxiliadora nos guiara, como en el sueno . de los nueve anos y como siempreen la historia de la salvacion, hacia Jesucristo; nos ayudara a ser, con Don Bosco y como Don Bosco, fieles discipulos suyos; nos estimulara a hacer de nuestra vida un testimonio explicito de su Pascua, con la cual ha salvado al mundo y can la cual nosotros pondremos todas nuestras energias -los descubrimientos de la inteligencia y las iniciativas del amor- al servicio de la salvacion de los jovenes de hoy.

Queridos hermanos, consideremos estos documentos capitulares como un mensaje portador de gracia para nuestra vida y nuestro trabajo: estudiemoslos personalmente, ahondando en ellos comunitariamente, y programemos con realismo su aplicación.

as saluda a cada uno can afecto y con esperanza, y as pido, de tu a tu, constantes oraciones y sacrificios diarios par el nuevo Rector Mayor; to do ello redundara en bien de la Congregacion. Agradezco a todos vuestro trabajo y fidelidad, y as aseguro la entrega de mi existencia incorporada a la Eucaristia dia tras dia.

Que el «amon> del Padre, rico de iniciativas, la «entrega» de Cristo, generoso en la obediencia, y la «alegria» de su Espiritu, vivifiquen el corazan de cada hermano y purifiquen la atmosfera de cada cas a salesiana.

iCreamos y esperemos juntos, con la fuerza de ese amor de comunion que vibra en un solo corazon y una sola alma!

He aqui, pues, nuestra consigna: «ia trabajar!»

Vuestro afmo.

Don Egidio Viganó

Rector Mayor

Roma, 24 de febrero de 1978.


ABREVIATURAS Y SIGLAS

art.


articulo

c" cap.


capitulo

cf, cfr


vease

doc.


documento

ib., ibid.

ibidem

n., nn.


mimero, numeros

p., pag.


pagina

pp.


paginas

ss.


y siguientes

1. Aetas del Magisterio

AA

Apostolicam Actuositatem



CD

Christus Dominus

EC

Escuela Catolica (Doc. de 19 de marzo de 1977)



EN

Evangelii Nuntiandi

ES

Ecclesiae Sanctae



ET

Evangelica Testificatio

GE

Gravissimum Educationis



GS

Gaudium et Spes

LG

Lumen Gentium



OT

Optatam Totius

PC

Perfectae Charitatis



PO

Presbiterorum Ordinis

PP

Populorum Progressio



RC

Renovationis Causam

RdC

Renovacion de la Catequesis (CEI)



SCRIS

Sagrada Congregacion de los ReI. e Inst. Seculares

SDV

Summi Dei Verbum



Sin.77

Mensaje del Sinodo de 1977

Oss.Rom.

Osservatore Romano

2. Siglas Salesianas
ACGE

Actas del Capitulo General Especial

ACMSC

Actas del Congreso Mundial sobre el Salesiano Coadjutor



ACS

Actas del Consejo Superior

CC

Cooperadores Salesianos



CG

Capitulo General

CGC

Carta del Gran Canciller Don L. Ricceri al Rector de la UPS



CGE

Capitulo General Especial

CI

Capitulo Inspectorial



Const

Constituciones

DB

Don Bosco



EE

Exalumnos Salesianos

Ep. Epist.

Epistolario de Don Bosco

Estat.Conf

Estatuto de la Confederacion Mundial Exalumnos Salesianos

FCE

Facultad de Ciencias de la Educacion



FI,

Formacion Permanente

FS

Familia Salesiana



HMA

Hijas de Maria Auxiliadora

LAS

Libreria del Ateneo Salesiano



MB

Memorias Biograficas

MCS

Medios de comunicacion social



Op.Sist.Prev

Opusculo sobre el Sistema Preventivo de Don Bosco

CGE

Capitulo General Especial



CI

Capitulo Inspectorial

Const.

Constituciones



DB

Don Bosco

EE

Exalumnos Salesianos



Op. Ed.

Opere Edite

PAS

Pontificio Ateneo Salesiano



RCS

Relacion del Consejo Superior (sobre reestructuracion Obra Pas)

Reg

Reglamentos Generales



RF, RFIS

Ratio Fundamentalis lnstitutionis Sacerdotalis

RM

Rector Mayor



RRM

Relacion General del RM sobre el estado de la Congregacion


SC

Salesiano Coadjutor

Sch.Prec.

Esquemas precapitulares CG21

SDB

Salesianos Don Bosco



SGUPS

Estatutos Generales de la UPS

SP

Salesianos Presbiteros



UPS

Universidad Pontificia Salesiana

VDB

Voluntarias de Don Bosco



SUMARIO
Presentacion

1-8


INTRODUCCION

9-19


PRIMERA PARTE. LOS JOVENES Y SU CONDICION

20-30


SEGUNDA PARTE. LOS SALESIANOS OPERADORES DE EVANGELIZACION

31-79


Premisa
1. La comunidad evangelizada
1.1 El don de la fraternidad y la evangelizaci6n

34-37


1.2 El don de la consagraci6n y la evangelizaci6n

38-41


1.3 El don de la oraci6n y la evangelizaci6n

42-45


1.4 La animaci6n de la comunidad para la evangelizaci6n. Papel del director

46-57


1.5 Orientaciones operativas

58-61


2. La comunidad animadora
2.1 La comunidad salesiana animadora de la comunidad educativa y pastoral

63-68


2.2 La participaci6n de los Cooperadores y Exalumnos en la obra educativa y pastoral de los SDB

69-75


2.3 La colaboraci6n de los demas laicos en la comunidad educativa y pastoral

76-78


2.4 Orientaciones operativas

79
TERCERA PARTE. EL PROYECTO EDUCATIVO Y LA FECUNDIDAD VOCACIONAL

80-119

1. EI proyecto educativo y pastoral salesiano


1.1 Los contenidos

81- 95


1.2 EI estilo

96-104


1.3 Orientaciones operativas

105


2. La fecundidad vocacional

106-119


CUARTA PARTE. ALGUNOS AMBIENTES Y CAMINOS DE EVANGELIZACION.

120-161


1. EI Oratorio y el Centro Juvenil, ambientes

de evangelizaci6n

121-127

2. La Escuela como ambiente de evangelizacion



128-134

3. La Parroquia: aspectos particulares de la presencia salesiana evangelizadora ...

135-142

4. Las Misiones



143-147

5. La comunicacion social

148-153

6. Una nueva presencia salesiana para la evangelizacion ... ...



154-161

CONCLUSION

162-165

PRESENTACION



El CG21 entrega este documento alas Hermanos y 10 hace can el fraternal deseo de que encuentren en el luz y estimulo para dar testimonio y anunciar el Evangelio a 10s jóvenes. «Son millones en el mundo, acaso errantes y desorientados par una multiplicidad de voces discordantes, nos decia el Papa I, los cuales esperan de nosotros la palabra de salvación y buscan la mana fraterna y amiga que can serena firmeza los guie hacia el Absoluto». Este documento ha nacido cOmo respuesta a esas aspiraciones de los jóvenes.

1. Es un docum en to operativo en el sentido de que, partiendo de la constatación de problemas hay existentes (la situación), conduce e invita a conclusiones practicas que resulten de mayor fidelidad y eficacia apostó1ica.

2. Es un documento de familia. Las conclusiones fluyen naturalmente de la referencia a un cuadra de valores comunes y compartidos. Los valores descritos no son ideas que en su substancia se vean divorciadas de la vida de los Salesianos. Es 10 que ha aparecido leyendo esta vida. Es 10 que precisamente constituye esta vida en plenitud, cuando los salesianos evangelizan can la eficacia que da la fidelidad; y, al hallarse en dificultades, es esto 10 que languidece en esa vida, se encuentra apagado a empobrecido y reclama una revitalización.

Par esto se habla de un «cuadra de referencia», un cuadra en el que la misma vida ve su medida y en el que se inspira para su salvación. El documenta parte de 10 concreto y va a 10 concreto. No pretende ser un tratado. Es alga mucho mas modesto, y tal vez, par esta misma perspectiva y par las personas a quienes va dirigido, es mas precioso.

1 Pablo VI al CG21. Oss.Rom., 27 enero 1978.

20 Documentos capitula res CG21

Su misma composición 0 estructura confirma estas intenciones. Cada parte trata de un problema vivo, que se lee a traves de una constatacion, que mira alas Constituciones para constatar su validez y que, de modo particular, marca rutas

posibles de renovacion y las orientaciones operativas que parecen mas urgentes y decisivas.

3. Es un documento con un relieve particular, hay. El momenta historico en el cual la Iglesia nos llama a trabajar es el de la evangelizacion. La originalidad y la creatividad de nuestro carisma deben intentar una interpretacion y una vida que sea salesiana, ya que «a nadie pasa inadvertida la relacion que hay entre este nuestro tema y el problema de la educacion del mundo de hay» 2. Nuestro carisma debe, pues, convertirse en proyecto historico para responder a la «juventud de hoy, tan sedienta de verdad y proyectos historicos» 3. Asi pues, la idea que une todas las partes y que es el principio de su unidad no es otra que nuestra ,vocacion de evangelizadores, que se hace realidad cuando es vivida en el proyecto educativo y pastoral salesiano, repensado y actualizado.

4. La carta del Cardenal Villot dirigida a don Luis Ricceri en nombre del Santo Padre y el discurso que el mismo Papa dirigio en audiencia privada al Capitulo General nos apremian a asumir este compromiso. Los puntos en los cuales ha fijado su atencion el Papa y a los cuales los hijos de Don Bosco «se someten filialmente (...), y estan disponibles para el bien de la Iglesia universal» 4 parece como si se hubieran entrelazado para hacer aparecer el espiritu y la vitalidad de nuestro documento.

5. El Papa, tras haber expresado su aprecio por la eleccion del tema general del CG21, vuelve su pensamiento a Don Bosco, una «presencia anima-

2 Sin. 77, n. 1. 3 Saluda del Rector Mayor don Egidio Viganó al Santo Padre. Oss.Rom., 27 enero 1978. , Canst. art. 128.

dora y amonestadora», «que va delante de nosotros con paso juvenil y dinamioo». Recuerda como en sus Memorias Don Bosco habla de su «sed de sacerdocio » y que anhelaba «lanzarse en medio de Los jovenes a fin de conocerlos intimamente y ayudarlos en toda ocasion a evitar el mal» 5. Las dos dimensiones de la vida de Don Bosco son su sed de vocacion, Los jovenes y su condicion. El «en sus tiempos, complejos en verdad y dificiles, fue un autentico protagonista de la historia de Italia y de la Iglesia» 5.

6. Esta profunda responsabilidad respecto al carisma del cual participamos nos compromete tambien a nosotros a marchar en Las mismas direcciones:

a) Propongamonos decididamente el problema de nuestra fidelidad en «seguir a Cristo de manera total y sin condiciones (...) mediante una generosa, alegre y fiel practica de Los consejos evangelicos», segun el espiritu de Don Bosco, a fin de mostrar a Los muchachos y jovenes «un rostro que no sea una mascara artificial, sino la expresion limpida de un amOr que se abre al hermano en un amor mas grande, cual es el de Dios que es "mas grande que nuestro corazon"» ó. La carta del Cardenal Villot nos dice que se «ponga en primer plana el espiritu religioso ».

b) Conservemos el «caracter particular de la obm y la pedagogia salesiana, tanto mas que Las necesidades sociales y eclesiales de Los tiempos modernos parecen corresponder mas que nunca al genio del apostolado de Los Hijos de San Juan Bosco, dirigido con preferencial interes y dedicacion a la juventud masculina» 7. c) Vivamos esta vocacion y este carisma, tras Las huellas de Don Bosco, que fue un «protagonista au- 5 Pablo VI al CG21, cit. . Ibidem. ; Carta del Card. Villot a Don Luis Ricceri, 29 octubre 1977 (n. 448).

tentico», de tal modo que la fidelidad y entrega y las competencias adquiridas despierten la creatividad e inventiva del don de Dios.

7. La figura animadora y amonestadora de Don Bosco y la del Papa que nos «indica las notas especificas de nuestra identidad en un momenta de cambio en que las cosas no se ven claras» 8 nos animan a reflexionar sobre estos sectores determinantes y nos obligan a un exam en y comprobación no 5ó10 de 105 valores que hemos de cultivar sino tambien del deber de encontrar instrumentos aptos para defenderlos.

" Intervencion de don Egidio Vigano en la Sala Capitular.

INTRODUCCION «La actividad evangelizadora y catequistica es la dimension fundamental de nuestra mision. Como salesianos, todos y en toda ocasion, somos educa. dores de la fe.» 1

Este servicio, que «exige (...) de nuestras comunidades capacidad de anuncio y fuerza de testimonio » 2, nos ha sido propuesto tambien en el Mensaje de los Obispos reunidos en su IV Sino do. Ellos creen «que en los proximos diez anos la catequesis sera el terreno natural y mas fructifero para la renovacion de la entera comunidad eclesial en todo el mundo» 3 y dan las gracias a las comunidades religiosas que renuevan la esperanza «en la gran fecundidad espiritual que es para el mundo una vida segun el espiritu de las bienaventuranzas » 4. El mismo Papa considera la ayuda inmensa de aquellos religiosos que, testigos de santidad, se dedican a anunciar a Cristo mostrando «una originalidad y una imaginacion que suscitan admira. cion» 5. .

Para nosotros, los Salesianos, esta originalidad e imaginacion van unidas y estan alimentadas por dos fuentes: Jesucristo y su Evangelio, vivido con el espiritu de Don Bosco ó y de los jovenes, de los cuales «se dice que sufren horrores ante 10 ficticio y la falsedad y que ademas son decididamente par. tidarios de la transparencia» 7. Nos preguntamos, por tanto, si creemos en aque. llo que anunciamos, si vivimos aquello que creemos, si verdaderamente predicamos 10 que vivimos, atentos a la llamada que nos lanzan los jovenes;

1 Canst. 20. , Canst. 20. , Sin. 77, n. 4. Sin. 77, n. 18. . EN ó9. ó Cfr Canst. 101. 7 EN 7ó.

12 24 Documentos capitulares CG21 si verdaderamente damos testimonio de nuestra solidaridad afectiva hacia ellos al mismo tiempo que hacia el Dios Absoluto 8. .

«Seguimos de cerca a Jesucristo, escogiendo un modo intensamente cristiano de amar aDios y a los hermanos con corazon indiviso» 9, Por ~sto, en primer lugar, hallamos en las Constituciones, fielmente prac;ticadas, un privilegiado criterio de nuestra identidad, como individuos y como comunidad, Y afirmamos que es preciso conocerlas, aceptarlas y vivirlas, para poder reproducir las riquezas del corazón apostólico y las intenciones de Don Bosco, «el hombre de Dios, y hombre de Dios para los jóvenes» 10.

En este sentido reafirmamos tambien los valores permanentes de la Tradicion que interpretan con autoridad y vuelven a presentar con novedad el Rector Mayor y los Capitulos Generales, a la luz de la vida de los hermanos. Tienen hoy particular importancia para nosotros las Actas del CGE, las cuales, aun llevando «Ia impronta de nuestra fragilidad » 11, son un esfuerzo valido para llevar a Don Bosco a los jóvenes de nuestros tiempos y contienen las «motivaciones y los principios de que dimanan » las mismas Constituciones 12.

En segundo lugar, reconocemos en los jóvenes la otra fuente de nuestra inspiración evangelizadora. Nosotros, los Salesianos, somos unos enviados a los jóvenes, especialmente a los mas pobres, y colaboramos en la creación de una nueva sociedad promoviendo la plenitud de sus vidas en la fe,

A estos jóvenes los encontramos en los varios paises del mundo, muy divers os unos de otros incluso a niveles de libertad y de participación; tal vez parados 0 cerrados en si mismos a causa de la marginación que sufren y de su misma pobreza, 0 tal

, Cfr, EN 7ó, 9 Canst, 75, " ACGE 7ó9. 11 ACGE 7ó9, 12 ACGE, p, 9. ,.—

vez presa de contradicciones y conflictos a veces violentos, 0 ya aplicados en construir una sociedad mas humana, siguiendo las huellas de Cristo. En todos y cada uno de estos jovenes es posible descubrir un ansia de verdad, de liberacion, de crecimiento humano e incluso'el deseo -aunque sea implicito- de un profundo conocimiento del misterio de Dios 13.

Ellos viven esta experiencia suya formando parte viva de un ambiente que hoy se conoce como condicion juvenil. Forman este ambiente tendencias y juicios de valor que hacen mas facil 0 mas dificil el crecimiento de su humanidad en la fe 14.

La relacion de sin tonia, necesaria para su educacion, el amar 10 que ellos aman, aun sin renunciar a nuestro papel de adultos y educadores salesianos, se hace entonces complejo y dificil.

Y, sin embargo, nuestra vocacion, regalo de Dios, es fuente de esperanza: hace falta poner al dia nuestra competencia, pero mas que todo hace falta tener mas fe en la fuerza del Espiritu Santo y en el don original que nos ha concedido para vencer los miedos y no abandonar el dificil campo de nuestro compromiso con los jovenes.

El CG21, pues, mira por un lado a los jovenes y descubre entre sus esperanzas, el llamamiento que nos lanzan, y nuestra mision una feliz coincidencia 15; por otra parte mira la renovada decision de la Iglesia en favor de la evangelizacion y descubre la caracteristica fundamental de nuestra identidad en esa mision evangelizadora hacia los jovenes.

Pero (como evangelizar a estos jovenes? Porque participamos en la actividad evangelizadora de la Iglesia, tenemos fe en el carisma de Don Bosco y tambien en el modo original sale siano de evangelizar a los jovenes. Nuestro modo original de ha-

13 14 13 Sin. 77, n. 1. 14 Cfr EN 19. 15 Cfr Discurso de Pablo VI al CG21, cfr n. 474. Oss.Rom., 27 enero 1978.

cer la evangelizacion una rea Iidad es el proyecto educativo salesiano, el "Sistema Preventivo», repensado y actualizado, con sus operadores, sus contenidos, sus metas, su estilo y sus diversidades en los varios ambientes en que nos movemos.

Somos conscientes de que educar y evangelizar son actividades diferentes en su categoria. Pem van estrechamente unidas en el pIano de la vida pr:ktica. Para Don Bosco y en su Sistema Preventivo la salvacion es la salvacion del joven entero. Es la liberacion del pecado y el crecimiento en Cristo hasta la santidad, pero es tambien liberacion de mlUtiples condicionamientos de pobreza y abandono, de servidumbres sociales y cuIturales para que los jovenes lleguen a ser «honrados ciudadanos» 1ó.




Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos