Wilber and Adler 395



Descargar 69.5 Kb.
Fecha de conversión30.12.2017
Tamaño69.5 Kb.
Vistas106
Descargas0


Joumal of Individual Psychology, Vol. 60, No. 4, Winter 2004, 389-395.
Ken Wilber y Alfred Adler: Ascendencia y

trascendencia
Dorothy E. Peven

Traducción por Esteban Navarro
Resumen
La autora compara la teoría psicológica de Alfred Adler con la filosofía espiritual de Ken Wilber. Ambos imaginaron la vida como un movimiento, y el autor compara la idea de Wilber del movimiento desde estar self-centered (centrado en el yo) hacia ser comunity/World centered (centrado en comunidad/mundo) con las ideas de Adler de interés social. Sin embargo, la confianza de Wilber en la teoría psicoanalítica crea diferencias entre las ideas de los teóricos.
Todos los debates sobre las teorías y los conceptos acerca de la psicología (el estudio del alma) se basan en el "modelo de hombre" que informa al escritor. La teoría representa un repertorio del comportamiento humano que concierne suposiciones que limitan ampliamente lo que se considerará importante. La teoría provee parámetros específicos para la observación, orienta al escritor específicamente hacia áreas particulares de interés, y califica lo que se considera como variables importantes. Muchas de las suposiciones usadas están sin identificar por el escritor y, por consiguiente, sin posibilidad para ser criticadas por el lector.

Ken Wilber es quizá el filósofo más ampliamente publicado de nuestro tiempo. Sus trabajos han sido traducidos a muchos idiomas. En Sex, Ecology, Spirituality (1995) y A brief hystory of everything (2000), Wilber ha tratado de trazar un mapa de la historia y sabiduría del mundo usando información ". . . De las ciencias duras de la física para las ciencias tiernas de espíritu” (Wilber, 2000, p xv). El mapa está dividido en cuatro cuadrantes:


1. Exterior individual (ciencias: biología, física, química)

2. Exterior plural (objetivo y empírico)

3. Interior individual (Psicología: vida interna, introspección, conciencia)

4. Interior plural (cultura)


Wilber ajusta sus parámetros para integrar todos los campos del conocimiento.

Lo que es requerido para la crítica Wilber es un universo de discurso, y Wilber trata de proveer esto mediante el mundo de la filosofía, la psicología, la psicología social, la antropología social, la antropología cultural, la fisiología, etcétera. Él redefine y reclasifica el mundo en un intento de demostrar que estamos en un "proceso" – un proceso de cambio y desarrollo que conduce a un incremento en nuestra habilidad para comprender el cosmos/universo y nuestra "unidad" con el Kosmos, Dios/espíritu. Él trata de demostrar que nos desarrollamos hacia un nivel enteramente nuevo de conciencia. Esto es en un sentido la trascendencia y ascendencia (el movimiento hacia arriba a través de la vida) que Ken Wilber y Alfred Adler han traído conjuntamente.



Ambos, Adler y Wilber, vieron la vida como movimiento y crecimiento (i.e., una búsqueda del más allá). Wilber cree en la evolución de la conciencia – de la materia al cuerpo, a la mente, al alma y al espíritu [filosofía Budista]. Mucho del libro de Wilber A brief hystory of everything (2000) hace un intento de entender la evolución de mundo y la humanidad en ella.
La evolución tiene una amplia ‘telos’, una amplia dirección ... el viaje del yo trascendente a través del Kosmos – para ir más allá de lo que antes se fue . . . el universo tiene dirección, nosotros mismos tenemos la dirección. Hay un significado en el movimiento... vivimos al amparo de una inteligencia inmensa, lo cual por cualquier otro nombre es el Espíritu (Wilber, 2000, p. 36).
Adler también entendió la vida como expansión y movimiento hacia arriba –un movimiento ascendente hasta el final del tiempo y el espacio dirigido hacia la superación, la autoactualización, auto realización, o, para usar término de Adler, " la perfección". Según Adler (citado en Ansbacher & Ansbacher, 1956), toda conducta es intencionada, un movimiento hacia una meta (telos), lo que Wilber podría considerar un esfuerzo por ser “como” Dios (en espíritu). Adler dice:
La competencia de cada individuo activo en movimiento se dirige a la superación. El arquetipo psicológico (Urform) de la línea de movimiento humano se ubica en la búsqueda de la perfección... Es la competición para la solución de los problemas vitales en el sentido de la evolución del individuo, así como también del género humano (p. 114).
Wilber y Adler vieron la evolución del género humano como una competición hacia lo que es considerado, finalmente, como "Dios".
La idea de Dios y la inmensa significancia de esta idea para el género humano puede ser comprendida… Es la concretización y la interpretación del reconocimiento humano de... la perfección, y la dedicación del individuo, así como también de la sociedad, hacia una meta que descansa en el futuro y que realza en el presente la fuerza motriz hacia la grandeza... El hombre... con su disposición corporal y psicológica... debe esforzarse continuamente hacia... la ascendencia. [La preocupación por Dios) es para la preservación y la ascendencia del género humano como un todo (Adler, citado en Ansbacher & Ansbacher, 1956, pp. 460-461).
Y aquí está Wilber (2000) diciendo lo mismo pero en una forma más poética:
Somos parte de esta inteligencia inmensa, este espíritu-en-acción, este Dios en ciernes. No tenemos que pensar en Dios como alguna figura mítica... controlando la acción... somos invitados... a despertar este proceso... En los límites más altos de evolución... la conciencia de un individuo ciertamente toca el infinito... Una conciencia Cósmica... [Estamos] cabalgando en el borde de una viga ligera, corriendo a gran velocidad hacia una cita con Dios (pp. 36-39.)
Wilber y Adler condujeron a la necesidad de la evolución del yo “egocéntrico " a un yo "mundocéntrico" (términos de Wilber), lo que Adler llama también "interés social".
Así... la auto-identidad, las necesidades, y la respuesta moral van de ser físicocéntricas a biocéntricas, luego de egocéntricas a etnocéntricas, hasta culminar en mundocéntricas – la plataforma para todo desarrollo superior y verdaderamente espiritual... Si miramos la evolución del modo común, entonces luego encontramos algo así como... una federación planetaria con moralidad global o mundocéntrica que es todavía un ideal inalcanzado para la mayoría (Wilber, 2000, p. 223).
Este movimiento que va del yo egocéntrico a una comunidad /mundo centrada puede ser interpretado como interés social. En palabras de Adler (citado en Ansbacher & Ansbacher, 1956):
La sociedad... es una Idea... siempre haciendo señas y dando direcciones... el poder de la lógica de convivencia del hombre... [La Psicología Individual) está conectada con todos los grandes movimientos a través del deseo común que guía el desarrollo de cada ciencia y cada tecnología, el deseo hacia un desarrollo superior del género humano y el bienestar del todo (p. 463).
(Interés Social)... significa sentimiento con el todo, sub specie aeternitatis, bajo el aspecto de eternidad. Significa una competición para una forma de comunidad que debe ser considerado como perpetua, como si el hombre hubiera alcanzado la meta de la perfección (Adler, 1964, pp. 34-35).
En otra declaración semejante a la psicología individual, Wilber manifestó que es imposible entender a una persona sin comprender primero los cuadrantes interiores y exteriores (i.e., uno debe tomar todos los aspectos de la vida, tomar todo el mapa en cuenta).
Los antecedentes culturales proveen el contexto común, en donde, mis... pensamientos e interpretaciones tendrán algún... significado. El punto crucial es que el mundo subjetivo está situado en un... espacio cultural... Sin este fondo cultural, mis pensamientos individuales no tendrían significado del todo. Aun no tendría las herramientas para interpretar mis pensamientos para mí mismo. De hecho, no habría desarrollado pensamientos, sería un "niño lobo" (Wilber, 2000, p. 102)
Peven y Shulman (2002) escribieron:
La teoría presentada por Alfred Adler es elaborada a partir de sus observaciones, en donde, los seres humanos son vistos como miembros de especies sociales que viven en grupos de tertulia y son culturizados para ser "humanos". Según esta teoría, el comportamiento humano es comprendido mejor en un trasfondo social. Es, de hecho, mediante el establecimiento y mantenimiento de relaciones humanas que los seres humanos dan significado a su vida (p. 5)

Y aquí está Adler (citado en Ansbacher & Ansbacher, 1956) discutiendo "la ley acorazada del vivir social", esto es, que ese individuo no puede ser considerado aparte de su situación social.


La psicología individual acepta el punto de vista de la unidad completa y la coherencia intrínseca del individuo, quien se estima y examina como socialmente instaurado... rehusamos reconocer y examinar a un ser humano aislado (pp. 2, 126).
En las citas anteriores, Wilber y Adler pensaron del mismo modo. Vieron la vida como movimiento y crecimiento. Así como avanzamos directo en el tiempo y el espacio, transcendemos y ascendemos: la meta del género humano es el movimiento hacia, en palabras de Wilber, una concepción "mundocéntrica", esto es, nos movemos y desarrollamos hacia un interés social innato.

Estos pocos párrafos no hacen justicia a la manera de pensar de Wilber y los años de trabajo que él ha puesto en sus libros, y no pretendo tener cubiertas todas sus contribuciones importantes. En cierta forma, Wilber y Adler han usado un lenguaje diferente, pero perecen pensar del mismo modo.



Al discutir el cuadrante interior, las "experiencias desde el interior", Wilber (2000) ha confiado en la teoría psicoanalítica freudiana. La teoría del psicoanálisis manifiesta que el “ello” es siempre hostil, "una bestia salvaje que necesita ser domesticada" (Peven & Shulman, 2002, p. 9), y en caso de no ser reprimido correctamente, intentará pasar sobre la disposición del ego e instaurar su forma malvada. En respuesta a los deseos del ello, el yo desarrolla mecanismos de defensa. Es deber de estos mecanismos de defensa guardar los impulsos del ello a través del uso de la represión. Si la represión falla, entonces los síntomas neuróticos saldrán a al luz. Wilber (1995) dice: "Cuando las partes de la [personalidad] son reprimidas, aparecen como síntomas... de los cuales no se tiene control" (p. 228). Ésta es una postura psicoanalítica: la neurosis y la psicosis resultan de un fracaso en la represión.
Si hay algo del tipo del trauma durante las etapas tempranas... se escindirán partes del yo... Esta escisión es completamente narcisista, egocéntrica y auto-absorbida, y también impulsuva [como el ello]. Cuando este pedazo principal de la masa del yo se queda atrás, saboteará [al yo] con síntomas neuróticos o aun psicóticos... Y el conflicto interno entre la masa principal y el pedazo escindido... puede ser devastador. Éste no es un conflicto externo; es una guerra civil. Y eso, por cualquier otro nombre, es patología (Wilber, 2000, p. 136 [el énfasis es mío])
Wilber, luego, postula un conflicto interno (el interior) que, en caso de no poder ser manipulado por la psique, los resultados serían la sintomatología neurótica ("patología"). Él también usa la teoría de los instintos para explicar la psicopatología.
Así es que usted tiene a estos pequeños "bárbaros" corriendo de un lado a otro en el sótano (los impulsos del ello), presentando impulsivamente demandas de ser alimentados, ser provistos de comida y bebida, de ser el centro del universo, y se ponen muy molestos si no son complacidos. Estos pequeños sujetos escondidos... tomarán una cierta cantidad de energía. No sólo usarán energía ellos mismos, sino que, sus defensas en contra de ellos usarán también energía. Y bastante pronto, su fuente de energía se agotará (p. 141).
Es un error usar el lenguaje psicoanalítico para entender el esfuerzo humano porque el concepto psicoanalítico del inconsciente está basado en un determinismo, una teoría mecanicista. No hay lugar para lo espiritual en la teoría anteriormente dicha.

Tavris (1982) explicó:


Tomando prestado el principio de Hermann von Helmholtz de la conservación de la energía, Freud se imaginó que la libido es una cantidad finita de energía que energiza nuestras batallas internas. Si la energía es bloqueada aquí, entonces debe encontrar liberación allí... “Los impulsos sin descargar contribuyen con energía para el ello, los instintos sexuales y agresivos. Cuando el nivel ha alcanzado un punto crítico, la sobre-agresión se da como consecuencia"... Hoy, el modelo hidráulico de energía ha sido científicamente desacreditado, [pero algunos] terapeutas todavía sostienen la opinión de que cualquier sentimiento "reprimido" es peligroso, con altas probabilidades de “explotar" (pp. 37-38)
Entonces, aquí hay una contradicción: Wilber ha manifestado que ningún ser humano puede ser entendido sin tener en cuenta todos los cuatro cuadrantes: "la regla primaria de interpretación es que todo significado está amarrado a su contexto... todo significado es dependiente del contexto…" (Wilber, 2000, p. 89). Pero él luego postula que la psicopatología resulta ya sea de un conflicto interno (ello vs. yo; la "guerra civil") o de la fijación en una etapa temprana de desarrollo.

Entre más temprana la etapa de fijación, más severa es la patología.


Un trauma en el proceso de nacimiento podría forjar un complejo patológico que afectaría el desarrollo subsiguiente... un trauma en cualquier [etapa temprana del desarrollo] puede forjar un complejo patológico que "infecta" todo el desarrollo subsiguiente... y el tipo de patología que resulta depende de la [etapa] donde ocurrió el accidente. Si el yo permanece pegado en [cualquier etapa temprana], entonces tenemos una fijación. Durante el primer año de vida el resultado es la psicosis de un tipo u otro (Wilber, 1995, p. 210)
Y es por esto que la investigación consistentemente indica que muchas de las psicosis y patologías realmente severas –la esquizofrenia, los severos desórdenes afectivos– sitúan parte de su etiología en problemas relacionados con el desarrollo de las primeras etapas de la vida (Wilber, 2000, p. 148).
A pesar de las referencias extensivas de Wilber (especialmente en su libro de 1995), las investigaciones más recientes hablan en contra de la teoría.
Virtualmente todos los aspectos de la operación del cerebro, desde los procesos sensoriales básicos hasta los aspectos más complicados de pensamiento, son afectados [en personas con esquizofrenia]... Cuando las personas con esquizofrenia son evaluadas con pruebas diseñadas para detectar daño cerebral, muestran patrones sugestivos de disfunción de amplio rango. Virtualmente todos los aspectos de operación del cerebro, de los procesos sensoriales más básicos hasta los aspectos más complicados de pensamiento, son afectados... La habilidad para forjar memorias nuevas... o solucionar problemas complejos [están] particularmente deterioradas. Los pacientes [esquizofrénicos] exteriorizan dificultades a la hora de solucionar tipos de problemas encontrados en la vida diaria... En conjunto, la esquizofrenia conspira para privar a personas de las cualidades que necesitan para prosperar en la sociedad. . . (Javitt & Coyle, 2004, pp. 51-53)
La psicología individual, sin embargo, entiende a las personas con relación a sus órganos fisiológicos ("inferioridades del órgano") y su relación social. El punto de vista de la psicología individual hacia la disfunción psicológica se basa en las percepciones de las personas con atención a sus condiciones sociales. El desánimo, el resentimiento, la depresión, la ansiedad, y los sentimientos de frustración no resultan de la reducción drástica de energía o de algún conflicto psíquico "interior" o de la fijación en una etapa temprana del desarrollo, sino que se toma en cuenta la evaluación del individuo sobre sus propias habilidades y formas de confrontar situaciones de estrés. Esta evaluación es subjetiva.
Cuando una situación de vida difícil se presenta a sí misma –enfermedad, muerte, el divorcio, etc.– estamos obligados a investigar para solucionar el problema. Quienes viven con una actitud aprensiva se responsabilizan por una situación desafiante con el uso de mecanismos de evitación como el desarrollo de síntomas... La neurosis es considerada como... la marca de una persona desanimada. Este desánimo se considera un resultado de la falta de adecuación constitucional, apreciaciones equivocadas, de crianza defectuosa, el rechazo social, y / o las vivencias traumáticas que conducen a la percepción de que uno no es adecuado para hacer frente a la vida. Las personas que se sienten intimidadas por los desafíos, se sienten inadecuadas para hacer frente sin planes especiales. Vemos este comportamiento sintomático como un esfuerzo equivocado para adaptarnos a los requisitos de la vida, son arreglos desorientados que utilizan las personas desanimadas... (Peven & Shulman, 2002, pp. 12-15).
Wilber ha hecho una contribución admirable para entender el desarrollo del mundo y los seres humanos desde el Big Bang. Él ofrece guía espiritual para la historia y la evolución, y sus conceptos teóricos son tanto alentadores como optimistas. Aunque Wilber ha estudiado y ha usado en su explicación de las teorías del "mundo interior" aportes aparte del psicoanálisis, él usa lenguaje psicoanalítico para explicar lo que quiere ilustrar; por lo cual, el proceder de dicha teoría (psicoanalítica) compromete mucho de sus argumentos y estatutos.

Las ideas de Wilber concernientes a la trascendencia, ascendencia y evolución de conciencia se vuelven, para mí, inspiradores. Quizá es el viaje hacia el Espíritu (Dios, si así lo quiere), lo que es más importante: la evolución de conciencia viene con el esfuerzo, más que con la búsqueda del objetivo mismo (el Espíritu). Quizá el viaje mismo es el punto de evolución.



Referencias
Adler, A. (1964). Superiority and social interest: A collection of later writings (H. L. Ansbacher & R. R. Ansbacher, Eds.). Evanston, IL: North- western University Press.

Ansbacher, H. L., & Ansbacher, R. R. (Eds.). (1956). The Individual Psy- chology of Alfred Adler. New York: Basic Books.

Javitt, D. C, & Coyle, J. T. (2004). Decoding schizophrenia. Scientific

American, 290(1), 50-55.

Peven, D., & Shulman, B. (2002). "Who Is Sylvia?" and other stories: Case studies in psychotherapy. New York: Brunner & Routiedge.

Tavris, C. (1982). Anger: The misunderstood emotion. New York: Simon

& Schuster.



Wilber, K. (1995). Sex, ecology spirituality: The spirit of evolution. Boston: Shambhala.

Wilber, K. (2000). A brief history of everything (2nd ed.) Boston: Shambhala.


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos