Viviana krsticevic marisol blanchard maria clara galvis



Descargar 0.56 Mb.
Página1/9
Fecha de conversión21.03.2018
Tamaño0.56 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9








Presentación autónoma de los representantes de las víctimas

ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos

Yakye Axa contra la República del Paraguay


CASO 12.313

YAKYE AXA


REPRESENTANTES DE LAS VÍCTIMAS

VIVIANA KRSTICEVIC

MARISOL BLANCHARD

MARIA CLARA GALVIS

RAQUEL TALAVERA

CEJIL
ANDRÉS RAMÍREZ

OSCAR AYALA

TIERRAVIVA

22 de Mayo de 2003

Manuel DOMÍNGUEZ 1073, ASUNCIÓN, Paraguay

INDICE


          1. ASPECTOS GENERALES




  1. OBJETO DE LA PRESENTACIÓN

  2. LEGITIMACION

  3. ANTECEDENTES - LA DENUNCIA ANTE LA CIDH




          1. CONSIDERACIONES DE HECHO


II.a ANTECEDENTES HISTÓRICOS DE LA COMUNIDAD YAKYE AXA

II.b EL TERRITORIO ENXET Y SU CONTINUA OCUPACIÓN

II.c LOS PUEBLOS INDÍGUENAS Y EL DERECHO A LA TIERRA EN PARAGUAY

II.d Actuaciones en la jurisdicción interna
CONSIDERACIONES GENERALES

ACTUACIONES EN SEDE ADMINISTRATIVA

ACTUACIONES EN SEDE LEGISLATIVA

ACTUACIONES EN SEDE JUDICIAL

a. Acción de Amparo

b. Medidas Cautelares



    1. ACCIONES CONTRA LA COMUNIDAD YAKYE AXA Y SU REIVINDICACIÓN


Coacciones contra la Comunidad y sus Representantes

DENUNCIA PENAL CONTRA LA COMUNIDAD

ACTOS DE VANDALISMO CONTRA LA COMUNIDAD

ACTUACIÓN DE FUNCIONARIOS DEL INDI
III. FUNDAMENTOS DE DERECHO

iii.a Violación del Derecho a la Propiedad (Art.21)
III.b Violación del Derecho a LA VIDA (Art. 4)
III.c Violación A LA PROTECCIÓN Y GARANTÍAS JUDICIALES (ArtS. 25 y 8)
iii.d violación a la obligación de desarrollo progresivo de los desc

(aRT. 26)
III.E VIOLACIÓN A LA OBLIGACIÓN DE RESPETAR LOS DERECHOS Y ADOPTAR

DISPOSICIONES DE DERECHO INTERNO (ARTS. 1.1 y 2)



          1. REPARACIONES Y COSTAS


(i) Medidas de Reparación
(ii) Medidas de indemnización

Daños materiales

Daño moral

(III) COSTAS Y GASTOS


          1. PETITORIO




          1. RESPALDO PROBATORIO


VII . DESIGNACIÓN DE REPRESENTACIÓN ÚNICA
VIII ANEXOS

Demanda de las representantes de la víctima

ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos

en el caso 12.313

Yakye Axa contra la República del Paraguay

HONORABLE CORTE:
VIVIANA KRSTICEVICH, MARISOL BLANCHARD, MARIA CLARA GALVIS, RAQUEL TALAVERA y ANDRÉS RAMÍREZ, Abogadas/os, integrantes del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) y la organización Tierraviva a los Pueblos Indígenas del Chaco (Tierraviva), respectivamente; en nombre y representación de la Comunidad Indígena Yakye Axa del Pueblo Enxet, conforme testimonio de Carta-Poder adjunta a esta presentación; a VVEE respetuosamente decimos:


  1. ASPECTOS GENERALES


a) OBJETO DE LA PRESENTACIÓN
En virtud de lo dispuesto por los artículos 23.2 y 35.4 de vuestro Reglamento, en tiempo y forma oportunos venimos a presentar ante la Honorable Corte, nuestro escrito de solicitudes, argumentos y pruebas, en la demanda promovida por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ( en adelante la “Ilustre Comisión”, o la “CIDH”) contra el Estado de Paraguay (en adelante “el Estado”, o “Paraguay”), por las violaciones a los derechos consagrados en los artículos 21, 8, 25, 4, 2 y 1(1) de la Convención Americana, en perjuicio de la Comunidad Yakye Axa y sus miembros.
En tal sentido, nuestra parte se adhiere in totum al objeto de la demanda sometida a conocimiento de la H. Corte por la Ilustre Comisión en el Caso de referencia, y solicita por tanto, se declare al Paraguay internacionalmente responsable por vulnerar los derechos de la Comunidad Yakye Axa a la propiedad, a la vida y a las garantías y protección judiciales, todo en conjunto sumado conforme el criterio de ésta representación, a la violación de la cláusula de desarrollo progresivo de los derechos económicos, sociales y culturales (DESC) y al incumplimiento de la obligación de adoptar disposiciones de derecho interno para la protección y vigencia plena de los derechos de esta Comunidad
Nuestra parte pretende de igual modo, se repare integralmente a las víctimas; todo esto, conforme los argumentos y pruebas que seguidamente se formulan y ofrecen ante la H.Corte, en los terminos del presente escrito.
b) LEGITIMACION

Tal como ha quedado acreditado en el poder presentado por la Comisión Interamericana en su demanda ante esta Honorable Corte1, Viviana Krsticevic, Marisol Blanchard, Raquel Talavera y María Clara Galvis, todas del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), y Oscar Ayala y Andrés Ramírez de la organización TIERRAVIVA, son representantes de las víctimas.

A los efectos de ser notificadas en relación con esta demanda las representantes de los familiares de la víctima solicitamos se tenga en cuenta la siguiente información:

Oscar Ayala

Andrés Ramírez

TIERRAVIVA

Manuel Domínguez no. 1073 entre EEUU y Brasil.

Asunción, Paraguay.



Telefax: (59521) 209092 - (59521) 202039
c) ANTECEDENTES - LA DENUNCIA ANTE LA CIDH
La comunidad indígena de Yakye Axa2 pertenece al Pueblo Enxet–Lengua y en un número promedio de 57 familias3 se halla asentada a la vera de la ruta Cnel. Rafael Franco (Km. 80 Aprox.), la cual une las localidades de Pozo Colorado con Concepción, en el Departamento de Presidente Hayes de la Región Occidental o Chaco.
En el año 1993 dio inicio a su solicitud de restitución de sus tierras ancestrales ante los órganos competentes del Estado: el Instituto de Bienestar Rural (en adelante el “IBR”) y el Instituto Paraguayo del Indígena (en adelante el INDI).
Transcurridos hoy diez años y pese a disposiciones constitucionales y legales que reconocen y garantizan los derechos de los pueblos indígenas, el Estado de Paraguay no ha adoptado medidas eficaces para que esta Comunidad acceda a la propiedad sobre sus tierras ancestrales, lo cual ha generado un grave cuadro de denegación estructural de derechos fundamentales a sus miembros que pone en riesgo su supervivencia física y cultural.
Con ocasión de la reivindicación de sus tierras ancestrales ante el Estado de Paraguay, la Comunidad ha intentado recursos internos judiciales, administrativos e incluso recurrido a la instancia legislativa, sin que éstos hayan proveído reparación alguna a sus derechos violados. Al contrario, el Estado a intentado desalojar a la comunidad de su asentamiento actual4.
En fecha 10 de enero de 2000, la Comunidad Yakye Axa, ante la privación continuada de sus tierras ancestrales y la consecuente ausencia condiciones mínimas de subsistencia, recurre ante la CIDH en busca de protección y reparación a sus derechos violados, vista asimismo, la imposibilidad en la jurisdicción interna del Paraguay de obtener medidas efectivas en salvaguarda de sus derechos fundamentales. En dicha ocasión, conjuntamente con esta representación, la Comunidad solicitó que luego de admitida y tramitada la petición, se recomiende al Estado proceda a la restitución de sus tierras, brinde asistencia integral a la comunidad para asegurar su subsistencia en condiciones dignas, les garantice el ejercicio de sus actividades tradiciones de subsistencia, así como la protección del hábitat.
El 3 de noviembre de 2000, la Ilustre Comisión comunica a los peticionarios la solicitud del Estado paraguayo de que la misma “...se ponga a disposición de las partes a fin de llegar a una solución amistosa del asunto, fundada en el respeto a los derechos humanos consagrados en la Convención...” y “...su disposición de instalar inmediatamente una mesa de diálogo con los peticionarios a fin de llegar a un buen entendimiento con respecto a este asunto”5.
Previa solicitud de los peticionarios a la Secretaría Ejecutiva de la CIDH, el 1 de marzo de 2001, durante el 110° Periodo de Sesiones, se llevó a cabo una audiencia entre las partes para definir los términos de un proceso de solución amistosa. Los peticionarios plantearon los siguientes puntos:
Que el Poder Ejecutivo solicite al Legislativo la expropiación de las 18.189 hectáreas que hoy conforman la Estancia Loma Verde, parte constitutiva del hábitat tradicional de la Comunidad Yakye Axa
La sanción de la Ley de expropiación de las tierras reivindicadas y la inclusión en las partidas presupuestarias de los fondos necesarios para la indemnización correspondiente a la parte expropiada, por parte del Poder Legislativo.
Una vez expropiadas, la restitución y titulación de las tierras a nombre de la Comunidad Yakye Axa.
El cumplimiento efectivo del Decreto Nro. 3789 del 23 de junio de 1999.
El restablecimiento de las medidas cautelares de no innovar y anotación de litis sobre las tierras en reclamo, ínterin duren los trámites de expropiación.
La investigación y esclarecimiento de los hechos de amenazas de muerte y coacción grave ocurridos el 5 de agosto del 2000, denunciados ante la Fiscalía General del Estado el día 10 de agosto del 2000, y que tuvieran como víctima a la Comunidad.
Por su parte, la representación del Estado6 reconoció que:
Efectivamente la comunidad indígena Yakye Axa se halla asentada a la vera del camino Pozo – Colorado Concepción en una situación en la que el Estado se ha visto en la necesidad de declararla en emergencia; las familias están situadas frente a la Estancia Loma Verde, asentada en el área reivindicada.
El Chaco Paraguayo es hábitat tradicional de los indígenas de esta comunidad y el Estado paraguayo lo reconoce de esta manera. Pese a ello, los indígenas no pueden entrar a cazar y a pescar en esa propiedad y carecen hasta de agua.
El retiro del proyecto de expropiación presentado por la Comunidad al Parlamento y el levantamiento judicial de las medidas cautelares de anotación de litis y no innovar sobre el fundo reclamado.
Ya en el marco de una mesa de diálogo abierta a partir de la susodicha audiencia en Washington, se realizó una primera reunión en la ciudad de Asunción el 27 de marzo de 20017 y en ella como punto central se resuelve cuanto sigue:


  1. El reconocimiento por parte del Estado paraguayo de que las tierras reclamadas por la Comunidad Yakye Axa constituyen su hábitat tradicional, fundado en el informe realizado por el Antropólogo Chase Sardi.

Asimismo, en la reunión celebrada por las partes el día 24 de julio de 2001 en Asunción, Paraguay, el Estado se comprometió a garantizar la ocupación pacífica de esa área por parte de la Comunidad8.

Pese a este compromiso asumido por el Estado, el 29 de agosto de 2001 el Juez del Juzgado Penal de Liquidación y Sentencia de la Circunscripción Judicial de Concepción en los autos caratulados “Averiguación s/ invasión de inmueble ajeno, coacción grave y hurto en la Estancia Loma Verde”, ordena el levantamiento de las viviendas de la Comunidad. En este juicio, a la Comunidad no se les permitió designar abogado.
El 11 de septiembre de 2001, los peticionarios elevan a la Comisión una solicitud urgente de medidas cautelares para evitar los daños irreparables que les causaría el levantamiento de sus viviendas, e informan su decisión de dar por concluida su participación en el proceso de solución amistosa, dada la ausencia de medidas por parte del Estado para reparar los derechos vulnerados y el agravamiento de las circunstancias que dieron lugar a la denuncia ante la CIDH.

El 26 de septiembre de 2001 la Comisión concedió las medidas cautelares y solicitó al Estado:


Suspender la ejecución de cualquier orden judicial o administrativa que implique el desalojo y/o el levantamiento de las viviendas de la Comunidad Indígena Yakye Axa y de sus miembros, hasta tanto los órganos del Sistema Interamericano de Derechos Humanos hayan examinado la presente petición y adoptado una decisión definitiva sobre el fondo del asunto.
Abstenerse de realizar cualquier otro acto o actuación, que afecte el derecho a la propiedad y a la circulación y residencia de la Comunidad Indígena Yakye Axa y de sus miembros.
Adoptar todas las medidas necesarias para asegurar la vida e integridad física, psíquica y moral de los miembros de la Comunidad Indígena Yakye Axa, teniendo presente los fundamentos y disposiciones del Decreto Presidencial N° 3789 de fecha 23 de junio de 1999.
El 12 de octubre de 2001, el Estado informó a la CIDH que el Presidente de la Corte Suprema de Justicia y Ministro encargado de cuestiones relativas a Derechos Humanos, solicitó el expediente al juez que decretó el levantamiento de las viviendas de la Comunidad Indígena y pidió a los Ministerios de Obras Públicas y del Interior suspender todo trámite de desalojo de la Comunidad Yakye Axa.
El 13 de noviembre de 2001 se realiza en la sede de la CIDH una reunión de trabajo para examinar aspectos relacionados con la tramitación de la denuncia de la Comunidad y se resuelve iniciar un acercamiento de voluntades entre el Estado y los peticionarios como etapa previa al reinicio del proceso de solución amistosa interrumpido. En dicha reunión se suscribe un “Acuerdo de Acercamiento de Voluntades” en el que el Poder Ejecutivo, en representación del Estado paraguayo se compromete, entre otros puntos relevantes, a presentar al Parlamento un proyecto de expropiación de 7.901 hectáreas a favor de la Comunidad Yakye Axa, como principio de reparación a sus derechos conculcados.
El Estado se comprometió asimismo en dicha ocasión a:
Informar a la Comisión sobre las medidas legales internas que pueda adoptar con el objeto de investigar y/o esclarecer la titularidad de dominio y la legalidad de la adquisición por quienes actualmente aparecen como propietarios de las fincas reivindicada por Yakye Axa, incluyendo la posibilidad de tramitar exhortos a los fines de la investigación.
Continuar realizando los mayores esfuerzos para poner en práctica la totalidad de medidas cautelares solicitadas por la Comisión a favor de la Comunidad Yakye Axa.
Adoptar las medidas necesarias y eficaces para proteger de la deforestación las tierras de las comunidades indígenas.
Buscar fuentes de financiamiento internas y externas con el objeto de lograr una solución integral a las situaciones pendientes de las comunidades indígenas sin tierras.
En fecha 19 de enero de 2002, los peticionarios informan a la CIDH sobre el incumplimiento de los compromisos del Estado expuestos en el Acuerdo de Acercamiento de Voluntades y que, vista una última información adicional suministrada por el Instituto Paraguayo del Indígena (INDI) en la que se agravia a la Comunidad y sus representantes, la Comunidad Yakye Axa decide el retiro de la Mesa de Diálogo con el Gobierno y solicita a la CIDH pronuncie el informe de admisibilidad correspondiente.
En fecha 27 de febrero de 2002, durante el 114° período ordinario de sesiones la Ilustre Comisión declara admisible la denuncia formulada contra el Estado paraguayo por violación de los Artículos 4, 21,25, 8 y 1.1 de la Convención Americana en perjuicio de la Comunidad Indígena Yakye Axa.
El 1° de abril del mismo año la CIDH prorrogó las medidas cautelares, las cuales se encuentran vigentes a la fecha.
El 23 de julio de 2002 los peticionarios informan a la CIDH del rechazo en el Senado del Proyecto de Expropiación presentado por el Poder Ejecutivo en favor de Yakye Axa, con lo que quedaba demostrada una vez más la imposibilidad de reparación de los derechos de la Comunidad en el orden interno.
La Ilustre Comisión, durante su 116º periodo ordinario de sesiones, aprueba el Informe de Fondo Nº 67/02, de fecha 24 de octubre, el cuál concluye que el Estado de Paraguay ha incumplido las obligaciones que le imponen los artículos 4, 2, 21, 8 y 25 de la Convención Americana, en relación con el artículo 1(1) de la misma Convención.
Con base en dichas conclusiones, la CIDH recomendó al Estado de Paraguay adoptar las medidas necesarias para hacer efectivo el derecho de propiedad y la posesión de la Comunidad Indígena Yakye Axa del Pueblo Enxet-Lengua y sus miembros respecto de su territorio ancestral, ordenando delimitar, demarcar y titular sus tierras, acorde con su derecho consuetudinario, valores, usos y costumbres; garantizar a los miembros de la Comunidad el ejercicio de sus actividades tradicionales de subsistencia; adoptar las medidas necesarias para que termine el estado de emergencia alimenticia, médica y sanitaria y para cautelar el hábitat reclamado por la Comunidad, mientras esté pendiente la titulación de su territorio ancestral; establecer un recurso judicial eficaz y sencillo para tutelar el derecho de los Pueblos Indígenas de Paraguay a reivindicar y acceder a sus territorios tradicionales; reparar las consecuencias de la violación de los derechos enunciados; y, adoptar las medidas necesarias para evitar que en el futuro se produzcan hechos similares, conforme al deber de prevención y garantía de los derechos fundamentales reconocidos en la Convención Americana.
Ante el incumplimiento por parte del Estado de Paraguay de las recomendaciones enunciadas, la CIDH sometió a conocimiento de la Honorable Corte, el presente caso.
II. CONSIDERACIONES DE HECHO
Tal como la H. Corte podrá colegir de las manifestaciones y actos propios del Estado, de los extremos planteados por la demanda de la Ilustre Comisión y por los representantes de las víctimas, así como del examen del acervo documental presentado, de las declaraciones de los testigos propuestos y de los dictámenes de los peritos ofrecidos, el Estado de Paraguay es internacionalmente responsable por vulnerar los derechos de la Comunidad Yakye Axa a la propiedad, a la vida y a las garantías y protección judiciales, y por el incumplimiento de la obligación de adoptar disposiciones de derecho interno para la protección y vigencia plena de los derechos de esta Comunidad.
En el presente caso habrán de ser probados los hechos que se señalan seguidamente:


  1. La comunidad indígena de Yakye Axa9 pertenece al Pueblo Enxet–Lengua, que en un número promedio de 57 familias10 se halla asentada a la vera de la ruta Cnel. Rafael Franco (Km. 80 Aprox.), la cual une las localidades de Pozo Colorado con Concepción, Departamento de Presidente Hayes, Chaco.

  2. El Pueblo Enxet es un pueblo de cazadores, recolectores, horticultores y pastores, con una sociedad señalada como minimalista (Viveros de Castro, 1993), con escasa o ninguna jerarquía y con una asociación a un territorio concreto, sobre el que han mantenido ocupación histórica.

  3. El territorio tradicionalmente ocupado por el sub-grupo de los Chanawatsan11 del Pueblo Enxet, que incluye a la comunidad Yakye Axa está aproximadamente comprendido entre el Río Paraguay (límite este), el Riacho Montelindo (límite sur), el Río Verde (al Norte) y una línea paralela al Río Paraguay hasta unos 70 kilómetros tierras adentro del Chaco. Esto hoy comprende las estancias de Loma Verde, Maroma, Ledesma, Yakukay, Loma Porá, Naranjito, Diana, Tamarindo y otras vecinas a esta. El hábitat propio de la comunidad Yakye Axa se asocia a las estancias Loma Verde, Maroma y Ledesma; las cuales cuentan en conjunto con una extensión aproximada de más de 60.000 hectáreas.

  4. Las estancias mencionadas fueron formándose a lo largo del siglo pasado con la entrega de títulos de dominio otorgados por el Estado de Paraguay. Los indígenas eran obligados a trabajar por los dueños de las estancias quienes, en un principio, les permitían realizar sus actividades de caza, recolección y pesca. Con el correr de los años les fueron restringidas estas actividades de subsistencia, e incluso no se les permitió más el cultivo de sus chacras.

  5. En 1986, debido a la extrema situación de pobreza en que se encontraba, la Comunidad Yakye Axa se vio forzada a trasladarse a la Colonia “El Estribo”, distante a unos 200 kilómetros de su territorio ancestral, donde vivió durante 10 años.

  6. Durante el tiempo que estuvo en la estancia El Estribo, la Comunidad mantuvo contacto con los miembros que permanecieron en la estancia Loma Verde y siempre manifestaron que su traslado era transitorio y que volverían a su tierra de ocupación tradicional.

  7. El 13 de octubre de 1993, Tomás Galeano, líder de Yakye Axa, en representación de la Comunidad, solicitó por escrito ante el Instituto de Bienestar Rural la restitución de parte de sus tierras ancestrales, indicando que se encuentra alrededor de las estancias Loma Verde, Ledesma y Maroma, ubicadas en el Departamento de Presidente Hayes, Chaco.

  8. Ante la falta de respuesta del Estado a su petición de restitución de tierras, y dada las malas circunstancias en que vivían en la estancia El Estribo, la Comunidad retorna a su antiguo hábitat en el mes de octubre del año 1996.

  9. A su retorno se les impidió su entrada a la estancia Loma Verde y se les prohibió realizar sus actividades tradicionales de caza, pesca y recolección, por lo que la Comunidad se asentó a la vera de la ruta Cnel. Rafael Franco (Km. 80 Aprox.), la cual une las localidades de Pozo Colorado con Concepción, Departamento de Presidente Hayes, donde actualmente se encuentra viviendo a la espera de la restitución de sus tierras ancestrales.

  10. Las condiciones de vida de la Comunidad son altamente degradantes. Expuestas a la contaminación de la vía pública, no cuentan con agua potable, carecen de recursos alimentarios y no tienen asistencia en salud. Tal como menciona la Ilustre Comisión en su demanda, en el marco de uno de los procesos judiciales abiertos conmotivo de la reivindicación de tierra (Anotación de Litis y Medida de No Innovación), en 1997 fue inspeccionado el sitio de asentamiento de la Comunidad y en Resolución judicial del 17 de abril del mismo año se expresó que vivían en condiciones de indigencia.

  11. Con fecha 23 de junio de 1999, el Estado de Paraguay emitió el Decreto Presidencial N° 3789/99, declarando en estado de emergencia a la Comunidad y ordenó la provisión de atención médica y alimentaria a las familias integrantes de las Comunidad, mientras durara el proceso para la restitución de su hábitat tradicional.

  12. No obstante el Decreto, sus disposiciones no fueron cumplidas, tal y como lo registra la Ilustre Comisión en su Informe sobre la Situación de los Derechos Humanos en Paraguay, de marzo de 2001. Sólo a partir del año 2002 se ha verificado una entrega parcial e incompleta de alimentos, como pudo comprobarlo también la Comisión con motivo de la causa iniciada por la Comunidad que hoy trasciende en el actual proceso ante la Honorable Corte Interamericana.

  13. En lo que va corrido del año 1996 hasta la fecha, 15 miembros de la Comunidad han fallecido debido a causas originadas en las malas condiciones de vida y falta de asistencia médica, a saber:




Persona fallecida y sexo
    1. Edad al fallecer

    1. Fecha de defunción


Causa de defunción

Griselda Flores (fem)

2 años

2 de marzo de 1997

Disentería

Alcides Morel Chavez (masc)

6 años

Noviembre de 1997

Disentería/Aftas

(NN) Sosa Chavez (masc)

1 mes

Agosto de 1998

Tétano

Adolfo Ramírez (masc)

64 años

(Edad estimativa)



15 de agosto de 1998

Caquexia

Isabel García de Ramírez (fem)

64 años

(Edad estimativa)



22 de agosto de 1998

Caquexia

Mauro Fernández (masc)

1 año

20 de enero de 1998

Meningitis

Justina Chavez

(fem)


1 año

10 de agosto de 1999


Bronquitis

Ramón Chavez

(masc)


1 año y 11 meses.

6 de Septiembre de 1999


Bronquitis

(NN) Morel Chavez (masc)

1 día

1 de enero de 2000

Desconocida

(NN) Morel Chavez (mas)

2 días

2 de enero de 2000

Desconocida

Santiago Gómez

78 años

7 de julio de 2002

Ahogamiento

María Adela Flores Gómez

12 días

Enero de 2003

Bronquitis

Silvino Martínez Gómez

2 meses

Febrero de 2003

Bronquitis

Ignacio Torales

58 años

5 de enero de 2003

Insuficiencia cardiaca

Severa Alvarenga

80 años

2 de enero de 2003

Insuficiencia cardiaca



Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad