Violencia Laboral- la conceptualización del acoso sexual en el trabajo



Descargar 15.71 Kb.
Fecha de conversión15.05.2019
Tamaño15.71 Kb.
Vistas47
Descargas0

Violencia Laboral-

LA CONCEPTUALIZACIÓN DEL ACOSO SEXUAL EN EL TRABAJO

La Comisión Tripartita de Igualdad de Trato y Oportunidades entre Varones y Mujeres en el Mundo Laboral viene desarrollando acciones tendientes a sensibilizar, capacitar y difundir la problemática de la violencia laboral, a partir de ello, se han recepcionado reclamos y se ha solicitado asesoramiento a trabajadoras y trabajadores que son víctimas de violencia laboral.

El fenómeno en sí no es nuevo y tiene raíces estructurales profundas, ligadas a las características que el capitalismo ha desarrollado en su versión neoliberal de los últimos lustros. Y su relación se acentúa más con respecto a la perversión de las relaciones sociales en general y los vínculos laborales en particular.

Hacia fines de los años 80 fue detectado el carácter pertinaz de esta forma específica de violencia, alcanzando magnitud epidémica hacia mediados de los años 90. Esto trajo aparejado una fuerte fractura social, que el ambiente laboral se transforme en un lugar hostil y una pérdida de valores éticos y morales en las relaciones laborales produciendo una alta percepción de inestabilidad e inseguridad laboral con situaciones de discriminación laboral.

Violencia Laboral

La violencia laboral se manifiesta como una de las formas de abuso de poder Se considera violencia laboral a toda conducta activa u omisiva, ejercida en el ámbito laboral por funcionarios o empleados públicos y privados que, valiéndose de su posición jerárquica o de circunstancias vinculadas con su función, constituya un manifiesto abuso de poder, materializado mediante amenaza, intimidación, inequidad salarial fundada en razones de género, acoso, maltrato físico, psicológico y/o social u ofensa que atente contra la dignidad, integridad física, sexual, psicológica y/o social del trabajador o trabajadora.

Sus manifestaciones son varias: las conductas del autoritarismo, la fuerza, la coerción, las arbitrariedades, los excesos, la amenaza explícita o velada, la discriminación, la burla o humillación. Las actitudes denigratorias, la subvaloración, el acoso moral, el acoso sexual.
Por lo tanto el acoso sexual es una de las formas en que se manifiesta la violencia laboral. Si bien la violencia laboral, afecta a mujeres y hombres, las mujeres están especialmente expuestas a ella. Socialmente existe una discriminación basada en el sexo –que connota negativamente a la condición femenina en el ámbito del trabajo–, consolidada en pautas culturales de sumisión que, en el devenir histórico, ha producido la “naturalización” de dicha violencia. Estas pautas también se reproducen a nivel organizacional.- Las trabajadoras se enfrentan a discriminación difíciles de demostrar como la contratación, los ascensos, las promociones, las oportunidades de formación y el despido. .Las mujeres constituyen un grupo especialmente vulnerable, dado que se concentran en buena medida en las profesiones de mayor riesgo, como profesoras, enfermeras, trabajadoras sociales y empleadas de banca y comercio. En general las mujeres acceden a trabajos menos remunerados y de bajo status social, esto agudiza aún más el problema y hace que las mujeres sean en realidad un objetivo más vulnerable o que se perciba como tal..

En la actualidad la mayor cantidad de denuncias recepcionadas en esta Comisión son realizadas por mujeres que ya superan los 40 años, los que las convierte en más vulnerables, no sólo por la dificultad que presenta la pérdida de su lugar de trabajo en una edad en que, la oferta en el mercado laboral está destinado a personas más jóvenes .

El acoso sexual en el ámbito laboral se inscribe en tres grandes ejes: la violencia contra las mujeres, un entorno laboral sexista, y un marco de abuso de poder ,tanto jerárquico como de género.

Algunos Conceptos:

Acoso

El acoso es la conducta no correspondida ni deseada que se basa en la edad, discapacidad, condición seropositivo, circunstancias familiares, sexo, orientación sexual, género, raza, color, idioma, religión, creencias u opiniones políticas, sindicales u otras, origen nacional o social, asociación con una minoría, propiedad, nacimiento u otra condición, y que afecta a la dignidad de los hombres y mujeres en el trabajo. (Ley de derechos Humanos, del Reino Unido).


Acoso Sexual:
Se entiende por acoso sexual la conducta no correspondida ni deseada, de carácter sexual, que resulta ofensiva para la otra persona y es causa que esta persona se sienta amenazada, humillada, o avergonzada. (Organización de enfermeras de Irlanda).

Según la OIT para que haya acoso sexual deben integrarse tres elementos: un comportamiento de tipo sexual, que no sea deseado y que la víctima lo perciba como un condicionamiento hostil para su trabajo, convirtiéndolo en algo humillante.

Según investigaciones realizadas en España sobre esta temática “las mujeres aguantan el acoso sexual para no perder el trabajo” , el entorno tiende a culpabilizar a las mujeres acosadas sexualmente.

Por todo lo dicho,

El acoso sexual es una forma de violencia.

El acoso sexual deviene de una relación jerárquica.



El acoso sexual no se produce debido a una actitud complaciente de la persona que la padece.
Comentarios acerca de la Ley de Acoso Sexual:
El proyecto prevé la sanción penal de quien, valiéndose de una situación de superioridad jerárquica, laboral o docente; reclama favores sexuales para sí o para un tercero bajo la amenaza de perjudicarlo en el ámbito de dicha relación en el caso de no acceder a dicho reclamo.
Los especialistas sostienen que la incorporación como figura penal alentara no sólo la denuncia, sino que ejercerá una función social al potenciar la posibilidad que se denuncie y no se revictimice a la persona que sufre un hecho de acoso sexual. El efecto disuasorio de la amenaza de castigo penal puede contribuir a la disminución de los hechos, ello no impide que el acoso sexual pueda demandarse en el plano civil, administrativo y laboral, sino que suma a éstas reclamaciones la posibilidad de demandarlo en la esfera penal.

Existe aún una falta de visibilidad social del acoso sexual, debido sobre todo su ocultamiento y su escasa aparición mediática, que tiende a circunscribirlo exclusivamente a la frontera del delito, es necesario que comience a pensarse también como una problemática a resolver en el ámbito laboral.


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos