Violacion en menor e incapaz en la modalidad continuada



Descargar 68.87 Kb.
Fecha de conversión01.12.2018
Tamaño68.87 Kb.
Vistas101
Descargas0

INC-18-17

CAMARA TERCERA DE LO PENAL DE LA PRIMERA SECCION DEL CENTRO: San Salvador, a las catorce horas con cuarenta minutos, del día nueve de febrero del dos mil diecisiete.

Por recibido oficio número 355- Ref. 260-2016-3c, de fecha dieciocho de enero del año dos mil diecisiete, recibido en esta Cámara a las catorce horas, del día diecinueve de enero del mismo año, procedente del Juzgado Tercero de Sentencia de esta ciudad, juntamente con la causa penal, constando de 210 folios el proceso, seguido en contra del imputado C. R., quien es de cincuenta y un años de edad, comerciante, casado, nacido el día doce de febrero de mil novecientos sesenta y cinco, originario de Zacatecoluca, departamento de la Paz, hijo de [...] ya fallecida y padre desconocido, residente en Barrio [...], reparto [...], condominios [...], pasaje [...], casa número [...], San Salvador; procesado por el delito de VIOLACION EN MENOR E INCAPAZ EN LA MODALIDAD CONTINUADA, regulado y sancionado en el artículo 159 en relación con el 42 todos del Codigo Penal, en perjuicio de la Indemnidad Sexual de la adolescente M.I.R.M cuyo nombre se omite, tal como lo establece el artículo 53 de la Ley de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia, en relación al artículo 106 numeral 10 letra “a” y “d” del Código Procesal Penal.

Inconforme con la Sentencia Condenatoria en contra del imputado C. R., dictada a las quince horas, del día ocho de noviembre del año dos mil diecisiete, por el Señor Juez del Juzgado Tercero de Sentencia de esta ciudad, Licenciado JOSE ANTONIO FLORES; el Licenciado OSCAR RENE MURCIA HERNANDEZ en su calidad de Defensor Particular del imputado R., interpone Recurso de Apelación de dicha decisión jurisdiccional.

Han intervenido como partes en el presente Juicio Ordinario, la Licenciada MARIA CRISTINA NOEMY JOYEL DE RODRIGUEZ, en su calidad de Agente Auxiliar del Señor Fiscal General de la República; el Licenciado OSCAR MAURICIO MURCIA HERNANDEZ, en calidad de defensor particular del imputado.

I) EXAMEN DE ADMISIBILIDAD:

El presente recurso de apelación se ha formalizado por escrito presentado por el Licenciado OSCAR RENE MURCIA HERNANDEZ, en su calidad de Defensor Particular del imputado R., como sujeto procesal facultado para incoarlo, interpuesto dentro del plazo legal establecido y contra una resolución judicial recurrible.

Como ya se enunció anteriormente, la causa sometida a la consideración de esta Cámara de Apelaciones, fue tramitada en proceso ordinario, realizándose la audiencia de vista pública, a partir de las once horas cuarenta y cinco minutos, del día tres de Noviembre del año dos mil dieciséis, señalándose para la entrega de la sentencia del proceso en referencia, las catorce horas, del día ocho de noviembre del año dos mil dieciséis.

Del contenido de la apelación presentada se logra advertir que el motivo alegado de inconformidad por parte del impetrante radica, una Errónea Aplicación de un Precepto Legal de conformidad a los arts. 469 y siguientes del Codigo Procesal Penal, en cuanto a la condena impuesta a C. R., a quien se le sentencio a cumplir una pena de veinte años de prisión por el delito de VIOLACION EN MENOR E INCAPAZ CONTINUADA; sin valorar, que de acuerdo a la prueba que desfilo en la Vista Pública, su conducta en todo caso debió adecuarse a lo que prevé el artículo 163 Pn, que regula el delito de ESTUPRO.

En cuanto a su expresión de solución, el apelante considera que la resolución objeto de alzada debe ser revocada, en cuanto a la errónea aplicación de un precepto legal, o en su defecto que se realice una nueva Vista Pública con diferente Juzgador.

Ahora bien, del examen realizado se establece que pueden identificarse específicamente el motivo de agravio, las disposiciones que se consideran infringidas, el razonamiento que sustenta tal postura y la solución aplicable, por lo que el recurso cumple con los requisitos legales exigidos, por lo que en consecuencia SE ADMITE LA APELACIÓN en los términos delimitados previamente.



II) SENTENCIA OBJETO DE ALZADA:

“...1- Declarase no ha lugar el cambio de calificación jurídica solicitada por la defensa técnica, de Violación en Menor e Incapaz Continuada, al ilícito de Estupro por Prevalimiento. 2- DECLARASE RESPONSABLE PENALMENTE, al imputado C. R., de generales antes expresada, por el ilícito de VIOLACION EN MENOR E INCAPAZ CONTINUADA, en perjuicio de la indemnidad sexual de la adolescente M. I. R. M., y en consecuencia, se le condena a la pena de VEINTE AÑOS DE PRISION, asimismo, como pena accesoria se le condena a la pena de inhabilitación absoluta en lo que se refiere a la perdida de los derechos de ciudadano. 3- DECLARASE RESPONSABLE CIVILMENTE, al acusado C. R., en concepto de indemnización por daños morales ocasionados a la víctima, por la cantidad de TRES MIL DOLARES DE LOS ESTADOS UNIDOS DE NORTE AMERICA. 4- ABSUÉLVESE a la parte vencida de costas procesales. 5- Continúe el acusado en la detención en que se encuentra. 6- De no recurrirse de esta sentencia deberá declararse firme y ejecutoriada como lo señala el artículo 147 del Código Procesal Penal, debiendo remitirse certificación de la misma, al Centro Penal donde guarda detención provisional, a la Dirección General de Centros Penales y al Tribunal Supremo Electoral y al Juzgado de Vigilancia asignado …..”.



III) FUNDAMENTO DE LA APELACION.

El Licenciado OSCAR RENE MURCIA HERNANDEZ, en calidad de Defensor Particular del imputado C. R., demuestra su descontento de la decisión jurisdiccional de la Sentencia Definitiva Condenatoria en contra del imputado R., presenta Recurso de Apelación de su inconformidad de la siguiente manera: “[...] Errónea Aplicación de un Precepto Legal de conformidad a los arts. 469 y siguientes Pr.Pn., el Juez comete un error al condenar al procesado por un delito más grave, sin tomar en cuenta que de acuerdo a lo acreditado en Juicio Oral y Público, se debe tomar como punto de partida en el presente caso, que en la denuncia interpuesta por parte del padre de la víctima en el mes de octubre de dos mil quince, se manifiesta que las relaciones sexuales con la menor comenzaron hace un año, es decir aproximadamente en octubre de dos mil catorce, aunado a que en la primera declaración de la víctima, nunca menciono ella que las relaciones sexuales iniciaron en enero del dos mil catorce, como lo ha hecho ver la representación fiscal, es decir que no se acredita con certeza la fecha de la primera relación sexual entre mi representado y la víctima M.I.R.M., privando ante todo la duda respecto de la fecha de inicio de los hechos investigados, lo que si quedo plenamente acreditado en el juicio es que el hijo que tuvo esta menor fue concebido cuando ella ya tenía quince años de edad, evento que es plenamente válido tener la seguridad de cuando sucedió.

Por lo que el Juzgador condena con solo la declaración de la menor víctima, sin tomar en cuenta que no hay otros elementos periféricos que confirmen lo dicho por ella, respecto a que dichas relaciones sexuales comenzaron cuando ella tenía la edad de catorce años, lejos de eso de acuerdo a los hechos acaecidos, los cuales no hubieran salido a la luz sino hubiera habido un embarazo, consta que en ningún momento mi representado amenazo o golpeo a la víctima, por lo que de acuerdo a la sana critica esta fue una relación consensuada.
El Juzgador a fs. 12 de la sentencia, relaciona que la ofendida no dice fechas, pero si hay una relevante que es la fecha en que quedó embarazada y que se vincula el resultado de ADN practicado, ya que si él bebe nació el 21 de abril de 2016 y ella nació el 7 de junio de 1999, al retroceder los nueve meses de gestación, la fecha probable que quedó embarazada fue cuando ella tenía quince años con ocho meses. De lo que se desprende que se configuro el delito de ESTUPRO mas no el de Violación en Menor e Incapaz.

Respecto a la fecha que manejo la representación fiscal y que quedo en evidencia, fue la fecha que indico a la víctima que manifestara en el juicio, el juzgador no puede tener certeza sobre la misma por el simple hecho de que diga que fue enero de 2014, porque es una fecha fácil de recordar, ya que el año escolar comienza en ese mes, dicho testimonio solo indica que fue preparado por Fiscalía, que acomodo esa fecha e indujo a la víctima para que hiciera esa aseveración y poder imponer así una pena más severa y gravosa a mi defendido.

Solución que se pretende al motivo de impugnación: es determinar que el Juez ha cometido una errónea aplicación de un precepto legal, ya que ha condenado a C. R., por el delito de VIOLACION EN MENOR E INCAPAZ CONTINUADA, cuando la acción cometida en todo caso se adecua al delito de ESTUPRO, que tiene una penalidad de mucho más benévola para el imputado, consecuentemente debe revocarse dicha sentencia definitiva [...].

IV) POSICION DE REPRESENTACION FISCAL:

No obstante su legal emplazamiento tal y como consta a fs. 202, la Licenciada María Cristina Joyel de Rodríguez, en calidad de Agente Auxiliar del Señor Fiscal General de la República no se pronunció sobre el recurso interpuesto por la Representación de la Defensa Particular del imputado R.



V) HECHOS SOMETIDOS A JUICIO:

“....Manifiesta el señor L. A. R. G. (SIC), que el día cuatro de octubre de dos mil quince, como a eso de las trece horas, su esposa M. E. M. DE R., le comento que su hija M.I.R.M., está embarazada, por lo que el señor R. G., como ya se iba para su trabajo, le dijo al regresar hablamos, en la noche cuando regrese de trabajar, cuando regreso en la noche el señor L. A., le pregunto a su hija .M.I.R.M., que era lo que había pensado? Al conversar con su hija, ella manifestó que la persona que quien la había abusado, es el tío político de nombre C., por lo que el padre de la menor decide interponer la denuncia por el delito de violación, manifestando que se enteró en horas de la noche, aproximadamente a las diecinueve horas, el sujeto se le conoce con el nombre de C. R., quien es de cincuenta años de edad y manifiesta que el agresor es su cuñado, el esposo de su hermana de nombre M. H. R. DE R. (SIC), que su hija le comento que fueron varias veces desde hace aproximadamente como un año que el imputado venia abusándola sexualmente, pero que la última vez fue hace seis meses pero que ella no le comento nada, porque el sujeto la tenía amenazada que si le decía a alguien de lo sucedido, algo malo le pasaría a su papá; la menor victima M.I.R.M., actualmente tiene dieciséis años de edad, manifestando que su tío siempre la abusaba sexualmente en contra de su voluntad; C. R. es el esposo de su tía M. H. R. DE R. (SIC), hermana de su papá, dice que la primera vez que abusó sexualmente fue aproximadamente en febrero de dos mil catorce, en la casa de habitación donde vive el imputado; refiere la víctima que en la casa no había nadie, su tía estaba en la iglesia, ya que se congrega en la iglesia de la Colonia [...], que su tío político, ahora imputado, ellos son líderes de la iglesia del sector de su residencia; razón por la cual su tía hace reuniones en una casa cercana al punto de microbuses de la ruta [...], que esto queda al parecer en la Colonia El Tejar, dice que ella se encontraba en la reunión que hace el tío C. en otra casa, esto queda siempre en los mismos alrededores de la Colonia Santa Marta, estas reuniones las hacen en un horario desde las siete de la noche hasta las ocho de la noche; que en esa ocasión su tío le dijo a la víctima que lo acompañara a él donde el supervisor el señor I., pero en el trayecto que caminaron a pie en dirección de este señor, la llevo a su casa donde reside él con su tía, le dijo que entrara a la vivienda ya que solo sacaría algo que había olvidado, la víctima ingreso a la vivienda junto al imputado; fue entonces donde aprovecho tomándola, abrazada y la llevo a su habitación donde el imputado duerme con su tía y la lanzo sobre la cama y el quito la ropa a la fuerza y le dijo que no dijera nada y empezó abusar sexualmente de ella, sin ningún tipo de protección manifestando la víctima que ella nunca había tenido relaciones sexuales siendo esto por un lapso aproximado de unos cinco minutos fue rápido y ella observo que tenía sangre en su parte genital (vulva) y ella se dirigió al sanitario a tratar de limpiarse el sangrado, dice que no era mucho y al realizarlo observo sangre en el papel higiénico, su tío C. él dijo que no le dijera a nadie lo ocurrido, porque si no iba a hacerles algo a sus papas, al salir de la casa se dirigieron hacia la casa del supervisor a dejar unos sobres y posteriormente se fueron a traer a su tía H., al lugar donde ella se encontraba en una reunión. En el año dos mil catorce ocurrió lo mismo como en cinco ocasiones más; siempre en la noche el tío C., la llevaba a la casa de habitación donde el reside con su tía H. y que siempre justificaba que la llevaba a la reunión de la iglesia, y después del culto la llevaba a su casa y la abusaba sexualmente, ya que su tía siempre se encontraba en otra casa en otra reunión, o culto, y aprovechaba tal situación y siempre la amenazaba que no le dijera nada a sus padres. En este año dos mil quince los abusos se daban una vez por mes aproximadamente, no pueden especificar fechas de lo ocurrido, ya que eran tantas veces, y siempre se daban en la casa de habitación del imputado, refiere que en la casa de la víctima ocurrió solo por las mañanas ya que ella se encontraba sola entre las nueve y diez de la mañana, en días de semana y en días que no iba a estudiar, ya que en su casa no había nadie porque sus padres trabajaban; pero que su mama le pregunto qué porque no usaba las toallas sanitarias; y que ella le respondió porque tenía más; pero que ella le mintió por temor; dice que un día domingo en momentos que su mamá lavaba la ropa le dijo a su papá que su hija al parecer estaba embarazada, ya que no le venía el período menstrual y porque le daban muchos vómitos, ese mismo día domingo no recordando la fecha su papa hablo con ella y le preguntó que le dijera la verdad y le comento todo lo antes manifestado; y que se fueron en esos momentos a la casa del sujeto y llamaron a la policía, pero no lo detuvieron; desconocen el motivo pero que el tío negó todo y lo niega siempre, pero que sus papas le creyeron lo dicho por la víctima y fue entonces que decidieron interponer la denuncia formalmente en sede fiscal, la víctima manifestó que su período menstrual no le ha venido desde el mes de agosto y que la última vez que su tío la abuso sexualmente fue a principios del mes de agosto de este año, en la casa de habitación de la víctima; y que todas las veces que la abuso sexualmente en la casa de la víctima fue en la cama de sus papas. Que presume estar embarazada y que se considera ofendida por su tío C. R., ya que ella nunca le dijo a nadie porque él siempre la amenazó que si comentaba lo sucedido le haría algo a sus papas; que en varias conversaciones ella escucho que el imputado había estado detenido como dos años, porque había intentado violar a otra persona; también escucho que su tía H. defendía a su tío diciendo que él era estéril que no podía pegar hijos, que no era posible que ella estuviera embarazada; pero que ella manifiesta que su tía miente porque la única persona con la que ha tenido relaciones sexuales es con su tío cuando la abuso y nadie más la ha tocado ”.

VI) PRUEBA VERTIDA EN VISTA PÚBLICA:

La sentencia objeto de estudio contiene en su análisis componentes intelectivos y descriptivos, de los que se desprende la presencia de valoración de la prueba que fue ofertada y admitida legalmente para la Vista Pública, pues en la fundamentación de la sentencia y en específico en sus considerandos, referidos estos a la valoración de los elementos de prueba, se exponen los motivos que llevan al Licenciado JOSE ANTONIO FLORES, Juez del Tribunal Tercero de Sentencia de esta ciudad, a tomar su decisión, citando en ellos el elenco de prueba apreciada:



PRUEBA PERICIAL:

  1. Reconocimiento Médico Forense de Genitales, practicado el día cuatro de octubre de dos mil quince, efectuado por el Doctor M. M. O. M., en el que se concluyó que el himen se encuentra no íntegro con desgarros antiguos a las tres y nueve según la caratula del reloj, ano se encuentra normal. Fs. 28.

  1. Peritaje Psicológico, practicado el veintiséis de octubre de dos mil quince, por la perito Psicóloga Licenciada C. B. de V., en la cual expreso que al momento de la evaluación psicológica la menor mostro indicadores de afectación emocional, a través de cuadro depresivo, ansioso.

  1. Dictamen de Análisis Biológico Forense comparativo de ADN, que corresponde a muestras extraídas al imputado C. R. y en el niño S. A. R. M., se concluye que: “...el hecho de que cada persona posee un perfil genético o ADN que ha sido heredado en un cincuenta por ciento por su madre biológica y el otro cincuenta por ciento por su padre biológico, el señor C. R. NO SE PUEDE EXCLUIR como padre del recién nacido...”.


PRUEBA TESTIMONIAL:

a) Declaración de la menor victima M. I. R. M., donde fue clara, precisa y concisa en manifestar como sucedieron los hechos, en los cuales fue víctima de violación en varias ocasiones, por parte del señor C. R.; en efecto señala, que conoce a C. R., por ser el esposo de su tía [...], hermana de su papá, y que reside en Reparto [...], condominio [...], pasaje [...], casa No. [...], Barrio [...], San Salvador, a quien conoce desde que nació por las relaciones familiares. C. R., era líder de la iglesia [...], donde ella se congregaba; los sábados y domingos se reunían en una casa de otra hermana de la iglesia, donde llegaba con su tío, ya que sus padres trabajaban y le autorizaban su salida con él porque le tenían confianza al ser de la familia; C. R., es moreno;–delgado, cabello negro canoso.

C. R., vive en la misma colonia de ella y está preso porque la violó muchas veces, la primera vez fue en enero del dos mil catorce, lo sabe porque todavía no había empezado el año escolar; el día exacto no lo recuerda, pero fue un sábado. Esa primera vez fue en la casa de C.; estuvo en una reunión familiar entre las siete a las ocho de la noche, después de la reunión dijo que iba a ir a traer unos sobres a la casa de C., cuando llega, éste le dice que entrara al cuarto donde él dormía, él la empujo a la cama, le dijo que no le dijera a nadie porque le podía hacer algo a sus padres, la amenazo y le penetro el pene en su vagina.

Otra vez la volvió a violar en la casa de él (se pone a llorar), fue en la mañana, no recuerda la hora, la obligó a tener relaciones sexuales, la amenazó nuevamente; no le comento a sus padres por miedo a lo que les podía hacer; pero su madre se dio cuenta porque ya no usaba toallas sanitarias, no le venía el periodo, su madre le pregunto que tenía, que si estaba embarazada y ella le respondió que sí; su mamá le conto a su papá y le pregunto si sabía que ella estaba embarazada; su padre hablo con ella y le dijo que cuando llegara de trabajar en la noche hablarían, cuando regreso platico con ella y la interrogo preguntándole que quien la embarazo, no le quería decir de quien era, por temor, su madre le conto de quien era, su padre al saber de quién era se puso enojado y se fueron a la casa de C., donde lo encuentran y a los reclamos que le hizo su padre, respondió que no podía creer que era de él, ya que es estéril, pero sus padres sabían que no era estéril, ya que tenía más hijos.

Sus padres se fueron a poner la denuncia y llegaron unos policías y dijeron que no lo podían capturar, porque el delito debía haber ocurrido en el lapso de veinticuatro horas; después se fueron a la fiscalía a poner la denuncia y luego los mandaron a Medicina Legal, para que la revisara una ginecóloga y después se fueron para su casa. Su hijo nació el veintiuno de abril del dos mil dieciséis.

Agrego, que su primera relación fue en enero del dos mil catorce; en febrero de ese mismo año tuvo nuevamente relaciones con C.; a sus padres les dijo que había sido violada hace aproximadamente un año; fueron en varias ocasiones que C. la violo, no utilizo ningún arma, no la golpeo en ninguna ocasión; C. era un líder de la iglesia [...]; la primera vez fue en la casa de él; las otras veces la amenazo que tenía que estar en la casa de él; no grito, sintió que si gritaba se iban a dar cuenta de lo que pasaba y él iba a realizar las amenazas que le había dicho. No había tenido relaciones sexuales con nadie.

b) Declaración del señor L. A. R. G., padre de la menor víctima, en la cual manifestó como fue que se dio cuenta que su hija había sido violada por el señor C. R., y producto de ello la menor quedo embarazada.
PRUEBA DOCUMENTAL:


  1. Acta de captura del imputado C. R., la que se hizo efectiva por los agentes captores M. A. P., M. S.O. y D. A. F. L., a las catorce horas con treinta minutos, del día treinta de noviembre del año dos mil quince, frente a las oficinas Digicel, ubicada en Avenida Monseñor Oscar Arnulfo Romero y Calle Delgado, fs. 8.

  1. Denuncia interpuesta a las catorce horas, del día veinte de octubre del dos mil quince, por el señor L. A. R. G., padre de la menor M.I.RM., quien denuncia al señor C. R., por haber abusado sexualmente a su hija a principios del año recién pasado, en la casa de habitación de este sujeto, actuar que repitió en varias ocasiones, fs. 24-25.

  1. Certificación de Partida de Nacimiento número 138, del Libro del Estado Familiar Subsidiarios 1, folio [...], que la Alcaldía de San Salvador llevo en el año 2012 de la víctima M.I.R.M., quien nació el 7 de junio de 1999, hija de M. E. M. y L. A. R. G., fs. 20.

  2. Certificación de Partida de Nacimiento y Plantares del recién nacido S. A. R. M., quien nació el 21 de abril de 2016, siendo hijo de M.I.R.M., FS. 76.


VII) ANALISIS JURÍDICO:

Del estudio del recurso interpuesto, así como de la sentencia objeto de impugnación, se tiene:



MOTIVO DE IMPUGNACIÓN.

Como se enunció anteriormente del contenido de la apelación presentada, se logra advertir que el motivo alegado de inconformidad por parte del impetrante, radica en una Errónea Aplicación de un Precepto Legal, de conformidad a los artículos 469 y siguientes del Código Procesal Penal, ya que se condenó al imputado C. R., por el delito de Violación en Menor e Incapaz con modalidad continuada, sin valorar que de acuerdo a la prueba que desfilo en la Vista Pública, su conducta en todo caso debió adecuarse a lo que prevé el legislador en el artículo 163 del Codigo penal, que regula el delito de ESTUPRO.

Aunado a ello, no se tomó en cuenta de acuerdo a lo acreditado en Vista Pública se debe de tomar como punto de partida en el presente caso, la denuncia interpuesta por parte del padre de la víctima en el mes de octubre de dos mil quince, en la cual se manifestó que las relaciones sexuales con la menor comenzaron hace un año, es decir octubre de dos mil catorce, asimismo, en la primera declaración de la víctima nunca menciono ella que las relaciones sexuales iniciaron en enero de dos mil catorce, como lo ha hecho ver la representación fiscal, es decir no se acredita con certeza la fecha de la primera relación sexual entre el procesado y la víctima, privando ante todo la duda respecto de la fecha de inicio de los hechos investigados, lo que si quedo establecido en el juicio es que el hijo que tuvo la menor fue concebido cuando ella ya tenía quince años de edad.

En el presente caso, el Sentenciador en el desarrollo de la Vista Pública fue enfático en relacionar que la conducta realizada por el imputado C. R. en contra de la menor víctima M.I.R.M., encaja con el ilícito de Violación en Menor e Incapaz, ya que los hechos dieron inicio en el mes de enero del año dos mil catorce, después de una reunión de la iglesia, la víctima se fue a la casa del acusado con la finalidad de ir a traer unos papeles, pero al llegar se encontraba el imputado, quien le dijo que entrara a su dormitorio, luego la empuja a la cama y le penetro el pene en su vagina, pero previo a ello, la amenazo que no contara a nadie, ya que de hacerlo, atentaría contra sus padres, y así continuo obligándola a tener relaciones sexuales con él en la misma vivienda, siempre bajo las mismas amenazas, siendo por ello, que guardaba silencio; desde esa fecha la menor fue víctima de violación por parte del procesado, y según consta en la Certificación de la Partida de Nacimiento de la menor, ella nació el día siete de Junio del año mil novecientos noventa y nueve, contando en ese momento con la edad de catorce años, según el recuento de los años, situación que fue sostenida por la menor víctima M.I.R.M., durante la etapa de investigación hasta la realización de Vista Pública.



El delito de VIOLACION EN MENOR, se encuentra sancionado y tipificado en el artículo 159 del Codigo Penal, el cual reza: “...El que tuviere acceso carnal por vía vaginal o anal con menor de quince años de edad o con otra persona aprovechándose de su enajenación mental, de su estado de inconsciencia o de su incapacidad de resistir, será sancionado con prisión de catorce a veinte años de prisión...”.

Las personas de muy corta edad o los incapaces carecen de libertad sexual, pues su desarrollo personal o la situación de sus capacidades físicas o intelectuales no les permite conocer el significado de sus capacidades físicas o intelectuales no les permite conocer el significado de los actos sexuales, por lo que carecen de la necesaria autonomía para determinar su comportamiento sexual. Así respecto de los menores se afirma que la realización de actos de esta naturaleza puede afectar a su equilibrio psíquico y al correcto desarrollo de su personalidad, por lo que en estos casos, el bien jurídico protegido seria la indemnidad o la intangibilidad sexual de estas personas, para asegurar que tengan libertad sexual en el futuro.

La conducta típica de este delito consiste en la realización del acceso carnal vaginal o anal, en los términos expuestos en el artículo, sin que en el presente caso, sea necesario el uso de violencia, ante la situación del sujeto pasivo. En el caso del menor es indiferente que éste consienta o no en los actos del sujeto activo y, en el caso que éste emplee violencia o intimidación.

De lo anterior, se puede colegir que la conducta atribuida al imputado C. R., encaja con el delito de Violación en Menor como lo fundamento el Juez Sentenciador al momento de dictar la Sentencia Definitiva Condenatoria, en vista que el Tribunal, cree en el testimonio rendido por M.I., que la primera vez que tuvo acceso carnal con el procesado fue en el mes de enero del dos mil catorce, lo que es una fecha fácil de recordar, tomando en cuenta que el año escolar da inicio cada mes de enero, lo cual es del conocimiento común, aunado a ello, la menor fue enfática en mencionar que el procesado la había violado en varias ocasiones y producto de ello quedo embarazada, naciendo el menor el veintiuno de abril del dos mil dieciséis, situación que fue corroborada con el peritaje de genitales practicado el cuatro de octubre del dos mil quince, donde se plasma que el himen de M.I. presento desgarros antiguos, lo cual está vinculado al procesado, ya que la víctima sostuvo que con la única persona que ha tenido relaciones sexuales es con el imputado.

La Defensa Particular del imputado C. R. en su escrito de apelación, hace mención que la conducta atribuida al procesado encaja con el delito de Estupro, más no así en el delito de Violación en Menor e Incapaz, pues según el relato de la menor cuando ella tuvo relaciones sexuales por primera vez con el procesado ella tenía la edad de catorce años, pero no hay prueba alguna que permita corroborar lo manifestado por ella, ya que la denuncia fue interpuesta el veinte de octubre del año dos mil quince, y en ella se manifestó que la menor M. I. R. M. tenía un año de estar teniendo relaciones sexuales con el tío, producto de ello salió embarazada, siendo así que cuando ella denuncio los hechos ya contaba con la edad de quince años, según la partida de nacimiento, ella nació el siete de junio del año mil novecientos noventa y nueve.

Al referirnos al delito de Estupro, según lo establece el artículo 163 del Codigo Penal, éste consiste en: “...El que tuviere acceso carnal por vía vaginal o anal mediante engaño, con persona mayor de quince años y menor de dieciocho años de edad, será sancionado con prisión de cuatro a diez años...”; de la figura delictiva se puede determinar que castiga la realización de accesos carnales vaginales o anales con consentimiento viciado, en su caso, por el engaño utilizado por el sujeto activo, en relación con la edad del sujeto pasivo.

El tipo penal de estupro exige como medio específico para lograr el acceso carnal “el engaño”, este elemento de tipo objetivo, además de ser elemento normativo de carácter cultural es elemento valorativo, cuya existencia debe revestir entre otras características: la idoneidad, anterior al coito y casualmente conectado. El engaño para que sea jurídicamente apreciado debe ser idóneo, es decir que la mentira que conlleva al engaño tiene que ser apropiado para llevar a otro al cometimiento de un error; a su vez, este error es el que produce la decisión de acceder a la relación sexual.

Al analizar esta estructura es evidente que entre la mentira y el coito debe haber una relación de casualidad cuyo eslabón intermedio es el engaño en la víctima. Las reglas básicas de la experiencia común nos ha enseñado que no es cualquier mentira la que provoca un engaño, sino solo la que es idónea para llevar al error, y esto es importante, porque este yerro en el estupro juega un doble papel; como resultado de la mentira y como causa para tomar la decisión de llegar al acceso carnal. Como este es un elemento valorativo, para su ponderación exige ir al contexto social y cultural en el mismo se produce, la naturaleza del engaño, calidad y relevancia de la mentira, la persistencia en la misma, la situación del sujeto activo respecto del sujeto pasivo y viceversa.

VIII) De lo anterior, este Tribunal de Alzada considera que la decisión del Sentenciador en cuanto a dictar Sentencia Definitiva Condenatoria en contra del imputado C. R. está conforme a derecho, pues con la declaración de la menor víctima M.I.R.M., se colige que el señor C. R., le penetro su pene en su vagina, y que la primera vez que sostuvo una relación sexual con el procesado fue, en enero del año dos mil catorce sin especificar la fecha, conducta que se realizó en varios ocasiones, ya que ella relaciona que en el año dos mil quince, el imputado la obligaba a tener relaciones sexuales una vez por mes, producto de ello salió embarazada, situación por la cual fue que sus padres se dieron cuenta del abuso sexual cometido por el procesado.

En el presente proceso penal, la conducta del imputado de accesar carnalmente vía vaginal a una menor de quince años, encaja perfectamente con el delito de Violación en menor, pues según la declaración de la menor MI.R.M., cuando ella fue abusada por primera vez por el señor R., ella tenía la edad de catorce años, ya que al revisar la certificación de la partida de nacimiento de la menor agregada al proceso, consta que ella nació el siete de junio del año mil novecientos noventa y nueve; y como lo relaciono la menor en su declaración, la primera vez que el procesado abuso de ella, fue a inicios del año dos mil catorce, contando en esa época con la edad de catorce años con siete meses aproximadamente, siendo así que la conducta del imputado encaja con lo que establece el artículo 159 del Codigo Penal, es decir con el delito de Violación en Menor, la cual ha sido tipificada con modalidad continuada en relación al artículo 42 del Codigo Penal, en vista que la víctima relaciono que fueron varias ocasiones que el procesado abuso de ella sexualmente, y fue hasta en agosto del año dos mil quince, que se llevó a cabo la última relación sexual, y que ella se dio cuenta que estaba embarazada, razón por la cual se dieron cuenta sus padres de dicho abuso.

Este Tribunal de Alzada considera, según lo relacionado por el apelante en el Recurso de Apelación, que la conducta realizada por el imputado C. R. en cuanto a la relación de los hechos, no encaja con el delito de Estupro, pues no se cumplen con los elementos del tipo penal que se exigen para tal ilícito, ya que la menor en ningún momento hace énfasis que fue abusada sexualmente bajo engaño, ni se perpetro tal acción porque la menor haya dado su consentimiento, así también, la menor aun no tenía la edad contemplada en el artículo 163 del Codigo Penal, situación que no permite establecer que los hechos que se le atribuían al procesado corresponden al delito de Estupro.

Aunado a lo anterior, el apelante hace mención que no consta en la declaración de la menor que el imputado R. haya utilizado algún medio de violencia para tener relaciones sexuales con ella, es por ello que no se configura el delito de Violación en Menor, obviándose con ello, que en este tipo de delitos la violencia no es un elemento esencial dentro del delito; sin embargo, según consta en la declaración de la menor M.I.R.M., el procesado ejercía sobre ella un medio de violencia de tipo psicológica, en el sentido que cada vez que tenía relaciones sexuales con ella, la amenazaba diciéndole que si contaba algo de lo sucedido le iba a pasar algo a sus papas, situación que intimidaba a la menor; asimismo, dentro de los elementos del tipo penal de Violación en Menor Incapaz se exige que exista un acceso carnal ya sea vía vaginal o anal, que el sujeto pasivo sea menor de quince años y que exista el dolo del sujeto activo, es decir que a pesar de estar consiente que se trata de una relación sexual con una menor de edad, realice su cometido.

Es por todo lo anterior, que ha quedado plenamente establecido que la conducta realizada por el imputado C. R. encaja en el delito de VIOLACION EN MENOR CON MODALIDAD CONTINUADA, y no en el delito de ESTUPRO, ya que al verificar la sentencia definitiva condenatoria junto a la declaración de la menor, se logra establecer que la primera relación sexual se llevó a cabo cuando la víctima apenas tenía la edad de catorce años con siete meses aproximadamente, y que existió acceso carnal vía vaginal, producto de ello tuvo un hijo del procesado según consta en la Prueba Biológica de ADN, en la que se obtuvo un resultado positivo quedando establecida la paternidad del señor C. R. con el recién nacido, lográndose establecer los elementos del tipo penal mencionado.

Siendo con ello posible concluir, que las razones esgrimidas por el Juzgador, son respetuosas de la legalidad, y responden al sistema de valoración, que la ley establece, pues, a criterio de esta Cámara, las argumentaciones, sobre las que se construye el fallo, son razonables y derivan válidamente del análisis lógico de las pruebas introducidas al debate, las cuales fueron valoradas conforme a las reglas de la sana crítica, observándose además una acertada aplicación de los preceptos legales, en cuanto a cuestiones de hecho y de derecho; por ende, no se advierte, la existencia del vicio de la sentencia alegado.

Por lo expuesto en los párrafos anteriores, esta Cámara, considera que, habiéndose analizado los motivos de impugnación admitidos y su capacidad de provocar una modificación de la sentencia condenatoria apelada, habrá de rechazarse la pretensión del recurrente y confirmar, el fallo respectivo de la sentencia definitiva condenatoria, en todas sus partes.



POR TANTO: Conforme a los fundamentos vertidos, disposiciones legales citadas art. 159 relacionado con el artículo 42 Pn., 144, 172, 175,176,179, 345, 346, 452, 453, 468, 469, 470, 473, 475 todos del Código Procesal Penal, esta Cámara EN NOMBRE DE LA REPUBLICA DE EL SALVADOR, FALLA: A) ADMITASE el recurso de apelación presentado por el Licenciado OSCAR RENE MURCIA HERNANDEZ; B) CONFIRMASE, en todas sus partes, la sentencia definitiva condenatoria, dictada a las quince horas del día ocho de noviembre del año dos mil dieciséis, por el Tribunal Tercero de Sentencia de esta ciudad, por el Señor Juez Licenciado JOSE ANTONIO FLORES, en contra del imputado C. R., de generales ya enunciadas en el preámbulo de esta sentencia, condenado a la pena de VEINTE AÑOS DE PRISIÓN, procesado por el delito de VIOLACION EN MENOR E INCAPAZ CONTINUADA, tipificado y sancionado en el art. 159 relacionado con el artículo 42 todos del Codigo Penal, en perjuicio de la Indemnidad Sexual de la adolescente M.I.R.M., cuyo nombre se omite, tal como lo establece el artículo 53 de la Ley de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia, en relación al artículo 106 numeral 10 letra “a” y “d” del Codigo Procesal Penal; C) En caso de transcurrir el plazo procesal para interponer Recurso sin que las partes hicieran uso del mismo de la sentencia dictada por este Tribunal, ésta deberá declarase FIRME, de conformidad a lo dispuesto en el Artículo 147 del Código Procesal

Penal; D) Certifíquese la presente resolución y remítase al Juzgado de origen, para lo cual deberá librarse el oficio correspondiente.



NOTIFIQUESE.
Catálogo: DocumentosBoveda -> DOC
DOC -> 75-p-137 CÁmara de la cuarta sección del centro
DOC -> Vistos en apelación de la sentencia definitiva condenatoria
DOC -> ConmutacióN de la pena de siete años de prisión, impuesta a mdl
DOC -> Cámara segunda de lo penal de la primera sección del centro; San Salvador
DOC -> Se ha tramitado en contra de la imputada roxana marisol m. D. V
DOC -> Ts-204-2016. Tribunal de sentencia, san francisco gotera, departamento de morazan
DOC -> Ac tribunal segundo de sentencia de san salvador
DOC -> Tribunal segundo de sentencia: San Salvador, a las catorce horas del día cuatro de marzo de dos mil dieciséis
DOC -> Hurto agravado continuado tipificado y sancionado en el Articulo 07, 208 N° en relación con el 42 y 72 del Código Penal, en perjuicio patrimonial de la Universidad Modular Abierta –uma, represtada legalmente por el Licenciado M. A. C. M
DOC -> Agresión Sexual en Menor e Incapaz Continuada


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos