Vinculacion afectiva


TEMA 3 FORMACION DEL PRIMER APEGO



Descargar 318.5 Kb.
Página3/5
Fecha de conversión03.12.2017
Tamaño318.5 Kb.
Vistas180
Descargas0
1   2   3   4   5

TEMA 3

FORMACION DEL PRIMER APEGO.


  1. Condiciones y capacidades necesarias para que se forme un apego.

  2. Proceso de vinculación de los padres hacia los hijos. (apego parental)

  3. Etapas que ponen de manifiesto la existencia de una relación de apego con otra persona.

  4. Conductas que ponen de manifiesto la existencia de una relación de apego con otra persona




  1. El apego es un proceso. Se tienen que dar dos condiciones mínimas para que se desarrolle:

  1. Capacidades innatas del niño.

  2. Formas privilegiadas de interacción a partir de las pautas innatas del niño

  3. Se den ciertos logros cognitivos en el niño.




  1. Capacidades del niño necesarias: innatas.

  • Los reflejos (prensión, succión, de abrazo,...) favorecen la interacción y el contacto físico y además la ejercitación de esos reflejos proporciona al bebe información sobre el mundo que le rodea. Esa información va a ser la base de su reconocimiento posterior.

  • La capacidad de alerta respondiente: todos los bebés lo presentan. Aumenta con la edad. Se sabe que esta capacidad está disminuida en los niños con deficiencias sensoriales o en los niños de madres drogodependientes.

  • Las capacidades perceptivas. Cuando el niño nace estas capacidades no están desarrolladas al 100% y es necesario que maduren para que el niño empiece a discriminar unas personas de otras. Esa discriminación va a venir favorecida por esa “orientación preferente e innata que tienen los niños hacia los estímulos sociales” frente a fuentes de estimulación no social (una voz ante un sonajero). Empiezan a ser aceptables. El nivel óptimo en capacidad de discriminación entorno a los 5 meses.

  • Capacidad de aprendizaje y memoria. Estas dos que todos tenemos desde el nacimiento son importantes porque nos permiten:

  • La sincronización interactiva (si el niño llora la madre le habla)

  • El desarrollo de expectativas respecto a las figuras de apego.

  • En el establecimiento de recuerdos sobre la relación

  • En la construcción de los modelos internos de relación

  • Los ritmos innatos de interacción los ritmos predeterminados biológicamente y que facilitan el inicio de la sincronización.

  • Reconocimiento de emociones básicas (llanto, sonrisa,...)




  1. Formas de interacción privilegiadas:

Con personas que suelen pertenecer a la familia del niño y especialmente la madre.
Características:

  • rítmicas: ritmos de atención-desatención, actividad-pasividad que estarán biológicamente condicionadas que hace que la conducta del niño pueda ser anticipada por los cuidadores, facilitando así la interacción con él. Los adultos se irán adaptando a esas prioridades: Ej. succión-interacción, no succión-le habla.

  • Asimétricas: es el adulto el que se adaptará a los ritmos biológicos del niño por lo que el único que tiene intencionalidad.

  • Especiales: por su grado de intimidad (Ej. Contacto, proximidad física, ...) y por el lenguaje que se emplea en estas interacciones, siendo desformalizado (discriminativos, frases cortas, entonación = habla maternal, gestos exagerados).

  • Están en continuo cambio: porque van adaptándose a los logros y capacidades del niño y a las características del adulto.

c. Ciertos logros cognitivos.



  1. Autoconciencia: el recién nacido inicialmente se encuentra en un estado de indiferenciación que no le permite reconocerse como un ente independiente y algo separado de lo que le rodea. Si el niño acaba percibiéndose como persona separada podrá vincularse a otra.

  2. Descentración (a partir de los 3-4 meses). Todo recién nacido se encuentra muy focalizado hacia si mismo y sus necesidades por lo que es necesario que descentre su atención de si para que se centre más en lo que le rodea. Coincide con las reacciones vinculares secundarias de Piaget.

  3. Discriminación de la figura de apego respecto a los demás (a partir de los 3 meses aproximadamente. Factores claves serán la percepción y la memoria.

  4. Comportamiento activo e intencional en la interacción (a partir de los 4 meses) cuando el niño dirige sus acciones hacia objetos externos.

  5. Emergencia, desarrollo y consolidación del concepto de permanencia de las personas. Según Piaget se consigue a lo largo de todo el periodo sensorio-motriz pero otros autores demuestran que antes del primer año de vida se logra totalmente.

  6. Elaboración de expectativas en relación con las personas y sincronización interactiva serán muy importante a la hora de dotar de calidad a la relación de apego. Esto aumentará conforme aumenta la edad del niño, generando de esta forma unos determinadas expectativas. La sincronización permite estructuras temporalmente las experiencias cognitivas y afectivas y generan expectativas respecto al proceso diádico. Presenta cierto retraso en los niños prematuros probablemente porque presentan una inmadurez general y su P.I. es bajo al igual que en niños con vínculo ansioso.

  7. Autoconciencia emocional: hace referencia a la conciencia de que las emociones forman parte del interior de uno mismo y la valoración que se hace de la calidad de esas emociones. Empieza a producirse en torno a los 8-9 meses.

  8. Capacidad representativa (desde los 9 meses). Necesaria para construir una imagen mental de si mismo y de los demás y de la figura de apego. Piaget se adquiere en torno a los 18 meses. Meltzoff Plantea la posibilidad de que la imitación diferida se de a partir de los 9 meses.

  9. Formación de un modelo mental de la relación (entre los 9-12 meses). Es el comportamiento del apego por lo que requiere la noción de permanencia de la persona, nivel del desarrollo de la capacidad memorística adecuada y la instauración de la capacidad representativa. Es importante es desarrollo de la comunicación verbal ya que puede facilitar o complicar el proceso de formación del modelo. Lo facilita si la actuación conductual de los padres es acorde con sus manifestaciones verbales. Lo complica si la actuación conductual parental difiere de sus manifestaciones verbales, si hay contradicción se generaran dos modelos:

  • el que se transmite verbalmente (accesible a la conciencia)

  • el que se transmite conductualmente (reprimido pero no por esto no afecta).




  1. (Pregunta). Proceso de vinculación de los padres hacia los hijos. Integra 3 fases:

  1. Fase prenatal

  2. Fase postnatal inicial

  3. Fase de engranaje o sincronización




  1. Fase prenatal: Surge a medida que la gestante y su pareja empiezan a concebir al feto como un individuo separado y diferente y por tanto van surgiendo y acrecentándose las muestras de cariño hacia él. (primera ecografía y en los primeros movimientos fetales). Los comportamientos maternos y paternos que ponen de manifiesto el proceso de aproximación afectiva hacia el ser no nacido y su calidad.

  1. Lenguaje corporal: acarician la barriga

  2. Lenguaje oral

  3. Interacción con el no nacido: si no lo aceptan suelen llamarle esa cosa. Podrían ser interacciones contarle, hablarle (tienen percepciones auditivas dentro de la barriga). Si la madre oye música, el niño se tranquilizará más al oír esa música posteriormente.

  4. Conductos protectores y promotores de la salud de la madre y del feto: (no fumar, dieta equilibrada, revisiones médicas,...)

  5. Grado de aceptación de la imagen corporal cambiante de la embarazada por parte de ambos (comprarse ropa, arreglarse,...)

  6. Conductas de anticipación (preparar la canastilla,...)

  7. Percepciones más o menos positiva del embarazo y grado de implicación en el mismo.

  8. Capacidad para fantasear sobre el futuro del niño sobre su crianza y educación y sobre si mismo como padre o como madre. (Puede ayudar a que ese niño se considere un entre ya individual y favorece la vinculación hacia él).

Variables que pueden influir para favorecer o entorpecer el inicio de este proceso de vinculación.



  1. Que el embarazo hay sido planeado y deseado o no

  2. Que el parto sea prematuro

  3. Posibilidad de visualizar al feto (favorece)

  4. La experiencia como hijo o hija durante la infancia “el modelo mental de relación con los padres” influirá conforme hayan sido sus experiencias.

  5. La relación de pareja

  6. Ciertos rasgos de personalidad

  7. Dificultades psicológicas para asumir los roles parentales

  8. Influencias culturales, como creencias sobre los fetos, sobre las relaciones padres-hijos, sobre los bebés: (si llora y no lo cogen para que no se acostumbre)

  9. Edad de la madre

  10. Edad gestacional

  11. Situaciones de riesgo

  12. La paridad (número de partos).




  1. Fase postnatal inicial. Los primeros días. El contacto temprano entre la madre y el niño. ¿Es deseable? Se ha demostrado que del contacto de la madre y el niño nada más nacer se obtienen beneficios para el fortalecimiento del lazo afectivo entre ambos. Se ha observado que las madres que tienen posibilidad de coger a los niños durante los primeros momentos o días del nacimiento suelen mostrarse más cariñosos, más atentos en incluso más hábiles para manejarlos que las otras madres que no los cogen. Esto no quiere decir que las madres que los niños se los llevan a la incubadora no vayan a querer a los niños. Ocurre lo mismo con los padres. Dicen que se sienten más unidos con sus hijos por verlos nacer y están pronto juntos. No obstante en animales si que hay un periodo crítico de unos pocos días transcurrido el cual si la madre y la cría no han estado unidos, ya no se relacionan y la madre no toma a la cría bajo su protección y la cría muere. En humanos este periodo crítico no se produce. Los que si ocurre es que si hay una demora en el contacto temprano el vínculo va a tardar algo más en formarse y en fortalecerse y en algunos casos (muy concretos) si hay esa demora en el contacto puede implicar riesgos para las relaciones padres-hijos. Ej. Casos en los que los padres hayan sido niños maltratados. También en los casos graves sometidos a un alto estrés (falta económica alta). Hay que favorecer el contacto temprano.

  2. Fase de engranaje. Son los primeros años de vida del niño, lo que pasa es que el niño y los padres empiezan a conocerse y van a sincronizar sus comportamientos. Al principio son sólo los padres los que sincronizan la conducta hacia el niño. Lo que les ayuda a sincronizarse son los ritmos biológicos innatos del niño. Ej. Ratos en que están dormidos y ratos que están despiertos. Cuando están despiertos a veces están atentos y a veces no. Cuando el niño está amamantándose tiene o hace pausas. En esas pausas tiene que interactuar con él. Pero el niño es más mayor, el también se da cuenta de lo que hacen los padres. Es una fase de sincronización tanto por una parte como por la otra. Pero pueden haber características que dificulten la sincronización.

  • En los niños:

  • Cualquier característica que descienda sus destrezas interactivas. Ej. Un niño prematuro más inmaduro, menos capacidad de procesamiento de información, menos capacidad de respuesta.

  • Un niño ciego o sordo

  • Un niño con síndrome de Down o parálisis cerebral

Estos tendrán más dificultad para sincronizar. Son niños que emiten señales más difíciles de interpretar. Tienen menos capacidad de adaptación, no pueden mantener tanto su capacidad de alerta, tienen menos capacidad de respuesta, repertorio de conductas de apego más reducido, son muy pasivos, tienen conductas inoportunas, capacidades cognitivas se desarrollan más lentamente.


Riesgos que hay en estos niños:

  • Sobreprotección Piensan que no es capaz de hacer nada.

  • Abandono Piensan que es como un vegetal y no hace falta cuidarlos.

  • Actitud paradójica Unas veces les exigen demasiado y otras veces son muy condescendentes.




  • Características de los padres que pueden dificultar el proceso de sincronización:




  • Características de personalidad: tienen desconfianza en si mismos, inseguridad, ansiosos, no deben manejar estados negativos, baja autoestima, son muy dependientes.

  • Padres que hayan tenido modelos parentales poco adecuados

  • Padres con trastornos graves como depresión, psicosis, etc.

  • Padres con algún problema específico como drogodependencias, alcoholismo, etc.


Conductas que ponen de manifiesto la existencia de una relación de apego con otra persona.

  1. Búsqueda de proximidad y contacto con esa persona

  2. Protesta de separación muy ligada a las anteriores

  3. Búsqueda de protección y seguridad de esa persona

  4. Búsqueda de consuelo o apoyo emocional

  5. Fuente de información.



AQUÍ VA LA PÁGINA NÚMERO 15 DE LOS APUNTES, QUE ES:
VIDEO: EL APEGO (La aventura de crecer)

__________________________________________________________


2. Sensibilidad social diferenciada, apego en formación o discriminación entre personas familiares y desconocidas (3-6 meses). La interacción es más extensa y se hace más flexible, es decir, menos dependiente de los ritmos biológicos. Habilidad para reconocer perceptivamente a las figuras de apego y diferencias entre conocidos y extraños. Dos subetapas:

  • Responsividad diferencial de corto alcance. El niño discrimina a las personas cuando están cerca de él.

  • Responsividad diferencial en la distancia, discriminación de personas en la distancia.

No rechaza la presencia y cuidados de los desconocidos aunque empieza a prestar más atención a las personas de su entorno. Aparecen conductas diferenciadas. La simple presencia de unas figuras sobre otras no es criterio suficiente para afirmar que el niño ha desarrollado el vínculo.




  1. Apego definido (7-12 meses). El niño ha formado un vínculo con una persona específica. Características que ponen de manifiesto este vínculo:

  • El niño le otorga un trato especialmente a esa persona en particular

  • Desea claramente su proximidad más que la de ningún otro.

  • Le busca activamente gracias a sus posibilidades de locomoción, ajustando sus movimientos a los de su madre.

  • Muestra cierta ansiedad cuando ella se ausenta

  • Si necesita consuelo lo busca de forma preferente en ella

  • Durante esta etapa el niño constituye además su apoyo o base de seguridad para iniciar la exploración de entornos poco familiares o admitir alguna clase de interacción con personas desconocidas.

  • El niño construye un concepto de la madre, como un entre independiente que persiste en el tiempo y en el espacio y con una actuación más o menos predecible.

  • Desde el punto de vista Piagetiano el niño se considera egocéntrico porque no comprende que determina la actuación materna. No es capaz de ponerse en el lugar del otro.

  • Puede haber niños que se apeguen a dos o más personas simultáneamente. Schoffer obtuvo en una investigación que esto ocurría entorno a un 29% de los niños.

  • Junto al apego se activan o surgen los otros sistemas relacionados con él (el miedo al extraño,...) siempre interactuando con el sistema de apego.

  • El miedo a extraños dependerá de variables situacionales.

  • Tiene un carácter adaptativo y nunca es una reacción mecánica!!!

  • Los estudios muestran que si el desconocido controla la situación y realiza una aproximación inesperada, fría, y no está la madre, entonces hay una reacción universal (todos los niños sentirán miedo).

  • Si la situación la controla el niño (el extraño interacciona con la figura de apego, etc.) puede ocurrir que el niño reaccione con curiosidad y por lo tanto se active el sistema afiliativo.


Conclusión: El miedo a extraño siempre surge si la situación es percibida como estresante por el niño.


  1. Apegos múltiples y progresiva independización (13-16 meses).

  • Ampliación del círculo de apego. Establecen que sólo un 13% siguen manteniendo una sola figura de apego (Schaffer).

  • Establecimiento de una jerarquía de apegos. Todos los apegos tienen las mismas características y originan el mismo tipo de aproximaciones. Pero a pesar de eso hay una figura principal, con la que establece una jerarquía. También se observa una jerarquización en las actividades. Ej. Madre para pedir ayuda, abuelos para pagar, ...

  • Aumento de la autonomía debido a sus progresos lingüísticos y locomotrices. Mayor equilibrio entre apego y exploración. Puede ir el mismo a buscar la madre. Se aleja para explorar y volver a la persona de apego cuando quiera. Provoca un aumento de la tolerancia a las separaciones y si se encuentra bien no van a aparecer conductas de apego. Estas van a ser menos visibles. Bajo ciertas circunstancias las conductas de apego afloran. Ej. El miedo, una enfermedad, ir a la guardería, el nacimiento de un hermano. En el nacimiento de un hermano puede entorpecer el proceso de independización de un niño en la medida en que provoca una intensificación de las conductas de apego hacia los padres. También aparecen conductas regresivas (chuparse el dedo, lenguaje infantil, no quiere comer solo, retroceso en el control de los esfínteres), también aparecen conductas negativas (rabietas, celos) y también conductas sustitutivas (problemas de sueño, negativa a ir a la guardería, vómitos). ¿Que ocurre?. El conflicto es probable (además de cuando nace) que vuelva a aparecer cuando el hermano cumple 1 año. Cuando el crío cumple los dos años de vida el problema se supera. Si no nace un hermano, este periodo es conflictivo porque empiezan los padres a adiestrar al niño en el cumplimiento de las normas sociales. (Esto se puede o no hacer). Puede aparecer conflicto por aumento de exigencias.

  • A finales de este periodo (3 años) surge la conducta de concreción de metas. Esto surge como consecuencia de la discriminación del egocentrismo infantil. Es capaz de entender las motivaciones que rigen la conducta del otro. Empieza a ponerse en el lugar del otro, es capaz de demorar las recompensas.





Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos