Vermeer: espacio e identidad, siglo XVII. Reivindicación y desmantelamiento de los silencios de los mapas



Descargar 1.17 Mb.
Página2/5
Fecha de conversión28.01.2018
Tamaño1.17 Mb.
Vistas156
Descargas0
1   2   3   4   5
Conclusión.

A raíz del desarrollo de los temas, se puede apreciar que Vermeer fue un pintor que, a pesar de que se le reconoció su importancia hasta el siglo XX, pudo plasmar su contexto de manera simbólica. Aunque, como se aclaró en un principio, el estudio del simbolismo permite ampliar un panorama desde la interpretación como espectador, mas no nos va a definir certeramente lo que el autor quiso plasmar. Vermeer fue capaz de mostrar, en sus cuadros, sus ideales y su manera de pensar en paralelo con el paradigma social de su época. Se puede ver bastante claro en el empleo de los mapas, en su gusto por protagonizar a las mujeres, en la relación entre clases sociales, entre hombres y mujeres, la participación de la infancia en sus cuadros, de los científicos, sus alegorías en algunos cuadros, etc.

El Siglo de Oro fue un período de auge en todos los aspectos. El intercambio comercial gestado le permitió a Vermeer poder interactuar con otras culturas. Sin necesidad de viajar a Italia, la cuna del arte barroco, aprendió la técnica a la perfección. Vermeer es un ejemplo de la ideología calvinista plasmada en el arte. A su vez, fue un pintor peculiar, ya que su vocación por el arte fue inculcado gracias a que su padre comerció con el mismo. Su falta de dependencia de su talento le permitió ser abstracto en su expresión.

Su obra permite ver la cotidianidad de su cultura. Lo refleja desde lo ideológico, hasta lo histórico. En este aspecto, hasta el mismo Dalí opina, simbólicamente, el contenido de la escasa obra de Vermeer es bastante fructífero. De hecho, hizo un cuadro en honor a Vermeer. A pesar de que la biografía de Vermeer se ve limitada por las pocas fuentes que se tienen, con su obra nos permite ver al surgimiento de aquel pintor que ya no explayara su arte de acuerdo a parámetros y normas. Su expresión comienza a convertirse en individualizada, lo que el paradigma liberal va a consolidar e impactar en algunos pintores como Van Gogh en el XIX.

A lo largo del trabajo, se puntualizó, y por ende, ahora se puede interpretar, que el mapa dentro del cuadro funge como legitimador de poder y como un elemento de identidad. También legitima los silencios como los respectivos al protagonismo de las ciudades o de los Países Bajos dentro de cada mapa, los cuales fueron descubiertos por Vermeer con la intencionalidad de legitimar su identidad local. El simbolismo del mapa puede relacionarse como la presencia inherente del poder en la vida cotidiana de la sociedad.

No hay que olvidar en la educación calvinista se propuso la enseñanza de la geografía y la nueva geopolítica obtenida. En este sentido, en muchos de los pintores tuvieron la influencia tanto de la ciencia política, como de la educación nacionalista gracias a la prosperidad. El sentido de pertenencia se percibe desde un contexto general hacia uno local. En Vermeer existe una identidad holandesa, pero por sobre de ella se encuentra la “delftiana”.



Bibliografía.

Asemissen, Hermann Ulrich., Jan Vermeer: el arte de pintar, un cuadro de los oficios., México, ed. Siglo XXI, 1994.

Barnouw, A.J. Breve Historia de Holanda., Ed. Espasa-Calpe Argentina S.A., Argentina-México, 1951.

Burke, Peter. Venecia y Ámsterdam. Estudio de las elites del siglo XVII., Barcelona, Ed. Gedisa, 1996.

Chevalier, Jean. Diccionario de los símbolos., Ed. Herder, Barcelona; España, 1999.

Cirlot, Juan Eduardo. Diccionario de Símbolos., Ed. Siruela, Barcelona; España, 1969.

De Vries, Jan. The first modern economy: succes, failure and perseverance of the Dutch economy, 1500-1815., Cambridge University Press, Reino Unido, 1996.

Garrido, Coca. “Rembrandt: grabador experimental y la sociedad de su tiempo.”, en Arte, individuo y sociedad. Revista de arte., n° 10, 1998, pp. 125-146.

Genaille, Robert. La Peinture Hollandaise., Livre, Ed. Pierre Tisne, 1956, pp. 100-113.

Harley, Bryan. La Naturaleza de los mapas. Ensayos sobre la historia de la cartografía., Ed. Fondo de Cultura Económica, México, 2005.

Israel, Jonathan. The Dutch Republic: Its Rise, Greatness and Fall, 1477-1806., Oxford, Ed. Claredon Press, 1995.

Livieratos, Evangelos / Koussoulakou, Alexandra. “Vermeer’s maps: a new digital look an old master’s mirror” en e-Perimetrom, Vol. I, N° 2, 2006, pp. 138-154. Online [Disponible en: http://www.e-perimetron.org/Vol_1_2/Livieratos_Kousoulakou/Livieratos_Koussoulakou.pdf].

Mainstone, Madeleine-Rowland. Seventeenth century. Cambridge University, Ed. G. Gilli, 1997.

Morales y Marín, José Luis. Diccionario de iconología y simbología., Ed. Taurus, Madrid; España, 1984.

Panofsky, Erwin. El significado en las artes visuales., México; D.F., ed. Alianza Forma, 1983, pp. 17-43.

Ripa, Césare. Iconología., Ed. Makal, Madrid; España, 1996 [Original: 1593].

Schneider, Nobert, Vermeer, 1632-1674: sentimientos furtivos., Ed. Taschen, Hong Kong, 2006.

Vázquez Rocca, Adolfo. “La arquitectura de la memoria. Espacio e identidad.” en A paste rei. Revista de Filosofía., N° 37. Online [Disponible en: http://serbal.pntic.mec.es/~cmunoz11/vasquez37.pdf]

Voltaire (Arouet, François Marie), Le Siècle de Louis XIV., Barcelona, Ed. Nabu Press, 2006.



Anexos.





Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos