Ver edición web : secciones ver papel digital



Descargar 40.47 Kb.
Fecha de conversión24.05.2018
Tamaño40.47 Kb.
Vistas96
Descargas0

<

VER EDICIÓN WEB :SECCIONES

VER PAPEL DIGITAL DESCARGAR PDF DE ESTA EDICION

La Tercera

LA TERCERA EDICION IMPRESA | sábado 24 de octubre de 2015



Ingresa

 

Registro

 


















  • EDICIÓN IMPRESA

  • TENDENCIAS

  • Portada

  • País

  • Mundo

  • Negocios

  • Opinión

  • Cultura&Entretención

  • Deportes

Doctora en Psicología y experta en prevención de violencia.

María Jesús Comellas: "En la escuela se refleja la violencia que vemos en la sociedad"

Para Comellas, la solución a este problema es trabajar con los estudiantes para que exista una mejor convivencia a pesar de las diferencias.



por Myriam Bustos V.























0
















19




























El 2013 las denuncias por bullying aumentaron un 39% y de acuerdo a los datos del Ministerio de Educación (Mineduc), más del 86% de los escolares en el país ha sido testigo de abusos y violencia en la sala de clases. Estas cifras, de acuerdo a María Jesús Comellas, experta española en prevención de agresiones en la escuela, son “sobre dimensionadas”. Sin embargo, aclara que el bullying existe, pero que hay maneras de evitarlo.

Este sábado, la experta participará en la 3ª Conferencia Magistral de Familia y Escuela de la Fundación CAP, en el Centro de Extensión UC, en donde abordará este tema.

¿Por qué se da el bullying en las salas de clases?

Se dan porque hay violencia en la sociedad y está a la vista de todos. En el momento en que los niños ven la TV, las noticias, aparecen guerras, muertos y violencia, y si esto no se conversa, no se trata como un eje transversal, estos episodios van entrando en la mente infantil y acaban siendo una forma de comportamiento. Sólo se puede prevenir si hay un trabajo sistemático y educativo para pensar que la otra persona, aunque sea diferente de ti o porque tenga otros intereses o piense diferente, no por esto hay que enfrentársele. Al final, en la escuela se refleja la violencia que vemos en la sociedad. Las aulas no son una isla.

Las últimas cifras entregadas por el Mineduc reflejan que hay un alto porcentaje de niños que han dicho ser testigos de bullying y violencia en Chile ¿Cuál es su visión sobre esto?

Las cifras, en muchos momentos, están sobre dimensionadas. Si le preguntamos a un niño si le han insultado alguna vez en la vida, casi todos dirán que sí, que le han dicho fea, gorda, etc. Se enfoca la mirada en cosas puntuales y algunos casos son anecdóticos. El bullying nunca ha superado el 5 %, que es mucho.

¿Por qué entonces existe la sensación de que ha aumentado?

Sabemos más porque tenemos dispositivos con los que se puede fomentar la violencia. Los smartphone permiten que se cree un espectáculo. Antes, cuando pasaba, no lo sabíamos. Ahora que tenemos el dispositivo, se hace evidente y se dimensiona esta situación. Y es justamente esto lo que la escuela tiene que frenar.

¿Cómo se puede detener esto?

Al niño que comete el acto de violencia, se le hace protagonista y cree que es mejor que los demás. Ese es el problema del grupo. Si ya no existiera esto, el que comete el acto ya no tendría apoyo, pero sí el que lo recibe. También hay que trabajar con los profesores para mejorar la convivencia en el marco del grupo. Cualquier situación que se pueda dar de violencia, nunca es una cuestión individual, aunque haya 2 o 3 alumnos que sean los que hacen algún acto así. Está la persona que hace la acción inapropiada, la que lo recibe, pero es el grupo el que observa y el que da apoyo a la situación.

¿Qué tipo de proyectos o trabajos realiza para evitar estas situaciones e involucrar a los profesores?

Llevo a cabo un proyecto: el observatorio de la violencia en las escuelas, que es un programa para fomentar la convivencia y prevenir actos de agresión. Se implementa desde el 2004, y hemos pasado por muchos centros educativos de primaria y secundaria en Cataluña.

¿Cuáles han sido los resultados de este trabajo?

Hemos constatado que se han mejorado los vínculos afectivos entre los alumnos. Hay mayor empatía con los demás en la sala de clases, sobre todo en los temas que están asociados a cuestiones de inmigración o diversidad. Lo principal del trabajo es que, en parejas, hacemos que los menores se miren a los ojos y aprendan a tener consideración por el otro. De esta manera, ha mejorado la convivencia y las relaciones, lo que se constata cuando los adultos no están al rededor.

¿Se podría replicar este proyecto en Chile?



Por supuesto que sí. He propuesto que si quieren probarlo que piensen que pueden hacerlo. Por ahora, colaboramos con Argentina, en Buenos Aires, y en México. Para nosotros sería un placer que hubiera una mirada en ese sentido desde Chile.


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos