Universidad simon bolivar



Descargar 0.61 Mb.
Página2/4
Fecha de conversión19.12.2017
Tamaño0.61 Mb.
1   2   3   4

INTRODUCCION


El Proyecto Educativo del Programa de Administración de Empresas es el documento a través del cual se expone la identidad de nuestro programa, amparado en la misión, visión y el proyecto educativo institucional, buscando orientar los propósitos de formación y la construcción y actualización permanente

El proyecto educativo del programa acoge entonces en su misión, estructura axiológica e Ideario al Propósito Institucional Bolivariano de su modelo curricular, buscando a través del modelo pedagógico socio-critico, orientar la formación de administradores de empresas con una actitud visionaria, capaces de liderar el desarrollo de las organizaciones, respondiendo a las necesidades del mercado que enfrenta la empresa moderna garantizando su sostenibilidad y continuidad hacia futuro.

El proyecto educativo del programa inicia con la descripción de los aspectos generales del programa de administración de empresas, tales como su origen y creación, misión y visión institucional, los principios y valores que orientan la formación profesional, el Paradigma Científico de la formación profesional, los propósitos y objetivos de formación, el perfil y las competencias profesionales que debe tener el egresado y las principales características del plan de estudios.

Una segunda parte del documento está dedica al análisis de las funciones sustantivas, docencia investigación y extensión, definiendo sus políticas, objetivos, actividades y sistemas de evaluación, así como los aspectos metodológicos y los perfiles del docente bolivariano.

Posteriormente se procede a realizar un análisis de las prácticas profesionales, su objetivo y la importancia que tiene para el desarrollo de las competencias del egresado, además se describen las políticas y mecanismo de seguimiento al egresado, finalmente se describe la organización administrativa del programa



  1. GENERALIDADES DEL PROGRAMA

    1. CREACION Y LEGALIDAD DEL PROGRAMA DE ADMINISTRACION DE EMPRESAS


El Programa de Administración de Empresas, se crea mediante los acuerdos 01 y 02 de mayo de 1993 de la Sala General de fundadores de la entonces Corporación Educativa Mayor del Desarrollo Simón Bolívar, como una alternativa de formación profesional que contribuirá al desarrollo organizacional de las empresas del Caribe colombiano, el programa de Administración de Empresas fue aprobado mediante Resolución 014753 del 4 de junio de 1993 y el 2 de agosto de 1993 matricula sus primeros estudiantes.

El programa se encuentra registrado en el Sistema Nacional de Información de la Educación Superior (SNIES), con el código 15422, con metodología presencial y con una duración de diez (10) semestres; Obtuvo su primer registro calificado el 18 de agosto de 2006 mediante resolución 4762 y su renovación de registro calificado mediante resolución 10441 del 30 de agosto del 2012 por un término de 7 años; posee reconocimiento de alta calidad por el Ministerio de Educación Nacional mediante resolución 2510 del 30 de marzo de 2011, por una vigencia de 4 años.


    1. ESTRUCTURA ORGANIZATIVA DEL PROGRAMA


La estructura organizativa comprende una unidad académica administrativa, representada gráficamente en la figura N°1, cuya función primordial es garantizar la eficiencia en el logro de los objetivos del programa de administración de empresas a través de los procesos de planeación, coordinación y control de las actividades educativas desarrolladas mediante las funciones sustantivas.


    1. DIRECCIONAMIENTO ESTRATEGICO.


El programa de Administración de Empresas de la Universidad Simón Bolívar, con el fin de alcanzar sus objetivos y propósitos formativos, orienta sus esfuerzos y recursos hacia la efectividad, respeto por los demás y por la naturaleza para formar profesionales de alta calidad humana, dotado de los más sólidos valores éticos y morales, asumiendo como marco axiológico de comportamiento las normas que se dictan en el Código de Ética del Administrador, la ley 60 del 4 de noviembre de 1981 en la cual están consagrados los siguientes requisitos para ejercer la profesión dentro del territorio nacional.

El programa de Administración de empresas reflejará el direccionamiento estratégico institucional, acogiéndose a la misión, visión, principios, y valores de la Universidad Simón Bolívar, los cuales se presentan a continuación:


      1. MISION INSTITUCIONAL:


Somos una institución de Educación Superior sin ánimo de lucro, dedicada a la formación integral en los campos de las ciencias, las humanidades y la tecnología; al desarrollo de la investigación científica, la internacionalización y la promoción del desarrollo humano, cultural e ideológico, fundamentada en el ideario del Libertador Simón Bolívar de un ser ético, culto, autónomo y líder, constructor de una sociedad democrática, justa, solidaria y sostenible.

Para el cumplimiento de nuestra función social, contamos con talento humano idóneo, aplicamos el uso de las tecnologías de la información y la comunicación, y, articulados con el Estado, el sector productivo y la comunidad en general, propiciamos la equidad, la producción, actualización, la universalización de los saberes y los procesos de autoevaluación permanente para el mejoramiento continuo de la calidad de nuestro quehacer.

La Universidad Simón Bolívar valora y cultiva la identidad, la cultura y el respeto del ancestro.

      1. VISION INSTITUCIONAL.


En el año 2017 seremos reconocidos por nuestra cultura de calidad, la acreditación institucional y por ser dinamizadores del conocimiento y del desarrollo integral de la sociedad.
      1. PRINCIPIOS


Dignidad Humana: Creemos en el ser humano como sujeto de la historia, en su capacidad de crear, trascender y en su condición de ser inteligente que lo convierte en perfectible, preparado para desarrollar su máximo potencial, y en el respeto que cada persona merece por su condición misma de ser humano.

Autonomía: Creemos que es la esencia de la universidad, en tanto que hace posible la libertad de pensamiento, de expresión y de creación del individuo, basadas en la disciplina, la organización interna y el autocontrol que, en conjunto, propician la autorregulación.

Sinergia: Creemos en la integración de la suma de energías individuales que se potencian progresivamente, reflejándose sobre la totalidad de la Universidad y su contexto, generando dinámicas y creaciones colectivas.

Equidad: Creemos en la igualdad de oportunidades para el acceso y la participación en la educación superior, y la intervención de todos los miembros de la comunidad educativa en nuestros procesos, reconociendo las diferencias de los actores.


      1. VALORES


Ética: En todas nuestras actividades privilegiamos el estricto apego a la consideración del bien común, como base del bienestar individual y del compromiso con la sociedad.

Integralidad: Promovemos las distintas manifestaciones del saber, del hacer y del ser, para propiciar una relación del ser humano consigo mismo, con la sociedad, con la naturaleza y con la cultura que permita la articulación de sus dimensiones biológica, psicológica y social.

Libertad de Enseñanza, Investigación y Aprendizaje: Respetamos el derecho de nuestros docentes de exponer sus posiciones con rigor científico en su ejercicio docente e investigativo. El estudiante, a su vez, tiene el derecho de expresar sus argumentos y apropiarse del conocimiento en la materia que sea objeto de análisis. Todo esto bajo los límites del comportamiento ético y el respeto mutuo.

Responsabilidad: Nuestra comunidad educativa cumple sus deberes, ejerce sus derechos y asume las consecuencias que se desprenden de sus decisiones.

Convivencia: Promovemos el respeto, el diálogo claro, argumentativo y armónico, y el enfoque de bienestar colectivo.

Compromiso: Entendemos que la función transformadora de la Institución es una posibilidad de desarrollo para la sociedad. En este sentido, asumimos el cumplimiento de la misión a través de nuestros esfuerzos.

Calidad: Propendemos por la prestación de un servicio de educación superior, que trascienda las expectativas de la sociedad, basados en nuestra convicción de trabajo conjunto y el mejoramiento continuo.

Accesibilidad: Posibilitamos el ingreso universal a la educación superior de acuerdo con criterios y capacidades institucionales.

Participación: Posibilitamos a la comunidad educativa, la libertad para intervenir responsable, eficaz, eficiente, respetuosa y oportunamente en la vida institucional y su contexto

    1. PARADIGMA CIENTÍFICO DE LA FORMACIÓN PROFESIONAL


Existen distintas formas de pensar sobre la Administración como disciplina; Fayol la vio como una de las funciones de la empresa junto a las de operación, finanzas, mercadeo y gestión humana1; algunos como Drucker2 la consideraron como una profesión, otros como Minzberg la trataron como un oficio3. Lo importante es que los conocimientos, teorías y escuelas de pensamiento que se han venido acumulando desde el inicio de la Administración hacen que tenga un acervo interesante y una fundamentación teórica vigorosa; asimismo, es importante mencionar que la Administración ha influido en otras áreas del conocimiento como la ingeniería, la pedagogía y la política.

El objeto de la Administración, como disciplina, es el desarrollo de procesos a través de los cuales las empresas logren resultados en su operación; la administración de empresas se ha considerado como parte integral del área de las ciencias económicas y en el campo más amplio de las ciencias sociales, pero se alimenta de un alto número de disciplinas entre las cuales se destacan la Psicología, la Sociología, la Estadística y por supuesto la Economía; por todo lo anterior se puede concluir que la Administración es una disciplina de acción.

La Administración como disciplina independiente se inicia a comienzos del siglo pasado y su devenir se puede trazar según las siguientes etapas de cambio: escuela clásica, escuela humanista, teoría situacional, gerencia estratégica y gestión competitiva.

La Escuela clásica, inicia el discurso administrativo y permite establecer los fundamentos de la administración como disciplina relativamente autónoma con aportes de Taylor y Fayol. El primero de ellos estudia el trabajo metódicamente lo cual permite

que el administrador planee o estudie la labor. Fayol establece el concepto de áreas funcionales de la empresa, define las funciones administrativas entendidas como las actividades generales que debía desarrollar un administrador, dejando planteado el papel del mismo en la empresa. Con este aporte, se sientan las bases para construir la primera teoría de la administración orientadora de las futuras teorías de la Gerencia, pues permite identificar los procesos, las áreas y el impacto que las actividades que se desarrollan en ellas y la forma cómo estas influyen sobre la dinámica de la empresa.

Posteriormente, la Escuela humanista se encarga de introducir el concurso del ser humano en la gestión; los experimentos de Elton Mayo4 descubren el componente psico-social que permite el aumento de la productividad en la administración; este aporte señala el camino para la investigación en administración.

Continuando con el concurso del Ser Humano en la gestión administrativa, emerge un importante aporte realizado por el teórico Douglas Mc Gregor quien propuso las teorías X y Y5, que definen dos estilos de gestión opuestos pero complementarios; los estilos de dirección cambian a partir de estas nuevas consideraciones.

Subsiguientemente Abraham Maslow plantea la escala de necesidades, con la cual realiza un aporte valioso sintetizado en que el conocimiento del elemento humano es un importante factor de competitividad gerencial. Frederick Herzberg6 plantea su clasificación de incentivos, elemento vital en la búsqueda de resultados en la gerencia moderna.

Enriquece las teorías fundantes de la Administración el trabajo de Lickert quien en una investigación desarrollada mediante encuesta, concluye que el estilo efectivo de administración es el participativo, para obtener altos resultados en el desempeño de una empresa. Desde el punto de vista metodológico, Lickert inauguró los estudios estadísticos en administración.

Los teóricos anteriormente mencionados, pertenecientes a la escuela humanista consideraron el factor humano como imprescindible en la Administración de Empresas, movimiento que hoy desemboca en los trabajos de inteligencia emocional planteados por Goleman, y la teoría de las inteligencias múltiples introducida por Gardner que en la actualidad se encuentran en plena vigencia y son referente valioso en el desarrollo profesional de un alto ejecutivo.

Enriquece el contexto teórico de la Administración la teoría situacional, planteada por Burns y Stalker,7 basada en el enfoque de la empresa como sistema abierto que busca adaptarla al contexto; el planteamiento principales se aplican tipos específicos de gestión acordes con el estado del entorno; esto significa que los sistemas de gestión empleados están condicionados por la situación en que se encuentre la empresa, entendiendo la palabra situación como el conjunto de aspectos del entorno y del ambiente interno que caracterizan un estado real, presente y puntual.

Dentro del enfoque situacional, como aporte importante para el futuro desarrollo de la Administración, emerge la teoría de Chandler8 quien descubre que la estructura que emplean las empresas varía con relación a la estrategia que utilicen. Una segunda teoría situacional planteada por Burns y Stalker9 y reforzada por Lawrence y Lorsch10 sostiene que el tipo de estructura que una empresa emplee depende del estado del entorno donde ella se ubique. Finalmente se trae como referente teórico para la Administración la teoría del liderazgo de Fiedler11 quien propuso que el estilo de dirección que emplee un determinado dirigente depende se la situación en la cual se desarrolle su liderazgo.

Como un aporte más reciente al compendio de las teorías Administrativas, la teoría de la Gerencia estratégica, lanza la planeación estratégica basada en dos tesis centrales:


  • Se debe planear la empresa como totalidad, no como una serie de áreas dispersas o especializadas (áreas empresariales de Fayol)

  • La empresa debe responder al estado del entorno.

Aparece así el proceso de planeación estratégica, herramienta esencial en la gerencia moderna consistente en estudiar el entorno y en examinar lo interno para determinar los objetivos y la estrategia. Se destacaron en esta fase autores como Steiner y Ansoff, este último, uno de los teóricos más creativos en el área, quien introdujo una clasificación de las estrategias de crecimiento empresarial y de relación del producto con el mercado que se ha mantenido vigente hasta hoy.12

Este mismo autor dio el salto al concepto de gerencia estratégica extendiendo la aplicación de la planeación a la estructura, el liderazgo, el control y la cultura organizacional. El desarrollo estratégico es una de las más firmes tendencias en el desarrollo de la Administración, y ha sido de gran utilidad para su desarrollo.

Finalmente en el recorrido teórico de la Administración se introduce el tema competitividad13, aunque este ya había sido antes introducido en la economía. El primer modelo competitivo lo planteó Ohmae14, quien decía que los actores claves de la competitividad eran: la compañía, el cliente y los competidores.

A comienzos de los ochenta, Michael Porter lanza su modelo de fuerzas competitivas de la industria en el cual se adicionan nuevos actores de la competitividad. El modelo incluye a los rivales y los consumidores y adiciona los proveedores, los entrantes y los sustitutos. Este es realmente un modelo de entorno competitivo que permite ver cómo es el contexto empresarial de rivalidad, que ha tenido mucha aceptación en el ámbito disciplinar. A mediados de los ochenta, el mismo autor formula su modelo de cadena de valor, donde se establecen las actividades primarias o de apoyo de la empresa, para la competitividad, el cual esencialmente es de carácter interno y permite evaluar el estado de competitividad de una empresa y como consecuencia de ella, su ventaja competitiva. El modelo de Porter se traslada al ámbito de nación y desarrolla su modelo de diamante, donde se incluyen los siguientes elementos: dotación de recursos, industrias relacionadas, condiciones de demanda, estrategia, rivalidad y estructura.15

El modelo de recursos y capacidades aparece posteriormente destacando los recursos de la empresa en lo que tiene que ver con sus características distintivas para la competitividad. Unos autores que dan un giro desde las actividades hacia las habilidades fueron Hamel y Prahalad quienes introdujeron el concepto de competencias centrales como el conjunto de conocimientos y técnicas que le permiten a una empresa competir en el mercado.

Los sistemas empresariales de gestión, emergen dentro del cúmulo de teorías fundantes de la Administración, los cuales se destacan el de gestión de calidad, servicio al cliente y gerencia innovadora, este último basado en una estrategia de diferenciación concentrada en el cambio radical de productos, servicios y procesos, sustentado por el recurso humano innovador, que se fundamenta en la creatividad.

A raíz del descubrimiento de que el mundo avanzaba hacia una sociedad basada en la información y el conocimiento, Toffler y Naisbitt plantean la necesidad de que se administre el conocimiento con fines competitivos, por lo que aparece una tendencia a mirar el pensamiento y su utilización. La primera manifestación al respecto fue la propuesta de aprendizaje organizacional que hizo Senge desde el MIT16, la cual recuperó a su vez los aportes realizados por Argyris, un representante de la escuela de las relaciones humanas. Esencialmente Senge miraba el aprendizaje organizacional como un proceso de cambio en la conducta de la empresa.

El programa de Administración de Empresas de la Universidad Simón Bolívar se fundamenta teórica y epistemológicamente bajo una concepción Humanista, consciente de que los aportes iniciados por Mayo, Lickert y Maslow, sentaron las bases de la moderna administración por concebir al ser humano como su elemento central y motor fundamental en el logro del éxito de toda organización; este enfoque humanista es coherente con el Horizonte pedagógico socio critico propuesto institucionalmente, que da cabida al ser pensante, crítico, reflexivo, con pertinencia social y habilidades para actuar en un mundo globalizado. Es claro que los avances en la fundamentación teórica de la Administración, dan cabida a la integración de otras variables de gran importancia a las que también se acoge conceptualmente nuestro programa, como las de la teoría situacional propuesta por Chandler, que conciben que la moderna empresa debe ante todo adaptarse a su contexto para poder actuar en concordancia con las demandas del entorno; de igual forma el programa se acoge epistemológicamente a pensadores como Peter Senge, quien a través de su teoría del aprendizaje organizacional propuso los procesos de cambio en la conducta de la empresa, concepto que cobra gran vigencia en el actual entorno turbulento en el que las empresas necesitan revisarse y repensarse para transformarse en empresas que aprenden y se transforman.




    1. Compartir con tus amigos:
1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad