Universidad Que Promueve la Salud una propuesta en Construcción, un reto posible hacia la formación integral de los y las jóvenes Doctora Sonia Valencia Yepes Bienestar Universitario Universidad Tecnológica de Pereira



Descargar 58.72 Kb.
Fecha de conversión15.05.2019
Tamaño58.72 Kb.
Vistas39
Descargas0

Universidad Que Promueve la Salud una propuesta en Construcción, un reto posible hacia la formación integral de los y las jóvenes
Doctora Sonia Valencia Yepes

Bienestar Universitario

Universidad Tecnológica de Pereira
RESUMEN:
Muchos han sido los esfuerzos que desde diferentes disciplinas se han formulado y realizado buscando aportar a la formación integral de los y las adolescentes y jóvenes. Los desafíos del mundo actual generan nuevos riesgos a los y las jóvenes. Nuestro papel como profesionales de la salud y la educación es buscar, explorar, estudiar y desarrollar estrategias coherentes con las características de los y las estudiantes, que generen transformaciones efectivas. Para lo cual es necesario reconocer a los y las jóvenes como sujetos de derechos, con múltiples potencialidades y con factores que les afectan. Reconocernos como personas adultas con creencias e imaginarios que afectan nuestro quehacer. Y finalmente enfrentar los retos que la realidad de nuestro entorno nos plantea. En el caso de la universidad el reto principal es aprender de las experiencias que se han tenido en la educación básica y media, al mismo tiempo que se identifican las características que le diferencian como institución, su dinámica y población estudiantil.
Con frecuencia cuando escuchamos de personas adultas opiniones acerca de la juventud, estas se enfocan hacia temas como el Abuso de psicoactivos, embarazos no deseados, “perdida de valores”, la falta de participación, su rebeldía, y una larga lista de situaciones en las cuales los y las jóvenes suelen ser señalados como el “problema”.
La preocupación por la juventud se formula frecuentemente en relación a la construcción de un futuro. El tema y los señalamientos no son nuevos, cada generación al llegar a la adultez parece olvidar los días de su adolescencia y juventud, las búsquedas y experimentaciones, las preguntas y la energía que a flor de piel distinguen estas épocas de la vida.
Desde los campos de la Educación y la Salud no nos son ajenas las preocupaciones alrededor de los temas planteados, como tampoco las actitudes e imaginarios de la mirada adulta sobre adolescentes y jóvenes.
Y es que la información que las investigaciones en áreas de las ciencias de la salud, y sociales muestran, refuerzan estas preocupaciones. Por una parte es evidente que las generaciones actuales tienen unas condiciones sociales de riesgo adicionales a las que les preceden y por otro lado los avances tecnológicos ofrecen oportunidades pero también surgen preocupaciones y tensiones que exigen de los y las jóvenes unas habilidades que no necesariamente tienen para enfrentarlos adecuadamente. Por tal razón es cierto que hay un aumento dramático y preocupante de ansiedad, depresión y suicidio, el abuso de psicoactivos especialmente los legales alcohol y tabaco se inician ente los 11 y 13 años de edad,1 frecuentemente se adoptan actitudes de riesgo por la creencia de su invulnerabilidad, y a pesar de los avances en información y métodos, la regulación de la fecundidad continúa dejándose frecuentemente al azar.
La pregunta sobre el ¿qué hacer? nos ha desvelado a muchos, y otros han caído en la desesperanza al ver que no funcionan sus esfuerzos. Sin embargo, la búsqueda de caminos es y seguirá siendo un reto, principalmente cuando entendemos que no hay soluciones mágicas, que este vivir como seres sociales, es complejo y cambiante, que las cosas y las personas no son solamente como aparentemente las vemos; y por tanto los y las adolescentes y jóvenes cambian, son diferentes, diversos, y no son solo lo que aparentan, es necesario escucharles, hablar con ellos y ellas que nos llenan de optimismo porque siempre es posible construir un mundo mejor.
Pero además es necesario recordar que el mundo no es solo lo que percibimos por nuestros sentidos, la historia no comenzó ni termina con nosotros. Paradójicamente a quienes nos movemos en campos de las disciplinas científicas y sociales a veces no buscamos las posibles soluciones en las investigaciones, en los conocimientos científicos, en las experiencias históricas y en las alternativas recientes que muchas personas están proponiendo y desarrollando alrededor de los temas que nos preocupan.
En cuanto al abordaje que desde educación y salud hacemos con la población adolescente y joven, las experiencias exitosas en el mundo refieren algunos puntos fundamentales para tener en cuenta como son:


  • Conocimiento de la población y del entorno, para basarse en la realidad concreta que viven los y las jóvenes.

  • Garantizar continuidad pues acciones puntuales no son efectivas

  • Participación en todo el proceso de los y las jóvenes, lo cual favorece el desarrollo de los puntos anteriores y permite la apropiación de la estrategia.

  • Articulación de esfuerzos desde diferentes instancias internas y externas (redes sociales, alianzas intersectoriales)

  • Diseño de planes a partir de la identificación de asuntos, problemas o situaciones definidas como prioritarias.

  • Transverzalización: Articulación con lo curricular explicito y oculto, participación y compromiso de los diferentes estamentos educativos y de salud, en los diferentes momentos de actuación.

  • Evaluación periódica de los procesos, seguimiento y medición de impacto.

  • Metodologías Participativas, interactivas que propicien fortalecimiento de habilidades para la vida, intervenciones a nivel individual, interpersonal.

  • Y finalmente se enfatiza en que se apunte a la autonomía de los y las jóvenes para que se apropien no solo de la estrategia sino de sus propias vidas.

Estos puntos referidos han ido emergiendo a medida que se van sacando lecciones de diferentes experiencias de trabajo tanto desde la Salud como desde la Educación. Y es especialmente con el desarrollo de Escuelas Saludables, actualmente Instituciones Educativas que Promueven la Salud,2 donde me parece que se ha logrado sintetizar una propuesta estratégica de trabajo que ofrece la oportunidad de integrar las fortalezas de los diferentes actores. Así, de una manera planeada, intencional, priorizada, el sector salud aporta sus conocimientos e interviene, educación articula con el PEI, transversaliza el currículo explícito y oculto, y permite la intervención de otros actores sociales, institucionales que pueden contribuir a la formación integral de los y las estudiantes. Planteando como uno de sus pilares fundamentales la participación de los y las niñas, adolescentes y jóvenes en todo el proceso.


La estrategia de Instituciones Educativas que Promueven la Salud (IEPS) tienen como elementos fundamentales:3



  • Políticas Escolares Saludables

  • Entornos físicos y Psicosociales Saludables

  • Habilidades individuales relacionadas con la salud y competencias para la acción. O Educación para la salud.

  • Vínculos con la Comunidad. Participación

  • Servicios de salud y Bienestar. (incluyendo actividad física y nutrición)

Esta mirada plantea retos grandes como son:




  • Plantear planes que obedezcan a prioridades establecidas para cada institución educativa.

  • Articular proyectos institucionales y temáticas de promoción de la salud (PSA,sexualidad,etc), por medio de la transverzalización y enfatizando en el fortalecimiento de las habilidades para la vida.

  • Garantizar una real participación de los y las estudiantes.

El primer reto nos convoca a conformar Equipos Gestores o Mesas Institucionales participativas con personas comprometidas, con quienes se realicen procesos de planeación participativa, partiendo de Diagnósticos Situacionales, aplicando métodos de investigación etnográfica, en el aula, etc.

Sobre el segundo reto quiero enfatizar en el reto de investigar acerca de teorías pedagógicas, psicológicas, sociales 4 que proponen estrategias de trabajo con los y las jóvenes con base en el estudio de sus características cognitivas, afectivas y de desarrollo general.5 “que se consideren los deseos, necesidades, género, cultura y etapas del desarrollo del adolescente para aumentar la efectividad y diseñar programas respetuosos de la voluntad de los adolescentes, sus familias y comunidades”6

Teorías que promueven el cambio de conducta de los y las adolescentes desde una perspectiva ecológica, que toma los niveles individual, interpersonal, comunitario y de políticas.

Desde lo individual:


  • Modelo de creencias en salud

  • Modelo de etapas de cambio

  • Teoría de la acción razonada y la conducta planificada

  • Teoría de colocación de metas

  • Teoría de autorregulación

  • Teoría de búsqueda de sensaciones

Desde lo interpersonal:




  • Teoría Socio- cognitiva / aprendizaje social

  • Teoría de Redes y Apoyo Social

  • Modelo efectivo de crianza / ajuste bajo stress económico y pobreza

  • Teoría de resiliencia

  • Teoría de stress y mecanismos de adaptación / respuesta

Desde lo comunitario:




  • Organización comunitaria

  • Teoría de difusión de innovaciones

  • Teorías de cambio organizacional

El tercer reto puede abordarse con el avance en el conocimiento de los y las jóvenes que planteó el reto segundo, pero especialmente parte de la voluntad y decisión de nosotros como adultos.

Todas estas reflexiones se aplican en todos los niveles de educación que involucre población joven. Por esto, ya se han estado desarrollando iniciativas en varias universidades europeas7, canadienses, y en América Latina llevan un camino recorrido especialmente desde el 2003 universidades de Chile.8

En Colombia hay experiencias como la de la Universidad Javeriana, Universidad de Antioquia y Universidad Industrial de Santander, que están trabajando la estrategia de Universidades que Promueven la Salud.

Los y las jóvenes universitarias cada vez ingresan con rangos menores de edad, lo cual aunado con la tendencia mundial a una adolescencia más tardía 9(hasta los 26 años incluso), y la situación de dependencia que su actividad estudiantil les implica a la mayoría, sugiere que muchos de las reflexiones y experiencias llevadas a cabo en educación básica primaria y secundaria tienen aplicabilidad en las Universidades.
En la Universidad Tecnológica de Pereira desde Bienestar Universitario hemos estado acercándonos a la estrategia y empezando a buscar su implementación como una manera de aportar de forma efectiva a la formación integral de la comunidad estudiantil.
La implementación de la estrategia de Instituciones Educativas que Promueven la Salud en las universidades diferencias importantes con las instituciones de educación básica y complementaria:



  • En el ambiente universitario a diferencia de los colegios y escuelas, se encuentran grupos variados de estudiantes, relaciones más distanciantes de profesores.

  • Calendarios académicos por semestres de 16 semanas con muchos docentes

  • Cargas académicas y horarios muy variados y frecuentemente cargados

  • Existencia de concepciones y creencias que subestiman la formación integral frente a la formación profesionalizante.

  • Los y las jóvenes atraviesan por cambios significativos en su vida cotidiana que les exige una mayor autonomía.

  • Patrones de diversión y uso del tiempo libre con menor valoración de actividades deportivas y culturales, entre otros.

Todo lo anterior requiere una adaptación a realizar para obtener resultados efectivos.


El Equipo Gestor se ha ido conformando aprovechando la existencia de la Política de Prevención Integral, adoptada por el consejo Superior en el año de 2002 y que supone la conformación de una instancia participativa con el nombre de Comité de Prevención.
En este comité, hemos contado con la participación de docentes de diferentes facultades, con quienes se ha adelantado un diagnóstico inicial, complementado con visitas a salas de profesores, estadísticas de los servicios de Salud de Bienestar Universitario, e información estadística de morbilidad del entorno.
Se convocó a sesiones para socializar la estrategia como un proceso en construcción y vincular a los y las estudiantes, con muy poca respuesta efectiva.
Con el apoyo de docentes de la Universidad, Secretaría de Salud, personal de Bienestar, se han realizado revisiones de temas como Promoción de la Salud y Educación para la Salud, Abuso de Psicoactivos, Tutorías para disminución de la Deserción y estrategia de Habilidades para la Vida.
Además en el contexto del Macroproyecto que busca disminuir la Deserción se propuso un eje de Universidad Saludable, dentro del cual se ha tenido la experiencia de conformar unos Comités Técnicos que con participación de profesionales de la Salud, Educación, Ciencias Sociales, Administración y del Área de Bienestar Universitario, comenzamos la formulación de un componente de Educación para la Vida. Iniciando con las bases de una Cátedra orientada a estudiantes de primer semestre, que desarrolle las temáticas establecidas como prioritarias: Proyecto de Vida, Sexualidad Responsable, Promoción de la Salud Mental (abuso de Psicoactivos, depresión), Gestión del Riesgo, Salud Ocupacional y Nutrición.
El año pasado se identificaron unas dificultades que no permitieron el avance esperado, como fueron:


  • Vinculación de los docentes del Comité de Prevención al Macroproyecto de deserción con actividades de tutorías que implicó capacitaciones, y falta de tiempo.

  • Dificultades para articular el planteamiento del trabajo del Comité de Prevención en la estructura de la Universidad, en parte por falta de sensibilización y conocimiento de la estrategia por niveles de decisión, y por falta de desarrollo de la Política de Prevención.

  • Dificultades para la vinculación de estudiantes a la propuesta, por falta de tiempo(¿), apatía, desconfianza y posiblemente falta de comprensión de la propuesta.

Buscando superar estas dificultades, para este año se ha articulado más el trabajo con el Macroproyecto de Deserción especialmente en el tema de servicios de salud. Se ha profundizado en el conocimiento de estrategias como habilidades para la vida, políticas de salud sexual y reproductiva para población joven, educación para la sexualidad y construcción de ciudadanía.


Se incluyó Universidad que Promueve la Salud y sus elementos en el Plan de Desarrollo Institucional. Se está trabajando conjuntamente con el Centro de Estudios de Genero y con estudiantes de Pedagogía Infantil, Etnoeducación y Desarrollo Comunitario, Artes visuales y Administración del Medio Ambiente en la Inserción del Enfoque de Genero en el Plan de Desarrollo y en la idea de conformar un semillero de investigación para desarrollar temáticas de educación, salud y formación integral.
Se está trabajando además la formulación de una Resolución y la formulación de un Programa de ambientes libres de humo en la universidad.
Finalmente esperamos que antes de terminar este año podamos tener Universidad que promueve la salud como parte del Plan de Desarrollo Institucional, el Equipo Gestor (Comité de Prevención) fortalecido y funcionando, con un plan de trabajo formulado para el próximo año.
De esta manera buscamos enfrentar los retos e implementar la estrategia de Universidad que Promueve la Salud:


  • Políticas Universitarias Saludables:

    • Resolución de Entornos Libres de Humo

    • Política de Prevención Integral actualizada




  • Entornos físicos y Psicosociales Saludables

    • Programa de Ambientes libres de Humo

    • Articulación con cultura ciudadana y convivencia social




  • Habilidades individuales relacionadas con la salud y competencias para la acción. O Educación para la salud.

    • Grupos piloto de Cátedra para estudiantes de primer semestre en temas de formación para la vida.

    • Apropiación y formulación de alternativas de implementación de la estrategia de habilidades para la vida en la Universidad




  • Vínculos con la Comunidad. Participación

    • Comité de Prevención (Equipo Gestor) funcionando regularmente

    • Afianzamiento de alianzas con instituciones como PROFAMILIA, Secretaría de Salud Departamental, APÓYAME, PROYECTO COLOMBIA

    • Fortalecimiento de los comités de Apoyo al Bienestar existentes y conformación de los faltantes.

    • Reuniones regulares de comités Técnicos por temas prioritarios.




  • Servicios de salud y Bienestar. (incluyendo actividad física y nutrición)

    • Elaboración de Plan de trabajo para 2008, Bienestar Universitario y Comités de Apoyo al Bienestar por Facultades.

    • Fortalecimiento de los servicios amigables de salud

La construcción de este tipo de estrategias requieren una evaluación constante, un esfuerzo grande por hacer realidad la articulación de esfuerzos desde las diferentes disciplinas, instancias y estamentos. Para lo cual la contribución de todas y cada una de las personas es muy importante.



1Bravo, Amanda, Martinez R. Victor. Estrategia Instituciones Educativas Libres de Humo. Minprotección Social Bogotá. 2005.

2 Escuelas Promotoras de la Salud. Fortalecimiento de la iniciativa regional. Estrategias y líneas de acción 2003-2012. Serie Promoción de la Salud N 4 OPS Washington 2003.

3 St Leger, Lawrence. Protocolos y Directrices para las escuelas promotoras de la salud. Unión Internacional de Promoción de la Salud y Educación para la Salud (UIEPS). Universidad Deakin Melbourne. Australia.

4 Libertad, Martin Alfonso. Aplicaciones de la Psicología en el Proceso Salud Enfermedad. Rev Cubana Salud Pública v.29 n.3 Ciudad de La Habana jul.-sep. 2003

5 ROS RAHOLA, Rosa y Otros, Manual de Salud Reproductiva en la Adolescencia. Capitulo 1 La Adolescencia: Consideraciones Biológicas, Psicológicas y Sociales. España.

6 Breinbauer, Cecilia. Cómo construir un programa en prevención de Salud para Adolescentes? OPS 2003.

7 Plan Universidad Saludable. Unibertsitate Osasuntsurako Plana 2005-2010 Universidad Pública de Navarra

Nafarroako Unibertsitate Publikoa (ACUERDO MARCO DE COOPERACIÓN ENTRE LA UNIVERSIDAD PÚBLICA DE NAVARRA Y EL DEPARTAMENTO DE SALUD DEL GOBIERNO DE NAVARRA)




8 Lange, Ilta. Guía para universidades saludables y otras instituciones de Educación Superior. Universidad Católica de Chile- Universidad de Chile- OMS- OPS. 2006.

9 Antia de Cabrera, Maria Teresa, y otros. La Universidad Adolescente. Fondo SURGIR FES. Colombia Abril 1997.






Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos