Universidad nacional de educación a distancia



Descargar 1.18 Mb.
Página7/13
Fecha de conversión03.12.2017
Tamaño1.18 Mb.
Vistas412
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   13

Primera hipótesis
Esperamos encontrar que las atribuciones al prejuicio (externas específicas) tengan una función protectora de la autoestima y la satisfacción vital. Por el contrario, las atribuciones al prejuicio estarán relacionadas de forma negativa con la depresión. Según Major y cols. (2002) realizar una atribución al prejuicio de los demás tiene consecuencias positivas para la persona que la realiza porque evita asumir las culpa ante un resultado negativo. Del mismo modo esperamos hallar que las atribuciones externas generales (causa fuera del sujeto) se relacionarán de forma positiva con el bienestar psicológico de los obesos puesto que como sostienen los autores señalados el evitar asumir la responsabilidad ante un resultado negativo siempre se correlaciona con un mejor estado de ánimo. También es de esperar en función del modelo expuesto por estos autores que las atribuciones internas y a la obesidad (internas específicas) se hallarán relacionadas con peores síntomas de salud psicológica (más depresión y menos auto estima y satisfacción).


Segunda hipótesis
También esperamos hallar una relación negativa entre appraisals dañinos (evaluación de una situación de discriminación como estable, global, grave e incontrolable) y bienestar psicológico. Según Eccleston y Major (2006) el hecho de valorar las situaciones de discriminación como duraderas en el tiempo (estables), dañando diversas parcelas vitales (globalidad) de manera extrema (gravedad) y con pocas posibilidades de hacer algo para remediarlas (incontrolabilidad) produce que la posibilidad de ocurrencia del fenómeno del estrés sea mucho más probable. Por otro lado, si la persona percibe que esa discriminación es un hecho puntual o aislado (baja estabilidad), muy relacionada con un único contexto (baja globalidad), carente de importancia (baja gravedad) y con posibilidades de erradicarla (baja incontrolabilidad) la persona mantendrá intacta su autoestima y su satisfacción vital (y además no sufrirá estados depresivos elevados).
Tercera hipótesis
En siguiente lugar esperamos encontrar una relación negativa entre experiencias de discriminación (tanto las sufridas como las percibidas) y bienestar psicológico. Es decir, esperamos que a mayor número de experiencias de rechazo (discriminación directa) y cuanto más perciban los sujetos que están siendo excluidos por su peso (conciencia del estigma) peor será su salud psicológica (menor autoestima y satisfacción vital y mayor depresión). Realizamos esta distinción siguiendo el modelo de Stangor y cols. (2003) sobre discriminación directa e indirecta ya que como vimos son conceptos diferentes. Así, puede producirse una discriminación directa cuando la persona estigmatizada está cobrando menos en un empleo o se la rechaza en una entrevista de trabajo por su mera adscripción grupal pero no tiene por qué producirse (o sí) que la persona perciba que por el mero hecho de pertenecer a un colectivo determinado (en nuestro caso los obesos) se les esté discriminando o rechazando (discriminación indirecta de acuerdo a la terminología de Stangor). Este último fenómeno ha sido estudiado con profusión con Pinel (1999) que en vez de denominarla con esta terminología lo hace con el de conciencia del estigma. Los estudios reseñados ponen de manifiesto que ambos tipos de discriminaciones se relacionan con una peor salud psicológica.
Cuarta hipótesis
También esperamos que una mayor puntuación en identificación grupal lleve asociada una mayor salud psicológica (medida a través de la autoestima, la satisfacción vital y los estados depresivos bajos). Como hemos visto según Branscombe y cols (1999) la identificación grupal protege la autoestima de los miembros de colectivos desfavorecidos ante situaciones de discriminación o rechazo. Sin embargo algunos autores (Garstka y cols., 2004) postulan que sólo podrán salvaguardar su autoestima aquellos estigmatizados que perciben que la movilidad social es imposible. Es decir según estos autores las personas obesas que crean que es factible llegar a ser delgada no lograrán a través de la identificación grupal sobrellevar el prejuicio y la discriminación. Por lo tanto, esperamos que cuando la persona obesa carezca de control sobre su propio peso, la identificación tendrá una relación mayor con el bienestar que cuando el obeso sea capaz de ejercer un control sobre su propio peso.
Quinta hipótesis
Por otro lado, esperamos hallar que las estrategias de afrontamiento centradas en la tarea se relacionen de forma positiva con la salud psicológica de los obesos (más autoestima y satisfacción vital, y menor depresión). Por el contrario, el coping centrado en las emociones conllevará un peor bienestar para este colectivo. Como hemos mencionado en la segunda fase de valoración de las situaciones de discriminación, y tras haber hecho un appraisal primario que asume que la situación es amenazante, es el momento para que el estigmatizado se dé cuenta de si tiene recursos para afrontarla o no. Carver y cols. (1989) argumentan que la búsqueda de apoyo social (coping centrado en la tarea según su terminología) se asocia con una buena salud psicológica, mientras que Puhl y Brownell (2003) encuentran que la minimización de la importancia de la apariencia física o la negación de la controlabilidad del peso son maneras adaptativas de afrontar el prejuicio para las personas con obesidad.
3.2. Método
3.2.1. Muestra
Los participantes fueron 95 personas obesas que contestaron voluntariamente a un cuestionario sobre situaciones de discriminación por el peso (ver Anexo 1). 63 eran mujeres y 27 hombres (5 no especificaron su sexo), con una media de edad de nuestra muestra de 39,54 (D.T. = 11.18). Un 32% poseía estudios primarios, un 33,3% secundarios y un 34,6% estudios universitarios. Con respecto a su situación laboral el 22,2% se encontraba sin trabajo, y del porcentaje de personas que tenían trabajo (77.8%) el 55.9% poseían un puesto fijo. El IMC medio de nuestra muestra fue de 42.61 (D.T. 9.76).
3.2.2. Procedimiento
Los participantes, procedentes de la asociación de obesos de Canarias (OBECAN) y de la asociación obesidad, familia y entorno (ASOFE) rellenaron el cuestionario de forma voluntaria. Cada cuestionario se entregaba a los participantes junto con unas instrucciones explicativas para que pudieran rellenarlo por su cuenta. Los cuestionarios se entregaron a los presidentes de la asociación OBECAN y ASOFE y éstos a su vez a todos los miembros que estaban dispuestos a colaborar en el estudio. Por su longitud algunos de los cuestionarios entregados no fueron devueltos. Posteriormente, tras su cumplimentación, los participantes enviaban por correo los cuestionarios ya rellenados. Los criterios de inclusión para formar parte de nuestra muestra era que estuvieran diagnosticados como obesos, es decir, que tuvieran un Índice de Masa Corporal superior a 30, y que tuvieran más de 18 años de edad.
3.2.3. Instrumentos
Se planteó a nuestra muestra de obesos las situaciones de discriminación recogidas por Brascombe y cols. (1999). En el trabajo original de estos autores se recogían un total de 10 situaciones de rechazo típicas de los afro-americanos. En nuestro estudio adaptamos las situaciones a aquellas que los propios obesos relatan como problemáticas (Karlsson, Taft, Sjöström, Torgerson y Sullivan, 2003) y que han sido recogidas en el apartado 2.2. En el Cuadro 1 se pueden ver las situaciones de discriminación que se les planteó a los participantes. La respuesta se midió en una cuádruple escala, para medir en qué medida hacían una atribución interna general, a la obesidad (interna específica), a los prejuicios de los demás (externa específica) o bien una atribución externa general (Crocker y Major, 1989). Posteriormente se les preguntaba a los participantes si habían vivido una situación similar a la que se les había planteado. Mediante esta variable se obtuvo el número de experiencias de discriminación directa sufridas por los participantes de nuestra muestra.
Cuadro 1: Situaciones de discriminación

Nombre del cuestionario

Escala de situaciones de discriminación

Fiabilidad

Atribución interna: α= .63

Atribución externa: α = .66

Atribución a la obesidad: α = .77

Atribución al prejuicio: α = .78



Ítems


1. Supón que haces una entrevista para un trabajo para el que estás cualificado. Después de la entrevista te comunican que no has conseguido el trabajo.

2. Supón que estás atraído por una persona y le pides una cita, y él/ella te rechaza.

3. Supón que tu jefe te dice que no trabajas tan bien como el resto de tus compañeros.

4. Supón que vas a una tienda y el/la dependiente/a parece atender antes a otros clientes antes que a ti.

5. Supón que vas al médico y que éste te atiende rápidamente y sin hacerte mucho caso.

Escalas

1 (no debido a mi culpa) a 6 (debido a mi culpa)

1 (no debido a causas externas) a 6 (debido a causas externas)

1 (no debido a mi obesidad) a 6 (debido a mi obesidad)

1 (no debido a los prejuicios de los demás) a 6 (debido a los prejuicios de los demás)



Los participantes también evaluaron la estabilidad, globalidad, gravedad e incontrolabilidad de cada una de las situaciones planteadas. Para ello se siguió el mismo procedimiento utilizado por Eccleston y Major (2006), que puede observarse en el Cuadro 2.

Cuadro 2: Escala de evaluación de los sucesos negativos



Nombre del cuestionario

Escala de evaluación de los sucesos negativos

Fiabilidad

Estabilidad: α = .81

Globalidad: α = .83

Severidad: α = .86

Incontrolabilidad: α = .86



Ítems


Estabilidad

1. Este tipo de situaciones seguirán sucediendo en el futro

2. Creo que este tipo de situaciones dejarán de producirse en el futuro (I).

Globalidad

3. Este tipo de situación afecta a muchas áreas de vida

4. Se trata de un incidente aislado que no me afecta demasiado (I)

Gravedad

5. Esta situación tendrá un fuerte impacto en mi vida

6. No creo que esta situación me afecte mucho (I)

Incontrolabilidad

7. Tengo problemas para controlar este tipo de situaciones.

8. Puedo controlar personalmente este tipo de situaciones (I)

Escala

1 (completamente en desacuerdo) a 6 (completamente de acuerdo)

Nuestros participantes también rellenaron una serie de escalas que medían si percibían que en su vida cotidiana sufrían experiencias de discriminación. Los participantes rellenaron la escala de experiencias de discriminación percibidas (Branscombe y cols., 1999) y la de la conciencia del estigma (Pinel, 1999). Ambas escalas fueron adaptadas al colectivo de los obesos dado que los ítems originales hacían referencia a las experiencias de discriminación del colectivo de los afro-americanos. En los Cuadros 3 y 4 pueden verse los ítems, así como la fiabilidad resultante.



Correlaciones

Cuadro 3: Escala de experiencias de discriminación



Nombre del cuestionario

Escala de experiencias de discriminación percibidas

Fiabilidad

α = .85

Ítems


1. Siento que soy una victima de la sociedad por mi peso

2. Siento que soy una persona que ha sido privada de oportunidades por mi peso.

3. No me he sentido discriminado por mi peso. (I)

4. Nunca he tenido problemas de discriminación por mi peso. (I)

5. Creo que las personas obesas tenemos menos oportunidades en la vida que las delgadas.

6. Pienso que los obesos estamos en igualdad de condiciones que las personas delgadas. (I)

Escala

1 (completamente en desacuerdo) a 6 (completamente de acuerdo)

Cuadro 4: Escala de Conciencia del Estigma

Nombre del cuestionario

Escala de Conciencia del Estigma

Fiabilidad

Estereotipos sobre obesos: α = .64

Conciencia del estigma: α = .78



Items

Estereotipos sobre los obesos

1. Los estereotipos sobre la gente con sobrepeso no me afectan personalmente (I).

2. Nunca me preocupa que mis comportamientos puedan ser vistos como estereotípicos (I).

Conciencia del estigma

3. Cuando interacciono con gente delgada, siento que ellos interpretan todas mis conductas en función del hecho de que tengo sobrepeso.

4. La mayoría de gente delgada no juzga a las personas gordas en función de su peso (I).

5. El hecho de tener sobrepeso no influye en cómo las personas delgadas me tratan. (I).

6. Casi nunca pienso que tengo sobrepeso cuando interactúo con gente delgada (I).

7. El hecho de tener sobrepeso no influye en cómo la gente se comporta conmigo (I).

8. La mayoría de gente delgada tiene muchos pensamientos prejuiciosos que no expresan verbalmente.

9. Creo que a la gente delgada se la acusa injustamente de tener prejuicios hacia la gente con sobrepeso (I).

10. La mayoría de personas delgadas tiene problemas en reconocer la igualdad de las personas con sobrepeso.

Escala

1 (completamente en desacuerdo) a 6 (completamente de acuerdo)

Los participantes también respondieron una escala para medir la identificación con el grupo. Para medir este constructo utilizamos la escala de Luhtanen y Crocker (1992) como se puede ver en el Cuadro 5.

Cuadro 5: Escala de Identificación con el grupo



Nombre del cuestionario

Escala de Identificación con el grupo

Fiabilidad

Autoestima de pertenencia: α = .75

Autoestima colectiva privada: α = .86

Autoestima colectiva pública: α = .80

Importancia de la identidad: α = .63



Ítems

Autoestima de pertenencia

1. Soy un miembro digno del grupo al que pertenezco.

2. Siento que no tengo mucho que ofrecer al grupo social al que pertenezco. (I)

3. Soy un miembro importante del grupo social al que pertenezco.

4. Siento que no soy un miembro útil de mi grupo. (I)

Autoestima colectiva privada

5. Suelo renegar del grupo social al que pertenezco. (I)

6. En general estoy orgulloso de pertenecer a ese grupo social

7. No siento que sea un miembro valioso del grupo al que pertenezco.(I)

8. Me siento bien al pertenecer a este grupo.

Autoestima colectiva pública

9. Mi grupo social es considerado bueno por los demás

10. La mayoría de personas considera que mi grupo social es más ineficaz que otros. (I)

11. En general los demás respetan al grupo social al que pertenezco.

12. En general, los demás piensan que el grupo social al que pertenezco es indigno. (I)

Importancia de la identidad

13. Mi pertenencia grupal tiene poco que ver con cómo me siento. (I)

14. El grupo social al que pertenezco es un importante reflejo de lo que soy.

15. El grupo social al que pertenezco no es importante a la hora de definirme como persona. (I)

16. En general, pertenecer a este grupo social es una parte importante de mi autoimagen.

Escala

1 (completamente en desacuerdo) a 6 (completamente de acuerdo)

Para medir las estrategias de afrontamiento ante situaciones de discriminación optamos por seleccionar varias escalas. Para medir la negación de la controlabilidad (ver Cuadro 6), usamos una escala de elaboración propia. Para medir la negación de la importancia de la apariencia física (ver Cuadro 7) usamos igualmente una escala realizada ad hoc. También se utilizó la escala adaptada al castellano (Carver y cols., 1989; Crespo y Cruzado, 1997) para medir estrategias de afrontamiento (ver Cuadro 8) tanto centradas en la tarea (búsqueda de apoyo social, el humor, la reinterpretación positiva, la aceptación) como en las emociones (centrarse en las emociones, la negación o la distracción).


Cuadro 6: Escala de Controlabilidad del Peso

Nombre del cuestionario

Escala de Controlabilidad del Peso

Fiabilidad

α = .61

Ítems

1. Creo que tengo control sobre mi peso.

2. Me es fácil adelgazar.

3. Mi obesidad se debe a causas que escapan a mi control. (I)

4. Creo que es prácticamente imposible que yo adelgace. (I)

Escala

1 (completamente en desacuerdo) a 6 (completamente de acuerdo)

Cuadro 7: Escala de Importancia de la Apariencia física



Nombre del cuestionario

Escala de Importancia de la Apariencia física

Fiabilidad

α = .62

Ítems


1. Mi aspecto físico es muy importante para mí.

2. No me preocupa mi imagen física. (I)

3. Hay cosas más importantes en la vida que el aspecto físico. (I)

4. Creo que la imagen física de una persona es muy importante.

Escala

1 (completamente en desacuerdo) a 6 (completamente de acuerdo)

Cuadro 8: Cuestionario COPE



Nombre del cuestionario

Cuestionario COPE

Fiabilidad

Búsqueda de Apoyo Social: α = .81

Humor: α = .94

Centrarse en las emociones: α = .84

Aceptación: α = .80

Negación: α = .81

Reinterpretación positiva: α = .68



Actividades distractoras: α = .79

Ítems

Búsqueda de apoyo social

1. Hablo con alguien de cómo me siento

2. Pregunto a personas que han tenido experiencias similares qué hicieron

3. Hablo con alguien que pueda hacer algo concreto acerca del problema

4. Consigo el apoyo y comprensión de alguien

5. Hablo de mis sentimientos con alguien

6. Intento conseguir el apoyo emocional de amigos o familiares

Humor


7. Bromeo sobre ello

8. Hago bromas de la situación.

9. Hago bromas sobre ello

10. Me río de la situación

Centrarse en las emociones


11. Me altero y dejo que mis emociones afloren

12. Dejo aflorar mis sentimientos

13. Me altero y soy realmente consciente de ello

14. Siento mucho malestar emocional

Aceptación

15. Aprendo a vivir con ello

16. Me acostumbro a la idea de lo que pasó

17. Acepto que esto ha pasado y que no se puede cambiar

18. Acepto la realidad del hecho que ha sucedido

Negación

19. Actúo como si nunca hubiera sucedido

20. Finjo que no ha sucedido realmente

21. Me niego a creer que ha sucedido

22. Me digo a mí mismo “esto no es real”

Reinterpretación positiva

23. Intento verlo de manera diferente para hacerlo parecer más positivo

24. Busco algo bueno en lo que está sucediendo

25. Pienso en cómo podría manejar mejor el problema

Actividades distractoras

26. Me vuelco en el trabajo (o estudios) y en otras actividades sustitutivas para apartar cosas de mi mente

27. Voy al cine o veo la tele para pensar menos en ello

28. Evito distraerme con otros pensamientos o actividades

Escala

1 (completamente en desacuerdo) a 6 (completamente de acuerdo)

Los participantes también respondieron a una escala para medir la hostilidad que se tiene hacia las personas delgadas. La escala está basada en el trabajo de Branscombe y cols. (1999) y fue adaptada al contexto de la investigación dado que los ítems originales hacían referencia al colectivo de los afro-americanos. Los ítems y su fiabilidad pueden verse en el Cuadro 9. Su baja fiabilidad nos indica que esta escala no ha funcionado todo lo bien que lo ha hecho en estudios anteriores de Branscombe con otros grupos.
Cuadro 9: Escala de hostilidad hacia las personas delgadas

Nombre del cuestionario

Escala de hostilidad hacia las personas delgadas

Fiabilidad

α = .48

Items


1. Cuando veo gente delgada, no puedo evitar pensar cosas malas sobre ellos.

2. Siento hostilidad hacia las personas delgadas

Escala

1 (completamente en desacuerdo) a 6 (completamente de acuerdo)

La variable dependiente de nuestro estudio fue la salud psicológica de los obesos. Para medir el bienestar seleccionamos varias escalas relacionadas con este constructo psicológico. Así, utilizamos una escala de autoestima (Chorot y Navas, 1995; Rosenberg, 1989 ), una escala de Depresión (Sandín y Valiente, 1998) y una escala de Satisfacción con la Vida (Cabañero, Richart, Cabrero, Orts, Reigy Tosal, 2004; Pavot y Diener, 1993), todas ellas en su versión española. Esta última fue incluida como novedad dado que en la literatura revisada no existen estudios que relacionen este constructo con la obesidad. Por lo tanto, optamos por hacer una medida múltiple del bienestar para tener en cuenta tanto los aspectos positivos de éste, como es la presencia de una autoestima alta (ver Cuadro 10) y de una satisfacción con la vida elevada (ver Cuadro 11), y una ausencia de elementos negativos, como pueda ser la depresión (ver Cuadro 12).

Cuadro 10: Escala de Autoestima



Nombre del cuestionario

Escala de Autoestima

Fiabilidad

α = .85

Ítems


1. Siento que soy una persona digna, al menos igual que los demás.

2. Siento que tengo un gran número de cualidades.

3. Siento que soy un fracaso. (I)

4. Estoy capacitado para hacer las cosas igual de bien que el resto de la gente.

5. Siento que no tengo muchas cosas de las que estar orgulloso. (I)

6. Tengo una actitud positiva hacia mí mismo.

7. En general estoy satisfecho conmigo mismo.

8. Me gustaría sentir más respeto por mí mismo. (I)

9. Algunas veces me siento inútil. (I)

10. Algunas veces pienso que no soy tan bueno como el resto. (I)

Escala

1 (completamente en desacuerdo) a 6 (completamente de acuerdo)

Cuadro 11: Escala de Satisfacción con la vida



Nombre del cuestionario

Escala de Satisfacción con la vida

Fiabilidad

α = .84

Ítems

1. El tipo de vida que llevo se parece al tipo de vida que siempre soñé llevar

2. Las condiciones de mi vida son excelentes

3. Estoy satisfecho con mi vida

4. Hasta ahora he obtenido las cosas importantes que quiero en la vida

5. Si pudiera vivir mi vida de nuevo, me gustaría que todo volviese a ser igual

Escala

1 (completamente en desacuerdo) a 6 (completamente de acuerdo)

Cuadro 12: Cuestionario de Depresión

Nombre del cuestionario

Cuestionario de Depresión

Fiabilidad

α = .95

Ítems



1. He perdido placer por las cosas que habitualmente me gustaban, como hacer algo, leer, ver la TV, etc.

2. Me he sentido fatigado o con muy poca energía.

3. He perdido interés por mis aficiones o hobbies.

4. He tenido deseos de morirme.

5. Me he sentido triste o deprimido la mayor parte del día.

6. Creo que en la vida no hay nada que merezca la pena.

7. Mi apetito ha sido peor que antes.

8. He dormido mal.

9. Me ha costado mucho comenzar alguna actividad o tarea, o tomar decisiones.

10. Me he pasado gran parte del día llorando o con ganas de llorar.

11. Me he notado muy torpe o lento (en mi forma de pensar, hablar o moverme).

12. Me he sentido insatisfecho o a disgusto conmigo mismo.

13. He tenido sentimientos de culpabilidad.

14. Me ha resultado difícil pensar o concentrarme en algo

15. He pensado en terminar con mi propia vida

16. Me siento sin esperanzas con respecto al futuro.

Escala

1 (completamente en desacuerdo) a 6 (completamente de acuerdo)

También se les pidió que nos indicaran tanto su peso como su altura para calcular posteriormente el Índice de Masa Corporal (IMC).


Por último nuestros participantes también respondieron una serie de cuestiones sobre variables sociodemográficas, como el sexo, nivel de estudios, provincia de residencia o tipo de trabajo.

3.3. Resultados


3.3.1. Análisis exploratorio
En primer lugar se calculó la correlación de Pearson entre el IMC y las variables dependientes de nuestro estudio (autoestima, satisfacción y depresión) para comprobar si existía alguna relación entre el bienestar psicológico y la severidad del sobrepeso. Los resultados se encuentran en la Tabla 2, y como puede observarse se comprueba que existe una asociación positiva entre el IMC y la depresión, mientras que esa correlación es de carácter negativo para el caso de la autoestima y la satisfacción. Como se puede apreciar estos datos apoyan los trabajos que encuentran una relación positiva entre malestar psicológico y obesidad, si bien la única relación estadísticamente significativa fue para el caso de la depresión.
Tabla 2: Correlaciones entre las VDs e IMC




1

2

3

4

1.Autoestima

-

-

-

-

2. Satisfacción

.65*

-

-

-

3. Depresión

-.67*

-.68*

-

-

4. IMC

-.20

-.13

.31*

-

Media

4.41

3.08

3.17

42.61

DT

1.07

1.29

1.38

9.79



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   13


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos