Universidad Nacional Autónoma de Honduras Valle de Sula



Descargar 117.43 Kb.
Fecha de conversión23.12.2018
Tamaño117.43 Kb.
Vistas22
Descargas0

Psiquiatría Forense



Universidad Nacional Autónoma de Honduras

Valle de Sula

Medicina Forense



Catedrático:

Doctor Álvarez



Tema de Exposición:

Psiquiatría Forense



Integrantes del Grupo # 7:

1. Cinthia Yolibeth Hernández Ayala 20122007504

2. Siria Yamalí Coello Leiva 20122000978

3. Vanessa Guadalupe Hernandez Y. 20070008057



Sección

17:00


Lugar y Fecha:

30 de octubre del año 2017



INDICE

Introducción 3

Objetivos 4

Marco conceptual 5

Tipos de Delito 6

Técnicas de Laboratorio 7

Los síndromes Psiquiátricos 8

Elementos a investigar 10-11

Marco Legal 12

Conclusiones 14

Bibliografías 15

Introducción

La Psiquiatría Forense, es un auxiliar muy valioso del Derecho Penal, y en consecuencia un arma en las manos del Juez para que a la hora de esclarecer un asunto, pueda estudiar detenidamente el informe de los psiquiatras forenses y al dictar su sentencia sea lo más justo y equitativo posible.

Para que el Juez pueda determinar la responsabilidad penal de un imputado es indispensable que tenga en cuenta la conjunción de dos condiciones que son:

1º. La Inteligencia o discernimiento, que nos dará la noción del bien y del mal.

2º. La libre voluntad o libertad, que permite escoger entre el bien y el mal. Toda causa que prive de una u otra condición suprime la imputabilidad

Para evitar juicios oscuros, condenas abusivas, errores judiciales, el juez, técnico del derecho, precisa ser informado por personas que estudian los fenómenos biológicos, patológicos y psicológicos.



Objetivos

  • Conocer en forma general la Psiquiatría Forense y sus diversas aplicaciones en la actualidad.



  • Lograr la comprensión de la importancia que tiene la Psiquiatría forense, con relación al derecho penal.



  • Identificar el objeto de estudio de la psiquiatría forense, y el efecto que tiene con relación a las leyes penales.



  • Establecer que personas, tiene capacidad, para ser objeto de un proceso penal.


Marco Conceptual De La Psiquiatría Forense

Que es la psiquiatría Forense?

La Psiquiatría Forense como parte de la psiquiatría y esta a su vez de la Ciencia Médica, estudia el comportamiento normal y anormal del individuo, su tarea es evaluar, diagnosticar y emitir el dictamen relacionado con la sanidad mental o con los trastornos del comportamiento o patologías mentales; las cuales tienen diversos orígenes entre los que destacan factores: genéticos, físicos, químicos, psicológicos y socio ambientales.

Implica nociones médico-legales de orden psiquiátrico, donde lo clínico se transforma en un lenguaje aplicable para colaborar en las diferentes áreas jurídicas: penal, civil, laboral.

Respondiendo a los cuestionamientos de las autoridades judiciales, siendo el médico psiquiatra denominado "perito" quien debe emitir un informe escrito en el cual se establece la capacidad mental de la persona evaluada, lo que la autoridad competente podrá considerar como un elemento en el proceso, para orientar su conducta jurídica.

La intervención del perito muchas veces puede hacerse de forma inmediata, lo que permite que el perito psiquiatra dictamine acerca del estado mental del presunto responsable. En otras ocasiones son indispensables estudios de mayor profundidad para no incurrir en errores que influyan negativamente en el juicio de la autoridad y que afectaran la situación jurídica de una persona.

En el Derecho Penal:

La elaboración de un informe sobre el estado de salud mental de un acusado, lo que engloba fundamentalmente: Si reconoce el valor de sus actos y si es capaz de actuar conforme a ese conocimiento, en ocasiones la valoración del potencial delictivo y como consecuencia de ello si se puede inferir una anulación o una disminución de su imputabilidad.

Cabanellas (1976) quien concibe a la psiquiatría forense como: La ciencia auxiliar del Derecho Penal, que estudia las enfermedades mentales de los delincuentes, a fin de determinar su responsabilidad atenuada o nula, dentro de los principios criminales clásicos o la necesidad de uno u otro de los tratamientos que por conveniencia individual y medidas de seguridad deba adoptarse.

Realmente, aportar una definición que abarque toda la relación de la Psiquiatría con el Derecho y las Ciencias del Delito es difícil; para ello deberá tomarse en consideración dos tipos de criterios: "estrictu sensu" y "latu sensu"; según el primero, sería la aplicación de los conocimientos psiquiátricos para determinar la capacidad jurídica de una persona en el momento en que, por mandato judicial, sea necesario, así en el campo penal, se determinará la capacidad de imputación

En sentido "latu sensu", comprendería la colaboración de la Psiquiatría, en el Derecho Penitenciario, con la Criminología, con la Criminalística y con las nuevas corrientes que se están desarrollando en Norteamérica y Europa cuyo objetivo es el estudio de todas aquellas situaciones psiquiátricas que se relacionan con el Derecho y que se ha denominado Psiquiatría y Ley



Enfermedad Mental.

No hay una definición clara y concisa de enfermedad mental que englobe a sus múltiples variedades y características; Jaspers opina que éstas son psicológicamente específicas del hombre; Codón y López Saiz (1968), insertan en su obra un concepto psiquiátrico y un concepto jurídico de enfermedad mental: concepto psiquiátrico, comprende muy diversos y heterogéneos trastornos de psiquismo humano ya que no se refiere de manera exclusiva a las perturbaciones patológicas de las funciones mentales (psicosis verdaderas) sino que, también, acoge al defectuoso desarrollo del psiquismo, a la pérdida de la inteligencia (demencia), a la desarmonía entre los diferentes factores psíquicos (psicopatías) y a las reacciones vivenciales anormales de la personalidad humana (neurosis); en resumen: a todos los procesos psicopatológicos estudiados por la Psiquiatría como la rama de la Medicina.

Un concepto jurídico que, según los citados autores, la doctrina jurisprudencial española, ha perfilado tanto el concepto biológico y psiquiátrico de la enfermedad mental dotándole de un sentido jurídico; sistematizando este criterio, elaborando esta definición en una síntesis de sentencia del Tribunal Supremo Español como "un trastorno del psiquismo total o parcial, permanente o transitorio, de base psicopatológica, no buscado a propósito para delinquir, que produce la anulación o alteración de las facultades superiores en diversos grados".

Tipos de Delitos

Demencias:- Delitos sexuales: Exhibicionismo, tocamientos indebidos

- Delitos contra la integridad por Omisión: Lesiones, Venganzas, palabras soeces, dibujos Pornográficos, Hurtos, Homicidio-suicidio.

Esquizofrenia: -Delitos contra la propiedad: Robos, incendios, allanamiento de morada

-Homicidios

-Delitos sexuales: Violaciones. Tocamiento exhibicionismo.

Paranoia: -delitos: lesiones u homicidio, denuncias falsas, Usurpación, desordenes Publicos, injurias: alta Traición, desobediencia a la autoridad.

Trastornos de personalidad: son un conjunto de perturbaciones o anormalidades que se dan en las dimensiones emocionales, afectivas, motivacionales y de relación social de los individuos.

Trastornos de personalidad Disocial: Pluridelictual

Trastornos de personalidad Paranoide: Denuncias falsas, desacato a la autoridad, injurias, amenazas, homicidios, calumnias de adulterio.

Trastornos de personalidad Esquizoide: Refinada crueldad

Trastornos de personalidad Obsesiva: Delitos por omisión

Trastornos de personalidad Histriónica: Amenazas, Injurias, calumnias, lesiones, intentos de suicidio

Trastornos de personalidad Narcisista: Lesiones por Frustración

Trastornos de personalidad Evitante: Delitos por Omisión

Trastornos de personalidad Limítrofe: Malversación De fondos públicos o privados, delitos sexuales, lesiones.

Trastornos de personalidad pasivo agresivo: Deserción, agresión

Trastornos de personalidad Explosivo: Son muy peligrosos, homicidios, lesiones, incendios, daños materiales, suicidio.



Técnicas o Métodos de Laboratorio

-Entrevista personal y directa

-Examen Psicopatológico

-Pruebas Psicométricas

-Entrevista a victimas y/o testigos, parientes, amigos o conocidos de la víctima y agresor

-Estudio del tipo, circunstancia y finalidad del delito

-Elementos coadyuvantes: Cartas, escritos, videos, declaraciones, etc.

Los Grandes Síndromes Psiquiátricos.

• Psicosis.

• Neurosis.

• Trastornos de la Personalidad.

• Desviaciones y Trastornos Sexuales.

• Retraso Mental.


1).-Psicosis

Trastorno mental generalmente severo que desorganiza la personalidad, incapacita psicológicamente al sujeto y lo desconecta del mundo real al tomar por verdaderas sus propias producciones mentales patológicas (alucinaciones, ideas delirantes, etc.). Otro rasgo distintivo del paciente psicótico es que carece de conciencia de enfermedad mental o insight, es decir, no se considera enfermo.



2).-Neurosis

Una de las características más importantes de las neurosis es que son trastornos originados por "traumas" psicológicos. De acuerdo con el modelo teórico psicodinámico, uno de los tantos que pretende explicar el origen de los trastornos mentales, las neurosis surgen como consecuencia de conflictos intrapsíquicos que, no obstante ser reprimidos por inaceptables y dolorosos para el sujeto, generan angustia, una emoción extremadamente penosa y que termina por resultar insoportable. La angustia se convierte así en "la fuente dinámica común de las neurosis". Sin embargo, en la neurosis de angustia, "subforma básica" de las neurosis, no hay interposición de mecanismo de defensa alguno, expresándose la angustia libremente como angustia flotante.

Para controlar la angustia el individuo suele recurrir a mecanismos de defensa o de adaptación patológicas. El tipo de neurosis que se constituye resulta del mecanismo de defensa utilizado. En la histeria los mecanismos de defensa operantes son la conversión y la disociación; en la neurosis fóbica, el desplazamiento, etc.

Diferencias entre Neurosis y Psicosis.

Son muchas las diferencias que separan las neurosis de las psicosis. Enunciaremos las notas diferenciales más sustantivas (Alonso Fernández, 1978).

• En el plano etiopatogénico, porque en la estructuración de las neurosis siempre participan conflictos psicológicos y, en cambio, el establecimiento de la psicosis obedece fundamentalmente a un proceso morboso corporal o a una disposición endógena constitucional (psicosis somatógenas y endógenas respectivamente o dicho en términos más actuales, psicosis orgánicas y funcionales).

• En el plano sintomatológico, porque las manifestaciones mórbidas son mucho más intensas en las psicosis, quedando reducidas en las neurosis a una cierta disminución de la libertad frente a sí mismo, esto es, la libertad interior (en la psicosis, la pérdida de libertad frente a sí mismo es mayor), y a la aparición de la angustia que impregna todo el ser. No esta demás insistir con respecto a las psicosis en la pérdida del sentido de la realidad (alucinaciones, ideas delirantes), que está muy relacionada con la pérdida de la libertad frente a sí mismo. Habría que añadir que mientras el neurótico se reconoce enfermo y acude espontáneamente al psiquiatra (insight), el psicótico por el contrario no se considera portador de ningún trastorno y por lo tanto, no solamente no busca la ayuda del psiquiatra, sino que puede incluso oponerse activamente a ello.



3).-Trastornos de la personalidad

La décima revisión de la clasificación Internacional de Enfermedades de la OMS, define los trastornos de la personalidad como alteraciones graves de la constitución caracterológica y de las tendencias conductuales de la persona, que no proceden directamente de enfermedades, daños o de otros traumas del cerebro, ni de otros trastornos psiquiátricos. Habitualmente comprometen varias áreas de la personalidad y casi siempre se acompañan de considerable sufrimiento personal (ansiedad y depresión y de desorganización de la vida social. Generalmente se manifiesta desde la infancia o desde la adolescencia, manteniéndose durante la vida adulta.


Retraso Mental
El retraso mental (deficiencia mental, retardo mental, subnormalidad mental, oligofrenia, déficit mental, debilidad mental, amencia) consiste en una detención del desarrollo mental que se expresa primordialmente por un déficit de la inteligencia. Sin embargo, la sintomatología del retraso mental no queda reducida a un simple insuficiencia, ya que otras áreas de la personalidad se encuentran también afectadas.

Las causas del retraso mental son múltiples y su prevalencia significativamente alta (es una de las alteraciones más comunes en la infancia y la adolescencia). Por último, la asistencia de este problema implica un cúmulo de demandas de tipo social que deben ser cubiertas, y la intervención de la más amplia gama de profesionales, tales como psiquiatras, genetistas, neurólogos, psicólogos, psicopedagogos, etc

La American Association on Mental Deficiency (AAMD) define el retraso mental de la siguiente manera: el retraso mental se refiere al funcionamiento intelectual general significativamente por debajo del promedio, asociado a un deterioro de la conducta adaptativa y manifestado durante el período de desarrollo.

En la definición transcrita, el retraso mental se ubica por debajo de un CI inferior a 70, o lo que es lo mismo, dos desviaciones estándar por debajo de la medida en un test determinado.



.

Descripción de los Niveles o Grados de Retraso Mental.



  1. Retraso Mental Leve.

Es denominado también déficit mental o morón. Según el criterio psicopedagógico, los oligofrénicos ubicados en este nivel son educables porque tienen capacidad para la instrucción. Su cociente intelectual es de 50 a 70. Constituye el mayor grupo de retrasados mentales; su frecuencia es alrededor de 85%.


b) Retraso Mental Moderado.
En la psiquiatría tradicional conformaban juntamente con los retrasos mentales graves, el grupo de los imbéciles. Según el criterio pedagógico, los retrasados situados en este nivel son entrenables. Acusan un cociente intelectual de 35 a 49. Representan el 10% de todos los retrasados mentales.


  1. Retraso Mental Grave.

El retraso mental grave representa el 3 a 4% de la población oligofrénica. Su cociente intelectual es de 20 a 34.


d) Retraso Mental Profundo.
Antiguamente se llamaba oligofrenia profunda o idiocia. También se le ha denominado custodiables, porque la única acción de ayuda que puede brindársele a estos pacientes es la custodia. Cociente intelectual menor de 20. Constituyen el 1 a 2% de todos los retrasos mentales.
GRADOS DE RETRASO MENTAL.

Grados de retraso mental CI (cociente intelectual)

Leve 50 – 70

Moderado 35 – 49

Grave 20 – 34

Profundo Menos de 20

Evidencias a buscar en Personas con problemas Psiquiátricos
Se realiza la exploración mental de las personas involucradas en un hecho delictivo.

Se determina, del sujeto en estudio:

a) Su salud mental.

b) El tipo de enfermedad mental que presenta.

c) Si actuó o no bajo los efectos de alguna enfermedad mental, estado emocional patológico o de pánico.

d) Su grado de peligrosidad.

e) Su daño moral o psicológico.

f) Si tiene o no capacidad de querer y entender.

g) Si es imputable o inimputable.

h) Si se encuentra capacitado o no para llevar a cabo sus acto.


ANTECEDENTES PERSONALES NO PATOLOGICOS
a) Nacimiento y desarrollo psicomotor

b) Escolaridad:

c) Laboral

d) Sexual


ANTECEDENTES PERSONALES PATOLOGICOS
a) Médicos

b) Quirúrgicos

c) Neurológicos

d) Psiquiátricos

e) Tabaquismo, etilismo, otras drogas

CÓDIGO PENAL HONDUREÑO



Capítulo I

Art. 22 Las causas eximentes de responsabilidad penal son de tres (3) clases, a saber:

1) Causas de inimputabilidad;

2) Causas de justificación; y,

3) Causas de inculpabilidad
Causas de inimputabilidad

Artículo 23 no es imputable:



  1. El menor de 12 años. Tanto este como el mayor de dicha edad pero menor de 18 años quedaran sujetos a una ley especial; y

  2. Quien en el momento de la acción u omisión padezca de psicosis, retardo mental severo o psicosis transitoria y carezca, por ello de la capacidad de comprender el carácter ilícito del hecho o de determinarse de acuerdo con esa comprensión, salvo que el trastorno mental transitorio haya sido provocado por el agente dolosa o culposamente.

COMENTARIO

  1. Se considera inimputable a quien en el momento de la acción u omisión padezca de sicosis [enfermedad mental], de retardo mental severo [oligofrenias: idiocia, imbecibilidad, debilidad mental severa] o de sicosis transitoria [trastorno mental transitorio] y carezca por ello de la capacidad para comprender el carácter ilícito del hecho o de determinarse de acuerdo con dicha comprensión, salvo que el trastorno mental transitorio haya sido provocado por el autor dolosa o culposamente.

El código sigue en este numeral el método mixto o biológico-psicologico conforme el cual para que se dé la inimputabilidad deben concurrir dos factores: el biológico [la psicosis, el retardo o la psicosis transitoria] y el psicológico [la incapacidad de para comprender el carácter ilícito del hecho o de determinarse conforme a dicha comprensión], debiendo ser, además, este último [el factor psicológico] consecuencia del [factor biologico]

Causas de justificación

Artículo 24.-

Se halla exento de responsabilidad penal: Quien obra en defensa de su persona o derechos, o de la persona o derechos de otro, siempre que concurran las circunstancias siguientes:

a) Agresión ilegítima;

b) Necesidad racional del medio empleado para impedirla o repelerla; y

c) Falta de provocación suficiente por parte del que se defiende.



Casusas de Inculpabilidad

Artículo 25.-

Tampoco incurren en responsabilidad penal:

1) Quien obra impulsado por fuerza física irresistible o miedo insuperable;

2) Quien incurre en alguna omisión hallándose impedido por causa legítima o insuperable; y,

3) Quien en la creencia racional de que existe una agresión injusta contra su persona, reacciona contra el supuesto agresor, siempre que la reacción sea proporcionada al riesgo supuesto.



CONCLUSIÓN

La Psiquiatría, es la rama de la Ciencia Médica que se ocupa del estudio de las enfermedades mentales.

La enfermedad mental es aquella que es capaz de alterar al hombre en su coexistencia con los demás y en la construcción de su mundo.

La psiquiatría forense criminal está orientada a evaluar y analizar hechos criminales en un contexto de salud mental. Las actividades principales son la determinación del estado mental al momento de los hechos o imputabilidad y la determinación de competencia para ser juzgado o la procesabilidad. Sobre la propia base del juzgamiento de inimputabilidad del Código Penal, debieran circunscribirse las razones psiquiátrico-forenses de inimputabilidad, al encontrarse en situación psicobiológica de no disponer de la capacidad para valorar y comprender la ilicitud del acto o para dirigir su persona, en la acción u omisión. Quedan involucrados así no sólo el conocer sino también el valorar (querer) y una definida dirección voluntaria.

En un discutir jurídico puro se entiende la imputabilidad como “capacidad de culpabilidad” y a su vez “culpabilidad” como el reproche personal por la infracción del deber. En ese nivel hasta puede aceptarse una “capacidad de deber” (como refería J. Córdoba Roa),7 como un concepto que en el momento de calificar circunstancias de inimputabilidad en la discusión pericial, puede ser trascendente para salir de una utopía moral en una alteración del funcionamiento biológico, que coloca al sujeto en la imposibilidad de exigirle abstenerse de verificar la conducta reprochable o prohibida. Por ello, “capacidad de obligación o de deber” son explicativas una de otra y coinciden para el análisis del caso. El error principal, en el estudio pericial, sería considerar que hubo elección del actuar en un inexistente libre albedrío psiconeuroendocrinológico del comportamiento.

La conciencia del ser libre existe en la normalidad, sin duda, pero nunca puede afirmarse en la patología psiquiátrica, ya que ésta constituye por sí misma la mayor pérdida de la libertad. En este tema influyen mucho los presupuestos morales de una decisión de actuar o no en contra de la ley, y por otra parte el fin de la sanción penal, y que constituyen conciliábulos psicológico-jurídicos sobre dominio y decisión (“dominio sobre la decisión”).



Bibliografía

https://edwinva.wordpress.com/2010/07/12/psiquiatriaforenze-2/


Carrasco Gómez, JJ, y Maza Martín, JM. Tratado de Psiquiatría Legal y Forense (4ª ed). Madrid: Editorial La Ley, 2010.

Rosner, R. Principles and practice of forensic psychiatry. 2nd ed. London: Arnold, 2003.

Gunn, JC, y Taylor, PJ. Forensic psychiatry : clinical, legal, and ethical issues. Oxford ; Boston: Butterworth-Heinemann, 1993.

Appelbaum, PS, y Gutheil, TG. Clinical handbook of psychiatry & the law. 4th ed. Philadelphia: Lippincott Williams & Wilkins, 2007.



http://www.semefo.gob.mx/es/INCIFO/psiquiatria_forense

http://www.monografias.com/trabajos13/lapsifor/lapsifor.shtml#ixzz3UPwvqoHm
J. Núñez de Arco, La Victima. Ed. Proyecto Sucre Ciudad Universitaria. Sucre. 2004:19.Para citar este tema: J. Núñez de Arco. Psiquiatría Forense. En J. Núñez de Arco. Medicina legal y Criminalística. Tomo II. Editorial Temis La Paz 2012: 743-747

http://www.nunezdearco.com/psiquiat%20forense.htm



Código Penal Hondureño Capítulo I Causas De Inimputabilidad




Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos