Universidad de pamplona facultad de artes y humanidades programa de comunicaci



Descargar 8.3 Mb.
Página2/25
Fecha de conversión14.12.2017
Tamaño8.3 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   25

2.2 Bases teóricas
La investigación de este proyecto aborda definiciones como: la política social, las representaciones culturales, la legalidad e ilegalidad, la psicología del adicto, los tratamientos y los tipos de droga. Para poner en contexto la situación que rodea al adicto.
El Ministerio de Protección Social y las entidades que conforman la Comisión Nacional de Reducción de la Demanda, asegura que el consumo de sustancias psicoactivas es un fenómeno presente en todas las ciudades y que involucra a toda la población, pone en riesgo la salud y la vida de los consumidores así como la familia que lo integra. Velan por el desarrollo de la Política Nacional para la reducción del consumo de SPA, en el que promulgan estrategias de prevención, información, educación, comunicación y superación.
De acuerdo a los principios de reducción de consumo de drogas por parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas en junio de 1998 que busca el tratamiento permanente de rehabilitación e integración social, el Ministerio de Salud Pública de Colombia promueve modelos de inclusión social para poblaciones en alto riesgo de consumir sustancias SPA.
La droga, según la Organización Mundial para la Salud, es una sustancia que puede prevenir o curar enfermedades y que presenta en el término y concepto, uso variado de acuerdo en el contexto en que se determine.
En este caso, el proyecto aborda las drogas ilícitas e ilegales que pueden ser naturales o que han sido diseñadas - alteradas químicamente- y se componen de sustancias psicoactivas que generan dependencia en el usuario y tienen diferentes efectos en el organismo y sistema nervioso de la persona que lo consume.
El Estado y la nación han jugado un papel importante en comprender la problemática de las drogas. La sociedad, principal promotor e inhibidor del uso de las sustancias psicoactivas presenta diferentes acepciones del concepto de acuerdo al contexto.
Primero, la legalidad de la droga en el mundo. En la actualidad, el término de “droga” no se refiere a los fármacos medicados. La concepción cultural la relaciona con un prejuicio delictivo, a diferencia de la época antigua donde era algo espiritual y terapéutico como se especificó en los capítulos anteriores. (Hopenhain, 2002).
El siglo XX es la época donde comienza el control global sobre el consumo y la producción del SPA en búsqueda de reducir la oferta y la demanda. Sin embargo, según un informe de las Naciones Unidas contra la droga y el crimen organizado en el 2003, el volumen del negocio de narcóticos ilegales llega a 13 mil millones de dólares en producción, 94 mil millones a la venta y presenta ganancias de hasta 322 mil millones en el producto final, a modo de comparación es superior al Producto Interno Bruto del 88% de los países del mundo (Bobes, Casas y Gutierres; s.f.).
Como se puede apreciar, el consumo y la producción de las drogas no ha disminuido, todo lo contrario, ha aumentado y representa beneficios económicos que han causado miles de muertes y crímenes para la humanidad.
En Colombia las medidas legales en contra del uso o consumo de drogas representan el 15% de la ley jurídica existente y la jurisprudencia en su totalidad se vincula con represión, prohibición y control. Así dice Hopenhain, (2002).
Baratta (s.f) asegura que la penalización de la droga ha creado un ambiente polarizado en un sector judicial. A pesar de los múltiples éxitos reflejados a nivel mundial contra las mafias del narcotráfico y las redes internacionales, la justicia penal solo ha retirado del mercado mundial del 5% al 10% de la droga en total.
La creación de leyes que rechazan el uso y consumo de droga proliferan en países conservadores y de la misma forma la expansión de los carteles de la droga que siguen trabajando al margen de la ley.
Baratta (s.f) dice que si existe disminución del consumo de drogas, no puede atribuirse a la intervención de la justicia. La despenalización de la droga en países como Holanda y en algunos estados de Estados Unidos, y recientemente en Uruguay, son ejemplos -socioculturales- de cómo la penalización de la droga no es la única salida a la problemática.
Las políticas liberales practicadas en algunos países del mundo como Uruguay y con doctrinas políticas de izquierda, ejecutan estrategias de igualdad y equidad, en este caso con el tema de la droga busca la legalización y con esto erradicar la violencia generada por el mercado del narcotráfico.
En consecuencia, las políticas de prohibición y penalización incrementaron la población carcelaria, las sentencias relacionadas con la drogas aumentaron, por ello los altos costos de seguridad que demanda la guerra contra las drogas. Por ello, el elevado índice de reincidencias y los precarios éxitos de la política de prevención (Baratta, s.f.).
La política antidroga no ha tenido los resultados esperados y ha incrementado la cantidad de delitos cometidos por actos relacionados con la producción y el consumo de la SPA.
Ahora bien, Baratta (s.f.) asegura que en la actualidad las drogas ilegales representan en el imaginario colectivo, un factor lucrativo que se desarrolla en medio de la ilegalidad. Especifica además, que existen dos tipos de mercados: legales, los que regula el Estado por medio del impuesto y la cadena productora que los crea; y los mercados ilegales que ya se han explicado con anterioridad.
Paralelo a la clandestinidad de la droga; el mercado mundial, la industria de farmacia, los avances científicos en el campo farmacéutico y químico, el mercantilismo, las comunicaciones y las nuevas tecnologías han incrementado el consumo de drogas y se ha expandido po todas las fronteras, rincones y estratos sociales de la humanidad (Martínez y Lázaro, 2011). Añaden que la homogenización del ser humano, la inmigración, la interculturalidad y las políticas de libre comercio han favorecido en crear estereotipos sociales de la droga.
El consumo de los narcóticos se ha convertido en factor cultural que constituye a las naciones y es una manifestación que en la actualidad se ha incrementado por el progreso y avances en el mejoramiento de la calidad de vida humana.
La modernización ha favorecido al incremento del consumo de estas sustancias psicoactivas, los nuevos estilos de vida gestados desde el individualismo y con las nuevas herramientas de comunicación e información, el incremento de las jornadas laborales, la revolución de las mass-media, las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), el consumismo, la publicidad y el mercadeo, el monopolio del sistema hace que el consumo pueda aparecer en la persona como acto de disuasión o evasión de la realidad (Martínez y Lázaro, 2011).
Partiendo de lo anterior, las ideologías y el concepto que tiene la sociedad con respecto al tema de las drogas juegan un papel importante. Las estrategias, las tácticas y las políticas de un país deciden si se permite el consumo o la producción o si se prohíbe y se cataloga como ilegal.
Por un lado están las políticas liberales que apoyan el consumo y la legalización de la droga, estás directrices pueden ayudar a disminuir la violencia y erradicar los carteles del narcotráfico, la educación y la promoción regulada es una opción. Por otro lado están las políticas conservadoras, que se crearon con el objetivo de llevar una guerra frontal, la estrategia final de la prohibición.
Una de las posturas es radical y culpa a las drogas de ser la causante de la mayor parte de los problemas sociales y económicos del mundo. Como consecuencias surge el intervencionismo. (Martínez y Lázaro, 2011).
Según Chomsky (2011) en el periódico La Jornada, las políticas conservadoras de guerra antinarcóticos limitan las libertades ya que suprimen nuevas tendencias políticas y son pretexto para la intervención extranjera en países en vía de desarrollo. El objetivo es controlar estas regiones preciadas en recursos naturales.
Igualmente el ex presidente de Colombia Ernesto Samper (2013) asegura que la política prohibicionista internacional ha satanizado los conceptos de las drogas, que en la actualidad se rigen por el ámbito político. La política conservadora de la prohibición dividió el mundo en productores y consumidores, y recae todo el peso de la ley en países como Colombia que son productores y no en los consumidores como Estados Unidos.
La descriminalización como alternativa para controlar el uso y fabricación de las drogas pretende establecer políticas de salud y educación, para evitar la violencia y la corrupción que gira en torno al narcotráfico (Samper, 2013).
Ahora bien, para comprender el detonante personal de un adicto, se debe entender que los problemas surgen desde el hogar y la dinámica familiar juega un papel importante en el desarrollo de la adicción.
Botvin (1995) afirma que existen múltiples factores ambientales causales del impulso por consumir algún tipo de droga. Factores familiares, genéticos, psicológicos y socioculturales pueden desarrollar la adicción.
También expone Botvin (1995) que el consumo de drogas inicia a temprana edad, en la mayoría de los casos en la adolescencia. El consumo no es frecuente y el menor solo conoce una sustancia y progresa con múltiples sustancias a medida que pasa el tiempo. Las sustancias que usualmente sirven de iniciación son: el alcohol, el cigarrillo y luego la marihuana.
Uno de los aspectos más importantes para comprender el consumo de drogas es la crianza. Los distintos tipos de educación en el desarrollo del niño influyen en la actitud del hijo, que pueden ser: con autoridad, autoritaria, permisiva o indiferente.
La autoridad: el padre usa la razón y determina posiciones claras al niño, lo orienta y es guía en el aprendizaje, existe el amor y la confianza, lo más importante es la disciplina y la obediencia, la enseñanza está basada en aprender de los errores. (Baumrind, 1996 e Iglesias 2007)
En cambio, desde la actitud autoritaria el padre se presenta como en un pedestal omnipresente y dominante, las órdenes pueden conllevar a maltrato físico o moral del hijo, hay conflictos, no hay confianza y existen vacíos afectivos. La presión es alta y el padre es riguroso, toma medidas restrictivas y coartadoras en medio del desarrollo
Sin embargo, existe la actitud permisiva que es todo lo contrario a las anteriores. Los pares reflejan poco interés en el aprendizaje del hijo, existe flexibilidad en la toma de decisiones del joven, el libertinaje puede desarrollarse, se reducen los límites para el hijo y puede verse involucrado en la atmosfera o ambiente externo que lo rodea. No consta de exigencia por parte de los padres y el descuido se ve reflejado en las bajas calificaciones en el colegio. Los hijos pueden crecer con actitudes singulares de depresión y problemas sociales por la falta de amor de los pares (Baumrind, 1996 e Iglesias 2007).
Como se ve, Iglesias (2007) menciona que el tipo de crianza tiene consecuencias directas con los niños y la personalidad que se va a desarrollar. Los padres con autoridad desarrollan hijos de confianza, de control personal y sociable. Los padres autoritarios tienen hijos temerosos, irascibles, rebeldes, agresivos y depresivos. En cuanto a los padres permisivos e indiferentes pueden producir hijos impulsivos, sociables, creativos, agresivos y rebeldes.
Según el Manual de Trastornos Adictivos de España(s.f.), existen estudios que explican la relación de factores genéticos presentes en algunas personas que tenían algún familiar con algún tipo de adicción, por ejemplo, los estudios sobre el alcoholismo y la cantidad de consumo se pudo asociar a factores genéticos afirman Bobes, Casas y Gutiérrez; s.f.
Sin embargo no existen cifras oficiales o investigaciones que demuestren que la adicción a las drogas pueda originarse gracias a una herencia familiar.
Por otro lado y ahondando en la noción del consumo de drogas, se debe conocer el comportamiento y las circunstancias sociales y culturales en que se desarrolla la dependencia física y psicológica, la adicción.
La adolescencia es una etapa crucial en la formación del individuo y en muchos casos diferentes factores inciden en la creación de la personalidad. La etapa escolar es de curiosidad y experimentación, esto hace que el riesgo para que el joven pueda probar, aumenta. El joven puede pasar de ser un conocedor pasivo de las drogas a activo. Así lo afirma Iglesias, (2007).
Según el Manual de Trastornos Adictivos el consumo de drogas en los jóvenes puede verse favorecido o no, cuando se conocen los factores de riesgo o de protección. La existencia de un apoyo o no de la familia, amigos o allegados. (Bobes, Casas y Gutiérrez; s.f.).
Factores como el tiempo libre, el ocio, el entretenimiento han incrementado en los últimos años el consumo y la forma de acceder en cualquier lugar a la droga por parte de los jóvenes.
Cuando el usuario es crónico, repetitivo o frecuente en el consumo, empiezan a aparecer síntomas que reflejan su dependencia a la sustancia, como ansiedad, paranoia o pánico. Para Rossi (2008) el hábito hace que se incremente el consumo, luego la persona tendrá una tolerancia a la droga, lo que indica que ha aumentado potencialmente su consumo, pues el organismo se acostumbra a dosis más elevadas entrando en una etapa de dependencia física y psicológica. Finalmente viene el estado de síndrome de abstinencia, donde se evidencia al no consumir drogas, las consecuencias morfológicas, psicológicas y físicas que padece la persona.
Una característica principal de un adicto a las drogas se da en la adultez, presentan alto grado de intoxicación o de abstinencia con la sustancia. De igual forma se tiene un antecedente que el inicio de consumo va desde los 13-15. Los adictos tienen problemas psicológicos, sociales, familiares y no han llevado un tratamiento constante que los controle (Villa y Hermida, 2001)
Según Rivera (1993) es frecuente encontrar en los drogodependientes la pérdida, abandono o ausencia de un padre o de los pares. El fracaso conyugal a temprana edad conduce a múltiples trastornos conductuales, lo que provoca problemas sociales y psicológicos en el hombre mayor.
En la mayoría de los casos los factores ambientales o factores de curiosidad de los consumidores en un futuro no son factores de adicción. En cambio, los consumidores que en la actualidad están en tratamiento y presentan trastornos en la niñez relacionados con abandono de los pares, si están afectados psicológicamente (Rivera, 1993).
Rivera (1993) dice que los elementos psicodinámicos que lleva al consumo de drogas van desde la búsqueda del placer, hasta el trauma por algún evento indeseado del posible potencial consumidor. Los elementos psicodinámicos del consumidor comprende cuatro fases: El ansia, el acto compulsivo, la externalización y el círculo vicioso.
Según la Organización Mundial para la salud, adicto es:

“Consumo repetido de una o varias sustancias psicoactivas, hasta el punto de que el consumidor (denominado adicto) se intoxica periódicamente o de forma continua, muestra un deseo compulsivo de consumir la sustancia (o las sustancias) preferida, tiene una enorme dificultad para interrumpir voluntariamente o modificar el consumo de la sustancia y se muestra decidido a obtener sustancias psicoactivas por cualquier medio.”


Los adictos no son toxicómanos puros, en la mayoría de los casos consumen más de una sustancia o las combinan para generar mayor estados de placer o aumentar el tiempo de los efectos. Los politoxicómanos consumen más de una SPA, empero los tratamientos de psicología se enfocan en tratar la sustancia principal que consumen o la sustancia de referencia (Villa y Hermida, 2001).
A continuación, una breve explicación de las drogas más comunes y peligrosas que existen por su adicción, según la Organización Mundial para la Salud.
Tabaco: Planta originaria de América. Provoca cada año 1, 2 millones de muertes en Europa. Primera causa de muerte prematura en el mundo. La adicción al tabaco representa el 80-90% de los casos de cáncer de pulmón. El principal componente de adicción al tabaco es la nicotina, causa dependencia y síndrome de abstinencia (Organización Mundial para la Salud, 1994; Bobes, Casas & Gutiérrez, s.f)
Alcohol: El etanol es el principal componente psicoactivo de las bebidas alcohólicas. El alcoholismo es una enfermedad adictiva a causa del consumo de bebidas alcohólicas. Según un estudio efectuado en Estados Unidos con 43 mil personas, el 55% de los consultados bebían alcohol o se consideraban alcohólicos. El consumo excesivo puede causar o agravar 60 enfermedades médicas y trastornos mentales (Organización Mundial para la Salud, 1994; Bobes, Casas & Gutiérrez, s.f).
Cannabis: Término genérico para designar las distintas plantas que existen de la marihuana. Es la droga ilegal más consumida en el mundo. El 4, 4% de la población mundial ha consumido este tipo de sustancia. La capacidad de producir placer o euforia es el principal detonante para el consumo, puede provocar euforia, ansiedad, alucinaciones e ideas delirantes. Los pacientes crónicos presentan síndrome de dependencia y abstinencia (Organización Mundial para la Salud, 1994; Bobes, Casas & Gutiérrez, s.f).
Cocaína: Alcaloide que se consigue de las hojas de la coca. La cocaína es estimulante del sistema nervioso central que por lo general, se emplea para el entretenimiento y la diversión. Se conoce el consumo de coca hace más de 5 mil años. El 3% de la población entre el 2004-2005 ha consumido cocaína. Puede fumarse, inhalarse vía oral e inyectarse. Es usada como analgésico terapéuticamente. Causa euforia, ideas delirantes, paranoia, psicosis, episodios de auto agresividad, puede presentarse alteraciones visuales o auditivas de percepción como: ver sombras, escuchar voces, alucinaciones de parásitos en su cuerpo, etc. Produce alteraciones neuropsicológicas como: déficit de atención, concentración, aprendizaje, memoria visual, verbal, producción de lenguaje, léxico, etc. (Organización Mundial para la Salud, 1994; Bobes, Casas & Gutiérrez, s.f).

A continuación, un cuadro donde se evidencia la dinámica de los factores conductuales de los adictos a las drogas:


Grafico 1. Dinámica de los factores conductuales de los adictos a las drogas.



CONTEXTO-ATMOSFERA QUE LOS RODEA

-Ambiente interno y externo.

-Estímulos que provocan el consumo. Cambios fisiológicos, psicológicos.





VULNERABILIDAD-CAUSAS

Genética.

Historia de Aprendizaje


TOMA DE CONDUCTA

-Autoadministración de la sustancia, rechazo.





TRANSFORMACIÓN

Cambios positivos, negativos.

Eventos que provocan cambios fisiológicos y psicológicos.



(Cuadro adaptado de Villa y Hermida, 2001)
Como vemos, hay distintos factores que implican el consumo de sustancias psicoactivas y lo que provoca el comportamiento, factores internos y externos, por eso se tiene que trabajar en aspectos psicológicos, sociales y biológicos.
Luego de convertirse en adicto, el consumidor se vuelve dependiente. Según la Organización Mundial de la Salud se define como: “Estado psíquico y a veces físico resultante de un organismo vivo y una droga, se caracteriza por la compulsión de consumir la sustancia de forma continua” (Bobes, Casas & Gutierrez, s.f).
A pesar que la persona sepa que está consumiendo en reiteradas ocasiones y que tiene consecuencias negativas para su salud, pasa a un estado de abuso de la sustancia psicoactiva. A partir de ello aparece el síndrome de abstinencia, cuando el consumidor deja de consumir compulsivamente aparecen signos y síntomas generales en el cuerpo. Acompañado de lo anterior, el síndrome amotivacional aparece como efecto, la persona no tiene interés en nada, solamente quiere consumir (Bobes, Casas & Gutierrez, s.f).
El paciente o consumidor entra en una etapa de crisis por el no consumo pero tiene motivación para cambiar y dejarlo, llega un proceso terapéutica a través de la ayuda y entra en una etapa de desintoxicación que es de 7 a 17 días. No se permite la interacción familiar y se encuentra aislado. Luego de estos días de reposo, se vuelve a reintegrar con la familia, se rehabilita por medio de tratamientos familiares y sociales. Cuando se cree que fue un éxito el tratamiento por lo general viene la recaída del paciente, en donde, por diferentes circunstancias el paciente termina consumiendo (Bobes, Casas & Gutierrez, s.f).


CAPITULO III

3. MARCO METODOLÓGICO
3.1 Investigación:

El proceso de investigación científica que se llevó a cabo para lograr un cortometraje fiel a la realidad, correspondió a analizar y describir a través del método cualitativo el fenómeno social de los adictos a las drogas en Cúcuta.


El análisis de datos incluye la interpretación de los fenómenos vistos y la búsqueda de conceptos que los sustentan, el análisis de las entrevistas, la creación de los talleres y las observaciones etnográficas (Reyes, Paz, Sismondi y Bufa, 2011).
El proyecto tiene como objetivo de estudio, investigar a la sociedad. Desde el campo interdisciplinar de las ciencias sociales y humanas existen disimiles paradigmas en cuanto al método científico y proceder de la investigación por no ser consideradas ciencias exactas o duras.
Para Krause (1995) el objetivo de la ciencia es construir conocimiento. Crear entendimiento y razón es un acto científico, el objeto del conocimiento inmerso en un ambiente externo, contexto y cultura tiene que ser comprensible.

Como principios estructurados sistemáticamente y mediante la observación, la metodología cualitativa posibilita crear conocimiento a partir de los conceptos. Por medio de las relaciones de conceptos se crea el resultado y el producto científico (Krause, 1995).

La investigación científica de la realidad ha dado múltiples bases teóricas y paradigmas para su investigación. El proyecto se desarrolló con un enfoque de investigación cualitativa, que buscó describir e interpretar los fenómenos sociales en un contexto natural. Por medio de entrevistas, análisis etnográfico, experiencias personales, historias de vida y registros audiovisuales; prima el describir la problemática y la situación estudiadas (Gómez, Flores & Jiménez, 1996).

La problemática de las drogas, desde el adicto y en atmosferas reales, es un fenómeno social que no se ha ahondado en el cine local y esta es una oportunidad de visualizar la problemática actualmente en Cúcuta.

Las características principales de la investigación cualitativa según Rodríguez (1996) son:

-El proceso de recolección de información es variado e intensivo (observación, entrevistas, análisis de documentos).

-El foco de investigación se centra en búsqueda de explicaciones, percepciones, sentimientos y opiniones de los entrevistados (de los internos de la Fundación el Camino, sus familias, lo que piensa la ciudadanía)

-Se reconoce la existencia de múltiples realidades (la realidad del adicto y cómo ve la sociedad al adicto).

-La investigación se hace en el ambiente natural, se trata de comprenderlos en sus atmosferas y realidades (se realizó en el Canal Bogotá, en el antiguo “Barrio Chino”, en el “Parque Lineal” y en la Fundación el Camino, hogar de los internos).

-El investigador se reconoce en el proceso, aprende valores, experiencia y conocimiento de la realidad (la interrelación con los internos y la confianza que se ganó con ellos jugaron un papel clave para lograr una buena dinámica de correspondencia y por ende una buena comunicación y amistad).

-El investigador puede involucrarse en el proceso de investigación y se reconoce pero trata de no influir y disminuir la distorsión de la realidad, en medio de la recolección de información (La presencia en el campo y la atmosfera era una guía para que ellos lograrán los objetivos pactados oralmente).

Las características generales que debe de tener un investigador, según Krausen (1995) son:

-Los investigadores deben ser flexibles.

-Ver el escenario y a las personas de forma “holística”.

-Las interacciones con el escenario y las personas debe ser natural, como en la vida cotidiana.

-Dejar cualquier juicio de valor o predisposición sobre el tema.

-Con la información recolectada el investigador debe interpretarla, sin distorsionar la realidad.

-El investigador debe tomar experiencia de cada escenario.

A continuación, un cuadro donde se especifica el enfoque teórico-metodológico de la investigación:

Cuadro 2. Enfoque teórico-metodológico de la investigación.



Enfoque teórico-metodológico

Disciplina

Abordaje

Etnografía

Antropología

Cultura del grupo de personas.

Fenomenología

Filosofía

Experiencias de un fenómeno por un grupo de personas.

Heurística

Psicología

Mi experiencia y la experiencia de los otros.

Interaccionismo simbólico

Psicología social

Símbolos y comprensiones de las interacciones humanas.


Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   25


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad