Universidad de los hemisferios



Descargar 0.85 Mb.
Página2/11
Fecha de conversión17.12.2017
Tamaño0.85 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

1.3 CALIFICACIONES DE RIESGO

Las calificaciones de riesgo han sido un tema vanguardia desde que John Moody introdujera un rango de calificaciones para una emisión de bonos de ciertas empresas de ferrocarriles norteamericanas, hace más de un siglo. En la actualidad existen varias modalidades para calificar el riesgo y también diversas posibilidades de uso tanto a nivel nacional como global. Una calificación del riesgo de crédito o también llamada “rating” es una opinión bien fundamentada acerca de la capacidad crediticia de un emisor de instrumentos de deuda, o de la emisión de un instrumento específico de deuda; la variable de medición es la pérdida esperada y se la utiliza en función de un periodo de tiempo. Son sujetos de medición tanto las empresas, como los bancos y el soberano4; en cuanto cada uno de ellos posee la capacidad de emitir instrumentos de deuda. La calificación de riesgo de emisores de instrumentos de deuda depende, tanto de elementos internos como de elementos externos. Por un lado es importante tomar en cuenta la variable calidad crediticia, es decir la aplicación práctica de lo visto en los puntos anteriores de este capítulo; y por otro lado las variables riesgo país5, riesgo de mercado y otros riesgos del entorno son factores determinantes en la calificación.

Dentro del tema de calificación de riesgo, es sumamente importante el papel que tienen las categorías y escalas de riesgo de crédito. Ambos elementos han sido forjados por las distintas agencias calificadoras de riesgo; a medida que avanzan los estudios en el tema los “significados se han decantado y estandarizado con el paso del tiempo. Una característica fundamental en estas calificaciones es que constituyen un ranking u ordenamiento “relativo”, esto es, un listado desde las calificaciones de la más alta calidad crediticia hasta las de más baja calidad crediticia” (Held & Mac-Ginty, 2009, p.6). Existen escalas de medición global y escalas a nivel nacional. Las de nivel global permiten calificar con la misma vara a cualquier sujeto de medición sin importar el entorno particular en el que se encuentre. Las de nivel nacional son escalas modificadas para la aplicación dentro de un solo país. En toda escala el soberano obtiene la mejor calificación con respecto al resto de empresas y bancos de su mismo país. Y su nivel de calificación pesa siempre en las demás calificaciones. Las principales escalas utilizadas son las siguientes tres: Moody´s, Standard & Poor´s y Fitch (las tres son importantes agencias de calificación de riesgo y la escala utilizada por cada una recibe el nombre de su usuario).

Las escalas Standard & Poor´s y Fitch son prácticamente iguales entre sí; Moody´s tiene algunas variaciones con las anteriores. En el Anexo 1 se encuentra el detalle de ambas escalas. Las escalas tienen como mejor calificación a la triple A (AAA) siendo esta categoría donde hay el menor riesgo crediticio6 y la calificación de Default (D) en donde el sujeto calificado está en incumplimiento de pago recurrido. Mientras la calificación está más cercana a la triple A significa que el sujeto tiene mejor capacidad crediticia y es menor la probabilidad de impago; y si se acerca más a Default entonces significa que el sujeto tiene peor capacidad crediticia y es mayor la probabilidad de incumplimiento. Existen 10 posibles escaños en dicha escala, y por cada uno se representan tres “notch” distintos, Moody´s llama a cada “notch” con un número del 1 al 3, Standard & Poor´s y Fitch en cambio denominan a cada “notch” con un positivo, negativo o neutral. Por ejemplo un banco puede tener calificación AA+, y una empresa puede tener calificación AA-; habiendo dos escaños de diferencias. Es decir en el fondo existen 30 posibles escaños en ambas escalas.

La calificación de riesgo sirve para poder cuantificar la pérdida esperada para cada empresa debido a que las “agencias clasificadoras internacionales han recurrido a procedimientos de mapeo con el objeto de otorgar un significado cuantitativo a sus calificaciones en categorías de riesgo” (Held & Mac-Ginty, 2009, p.10). En dichos mapeos se ha estructurado la matriz para poder conocer la probabilidad de impago y la pérdida esperada en cada calificación de riesgo; todo esto en distintos horizontes de tiempo. El tiempo es otro factor importante al hablar de riesgo. De cierta forma los plazos de pago dilatan la capacidad crediticia de cualquier sujeto. Las agencias utilizan una fórmula de cálculo de la pérdida esperada; analizando el porcentaje de la probabilidad de impago de calificaciones de riesgo de emisores en una determinada categoría y el porcentaje de expectativa de pérdida.

(1)

El porcentaje de probabilidad de impago () es común a cualquiera de sus emisiones de instrumentos de deuda. La expectativa de pérdida en caso de incumplimiento () representa el riesgo de transacción de una determinada emisión de instrumentos de deuda. La expectativa de pérdida se puede aminorar con mitigadores de riesgo. Es decir, cuando la expectativa es 100%; no se ha utilizado ningún mitigador de riesgo y la pérdida esperada sería el mismo valor de la probabilidad de impago. En cambio, si el instrumento de deuda utiliza una herramienta para mitigar la expectativa de pérdida de un 50%; entonces la pérdida esperada será la mitad de la probabilidad de impago. Dicho mitigador de expectativa de pérdida puede consistir en un aval de un tercero siempre que su calificación de riesgo sea mejor que la del propio emisor.



1.4 PATRIMONIO TÉCNICO

El Acuerdo de Basilea II presentó como pilar para la administración del riesgo al requerimiento de capital mínimo; frente a esto las autoridades de Ecuador establecieron que es necesario que “en nuestro país se orienten los esfuerzos a fortalecer estos pilares conceptuales pero enmarcados en el contexto, el tamaño, la complejidad y el tipo de actividades y operaciones que manejan nuestras instituciones, para lo cual existen muchas alternativas.”(Superintendencia de Bancos y Seguros, 2003, p.13). Esto a la final influyo para que en Ecuador se maneje un requerimiento mínimo de capital denominado Patrimonio Técnico. Es por eso, que el autor del presente trabajo al hablar del capital mínimo se está refiriendo también al Patrimonio Técnico.



“El capital mínimo está compuesto por tres elementos fundamentales: una definición de capital regulador, activos ponderados por riesgo y la relación mínima capital-activos ponderados por riesgo.”(Comité de Supervisión Bancaria de Basilea, 2001, p.6). Para explicar su funcionamiento, se puede continuar con la línea de lo anterior: tras elaborar un mapeo con las calificaciones de riesgo y sus respectivas pérdidas esperadas se procede a elaborar una fijación de tasas para capitalización. Dicho capital sirve de seguro en caso de incumplimiento de deuda. Usando cualquiera de las escalas mencionadas en los puntos anteriores; se ha establecido que cuando el sujeto no tiene buena calificación se debe capitalizar una mayor cantidad de dinero para prevenir cualquier riesgo de crédito; mientras que cuando el sujeto tiene buena calificación entonces no es necesario capitalizar gran cantidad del monto prestado. También se mencionaba dentro de los modelos de manejo de riesgo de crédito, la utilización de un ponderador según la calidad del activo. El modo de utilizar este ponderador es anclándolo en la escala de la calificación de riesgo. Por ejemplo, en la escala Standard & Poor´s las empresas calificadas entre AAA y AA- tienen un ponderador del 20% y un requisito de capital mínimo del 1,6%. Si esta empresa adquiere un crédito de 100 dólares, entonces la entidad emisora del instrumento de deuda deberá asegurar un capital mínimo de 1,6% * 20% * 100, es decir 0,32 centavos de dólar. Este valor suena bastante bajo pero hay que suponer que la empresa tiene una buena calificación de riesgo y que es muy probable de que si pague y que no sea necesario recurrir al capital mínimo. Entonces la fórmula para el cálculo del capital mínimo es la siguiente:

(2)

Siendo el coeficiente mínimo de capital necesario para cada escala de la calificación de riesgo; es el ponderador del instrumento de deuda; y es la exposición neta o el monto prestado.




Tabla 1.1 Exposiciones empresariales en el enfoque estándar de riesgo de crédito (Kupiec, 2001)





Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad