Universidad de guayaquil


Historia del constructo habilidades sociales



Descargar 2.43 Mb.
Página3/13
Fecha de conversión19.12.2017
Tamaño2.43 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   13

Historia del constructo habilidades sociales.

Los pilares para el desarrollo e investigación de las habilidades sociales se remontan a las décadas de los años sesenta y setenta. Previo a ello, ya se evidenciaban indicios de la mención sobre la conducta interactiva en trabajos de Salter (1949), quien genera aportes de suma valía para el Entrenamiento de Habilidades Sociales (Caballo, 1986), que es uno de los trabajos mejor elaborados, que aporta con importantes técnicas en la modificación de conductas poco habilidosas.

El termino Conducta Asertiva es presentado por primera ocasión por Wolpe (1958), término que luego llegaría a ser sinónimo de habilidad social. Dicho autor utiliza el término asertivo como la expresión adecuada dirigida a otras personas, de cualquier emoción (positiva) que no sea la respuesta de ansiedad. Vale aclarar que Wolpe se enfocó mayoritariamente en las expresiones de molestia y enfado, como contrarias a las que favorecían la relación con los demás.

Los tratados de Moreno (1959) en Psicoterapia de grupo y Psicodrama, son una influencia muy cercana al método del ensayo de la conducta, como representación de las actitudes y situaciones conflictivas de la vida real de los participantes. El entrenamiento asertivo es incluido dentro de la práctica clínica por Lazarus (1966) y por Wolpe y Lazarus (1966). Junto con esa influencia, posteriormente, Alberti y Emmons (1970) lanzan el libro “Your perfect right”, con lo cual dan un fuerte empuje al desarrollo terapéutico del constructo asertividad.

Otra fuente importante en el proceso investigativo-metodológico de las habilidades sociales son los trabajos efectuados por Zigles y Phillips (1960,1961); dichos autores traen a colación la competencia social. Sus trabajos con adultos hospitalizados sostienen que a mayor competencia social previa al internamiento, menor será el tiempo de estancia en el centro de salud.

Goldstein en 1980 aporta con una clasificación bien estructurada y delimitada de las HHSS, misma que consta de: primeras habilidades sociales, habilidades sociales avanzadas, habilidades relacionadas con los sentimientos, habilidades alternativas a la agresión, habilidades para hacer frente al estrés y habilidades de planificación.

Entre los métodos de desarrollo de HHSS más influyentes, destaca el Manual de evaluación y tratamiento de Habilidades Sociales de Caballo (1986). En el texto, el autor hace un estudio minucioso del constructo y aporta con las dimensiones asertividad-pasividad-agresividad como estilos de interacción comunes en las relaciones sociales.

Además refiere el método de entrenamiento de HHSS, mismo que reviste de total importancia en los estudios predecesores y tratamientos de la conducta poco habilidosa.

Entre los autores más recientes, Monjas (1999) y Rojas (1999) destacan las HHSS como comportamientos adquiridos y no rasgos de la personalidad basados en la interacción con otras personas.




    1. La adquisición de habilidades sociales

Para indicar el nivel de desarrollo de las habilidades sociales en adolescentes, es menester, saber cómo se adquieren y refuerzan y se extinguen las conductas socialmente habilidosas, para de esta manera poder determinar el momento ocurrió, en los adolescentes varones del Centro Huancavilca, la configuración en su repertorio conductual de conductas desadaptativas.

No hay datos definitivos sobre cómo y cuándo se adquieren las habilidades sociales, pero es sin duda la niñez un periodo crítico. En este sentido, numerosas investigaciones (García, Rodríguez, & Cabeza, 1999), (Pérez & Santamarina, 1999), (Sanz, Sanz, & Iriarte, 2000), (Sánchez, 2001), (Torbay, Muñoz, & Hernández, 2001), (Rosa et al., 2002) han encontrado relaciones sólidas entre las conductas socialmente habilidosas en la infancia y posterior funcionamiento social, académico y psicológico tanto en la infancia como en la edad adulta. Sin embargo, no solo la infancia se considera un periodo crucial para el desarrollo de las habilidades sociales, debido a que en etapas posteriores del desarrollo también se han encontrado relaciones entre surgimiento y modificación de habilidades, incluso la extinción y deterioro de habilidades que ya formaban parte del repertorio conductual.

Con relación a la adquisición de las habilidades, la mayoría de los autores sostienen que su desarrollo surge normalmente como consecuencia de varios mecanismos básicos de aprendizaje. Entre los que se destacan: reforzamiento positivo directo de las habilidades, el modelado o aprendizaje observacional, el feedback y desarrollo de expectativas cognitivas respecto a las situaciones interpersonales.

En la interacción social, no solo se adquieren nuevas habilidades sociales, sino que algunas previas se extinguen, dando lugar a comportamientos sociales poco habilidosos. Fernández (1999) elaboró una lista de los factores que pueden explicar el comportamiento social inadecuado, los cuales, para objetos de este estudio, fueron agrupados en tres grandes grupos:



Ausencia del desarrollo de las conductas habilidosas.

  • Las conductas necesarias no están presentes en el repertorio conductual del individuo, ya sea porque no las ha aprendido o por haber aprendido conductas inadecuadas.

  • El individuo está sometido a aislamiento social (ej.: por haber estado institucionalizado) y esto puede producir la pérdida de las habilidades por falta de uso.

Características personales en el momento de la interacción.

  • La persona puede no estar interesada en iniciar o mantener interacciones sociales.

  • El individuo no sabe discriminar adecuadamente las condiciones en que una respuesta determinada probablemente sería efectiva.

  • La persona no está segura de sus derechos o piensa que no tiene derecho a responder adecuadamente.

  • La persona siente ansiedad asociada a las interacciones sociales que obstaculiza o dificulta su actuación

Influencia del medio.

  • El sujeto teme las posibles consecuencias de la conducta habilidosa.

  • Existen obstáculos restrictivos que impiden al individuo expresarse adecuadamente o incluso lo castigan si lo hace.

  • Hay una falta de motivación para actuar apropiadamente en una situación determinada.

Aceptar que las habilidades sociales son aprendidas implica que como todo lo que es aprendido también es susceptible de ser modificado. El entrenamiento de las habilidades sociales se basa principalmente en esta premisa, enseñar a las personas habilidades sociales necesarias para un mejor funcionamiento interpersonal; sin embargo, el desarrollo, pautas y pasos para llevar a cabo el entrenamiento de habilidades sociales serán explicados ampliamente en otro acápite de este capítulo.


    1. Dimensiones que influyen en el desarrollo de habilidades sociales.

Dewerick (1986) considera que para analizar el desarrollo de las habilidades sociales se debe tener en cuenta dos dimensiones:


      1. Dimensión ambiental

El ambiente en que nace y crece un individuo influencia su capacidad de relacionarse socialmente de dos maneras: permitiéndole aprender las habilidades necesarias para una buena interacción y como oportunidad para actualizar lo aprendido. Dentro de esta dimensión, se puede observar varios escenarios en la vida de los adolescentes:


  • Contexto familiar: El hogar es el primer lugar donde el adolescente, desde la infancia, observa modelos significativos de comportamiento, a través de su padres, hermanos y demás familiares.




  • Contexto escolar: El segundo ambiente de socialización es la escuela, en la cual los niños y posteriormente adolescentes, pueden ensayar comportamientos interpersonales e interactuar con modelos significativos como profesores y compañeros.




  • Colectivo social: dado que esta investigación tiene como grupo etario a la adolescencia, es menester abordar este grupo de socialización, debido a que a esta edad, cobra especial importancia como referente de comportamiento para los sujetos. Como ya se explico en un acápite anterior, el colectivo social permite a los adolescentes cumplir su deseo de ser aceptados y a su vez, buscar su propia individualidad.




      1. Dimensión personal




  • Componentes cognitivos: La inteligencia y las aptitudes se consideran componentes importantes en la adquisición de habilidades sociales, no solo en términos de coeficiente intelectual, sino también en relación con las funciones psicológicas relacionadas con el juicio, la planificación y resolución de problemas.




  • Componentes afectivos: se basa en la capacidad que haya adquirido en su proceso de expresar sentimientos y emociones, así como el manejo de los mismos en situaciones de crisis. Existen sociedades que condenan en los hombres el desarrollo de este componente, impidiendo, que ellos expresen las habilidades sociales relacionadas con sentimientos.




  • Componentes conductuales: Aquí se sitúan rasgos específicos sobre la interacción interpersonal como: la apertura, la empatía y la cordialidad. En los adolescentes, la manifestación de estos componentes, está relacionada con la experiencia y con la puesta en práctica en escenarios sociales, de manera de que aquello que les resulto efectivo, tiende a volver a usarse y acentuarse en el repertorio conductual.




    1. Funciones de las habilidades sociales

Conocer la definición de las habilidades sociales, facilita formar una idea de para qué sirven. La interacción social es el primer y más observable campo en donde se observa la utilidad de las habilidades sociales, mas no es el único. Monjas (1993), cita las siguientes funciones que cumplen las habilidades sociales:


  • Aprendizaje de la reciprocidad: En la interacción con los pares es relevante la reciprocidad entre lo que se da y se recibe.




  • Adopción de roles: Se aprende a asumir el rol que corresponde en la interacción, la empatía, el ponerse en el lugar del otro, etc.




  • Control de situaciones: Que se da tanto en la posición de líder como en el seguimiento de instrucciones.




  • Comportamientos de cooperación: La interacción en grupo fomenta el aprendizaje de destrezas de colaboración, trabajo en equipo, establecimiento de reglas, expresión de opiniones, etc.




  • Apoyo emocional de los iguales: Permite la expresión de afectos, ayuda, apoyo, aumento de valor, alianza, etc.




  • Aprendizaje del rol sexual: Se desarrolla el sistema de valores y los criterios morales.

Sintetizando lo anteriormente expresado, se observa que las funciones se expresan en tres dimensiones:




  1. Aprendizaje para la interacción.

  2. Comportamientos orientados por cualidades que favorecen la interacción.

  3. Seguridad personal.

De manera que no sólo favorecen el momento de la relación con los otros, sino que su establecimiento en el repertorio conductual de un individuo, garantiza beneficios a nivel personal y social a corto y largo plazo.




    1. Elementos de Habilidades Sociales

En términos generales, se traslada la visión molar-molecular utilizada en las ciencias sociales, para analizar la concepción conductual de la habilidad social.


Las categorías molares son tipos de habilidad general como la defensa de los derechos, la habilidad heterosocial o la capacidad de actuar con eficacia en las entrevistas laborales. Se supone que cada una de estas habilidades generales depende del nivel y de la forma de una variedad de componentes moleculares8 de respuesta, como el contacto ocular, el volumen de la voz, o la postura. (Caballo 2007).
Este enfoque bidimensional, hace que se genere confusión al momento de evaluar los elementos de las habilidades sociales. Algunos investigadores consideran uno de los componentes sobre el otro y centran sus estudios por separado, mientras que otros, se basan en ambos componentes.

Ahora veremos, dentro de estas dos categorías antes mencionadas, como observan algunos teóricos, los elementos que integran generalmente una conducta socialmente habilidosa.




      1. Según Goldstein

Arnold Golstein, psicólogo estadounidense, en 1980 propone la siguiente clasificación de elementos de las habilidades sociales9:

 

1. Primeras habilidades sociales:


  • Escuchar

  • Iniciar una conversación

  • Mantener una conversación

  • Formular una pregunta

  • Dar las gracias

  • Presentarse

  • Presentar a otras personas

  • Hacer un cumplido


2. Habilidades sociales avanzadas

  • Pedir ayuda

  • Participar

  • Dar instrucciones

  • Seguir instrucciones

  • Disculparse

  • Convencer a los demás

3. Habilidades para manejar sentimientos

  • Conocer los sentimientos propios

  • Expresar los sentimientos propios

  • Comprender los sentimientos de los demás

  • Enfrentarse al enfado de otro

  • Expresar afecto

  • Resolver el miedo

  • Autorrecompensarse

 

4. Habilidades alternativas a la agresión

  • Pedir permiso

  • Compartir algo

  • Ayudar a los otros

  • Negociar

  • Utilizar el autocontrol

  • Defender los propios derechos

  • Responder a las bromas

  • Evitar los problemas con los demás

  • No entrar en peleas

 

5. Habilidades para el manejo de estrés

  • Formular una queja

  • Responder ante una queja

  • Demostrar deportividad después de un juego

  • Resolver la vergüenza.

  • Arreglárselas cuando es dejado de lado

  • Defender a un amigo

  • Responder a la persuasión

  • Responder al fracaso

  • Enfrentarse a mensajes contradictorios

  • Responder a una acusación

  • Prepararse para una conversación difícil

  • Hacer frente a la presión de grupo


6. Habilidades de planificación

  • Tomar una decisión

  • Discernir sobre la causa de un problema

  • Establecer un objetivo

  • Determinar las propias habilidades

  • Recoger información

  • Resolver problemas según la importancia

  • Tomar la iniciativa

  • Concentrarse en una tarea



      1. Según Inés Monjas

En la aplicación de programas dirigidos a poblaciones infanto-juvenil, Inés Monjas (1993) destaca:

 

1. Habilidades básicas de interacción social.



  • Sonreír.

  • Saludar.

  • Presentaciones.

  • Favores.

  • Cortesía y amabilidad


2. Habilidades para hacer amigos.

  • Reforzar a los otros.

  • Iniciaciones sociales.

  • Unirse al juego con otros.

  • Ayuda.

  • Cooperar y compartir.


3. Habilidades conversacionales.

  • Iniciar conversaciones.

  • Mantener conversaciones.

  • Terminar conversaciones.

  • Unirse a la conversación de otros.

  • Conversaciones de grupo


4. Habilidades relacionadas con los sentimientos, emociones y opiniones.

  • Autoafirmaciones positivas.

  • Expresar emociones.

  • Recibir emociones.

  • Defender los propios derechos.

  • Defender las propias opiniones.


5. Habilidades de solución de problemas interpersonales.

  • Identificar problemas interpersonales.

  • Buscar soluciones.

  • Anticipar consecuencias.

  • Elegir una solución.

  • Probar la solución.


6. Habilidades para relacionarse con los adultos.

  • Cortesía con el adulto.

  • Refuerzo al adulto.

  • Peticiones al adulto.

  • Solucionar problemas con el adulto




      1. Según Caballo

Vicente Caballo (1989), uno de los autores más reconocidos en el tema de habilidades sociales, plantea los siguientes elementos:


  1. Iniciar y mantener conversaciones

  2. Hablar en público

  3. Expresión de agrado, amor o afecto

  4. Defensa de los propios derechos

  5. Pedir favores

  6. Rechazar peticiones

  7. Hacer cumplidos

  8. Aceptar cumplidos

  9. Expresión de opiniones personales, incluido el desacuerdo

  10. Expresión justificada de molestia, desagrado o enfado

  11. Disculparse o admitir ignorancia

  12. Petición de cambio en la conducta del otro

  13. Afrontamiento de las críticas




        1. Estilo de respuesta

Existe un repertorio de respuestas conductuales básicas propuestas por Caballo (1989), estas son asertividad como conducta objetivo y agresividad y pasividad como polos extremos de estilos de interacción.

Gráfico 2: Estilos de respuesta conductual



          1. Agresiva

Un estilo de interacción agresivo implica la defensa de derechos únicamente personales y la expresión de los pensamientos, sentimientos y opiniones de forma deshonesta, inapropiada de manera que puede incluso llegar a violentar a los demás. El sujeto tiende a exagerar para demostrar superioridad. Refleja agresividad.

 

Entre sus características tenemos:



 

Exige con frecuencia, usando palabras altisonantes. Hace acusaciones; impone su opinión; se comunica a base de mandatos; habla mucho para no ser contrariado. Se sobrestima; habla solamente de sí mismo.

 

Su voz es fuerte, con frecuencia grita; tiene un tono frío y autoritario. La mirada carece de expresión o bien suele ser  fija, penetrante y orgullosa. Su postura es rígida, desafiante y soberbia.


Basada en la observación de los adolescentes de la muestra, en donde se pudo observar las frecuentes peleas y discusiones tanto con sus pares como con sus superiores (maestros, directivos del centro y sus padres) se elaboró la hipótesis de que este es el estilo que más emplean en sus interrelación con otros.

          1. Pasiva

Se refiere a la incapacidad de expresar honestamente sentimientos, pensamientos u opiniones. El sujeto con estilos de interacción pasivos tiende a expresarse de forma autoderrotista, con disculpas y falta de confianza. Actúa con la esperanza de que los demás adivinen sus deseos. Su apariencia es de inseguridad.

 Entre sus características tenemos:

 

Se disculpa constantemente; da mensajes indirectos y habla con rodeos. No encuentra palabras adecuadas; no dice lo que quiere decir; habla mucho para clarificar su comunicación; no dice nada por miedo o vergüenza; se humilla a sí mismo.



 

Su tono de voz es débil y tembloroso; volumen bajo. Evita el contacto visual; ojos caídos y llorosos. Su postura es agachada; mueve la cabeza en forma afirmativa constantemente.




          1. Asertiva

Es el comportamiento adecuado y reforzante que ayuda al individuo a expresarse libremente y a conseguir, frecuentemente, los objetivos propuestos. El individuo controla mejor su ambiente y está más satisfecho consigo mismo y con los demás.

 

Consiste es saber pedir, saber negarse, negociar y ser flexible para poder conseguir lo que se quiere, respetando los derechos del otro y expresando los propios sentimientos de forma clara. La asertividad consiste también en hacer y recibir cumplidos, y en hacer y aceptar quejas.



 

Entre sus características tenemos:

 

Una persona con un estilo asertivo de interacción actúa con naturalidad; escucha atentamente; expresa lo que quiere y sus sentimientos sin temor; habla objetivamente y su comunicación es directa.


Su voz es firme, calurosa, relajada y bien modulada. Ve a los ojos, posee una mirada franca y ojos expresivos. Su postura es balanceada; relajada y tranquila.
Como se hace evidente, este es el comportamiento al que se debe apuntar; sin embargo, no es muy observable en los estilos de respuesta de los adolescentes del Centro Huancavilca.


        1. Componentes moleculares

Como se explicó en un párrafo anterior, para poder evaluar el desarrollo de las habilidades sociales y su entrenamiento es necesario conocer los diferentes componentes moleculares que conforma cada conducta en el proceso de interacción. A continuación el planteamiento que realiza Caballo10 (1989) sobre cada uno de los componentes dentro de sus respectivas dimensiones.




          1. Elementos no verbales

En muchas ocasiones, la expresión gestual, la postura, entre otros componentes suelen indicar mucho más que las propias palabras, de ahí que dentro de las habilidades sociales de los adolescentes es preciso saber cuáles se han desarrollado y cuales deben entrenarse. Las habilidades relacionadas con la comunicación no verbal parten de:

 


  • La mirada. El contacto ocular es uno de los elementos a los que se le atribuye mayor importancia en las interacciones. Definimos la mirada como el mirar a otra persona a los ojos o parte superior del rostro. Las personas que miran a las demás son tomadas como agradables y directas, en cambio un abuso de dicha conducta genera hostilidad y dominio-sumisión.

Así también, la mirada se utilizaba para acompañar y dar énfasis a la palabra dada.




  • La expresión facial. El rostro es la vía más rápida hacia la expresión emocional. Una conducta socialmente habilidosa requiere de la congruencia entre el mensaje y la expresión facial.




  • Los gestos. Definidos como cualquier acto observable que enfatiza el mensaje a través del estímulo visual hacia el receptor. Las manos, extremidades inferiores y el rostro permiten una infinidad de gestos, que se consideran apropiados o inapropiados, dependiendo de la cultura  del sujeto.




  •  La postura.  La manera de sentarse, la posición del cuerpo y las piernas; las posturas permiten comunicar tanto actitudes como sentimientos y la percepción que tiene el individuo de sí mismo y de su entorno. Se puede reflejar a través de la postura:




  1. Actitudes de apertura como calidez y amistad y de rechazo como dominancia y timidez.

  2. Emociones tales como el nerviosismo o interés romántico

  3. Un acompañamiento del habla al usarse al cambiar de tema, para dar énfasis o tomar y ceder la palabra.




  • La distancia/contacto físico. El grado de proximidad implica el nivel y naturaleza de la interacción y se modifica en dependencia del contexto social.






          1. Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   13


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad