Universidad de guayaquil. Facultad de ciencias psicológicas



Descargar 0.6 Mb.
Página2/13
Fecha de conversión28.03.2018
Tamaño0.6 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   13

INTRODUCCIÓN

La violencia, medio que debiera estar ya desterrado en una sociedad civilizada, sigue actuando entre nosotros como si fuera el único medio por el cual unos pocos hacen oír su voz, mientras que la mayoría, perjudicada, ha de seguir soportando, lo cual es alarmante. Actualmente, se observa que la violencia intrafamiliar aumenta, se torna más frecuente, esto crece, se intensifica y conforma un verdadero problema social, porque se extiende más allá de los padecimientos presentes de una persona. La sociedad ejerce violencia y, en algunos casos sin llegar a percibir la misma o a darse cuenta de ella.

El hogar siendo el núcleo en donde un niño debería de recibir amor, cariño, afecto, cuidados fiscos y sobre todo como centro social único y vital para el aprendizaje de una serie de valores, actitudes, destrezas, habilidades que luego serán reforzadas en la escuela, lamentablemente, en los últimos tiempos somos testigos de cómo el ambiente familiar se ve enrarecido por una serie de problemas que afectan a niños y adolescentes, debido a que se ven inmersos en un mundo conflictivo relacionado con el grupo de apoyo primario, el cual obstaculiza e influye negativamente en su normal desarrollo.

La presente Tesis lleva por título: “La violencia intrafamiliar y sus efectos en el bajo rendimiento académico de los niños en edad escolar que acuden al centro de salud Juan Montalvo de la ciudad de Guayaquil en el año 2011-2012” un tema que en diferentes formas y de diversas maneras está presente en muchos casos en el estudiante ecuatoriano.

Podemos asegurar que la violencia intrafamiliar constituye una consecuencia de la situación socioeconómica- cultural de la familia; siendo los niños, los adolescentes, quienes resultan como las primeras víctimas de ello, a veces, con manifiestas consecuencias en su desenvolvimiento estudiantil y en sus relaciones interpersonales.

Por lo tanto Podemos considerar al niño como un tipo de receptor que capta las diversas formas de violencia que se puedan presentar en su ambiente familiar y social.

El tema tratado, como ya lo hemos manifestado, no ha sido aún objeto de un estudio detenido, si bien toda la sociedad está consciente de su existencia, sin embargo se han emprendido acciones relacionadas con la concientización de los padres en su deber para con sus hijos. Allá están encaminados: el Código de la Niñez y Adolescencia como un conjunto de normas de protección; el Juzgado de la Niñez y Adolescencia como organismo para aplicar la justicia. Pero se olvida ante todo debe estar la educación de los padres, el conocimiento de sus deberes y obligaciones para con su pareja y para con sus hijos, y el conocimiento del niño y del adolescente en su desempeño psicológico, como base para proporcionarle el trato que se merece.

Debido a que la violencia no solamente se ve en la familia hoy en día a pesar de los grandes avances tecnológicos que deberían ser utilizados para crear conciencia y contribuir a un desarrollo integral existen instituciones educativas en las que se aplican diversas manifestaciones de violencias por parte de los docentes a los alumnos, lo que provoca problemas de conductas que no pueden ser abordados correctamente.

Al hacer mención a la educación se hace necesario mencionar a las entidades educativas y los elementos que intervienen en el proceso enseñanza- Aprendizaje, como son los alumnos, la familia , los docentes y el entorno social que los rodea. Los maestros deben estar muy atentos a las conductas negativas que presenten sus alumnos, Además y muy importante deben tener conocimiento del contexto familiar en el que viven estos niños, ya que por lo manifestado los niños que proceden de hogares en los cuales se han suscitado diversos problemas como, divorcios, malos tratos, separación, conflictos entre los padres, dependencia de alcohol y drogas se ven fuertemente afectados en la escuela, primero que todo el rendimiento académico, el que se define como la capacidad que tiene el niño a un determinado proceso de aprendizaje o las pérdidas que dicho proceso conlleva. Sobre todo se ve afectada la interacción del niño con sus compañeros y demás miembros de la institución; ya que debido a todos los problemas y traumas que vive no puede tener un buen desarrollo emocional, social y cognitivo, es decir estos niños quedan prácticamente excluidos y la ayuda que reciben es muy poca por no decir nula. Pero en los casos en los que los docentes desean colaborar no cuentan con las herramientas necesarias para afrontas esta situación.

Dada la situación encontrada en la cooperativa Juan Montalvo se definió el problema y se plantea, ¿Cuáles son los efectos de la violencia intrafamiliar en el bajo rendimiento académico de los niños en edad escolar que acuden al centro de salud Juan Montalvo de la ciudad de Guayaquil en el año 2011-2012?

La orientación recibida por parte de diversos organismos de nuestra universidad, la facilidad de consecución de las fuentes bibliográficas relacionadas con el marco teórico, la abierta cooperación de las autoridades, alumnado y padres de familia los cuales acudieron al Centro De Salud Juan Montalvo, sumadas a nuestro esfuerzo personal, han hecho posible el desarrollo de este trabajo y han dado factibilidad al proceso investigativo cuyos resultados los presentamos en el presente compendio.

Nuestra satisfacción, el haber logrado con el desarrollo del presente proceso de investigación, la obtención de los objetivos propuestos. Se ha podido comprobar, que existe un grado elevado, en los hogares de los alumnos en edad escolar que acudieron a las consultas psicológica durante el periodo 2011-2012, de algún tipo de violencia intrafamiliar, la que tiene como consecuencia, problemas de adaptación y de bajo rendimiento en tales alumnos, conforme a nuestro objetivo general y los dos objetivos específicos.

Por sobre todos los requerimientos de carácter académico, en relación con nuestro trabajo desarrollado, nos queda la satisfacción de haber logrado un trabajo con base y fundamentación científica, y centrado en una realidad concreta, lo que a muchos nos va a servir para el desempeño de nuestra futura tarea profesional.

JUSTIFICACIÓN

El presente trabajo se abordó después de conocer las diferentes situaciones que se estaban presentando en diversas instituciones educativas del sector de la cooperativa Juan Montalvo en la ciudad de Guayaquil. Los docentes de las instituciones manifestaban que existen niños con bajo rendimiento académico y diferentes comportamientos que van desde la pasividad hasta llegar a la agresividad, dificultades de interacción social, tendencia a interpretar de modo hostil la conducta de los otros, baja autoestima, problemas de egocentrismo cognitivo y social, por lo cual eran derivados al servicio de consulta psicológica del centro de salud Juan Montalvo. Con la presente investigación se pretende describir los efectos que tiene la violencia intrafamiliar en cualquiera de sus formas y/o tipos, en el desempeño académico de los niños en edad escolar y la manifestación de los diferentes comportamientos que pueden afectar tanto su vida emocional y psicológica. Debido a que cada vez son más los casos donde el bajo rendimiento académico está asociado a relaciones inadecuadas al interior de la familia, en la cual hay carencia de valores, principios, comunicación, cooperación, unión familiar. Así estas situaciones figuran como posibles causas afectando directamente al núcleo familiar, dado que el entorno familiar y en especial los padres tienen la responsabilidad de cuidar, educar, y proporcionar a sus hijos los medios necesarios para su adecuado desarrollo, de forma que puedan llegar a ser miembros activos de la sociedad. Así la percepción que tenga el niño de sus relaciones familiares será determinante en su desempeño escolar y personal.



MARCO TEÓRICO

1. Violencia Intrafamiliar.

1.1 Antecedentes históricos de la violencia intrafamiliar.

En la década de 1970 las feministas analizaron el alcance de la violencia doméstica (considerada como un fenómeno exclusivamente masculino) y se crearon centros de acogida y de ayuda para las mujeres maltratadas y para sus hijos. La violencia doméstica también está relacionada con los niños maltratados (muchas veces, aunque no siempre, por abuso sexual) y con acciones verbales y psicológicas que pueden ser cometidas tanto por mujeres como por hombres.

Algunos autores buscan el origen de los conflictos subyacentes a la violencia doméstica en las rutinas del hogar adaptadas a una fuerza de trabajo exclusivamente masculina, que ha dejado de monopolizar los ingresos económicos de la familia con la incorporación de la mujer al trabajo, la pobreza y la escasa movilidad social.

A lo largo de la historia, el patriarcado, según el movimiento feminista, ha puesto el poder en manos de maridos y padres en cualquier relación conyugal o de pareja. El suttee entre los hindúes (que exige que la viuda se ofrezca en la pira funeraria de su marido), el infanticidio femenino en la cultura china e india dominadas por hombres, los matrimonios concertados entre los musulmanes, que pueden llevar al asesinato o a la tortura de la mujer, y la esclavitud doméstica en el nuevo hogar indican la presencia endémica de sexismo y violencia doméstica masculina.

Se desconoce si este tipo de violencia es un fenómeno en alza o en baja, incluso en países donde hoy existe un mayor número de denuncias y de registros que en épocas anteriores. Por un lado, es probable que haya una mayor predisposición a denunciar estos hechos al existir una mayor independencia femenina, más oportunidades de trabajo fuera del hogar, mayor conciencia feminista y más posibilidades de anticoncepción. Por otro lado, la motivación para la violencia es menor al existir una mayor libertad de elección de compañero, menos matrimonios forzados y una mayor emancipación de la mujer en cuanto a propiedad, estudios y divorcio. Ninguno de estos elementos puede ser evaluado con exactitud.

La tecnología de la información actual ayuda a recopilar datos, pero en cambio resulta difícil conocer los procesos y los antecedentes. Algunas feministas radicales opinan que es la familia la raíz del problema y que la solución está en liberarse del hombre, mientras que en el extremo opuesto otros opinan que la mujer debe limitarse a su papel de ama de casa y madre.

Aunque no puede afirmarse que toda la violencia sea cometida por hombres, sí ocurre así en la mayoría de los casos. A veces son el padre y la madre juntos quienes cometen las agresiones, como en el caso de malos tratos a los hijos. La patología del maltrato infantil, desgraciadamente, no tiene fin.

El fratricidio, asesinato de un hermano, también ha sido un hecho frecuente en las sociedades con derechos de primogenitura. Las herencias de coronas y títulos y las herencias de propiedades han dado origen a fraudes y asesinatos. Los hermanos varones, que han constituido a veces grupos de venganza en sociedades poco estructuradas, aún siguen operando en el mundo de la mafia y en círculos criminales.



1.2.- conceptualización de la violencia intrafamiliar.

La violencia se define como: todo maltrato que afecte la vida, integridad física o psíquica entre las personas que mantienen una relación de familia o parentesco. A partir de esta primera aproximación semántica, podemos decir que la violencia es un poder arbitrario y abusivo que desconoce la dignidad del afectado, y es aún más grave cuando se ejerce al interior de la familia, siendo esta la célula básica de la sociedad.

La violencia constituye la forma de expresión de algunos tipos de personalidades que se caracterizarían fundamentalmente por un mal manejo de la agresividad, dificultades en el control de las propias emociones o impulsividad, exagerada reactividad a los estímulos externos, poca tolerancia a las frustraciones, carácter explosivo, irritabilidad, conducta antisocial, etc. Los niños que durante la infancia han padecido malos tratos por parte de sus padres o educadores, abandono o privación afectiva, al igual que los que han sido sobreprotegidos y se han acostumbrado a que siempre se satisfagan sus deseos, son los que más posibilidades tienen de ser violentos y padecer problemas en su desarrollo y adaptación. Se considera violenta, a la persona irrazonable, que se niega a dialogar y se obstina en actuar de manera egoísta, con un carácter dominante y agresivo.

Para Alarcón y Trujillo (1997), definir la violencia es una tarea compleja, aunque acentuar una idea de la violencia como: el tipo de conducta individual o colectiva que, practicada intencional, impulsiva o deliberadamente, causa daño físico, mental o emocional tanto al propio individuo o individuos que la ejecutan como a otros en ambiente inmediato y mediato.



1.3 Características de la violencia infamiliar

El término violencia intrafamiliar, alude a todas las formas de abuso que tiene lugar en las relaciones entre miembros de la familia, de manera que la relación de abusos es aquella en la que una de las partes ocasiona un daño físico y/o psicológico a otro miembro, y se da en un contexto de desequilibrio de poder. (Silva, 1998). Para establecer que una situación determinada es un caso de violencia intrafamiliar, la relación de abuso debe ser crónica, permanente y periódica. Con ello se hace referencia a la violencia familiar, es decir, a las distintas formas de relación abusiva que caracterizan un vínculo intrafamiliar.

Los niños que fueron víctimas de violencia o que se criaron dentro de ese contexto, tienden a reproducirlas en sus futuras relaciones (Rojas, 1995).

Características:

• Generalmente en las familias en las que aparece la violencia familiar tienen una organización jerárquica fija o inamovible, Además sus miembros interactúan rígidamente, no pueden aportar su propia identidad, deben actuar y ser como el sistema familiar les impone.

• Las personas sometidas a situaciones críticas de violencia familiar presentan un debilitamiento de sus defensas físicas y psicológicas, lo que conduciría a un incremento en los problemas de salud. Muchas padecen de depresión y enfermedades psicosomáticas.

• También estas personas muestran una disminución marcada en el rendimiento laboral. En los niños y adolescentes tienen problemas de aprendizaje, trastornos de la personalidad, etc.

• Por lo general las personas que viven afectadas por la violencia familiar, como se criaron dentro de este contexto, tienden a reproducirlos en sus futuras relaciones.

1.4 Aproximación a la violencia intrafamiliar

Según Perrone y Nannini (1997), hay que comprender que la violencia intrafamiliar en el contexto de un proceso comunicacional, se distinguen dos grandes tipos de violencia, la violencia de agresión, que emerge en el núcleo de una relación simétrica y la violencia que emerge en el marco de una relación complementaria. Las manifestaciones de ambos tipos de violencia son distintas como también la gravedad del daño que pueden provocar e igualmente algunas de las pautas a tener en cuenta en el proceso terapéutico. Según Corsi (1995) y Ferreira (1992), se está frente al resultado de conductas aprendidas en el proceso de socialización de una sociedad patriarcal y sexista, y en el seno de familias con problemas de violencia. Así Ferreira (1992), habla de cómo se llega a ser una mujer maltratada o el libreto del hombre violento; en tanto que Corsi (1995) utiliza expresiones como el modelo masculino tradicional.

La Organización Panamericana de la Salud, ha definido a la violencia intrafamiliar como: toda acción u omisión cometida por algún miembro de la familia en relación de poder, sin importar el espacio físico donde ocurra, que perjudique el bienestar, la integridad física, psicológica o la libertad y el derecho al pleno desarrollo del otro/a miembro de la familia. Por lo tanto, los grupos de riesgo para la violencia en contextos privados son las mujeres y los niños, definidos culturalmente como los sectores con menos poder. Dado que las mujeres son la población en riesgo, en la literatura internacional se suele utilizar el término violencia doméstica como equivalente a violencia hacia la mujer en el contexto doméstico. Pues culturalmente, la falsa creencia que los hombres son superiores, ha estigmatizado a la mujer como débil, negándole todo tipo de privilegios y derechos como ser humano. Corsi, (violencia hacia las mujeres como problema social),

La violencia se puede presentar en cualquier familia sin importar los estratos sociales. La víctima de violencia intrafamiliar es cualquier persona considerada cónyuge o conviviente, actual o ex pareja, entre padres de un hijo común o hacia un pariente de hasta tercer grado. Están considerados también dentro de violencia intrafamiliar el maltrato infantil, la violencia hacia el adulto mayor, hacia minusválidos y entre cónyuges.

Las mujeres y los niños son definidos seres débiles y dependientes, por lo tanto deben ser sumisos y obedientes, en cambio el hombre es considerado un ser fuerte, dominante, quien decide que hacer. Es así que a la violencia se le atribuye un factor de orden sociocultural, por lo tanto estos estereotipos favorecen la utilización de la violencia para resolver conflictos familiares; de tal manera que las personas que están inmersas dentro de un ambiente familiar violento, aprenden estos modelos como víctimas en su infancia de maltrato y como testigos.

Jorge Corsi, expone que: al referirnos a la Violencia en la Pareja, estamos aludiendo a todas las formas de ABUSO que tienen lugar en las relaciones entre quienes sostienen o han sostenido un vínculo afectivo relativamente estable. Se denomina relación de abuso a aquella forma de interacción que, enmarcada en un contexto de desequilibrio de poder, incluye conductas de una de las partes que, por acción o por omisión, ocasionan daño físico y/o psicológico a otro miembro de la relación, principalmente este daño va dirigido a los hijos.

Es así que en nuestro país, Ecuador, el Centro de Estudios de Población y Desarrollo Social, CEPAR, en su publicación Violencia contra la mujer expresa que: la violencia intrafamiliar (violencia emocional, física y sexual) es un problema de salud pública a nivel global. La violencia de pareja llamada “maltrato de la pareja” o “maltrato de la esposa”, es una faceta del problema global de la violencia intrafamiliar. La violencia en la pareja existe en todas las sociedades, y afecta a mujeres independientes de su nivel socioeconómico, de educación, o edad. En la mayoría de los casos, la violencia intrafamiliar está dirigida contra las mujeres por hombres.

1.5 Antecedentes en la niñez

Los patrones de comportamiento violento frecuentemente pasan de generación en generación. El hecho de haber visto durante la niñez o la adolescencia maltrato entre el padre y la madre de familia, ha sido identificado como uno de los mayores factores de riesgo para el maltrato en las edades adultas. Del total de mujeres ecuatorianas de 15 a 49 años de edad, un 42 % había observado alguna forma de violencia entre sus padres; el 35.9 % observó maltratos físicos entré sus padres cuando ellas eran menores de 15 años de edad, y un 39.6 %fue testigo de violencia psicológica.

En lo que se refiere a violencia de pareja, esta incluye agresiones físicas, como golpes, patadas o golpizas, relaciones sexuales forzadas; maltratos psíquicos, tales como la intimidación y la humillación; y comportamientos controladores, como el aislamiento de una persona de su familia, amigos(as), o al acceso a bienes económicos u otros tipos de asistencia.

El 41 % de mujeres alguna vez casadas o acompañadas reportó que alguna vez en su vida ha recibido maltratos verbales o psicológicos, el 31 % violencia física, y el 12 % violencia sexual por alguna pareja o ex-pareja. Durante los últimos 12 meses, las proporciones de mujeres que reportaron violencia fueron: para violencia verbal/psicológica 15 % y para violencia física 10 %. La violencia sexual (violación con penetración) por una pareja íntima durante el último año fue reportada por el 4 % de mujeres. Las experiencias de violencia a edades menores de 15 años. El abuso físico y/o psicológico de los niños es un problema frecuente. Investigaciones sobre el abuso físico indican que la violencia puede tener resultados serios para los/as hijos/as a corto y/o largo plazo, tales como el aumento en comportamientos agresivos y/o conductas antisociales , y también involucrarse en relaciones violentas en las edades adultas. Alrededor de un tercio de mujeres ecuatorianas relataron haber recibido alguna vez violencia física de pareja. Es así que cuatro de cada diez mujeres han sido objeto de alguna forma de violencia, es decir que dos millones cuatrocientos cincuenta y cinco mil trescientas dos (2. 455,302) mujeres son víctimas de alguna forma de violencia en Ecuador. Corsi, (violencia hacia las mujeres como problema social),

Se considera violencia de género a todas aquellas situaciones de violencia (explícita o implícita) de variada caracterización o magnitud, que afecte a las personas por el hecho de ser hombres o mujeres. Por lo general, este término es asociado a la violencia contra las mujeres, debido a que históricamente las mujeres han sufrido diversos tipos y niveles de violencia. Sin embargo, la violencia contra las mujeres es sólo de una de las expresiones de la violencia de género. La violencia contra las mujeres es un problema de poder, que limita el desarrollo e impide el avance social, por cuanto impide la participación social y política femenina, disminuye la capacidad ciudadana de las mujeres, la pone bajo subordinación e impide su acceso a recursos materiales y vienes cultural. Como lo habíamos mencionado anteriormente otra categoría de la violencia intrafamiliar según la UNICEF es el Maltrato Infantil, es así que define como víctimas de maltrato y abandono a aquellos niños, niñas y adolescentes de hasta 18 años , que “sufren ocasional o habitualmente actos de violencia física, sexual o emocional, sea en el grupo familiar o en las instituciones sociales “también define al maltrato infantil como: “cualquier acción u omisión no accidental que provoque daño físico o psicológico a un niño por parte de sus Padres o cuidadores”.

El Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) l afirma que más de 275 millones de niños en todo el mundo sufren algún tipo de violencia o abuso doméstico. El citado trabajo destaca que la violencia doméstica en los menores tiene un "devastador y duradero impacto". Sin embargo, precisar cuántos resultan afectados "es prácticamente imposible”, reconoce el documento, debido a que estos hechos "no siempre se ponen en conocimiento de las autoridades y algunos países no manejan datos oficiales relacionados con este problema”. Es así que el “observar o escuchar episodios de violencia doméstica o, de algún modo, ser consciente de la ocurrencia de ese tipo de experiencias, puede dejar huellas en el desarrollo físico, emocional y social de los niños, tanto durante la infancia como en el resto de su vida".

Los niños en cuyos hogares o familias hay violencia no sólo sufren la angustia de vivir en esas circunstancias, sino que tienen una probabilidad más alta de convertirse en víctimas de abusos, según este informe. Así, se calcula que el40% de las víctimas de maltrato infantil también han vivido violencia doméstica en sus casas. Aunque los niños no sean sometidos directamente a maltrato físico, estar expuestos a episodios de violencia doméstica puede tener también efectos graves y duraderos. Los niños más pequeños están más expuestos a este tipo de violencia que los niños más mayores, según las investigaciones, que demuestran que esas experiencias "pueden alterar su crecimiento mental y emocional en una etapa crítica de su desarrollo".

Los pequeños expuestos a actos de violencia doméstica pueden presentar diversos problemas según van creciendo, como bajo rendimiento escolar, falta de habilidades sociales, depresión, ansiedad y otros trastornos psicológicos, según el estudio. Además, la exposición a la violencia en casa "se relaciona con mayor probabilidad de embarazos en la adolescencia, consumo de sustancias ilícitas y conducta delincuente".





Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   13


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad