Universidad de el salvador facultad de medicina



Descargar 0.53 Mb.
Página5/6
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño0.53 Mb.
1   2   3   4   5   6
DISCUSION DE RESULTADOS

La influencia que hayan tenido las adolescentes en su desarrollo y dentro del contexto de la promoción de la salud en el país, el acceso a la educación sexual y salud reproductiva, la prevención y control de las enfermedades de transmisión sexual, pueden influir de manera determinante en su conocimiento, actitudes y comportamientos sexuales y reproductivos; De igual forma las presiones sociales y culturales a las que se exponen las adolescentes, podrían contrarrestar o desvalorizar los conocimientos adquiridos.


El plan de vida de una adolescente puede truncarse cuando se enfrenta a un embarazo precoz o no deseado, producto de la influencia de diferentes factores a los que las jóvenes se encuentran expuestas.
El incremento de embarazos en adolescentes en la Urbanización de Altavista en estos últimos años, ha representado un problema en salud pública, es por ello que se llevo a cabo el presente estudio, en el que se aplicó una encuesta que permitió determinar los factores que influyeron en la incidencia de embarazo en adolescentes inscritas en el programa de Atención Materna de la Unidad de Salud de Altavista, de enero a junio del año 2010.
Para lograr una mejor interpretación de los hallazgos que se presentan en el desarrollo de este análisis, inicialmente se describe algunos datos generales de este estudio.
En el estudio participaron 38 adolescentes embarazadas, en rango de edad de 14 a 19 años, siendo, el mayor número de adolescentes entrevistadas de 18 años, seguidas de las de 17 años.
En cuanto a la escolaridad, la mayoría ha estudiado hasta tercer ciclo (noveno grado), el resto han realizados sus estudios de educación primaria (sexto grado) y en poca cantidad, algún nivel de bachillerato. (Primero hasta tercer año de bachillerato).
La mayor cantidad de adolescentes embarazadas pertenecen a la religión católica, otro grupo de adolescentes expreso pertenecer a la religión evangélica y adventista y un pequeño grupo de adolescentes no pertenecen a ninguna religión.
La mayoría de las adolescentes está acompañada; otro grupo, en menor cantidad, refirieron estar solteras (viviendo con sus padres).
Los factores sociales en la última década han tenido mucha influencia sobre la juventud en general, teniendo importancia para este estudio, desde el punto de vista de salud pública, dado que los embarazos en las adolescentes están siendo influenciados por la conformación y comportamiento de sus familias, uso de drogas, prostitución, y asociaciones con maras; esto cobra más relevancia si se relaciona con aspectos de salud sexual y reproductiva.
El grupo familiar de las adolescentes embarazadas que participaron en este estudio, está conformado por familias desintegradas, constituido principalmente por la madre y hermano/a, en menor cantidad su grupo familiar lo conforman sus padres (Madre y Padre) y hermanos, esto incluye a adolescentes que respondieron que están actualmente con su pareja, en su vivienda propia.
Las familias con las que las adolescentes habitan tienen una importante influencia sobre las conductas sexuales y reproductivas. Así, las familias “bien constituidas”, con ambos padres biológicos presentes, ofrecen un entorno protector. Las adolescentes provenientes de esas familias tienen una probabilidad menor de adoptar conductas de riesgo, es decir, de tener una iniciación sexual temprana y relaciones sexuales sin protección y, por lo tanto, de quedar embarazada.
Si bien las jóvenes que viven con un solo progenitor —en la inmensa mayoría de los casos, con la madre— o las que viven con otros (tíos, tías, hermanos) presentan una mayor frecuencia de conductas de riesgo que aquellas que viven con el padre y la madre, es significativamente más baja que las que no conviven con ninguno de los dos.
Al abordar sobre el trato de su familia antes de su embarazo, la mayoría de adolescentes entrevistadas respondieron que siempre han recibido un buen trato de parte de los integrantes de su grupo familiar, otro grupo, recibe maltratos por su familia, refiriéndose principalmente al maltrato de forma verbal; y una minoría contesto que existían pleitos con su familia. No hay diferencia en el trato que recibieron al conocer su embarazo, ya que la mayoría de las adolescentes reciben un buen trato de parte de los integrantes de su grupo familiar; el resto de las adolescentes, las familias se enojaron, y recibieron reclamos y reproches por parte de ellos, incluso recibieron maltrato físico y verbal, a tal grado que tuvieron que irse de la casa de la familia.
Las razones por las cuales las adolescentes embarazadas consideraron que quedaron embarazadas, fue porque no usaron ningún método de planificación familiar, a la vez que querían quedar embarazadas; de igual forma manifestaron que por descuido quedaron embarazadas.
En general, un ambiente familiar crítico y conflictivo, familias desintegradas puede llevar a la adolescente a tomar la decisión de iniciar su actividad sexual, además de buscar una compañía grata, a pensar en la posibilidad de un embarazo como alternativa de escape y a la construcción de una nueva vida. Nueva vida que, por lo general, no llega y que por lo contrario complica el futuro de la joven adolescente.
Factores como la violencia intrafamiliar, hacinamiento, drogadicción/prostitución, maras y/o pandillas no se pusieron de manifiesto en este grupo de estudio.
En cuanto a los ingresos económicos de la mayoría de adolescentes, provienen de ambos progenitores (padre y madre), ya que aunque el padre no se encontrara viviendo con su grupo familiar, pero daba su aportación económica para el sostenimiento de la familia, a diferencia de otro grupo, el sostenimiento provenía solo de la madre, del padrastro, tíos, hermanos e incluso de su pareja. La mayoría de adolescentes la fuente de ingresos económicos proceden de sus familias.
En cuanto a la ocupación que tienen sus miembros de su grupo familiar, la mayoría se dedican a sus negocios propios y de ahí provenían los ingresos económicos para el sostenimiento de la familia, otros, se dedicaban al comercio informal, y un reducido grupo se sostenían económicamente con las remesas que recibían de familiares en el extranjero.
En el grupo en estudio, el factor económico no influyo para que una adolescentes buscara otras fuentes de ingreso como la prostitución, acompañarse con otra persona y/u otro medio para que se diera el embarazo a su temprana edad.
En cuanto al machismo, al relacionar expresiones tales como: ¨entre más mujeres tenga, mas hombre¨, ¨entre más hijos engendre es más macho¨, ¨es de machos tener múltiples parejas¨ y la imposición del hombre por su mismo machismo al ¨no uso condón y/o preservativo¨ influye y supone el aumento de las probabilidades de embarazo en las mujeres y principalmente las adolescentes, que se enfrentan al mismo desconocimiento y a tener relaciones con hombres de mayor edad en donde sus comportamientos son predominantemente machistas y sin prejuicios algunos. Por eso que preguntamos a las adolescentes si conocían y/o sabían la cantidad de parejas que ha tenido el padre de su hijo/a, encontramos que las adolescentes no sabían cuantas parejas había tenido el padre del hijo/a antes de su embarazo, no habían tenido ninguna pareja antes de ellas, excepto un pequeño grupo que conoce el número de parejas sexuales que había tenido el padre del niño antes de estar con ellas. Así mismo la mayoría de las adolescentes conoce, que el padre de su hijo/a no había procreado más hijos/as antes de su embarazo, a diferencia de otras que conocen el número de hijos que tenia previamente el padre de sus hijos/as; otras adolescentes fueron más sinceras en decir que no saben si su pareja tiene hijos/as.
El motivo de la pareja (padre de su hijo/a) de las adolescentes al no uso condón para evitar el embarazo es porque querían un hijo, por lo tanto no usaron preservativo en sus relaciones sexuales, sin embargo existieron parejas de las adolescentes no usaron el condón por desconocer de ese método; un grupo minoritario si conoce el condón, pero no lo usaron por diferentes razones, y entre ellas, porque no querían usarlo.
En el plano de la relación con la pareja, la iniciación sexual y el uso de anticonceptivos en las adolescentes, son producto de negociación. No se trata necesariamente de una negociación entre iguales en la que se tienen en cuenta los deseos de ambos miembros. En la actualidad el hombre está todavía en mejores condiciones de imponer su voluntad, aun sin recurrir a la violencia. Las mujeres siguen siendo socializadas de acuerdo con concepciones de los roles sexuales y sociales que otorgan el saber y la decisión sobre todo al hombre. En ese contexto, las adolescentes actúan de acuerdo al deseo de complacer a la pareja y al temor a ser abandonada si se le contradice.
En último término, nuestras sociedades otorgan un valor superior al matrimonio y la maternidad como proyecto de vida. En ese marco, una maternidad temprana puede considerarse un logro personal y ser el resultado de un cálculo perfectamente racional, en el que las consecuencias positivas superan a las negativas, en particular, como se señaló, para las jóvenes de aquellos estratos de la sociedad en las que los proyectos de vida alternativos no tienen posibilidad de realización.
En cuanto a las creencias, y al analizar el numero de relaciones sexuales que cree la adolescente puede quedar embarazada, la mayoría dice que con una sola relación sexual, sin embargo existes adolescentes que piensan, que teniendo más de dos relaciones sexuales podrán quedar embarazadas (en este grupo, la mayoría hacen alusión que necesitan tres relaciones para lograr un embarazo).Un mínimo de adolescentes no saben.
Al analizar los mitos, las adolescentes perciben cariño, atenciones de diversas formas, amor, alegría entre otras como una muestra de amor de su pareja, no hubo evidencia de que ello condicionara y/o obligara a una adolescente a quedar embarazada. Otra forma que su pareja le demostró amor, en un pequeño grupo, fue a la proposición de matrimonio y/o en su defecto el hecho de solicitar que se acompañaran. Otros adolescentes no están con la pareja.
Además predominaron expresiones en donde el apoyarles económicamente es una muestra de amor.
Para las adolescentes en estudio, la mejor edad para tener hijos es a los 20 y 25 años, la mayor edad expresada fue a los 27 años. Las razones principales que mencionan, es porque, la mujer ya está preparada; la mujer ya es madura; el resto de jóvenes expresaron diferentes razones como: el cuerpo ya está apto, la mujer es más responsable, la mujer ya sabe lo que hace, la mujer ya tiene trabajo, la mujer tiene más conocimientos y que la mujer piensa mejor.
Ninguna adolescente relaciono en forma directa y/o menciono la influencia de factores culturales al aparecimiento de su embarazo, a excepción del machismo; sin embargo resumimos que se evidencia que la misma experiencia por parte de la pareja, mayor número de parejas, antecedentes de hijos, y el mismo hecho de ¨que no quisieron usar el preservativo supone el riesgo mayor de que una adolescente quede embarazada.
En cuanto a los conocimientos, la mayor parte de las adolescentes embarazadas entrevistadas no conocen y/o tienen poco conocimiento de los temas de salud sexual y reproductiva: la mayoría no conoce o no recuerda sobre temas de salud sexual, otro grupo expresa que el tema de salud sexual se refiere a enfermedades de transmisión sexual, y menstruación.
Sobre el tema de la salud reproductiva, dijeron que lo único que conocen es referente a los métodos de planificación familiar; otro grupo no tiene conocimientos del tema, incluso algunas las relacionaban con la menstruación.
La información y/o la poca información que recibieron de dichos temas, en su mayoría la obtuvieron de la escuela o del Instituto educativo, otras adolescentes manifestaron que nadie les había hablado del tema y un grupo minoritario manifestaron que obtuvieron la información en tres lugares: Escuela y/o instituto y Unidad de Salud. En general un pequeño grupo de adolescentes manifestaron que por lo menos en la Unidad obtuvieron información sobre salud sexual y/o reproductiva.
Sobre los métodos de planificación familiar, la mayoría de adolescentes conocen por lo menos uno o más métodos de planificación familiar; y de estos los que conocen más son: las inyecciones, pastillas y el preservativo; un pequeño grupo no conoce ningún método de planificación familiar.

Así mismo, la mitad de las adolescentes entrevistadas no conoce o no sabe sobre el uso correcto de los métodos de planificación familiar, y otro grupo, en menor cantidad conoce el uso correcto de más de un tipo de método de planificación familiar (preservativo, pastillas e inyecciones). Evidenciando que la mayoría conoce los métodos, pero que de igual forma, si bien es cierto los conocen, pero la mayoría no sabe el uso correcto de los mismos, siendo esto un factor que influyo para que una adolescente se embarazase.


En cuanto a las actitudes, la indiferencia a los temas de sexualidad y protección no fue notoria, al contrario, ante el desconocimiento que tiene sobre los temas de salud sexual y reproductiva, muestran y denotan la importancia del conocimiento de dichos temas principalmente para evitar enfermedades y embarazo, para tener más conocimientos, conocer riesgos y cuidarse, y para saber más de métodos de planificación familiar.
Los planes de vida de las adolescentes se modificaron, cuando se embarazaron; ya que la mayoría ya tenía su plan de vida para el futuro, entre los que se mencionan: estudio, incluye continuar los estudios actuales, bachillerato, y universidad; otro grupo expreso que deseaba estudiar y paralelamente trabajar. En una minoría, su plan de vida era acompañarse y/o casarse. Durante el embarazo lo planes de vida cambiaron: al cuido del bebe y de su embarazo, otro grupo manifestó: aprender oficio, seguir estudiando y cuidar al bebe, buscar trabajo, estudiar y trabajar. Solamente dos no sabían en esos momentos cual sería su plan de vida. Después del embarazo, los planes de vida son seguir estudiando, estudiar y trabajar, y solamente trabajar, se mantuvo un grupo de adolescentes que continuarían apoyando a sus hijo/a (¨para salir adelante¨), cuidar al niño y paralelamente trabajar.
La realidad que enfrentan las adolescentes una vez estén embarazadas, permite, incluso, obligan a la mayoría de ellas a que sus planes y/o proyecciones futuras se vean modificadas y ajustadas según el medio en que se desenvuelven.
La reacción que experimentan las adolescentes ante el hijo que llevan en su vientre, son sentimientos de alegría, felicidad, amor, cariño, emoción y ¨lo quiero¨, este último fue el que mayor expresiones tuvo. En menor cantidad manifestaron sentimientos de tristeza y dificultad para aceptar a su hijo e incluso una adolescente expreso indiferencia.
En cuanto a la reacción propia ante su embarazo, la mayoría de adolescentes embarazadas refiere sentirse feliz, contenta, alegre, bien con su embarazo, otro grupo se siente triste, deprimida, miedo, temor, preocupada y decepcionada por su embarazo.
El deseo de cuidar y darle lo necesario a su hijo/a se puso de manifiesto en este grupo de estudio. En general la mayoría de adolescentes piensan positivamente en torno al hijo/a: cuidarlo, protegerlo, criarlo, educarlo, darle amor entre otros, en su mayoría más de dos o tres pensamientos positivos. Sin embargo hubo expresiones que requerían del apoyo de sus padres. Las respuestas, en general de las adolescentes muestran una reacción positiva al sentimiento y la forma que piensan en torno al embarazo y su futuro hijo/a.
En cuanto a la reacción que tuvieron los padres al saber del embarazo de las adolescentes, la mayoría de los padres se enojaron y las regañaron; sin embargo a pesar de ello, al final, las habían aconsejado. Un pequeño grupo recibió algún tipo de reacción negativa por parte de los padres que incluyo violencia física (golpes), abandono de la casa, indiferencia.
Al analizar las practicas sobre la salud sexual y reproductiva de las adolescentes embarazadas entrevistadas, en cuanto al uso de los métodos de planificación familiar, la mayoría de las adolescentes no ha utilizado ningún método de planificación familiar, otro grupo, han utilizado más de un método (¨preservativo, pastillas, inyecciones de un mes, dos meses¨ y en algunas ocasiones dos métodos: inyección y preservativo), siendo el más utilizado el preservativo. Esto refleja que la mayoría de adolescentes embarazadas y que pertenecen al área geográfica de influencia de Altavista han utilizado algún método de planificación familiar alguna vez en su vida, sin embargo y a pesar de ello, el mayor numero de las adolescentes refirió que una de las principales razones que considero, que quedo embarazada fue porque en ese momento no uso ningún método de planificación familiar.
En cuanto a la actividad sexual, los 16 años, representa la edad, en este grupo de estudio ser la mayor cantidad de adolescentes que iniciaron sus relaciones sexual. No existe evidencia según las respuestas en este grupo de estudio, de inicio de relaciones sexuales a partir de los 19 años, reflejando que todas las adolescentes embarazadas iniciaron sus relaciones antes de los 18 años, con esto podemos afirmar que las adolescentes con edad de 19 años ya habrían iniciado sus relaciones sexuales antes de salir embarazadas. A menor edad de inicio de relaciones sexuales existe mayor probabilidad de que una adolescente se embarace.
La mayoría de las adolescentes manifestaron solo haber tenido un compañero sexual, en comparación al resto que expresaron haber tenido más de dos compañeros sexuales. Para este grupo de estudio el solo hecho de solo tener un compañero sexual es suficiente como para que una adolescente quede embarazada. Aunque la mayoría de las adolescentes expresaron 1 compañero sexual, la actual pareja, no hay que dejar desapercibido el resto que ya iniciaron y/o muestran mayor tendencia a prácticas de riesgo y por ende más expuestas a salir embarazadas.


  1. CONCLUSIONES

  • Un ambiente familiar desintegrado y conflictivo lleva a la adolescente a tomar la decisión de iniciar precozmente la actividad sexual, además de buscar compañía grata, y ve la posibilidad de un embarazo como alternativa de escape y construcción de una nueva vida. Nueva vida que, por lo general, no llega y sí complica el futuro de la adolescente.




  • El "machismo" y la necesidad del varón de probarse, el tener múltiples parejas, es uno de los factores del comportamiento que contribuyen a que las adolescentes otorguen al hombre el saber y la decisión de usar o no usar el preservativo; en ese contexto, actúan bajo el deseo de complacer a la pareja y el temor a ser abandonada si se la contradice.




  • La falta de conocimiento de los temas de salud sexual y reproductiva condiciona a la adolescente a adoptar estilos de vida no saludables y por ende comportamientos sexuales de riesgo, desencadenando embarazos precoces.




  • El embarazo no planeado en las adolescentes es el producto de la falta de información sobre los anticonceptivos, el sexo sin protección, la falla anticonceptiva o el uso incorrecto de anticonceptivo.




  • La poca educación sexual que se proporciona en las instituciones escolares tanto de nivel primario y secundario no garantizan que los adolescentes asuman un ejercicio de la sexualidad consciente y responsable.




  • La red de servicios de salud muestra deficiencia en la educación en temas de salud sexual y reproductiva, las adolescentes se informan poco o nada en los diferentes establecimientos.




  • Los adolescentes conocen los métodos para prevenir el embarazo, sin embargo la mayoría no los utiliza por desconocer el uso correcto de los mismos.




  • Algunos saben cómo “funcionan” y/o “como se usan” los métodos de planificación familiar correctamente; pero el mismo “deseo” de tener un hijo/a y del simple hecho de “no querer”, no los usan, e un factor, que sin la debida promoción y educación influye en el embarazo de las adolescentes.




  • El sentimiento que adoptan la adolescentes embarazadas es bien aceptado por ellas, con sentimientos de alegría, cariño y felicidad. A pesar del “enojo” y “reclamos” de los padres y/o responsables de las adolescentes, aceptan el embarazo, aconsejándoles en diferentes aspectos relacionados al cuidado del niño/a, estudio y trabajo.




  • Los planes de vida de las adolescentes cambian cuando estas se embarazan, muchas adolescentes embarazadas no pierden el deseo de seguir estudiando y querer superarse, sin embargo predomina los deseo de cuidar y proteger al hijo/a.




  1. RECOMENDACIONES

A LA UNIDAD DE SALUD ALTAVISTA




  • Realizar un diagnostico participativo con adolescentes y padres y/o responsables, sobre los temas de salud sexual y reproductiva.




  • Incorporar la intersectorialidad e interinstitucional de la Urbanización de Altavista para implementar e incrementar estrategias de educación y promoción en salud orientadas al tema de salud sexual y reproductiva.




  • Coordinaciones estrechas con los centros educativos para el desarrollo de talleres en temas de salud sexual y reproductiva, con participación de los padres de familia, docentes y adolescentes.




  • Talleres y/o estrategias participativas, con enfoque de género, realizando revisiones y evaluaciones periódicas, conforme a las metas trazadas, y basados en el diagnostico participativo.




  • Unificar esfuerzos de colaboración mutua entre otras instituciones públicas (ministerio de salud, instituto salvadoreño del seguro social, ong´s entre otras) y privadas para el desarrollo de estrategias encaminadas a la promoción y educación en temas de salud sexual y reproductiva y dirigidas a la población adolescente.




  • El establecimiento de salud, debe de actuar en forma más protagónica, potenciando el papel social de la participación, con el enfoque de género, incorporando los aspectos culturales en la comprensión de la vivencia de la sexualidad y de la necesidad de priorizar las estrategias que conllevan a prácticas saludables de la salud sexual y reproductiva de la población de los/las adolescentes.




  • El desarrollo de estudios de investigación orientados a identificar factores que inciden en las adolescentes a adoptar conductas sexuales y reproductivas de riesgo, tomando en cuenta además el medio y las características geo-poblacionales de la Urbanización de Altavista y que permitan mejorar el abordaje de los temas de salud sexual y reproductiva.




  • Desarrollar capacidades y habilidades, por medio de capacitaciones a los recursos de la Unidad de Salud de Altavista, con el fin de que estos se empoderen y sean participes en el desarrollo e implementación de estrategias orientadas a la salud sexual y reproductiva.

A LOS CENTROS EDUCATIVOS




  • Desarrollar talleres participativos en forma conjunta e interrelacionados con maestros, alumnos, padres de familia y personal de salud, sobre temas de salud sexual y reproductiva.




  • Los temas de salud sexual y reproductiva, deben ser impartidos por los maestros con todo el conocimiento sobre el tema, dándoles la confianza al alumno para que pregunte las dudas que pueda tener; previo a esto debe existir un proceso de coordinación, capacitación y retroalimentación continua por parte del personal de salud del establecimiento hacia los diferentes centros educativos.




  • Las instituciones educativas deben  mantener comunicación constante con los padres y comprometerlos a asistir a las escuelas de padres en donde les impartan temas de salud sexual y reproductiva enfocada a los adolescentes.




  • Solicitar a los centros escolares, incorporar conductas saludables en los adolescentes, fomentando el protagonismo juvenil y desarrollando diferentes actividades socio-recreativas, incluyendo extracurriculares, para mantener a los adolescentes “ocupados” y alejados de las conductas de riesgo.




  1. Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad