Universidad de chile



Descargar 0.56 Mb.
Página7/10
Fecha de conversión03.12.2017
Tamaño0.56 Mb.
Vistas394
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

Ansiedad Relacional

Tabla 5


Ansiedad relacional

Familias con abuso sexual (n=10)

Familias con otros problemas clínicos (n=10)

Familias no consultantes (n=10)

Total

Sin ansiedad relacional

0

0

0

0

Presencia de ansiedad relacional

5

10

10

25

Presencia de niveles muy altos de ansiedad relacional

5

0

0

5

Total

10

10

10

30




Valor chi cuadrado

Significación

12,000

0,002

Chi cuadrado < 0,05
De acuerdo a los resultados de la tabla 1 se puede observar que existen diferencias significativas entre los tres tipos de familia en cuanto a la variable ansiedad relacional (p = 0, 002). De esta manera, aunque los tres tipos de familia muestran la presencia de ansiedad en sus relaciones, las familias con abuso sexual intrafamiliar presentan niveles significativamente más altos de ansiedad relacional, que las familias con otra sintomatología psiquiátrica y que las familias no consultantes.

      1. Pautas Vinculares en la Familia Nuclear

Tabla 6


Pautas vinculares de la familia nuclear

Familias con abuso sexual (n=10)

Familias con otros problemas clínicos (n=10)

Familias no consultantes (n=10)

Total (n=30)

Pautas vinculares funcionales

0

0

0

0

Pautas vinculares disfuncionales

5

9

10

24

Pautas vinculares muy disfuncionales

5

1

0

6

Total

10

10

10

30



Valor chi cuadrado

Significación

8,750

0,013

Chi cuadrado < 0,05
Al comparar los tres tipos de familia se pudo observar que se presentan diferencias significativas entre ellas en cuanto a las pautas vinculares al interior de la familia nuclear (p = 0,013). De esta manera, aunque en los tres tipos de familia se observan pautas vinculares nucleares disfuncionales, las familias con abuso sexual presentaron pautas vinculares nucleares significativamente más disfuncionales que los otros dos tipos de familia.
Respecto a esta variable, las diferencias entre los tres tipos de familia se observaron en los siguientes aspectos:
4.2.2.1 Triángulo padre-hijo (a)
Tabla 7





Familias con abuso sexual (n=10)

Familias con otros problemas clínicos (n=10)

Familias no consultantes (n=10)

Total (n=30)

Fusión del padre con el hijo/ madre distante

1

1

0

2

Fusión de la madre con el hijo/ padre distante

1

5

5

11

Ambos padres fusionados con el hijo

0

2

1

3

Ambos padres distantes con el hijo

8

2

2

12

Equilibrio en la relación padre-hijo

0

0

2

2

Total

10

10

10

30

Chi cuadrado = 0,044

Se pueden observar diferencias significativas entre los tres tipos de familia respecto a la pautas vinculares entre padres e hijos(as) (p= 0,044), observándose como patrón vincular más frecuente en las familias con abuso sexual, una relación distante de ambos padres con el hijo(a), mientras que las familias que consultan por otros problemas y las familias no consultantes muestran con mayor frecuencia un patrón caracterizado por la fusión de la madre con el hijo(a) y el padre distante.


4.2.2.2 Triángulo de pareja


Tabla 8




Familias con abuso sexual (n=10)

Familias con otros problemas clínicos (n=10)

Familias no consultantes (n=10)

Chi cuadrado

Relación de pareja fusionada

0

1

1

0,585

Relación de pareja conflictiva

7

3

1

0,018

Inclusión de un hijo en la relación de pareja

3

6

1

0,058

Separación o divorcio

6

0

5

0,012

Relación extramatrimonial

6

3

4

0,387

En relación a los triángulos de pareja, se pudo observar que las familias con abuso sexual intrafamiliar presentan diferencias significativas con los otros dos tipos de familia respecto a la relación de pareja conflictiva (p= 0,018), observándose este tipo de pauta vincular en el 70% de las familias con abuso. Otros triángulos de pareja frecuentemente observados en este tipo de familia son la separación o divorcio, el cual se produce en el 60% de las familias con abuso, y la relación extramatrimonial, el cual también se presenta en el 60% de los casos. Sin embargo, este tipo de triángulos también se observan en los otros tipos de familias.


Es importante señalar que en las familias entrevistadas se podía presentar más de un triángulo de pareja, por lo que los números expuestos en la tabla reflejan la cantidad de familias donde se podía observar ese triángulo. Por lo tanto, el total no corresponde al total de familias entrevistadas sino al total de familias donde se observaba dicho triángulo de pareja.


      1. Pautas de Funcionamiento en la Familia Nuclear

Tabla 9

Pautas nucleares de funcionamiento

Familias con abuso sexual (n=10)

Familias que consultan por otros problemas clínicos (n=10)

Familias no consultantes (n=10)

Total

Pautas funcionales

0

0

0

0

Pautas disfuncionales

3

6

10

19

Pautas muy disfuncionales

7

4

0

11

Total

10

10

10

30




Valor chi cuadrado

Significación

10,622

0,005

Chi cuadrado < 0,05

De acuerdo a la tabla 9 es posible observar diferencias significativas entre los tres tipos de familia respecto a las pautas de funcionamiento en la familia nuclear (p = 0,005). Así aunque se observan pautas de funcionamiento disfuncional en la familia nuclear en los tres tipos de familia, las familias donde ocurre abuso sexual presentan patrones de funcionamiento significativamente más disfuncionales que los otros dos tipos de familias.


Respecto a esta variable las diferencias entre los tres tipos de familia se observaron en los siguientes aspectos:
4.2.3.1 Mecanismos de resolución de conflictos
Tabla 10





Familias con abuso sexual (n=10)

Familias con otros problemas clínicos (n=10)

Familias no consultantes (n=10)

Chi cuadrado

Distancia emocional

0

4

0

0,010

Disfunción de un cónyuge

0

0

0

1,000

Proyección familiar

8

9

1

0,000

Conflicto conyugal

10

4

7

0,014

De acuerdo a la tabla 10, se observan diferencias significativas en la forma de resolver la fusión y tensión en la familia nuclear entre los tres tipos de familia. Todas las familias con abuso sexual intrafamiliar entrevistadas resuelven la fusión y tensión a través del conflicto conyugal (p = 0, 014) y el 80% de éstas familias también utiliza el proceso de proyección familiar. Las familias que consultan por otros problemas psiquiátricos utilizan la proyección familiar y la distancia emocional, y las familias no consultantes utilizan sólo el conflicto conyugal, sin proyectarlo hacia los hijos (as).



        1. Estilo de funcionamiento

Tabla 11





Familias con abuso sexual (n=10)

Familias con otros problemas clínicos (n=10)

Familias no consultantes (n=10)

Chi cuadrado

Un miembro de la pareja “subfunciona” y el otro “sobrefunciona”

1

4

7

0,024


Ambos miembros de la pareja “subfuncionan”

9

3

3



0,008

Ambos miembros de la pareja “sobrefuncionan”

0

0

0

1,000

Respecto al nivel y estilo de funcionamiento en la familia nuclear se pudo observar que existen diferencias significativas entre los tres tipos de familia. Las familias con abuso sexual intrafamiliar presentaron como estilo de funcionamiento más frecuente el que ambos miembros de la pareja “subfuncionan”, adoptando otros miembros de la familia los roles que a ellos le corresponde. Este estilo de funcionamiento se presentó en el 90% de las familias con abuso sexual entrevistadas (p = 0,008). En cambio, las familias que consultan por otros síntomas y las familias no consultantes presentaron como estilo de funcionamiento más frecuente el que un miembro de la pareja “subfunciona” mientras el otro “sobrefunciona”, el cual se presenta en el 40% de las familias consultantes por otros problemas psiquiátricos, y en el 70% de las familias no consultantes ( p = 0,024).





        1. Pautas de funcionamiento

Tabla 12





Familias con abuso sexual (n=10)

Familias con otros problemas clínicos (n=10)

Familias no consultantes (n=10)

Chi cuadrado

Abuso sexual

10

0

0

0,000

Violencia conyugal

8

2

1

0,002

Maltrato infantil

6

2

0

0,008

En relación a las pautas de funcionamiento en la familia nuclear se pudo observar que las familias con abuso sexual intrafamiliar presentan diferencias significativas con los otros tipos de familia en cuanto a la presencia de abuso sexual intrafamiliar (p = 0,000), violencia conyugal (p = 0,002) y maltrato infantil (p = 0,008). De acuerdo a la tabla se puede observar que en el 80% de las familias con abuso sexual existe violencia en la pareja, y que el 60 % de estas familias ejerce maltrato hacia sus hijos(as).




      1. Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos