Universidad de chile


Diferenciación del sí mismo



Descargar 0.56 Mb.
Página4/10
Fecha de conversión03.12.2017
Tamaño0.56 Mb.
Vistas445
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

Diferenciación del sí mismo

El concepto de Diferenciación del Si Mismo descrito por Bowen se refiere a dos procesos distintos pero interrelacionados. El primero se refiere a una capacidad individual, y el segundo a la manera en que los individuos funcionan en las relaciones que establecen (Cruzat, A., 1998). El concepto de diferenciación describe el proceso a través del cual las personas manejan la influencia de las fuerzas hacia la individualidad y hacia la juntidad dentro de sí mismos y en su sistema relacional (Kerr,M., 1988).

La capacidad individual se refiere a la capacidad del individuo para tener conciencia de la diferencia entre su funcionamiento emocional y su funcionamiento intelectual, es decir, la capacidad para diferenciar pensamiento de emoción y la habilidad de elegir entre guiar el propio funcionamiento por los pensamientos o por los sentimientos. El segundo proceso de Diferenciación que alude Bowen se refiere a la variación que existe entre las personas en términos de su habilidad para conservar su autonomía emocional dentro de sistemas relacionales. Se plantea que los individuos difieren en su capacidad para mantener contactos emocionales cercanos con otros significativos, sin que sus propios pensamientos, emociones y conductas queden gobernados por esas relaciones (Cruzat A., 1998 ; Luna,I., 2003).
El nivel de Diferenciación está relacionado con el grado de resolución del apego que logra el individuo respecto de sus padres, el cual estará determinado por el grado de Diferenciación de los padres al momento de su nacimiento, el sexo del individuo, la manera en que se ha adaptado al sistema familiar, la posición que ocupa entre los hermanos, su patrimonio genético, la disposición emocional de cada progenitor y su nivel de tensión conyugal antes y después del nacimiento, el tipo de relación que cada progenitor establece con su familia de origen, la cantidad de situaciones de estrés en la vida de los padres en el momento que precedió y siguió al nacimiento, la capacidad de los padres para afrontar problemas emocionales, entre otros (Kerr, M., 1988; Bowen, M., 1989; Titelman P., 1999, Luna I., 2003).

  1. Triángulos

Desde la Teoría de los Sistemas Naturales, el triángulo, unidad compuesta por tres personas, constituye la unidad emocional básica de cualquier sistema relacional y se refiere a las fuerzas emocionales que fluyen entre tres personas que se encuentran dentro de un mismo campo emocional (Kerr , M.,1988; Bowen, M.,1989; Luna, I.,2003). El triángulo central más importante en la vida de una persona es el que está formado por él(ella) mismo(a) y sus padres, a partir del cual la persona desarrolla pautas relacionales que tienden a mantenerse en el tiempo (Luna,I., 2003).


Bowen plantea que el proceso emocional entre dos personas es inestable en sí mismo, ya que las relaciones diádicas siempre estarán sujetas a la ansiedad, ya sea por tensiones internas o externas, y para contrarrestar este proceso el sistema tenderá a la inclusión de un tercero. A ese proceso Bowen lo llama Triangulación (Cruzat, A., 1998), y es el que le permite a los sistemas disminuir el nivel de ansiedad presente en dichas relaciones.
La intensidad del proceso de triangulación varía entre las familias y en la misma familia en el tiempo, ya que el proceso de triangulación está relacionado con el nivel de Diferenciación de los miembros involucrados, y por tanto, mientras mayor es la Indiferenciación en una familia, es decir, la fusión con la familia de origen o la fusión interna, mayor el nivel de ansiedad y más importante el rol de la triangulación para preservar la estabilidad emocional del sistema (Cruzat, A., 1998; Luna, I., 2003). Mientras más funcional es un sistema emocional, más fluidos son los triángulos que se producen en ese sistema, y cuánto menos funcional es un sistema, más estables son los triángulos que se producen. Los triángulos promueven el desarrollo y la cronicidad de síntomas en el individuo así como del conflicto en una relación (Guerin, P., 2000).

  1. Procesos emocionales de la familia nuclear

Este concepto hace referencia a los patrones de funcionamiento emocional que operan o circulan dinámicamente al interior de la familia nuclear (Bowen, M.,1989).


A menudo, el inicio de la familia nuclear lo constituye el matrimonio. Este conlleva a un encuentro o enfrentamiento entre dos patrones o estilos de vida diferentes así como a determinados niveles de Diferenciación desarrollados por cada miembro de la familia en sus respectivas familias de origen. De este modo, la intensidad de los procesos emocionales que se desarrollen en este nuevo sistema familiar nuclear dependerá, por una parte, del funcionamiento emocional individual, y por otra, del grado o nivel de ansiedad que esté actuando sobre ese sistema (Cruzat, A., 1998). Así, el sistema emocional de la familia nuclear se verá influido por fuerzas emocionales provenientes de la familia extensa y por las tensiones de la vida cotidiana que tenderán a aumentar los niveles de ansiedad crónica de dicho sistema (Kerr M., 1988).
Bowen (1989) plantea que ante un estado de tensión crónica, la pareja tiene cuatro mecanismos para mantener el equilibrio del sistema. Estos son:
3.1 Distancia emocional : Patrón de procesos automáticos que van dirigidos a reducir la ansiedad emergente por una excesiva cercanía del otro, a través de la evitación física o mediante la activación de diversos mecanismos intrapsíquicos de retirada emocional (Kerr M., 1988; Bowen, M., 1989).
3.2 Conflicto marital: Patrón básico de desacuerdo y mutua recriminación, en que ningún miembro de la pareja acepta ceder ante el otro (Cruzat, A.,1998). Lo que distingue una relación conflictiva, es que los miembros están molestos o insatisfechos entre sí, teniendo la idea que la relación mejorará cuando el otro cambie. El circuito relacional puede ser descrito como una sucesión de períodos de intensa proximidad, seguidos de períodos de intenso distanciamiento (Kerr M., 1988).
3.3 Disfunción de un esposo: Patrón relacional en que un miembro de la pareja asume un rol activo, dominante y en “sobrefuncionamiento”, mientras que el otro adopta un rol pasivo y en “subfuncionamiento”. En este patrón relacional, cada uno de los miembros de la pareja alivia su ansiedad a través de la acomodación recurrente de uno de ellos, es decir, mediante el sacrificio del Sí Mismo de uno de los miembros de la pareja (Cruzat, A., 1998; Luna, I., 2003).
3.4 Empeoramiento de uno o más hijos (proceso de proyección familiar): Patrón de funcionamiento emocional a través del cual la indiferenciación y ansiedad de la pareja son proyectadas desde los padres hacia uno o más hijos. Este proceso se puede manifestar como cercanía y dependencia intensa o como un fuerte conflicto y pseudo-independencia por parte del hijo(a) (Kerr, M., 1988).



  1. Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos