Universidad de buenos aires



Descargar 24.86 Kb.
Fecha de conversión03.12.2017
Tamaño24.86 Kb.
Vistas85
Descargas0


UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

FACULTAD DE MEDICINA

DEPARTAMENTO DE SALUD MENTAL

VII JORNADA DE SALUD MENTAL

LA CONDICION DE DOCENTE AD-HONOREM; IMPACTO EN EL TRABAJO EN EQUIPO

Flugelman,R.; Kennel, B; Agüero, A; De Bartolis, G; Pereyra, S;

Unidad Académica Hospital Pacheco-Tigre

El absurdo de una relación donde el empleado deba aceptar el no percibir



salario por el sólo hecho de pertenecer a un espacio laboral, pareciera fracturar la lógica de reproducción del capital y del trabajo asalariado“ (Marx, 1973).

Un equipo de trabajo es un grupo formado por sujetos que realizan tareas relevantes para la organización en la que están insertos, que comparten uno o mas objetivos, que interactúan con cierta frecuencia para desarrollar dichas tareas, que muestran cierta relación de interdependencia funcional, que tienen cierta identidad de grupo que les permite diferenciarse de otros grupos dentro de la organización, en síntesis: que viven la dinámica de personas articuladas y vinculadas emocional e intelectualmente.

Ante el desafío que implica el aprendizaje y ante la problemática de las diversas situaciones educativas universitarias ( el contexto, los alumnos, el cuerpo docente, los contenidos, etc..) consideramos que el dispositivo de trabajar en equipo es un buen facilitador de la tarea.

La complejidad de la tarea docente, demanda revalorizar la importancia que conlleva el trabajo en equipo.Trabajar en equipo nos es una cuestión fácil y espontánea. Demanda adecuar el equilibrio entre lo grupal (colectivo) y cada uno de los integrantes. Requiere del quehacer compartido al tiempo que exige el reconocimiento de la necesidad y el valor del aporte de cada uno de sus miembros; interjuego dinámico generador de sentido de pertenencia y reconocimiento que funcionará como facilitador y optimizador de la tarea. La conformación de un equipo lleva un momento de gestión, etapas de desarrollo y liderazgos diferentes. Trabajar en equipo implica un aprendizaje que requiere tiempo y dedicación por parte de los integrantes; necesita de la articulación de diferentes conocimientos y habilidades y requiere un alto nivel de tolerancia y manejo de conflictos. Superar estos desafíos posibilita la complementariedad de funciones y roles y en esta vía, potenciador del resultado que se alcanzaría individualmente. Sabemos que la sinergia que produce todo trabajo en grupo es superadora de la energía individual.

Pero, para que esto pueda producirse es necesario que se den ciertas condiciones: una tarea, propósito u objetivo claramente explicitado; la participación y el compromiso de cada uno de los integrantes; el interés compartido para resolver las dificultades que se vayan presentando; cooperación entre sus miembros; la confianza mutua; el respeto por las diferencias; la asignación de roles y funciones; las tomas de decisiones consensuadas; tiempo de conformación y de aprendizaje en trabajo en común.

Por lo tanto, entonces, el trabajo en equipo no es algo que surja de manera natural y espontánea; conlleva todo un tiempo de aprendizaje de trabajo en conjunto. Se construye sobre la alineación de una visión compartida, de una organización de tareas y funciones, de la selección de habilidades complementarias, del desarrollo de espacios de diálogo y discusión, los que darán lugar al surgimiento de acciones creativas e innovadoras.

Sabemos que la modalidad de trabajo ad-honorem es la que prima dentro del Dto de Salud Mental. La estadística nos dice que de los 400 profesionales que conforman el departamento, sólo el 10% es rentado, el resto trabaja bajo la modalidad ad-honorem. El trabajo ad-honorem, en tanto modalidad laboral cotidiana dentro de nuestro quehacer profesional y docente nos ha llevado a interrogarnos sobre la misma y sobre sus efectos y consecuencias en el trabajo en equipo. Acerca de su posible colisión con las condiciones necesarias para la conformación y la existencia de un Equipo y sobre su incidencia en el desarrollo y estabilidad-continuidad del mismo.
En la Epigénesis del Conocimiento hemos llegado al desarrollo de un tipo de Conocimiento (el Científico) que fija las creencias por el modo de la eficacia: si es eficaz la comunidad científica incorpora los nuevos conocimientos. Asimismo en el marco del desarrollo occidental el Capitalismo hito que instala la Modernidad da lugar a la expresión simbólica de màxima abstracción: el “dinero”. Dicha expresión marca un ordenamiento de los valores paradigmàticos de esta època en la que el reconocimiento de la tarea realizada es pecuniario. “Tanto tienes (ganas)…tanto vales”…circula en el imaginario comunitario como parte del saber popular. Y así también lo entienden las leyes del Mercado.

En este marco socio-histórico-económico-cultural ¿ Por qué se sostiene el trabajo ad-honorem ?

Quizás podamos encontrar respuestas en los sentidos etimológicos del ad-honorem: “por el honor“, esa cualidad que “impulsa al hombre a conducirse con arreglo a las más elevadas normas morales, para conservar su propia estimación y merecer la consideración y respeto ajeno“.Trabajo que se hace por el honor.

Un trabajo que deviene instalado en la historia de nuestras Instituciones con antecedentes que condicionaron su naturalización como en 1986 con la creación del Sistema Municipal de Concurrencias como “sistema honorario de capacitación profesional de post-grado a tiempo parcial bajo condiciones de programación y supervisión” en la Ciudad de Buenos Aires.

Un tipo de trabajo que atraviesa tanto la inserción profesional como la docente del médico y del psicólogo casi desde la constitución de las Carreras de Psicología y Medicina. En las que muchos docentes con los que se forman los futuros psicólogos y médicos, lo hacen ad-honorem.

En nuestra Facultad de Medicina en 1987 con la creación del Departamento de Salud Mental se abren concursos para cientos de cargos docentes (ad-honorem) multi disciplinarios. En su mayoría son ocupados por psicólogos que pasan a ser de este modo miembros de esta casa. Los ad-honorem sostienen parte de la docencia en Medicina a) muy clara y masivamente en el Depto de Salud Mental y b) más específicamente en el dictado de la materia Salud Mental y c) allí predominan psicólogos ); esto obliga a pensar los perfiles del docente del Departamento e incluso diferenciarlos por las materias a las que están adscriptos.

Otro punto de reflexión vinculado al sostener la modalidad “ad-honorem” puede estar ligado a las representaciones sociales imaginarias acerca del trabajo ad-honorem que atraviesan la identidad profesional. Otra vez la sabiduría popular dice: “así es como se entra al sistema”, “así es como se empieza” y muchas veces tienen razón!…Lo paradógico es que lejos de su etimología el “ad-honorem” cumple una `función social’ poco reconocida ya que sólo en contadas ocasiones alguien que realiza un trabajo gratuito es considerado con respeto, generalmente se supone que –detrás del mismo- hay una intencionalidad que determina maliciosamente la acción de quien la ejerce y no despierta el agradecimiento.

Otras reflexiones sobre el tema podrìan ir ligadas al significado simbólico del pago/ del cobro / del no cobro. No existe nada que no esté enmarcado por el intercambio (simbólico), recubriendo aquellos significados inconcientes.

¿Acaso el estudiante de la UBA gratuita no paga con la incomodidad de la masividad, de lo impersonal, de las colas para hacer trámites, con el disconfort de la infraestructura física? Lo que “paga”el estudiante no es lo mismo que lo que “cobra”el docente. À cada uno el acto lo afectará de acuerdo a las modalidades de goce de su economía libidinal.

Fuera de toda gratificación pecuniaria y de la infatuación narcicista, ¿se nos honrará por nuestra calidad moral, por nuestro cumplimiento, heroicidad, encomio? El que no cobra ofrece el lugar de un Otro al que nada le falta. Despierta envidia al pecho, tan repleto de leche. La hipocresía y mojigatería para tratar asuntos de dinero. De eso se habla poco entre los docentes. Se “sobre entiende”que el docente ad honorem puede hacerlo porque tiene otra fuente de ingresos.

Entendemos que el tema no se agota en esta síntesis, sino que por el contrario abre a mas preguntas. Insitimos sobre el por qué del trabajo ad-honorem?

¿puede definirse como “trabajo” aquello que no es retribuido económicamente?

¿ todo trabajo incluye necesariamente una retribución?¿y si no es la económica, el “trabajo” ad honorem es a cambio de qué? ¿ qué es lo que lo motiva?: formación/ capacitación?, inserción universitaria ?prestigio de pertenecer a la UBA? contacto con colegas?inserción por gusto por la docencia

vocación, “por amor”? por lo ideológico: el valor de “lo público”, de la “enseñanza pública y gratuita”, de “retribuir lo que uno ha recibido”, una “deuda social”? ; por identificación con una UBA ligada a una representación de institución transformadora, constructora de un país igualitario y más justo?.

Por la transmisión del legado psicoanalítico?.

Y sobre todo: cómo afecta esta modalidad de trabajo al trabajo en sí mismo?.


A los fines de poder comprender este fenómeno que se da en los equipos de trabajo de nuestra Facultad es nuestra intención llevar proximamente adelante una investigación observacional, descriptiva, transversal, prospectiva y mixta sobre los trabajadores ad- honores, en la que se tome en cuenta información sobre los componentes afectivos: sensaciones, grados de satisfacción con la tarea, motivaciones; sobre los componentes cognitivos: opiniones, ideología, valores culturales, histórico-sociales y sobre las carácterísticas acadèmicas de los docentes.

Creemos que una mirada con rigor científico podrà ubicarnos en la realidad de los equipos de trabajo para poder planificar dinámicas de grupos acordes a los resultados que devengan de los datos obtenidos, para mejores logros en la construcción del Conocimiento de nuestros alumnos.



Bibliografía:

Antman, J.; La concurrencia de Salud Mental en la Ciudad de Buenos Aires: la inserción profesional y el trabajo ad-honorem en los psicólogos recién graduados. Facultad de Psicología, UBA, Secretaría de Investigación/

X Anuario de Investigaciones/ 2001

Chab Tarab, A.; Poderoso caballero es don dinero

Diario La Nación/ Cultura; Desalientan el trabajo ad-honorem 13 noviembre 2000

Diario La Nación/ Cultura; Los ayudantes no remunerados 13 de noviembre 2000

Diario El perfil; Precarización: la modalidad de trabajo ad honorem, potenciada por la crisis. 1 de marzo 2009

Diario La Nación, 13 de noviembre de 2000

Diccionario Enciclopédico Ed.Planeta, Barcelona, 1984

Hoberz, R; Entre el portazo y la zanahoria. La docencia por el honor en la UBA

Jaim Echeverry, G.; Preocupante radiografía de la docencia universitaria.

Jaim Etcheverry G. La tragedia educativa. FCE, Bs.As., 1999.

Kozlowski y Bell Work groups and temas in organizations. 2003

Lettieri A. La civilización en debate. Historia contemporánea: de las

revoluciones burguesas al neoliberalismo. Prometeo Libros, Bs. As., 2004

Peirce Ch. The collected papers of Charles Sanders Peirce, The Bleknap Press of Harvard University Press, Cambridge, 1980.

Varios autores; La peste de Tebas, año 1 no. 2, noviembre 1996

Varios autores; El dinero en psicoanálisis. Imago Agenda no. 141, julio 2010



Varios autores; Psicoanálisis ad honorem. Imago Agenda no. 88, abril 2005





Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos