Universidad alas peruanas facultad


¿No es excesivo el número de animales usados en la investigación en psicología?



Descargar 87.38 Kb.
Página3/3
Fecha de conversión03.12.2017
Tamaño87.38 Kb.
Vistas242
Descargas0
1   2   3

¿No es excesivo el número de animales usados en la investigación en psicología?

En concreto, representan el 0.003% del total. Muy lejos del 96.5% dedicado a la alimentación, el 2.6% a la caza, el 0.4% sacrificados en los albergues o el 0.2% utilizados en las prendas de piel. Además, el uso de animales en la investigación psicológica sólo representa el 1% del total de animales utilizados en la investigación. (Nicoll y Russell, 2001)



¿No es una crueldad hacer que los animales trabajen privados de comida?

En los experimentos de aprendizaje en los que se emplea la comida como reforzador es necesario someter a los animales a privación de alimento. No obstante, el hambre impuesta no es más severa que la que pueda aquejar a los animales en su medio ambiente natural. De hecho, los animales en libertad rara vez pueden llegar a comer todo lo que quisieran. La privación de alimento en el laboratorio no introduce ninguna artificialidad, sino que intenta reproducir este hecho.



Si un laboratorio no es el medio natural de un animal ¿por qué debería de estar en él?

Utilizamos los animales con objetivos muy variados. Comemos su carne y sus huevos y bebemos su leche.

Transformamos su pellejo en piel, extraemos insulina y otras hormonas de sus órganos para tratar a las personas enfermas.

Les entrenamos para que hagan trabajos útiles en las granjas o para que nos entretengan. Somos nosotros (no ellos) los que decidimos que vivan en nuestra casa. El hecho es que hemos estado utilizando a los animales a lo largo de toda la historia evolutiva de nuestra especie.

El argumento en favor de la investigación científica se basa en la evaluación de los beneficios que esta investigación supone para la compresión del mundo que nos rodea, para los propios humanos e incluso para otros animales. El uso de animales para fines de investigación debe ser juzgado de la misma manera que el resto de los usos que hacemos de ellos.

La posesión de animales de compañía, en ocasiones causa mucho más sufrimiento a los animales que la investigación científica.

Los dueños de los animales no necesitan pedir un permiso a un equipo de expertos, (Ni siquiera a un veterinario) para tenerlos en su casa, ni son sometidos a inspecciones periódicas para controlar que su casa esté limpia y en condiciones sanitarias, que sus animales dispongan de suficiente espacio para poder hacer el ejercicio que necesitan, ni que sean sometidos a una dieta adecuada; en cambio, los investigadores sí. También es necesario hacer constar que cada año se sacrifican cincuenta veces más perros y gatos en "sociedades humanitarias" por haber sido abandonados por su anterior propietario que los utilizados en la investigación científica.

Luchar contra el uso de animales en la investigación y la docencia es uno de los principales objetivos de los activistas de los derechos de aquellos.

En un examen de 22 libros escritos por este tipo de activistas, los resultados indicaron que los autores mostraban relativamente poca preocupación por los animales que se destinaban a la alimentación, la caza o la fabricación de artículos de piel, así como por los animales sacrificados en depósitos.

Pero a pesar de que sólo el 0,3 por ciento de los animales se utilizaban con fines educativos o de investigación, el 63 por ciento de las páginas estaban dedicados a este uso. En términos de páginas por millón de animales utilizados, los autores dedicaron el 0,08 por ciento a fines alimenticios, el 0,23 a la caza, el 1,27 a la peletería, el 1,44 a los animales sacrificados en los depósitos y el 53,2 a fines educativos y de investigación. (Nicoll y Russell, 2001)



¿Es éticamente correcto utilizar animales para la investigación científica, y más concretamente en el ámbito de la Psicología del Aprendizaje?

Desde un punto de vista puramente teórico su uso está justificado por la teoría de la evolución, la posible utilidad del conocimiento al que se puede llegar sólo gracias a este tipo de investigación, aunque muchos se han quedado en el tintero.

Más adelante apuntamos que las condiciones en las que se realizan los experimentos intentan garantizar en la medida de lo posible la comodidad y el trato humanitario a los animales.

¿Es éticamente correcto utilizar a los animales para cualquier fin?

Claramente, el uso general de los animales por parte de nuestra especie no responde a cuestiones éticas, sino puramente prácticas e incluso de supervivencia. Desde el alimento al vestido, pasando por el entretenimiento, usamos a los animales por el beneficio que extraemos de ello.

El beneficio que conseguimos del uso de los animales en ciencia no puede ser considerado esencialmente distinto, por ejemplo del que conseguimos al convertir a los animales (¿Y por qué no las plantas?) en comida.

EXPERIMENTOS CON RATAS ALBINAS, GATOS, PERROS, CHIMPANCÉS, GORILAS

EXPERIMENTO CON RATAS ALBINAS

Objetivo principal conocer los principios explicativos del aprendizaje, bajo el enfoque conductista y realizar una investigación experimental. Para esto se procedió a desarrollar un experimento de laboratorio, utilizando como sujetos experimentales a las ratas albinas (Rattus Norvegicus Albina) o palomas castilla (Columbia Livia)”, explico el Decano de la Facultad de Humanidades, Dr. Manuel Vera Vílchez.

“Debemos entender que el trabajo consiste básicamente en replicar el experimento del psicólogo Frederic Skinner, respecto al aprendizaje de conductas que resultan inicialmente antinaturales en estos animales (Ej: presionar la palanca en ratas albinas y picotear un conmutador en palomas)”, sostuvo Karla Azabache, docente responsable del experimento. Para el enfoque conductista de condicionamiento, se aplican técnicas para lograr que los sujetos experimentales adquieran 2 conductas nuevas en su repertorio. Estas técnicas son: Moldeamiento, Encadenamiento, Reforzamiento positivo y Discriminación de estímulos, por otro lado se entiende que a la par del proceso de condicionamiento, se van desarrollando los pasos correspondientes a la investigación experimental: realización del proyecto o bosquejo experimental y, posteriormente, el informe final.

El objetivo de este estudio fue lograr un estrés condicionado a un grupo de ratas. Se realizó un condicionamiento diferencial de 120 ensayos durante cuatro días. Los estímulos fueron; una luz (EC-), un tono (EC+) y una descarga eléctrica (EI). Pasados seis días, se subdividieron los sujetos al azar en diferentes grupos. Cada grupo fue sometido en la fase de prueba a 15 presentaciones de uno de los siguientes estímulos; EC+, EC-, EI, EC+/EC- y contexto. No se encontraron diferencias estadísticamente significativas en la respuesta de linfocitos (p<0,05). En relación a la cantidad de proteínas, casi todos los grupos muestran índices mayores que el grupo control. Sin embargo, sólo el grupo sometido al estímulo excitatorio muestra diferencias significativas con el grupo control (p<0,05). Los resultados son discutidos resaltando la importancia de las claves contextuales para modificar respuestas fisiológicas y de los estímulos inhibitorios para contrarrestar los efectos de condicionamientos excitatorios.



¿Cómo describe Pavlov su transición de de “cuestiones puramente fisiológicas” al estudio de las llamadas “cuestiones psíquicas”?

Pavlov describe las cuestiones puramente fisiológicas al estudio de las llamadas cuestiones psíquicas como que es muy importante: y dice que de una manera natural piensa que para la ciencia es muy importante se diese este cambio sin un abandono del frente metódico de la fisonomía, en el que se dedico varios años al estudio de la actividad normal de las glándulas digestivas, al analizar las condiciones constantes de dicha actividad y en las que tropezó con hechos de carácter psíquico, hechos que no debían de ser dejados a un lado por ninguna razón, ya que intervenían de una manera constante y prominente en el mecanismo normal de los procesos fisiológicos.

A la pregunta de ¿cómo? Dice que los órganos al parecer tienen un papel fisiológico muy insignificante por ello para el objeto de estudio típico de objetos de nuevas investigaciones, de los experimentos de hoy y en los que expone como realizados y proyectados.

2 ¿Por qué Empezó a interesarse por las cuestiones de carácter psíquico?

Empezó a interesarse cuando se le muestra al perro las piedras, no producen ningún efecto sobre las glándulas; pero la arena provoca un flujo abundante de saliva. Hechos en los que fueron descubiertos y sistematizados por el Dr. Volfson en su laboratorio en conjunto. Dice que el perro ve oye y olfatea todas esas cosa, y dirige hacia ellas, intenta cogerlas si es que son comestibles o agradables, pero se aleja de ellas y evade su introducción en la boca si es que son indeseables o desagradables, en la que el diría o ellos dirían que esta es una reacción psíquica del animal, una excitación psíquica de las glándulas salivales.



3 ¿Cómo describe Pavlov “la excitación de las glándulas salivales” del perro?

La describe como que en sus experimentos “psíquicos” sobre las glándulas salivales al comienzo trataron honradamente de interpretar los resultados imaginando la conducción subjetiva del animal. Pero lo único que consiguió con ello fue el comulo de controversias inútiles y de opiniones individuales, personales, imposibles de conciliar. No tenían más alternativas que situar la investigación en un terreno puramente objetivo.

4. Desde el punto de vista fisiológico ¿tienen los científicos introducirse en los estados de intentos del animal e imaginar sus sentimientos y deseos tomando como base los seres humanos? ¿Justifica tu respuesta?

Un no absoluto, por que ¿donde hay un criterio tan incontestable que nos permita emitir juicios y que nosotros podamos utilizar para comprender los estados internos de un animal en comparación con los nuestros, aun cuando un animal tan desarrollado como el perro? O ¿no consiste el eterno dolor de la vida en el hecho de que los seres humanos no podamos comprendernos unos a otros, ni podernos entrar en estados interno de otra persona? ¿Dónde esta ese conocimiento, donde esta la comprensión que nos permitirá comprender correctamente?


5. ¿Cuál es, según Pavlov, la primera y más importante tarea por la cual deben dirigir sus objetivos?

La primera y mas importante tarea es abandonar enteramente la inclinación natural y trasladar nuestra propia condición subjetiva al mecanismo de la reacción animal experimental y concentrar toda la atención en la investigación de la correlación existente entre los fenómenos externos y la reacción del organismo que en este caso seria la reacción salivar

6. Respecto ala estimulación en la secreción de saliva ¿Cuál es la diferencia esencial entre los fenómenos psíquicos y los puramente fisiológicos?

En los experimentos psíquicos las substancias actúan sobre otras superficies especificas del cuerpo (la nariz, los ojos, oídos…) a través de medios circundantes (aire, éter) en que están inmersos el organismo y las substancias excitantes.

En el caso fisiológico, la actividad de las glándulas salivales esta vinculadas a las propiedades de la sustancia sobre las que recaerá la acción de la saliva. La saliva sirve para humedecer y lubricar el material que ha de deglutirse y neutralizar los efectos de las substancias químicamente activas. Y precisamente es la función de los estimuladores especiales de las superficies bucales específicas. En consecuencia, en los experimentos fisiológicos, el animal es excitado por las propiedades esénciales, no condicionadas, de la sustancia, ósea, por aquellas íntimamente conectadas con el papel fisonómico de la saliva.

7. En la descripción de experimente del Dr. Tolochinv observamos que en el materia psíquico obedece ciertas leyes o propiedades ¿a que nos referimos?

En los primeros experimentos psíquicos ciertas condiciones importantes que aseguran resultados constantes y garanticen el éxito del experimento. Supongamos que estimulamos un animal (es decir sus glándulas salivares) con un alimento distante; el éxito de que el experimento dependerá exactamente de que el animal haya sido preparado mediante un periodo previo de ayuno. En perro hambriento obtendremos resultados positivos, pero por el contrario, ni siquiera el animal más avaro y codicioso responderá al alimento presentado a distancia cuando se le halle en situación de saciedad.

Si se piensa en términos fisiológicos, se puede decir quien se encuentran ante una excitabilidad diferente del centro salival (en caso muy aumentada, en otro muy disminuida) en el que se puede suponer que, así como el acido carbónico de la sangre determina la energía del centro respiratorio, composición de la sangre del animal hambriento o saciado regula igualmente el umbral de excibilidad del centro salival. Desde el punto de vista subjetivo, este cambio de excibilidad podría ser llamado atención. Con el estomago vació, la visión del alimento hace que la boca “se haga agua”; en un animal saciado esta reacción es muy débil o puede estar totalmente ausente.


8. ¿Cómo expresan los animales los “deseos”?

No se halla ningún fenómeno de este tipo. El hecho fundamental: el pan seco difícilmente hará que el perro se vuelva hacia el, pero, la saliva fluyera abundantemente ante su visión; por el contrario, la carne distante, hacia la que el perro se lanzara ávidamente después de romper las ataduras y tritura con sus dientes no ejerce ninguna acción sobre las glándulas salivares. De ahí que pueda decidirse que lo que en el campo subjetivo recibe el nombre de deseo solo expresa en el animal en una reacción motora, y no en la reacción salival, por lo que no se corresponde con los hechos que afirmaron de que las glándulas salivales o gástricas son excitadas por un deseo ardiente.


Es preciso distinguir muy claramente que en experimentos entre las reacciones secretoras y motoras del organismo; y en lo que respecta a nuestros estudios de las glándulas, es interesante correlacionar sus resultados con los fenómenos del mundo subjetivo.
9. Según Pavlov ¿Por qué pierden su actividad un reflejo condicionado?
La principal característica del experimento psíquico es la inconstancia de los resultados y su aparente carácter caprichoso. Los resultados de un experimento psíquico vuelven a producirse con más o menos constancia, de lo contrario no se podría llamar experimento científico. La dificultad del experimento psíquico radica y en el que se tiene que considerar un número de mucho mayor de los factores. Por eso el reflejo obtenido es el reflejo condicionado.
Históricamente esta es una de las primeras definiciones del reflejo condicionado aunque la traducción seria Reflejo Condicional, es decir súper dictado a un conjunto a un conjunto de condiciones, en la que utiliza la expresión Reflejo de Condicionado por ser mas popularizada por el uso.
Estudiando los reflejos relativamente automáticos asociados a la digestión, Pavlov observó que el flujo de saliva en la boca y del jugo gástrico en el estómago del perro era influido no solamente por la vista del alimento. Interpretó el flujo de la saliva y del jugo gástrico ante el alimento colocado en la boca como una respuesta no aprendida o, como la llamó él, respuesta incondicionada. Pero, que pensó la influencia de la vista del alimento tiene que ser aprendida. De aquí que esta sea una respuesta aprendida o condicionada. Pavlov experimentó para averiguar cómo se forman las respuestas condicionadas. Enseñó al perro a segregar saliva ante varias señales demostrando con ello que se podía formar en el laboratorio una nueva asociación estímulo-respuesta.
El condicionamiento clásico puede ser definido, como la formación (o reforzamiento) de una asociación entre un estímulo condicionado y un reflejo por medio de la presentación repetida de un estímulo condicionado en una relación controlada con un estímulo no condicionado. Al reflejo original ante el estímulo no condicionado se le llama reflejo condicionado.
Cuando el estímulo condicionado va seguido de un modo regular por el estímulo no condicionado y el reflejo no condicionado, los reflejos condicionados ante el estímulo condicionado aparecen con mayor fuerza y con mayor regularidad al repetirse dicha estimulación pareada.

La extinción no destruye realmente el reflejo condicionado, pues al cabo de un período de descanso del sujeto, el reflejo condicionado retorna, aun cuando no haya intervenido ningún refuerzo. Este retorno sin refuerzo se llama recuperación espontánea y conduce a apoyar la interpretación de que las consecuencias de la extinción son una especie de inhibición activa o de supresión del reflejo condicionado que no se debe confundir con un olvido o una desaparición permanente del reflejo.

Algunos de los experimentos más dolorosos para los animales no humanos se realizan en el campo de la psicología. Incluyen la manipulación directa del cerebro, efectos de las drogas en el comportamiento, estrés, temor o ansiedad, privación de sueño, comida o agua,...

Pero, paradójicamente, salvo lesiones neurológicas, los animales no humanos no desarrollan trastornos de comportamiento espontáneamente en su medio natural. La psicopatología animal se suele desarrollar en animales en estado de cautividad, como en parques zoológicos y circos. La provocación deliberada de trastornos en el laboratorio ha sido un campo fértil para la investigación, pese a las diferencias con los trastornos mentales humanos.


Así, desde un punto de vista científico, el dilema central del investigador se plantea de forma especial en la psicología: o bien el animal no humano no es como los humanos, en cuyo caso no hay razón para realizar el experimento, ya que los resultados no son extrapolables, o bien es como los humanos, y en ese caso, no deberíamos utilizarlo para realizar un experimento que consideraríamos una atrocidad si se hiciera con uno de nosotros.
Se han realizado y siguen realizándose de forma reiterada, cientos de experimentos con animales para estudiar el condicionamiento y el desamparo inducido, utilizando para ello descargas eléctricas con el fin de descubrir cómo reaccionan los animales no humanos a diferentes clases de castigo o para entrenarles a realizar diferentes tareas.
Matin Seligman (famoso investigador en psicología) administró descargas eléctricas a perros a través de un suelo de rejilla de acero con tal intensidad y persistencia que los perros dejaron de intentar escapar y "aprendieron" a estar desamparados.
Seligman describió así su trabajo sobre el desamparo inducido: "Cuando un perro normal, ingenuo, recibe un entrenamiento de huida/rechazo en una "cápsula", suele tener la siguiente conducta: al primer asalto de la descarga el perro va de un lado a otro frenéticamente, defecando, orinando y lanzando aullidos, hasta que cruza la barrera y se escapa del electrochoque. En la prueba siguiente, el perro, corriendo y aullando, cruza la barrera con más rapidez, y así sucesivamente hasta que aparece una respuesta eficaz de huida."

Modificó este modelo sujetando a los perros con un arnés y provocándoles descargas sin que tuvieran ningún medio para evitarlas. Después, cuando los colocó en la situación primera de la cápsula, de la que era imposible escapar, comprobó que "Este perro reacciona inicialmente en la cápsula de la misma forma que el perro sin condicionamiento. Sin embargo, en dramático contraste con éste, pronto deja de correr y guarda silencio hasta que termina la descarga. El perro no cruza la barrera ni huye de la sacudida. Parece, más bien, que se "rinde" y "acepta" la descarga pasivamente. En pruebas sucesivas el animal continúa sin hacer movimientos de huida y aguanta 50 segundos de fuerte descarga intermitente en cada prueba".

Pero Steven Maier (coautor junto a Seligman del informe sobre desamparo inducido), decía lo siguiente acerca de la validez de este "modelo animal" de depresión: "Se puede discutir que no hay suficiente consenso sobre las características, la neurobiología, la inducción y la prevención/cura de la depresión como para volver significativa tal comparación. Así, no parece probable que el desamparo inducido sea un modelo de depresión en ningún sentido general", admitiendo así que 30 años de experimentación con animales habían sido una pérdida de tiempo, al margen de la inmensa cantidad de dolor físico agudo causado a todos los animales no humanos implicados.

“No valía la pena realizar la mayoría de los experimentos, y la información obtenida carecía de suficiente valor para ser publicada”. Harlow (psicólogo experimentador y editor de la revista que ha publicado más informes de experimentos dolorosos con animales).

Pero también dentro de la psicología hay voces que se alzan en contra del uso de animales no humanos:

"Los estudios sobre la conducta animal se expresan siempre con una terminología científica y aséptica que permite adoctrinar al joven estudiante de psicología, normal y en absoluto sádico, sin provocarle ansiedad. Así, se utilizan técnicas de "extinción" para lo que, de hecho, son la tortura mediante la sed, el ayuno casi mortal o los electrochoques; "refuerzo parcial" es el término que se emplea para hablar de un animal al que se frustra mediante el no cumplimiento, excepto ocasionalmente, de las expectativas que el experimentador le había creado en un condicionamiento previo; "estímulo negativo" es el término utilizado para someter a un animal a un estímulo que él evita siempre que es posible. El término "Avoidance" (evitar) está bien visto, puesto que se trata de una actividad observable. Los términos "dolorosos" o "aterrorizantes" para caracterizar ciertos estímulos, no están bien vistos porque son antropomórficos, implican que los animales tienen sentimientos y que pueden ser sentimientos similares a los humanos. No obstante, si el psicólogo conductista no creyera en la analogía entre el ser humano y el animal “inferior”, es de suponer que incluso él encontraría su trabajo muy poco justificado". Alice Heim (psicóloga).


Otro tipo de estudio es el del aislamiento social, ampliamente trabajado por otro “prestigioso” investigador, el psicólogo Harry Harlow, que definió así su trabajo: "Durante los últimos diez años hemos estudiado los efectos del aislamiento social parcial criando monos desde su nacimiento en jaulas de alambre. Éstos monos sufren una privación maternal total. Más recientemente hemos iniciado una serie de estudios del efecto del aislamiento social total criando monos desde pocas horas después del nacimiento hasta 3, 6 o 12 meses de edad en una cámara de acero inoxidable. Durante la condena prescrita en este aparato, el mono no tiene contacto alguno con ningún otro animal, humano o subhumano". John Bowlby, un psiquiatra británico, después de ver a los monos en sus jaulas de alambre, le preguntó "¿Por qué están tratando de inocular psicopatologías a monos? Ya tienen más monos psicopatológicos en el laboratorio de los que se hayan visto nunca sobre la faz de la tierra." Bowlby, era un investigador de las consecuencias de la privación materna, pero sus investigaciones se desarrollaban con niños, principalmente huérfanos de guerra, refugiados y niños recluidos en instituciones, y ya antes de que Harlow realizase sus experimentos había llegado a la conclusión de que "la privación prolongada de un niño pequeño del cuidado materno puede tener unos efectos graves y de largo alcance sobre su carácter sobre el resto de su vida".

En otro experimento, Harlow y Suomi "indujeron depresión permitiendo que los bebés de mono se apegaran a madres de trapo que se podían convertir en monstruos". "El primero de estos monstruos era una madre de trapo que, programada, o al recibir una orden, soltaba aire comprimido a alta presión y casi le arrancaba la piel al animal. El bebé mono simplemente se agarraba con más y más fuerza a la madre, porque un bebé atemorizado se agarra a su madre pase lo que pase. No conseguimos psicopatología alguna. Sin embargo no desistimos. Construimos otra madre monstruo que se mecía tan violentamente que la cabeza y los dientes del bebé castañeaban. Todo lo que el bebé hizo fue agarrarse con mayor fuerza aún a la sustituta. El tercer monstruo que construimos tenía incrustado dentro del cuerpo un marco de metal que saltaba hacia adelante y propelía al bebé fuera de su superficie ventral. El bebé se levantaba del suelo, esperaba a que los muelles se metieran de nuevo dentro del cuerpo de tela y volvía a agarrarse a la madre sustituta.". Estos resultados no eran tan sorprendentes, comentan los experimentadores, puesto que el único recurso del bebé herido es aferrarse a su madre.


Con el tiempo, estos experimentadores encontraron algo mejor: una mona madre de verdad, que era un monstruo. Para producir tales madres, criaron monas hembra en aislamiento total, y después trataron de dejarlas preñadas, con una técnica que ellos denominaron "potro de violación". Tras nacer los bebés, los investigadores observaron a las monas; algunas simplemente ignoraban a los bebés que lloraban y no los acunaban acercándolos al pecho, como hacen las monas normales; pero otras "eran brutales o letales”. Uno de sus trucos favoritos era aplastar el cráneo del bebé con sus dientes. Pero el comportamiento realmente horrible era el de aplastar la cara del bebé contra el suelo y después restregarla de un lado para otro."
En otro estudio crearon un “túnel del terror" para producir monos aterrorizados, y en otro informe Harlow describió cómo consiguió inducir la muerte psicológica a unos monos rhesus, dotándoles de unas madres sustitutas cubiertas de felpa, mantenidas normalmente a una temperatura de 37º C y que se podían enfriar rápidamente hasta alcanzar poco más de 1º C, para simular un tipo de rechazo materno.

Los experimentos en psicología someten a miles de animales no humanos a procedimientos que inducen angustia, desesperación, ansiedad, devastación psicológica general y muerte. La investigación se alimenta de sí misma. Algunos investigadores experimentaron con chimpancés porque el trabajo experimental con primates grandes había sido relativamente escaso comparado con los monos. Pero ni siquiera trataron de justificar sus experimentos alegando que podrían ser beneficiosos para los humanos. El que ya tengamos un alto número de observaciones sobre chimpancés salvajes huérfanos no parecía importarles. La misma actitud se repite constantemente a través de las ciencias psicológicas y del comportamiento.



EVALUACION

  1. Elabore un comentario analítico y critico acerca de la investigación de los animales en la psicología le parece pertinente ¿porque? si su respuesta es Si y NO fundamente su punto de vista. ( en una página letra Nº 12 Arial)

  2. Resume Brevemente el proceso de condicionamiento Clásico de Pavlov. Puedes describirlo en base al experimento que realizo con la salivación de los perros.

  3. El estudio del aprendizaje asociativo se puede llevar a cabo en el experimento de la respuesta condicionada, realizado por I. Pavlov.

  4. Describe el experimento con monos que aspectos de la psicología se ha fortalecido con dichas investigaciones.

  5. Elaborar un organizador de resumen. Entregar la próxima clase.




Compartir con tus amigos:
1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos