Universidad alas peruanas facultad



Descargar 64.22 Kb.
Fecha de conversión13.01.2018
Tamaño64.22 Kb.
Vistas108
Descargas0

UNIVERSIDAD ALAS PERUANAS FACULTAD DE MEDICINA HUMANA - CIENCIAS DE LA SALUD

ESCUELA ACADÉMICO PROFESIONAL DE PSICOLOGÍA HUMANA
LECTURA Nº 11-12

ASIGNATURA: PSIOLOGIA DEL DEPORTE

DOCENTE: Ps. Norma SIHUAY MARAVI

EMAIL: nsihuaym@hotmail.com

TEMA: PSICOLOGÍA Y ARBITRAJE: Conocer algunos de los aspectos relacionados con el arbitraje y el juicio deportivo y de los procesos psicológicos que influyen en el arbitraje y juicio deportivo.

AGRESIÓN EN EL DEPORTE: Influencia del público en la actuación deportiva. Agresión en el deporte.

COMPETENCIA A ALCANZAR


  • Explicar el estudio de la psicología y arbitraje

  • Comprender la agresión en el deporte

Para hablar del arbitraje y de la preparación de los árbitros, en principio debemos conocer algo de su historia. Así es que el árbitro nace de la necesidad y deseo de que alguien decidiera, que sea imparcial, controle el juego y conduzca el mismo. Para esto, obviamente deben existir reglas a seguir, leyes que digan como.

En 1580 Giovanni Bardi publica un conjunto de reglas en Cambridge. En 1863 se funda la Foot-ball Asociación". En 1877, se crea la Fundación de Asociaciones en Gran Bretaña para obtener un código uniforme. En 1883 las cuatro asociaciones británicas se ponen de acuerdo sobre un código uniforme y constituyen el International Foot-ball Association Board". En 1886 la Foot-ball Association comienza a formar árbitros y en 1888 los árbitros reciben amplios poderes en cuanto a la dirección del juego.

Encontrándonos ya en el nuevo siglo, y sabiendo que la función de un árbitro de fútbol es una serie de deberes y obligaciones; hoy al arbitraje ya no le alcanza con un conocimiento perfecto de las Reglas de Juego y una condición física optima. Sumando a su tarea propiamente dicha las presiones. El rol social que cumple y el status que detenta como hombre público y el celo de "su poder", corresponde esencialmente que estén preparados psíquicamente, que sean idóneos.

En este, como en otros deportes la función arbitral tiene una importancia suprema, son los responsables de aplicar el reglamento, es decir, terciar entre la oposición de ideas y de hechos, conforme la ley y su discernimiento y/o criterio. En consecuencia el árbitro interactúa en las relaciones de los grupos que se enfrentan.

Ello indica que debe desarrollar ciertas características, que según la Psicología se basa en la personalidad. Remarcando en tal aspecto, el alto grado de fortaleza yoica, motivación, control de situaciones y emociones, auto confianza, fortaleza mental, concentración, buen manejo de la ansiedad, buena capacidad de conducción y dentro de la Psicología Social, agregaría, la comunicación, buena escucha, percepción, tiempo de reacción, manejo grupal de las relaciones vinculares e interacciónales, creatividad y sentido común.

Un árbitro "mentalmente sano", será capaz de hacer frente a la realidad de una manera eficiente, eficaz y creíble.

Este aspira a cumplir su función en un contexto en donde los factores endógenos y exógenos tienen una gran influencia si uno no esta preparado internamente.

El árbitro actúa desde el deseo de sus profesores, instructores, supervisores e incluso los veedores, intentando complacer, ser el ideal.

Desde este lugar, en cambio, tratamos o intentamos construir el perfil pretendido, deseado y no idealizado de su figura.


El árbitro tiene una función primordial, la de ser un conductor grupal, bajo su autoridad debe crear los mecanismos adecuados para transformarse en el líder de la tarea (el juego). Para ello tiene que aprender y comenzar a construir la personalidad "adecuada".

Heráclito decía: los sacerdotes, los médicos y los jueces, deben tener innumerables dotes y atribuciones excepcionales, entre las cuales predomina la infabilidad. Heráclito no conocía la tarea que debe realizar el árbitro, no conocía a éste, pues de lo contrario lo hubiera incluido. Ellos deben saber que el error es inherente a la persona humana.

Las decisiones del árbitro deben ser rápidas y claras. Por ello, debe "estudiar" el partido, a los grupos que se "enfrentan", a los que componen ese grupo. Debe saber qué rol cumple cada uno de los jugadores dentro del campo de juego, entender y comprender al grupo, la adjudicación y asunción de los roles dentro de los equipos. En tal sentido, sería importante estudiar el mecanismo de percepción y el sentido de anticipación ante los hechos, sin prejuicios, sin prejuzgar.

La lentitud del fallo se traduce en una vacilación, una falta de convicción, y si duda, inicia el conflicto, es poco creíble y puede ser desbordado, desconociéndosele la autoridad, restando credibilidad, poniendo ella en tela de juicio. En definitiva el partido se le va de las manos. El conocerse asimismo es primordial para la formación de la personalidad dentro del campo de juego, deberá, por lo tanto, conocerse, enfrentar sus propios miedos, reconocerse en sus limitaciones, resistencias.

Los árbitros, "detentan" una frustración frente al imposible, juega en ellos el narcisisíno, la omnipotencia (sensación de completud), sin reflexión, sin auto cuestionarse. Siempre juega en ellos lo permitido y lo prohibido, en competencia con lo amado y la soberbia actúa como defensa al ataque.

Por eso, necesita poseer: integridad moral, elevado control emocional, inteligencia, sentido común, capacidad de síntesis, seguridad, rapidez, decisión, capacidad de percepción, capacidad de conducción e intuición.

No olvidemos que el árbitro interactúa en las relaciones de los contrincantes entre si, con la cercanía del público y las depositaciones que en él realizan, los dirigentes, periodistas, sus asistentes, y por ello, resulta ser un sujeto sujetado a sus condiciones concretas de existencia, al contexto que se le presente en el campo de juego y los factores exógenos que inciden en su que hacer, debiendo este adaptarse activamente a la realidad que lo rodea. Tratando de lograr un equilibrio pertinente entre y con los otros, él y su tarea. Por su poder, tan cuestionado deberá tener o poseer múltiples factores disposicionales para lograr el objetivo.

Las tensiones, las emociones, la ansiedad, la inseguridad, como la preocupación, pueden ser perjudiciales ya que en lugar de concentrarse en la competencia, tiende a quedarse y estereotiparse en el error cometido. Esta desconcentración lo dispersa, lo distrae del foco de atención. Cuando esto ocurre, se convierte en angustia. Cuando estas emociones se convierten en angustia, acarrea efectos paralizantes, disminuye la concentración, debilita la voluntad y se pierde la atención, se dispersa.

Como expresa el Licenciado Deslarmes, conocedor de la problemática arbitral, el árbitro no necesita de sus pensamientos conscientes para realizar el gesto deportivo. Este, al estar incorporado, está automatizado, lo cual deja un monto de energía libre que puede ser utilizada para lograr una mejor concentración y que el foco de atención esté donde se lo necesita: sobre la jugada.

Mi postura, es continuar realizando investigaciones para la optimización de la tarea de este personaje tan especial como complejo y lograr la eficacia y eficiencia pretendida del rol y status social que hoy ellos poseen.


En la medida que los sujetos adquieran más conocimiento de su persona y del manejo grupal a la hora de decidir, de impartir justicia, podrán asumir el rol preestablecido que se les ha adjudicado, advirtiéndose un autocontrol, una auto alimentación, una auto conducción, una autoestima pertinente de su hacer y equilibrio emocional de su personal.

En el proceso de adjudicación y asunción de roles conscientes e inconscientes es donde surge la confusión y las perturbaciones en la comunicación, viciándose la lectura de la realidad.

La correcta lectura grupal de los equipos deportivos en el mencionado proceso de adjudicación y asunción de roles, dentro del campo de juego, beneficiaria al árbitro, pues no estaría perturbado o inhibido, y no entraría en el juego de la confusión que le propone cada uno de los líderes de los equipos que se enfrentan.

No se puede decir que deben hacer, que es lo que tienen que hacer, pero, si se los puede formar en el sentido de trasmitirle un aprendizaje pautado y sistematizado, de con que se pueden encontrar y que deben trabajar. Sí, podemos prepararlos para enfrentar las situaciones límites. Para no perder la concentración, el como prepararse para los partidos, el como superar el stress pre y post partido, como deben hacer frente a la descalificación de su tarea, de sus apreciaciones y criterio, el que está siempre en tela de juicio. El árbitro debe poseer una conducta, ciertos valores y una ética profesional acorde a su investidura y posición en el marco deportivo. Debe armonizar las diferencias y encontrar un equilibrio adecuado a cada circunstancia. Deberá elaborar la tolerancia a la frustración y manejar la estructura de demora al emitir juicios de valor. Deberá superar los miedos, la rutina, las fobias, las angustias y la inhibición. Deberá hacerse cargo de las presiones y depositaciones que su poder genera. Debe por sobre todas las cosas creer en si mismo, en su autoridad formal, en la objetividad de sus fallos y por ende en sus capacidades sin caer en el autoritarismo. Es importante el tiempo de reacción, el temple y básicamente lo conseguirá, con atención, memoria, percepción, concentración, capacidad de decisión y conducción. Por todo ello, se recomienda el poder. Trabajar la personalidad, ya que su seguridad generara confianza, confianza que deberá depositar en sus asistentes, porque en realidad el no esta solo.

El pasar desapercibido es un mito y romper con los mitos, es difícil, pero no imposible. El aceptar, intentar crecer y proyectarse esta en cada uno de los individuos al igual que el permitirse. En tal sentido, deberemos armonizar las voluntades.

En tal caso, la preparación arbitral consiste en "adiestrar" al individuo , (árbitro), a prestar atención a lo relevante, sin perjuicios o pre-conceptos y con independencia de los factores de presión existentes, léase: jugadores, directores técnicos, dirigentes, público y medios de difusión, etc.

Por lo dicho, considero que la preparación Psico-Social y Socio Dinámica en el árbitro de fútbol es indispensable en estos tiempos.

Esta nueva ciencia, por lo tanto, ayudará a maximizar el rendimiento de este hombre en situación.

La personalidad del "hombre de negro", el porque de su elección, al igual que lo expresado precedentemente y otros fenómenos no trabajados o elaborados en esta presentación, ha sido poco estudiado, por lo tanto, se deberá continuar realizando investigaciones para optimizar la tarea arbitral.

Como verán son muchos los factores que se deben tener en cuenta para ser árbitro, para formar un árbitro, y esa es nuestra tarea, ese nuestro desafío

ARBITRAJE, STRESS Y RENDIMIENTO

El deporte en general representa una de las actividades humanas con más protagonismo social, los medios de comunicación le crean paulatinamente más espacios y la mayoría de las personas le presta gran atención independientemente de las diferencias sociales y culturales.

Es, muchas veces, el lazo que nos une en un sentimiento único, nos representa y nos identifica.
La Psicología del deporte, ciencia relativamente nueva ha ido a través del tiempo integrándose al mundo del deporte y son cada vez más los profesionales que intervienen en equipos deportivos, que trabajan con deportistas e intentan enriquecer el deporte con la ciencia y a la vez se alimenta con los nuevos logros obtenidos.

Si tenemos en cuenta éste crecimiento del deporte en todos los niveles, debemos considerar también las exigencias que se van presentando a todos sus protagonistas. Exigencias no sólo en relación a los aspectos físicos, técnicos y estratégicos sino también a nivel emocional.

Quisiera entonces reflexionar sobre aquellos deportistas, y también protagonistas de las competencias, cuyo rol dentro de la escena deportiva es muchas veces relevante y determinante: la figura del árbitro o Juez.

No podemos pensar un evento deportivo sin la presencia de árbitros o jueces que son los responsables de controlar y poner en práctica el reglamento, “la regla escrita en acción”.

Sabemos que la figura del árbitro es tenida en cuenta a la hora de evaluar su rendimiento y desempeño, generalmente destacando los errores, omisiones o la mala toma de ciertas decisiones durante la competencia.

Anteriormente mencione al árbitro como un deportista y esta equiparación, es válida en tanto que ambos participan de las mismas situaciones en competencias. Que ambos están expuestos a los mayores niveles de exigencia tanto física, técnica como emocional. Por lo tanto el árbitro en la actualidad tiene que estar a la altura de lo que las competencias demandan, Una buena PREPARACIÓN INTEGRAL.

Esta preparación Integral consiste:


  • Preparación Física: Entrenamiento constante y responsable. Buena Alimentación. Buen Descanso.

  • Preparación Técnica: Estudiar y repasar el reglamento y sus modificaciones constantemente.

  • Preparación Estratégica: Entrenar como aplicar esa regla escrita en situaciones concretas de juego.

  • Preparación Psicológica: Aquí podemos desarrollar todos los factores a los que está expuesto el árbitro y a los que debe afrontar con la mayor cantidad de recursos individuales. Es imposible no incorporar los tres puntos anteriormente mencionados, ya que la buena preparación en ellos influyen en su bienestar emocional.

La tarea arbitral puede estar influenciada por varios factores internos y externos entre otros:




  • Expectativas en relación al desempeño individual, propio y ajeno

  • Expectativas previas en relación a la evaluación de su desempeño

  • Malas actuaciones anteriores

  • Valoraciones incorrectas en esta competencia o en anteriores

  • Errores cometidos durante la competencia

Estados emocionales



  • Reiteración de faltas de un jugador

  • El tiempo que queda del partido

  • Equipo que convierte la infracción (visitante-local)

  • Dolores o molestias físicas

  • Duda sobre la infracción en relación al reglamento.

  • Protestas de entrenadores, padres, público

Como podemos ver son muchos los factores que pueden tener su influencia sobre el rendimiento, pero según ciertas investigaciones llevadas a cabo en España (Felix Guillen Garcia,2003) hay ciertos factores que influyen positivamente ( motivación ) y otros negativamente ( estrés ) y aquí entra la valoración subjetiva de los acontecimientos que realice cada arbitro.

El estrés situacional de mayor o menor duración se comprende bastante poco, particularmente en lo que se refiere a sus efectos sobre el rendimiento (Jacques Laure, 2003)

Desde la Psicología una de las tantas definiciones de estrés remite al desequilibrio inaceptable entre la percepción de las demandas y la propia capacidad de adaptación o respuesta.

Si relacionamos estrés y rendimiento podemos hablar de circularidad, si lo aplicamos al arbitraje, teniendo en cuenta los factores a los que debe enfrentarse ante cada competencia podemos suponer que ejecutar su tarea constituye un estimulo que provoca una movilización importante de energía física y psicológica, y que la reacción por su naturaleza e intensidad puede interferir o facilitar la respuesta, por lo tanto modificar el rendimiento.

El arbitro esta expuesto a estímulos internos y externos que según la intensidad de los mismos puede influir en su rendimiento, que esta representado en la adecuada observación, evaluación y toma de decisión.

Volviendo a la tarea principal del arbitro que es la toma de decisiones, en situación, en un contexto por lo general no favorable para su tarea, con la precisión exigida y en momento mismo en que se produce, no cabe duda que es una situación de exigencia, a la que no todos responderán de la misma manera, y que el estrés puede afectar los procesos cognitivos como sus estados emocionales. La duda sobre la toma de decisión suele ser un signo habitual de estrés.

El arbitro expuesto a diferentes situaciones de estrés no puede pensar claramente, puede entrar en un circulo vicioso de desconfianza en si mismo e indecisión, por ende reduce su buen rendimiento.

Teniendo en cuenta todos los factores influyentes no cabe duda que es un grupo vulnerable a los efectos del estrés agudo o situacional. Y sabemos que el estrés no solo afecta físicamente, sino emocional y conductualmente.

El desafío de arbitrar puede dar grandes recompensas personales. El arbitro debe tomar decisiones instantáneas, resolver conflictos y manejar estrés y presiones. Cuanto más se entrene físicamente, más arbitre, más se prepare para enfrentar situaciones de estrés, más seguro y confiado se sentirá. Y podrá no solo disfrutar más de la tarea arbitral sino también mejorar su calidad de vida personal.

“Mantén tus pensamientos positivos porque tus pensamientos se convierten en tus palabras. Mantén tus palabras positivas porque tus palabras se convierten en tus acciones. Mantén tus acciones positivas porque tus acciones se convierten en tus hábitos. Mantén tus hábitos positivos porque tus hábitos se convierten en tus valores. Mantén tus valores positivos porque tus valores se convierten en tu destino “

LOS ASPECTOS PSICOLÓGICOS DEL ARBITRAJE

Uno de los campos de trabajo de los psicólogos del deporte que esta emergiendo con fuerza se relaciona con al atención, investigación y preparación psicológica de los árbitros. Muchos deportes la incidencia del arbitraje son vitales para al determinación de los rendimientos y obtener una posición destacada en una competencia. La personalidad, el estado psicológico del arbitro, sus habilidades para afrontar situaciones complejas de juego y decidir con justeza, la evaluación que hacen de sus juicios los espectadores y deportistas, los colocan en una situación de estrés que algunos no llegan a soportar sin tener consecuencias para su salud.

Todas estas circunstancias favorecen la necesidad de contar con un consejero en Psicología del deporte. Hay árbitros que han tomado conciencia de lo útil que puede resultar el apoyo y la preparación psicológica para su desempeño en el campo de competencia.

MOTIVACION DEL ÁRBITRO

La motivación es un factor fundamental no sólo en la vida deportiva, sino también en todos los ámbitos de la vida. En la vida cotidiana, sobre todo en los tiempos que nos tocan vivir, encontrar la motivación necesaria, para el trabajo, el estudio, la profesión, se torna un poco difícil, pero no imposible.

La palabra motivación tiene su origen en un verbo latino “mover “o sea mover. La motivación implica entonces movimiento, tanto es así que para describir este estado se usan términos como excitación, activación, intensidad. Términos que pueden llevar a malos entendidos como:



  • Creer que motivar es crear expectativas en el otro poco realistas, el “ vos podes ¡!! “puede resultar negativo cuando no se logra realizar la tarea, y por lo tanto producir una baja en la confianza.

  • “Vamos que podemos“ , el tono fuerte de un entrenador, las palmadas etc., pueden resultar activadoras del organismo, ponerlo en estado activo pero puede no estar motivado para la tarea.

La motivación:

  • Es un proceso, no es un estado, es variable es una de las aptitudes psicológicas más importantes por lo que es necesario trabajar sobre ella tanto en forma individual como grupal.

  • Nos crea el compromiso con la tarea a desarrollar

  • Pone energía

  • Es la persistencia ante las dificultades

  • Marca la disciplina para con los entrenamientos

Existen dos tipos de motivación

Encontrar el punto intermedio entre ambas sería lo ideal, no habría que permitir que los factores externos disminuyan nuestra motivación interna. Aunque a veces los factores externos pueden colaborar intensamente en cuanto la motivación se ve mucho más elevada y fortalecida cuando nuestras metas se convierten en logros que se manifiestan a través de factores externos (premios, medallas, reconocimiento social)

Cuando hablamos de motivación, el establecimiento de metas es uno de los puntos principales a trabajar. Poner objetivos claros de trabajo que focalicen en los puntos de superación, que sean difíciles pero alcanzables. Como se suele decir, despacio pero sin pausa.

Las metas constituyen un plan de trabajo, pueden establecerse metas a corto, mediano y largo plazo que se relacionen con mi tarea, siempre en forma escalonada, siempre desde las metas más sencillas hasta lograr aquellas de más exigencias a mediano o largo plazo. Por ejemplo:



  • Superar mi desempeño en competencia.

  • Cometer la mínima cantidad de errores posibles

  • Entrenar mejor físicamente para obtener un mejor rendimiento

  • Mejorar mi desempeño para ir ascendiendo de categoría y ser seleccionado para competencias más importantes

  • Mejorar mi concentración durante la competencia

  • Mejor control de las presiones que influyen en mi rendimiento

  • Encontrar placer en la tarea

A que nos ayuda establecer metas?

  • A dirigir la atención y la acción a una tarea específica

  • A comprender claramente los objetivos a alcanzar

  • Movilizan la energía y el esfuerzo

  • Prolongan el esfuerzo en el tiempo. El compromiso de alcanzar una meta colabora a esforzarse hasta conseguirla

  • A elaborar estrategias para conseguirlas

El establecimiento de metas es un plan de acción, al que debemos ir ajustando con el tiempo, modificando o poniendo nuevos objetivos, el cual debemos proseguir a pesar de las dificultades de logro que se vayan presentando, que seguramente se presentarán pero no debemos desanimarnos.

Muchas veces el problema no es plantearse metas y no conseguirlas, sino el conseguirlas y quedarse en la mediocridad, siempre hay un escalón más para subir.

Establecer metas, objetivos no solamente tiene relación al deporte, sino con la vida en general, este tipo de estrategia bien pude utilizarse en lo cotidiano, en aquellas cosas que siempre estamos por realizar y nunca podemos hacerlas, por los tiempos, los temores, las dudas, ir paso a paso superando cada escalón, en los tiempos necesarios, es una forma de empezar a concretar nuestras metas. Les dejo una frase para la reflexión:

“Ganar no es lo único importante, pero esforzarse por lograrlo si lo es “


AGRESION Y VIOLENCIA EN EL DEPORTE

Podemos encontrar diferentes formas de agresión y violencia en los diferentes ámbitos de la actividad humana. Ya sea en las relaciones personales, laborales, familiares, profesionales, políticas, comerciales, por lo tanto no debería extrañarnos su aparición también en uno de los fenómenos mas característicos e importantes de la sociedad contemporánea, el deporte.

Al referirnos al deporte, es necesario conceptualizar que es el deporte, y a que tipo es al que nos referimos, ya que coloquialmente se lo considera como tal en muchas oportunidades y no lo es.

Así que distinguiremos entre lo que es la actividad física como ejercicio físico, la educación física y el deporte.

Parlebas, al referirse al deporte, la considera ante todo una situación motriz sujeta a reglas que definen una competición. (Rasgo que descarta las actividades libres e improvisadas).

Así aparecen diferentes categorías de actividades también llamadas deporte, como el deporte educativo y el deporte recreativo.

El primero y que se lleva a cabo dentro del horario y en instalaciones escolares, formando parte de los contenidos de la E.F., dirigido por profesionales de la educación física. El deporte recreativo, con una finalidad de diversión y pasatiempo para sus practicantes.

El deporte competición, donde aparece el componente agonístico, practicado de manera sistemática y organizada, a través de federaciones y clubes, buscando resultados o triunfos como objetivo final.

Por ultimo, el deporte competición-espectáculo, donde el componente agonístico va unido a un sinnúmero de factores, ya sean económicos, políticos, sociales, que lo convierten en el centro de atención, desplazando a los anteriormente citados en cuanto a su trascendencia social, e influenciándolos en lo referido a la creación de estereotipos y transmitiendo valores discutidos en cuanto a sus ventajas e inconvenientes.

Es en este último, donde se va a centrar nuestra atención, en virtud de la amplitud de investigaciones realizadas y por ser en el que la mayoría de los estudios y teorías se focalizan, ya que frecuentemente el deporte es materia de reflexión sobre la conducta agresiva y violenta.

"Los deportes promueven la salud mental, la paz del espíritu.... pueden aliviar las hostilidades naturales, la agresividad y la competitividad. Reducen la delincuencia, la criminalidad y la violencia". (Singer, 1975).

Otros por el contrario citan las consecuencias nefastas de partidos como el Salvador-Honduras con cientos de muertos, el desastre de Heyssel, los holligans británicos, los ultras, el vandalismo, etc.

El examen de la relación entre deporte y agresión parece haber llegado a quedar dominado por estos dos puntos de vista contradictorios.

Si se revelasen positivas las pruebas en favor del primer punto de vista, el deporte habría demostrado su gran significado a nivel social; si por el contrario se tomase en cuenta el segundo punto de vista, deberían tomarse muy en serio tales consecuencias para la practica deportiva.

Intentaremos analizar las opiniones de base empírica respecto a la relación entre deporte, violencia y agresión.

¿Como podemos diferenciar la violencia de la agresión?

Bredemeier (1983) afirma que la violencia en el deporte se idealiza, condena, legitima o tolera, y en otras ocasiones se la confunde con la vehemencia competitiva, y con la firmeza con que se lucha legalmente por la lucha de un balón o el espacio; a este respecto es importante definir lo que se entiende por violencia y agresión (Riera i Riera, Jornada de Ciencias Aplicadas al Deporte).

Este autor considera que existe violencia cuando se coartan los derechos de una persona, mientras que considera que ha habido agresión, cuando deliberadamente se pretende causar daño físico o moral.

Vamos a referirnos también a los actos que ocurren durante la competición y que son susceptibles de ser catalogados como violentos y/o agresivos, diferenciando entre los que transgreden las normas deportivas, las leyes sociales mas amplias o las convenciones tácitas aceptadas por los contendientes acerca sobre lo que es licito, como muy bien indica Smith (1983 ).

Si en la sociedad se rigen las personas por unas leyes generales de convivencia social, en la competición se añaden un conjunto de normativas tendientes a garantizar la noble e igualitaria lucha por el triunfo donde jueces y árbitros velan por su cumplimiento, existiendo asimismo "códigos de honor" diversos y específicos para cada deporte y región, que solo conocen los contendientes y que les permiten diferenciar de acciones tolerables y excesivas.

EDUCACIÓN Y DEPORTE

Debemos considerar las primeras vivencias deportivas del niño/a antes de acceder al colegio, en su contexto familiar y que formaran parte de su historia deportiva.

Aparecen en su formación una serie de factores que vamos a llamarlos controlables en las primeras edades y otros no controlables a corto plazo.

En el primer grupo entran la escuela y el ambiente familiar1, y en los incontrolados a corto plazo los medios de difusión2 y otras influencias varias como amigos3, grupos deportivos, etc.

Enfoques psicológicos de la conducta agresiva

En primer lugar figuran las ideas de orientación Biológica de Freud y Lorenz, en donde adquiere gran importancia la noción de una tendencia innata a la conducta agresiva, donde tal agresión debe canalizarse de una manera aceptable y el deporte desempeña un destacado papel a este respecto. En segundo lugar nos referiremos a las teorías que postulan que una reacción emocional surge como consecuencia de estímulos indeseados, frustración, y que esto lleva a una conducta agresiva.

Finalmente existen teorías del aprendizaje social que destacan el aprendizaje de la agresión a través de la observación y el reforzamiento.

DESINHIBICIÓN - AGRESIÓN REACTIVA Y AGRESIÓN INSTRUMENTAL

Otro elemento a considerar es el significado de una señal agresiva para el desarrollo de una disposición agresiva de la conducta.

Este fenómeno es atribuido principalmente a la desinhibición (Bandura, 1973 y Berkowitz, 1969), y que puede darse tanto entre participantes como entre los espectadores.

Para la aparición de este fenómeno aparecen dos elementos principales: la reestructuración cognitiva y la des individualización.

Teniendo en cuenta las tres teorías antes citadas, Mayer (1976) aproxima estos enfoques estableciendo una distinción entre las diversas formas de agresión, sobre la base del conjunto de estímulos y los esquemas de reacciones.

Aparecen dos formas diferenciadas, la agresión reactiva y la agresión instrumental.

Conductas agresivas de los deportistas


    • ¿En qué tipo de deportes se manifiesta mayor agresión y violencia?

    • ¿Hay factores de la situación más importantes que otros?

    • ¿Desempeñan un papel la importancia de la competición y el hecho de ganar o perder?

    • ¿Qué factores favorecen la violencia y la agresión en la competición?

    • ¿Existen factores facilitadores y desencadenantes o son los mismos?

Tipo de deporte: debe diferenciarse entre deporte de combate y lucha, deportes de contacto y deportes sin contacto, donde el terreno compartido o separado determina una mayor o menor proximidad (boxeo, waterpolo, tenis, futbol, balonmano, voleibol).

En los factores de situación, en este caso aplicado al futbol, veremos como el nivel de la competición, la posición en la tabla, si el equipo es perdedor o ganador, visitante o local, nos permite observar estudios donde aparecen diferencias significativas.

En relación a los factores que favorecen la violencia y la agresión en la competición, haremos dos grupos: será en función de que esto ocurra antes o durante la competición, contemplados globalmente y analizando las mutuas dependencias entre ellos.

Entre los factores facilitadores algunos autores mencionan tres elementos que afectan el ambiente físico-social, el estado fisiológico del organismo, y por ultimo la clase y facilidad de interrelación entre estos.

Dentro de los factores desencadenantes, vamos a referirnos a la agresión reactiva y los conflictos entre expectativas y resultados que se anticipan o que se producen.

La violencia en el deporte, consideraciones y su prevención


EVALUACION: Lea y responda las siguientes preguntas



    1. Esquematizar el arbitraje, la psicología y juicio deportivo

    2. Conceptualizar agresión en el deporte

    3. ¿A través del deporte la agresión se promueve o se elimina?

    4. ¿Es posible disminuir la violencia y la agresividad en el deporte?

    5. ¿Quiénes deben participar en este proceso para que el mismo sea eficiente y eficaz?

Elaborar un resumen en organizadores para la discusión en la clase en grupo




Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos