Unidad el estudio 1 ¿QUÉ significa estudiar


METODOS PARA ESTUDIAR CON EFICIENCIA



Descargar 1.02 Mb.
Página7/13
Fecha de conversión16.12.2018
Tamaño1.02 Mb.
Vistas236
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   13

2.5.2. METODOS PARA ESTUDIAR CON EFICIENCIA.

Cuando buscamos cómo optimizar el estudio en general, podemos recurrir a ciertos métodos:



MÉTODO OPLER.

Recomienda seguir los siguientes pasos:



  1. Ojear: O sea echar un vistazo general a los libros explorando sus contenidos generales, mediante la lectura del prólogo, la introducción, el índice, epígrafes o sumarios por capítulos. Después los capítulos en particular, con su encabezamiento, secciones, epígrafes, etc. Este primer paso per­mite tener una visión general del contenido total del texto.

  2. Preguntar: Transformar los títulos y encabeza­mientos en preguntas, pues éste es el pro­cedimiento más valioso para que la lectura sea motivadora y significativa. Estas interrogantes nos permitirán, además organizar la lectura y priorizar sus temas, convirtiéndola en una búsqueda activa de las respuestas a dichos interrogantes.

  3. Leer: Con el fin de responder a las preguntas, siguiendo determinados pasos:

  • Subrayar los tópicos principales de forma orde­nada. También se pueden subrayar las ideas secundarías, pero de otra manera.

  • Anotar con palabras claves, al lado del texto es­crito, registrando los conceptos importantes.

  • Elaborar un código personal de señalamiento que te servirá para todas las tareas intelectuales.

  • Redactar, con palabras propias un resumen que sintetice el contenido general del capítulo o del texto.

  1. Exponer: Después de estudiar cada unidad lógi­ca, es necesario que expongamos sobre sus tópi­cos, para corroborar si realmente se alcanzó un buen grado de comprensión. Esta explicación puede ser a nosotros mismos o a otros, pero siempre utilizando palabras propias, tratando de comprobar en qué medida hemos comprendido y retenido este tema.




  1. Repasar: Etapa final para consolidar y perfec­cionar el estudio. Es muy importante para fijar, comprobar y profun­dizar nuestro aprendizaje. Debe hacerse sobre los textos interpretativos que hemos realizado durante la lectura: Resúmenes, cuadros sinópticos, esquemas, etc. Solo así tendremos confianza y seguridad en e nuestros conocimientos.


METODO PLERER.

Consiste en las siguientes etapas:



  1. Prelectura: Lectura inicial de exploración tal como lo hemos descrito anteriormente.

  2. Lectura de análisis y síntesis: Esta etapa también coincide con la anterior en una lectura más atenta sobre el contenido en particular de cada capítulo.

  3. Estudio de asimilación y memorización. Consiste en una tercera lectura, atenta y concen­trada que nos permitirá fijar los conocimientos que aporta el texto. Debemos realizarla sin prisa y puede centrarse en los documentos de inter­pretación que elaboramos (resúmenes, cuadros, etc.). Nos apoyaremos con técnicas de memo­rización activa para lograr un sólido aprendizaje.

  4. Revisión y comprobación del grado de aprendizaje conseguido. En este punto podemos complementar, modificar, unificar, etc., el tema de estudio. Para ello, debemos ser capaces de expresar lo aprendido de forma clara, ordenada y precisa, sin errores ni confusiones. Revisemos estos conocimientos.

5. Esquema: Síntesis definitiva y personal. Debemos elaborar un esquema definitivo, donde registremos personalmente, de manera ordenada y estructurada, todas las ideas principales apren­didas.

Este esquema nos permitirá garantizar la reten­ción que hemos logrado sobre el tema y es un buen instrumento de repaso.



6. Repaso: Mantener el nivel de conocimiento adquirido. Debe realizarse de acuerdo a las sugerencias realizadas en el capítulo correspon­diente.

Unidad 3. TÉCNICAS DE ESTUDIO.




3.1. EL SUBRAYADO.


Es una técnica muy utilizada a la hora de realizar una lectura, pues permite resaltar, en un texto, cuáles son las ideas principales, secundarias, y todo lo que nos interese.

Sirve para todo tipo de lectura, y no sólo para la de estudio. Siempre hay algo que resaltar, así que debemos practicar siempre, para desarrollar un mejor criterio para determinar, en un párrafo, qué es lo que debe ser remarcado.



3.1.1. MODO DE HACERLO.


Es difícil, al comienzo, realizar un buen subrayado en una primera lectura, por lo tanto, es aconsejable realizar una primera lectura de exploración, para aproximarse al tema. En una segunda lectura, más atenta, podemos ya empezar a subrayar.

Para hacerlo, se pueden utilizar:



  • Un lápiz negro(subrayando con una línea las ideas principales y con dos las secundarias)

  • Lápices de colores (utilizando distintos colores)

  • Resaltadores de colores. Por ejemplo, el amarillo nos sirve para un cuadro sinóptico, lo naranja y verde para un resumen, etc.

Esta demarcación debe ser seleccionada por cada individuo, de acuerdo a su forma personal de estu­diar y de percibir los contenidos. Se debe cuidar de no utilizar marcadores con colores fuertes, pues dañan el texto e impiden que se lo pueda fotocopiar.

El subrayado debe ser cuidadoso, preciso y para que el texto no quede convertido en un muestrario multicolor. También se pueden utilizar códigos pro­pios para destacar algo: por ejemplo llaves, rayas, asteriscos, etc.



3.1.2. VENTAJAS DEL SUBRAYADO.


  • Nos obliga a leer un texto de forma más atenta, desarrollando nuestra capacidad de análisis y selección.

  • Ayuda a asumir una actitud más activa frente al estudio, evitando pérdidas de tiempo.

  • Desarrolla nuestro criterio personal para determi­nar ideas principales o secundarias.

  • Un buen subrayado nos permitirá elaborar buenos textos interpretativos, tales como cuadros sinópti­cos, esquemas, marcos conceptuales o resúmenes.

  • Un texto subrayado facilita el repaso, permitién­donos, a simple, vista, centrar nuestra atención en los elementos más importantes que contiene.

  • El proceso mismo para el subrayado, o sea la lec­tura exploratoria, la lectura comprensiva, o la selección de los elementos que componen el escrito, posibilita que se vaya aprendiendo, cap­tando el contenido general.

Por eso es que cuan­do se culmina con la etapa del subrayado, cada estudiante se siente seguro de lo que debe aprender, con las ideas claras y muchos de ellos ya incorporados, por lo que después es necesario solamente un repaso.




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   13


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos