Unidad el estudio 1 ¿QUÉ significa estudiar



Descargar 1.02 Mb.
Página5/13
Fecha de conversión16.12.2018
Tamaño1.02 Mb.
Vistas307
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   13

2. 3.TIPOS DE LECTURA.


  • De estudio, es aquella dedicada al aprendizaje, debe ir sostenida y reiterada. Se realiza sobre los libros llamados de "ideas" que tratan temas científicos, filosóficos o doctrinarios. También se denomina así a la "lectura de repaso", pues constituye una fase más del estudio. Es la que más realizaremos en esta carrera.

  • De información, serefiere a la búsqueda de datos de cualquier tema y a la lectura de material periodístico. En este último caso, no se requiere de una formación ni preparación especial, ya que el material está escrito para todo tipo de público.

  • Exploratoria, es la primera que se realiza y tiene la intención de captar una visión global del tema de estudio.

  • De crítica o de análisis, su finalidad es lograr un juicio de valor sobre el contenido del texto; implica análisis y reflexión Existen libros donde se exponen determinadas críticas a teorías existentes; en base a esta lectura, se puede realizar un juicio de valor.

  • De entretenimiento, se realiza la lectura con el fin de distraerse, por afición del lector Puede tratarse de un acercamiento a obras literarias, donde se logra el goce estético de la literatura, creada por excelentes escritores o la lectura de obras de literatura marginales, como las revistas, fotonovelas, historietas, etc. Esta se realiza de manera continua, logrando altos niveles de moti­vación e interés.





TIPO DE LECTURA


MATERIAL, TEXTO


RITMO LECTOR.

RELACIÓN VELOCIDAD- COMPRENSIÓN


De entretenimiento:

Por gusto

Por afición

Pasatiempo


Revistas


Periódicos

Propagandas


Máxima velocidad con una comprensión del 50% de lo leído, aproximadamente.

Gran rapidez, escasa atención.



De consulta:

Ampliar


Buscar

Aclarar


Repasar

Diccionarios

Archivos

Libros de consulta

Documentos

Gran velocidad con máxima fijeza y atención para localizar y satisfacer la información deseada.

Rápida visión general.



De Literatura:

Documentos

Relajación

Estética


Novelas

Cuentos


Poesías

Ensayos

Velocidad escasa, para ampliar el campo de la comprensión.

Atención difusa, salvo algún detalle.




De Estudio:

Analizar


Reflexionar

Sintetizar

Asimilar


Libros de estudio

Apuntes


Resúmenes

Esquemas


Mapas conceptuales

Equilibrio entre la velocidad y la necesidad de comprensión, n menos del 80% de lo leído.

Rapidez y reflexión a la par.

Atención.




De Análisis:

Dominar datos

Analizar

Memorizar

Contrastar


Listas

Datos


Principios

Definiciones

estadísticas

Mínima velocidad para lograr una comprensión y asimilación total.

Lentitud, repetición y máxima concentración.




2.4. VELOCIDAD EN LA LECTURA.

A la hora de estudiar es muy importante lograr una velocidad aceptable de lectura, así optimizaremos el tiempo dedicado a esta tarea. La rapidez se alcanza con la práctica, aunque podemos aplicar ciertas téc­nicas aconsejadas por Terreolla (1984).



  • Proponerse aumentar la velocidad, sin desmedro de la comprensión. Hay muchos estu­dios que demuestran que leyendo más veloz­mente, se pone mayor atención, lo que redunda en un mejor entendimiento, fijación y retención de los contenidos. Además este tipo de lectura obliga a agrupar las palabras en unidades mayores por lo que se comprende mejor. Pero ante todo, nos ayu­dará nuestra voluntad, traducida en un esfuerzo real de lectura constante.

  • Asegurarse de no tener problemas de visión: A veces sucede que alguien no lee bien y nunca se hizo revisar la vista. Las personas que trabajan leyendo mucho, o usan la computadora, aunque sean jóvenes, pueden necesitar anteo­jos cuando sus ojos se enrojecen, ven nublado, les duele la cabeza, etc.

  • Dar un vistazo general al capítulo, antes de leerlo, para enterarnos cuál es el tema que trata.

  • Tener un propósito definido al leer, ya sea informarse, conocer, etc., pues si leemos "porque si" no fijaremos nuestra atención y estaremos per­diendo el tiempo.

  • La velocidad de la lectura varía de acuerdo al tipo de texto, cuando se trata de textos de estudio, algunos pueden resultar más complejos, con un vocabulario más técnico. Entonces nuestra lectura será más consciente y reflexiva. En cambio si se trata de una lectura de entretenimiento podemos imprimirle mayor velocidad. Todo dependerá del material y el propósito de la misma.

  • Procurar leer unidades mayores o sea frases y oraciones en vez de palabras, porque ésta es la mejor manera de comprender el texto y de leerlo más fácilmente: Es conveniente practicar la primera lectura exploratoria.

  • Tratar de captar el pensamiento principal de cada párrafo. Cuando se termine un párrafo, detengámonos a reflexionar acerca de su con­tenido general. Este ejercicio ayuda mucho a la comprensión lectora. Recordemos que general­mente, dentro de un párrafo, la idea principal se encuentra al final o al comienzo del mismo.

  • Pensar y recordar sobre lo que hemos leído: Cuando terminemos de revisar un capítulo, trate­mos de realizar mentalmente un esquema con los principales contenidos, de esta manera será más fácil retenerlo. Podemos guiarnos por los títulos y subtítulos.

  • Reducir al mínimo, O mejor aún suprimir la lectura en voz baja, la pronunciación de las palabras y el movimiento de los labios. Esta es una mala costumbre que arrastramos desde la escuela primaria y que retarda mucho la velocidad en la lectura, pues los ojos son más rápidos que la boca {el tiempo de lectura así se triplica).

  • Medir el tiempo que se emplea para leer; esforcémonos por superarnos. Comencemos leyendo de 5 a 10 minutos y después iremos acre­centando este tiempo.

  • Dedicar por lo menos 15 minutos diarios a la lectura rápida.

Cada tres días podemos evaluar nuestros progresos de la siguiente manera

    1. Escojamos un texto similar a los que estudiamos con cierto grado de dificultad.

    2. Elijamos 4 o 5 páginas al principio de un capítu­lo.

    3. Consigamos un cronómetro o un reloj con segun­dero.

    4. Comencemos a leer, anotando el tiempo empleado.

    5. Anotemos las ideas principales.

    6. Anotemos ideas propias, relacionadas con el texto. Es necesario tener un registro con estos datos.

    7. Promediemos las palabras leídas con el tiempo y determinaremos cuántas palabras podemos leer en un minuto.

    8. Registremos cuantas ideas principales pudimos captar durante ese tiempo.

    9. Podemos medir la cantidad de ideas secundarias o accesorias que hemos encontrado.



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   13


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos