Unidad 1 Historia de la Psicología Social – seidmann


TEORÍA DEL EQUILIBRIO (FRITZ HEIDER)



Descargar 361 Kb.
Página4/8
Fecha de conversión26.03.2018
Tamaño361 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8

TEORÍA DEL EQUILIBRIO (FRITZ HEIDER)
Actitud es la relación positiva o negativa de un sujeto hacia otro sujeto y hacia una característica.
Un estado de equilibrio deriva de la concordancia entre los sentimientos hacia una persona y hacia un objeto común con el que ambos se relacionan. Por consiguiente no habrá presiones hacia el cambio. Puede haber una relación de unidad cognitiva o de agrado.
El estado de desequilibrio ocurre cuando a una persona le agrada otra que difiere en sus actitudes hacia objetos comunes importantes. Si existe una inconsistencia entre creencias y afectos, se crea una situación cognitiva inestable que produce tensión y genera fuerzas para restaurar el equilibrio.
TEORÍA DE LA CONCISTENCIA AFECTIVA-COGNITIVA (ROSENBER Y ABELSON)
La naturaleza y la fuerza de un sentimiento hacia un objeto de actitud está relacionado con los conocimientos asociados a dicho objeto. Cuando los componentes afectivos y cognitivos de una actitud son inconsistentes entre sí, la actitud está en un estado inestable y desarrollará una actividad reorganizadora espontánea hasta el logro de la consistencia afectivo-cognitiva o hasta ubicarse en una inconsistencia irreconciliable. Enfatizan el peso del afecto como elemento alrededor del cual giran los conocimientos y creencias.
Una situación de inconsistencia en las actitudes de la persona lleva a:

  1. cambiar la valoración de la experiencia (por ejemplo disminuir la relevancia afectiva o cognitiva del problema)

  2. redefinir uno o más elementos que integran la actitud (ya sea el afecto o la creencia)

  3. abstenerse de pensar en el problema.


TEORÍA DE LA DISONANCIA COGNITIVA (FESTINGER) !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
La teoría se centra en los elementos cognitivos, se ocupa de personas pensando sobre sus actitudes, sus creencias y haciendo elecciones concientes para cambiar sus actitudes o sus conductas.

La disonancia cognitiva existe cuando la persona posee dos conocimientos contradictorios (pensamientos o creencias sobre el medio, sobre sí mismo, sobre los sentimientos o sobre la propia conducta), especialmente cuando la creencia acerca de uno mismo es incongruente con la conducta. No se trata de una contradicción lógica sino de expectativa psicológica (por ende, una combinación de ideas disonantes para una persona puede no serlo para otra).


Es una situación psicológicamente incómoda que genera tensión y motiva a la persona a reducirla a fin de recuperar el equilibrio. Si la persona no puede cambiar su acción, cambia de opinión y justifica sus acciones o evita activamente situaciones o información contradictoria.
La teoría propone el cambio de cualquier elemento de la relación cuando hay disonancia. Esto permite tratar la relación actitud-conducta desde ambas direcciones. Por lo tanto, un cambio de actitud puede ser el resultado de una conducta o producir conductas.
Formas características de reducir la disonancia:

  1. disminuir el número o importancia de los conocimientos disonantes (si me olvidé el cumpleaños de alguien puedo sostener que no tiene sentido festejar los cumples)

  2. aumentar el número o importancia de los conocimientos consonantes (para reafirmar el concepto de mí mismo como persona considerada, lo invito a cenar a un lugar que le guste)

  3. cambiar la propia actitud para que sea consonante con el comportamiento ya realizado o cambiar la importancia que se le dio a la creencia (puedo cambiar la actitud hacia mi mismo y no considerarme más una persona considerada).


TEORÍA FUNCIONAL DEL CAMBIO DE ACTITUDES
Las necesidades se transforman en motivaciones que dan lugar a la aparición de actitudes. Las actitudes brindan entonces respuestas funcionales:

  1. FUNCIÓN INSTRUMENTAL, ADAPTATIVA O UTILITARIA. Una persona desarrolla actitudes positivas hacia aquellos objetos útiles para la satisfacción de sus necesidades o efectivos para la evitación de situaciones displacenteras.

  2. FUNCIÓN EGODEFENSIVA. Una actitud se desarrolla o cambia para que la persona conserve su equilibrio emocional, evitando tomar contacto con aspectos rechazados de sí mismo o con situaciones dolorosas o amenazantes. Las actitudes de defensa del yo son las más resistentes al cambio.

  3. FUNCIÓN COGNITIVA O PERCEPCIÓN OBJETIVA. Las actitudes dan significado a lo que do otro modo sería un mundo caótico y desorganizado, brindan un marco de referencia para la acción. Se desarrollan o cambian para mantener la coherencia del marco cognitivo para resolver problemas.

  4. FUNCIÓN EXPRESIVA DE VALORES. Las personas se satisfacen expresándose a través de sus actitudes, mostrando sus valores y la imagen de sí mismo.


TEORÍA DE LA ACCIÓN RAZONADA (FISHBEIN) !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
La mayoría de las conductas humanas, socialmente relevantes, están bajo control voluntario y por el tanto, el mayor determinante inmediato de cualquier conducta es la intención por realizar o no esa conducta. Las conductas entonces son una función de las intenciones para realizar esas conductas.
La intención es una función de dos determinantes básicos, uno personal y otro que refleja la influencia social. El factor personal es la actitud hacia el comportamiento, los sentimientos positivos o negativos del individuo con respecto a realizar la conducta en función de una valoración personal de las consecuencias. El otro factor es la norma subjetiva, la percepción de la persona acerca de las presiones sociales que lo llevan a realizar o no realizar la conducta. A su vez, esas actitudes y normas subjetivas están determinadas por creencias conductuales y normativas respectivamente.
Por ende, la conducta está determinada finalmente por las propias creencias y el cambio de conducta es considerado principalmente una función del cambio de creencias. Se tiene mayor posibilidad de éxito en el cambio de una intención si se cambian las actitudes o normas que corresponden directamente (en términos de acción, objeto, contexto y tiempo) a esa intención.
Con el fin de llevar hacia una conducta dada, es necesario:

  1. Determinar cuáles son los resultados y los referentes que son importantes para la conducta en la población considerada.

  2. Seleccionar las creencias que serán objetivos de cambio. Esta decisión debe estar guiada por el peso relativo de los componentes actitudinales y normativos en dicha población.

  3. Tener en cuanta los determinantes múltiples, pues para una intervención exitosa debe cambiar la implicación evaluativo o normativa que de la estructura cognoscitiva subyacente.

  4. Tener en cuenta la regla de la correspondencia: el cambio de conducta se genera cambiando la intención, que a su vez se modifica cambiando las normas subjetivas y/o actitudes correspondientes, lo que se produce al alterar una serie de creencias.

*Para tener éxito al desarrollar intervenciones para reducir la expansión del SIDA se deben determinar las conductas específicas y reconocer las diferencias culturales. Deben desarrollarse mensajes y otro tipo de programas apropiados y con bases teóricas con el fin de cambiar o reforzar una conducta dada en una población dada.



RACISMO, PREJUICIOS Y DISCRIMINACIÓN - BILLIG

El prejuicio es un juicio prematuro o previo, la persona con prejuicios parece haber decidido antes de toda prueba. Los prejuicios constituyen opiniones dogmáticas y desfavorables respecto a otros grupos y por extensión respecto a los miembros individuales de esos grupos.

El prejuicio es considerado una actitud negativa. Al constituir una opinión dogmática y desfavorable respecto de otros, suele conducir a una preconducta.

La discriminación es un comportamiento dirigido contra los individuos objetos del prejuicio. Se puede decir que la discriminación viene tras el prejuicio. Sin embargo, no existe un enlace directo entre el prejuicio y la discriminación: el prejuicio puede existir sin la discriminación y viceversa.

La percepción selectiva implica que los individuos no perciben el mundo exterior de forma pasiva. Por el contrario, siempre intentan comprender la información que reciben y a menudo la interpretan según suposiciones anteriores de una forma que los induce al error. De esta forma, pueden ser conducidos a seleccionar diversas informaciones, concediéndoles una atención particular, para llegar a una visión errónea del mundo. Así, la concepción previa producirá la prueba destinada a confirmarla.

La categorización social es un proceso cognitivo. Comprender el propio medio implica clasificar por categorías a las personas y objetos que uno percibe. En lugar de tratar a las personas u objetos como algo absolutamente único, se los considera como ejemplos de una categoría conocida.

Este proceso de categorización puede en ciertas circunstancias provocar distorsiones. El solo hecho de que exista una etiqueta que sirva para categorizar a las personas de modo de clasificarlas en diferentes grupos, puede afectar la percepción que uno tiene de los individuos clasificados en tales grupos. El observador exagerará la semejanza entre cada uno de los miembros de un grupo y exagerará las diferencias entre los miembros de ese grupo y él mismo.

La discriminación se relaciona con el poder. Los miembros de un grupo dominante que tengan más poder económico detentarán el poder de traducir sus prejuicios en discriminación contra los miembros de los grupos minoritarios que, de forma concomitante, tendrán menos poder para resistir la discriminación.

UNIDAD 6

Representaciones sociales – JODELET

Se trata de una forma de conocimiento:



  • socialmente elaborado, compartido ampliamente y distribuido dentro de una colectividad

  • un conocimiento de sentido común,

  • de tipo práctico, orientado hacia la comunicación, la comprensión y el dominio del entorno social.

Al dar sentido, dentro de un incesante movimiento social, a acontecimientos y actos que terminan por sernos habituales, este conocimiento forja las evidencias de nuestra realidad consensual, participando en la construcción social de la realidad.


La representación social se define por un contenido (informaciones, imágenes, opiniones, actitudes, etc) que se relaciona con un objeto. Es la representación de un sujeto (individuo o grupo) en relación con otro y es tributaria de la posición que ocupan en la sociedad.
La representación social:

  • Fusiona precepto y concepto y tiene carácter de imagen.

  • Su carácter figurativo es inseparable de su aspecto significante.

  • No sólo restituye de modo simbólico algo ausente sino que puede sustituir lo que está presente.

  • Siempre significa algo para alguien y hace que aparezca algo de quien la formula, su parte de interpretación.

  • Por ende, no es simple reproducción del mundo exterior sino una construcción.

  • Conlleva en la comunicación una parte de autonomía y de creación, tendrá una eficacia específica.

Tienen tres funciones:



  • función cognitiva de integración de la novedad

  • función de interpretación de la realidad

  • función de orientación de las conductas y de las relaciones sociales

Los procesos que describen el funcionamiento y la generación de las representaciones sociales son la objetivación y el anclaje.



Objetivación: es la operación formadora de imagen y estructurante, materializa esquemas conceptuales. La concreción de un objeto abstracto se conforma de tres partes:

1) Selección y descontextualización de la información en función de criterios culturales, principalmente normativos.

2) Formación de un núcleo figurativo, una estructura de imagen que reproducirá de manera visible una estructura conceptual.

3) Naturalización. El modelo figurativo se naturaliza, adquiere un status de evidencia, concretizando los elementos en una realidad del sentido común.

 

Anclaje: es el enraizamiento social de la representación y de su objeto. La intervención de lo social se traduce en el significado y la utilidad que le son conferidos. Implica:


    • Integración cognitiva del objeto representado dentro del sistema de pensamiento preexistente (anclaje como asignación de sentido).

      • Alrededor de la nueva representación se crea una red de significados en función de los valores y modos de pensamiento del grupo, que sirven como puntos de referencia para situar y evaluar la representación social.

    • Inserción de las representaciones sociales en la dinámica social, haciéndolas instrumentos útiles de comunicación y comprensión (anclaje como instrumentalización del saber)

      • Las representaciones sociales se convierten en sistemas de lectura, de interpretación de la realidad social.

Anclaje y objetivación tienen una relación dialéctica. Se combinan para hacer inteligible la realidad y para que de esa inteligibilidad resulte un conocimiento práctico y funcional.


Representaciones sociales – WAGNER

Una representación social puede definirse como la elaboración de un objeto social por una comunidad (Moscovisi).

El término de representación social se utiliza para referirse:


  • tanto a los procesos (la sociogénesis por la que se crea el conocimiento colectivo a través del discurso y la comunicación)

  • como al producto final de ese proceso (el conocimiento colectivamente distribuido e individualmente accesible).

Las representaciones sociales sólo pueden aparecer en grupos y sociedades en las que el discurso social incluye comunicación, tanto de puntos de vista compartidos como divergentes sobre diversas cuestiones. Las sociedades heterodoxas incluyen y aceptan la posibilidad de experiencias antagónicas como base de la conversación y de la formación de la opinión pública, abriendo el espacio de las creencias que pueden ser negociadas potencialmente.


El discurso y la comunicación que crean las representaciones sociales tiene lugar solamente en los grupos reflexivos: grupos definidos por sus miembros, que conocen su afiliación y tienen criterios disponibles para decidir que otras personas también pertenecen al grupo. Formar parte del grupo quiere decir que se dispone de una representación conciente de las personas que pertenecen al grupo. Estos grupos se oponen a los de tipo nominal.
La reflexividad de los grupos y el pensamiento colectivo son los requisitos fundamentales para la identidad social. Ésta implica por una parte el conocimiento de los grupos a los que se pertenece y por otra que es el grupo quien da origen a un fondo común de conocimiento que conduce a los miembros a situarse en un espacio discursivo común, lo cual es imprescindible para la vida cotidiana.
La verdad y racionalidad de las representaciones sociales resulta de la relación entre el conocimiento representado y la evidencia disponible, representada por el consenso social. De este modo, las representaciones sociales tienen una verdad fiduciaria, que es generada por la confianza que depositamos en la información y los juicios cuando los compartimos con otras personas.
El consenso funcional es necesario para mantener el grupo como una unidad social reflexiva y para mantener la vida del grupo en una dirección organizada, estandarizando la identidad social y las interacciones de una mayoría cualificadora de los miembros del grupo.
Para que el discurso que elabora las representaciones sociales sea efectivo, necesita ser público, es decir que los resultado de la elaboración colectiva de conocimiento deben ser accesibles a todos los miembros del grupo.
El carácter del pensamiento colectivo implica que las representaciones sociales deban relacionarse con el metalenguaje acerca de su grupo de referencia. Esto posibilita que las personas puedan tener una idea de con quién más pueden esperar compartir partes específicas de su conocimiento cotidiano y de sus representaciones sociales. El metaconocimiento relacionado con un grupo suele ser más destacado con las representaciones polémicas (resultantes de situaciones conflictivas, en las que los grupos compiten por recursos económicos o políticos).
El proceso sociogenético tiene varias etapas:

  • Se origina a partir de un fenómeno desconocido o una situación conflictiva que perturba la práctica grupal. Este fenómeno se convierte en un objeto relevante para el grupo.

  • Se inicia entonces un proceso de comunicación pública y colectiva con el fin de una adaptación simbólica y práctica del grupo a las nuevas condiciones de vida.

  • De este modo es creada una nueva representación que da cuenta de un conocimiento representacional específico de la mayoría de los miembros del grupo.

  • Este conocimiento común implica una identidad social común, que crea un grupo social reflexivo.

Pueden distinguirse tres amplios campos de investigación en representaciones sociales, que constituyen la topografía de la mente moderna:



  • LA CIENCIA POPULARIZADA.

    • La ciencia juega un importante papel como fuente de conocimiento cotidiano y es una autoridad para legitimar y justificar las decisiones cotidianas y las posiciones ideológicas.

    • Sin embargo, existe una ignorancia pública acerca de la racionalidad científica como resultado de la vulgarización del conocimiento científico, en el que los conceptos y las teorías aparecen desconectados de sus fuentes originales, objetivándose para convertirse en los mitos de la vida cotidiana. Además, dado que rara vez se vulgarizan íntegramente las teorías científicas, se produce un fraccionamiento que rara vez conserva similitudes con las teorías.

    • Las representaciones sociales en el sentido de conocimiento científico vulgarizado tienen funciones declarativas, instrumentales y explicativas.

  • LA IMAGINACIÓN CULTURAL.

    • Se trata de las representaciones de objetos sociales como los roles sexuales, el cuerpo humano o las anomalías de la existencia humana.

    • Proporciona realidad a los objetos que habitan el mundo social, haciendo a éste inteligible.

    • Las representaciones sociales de objetos permiten unas interacciones sociales que no sólo recrean los objetos mismos sino que definen también a los actores como partes complementarias de los objetos y proporcionan a los sujetos sociales la impresión de pertenecer a culturas y comunidades específicas.

  • CONDICIONES Y ACONTECIMIENTOS SOCIALES Y POLÍTICOS

    • Las representaciones polémicas de los problemas sociales tienen breve significación social (son diacrónicamente menos estables) y restrictiva validez en cuanto a tamaño de la población a la que se refiere (son sincrónicamente menos válida, son compartidas por pequeños grupos)

    • Estas representaciones son la base de la identidad social. El conocimiento colectivo sobre las condiciones políticas, la estructura social y sobre los hechos históricos guía el pensamiento y la actuación de los grupos sociales.

    • En un movimiento circular, identidad social, pertenencia grupal y acción colectiva determinan y recrean cada uno de los otros elementos. En este proceso, los objetos y acontecimientos sociales so combinados de forma que se correspondan a las intenciones, acciones y fundamentos ideológicos de los individuos.

Diferencia entre representaciones sociales y actitudes, esquemas y otros contenidos evaluativos o cognitivos característicos de la investigación clásica en cognición social:



  • Las representaciones sociales precisan una elaboración mediante el discurso y la comunicación que permite una distribución colectiva del conocimiento.

  • Por el contrario, los procesos intervinientes en la cognición clásica son los procesos cognitivos de tratamiento de la información: atención, codificación, memoria e inferencia. Pueden elaborarse por la experiencia personal e individual.

Tres grandes formas de posibles transformaciones de una representación social:



  • Transformación lenta. Las prácticas contradictorias generan esquemas extraños de comportamiento. El núcleo se protege a través de esquemas periféricos, pero estos esquemas se ven afectados y se convierten en extraños. Finalmente, se transforma el núcleo central.

  • Transformación progresiva. Las nuevas prácticas no son totalmente contradictorias con la representación y por eso los esquemas activados pueden modificar la representación sin escisión o ruptura del núcleo.

  • Transformación brutal. Se daría si las prácticas contradictorias llegasen a afectar directamente la significación del núcleo central.


Memoria compartida – MIDDLETON Y EDWARDS

Middleton y Edwards (1992) coinciden en concebir la memoria como el resultado de una trama colectiva que moldea las formas del recuerdo y el olvido, las conveniencias en lo que debe ser rememorado, celebrado y evitado. Este punto de vista implica que “lo que hay en juego, más que un simple cúmulo de experiencias y recuerdos almacenados, es cómo la gente se constituye y funciona colectivamente como sistema integrado de recuerdos”. En primer lugar, vale decir que la memoria funciona partiendo de un sujeto que está implicado en lo social y no en el acontecer individual, lo que la lleva a situarlo en un colectivo. Entonces, la memoria se caracterizaría por su ser social, su hacer social y su aspecto dinámico, ya que no es un estatuto al que se pueda acceder de un modo unívoco, sino que es el resultado de la interacción de actores en un marco institucional específico. De esta manera el recuerdo y el olvido son moldeados institucionalmente de tal forma que permanece todo aquello que conviene ser rememorado o celebrado y se olvida lo que quiere ser evitado



El recuerdo y el olvido son actividades inherentemente sociales. Mediante el proceso de evocar distintas experiencias compartidas, la gente reinterpreta y descubre rasgos del pasado que devienen contexto y contenido de lo que recordarán y conmemorarán juntos en ocasiones futuras. Así, recordar es una actividad cognitiva distribuida. La reconstrucción conjunta del pasado y el proceso general de conmemoración son formas de aportar marcos de referencia en los que niños y adultos aprenden a recordar.
La verdad del pasado siempre es cuestionable, pues no se encuentra depositada objetivamente en ningún lado. No se obtiene como hecho ni como invención, sino como logro epistemológico creado mediante la dialéctica y la discusión entre posturas contrarias.
El recuerdo y el olvido tienen una organización retórica y social, se dan de acuerdo a las pautas de un contexto institucional. El recuerdo colectivo determina la continuidad en el mantenimiento del pasado y al mismo tiempo lo altera en función de los intereses del presente. Como el recuerdo colectivo es fundamental para la identidad e integridad de una comunidad, quien controla el pasado no sólo controla el futuro sino que además controla quiénes somos.
La gente construye ciertas versiones de los hechos y de sus propios procesos mentales en la práctica de la conversación cotidiana. Las explicaciones que la gente hace sobre el pasado son versiones construidas en circunstancias comunicativas concretas, con una finalidad pragmática y retórica, de forma que ninguna versión puede considerarse el recuerdo verdadero de la persona.
Shotter intenta establecer una explicación no cognitiva del recuerdo, desde un enfoque social constructivista.
La función primaria de nuestro discurso es la de de dar forma a las distintas acciones sociales y coordinarlas. Las formas en las que hablamos sobre nuestras experiencias sirven primordialmente, no para representar la naturaleza de dichas experiencias en sí mismas, sino para representarlas de tal forma que constituyan y mantengan una u otra modalidad de orden social.
El lenguaje tiene una función social. Tiene un aspecto formativo que enfatiza su carácter retórico. Por un lado, tiene una función persuasiva, el discurso tiene la capacidad de afectar la conducta de la gente y sus percepciones de forma no cognitiva, sino afectando los sentimientos. Por otro lado, el lenguaje da un sentido compartido a circunstancias ya compartidas.
Nuestras formas de hablar dependen del mundo en la medida en que lo que decimos está basado en lo que los hechos del mundo nos permiten decir. A su vez, lo que tomamos como naturaleza del mundo depende de nuestras formas de hablar de el.
El recuerdo se constituye como una atribución de un significado compartido a sentimientos individuales. Es un proceso constructivo de tipo social y de carácter retórico (o argumentativo), brinda algún tipo de primera forma a un flujo no organizado de actividad. Sin la capacidad para formular el flujo de las propias experiencias de algún modo socialmente inteligible, seríamos incapaces de formular metas, de actuar como agentes autodeterminantes, nuestras acciones no guardarían relación con nuestras identidades sociales.
Si bien el acto de evocar construye la memoria, no puede construirla de cualquier forma. Recordar no es una cuestión de recuperar una huella mnemónica ya bien formada (de hecho el recuerdo exacto es muy raro) sino que como proceso constructivo requiere la aplicación de una serie minuciosa de comprobaciones. Al pretender estar recordando algo, debemos comprobar su función social como explicaciones.
El recuerdo práctico cotidiano no es sólo cuestión de recordar hechos de forma autoconciente, sino en ocasiones de resentir ciertos acontecimientos y reordenar esos sentimientos para imaginar nuevas relaciones entre otras cosas conocidas o mundos completamente nuevos. En este proceso práctico del recuerdo, éste está encarnado dentro nuestro como parte de quienes somos, más que ser algo externo a nosotros y que depende de signos para sus representaciones. El afecto es un aspecto de nuestro pensamiento práctico corporizado.
UNIDAD 7



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad