Una batería de pruebas para la evaluación integral del sistema háptico



Descargar 217.65 Kb.
Página2/4
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño217.65 Kb.
Vistas223
Descargas0
1   2   3   4

Diseño

El diseño contempla una única medida de la variable dependiente que es la distancia mínima en mm. para el reconocimiento de la estimulación de uno o dos puntos (U2P, U2Pm, Lo) y presión en grs (Pr).

Se contemplan dos variables independientes que son: posición (yema / falange / palma), mano (izquierda/derecha); permitiendo la comparación de otras variables independientes, como patologías, u otras condiciones perceptivas.
Procedimiento
El método aplicado es el utilizado por Weinstein (1968) para U2P, Lo y Pr, y el método de Dellon (1981) para U2Pm.
Subsistemas del tacto analizados
Estas tareas van a permitir obtener un conjunto de resultados imprescindibles en la evaluación del sistema háptico. Éstos son:


  • Funcionamiento de los sistemas fibra-receptor sensoriales.

Dado que se han establecido parcialmente las relaciones entre formas de sensibilidad y tipos de receptores, estas pruebas permiten una primera evaluación de los sistemas de fibra-receptor de la somatosensoriales.

  • Estado de las vías nerviosas sensoriales periféricas.

Dado que se han establecido alteraciones de la sensibilidad pasiva en las patologías nerviosas periféricas, estas pruebas permiten la detección del impacto funcional de las mismas.

  • Capacidades de discriminación de patrones bidimensionales.

Diversos estudios han mostrado la relación entre los umbrales de sensibilidad pasiva y la discriminación de, por ejemplo, caracteres braille, de manera que estas pruebas informan sobre la necesidad de realzar una adaptación de las estrategias de enseñanza en el reconocimiento (por ejemplo, jumbo braille).

Pruebas de estimación de la capacidad muscular y articulatoria



Una de las variables que consideraremos en este estudio, pese a que su valor en relación con las tareas perceptivas ha sido desestimado en la mayor parte de los casos, son las capacidades articulatorias y motoras de la mano. Si bien su estudio no se pone en relación directa con las capacidades perceptivas del tacto, los cirujanos de la mano (Moberg, 1962; Dellon, 1981) consideran las capacidades articulares y motoras de la mano en sus estudios, de tal manera que es posible poner en relación ambas dimensiones. Sin embargo, esta aproximación no es realizada explícitamente en estos estudios.

Ciertas actividades perceptivas pueden estar impedidas cuando el rango de movimientos, las capacidades de articulación de la mano, o bien la fuerza motriz para la realización de dichos movimientos, están impedidos o alterados de alguna manera.

Por ello, a continuación presentaremos una prueba de estimación de estas capacidades en la mano, orientada por la necesidad de cumplir dos objetivos. El primero de ellos, que podríamos considerar un objetivo de mínimos, consistirá en establecer un valor mínimo de las capacidades de articulación activa de la mano. El segundo de ellos es el establecimiento de valores cuantitativos del esfuerzo muscular.
Capacidades articulatorias
La estimación de las capacidades articulatorias de la mano, considerando las medidas habituales, exige el despliegue por parte del sujeto de movimientos de extensión y flexión de la mano, en sus diversas partes, y en distintas posiciones. De manera concreta, un funcionamiento normal de la misma, que asegura la capacidad de realizar las posiciones normales de prensión y desplazamiento, pasa por la realización de los siguientes movimientos de flexión y extensión:
Tabla 2.

Tareas para la estimación de las capacidades articulatorias


Extensión completa

Extensión de la mano y todos los dedos

Flexión completa

Flexión de la mano hasta el puño

Flexión digital

Se flexionan todos los dedos salvo el dedo pulgar, hasta tocar la base de la palma

Pinza lateral

Tocar con el dedo pulgar el lateral de la falange proximal del dedo índice

Pinzas digitales

Tocar con la yema del dedo pulgar, la yema de los otros dedos

Oposición del pulgar

Oposición del dedo pulgar a la base del dedo meñique



Los valores asignados a esta prueba son cuantitativos, desde “0” (se realiza la flexión o extensión completa), a un valor numérico que es la distancia en centímetros hasta la flexión completa. Pese a que una medición articular correcta requeriría la estimación de estos valores en grados de flexión de la articulación de referencia, todas las flexiones pueden ser también estimadas como la distancia hasta el punto de flexión completa, dando así un valor cuantitativo métrico (Jones, 1989). La única excepción sería la extensión de la mano, que requiere necesariamente una estimación en grados, y cuya estimación debe hacerse por medio de un goniómetro.

Esta prueba no requiere para su realización ningún tipo de material experimental, salvo un protocolo de recogida de datos y una regleta métrica para la valoración clínica de las flexiones.



Esfuerzo muscular



En este apartado presentamos una prueba de esfuerzo muscular que, de forma paralela a la anterior, nos asegure que la fuerza necesaria para los movimientos está presente. Los aspectos del esfuerzo muscular que tradicionalmente son evaluados son los llamados esfuerzo máximo y esfuerzo sostenido (Jones, 1989; Mathiovetz, Kashman, Volland, Weber, Dowe y Rogers, 1985). El esfuerzo sostenido es el esfuerzo máximo sostenido de manera constante en un determinado intervalo de tiempo. El esfuerzo máximo, que es el elegido en esta evaluación, se refiere a la capacidad máxima de esfuerzo alcanzada en un momento puntual de tensión muscular.

Esta prueba exige la compresión, en las distintas posiciones de flexión que presentaremos a continuación, de una serie de muelles diseñados de una manera especial. Estos muelles presentan una resistencia a la compresión determinada en términos de kilogramos de presión necesarios. Por tanto, el grado de esfuerzo muscular ejecutado en cada una de las flexiones realizadas puede evaluarse de modo cuantitativo en términos de kilogramos de presión. Como veremos, nuestra medición alcanza hasta una determinada presión. Por encima de ella no tendremos valores diferentes; esto es, tenemos un valor máximo que daremos a continuación.

El material utilizado son cinco muelles Digi-flex fabricados por la casa IMC Products Corporartion en distintos materiales. Estos aparatos están diseñados para permitir tanto el trabajo integrado de la mano, como, por medio de un sistema de botones independientes, el trabajo de los dedos de forma aislada. Estos muelles mantienen una resistencia a la compresión en su cuerpo total, y además los botones correspondientes a cada dedo pueden ser independizados, de manera que mantienen una resistencia por botón. Se dispone de cinco modelos de resistencia graduada. Los valores correspondientes en kilogramos aparecen en la tabla 3.
Tabla 3.

Resistencia en kg. de los muelles para la evaluación del esfuerzo muscular


MUELLE

RESISTENCIA TOTAL

RESISTENCIA POR BOTÓN

1

14.1

4.1

2

10.5

3.2

3

7.1

2.3

4

4.6

1.4

5

2.3

0.7




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos