Title: algunos factores que interfieren en la equidad de genero en



Descargar 323.77 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión20.08.2018
Tamaño323.77 Kb.
Vistas75
Descargas0
  1   2   3

Estresores vinculados a la infertilidad en parejas que inician un tratamiento de reproducción asistida en la Clínica de la Pareja Infértil del Departamento de Investigación en Salud Sexual y Reproductiva.

Estudio de autogestión


Departamento de Investigación en Salud Sexual y Reproductiva

Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud

Investigadora principal:

Haydeé Flores Castro

Co Investigadores:


Versión 1 (Octubre 2016)



Contenido

Resumen 0


Justificación 0
Marco Teórico 0
Objetivos 0
Metodología 0
Tipo de Estudio 0
Diseño muestral 0
Criterios de Inclusión 0
Procedimiento para la recolección de información 0
Manejo y análisis de los datos 0
Duración del proyecto 0
Bibliografía 0
Publicación de los datos 0
Presupuesto 0
Cronograma 0
Bibliografía 0
Anexos 0

RESUMEN

Según la Organización Mundial de la Salud, el 8 por ciento de las parejas en todo el mundo tienen problemas para concebir hijos y existen cerca de 80 millones de personas con problemas de infertilidad. En América Latina se estima que las cifran ronden entre el 12 y 20 por ciento

En Panamá, la Encuesta Nacional de Salud Sexual y Reproductiva (ENASSER 2009) mencionaba que la prevalencia de infertilidad a nivel nacional era de 10.7%; de este porcentaje, 23.3% se reconocía como infértil y la mitad de esta población (53.9%) había buscado ayuda para concebir

Diversas investigaciones señalan que los hombres y mujeres que enfrentan la infertilidad presentan alteraciones psicológicas como ansiedad elevada, frustración, ira, pérdida, baja autoestima, estrés, sentimientos de culpa y pérdida de control de la propia vida

En objetivo de este proyecto de investigación es determinar algunos estresores vinculados a la infertilidad en parejas que se someten a tratamiento de reproducción asistida en la Clínica de la Pareja Infértil del Departamento de Investigación en Salud Sexual y Reproductiva, con el propósito de tener una caracterización de nuestra población y poder contribuir a la implementación de un abordaje integral multidisciplinario del paciente infértil

Es una investigación de tipo descriptivo, exploratorio prospectivo para conocer los estresores vinculados a la infertilidad. La información será recolectada a través del “Inventario sobre Problemas de Fertilidad” es una prueba diseñada especialmente para parejas que tienen problemas de fertilidad, basado en un modelo psicológico de percepción del estrés.

Este estudio contempla una duración de 20 meses.

JUSTIFICACIÓN

En la última década diversas investigaciones hacen alusión a la crisis vital que conlleva la infertilidad y las alteraciones a nivel psicológico. Si bien es cierto la infertilidad es una condición medica, también es una condición que afecta al hombre y a la mujer en un ámbito individual y en su relación de pareja conllevando desesperanza y frustración en su proyecto de vida personal y familiar.


El medio ambiente social también se convierte en una fuente de presión para la pareja, que por su “incapacidad” para tener descendencia no cumple con los expectativas sociales y no accede al ejercicio de sus roles de padre, en una etapa en que su grupo de referencia si lo empieza a vivir, quedando estas parejas infértiles excluidas de muchos espacio e interacciones sociales (1).
La relación entre psicología e infertilidad es un tema controvertido, durante muchos años los estudios señalaban los conflictos psicológicos tempranos como causa de un gran porcentaje de infertilidad idiopática lo que dio lugar la termino Infertilidad Psicógena. En los años 50 y 60 números artículos relacionaban la infertilidad femenina con haber experimentado conflictos tempranos en la relación madre-hija (2,3). Muchos de estos estudios al someterse a revisiones críticas concluyen que la metodología empleada no permite extraer conclusiones generalizadas. Esos estudios se basaban en la interpretación de material clínico, sin establecer grupos controles entre mujeres fértiles y otro tipo de control, tampoco se abordaba, en estos estudios, la inclusión del hombre como parte de la pareja infértil. A partir de un análisis crítico de esos estudios se podría suponer que los conflictos psicológicos que en ellos se describen, asociándolos causalmente con la infertilidad, pueden estar presentes en la historia de sujetos fértiles e infértiles, sin embargo, en algunas mujeres pueden adquirir particular significación. Esto se debería justamente a la presencia del problema reproductivo, que hace a la persona más vulnerable a los temas de la maternidad y a los efectos de conflictos intrapsíquicos en ese ámbito (4).
Nuevos estudios y los avances de la medicina reproductiva ha permitido un mejor diagnóstico de la infertilidad, hoy día menos de 5% de los casos corresponde a infertilidad de origen desconocido.
Desde las décadas del 70 y 80 los estudios enfatizan la hipótesis de las consecuencias psicológicas de la condición de infertilidad, es decir cómo la infertilidad produce una respuesta emocional más o menos generalizada entre los individuos afectados (5).
La infertilidad es un factor de estrés significativo que puede producir síntomas emocionales. Las mujeres infértiles tienen mayor prevalencia de sintomatología depresiva que su universo de referencia y los niveles de síntomas ansiosos y depresivos son equivalentes a los de mujeres con otras patologías tales como cáncer o portadoras de VIH/SIDA (6)
Aun hoy día la relación entre psicología e infertilidad no es clara. Algunos estudios más recientes sostienen que la génesis de la infertilidad se encuentra en rasgos neuróticos de personalidad (7)
En los últimos años ha surgido evidencia acerca de la asociación entre la presencia de estados de ánimo negativos y la respuesta a los tratamientos de fertilidad expresados en tasas de embarazos (8)
No cabe duda que la exigencia psicológica y el estrés que enfrenta la pareja tiene efectos indirectos en el resultado del tratamiento de infertilidad, en cuanto que produce mayor número de abandono de los tratamientos. Esto concluyen estudios recientes realizados en países en que los tratamientos están cubiertos por los sistemas de salud, por lo cual la variable económica no explica el abandono. Las parejas abandonan el tratamiento debido a la amenaza que significa para la estabilidad de la pareja el estrés experimentado (9)
En otro estudio reciente en 2005 se encontró asociación entre el estrés y los resultados en los tratamientos de infertilidad de hombres y mujeres, siendo la asociación significativamente mayor en mujeres (10).
Nuestro país carece de este tipo de estudios en un área poco explorada como es la infertilidad. Cada día al introducirse nueva tecnología en materia de reproducción asistida se hace necesario evaluar todos sus componentes.

El objetivo de este estudio es determinar algunos estresores vinculados a la infertilidad en parejas que se someten a tratamiento de reproducción asistida en la Clínica de la Pareja Infértil del Departamento de Investigación en Salud Sexual y Reproductiva, con el propósito de tener una caracterización de nuestra población y poder contribuir a la implementación de un abordaje integral multidisciplinario de la pareja infértil.


MARCO TEORICO

La infertilidad es definida por la Organización Mundial de la Salud como una enfermedad del aparato reproductor caracterizada por la imposibilidad de lograr un embarazo clínico después de 12 meses o más de relaciones sexuales sin protección regular (11). Esta incapacidad para tener hijos no afecta la integridad física, ni provoca limitaciones a aquel que la padece que comprometa sus funciones orgánicas o que comprometan la vida del individuo. Sin embargo la infertilidad genera alteraciones emocionales de importancia, es una crisis con muchas dimensiones, en términos de sufrimiento, frustración y desesperanza, sus implicaciones en quien la padece puede compararse con el de un problema físico (12).


Si bien el estrés puede llevar a la depresión y la depresión puede provocar estrés, no todas las depresiones tienen su origen en estados de estrés y no siempre el estrés es resultado de una depresión.
Diversos estudios apoyan la tesis de que la infertilidad es un factor de estrés significativo que puede producir síntomas emocionales y puede llevar a la depresión. Cuando se compara mujeres con diagnóstico de infertilidad con un grupo control equivalente en las variables sociodemográficas, se constata una mayor prevalencia y predictibilidad de depresión en el grupo estudio. Las mujeres infértiles tienen mayor prevalencia de sintomatología depresiva que su universo de referencia y los niveles de síntomas ansiosos y depresivos son equivalentes a los de mujeres con otras patologías tales como, enfermedad coronaria, cáncer, o portadoras de virus SIDA (13).
De hecho, La infertilidad es uno de los temas más estresantes en las vidas de las personas que la padecen. Cuando la persona o la pareja descubren que no pueden lograr un embarazo o lo logran y lo pierden se experimenta estrés y otras emociones negativas asociadas a esta experiencia.
Zaldivar y colaboradores definen el estrés como un estado vivencial  displacentero sostenido en el tiempo, acompañado en mayor o menor medida de trastornos psicofisiológicos que surgen en un individuo como consecuencia de la alteración de sus relaciones con el ambiente, que impone al sujeto demandas o exigencias las cuales, objetiva o subjetivamente, resultan amenazantes para él y sobre las cuales tiene o cree tener poco o ningún control (14). 
En la reproducción asistida cada nuevo ciclo de tratamiento representa un nuevo estresor para la pareja, lo cual implica sufrimiento y desgaste. La respuesta al estrés depende de variables como la edad, sexo, creencias religiosas, relaciones de pareja y familiares, al igual que el tiempo que la pareja lleva en el proceso de diagnóstico y tratamiento.
El diagnóstico médico también interviene en la respuesta al estrés. Así lo demuestra un estudio sobre los padres con niños concebidos mediante inseminación artificial, en donde los hombres con un diagnóstico de infertilidad por factor masculino experimentan más emociones negativas, como baja autoestima, sentimientos de pérdida y se sienten más estigmatizados (15).
Un estudio llevado a cabo con mujeres y hombres detectó que en las parejas con diagnóstico de factor masculino, la infertilidad fue percibida como más estresante tanto para hombres como para mujeres, al compararlo con parejas con diagnóstico femenino o con infertilidad de causa desconocida  (16). Estos resultados de la infertilidad masculina ponen al descubierto que, a diferencia de la infertilidad femenina, la pareja parece ser más vulnerable frente a las dificultades y preocupaciones sociales. Las mujeres se inhiben de comunicar el problema a las personas cercanas en el intento de proteger a su compañero, privándose de una de las herramientas más utilizadas por las mujeres para aliviar el estrés, que es la comunicación, la expresión de sus emociones y la búsqueda de apoyo social.
El estrés que produce la infertilidad, particularmente cuando es prolongada, afecta la relación de pareja en un sentido positivo o negativo. Entre los factores que inciden en la relación de pareja esta calidad de la comunicación en torno la infertilidad y sus caminos de solución y los mecanismos de enfrentamiento del estrés de la infertilidad que usen el hombre y la mujer (17).

En un artículo publicado por R. Domínguez, se señala que situaciones específicas inciden en los conflictos presentes que se observan en la dinámica de la relación de la pareja infértil (18), como son:



  • El diagnóstico específico de la infertilidad, es decir si es un factor exclusivamente masculino o femenino. Ello puede asociarse a culpa, auto-reproche, o bien a reproches expresados en forma abierta o encubierta.

  • La expectativa consciente o inconsciente de que el otro miembro de la pareja, “sienta y se exprese en la misma forma y con la misma intensidad que yo lo vivo”.

  • Cuando uno de ambos ya ha sido madre o padre.

En los últimos años la investigación ha vuelto a focalizarse en el estudio sobre el efecto del estrés en la génesis y mantención de la infertilidad y en particular en los resultados de los tratamientos. A diferencia de los primeros estudios que intentaban demostrar la hipótesis de la ansiedad como causa de infertilidad, en este caso se ha utilizado una metodología científica que busca establecer asociaciones controlando las variables biológicas determinantes en el pronóstico de los tratamientos.


De la investigación que desarrollan en el presente psicólogos asociados a los grupos de salud mental de las sociedades europea y americana de medicina reproductiva (ESHRE y ASRM), empieza a surgir evidencia acerca de la asociación entre la presencia de estados de ánimo negativos y la respuesta a los tratamientos de fertilidad expresado en tasas de embarazo o en número ciclos de tratamiento que requiere una pareja para lograr un embarazo. Esta asociación que se ha demostrado en mujeres que intentan concebir naturalmente (14) también se observa entre quienes se someten a tratamiento de infertilidad. La asociación ha sido establecida utilizando distintas formas de evaluar el malestar psicológico y estableciendo asociaciones con una respuesta más pobre o más lenta al tratamiento. Se han utilizado medidas de ansiedad, depresión, estrés específico asociado a infertilidad y también se han utilizado indicadores biológicos de estrés, específicamente parámetros hormonales e inmunológicos (19).
Así como cada nuevo ciclo de reproducción asistida representa un nuevo estresor, cada nuevo ciclo representa un nuevo duelo frente a la perdida de afrontar los resultados negativos del tratamiento de infertilidad. El duelo es definido como la reacción frente a la pérdida de algo significativo, es una experiencia emocional humana y universal, única y dolorosa; el hecho de enfrentarse a esta pérdida se le llama elaboración de duelo y conduce a la necesidad de la adaptación a una nueva situación.
El duelo por la infertilidad posee características diferenciales con respecto a otros duelos, ya que se duela un deseo, una ilusión, y no algo que se tuvo y luego se perdió, sino es algo que nunca existió. El proceso no se da como conmoción frente a la pérdida de un ser querido, sino a la pérdida de un proyecto de vida potencial, como bien lo resume Barbara Eck en su libro: “La sociedad tiene tradiciones y rituales para aceptar y asimilar la muerte. Con la infertilidad es distinto. No hay un funeral, no hay resucitación, no hay tumba donde poner flores. La familia y los amigos tal vez nunca se enteran. La pareja infértil llora sola” (20).
El duelo provoca una serie de reacciones a distintos niveles: físico, emocional, cognitivo, social, conductual y espiritual. Todo depende de cómo la persona vive y enfrenta una situación de duelo.

La respuesta personal del duelo depende de varios factores importantes (21) como son:

  1. Características personales como edad, sexo, religión, duelos anteriores y personalidad.

  2. Las relaciones interpersonales como la cantidad de vínculos, posibilidades de comunicación. Las personas que tienen mayor apoyo social y que son invitadas a expresar sentimientos lo superar rápidamente.

  3. Aspectos específicos de la situación: Esperada, repentina, dramática, grado de vínculo afectivo o importancia de lo perdido.

El duelo de la pareja infértil pasa por etapas muy similares a la de cualquier otro duelo, solo que este se repite una y otra vez. Estas fases o estados son:


Sorpresa y Negación

El shock o sorpresa constituye el momento inicial, en el cual la mujer u hombres o la pareja se preguntan ¿por qué yo? o ¿por qué a mí?…

De ahí se pasa a la negación al pensar la posibilidad  de que se trate  de una etapa que pronto se superará. La pareja elude la realidad y no acepta  que se les clasifique como infértil. Si va al médico y este les habla de que es una pareja infértil, es probable que cambie de médico pues desea oír otra respuesta más grata.

La presión social se hace patente a través de preguntas de familiares y amigos, pues en nuestra sociedad se espera que las parejas recién casadas, más o menos  empiecen pronto a procrear pues es una parte común en los temas femeninos. La sociedad no prepara ni está preparada psicológicamente para sobrellevar la infertilidad.
Agresión

Se puede decir que el paso del tiempo modifica el choque emocional  y la dificultad de aceptar la realidad. Sin embargo estas situaciones se convierten en agresión hacia la pareja, sus familiares, el médico y  hasta a la sociedad en general. Surgen sentimientos de recelo, de ser rechazados por las parejas que si lograron tener hijos. La frustración, la agresión, la desesperación y la impotencia, aumentan cada día pues nada ni nadie parece poder ayudarles.

La agresión hacia otras parejas con hijos se hace visible al igual que la envidia hacia los hijos de ellas. Estos sentimientos se unen a otros de injusticia e inconformidad. Las relaciones sociales se convierten en problemáticas, las relaciones sexuales se vuelven obligatorias y pierden su encanto. Ello provoca aun mayor agresión entre la pareja.


Conductas autodestructivas

La pareja sufre profundamente, se siente infravalorada y receptora de algún castigo lo cual les crea culpa. Esto los lleva a conductas de autodestrucción  al cuerpo que no puede engendrar o al cónyuge porque es un inútil. La agresión hacia si mismos se convierte en un estado depresivo. La estima personal se desmorona y aparece un sentimiento de poca valía pues no cumplen con lo que la sociedad espera de ellos. Las interacciones sociales son desagradables, los amigos no proporcionan ningún placer entre la pareja hay un menor grado de unión y por tanto su comunicación se dificulta.




Aislamiento

Todos los sentimientos y conductas anteriores los van llevando al aislamiento, pues así evitan el sentirse cuestionados, rechazados, el confrontar a los que sí han podido tener hijos, así como ver a estos últimos o inclusive enterarse de un nuevo embarazo. En otras palabras evitan el sentirse miserables, de calidad diferente  e inclusive inferior. La pareja sufre profundamente y se siente incomprendida .y surge una polémica entre ellos al sentir  que al otro no le importa o no comprende los sentimientos y la crisis emocional por la que atraviesa el cónyuge infértil. La pareja sufre en soledad, en silencio.


Culpa

Cuando la pareja se esfuerza en intentar el embarazo y no lo consigue, crece paulatinamente un sentimiento de culpa por no poder dar vida a otro ser humano (aproximadamente el 10% de las parejas sufren de infertilidad en Argentina, 1 de cada 7 en el Reino Unido) y esto le hace pensar en darle la oportunidad de que se una a alguien quien si pueda hacerlo. La frágil situación de la pareja infértil se convierte en una situación intolerable.


Finalmente después de periodos de intensa esperanza y optimismo que se alterna con angustia, culpa y frustración, poco a poco van aceptando su incapacidad para concebir, al igual que cuando se pierde a un ser querido, la pareja pasa por un periodo de duelo y abandona la posibilidad de la concepción, aceptando la esterilidad como una limitación personal.
Aceptación y resolución

La aceptación de la esterilidad es el final de un largo sufrimiento que llega con profunda depresión ya que implica abandonar la lucha y resignarse. La relación sexual, al no ligarse a la reproducción toma otra dimensión nuevamente placentera, pues ya no es obligatoria.



En esta etapa se reestructura la vida emocional de la pareja,  para aceptarse nuevamente como una pareja infértil, lo cual representa un fracaso personal y deberán enfrentarse ante la sociedad como tal, establecer la nueva autoestima y valía y encontrar nuevas metas u optar por otras opciones como la de permanecer sin hijos, la adopción, etc.. Asimismo implica poner fin a un largo y doloroso conflicto y terminar con un estado de angustia y tensión constantes, reestructurar la vida marital y buscar la tranquilidad emocional. Cada pareja tiene sin duda variantes específicas  y cada una encontrará una  solución óptima si lo discuten abiertamente. Como en toda crisis las personas maduran emocionalmente para enfrentar la presión social y para resolver su conflictiva emocional. Lo que ha pasado, matizará  las percepciones y emociones futuras.
OBJETIVOS

Objetivo General:

Determinar la existencia de estresores relacionados a la infertilidad en hombres y mujeres que inician tratamiento de reproducción asistida


Objetivos Específicos:

1-Examinar los estresores vinculados con la infertilidad en un grupo de parejas infértiles según número de intentos de inseminación artificial.


2-Explorar el grado de estrés ligado a la infertilidad
3-Identificar diferencias del manejo del stress en hombres y mujeres
METODOLOGÍA:

TIPO DE ESTUDIO

Se trata de un estudio de tipo descriptivo, exploratorio prospectivo para conocer los estresores vinculados a la infertilidad en parejas que se someten a tratamiento de reproducción asistida en la Clínica de la Pareja Infértil.


DISEÑO MUESTRAL:

1. Ámbito Geográfico: Este estudio se llevará a cabo en la Clínica de la Pareja Infértil del Departamento de Investigación en Salud Sexual y Reproductiva.


2. Marco de Muestreo: Se refiere al número de mujeres y hombres atendidos que se atendieron en la Clínica de la Pareja Infértil en un periodo de un año.
3. Unidad de Muestreo: Las unidades de muestreo son las mujeres y sus parejas que se atienden en la Clínica
4. Tipo de Muestro: Se seleccionará a todas las pacientes nuevas dentro de un periodo de 6 meses que ingresen a la Clínica.
TAMAÑO DE LA MUESTRA

El tamaño de la muestra es de 294 pacientes con sus parejas. Esta muestra se calculó de acuerdo al número de consulta nuevas del año anterior 2014, correspondientes a los primeros 6 meses que es el tiempo esperado de captura para este estudio.


CRITERIOS DE SELECCIÓN

Criterios de Inclusión:



  • Mujeres con diagnostico de infertilidad, ella y/o sus parejas.

  • Sin patología infectocontagiosa o genética conocida

  • Sin antecedentes psiquiátricos previos

  • Que acepten participar voluntariamente del estudio.

Criterios de Exclusión:



  • Mujeres sin diagnóstico de infertilidad, ella y/o sus parejas.

  • Con patología infectocontagiosa o genética conocida

  • Con antecedentes psiquiátricos previos

  • Personas que no acepten participar voluntariamente del estudio por cualquier

razón.
PROCEDIMIENTOS PARA LA RECOLECCIÓN DE INFORMACIÓN

La información será recolectada a través del “Inventario sobre Problemas de Fertilidad” (Fertility Problem Inventory- FPI Scales) elaborado por Christopher Newton del London Health Centre Hospital, Ontario – Canadá (16). Como lo expone Oliveira Alves en su tesis doctoral (22), el Inventario sobre Problemas de Fertilidad es una prueba diseñada especialmente para parejas que tienen problemas de fertilidad, basado en un modelo psicológico de percepción del estrés. Se trata de un cuestionario multidimensional que tiene como objetivo evaluar la percepción del estrés asociado a la vivencia de la infertilidad en aspectos de la vida de la pareja como las preocupaciones a nivel social, sexual, de la relación conyugal, del rechazo de un estilo de vida sin hijos y la necesidad de realización parental. El objetivo final es evaluar un índice general de percepción del. Para cada ítem se solicita una respuesta, que deberá ser puntuado con un número entre el 1 y el 6, donde 1 equivale a una discrepancia elevada de la afirmación y 6 equivale a la concordancia elevada. Algunos ítems se presentan invertidos, por ejemplo, en el ítem 1: “Parejas sin hijos son tan felices como los que tienen hijos”, lo que significa que tendremos que invertir la puntuación (de 6 hasta 1), en los siguientes ítems: 1; 4; 7; 9; 12; 15; 18; 20; 23; 25; 28; 31; 33; 35; 38; 41; 44; 46. En los estudios de muestreo efectuados por el autor de esta escala, que permitieron la validación de este instrumento, se recurrió a población femenina y masculina hospitalaria que se encontraban efectuando tratamientos de infertilidad en Canadá, totalizando 1153 mujeres y 1149 hombres. Estas personas poseían, en su mayoría, un nivel de escolaridad alto, gran parte de ellos (87%) no tenía aún ningún hijo de la relación actual ó sea su infertilidad era primaria, y el 12% ya había tenido por lo menos un hijo de una relación anterior, encuadrándose entonces en infertilidad secundaria. Para corroborar el constructo del instrumento se procedió al análisis factorial, obteniéndose 5 dimensiones con ítems correlacionados positivamente en cada uno de ellos. Las dimensiones son Social Concern (Preocupaciones Sociales); Sexual Concern (Preocupaciones Sexuales); Relationship Concern (Preocupaciones de la Relación Conyugal); Rejection of Childfree Lifestyle (Rechazo del Estilo de Vida sin Hijos); Need for Parenthood (Necesidad de Parentalidad); existe también un Índice General de Percepción Estrés designado como Global Stress.

Las Preocupaciones Sociales se refieren a la sensibilidad de los individuos con respecto a los comentarios efectuados por terceros sobre la situación de infertilidad, y se reportan, igualmente, a las evocaciones o recuerdos sobre el problema mismo y a los sentimientos de alejamiento social con necesidad de separación de los familiares y grupos de iguales.

La dimensión de las Preocupaciones Sexuales engloba los ítems que miden la disminución de la satisfacción sexual o del sentimiento de autoestima sexual, más allá de que las parejas consideren particularmente difíciles las relaciones sexuales programadas.


En las Preocupaciones de la Relación Conyugal las parejas manifiestan dificultades en dialogar sobre su problema de infertilidad, demostrando serias dificultades en comprenderse, por temerle al impacto negativo que este problema pueda crear sobre la calidad de la relación marital.
En la dimensión del Rechazo del Estilo de Vida sin Hijos los individuos son evaluados sobre la eventual perspectiva negativa que poseen sobre el estatuto social sin hijos, creyendo que los valores de felicidad y satisfacción dependerán del hecho de tener un hijo (o más de uno).
En la Necesidad de Parentalidad los individuos son evaluados sobre la existencia de una fuerte identificación con el rol parental, y el mismo se percibe como esencial o principal role social en la vida de los individuos.
En la medida compuesta de Estrés Global se evalúa la percepción total de cada sujeto con respecto al estrés inherente a la vivencia de la infertilidad. Los estudios de consistencia interna del instrumento a través de coeficiente alpha de Cronbach revelaron una buena fidelidad tanto en las cinco dimensiones como en la medida del estrés global. La evaluación de la validez de la escala fue efectuada con base en las respuestas de 1151 individuos. La validez de discriminación se obtuvo mediante intercorrelaciones significativas entre los cinco factores de la escala, demostrando que el cuestionario mide un constructo multidimensional relacionado al estrés asociado a los problemas de infertilidad. Con respecto a los estudios de validez convergente, en los cuales se averigua la relación de esta escala con otros instrumentos ya cotejados que miden constructos con los cuales teóricamente deben correlacionarse, como la ansiedad, la depresión y el ajuste marital, se pudo demostrar que todos los resultados obtenidos se forman en el sentido de los resultados esperados.
Todas las parejas que participen del estudio se le aplicará esta prueba en dos momentos diferentes, al ingresar a la clínica y un mes después de recibir el tratamiento médico asignado.

Los participantes de la investigación el día de la consulta en la Clínica de Infertilidad, el médico le preguntara a las parejas que cumplen los criterios de inclusión si estarían interesados en colaborar en un estudio sobre “Estresores vinculados a la infertilidad”; en caso de respuesta afirmativa los participantes son derivados al equipo de investigadores; estos explicarán los objetivos del estudio y leerán el Consentimiento Informado, si la/el paciente esta de acuerdo, procederá a firmarlo y se llenará una breve ficha con información clave de cada paciente, este segundo paso lo puede realizar el equipo de investigadores (enfermeras de la Clinica de Infertilidad o el Equipo Psicosocial. Inmediatamente después la psicóloga aplicará el instrumento de evaluación.





Compartir con tus amigos:
  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos