Ética general



Descargar 0.63 Mb.
Página1/23
Fecha de conversión26.03.2018
Tamaño0.63 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   23

Ética general

Alejandro G. Vigo

Índice

Índice................................................................................................................................................... 2



Nota preliminar................................................................................................................................... 5

INTRODUCCIÓN. LA NOCIÓN DE NATURALEZA HUMANA Y EL FUNDAMENTO DE LA

ÉTICA FILOSÓFICA......................................................................................................................... 6

a) El modelo clásico de fundamentación de la ética.................................................................... 6

b) El argumento aristotélico del érgon o función específica del hombre .................................... 7

b.1 Estructura del argumento ....................................................................................................... 7

b.2 Alcance y réditos del argumento.......................................................................................... 11

b.3 Problemas del argumento..................................................................................................... 16

c) La apelación a la noción de naturaleza y su papel en el modelo clásico ............................... 20

c.1 Significado de "naturaleza" .................................................................................................. 20

c.2 Aplicación de la noción de naturaleza al ámbito práctico en general. ................................. 22

c.3 La aplicación de la noción de naturaleza al ámbito ético..................................................... 23

UNIDAD 1. PRESUPUESTOS ANTROPOLÓGICOS. ANTROPOLOGÍA DE LA PERSONA.. 25

1.1. Niveles de la vida; el hombre como ser racional. Notas definitorias de la persona ........... 25

a) Racionalidad humana y funciones vegetativas y sensitivas................................................... 25

b) Intimidad y trascendencia...................................................................................................... 27

1.2. La persona como fin en sí misma....................................................................................... 29

a) Aspecto descriptivo de la tesis de la persona como fin en sí misma...................................... 29

b) Aspecto normativo de la tesis de la persona como fin en sí misma....................................... 31

1.3. Naturaleza humana, ética y perfectibilidad. El papel de la cultura..................................... 34

UNIDAD 2. LA ÉTICA COMO DISCIPLINA............................................................................... 37

2.1. Naturaleza y objeto de la ética. ........................................................................................... 37

a) Distinción entre conocimiento moral y ciencia moral........................................................... 37

b) Etimología de "ética" y de "moral". El énfasis en las disposiciones y no en los actos.......... 41

c) Estructura y problemas de la ética como teoría de la praxis.................................................. 43

2.2 Niveles de reflexión ética.................................................................................................... 49

a) Ética descriptiva..................................................................................................................... 49

b) Ética normativa...................................................................................................................... 50

c) Metaética................................................................................................................................ 50DuocUC _ Centro de Ética Aplicada

d) Influencia de la ética descriptiva y de la metaética en la ética normativa............................. 51

e) Necesidad y límites de una fundamentación teórica de la ética normativa............................ 53

2.3. Tipos fundamentales de teorías en la ética normativa. Éticas teleológicas y éticas

deontológicas ............................................................................................................................. 59

UNIDAD 3 EL ACTO HUMANO................................................................................................... 63

3.1 Estructura finalística o teleológica de la actividad humana................................................. 63

3.2 El acto humano como acto libre. Su calificación moral. ..................................................... 65

a) Teleología consciente y teleología inconsciente.................................................................... 65

b) La imputabilidad de los actos. Actos voluntarios, involuntarios y mixtos............................ 68

c) Caracterización positiva del acto moral................................................................................. 72

d) Validez actual de la teoría clásica de la imputabilidad.......................................................... 74

e) Libertad y determinismo........................................................................................................ 75

f) El caso de Edipo. Características del error trágico................................................................. 77

3.3 El acto humano y las pasiones............................................................................................. 79

a) Las emociones y la imputabilidad de los actos...................................................................... 80

b) Las emociones y la motivación racional................................................................................ 83

UNIDAD 4. LA VIRTUD................................................................................................................ 86

4.1. Naturaleza y necesidad de la virtud. La adquisición de la virtud: la habituación............... 86

a) La noción de héxis y su traducción como "hábito" o "disposición habitual"......................... 86

b) La habituación. Las facultades naturales y las racionales...................................................... 87

c) Diferencia entre la adquisición de la virtud y la del vicio...................................................... 92

d) La virtud y la racionalidad..................................................................................................... 93

e) La importancia de la educación y de la mediación cultural................................................... 93

4.2 Virtudes intelectuales y morales.......................................................................................... 96

a) Virtudes morales, virtudes intelectuales y emociones........................................................... 96

b) Diferencia entre virtudes morales e intelectuales por el modo de adquisición...................... 96

4.3 Propiedades de las virtudes morales.................................................................................... 98

a) Doble relatividad de la virtud moral...................................................................................... 98

b) La definición aristotélica de virtud moral............................................................................ 10

UNIDAD 5 LAS VIRTUDES FUNDAMENTALES O CARDINALES...................................... 110

5.1 Concepto y origen de las virtudes cardinales..................................................................... 110DuocUC _ Centro de Ética Aplicada

5.2 La templanza o moderación............................................................................................... 112

a) Introducción al concepto de moderación............................................................................. 113

b) La incontinencia................................................................................................................... 114

5.3 La fortaleza o valentía........................................................................................................ 121

5.4 La prudencia...................................................................................................................... 123

a) Introducción al concepto de prudencia................................................................................ 123

b) Semejanza entre prudencia y técnica................................................................................... 124

c) Diferencias entre prudencia y técnica.................................................................................. 127

5.5 La justicia........................................................................................................................... 135

a) Introducción al concepto de justicia..................................................................................... 135

b) La justicia particular............................................................................................................ 137

c) La igualdad........................................................................................................................... 139

d) La equidad............................................................................................................................ 141

e) El carácter vinculante de las normas.................................................................................... 142

6 ANEXO........................................................................................................................................ 145

6.1 Aristóteles y su teoría de la esclavitud natural.................................................................. 145

6.2 La manipulación genética y el grado de configurabilidad de lo vegetativo y sensitivo.... 146

6.3 La tolerancia. La paradoja de Popper................................................................................ 147

6.4 La distancia entre las exigencias de la ética y realidad. ¿Es válida una ética que no se

cumple?.................................................................................................................................... 149

6.5 La pena de muerte.............................................................................................................. 149

6.6 La muerte y el miedo frente a ella..................................................................................... 151

7 BIBLIOGRAFÍA POR UNIDADES........................................................................................... 154DuocUC _ Centro de Ética Aplicada

Nota preliminar

El siguiente texto se basa íntegramente en el curso "Ética General" dictado por el profesor

Alejandro G. Vigo a los profesores del área de Formación General del DuocUC, en la sede San

Carlos de Apoquindo durante el segundo semestre de 1999.

Las clases fueron grabadas, transcritas y luego corregidas para poder disponer de ellas en

forma de texto. Posteriormente, dicho texto fue editado para permitir su uso interno por profesores

y alumnos. El trabajo de corrección estuvo a cargo del profesor Juan Carlos Ossandón, quien aplicó

los criterios mínimos necesarios para transformar una exposición oral en texto escrito: eliminar

repeticiones, completar frases sin terminar, aplicar puntuación y, en general, cambiar el estilo

coloquial por otro más despersonalizado. Los títulos, que corresponden a su ordenación posterior

del contenido, no necesariamente reflejan el orden estricto que siguió el curso; y las notas se

agregaron por estimarse necesarias para ubicar digresiones hechas durante la exposición. Por

último, conviene resaltar que como cada una de las sesiones del curso concluyó con un tiempo

destinado a responder preguntas de los asistentes, algunas de las respuestas fueron incorporadas

directamente al texto o añadidas como notas al pie. Otras, que no corresponden directamente a

ninguna unidad se encuentran, al final, en el anexo.

Por todo lo anterior, el presente texto es un material interno, destinado exclusivamente al

Programa de Formación Ética para el Trabajo (PFET) que desarrolla la Dirección de Formación

General, dependiente de la Vice-rectoría Académica del DuocUC, propietaria del copyright ©.DuocUC _ Centro de Ética Aplicada

INTRODUCCIÓN. LA NOCIÓN DE NATURALEZA HUMANA Y EL

FUNDAMENTO DE LA ÉTICA FILOSÓFICA

a) El modelo clásico de fundamentación de la ética

El objetivo general de la Introducción puede resumirse diciendo que se dirige a presentar

una línea de argumentación básica dentro del modelo de fundamentación filosófica de la ética que

puede denominarse "clásico", en un sentido amplio del término.

Dicho modelo clásico de fundamentación se encuentra presente, de diverso modo, en los

Pensadores más importantes dentro de la tradición de la filosofía griega clásica –Platón y

Fundamentalmente Aristóteles– y post-clásica –especialmente los estoicos–. Además, reaparece con

variaciones a lo largo de toda la historia del pensamiento filosófico cristiano, tanto clásico –sobre

todo, en la tradición tomista–, como contemporáneo –en pensadores de inspiración clásica y

cristiana como R. Spaemann, L. Polo, A. Millán Puelles, etc., y representantes del así llamado

neoaristotelismo, como A. McIntyre, por ejemplo–.

Por cierto, no es éste el único intento de fundamentación filosófica de la ética y por eso se lo

llama aquí "clásico", para diferenciarlo de otros. Ha habido, de hecho, otros intentos de fundar

filosóficamente la ética muy importantes en la historia de la filosofía, basados en estrategias

argumentativas diferentes, las cuales pueden ser, según los casos, incompatibles o bien compatibles

e incluso complementarias respecto de las propias del modelo clásico.

En particular, resultará interesante e importante considerar, al menos en sus aspectos

fundamentales, la relación en que se encuentra el modelo clásico de fundamentación respecto del

que, a mi juicio, es el otro gran modelo alternativo de fundamentación filosófica de la ética: el

modelo deontológico kantiano. Éste aparece, a primera vista, como contrapuesto sin más al primero

e incompatible con él. Sin embargo, una reflexión más afinada podría mostrar que existen

importantes puntos de convergencia entre ambos (de hecho, en el tratamiento de la persona como

fin en sí misma en 1.2 se apelará explícitamente a Kant). E incluso hay razones para sostener que el

modelo kantiano, lejos de excluir la apelación al modelo clásico de fundamentación, en algún nivel

de análisis más bien la presupone. A este punto se volverá de distintas maneras en b.3, en 1.2 y en

2.3.


La línea de argumentación básica propia del modelo clásico de fundamentación se

caracteriza por el recurso a la noción de naturaleza, en general, y a la noción de naturaleza humana,

en particular, como fundamento de la ética. En síntesis, dicha línea de argumentación busca

identificar el fin específico del hombre a partir de la determinación de aquello que constituye

esencialmente su naturaleza como tal y lo distingue de las demás cosas y/o de los demás seres

vivientes, para luego determinar, con referencia a ese fin fundado en la naturaleza esencial del

hombre, cuál es el contenido nuclear del bien y la felicidad propiamente humanos. DuocUC _ Centro de Ética Aplicada

b) El argumento aristotélico del érgon o función específica del hombre

Dentro del modelo clásico de fundamentación de la ética, hay muchas variantes. Un ejemplo

concreto de la línea argumental característica de este modelo se encuentra en un famoso texto de la

Ética a Nicómaco de Aristóteles, concretamente en el libro I, capítulo VI o VII, según la edición,

pero que en la paginación universal de las obras de Aristóteles se puede ubicar unívocamente

indicando que está en 1097b22ss. Se trata del argumento del érgon o función específica del

hombre.


b.1 Estructura del argumento

Este argumento tiene tres momentos o etapas:

1) introducción de la tesis según la cual es razonable suponer que hay un érgon (función) propio o

específico del hombre en cuanto hombre (1097b28-33);

2) determinación del érgon específicamente humano (1097b33-1098a6);

3) vinculación del bien humano (felicidad) con la noción de virtud y, más concretamente, con la

actividad virtuosa según el érgon específico (1098a7-18).

1) introducción de la tesis según la cual es razonable suponer que hay un érgon (función)

propio o específico del hombre en cuanto hombre (1097b28-33)

Como primer paso del argumento, Aristóteles se pregunta si es lícito y plausible suponer

que exista una función específica del hombre en cuanto hombre, así como la hay del hombre en

cuanto desempeña diferentes actividades –zapatero, médico o profesor–, y así como la hay de las

partes del cuerpo humano –del hígado, de los pulmones, etc.–.

En el contexto en que Aristóteles está exponiendo, con un alumnado proveniente de la

Academia de Platón, esta suposición es muy plausible. Sin embargo, Aristóteles no da un

argumento específico para mostrar que hay efectivamente una función propia del hombre en cuanto

hombre, sino que simplemente traslada la carga de la prueba al que lo niegue. Y, en realidad, es

muy difícil negarlo, porque equivaldría a afirmar que, en definitiva, no hay una respuesta última a

la hora de preguntar para qué el hombre hace todo lo que hace o qué sentido puede tener cada una

de las actividades particulares que el hombre desempeña.

2) determinación del érgon específicamente humano (1097b33-1098a6)

El segundo paso del argumento está inmediatamente conectado con el anterior. Aristóteles

intenta identificar cuál es la función específica del hombre por vía de eliminación, es decir,

buscando lo específico del hombre en aquello que lo distingue de otros seres, en particular de otros

seres vivos.

Aristóteles trabaja con tres niveles de la vida: el nivel vegetativo, que corresponde a las

funciones metabólicas en general –el crecimiento, la nutrición y la reproducción–; el nivel

sensitivo, que corresponde a las percepciones, a las sensaciones de placer y dolor que acompañan aDuocUC _ Centro de Ética Aplicada

las percepciones y a la emocionalidad conectada con la sensibilidad; y por último el nivel de las

funciones propiamente racionales.

Con un argumento sencillo y cuya plausibilidad es difícil de rechazar –por lo menos en el

nivel de descripción en que se está moviendo Aristóteles–, no identifica lo específico del hombre ni

con las funciones vegetativas, que el hombre comparte con los demás animales y con los vegetales

(de allí el nombre de funciones "vegetativas"), ni con las funciones correspondientes al nivel

sensitivo, sino básicamente con las funciones propias del nivel racional.

–¿Qué significa “racional”?

Aquí se puede realizar una interesante digresión sobre el significado de "racional" y sobre

en qué medida lo racional es lo propiamente humano. Un punto importante de recalcar es que tanto

la noción de racional como la noción de humano se puede usar en muchos sentidos. Así, en un

sentido todo lo que hace el hombre y no pueden hacer otros seres es específicamente humano, pero

en otro sentido, que no apunta a lo que el hombre de hecho hace, sino a aquello en lo que se

encuentra el despliegue pleno de sus facultades en cuanto hombre, hay ciertas cosas que podemos

llamar propiamente humanas y otras que son más bien inhumanas, aunque sean específicas del

hombre en el primer sentido. Esta distinción se puede ver en el caso de un delito, por ejemplo el de

homicidio. Cometer homicidio es una acción específicamente humana en sentido amplio, pues es

algo que sólo puede realizar un hombre. Un caballo puede matar a alguien, pero no cometer

homicidio, porque para que se configure el delito de homicidio el acto tiene que ser puesto en

correlación con ciertas intenciones y por lo tanto con ciertas capacidades racionales. Un ser incapaz

de deliberar, un ser incapaz de darse a sí mismo ciertos propósitos, es un ser que tampoco puede

cometer delitos. Pero, paradójicamente, aunque el delito es específicamente humano, no es un acto

en el que el hombre encuentre la realización de sus capacidades específicas, de sus capacidades

racionales como tales. Dentro del uso de la razón, tenemos que distinguir entre los actos que por ser

de determinada manera sólo el hombre los puede hacer, pero que no llevan al desarrollo pleno de

las facultades que constituyen al hombre como hombre, y aquellos otros que, además de ser actos

que sólo el hombre puede hacer, por ellos el hombre desarrolla plenamente sus capacidades

racionales. Como se ve, las nociones son ambiguas, como suele ocurrir con las nociones

interesantes en filosofía, que son todas muy equívocas. En un sentido, el homicidio es un acto

racional, en el sentido de que sólo pueden cometer homicidio aquellos entes que están en posesión

de ciertas facultades racionales que les permiten darse a sí mismos ciertos fines y deliberar acerca

de cómo obtenerlos. Sin embargo, en otro sentido, el homicidio es un acto que podemos calificar

con buenas razones de irracional, en el sentido de que no hay justificación racional para un acto

como el homicidio. En este segundo sentido de "racional", la noción de racionalidad es de carácter

normativo: "racional" no es solamente aquello que produce un ser dotado de facultades racionales,

sino aquello que, producido por un ser dotado de facultades racionales, es suceptible de

justificación racional.

En el tercer paso del argumento, Aristóteles vinculará el érgon específico del hombre con lo

racional en este sentido normativo.

3) vinculación del bien humano (felicidad) con la noción de virtud y, más concretamente, con

la actividad virtuosa según el érgon específico (1098a7-18)DuocUC _ Centro de Ética Aplicada

Una vez que Aristóteles ha identificado la función específica del hombre con el despliegue

de las capacidades racionales, introduce un tercer elemento, un tercer paso en el argumento:

vincular la capacidad específica del hombre con la noción de virtud, por un lado, y con la de

felicidad, por otro.

–Vinculación de la capacidad específica del hombre con la virtud

El hombre tiene ciertas capacidades racionales y en ellas hay que buscar su función

específica. Pero toda función puede cumplirse mejor o peor, bien o mal, o, dicho de otra manera,

puede haber un uso correcto o incorrecto de las facultades naturales que hacen que un hombre sea

un hombre y no otra cosa. Usando el ejemplo anterior, para planear un homicidio se requiere la

puesta en obra de ciertas capacidades racionales, para deliberar sobre la mejor manera de llevarlo a

cabo; sin embargo, aunque en este caso se esté poniendo en discurso el intelecto –deliberando,

apuntando a ciertos fines y desarrollando estrategias inteligentes para obtenerlo–, esos actos no

constituyen un pleno desarrollo de las capacidades intelectuales, en la medida en que ahí se pone el

uso de la razón en fines que en sí mismos no son racionalmente aceptables. Cuando alguien, por




Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   23


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad