This asce service has been established as an additional


Eight Cuban Ballet Dancers Abandon Troupe in PR, Travel to Miami



Descargar 2.16 Mb.
Página5/8
Fecha de conversión09.05.2019
Tamaño2.16 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8

Eight Cuban Ballet Dancers Abandon Troupe in PR, Travel to Miami


Havana Times, June 9, 2014 | 

HAVANA TIMES — When famed ballerina Alicia Alonso takes the National Ballet of Cuba on tours abroad the risk of losing dancers is always present.



This time the desertion took place in Puerto Rico and eight dancers decided to abandon their troupe on US territory, where Cubans get special assistance and fast track to residency and work permits.

From an earlier performance of “La magia de la danza” (The magic of dance). Photo: balletcuba.cult.cu


“The desertion by the dancers” from the National Ballet of Cuba this weekend shows the “absolute discontent” of the artists with the Cuban regime, reported El Nuevo Díafrom San Juan.

Once on their own, the eight Cubans quickly made their way to Miami where some have family.

The troupe led by Alonso, 92, had successfully performed “La magía de la danza” (The magic of dance) on Friday to a full house at the Luis A. Ferré Fine Arts Center in Santurce.

The dancers had been scheduled to return to Cuba on Sunday at 6:00 p.m with Alicia Alonso and her husband Pedro Simón Martínez, noted El Nuevo  Dia.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Campesinos indignados ante nuevas regulaciones sobre propiedad del ganado
Convertir leche en mantequilla o queso es un gran problema en Cuba, si es que el propietario de vacas quiere hacerlas rentables
Cubanet, lunes, junio 9, 2014 | Calixto R. Martínez Arias
LA HABANA, Cuba. – Nuevas medidas adoptadas por el gobierno del general Raúl Castro, algunas de ellas destinadas a tratar de frenar el alto índice de hurto y sacrificio de ganado vacuno existente en el país, causan descontento en el campesinado cubano.

Estas nuevas leyes -hacen a los campesinos sentir que están siendo extorsionados y que se les viola el derecho a la propiedad privada- van desde obligar a los propietarios que sean víctimas del hurto y sacrificio de una de sus reses a realizar una venta forzosa del resto de sus animales, hasta tener que sacar una carta de circulación para trasladarse de un lugar a otro a caballo.

De acuerdo con lo que describen campesinos de diferentes partes del país, debido a la cantidad de trabas burocráticas existentes, también se ven forzados a pagar sobornos para resolver documentos de carácter obligatorio.Todo esto sucede en un país donde los propietarios están obligados a entregar la producción de sus vacas al Estado. Y es severamente sancionado y se le decomisan sus animales a quien convierta la leche en mantequilla, yogur o queso con fin de comercializarla. También se les prohíbe el sacrificio de ganado vacuno y equino.
Ismael Espinosa Puebla, un campesino del municipio Bayamo, provincia Granma, ve la venta forzosa como la peor medida adoptada por el gobierno cubano.Espinosa Puebla, de 56 años de edad, hace tres años emigró hacia Bayamo desde Chivirico, Santiago de Cuba, para recibir unas tierras que le serían entregadas como campesino usufructuario. Pero para esto tuvo que pasar poco más de dos años haciendo trámites. Periodo en el que, como consecuencia de la sequía que azotó a Guamá, se le murieron 25 de las 54 cabezas de ganado vacuno que tenía. Pérdida que valora en una cifra superior a los 68 mil pesos Moneda Nacional (MN).

Entre la noche del pasado 20 de mayo y el amanecer del siguiente día, supuestos delincuentes penetraron a la finca Morlo 5, que recibió Espinosa en Bayamo, y le robaron un toro del que solo aparecieron las osamentas.


-El día 21, al darme cuenta de la desaparición del toro, hice la denuncia a la policía y enseguida ellos fueron y vieron los restos del animal matado cerca de la corraleta donde dormía, -describió el campesino. -Y el 24 fui visitado nuevamente para comunicarme que me obligarían a hacer una venta forzosa al Estado de todo mi ganado.
Aunque dijo que todavía desconoce la suma que le pagarán por esta venta obligatoria, se mostró bastante indignado y temeroso. Pues cree que solo recibirá una miseria por las 28 reses que le quedan.
-Sé que ya están valoradas y, cuando ellos decidan, me dirán el importe. Aunque de acuerdo con lo que paga el Estado, estoy casi seguro de que me pagarán una miseria-, destacó.
En el municipio Campechuela, también en Granma, hace algunos años campesinos se vieron obligados a realizar una venta forzosa. Espinosa tiene razón suficiente para sentirse indignado y temeroso, ya que sólo pudiera recibir unos 8 mil 400 pesos de los más de 70 mil que, según sus cálculos, pudiera ganar si se las vendiera a otros campesinos.
-En mi barrio, hace varios años que el Estado vendió unas vacas a los campesinos por el precio de 750 pesos. Y luego sacaron una Ley que decía que al que se le soltara una vaca y se la sorprendieran cerca de los cañaverales o del camino, lo obligarían a realizar una venta forzosa, por lo que se le pagaba solamente 300 pesos. Eso es lo que allí se conoce como el robo más descarado que le haya hecho un gobierno a su pueblo, -manifestó Jorge, que reside en el caserío Cienaguilla de Campechuela.
En el caso de Espinosa, se encuentran otros sietes campesinos que, al igual que él, se verán forzados a vender su ganado al Estado.
-Los mismos policías que fueron acompañando a la gente de Agricultura para tasarme el ganado, me aseguraron que junto a mí habían otras sietes personas que se le aplicaría la venta forzosa. Uno de ellos es Queala, un campesino que vive en Molino Rojo, y los otros viven en Cautillo y otros lugares cercanos, -aseguró lleno de iras el campesino que proviene de Chivirico y que tiene en su haber dos misiones como combatiente internacionalista en África.
La venta forzosa a que se ha visto obligado Espinosa, que militó por muchos años en el Partido Comunista –único reconocido en Cuba, ha causado tanta indignación en él, que está pidiendo que se le permita presentarse ante la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas para denunciar al gobierno cubano por el abuso que comete contra el campesinado y las violaciones al derecho a la propiedad privada.
-Lo único que quisiera es que se permita presentarme ante la Comisión de Derechos Humanos para denunciar con mis propias palabras a este gobierno por los abusos y atropellos que comete contra el pueblo. Principalmente contra los campesinos. Para ver si esos gobernantes corruptos que lo apoyan, tienen moral para seguir dándole ese apoyo-, manifestó con fuerzas y lleno de iras.
Ya nadie quiere un caballo
De acuerdo con lo que describió Rogelio Ortega a este reportero en un recorrido por el granmense municipio de Media Luna, las nuevas medidas también han provocado que nadie quiera ser dueño de un caballo.
-Aquí ya nadie quiere tener caballos. Primero -alegó Ortega-, porque con estas nuevas leyes es demasiado el dinero que hay que pagarle al Estado por la atención a las bestias, y segundo porque hay mucho robo. Ortega, que como trabajador agrícola estatal gana un salario cercano a los 200 pesos MN mensual –equivalente a unos ocho dólares estadounidense-, encuentra caro tener que pagar 15 pesos MN por sacar sangre para análisis y vacunar una bestia, más tener que sacar una licencia por el costo de 45 pesos, entre otras obligaciones.
-Aparte de las vacunas, los análisis de sangre, y la licencia para poder andar a caballo, también hay que sumar el herraje que vale 50 pesos. Y con un sueldito que no llega ni a 200 pesos, cómo uno va a mantener una bestia, -explicó el medialunero.
Sin embargo, en La Habana, según dueños de caballos, no hay que pagar al gobierno esa cantidad de dinero que obligan en Oriente. Pero tienen que enfrentar trámites burocráticos que se prestan para favorecer la corrupción en las entidades del Estado destinadas a atender a propietarios de animales.
-Aquí en La Habana lo único que hay que pagar es 10 pesos MN al año por una tarjeta, y con eso le dan toda la atención al caballo. Pero el dinero gordo te lo sacan los jefes corruptos apoyándose en los trámites burocráticos que el gobierno ha puesto, -dijo Ariel, uno de los propietarios de caballos, que dio una explicación detallada de cómo funciona este laberinto de corrupción.
-Por ejemplo -argumentó-, ya no están dando patrón (carta de propiedad). Y para conseguir uno, tienes que pagarle a algún jefe 100 CUC –equivalente a la misma cantidad en dólar estadounidense. Otra cosa es que para andar a caballo hay que pasar un curso de una semana, que desde que comienza te están sacando dinero.
-Primero, hay que pagar 10 CUC al profesor para que envíe el documento que te acredita como que pasaste el curso a una entidad superior a donde tienes que ir a los 15 días y pagar 20 CUC más, si quieres que te entreguen la licencia.
-Luego tienes que ir a la Unidad de la Policía de tu municipio para que te entreguen una Carta de Circulación, que es solo de carácter limitado, y de ahí te mandan a unas oficinas que hay en el municipio Plaza de la Revolución, donde recoges la Carta de Circulación que te da la posibilidad de andar en tu caballo por donde quieras. Pero todo esto se consigue solo a golpe de dinero-, manifestó el especialista.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Rations for Havana Residents June 6-11


Havana Times, June 9, 2014 | 

 

A neighborhood “bodega” store where Cubans purchase their rationed products.  Photo: Juan Suarez

HAVANA TIMES – We present the list of protein products that Havana residents can buy with their ration booklets in their local bodega stores during the week of June 6-11.

The products are distributed by monthly on a rotating basis in the 15 municipalities of the capital. Residents also receive a quota of rice and sugar plus a small amount of beans or peas, salt, coffee and matches.

CHICKEN (1 lb for all consumers and medical diets, except children in Regla who will instead receive a pound of ground beef): Conclude in Diez de Octubre; Distribute in Playa, Arroyo Naranjo and Regla.

FLAVORED HASH (½ pound per consumer): Conclude in Boyeros.

MORTADELLA (½ pound per consumer): Conclude in Centro Habana; Distribute in Old Havana and La Lisa.

GROUND BEEF (1 lb. children up to 13 years). Conclude San Miguel; Distribute in Cerro and Centro Habana.

EGGS (5 per consumer and medical diets as applicable): Distribute in Habana del Este, Diez de Octubre, Boyeros and Playa.

FISH (6 pounds of frozen fish with head and tail for medical diets and special diets for children from 0 to 18): Conclude in Habana del Este, San Miguel and Cotorro; Distribute in Boyeros, Centro Habana, Marianao and Regla.

Source: Empresa Provincial de Comercio La Habana

------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Cuba to set up biotechnology plants in more countries
Caribbean News Now, Published on June 9, 2014
HAVANA, Cuba (ACN) — Cuba’s Biopharmaceutical Laboratory Business Group (LABIOFAM) is working on the design, construction, assembly and launch of biotechnology plants in countries like Ethiopia and Tanzania, after doing so in Venezuela, China, Vietnam and Argentina, among other countries.
These efforts will be shown during the LABIOFAM 2014 International Congress, scheduled for September 22-25 at Havana’s Convention Center, Jose Antonio Fraga, LABIOFAM director, announced at a press conference last Thursday.
Attending the meeting will be entrepreneurs and health and agriculture ministers of several countries, representatives of international organizations and delegates of Spain, China, Russia, Rumania, Peru, Mexico, the United States, Bolivia and Chile, among other nations.
LABIOFAM develops a wide range of bio-pesticides, bio-stimulants and bio-fertilizer products for human, plant and animal use, with the purpose of preventing the harmful damage caused by chemicals.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Embargo y Totalitarismo
[09-06-2014 11:18:31]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor

(www.miscelaneasdecuba.net).- La influencia a favor de los derechos ciudadanos de los residentes en Cuba, si Estados Unidos levanta el Embargo al gobierno de la isla es muy discutible, por otra parte es prudente recordar que el embargo es parte del diferendo Washington y La Habana, y que este desaparecerá cuando los intereses de ambos gobiernos, no lo de sus pueblos, coincidan. El fin del embargo no implica necesariamente cambios a favor del derecho ciudadano, pero si un mayor enriquecimiento de la nomenclatura y el fortalecimiento de la represión, si el gobierno cubano accede a recursos económicos que nunca le han faltado, recordemos lo generoso de los subsidios soviéticos y venezolanos, por qué suponer qué los bienes y dineros de Estados Unidos harán la diferencia.


Con estas experiencias previas sería prudente que las organizaciones e individuos que están favor de la democracia en la isla y consideran que el cese del embargo mejoraría las condiciones de vida, quizás deban solicitar a Washington haga de Cuba su protectorado con la facultad de administrar la vida y bienes de sus ciudadanos.
El totalitarismo insular es agresivo, sectario y controlador por naturaleza. Sus ajustes del presente no corresponden a cambios del proyecto original, están motivados simplemente por razones de sobrevivencia.
En el año de la victoria revolucionaria se fundó la Seguridad del Estado, se inició la subversión en el continente, incluido Estados Unidos, y Fidel Castro anunció por televisión que militarizaría la sociedad.
En julio de 1960, Eisenhower, como consecuencia de las nacionalizaciones de numerosas propiedades de EEUU., decidió reducir la cuota azucarera cubana en 700.000 toneladas. Tres meses después, octubre, Eisenhower, impuso un embargo parcial a la isla y rompió relaciones diplomáticas en enero de 1961.
La sociedad civil organizada desapareció y la autonomía universitaria se extinguió. Se reafirmó la pena de muerte con la ley 923. La ley 988, 1961, hizo más expedita la aplicación de la pena máxima y abolió ciertos recursos judiciales, aún vigentes, en la precaria legalidad socialista.
En noviembre de 1960 fue intervenido el circuito radial y televisivo más importante del país, CMQ, otros medios como el Diario de La Marina había sido confiscado con anterioridad, y los que sobrevivieron cayeron antes del tercer año del triunfo de la insurrección. Se estableció en el país una censura sin paralelos en el hemisferio.
Un año antes de decretarse el embargo, Fidel Castro dictó la Ley de la Nacionalización de la Enseñanza para crear las bases de la ideologización de la educación. Promulgó el carácter socialista de la Revolución, suscribió con Moscú acuerdos para la compra de armas y determinó la expulsión de los sacerdotes extranjeros que oficiaban en el país. La represión a las prácticas religiosas se hizo sistemática.
El 10 de septiembre de 1961 una turba del régimen asesinó en una procesión religiosa al joven Arnaldo Socorro, que portaba un cuadro de la Caridad del Cobre. Seis meses antes del embargo, 17 de septiembre, ocurrió la mayor expulsión de sacerdotes y religiosos del hemisferio. En el vapor “Covadonga” fueron desterrados junto al obispo Monseñor Eduardo 
Boza Masvidal, otros 130 clérigos.
En marzo de 1962, el mes del embargo, el régimen instrumentó la libreta de abastecimiento. También en ese término se constituyeron las ORI, Organizaciones Revolucionarias Integradas, golpe mortal a un eventual pluralismo.
El presidente John F. Kennedy, aumentó las restricciones comerciales en febrero y marzo de 1962, estableciéndose lo que en la actualidad conocemos como el embargo comercial de Estados Unidos a Cuba.
Después de la Crisis de los Misiles de octubre de 1962, en febrero de 1963, Washington impuso restricciones en los viajes a Cuba, dictó regulaciones para el Control de los Recursos Cubanos y los bienes del estado cubano en Estados Unidos, fueron congelados.
Las limitaciones de viaje de estadounidenses a Cuba fueron suspendidas en marzo de 1979 por el presidente Jimmy Carter. Las restricciones para el gasto de dólares fueron también reducidas. En respuesta Cuba intervino en Angola y Etiopia. Posteriormente el presidente Ronald Reagan, 1982, reinstauró aspectos del embargo comercial que habían sido disminuido.
Una visión retrospectiva permite apreciar que las legislaciones y disposiciones del naciente régimen totalitario en detrimento de los ciudadanos de la isla, tuvieron lugar antes del Embargo, pedir el fin de este sin concesiones del castrismo, es ignorar el pasado.
El fin del embargo tal vez de un poco de color a las mejillas de los cubanos, pero no las libertades y derechos perdidos. Una realidad que trasciende los resultados o fracasos del embargo, es que Washington lo impuso después que el totalitarismo devoró la isla.

Apostar porque dictadura y embargo desaparecerán simultáneamente, es  jugar a la ruleta rusa con un revólver de seis cargas con cinco balas y olvidar que el hombre puede ser o no libre, sin que importe su cuenta bancaria.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------
El primer destinatario
Buenas intenciones y varios errores: la Carta Abierta de 40 personalidades a Barack Obama solicitando la flexibilización del embargo debió enviarse, primero, a Raúl Castro.

MANUEL CUESTA MORÚA | La Habana | Diario de Cuba, 9 Jun 2014 – 9:20 am.


La Carta Abierta al presidente Barack Obama firmada por 40 prominentes personalidades en los Estados Unidos desata y actualiza, una vez más, el debate sobre las relaciones Cuba-Estados Unidos. Su intención general es loable y la suscribo en su concepto de que el acercamiento entre países que se han autopercibido y actúan como enemigos es una buena apuesta para lograr cambios detrás de las fronteras del conflicto. Cuba y la armonía geoestratégica en el hemisferio occidental lo demandan.

En tal sentido la política no es una táctica, el movimiento en el tablero de determinadas piezas con el fin de lograr un fin estratégico, sino un desplazamiento en la visión de cómo reestructurar las relaciones entre dos países que se han entendido muy mal durante más de medio siglo. Aquí la estrategia se convierte de por sí en la táctica.


Pero percibo un error en el orden de los destinatarios. El primer receptor de una misiva de tal naturaleza debió ser el presidente designado Raúl Castro, no el presidente electo Barack Obama. Y por una razón que en la carta se esgrime: el Gobierno de Estados Unidos ya ha dado pasos en la dirección descrita y deseada por amplios sectores. La duración de estos cambios (seis años), su magnitud (una gama amplia de recursos, sectores y segmentos) y su profundidad (un espectro de personas que exceden los tradicionales vínculos familiares) habrían sido más que suficientes para que la sociedad civil hubiera salido ya de la zona económica de taxeo, en lo que a ayuda desde Estados Unidos se refiere, despegando hacia las primeras alturas donde el vuelo adquiere fuerza y estabilidad.
Si la sociedad civil, en lo que toca a la economía —en una concepción típicamente hegeliana de lo que también puede ser la sociedad civil? no cuenta con un tejido más o menos sólido, se debe a la idea restrictiva que de la economía civil tiene el Gobierno cubano. La precariedad de esta economía no se explica por la insuficiencia de recursos diversos provenientes del exterior, sino por la construcción deliberada de un modelo subdesarrollado de sociedad civil en el que las clases medias, el emprendimiento y la inversión no tienen espacios.
No cabe pensar entonces que los incipientes sectores económicos independientes en Cuba son débiles por falta de recursos. Lo son por la limitación conceptual de las reformas. De modo que lo necesario en Cuba es que el Gobierno acabe de hacer una profunda reforma en la zona de lo prohibido para que se haga la luz en economía.
De ahí nace el segundo error en las buenas intenciones. Y como dice el proverbio, el demonio está en los detalles. No hay sintonía entre el propósito y las herramientas que se proponen en la Carta Abierta con las condiciones reales en el terreno. Para ser receptor de importaciones, créditos y servicios; al mismo tiempo que emisor de exportaciones en Cuba se requiere una reforma, sea de hecho, sea legal, que permita al sector privado operar en el ámbito del comercio y el crédito internacionales. Las licencias que podría otorgar el Departamento del Tesoro no tienen alcance sobre la legislación cubana, ni compatibilidad con los cambios producidos; tampoco capacidad para producir vuelcos de mentalidad en el Consejo de Estado en Cuba.
Todo proceso político de reciprocidad exige una lógica interna que haga efectiva las acciones probables de una agenda política: solo después de eliminado en Cuba el permiso de salida, tiene sentido el otorgamiento de visas de entrada y salida a Estados Unidos por cinco años. Y el impacto políticamente potencial de esta medida no ha sido calibrado en su magnitud. Primero Cuba, luego Estados Unidos.
Averiguar por el no lugar del pequeño sector privado dentro de la Isla en la reciente Ley de Inversiones Extranjeras sería un buen dato para saber que se requiere una reforma que antes le confiera a aquel capacidad legal para endeudarse con bancos norteamericanos. No se trata de cantidad sino de cualidad. Y la cualidad del proceso está en La Habana, no en Washington.
Quienes apostamos por el soft landing necesitamos toda la finura posible en el diseño estratégico porque corremos el riesgo de ser acusados de cínicos. La apuesta no puede ser meramente retórica si queremos impedir la deflagración total de la agenda del diálogo y el acercamiento. Ya hubo una incursión fallida de la jerarquía católica cubana por las arenas de la política, que le agotó prematuramente su fuerza de interlocución, parece que también su credibilidad, frente a diferentes actores de la realidad cubana. Y de muchos que son serios en la arena internacional.
La lección es que si el menú de buenos propósitos no se corresponde con el análisis evidentemente objetivo de los hechos, es imposible obtener resultados estructurales y de mediano plazo como efecto de la aplicación real de las opciones propuestas. Quienes creemos en la apertura y el diálogo tenemos más exigencias que aquellos que confían en las opciones de acoso y derribo. Ante el fracaso estos pueden aducir que les falló la puntería. En el mismo escenario nosotros tendríamos que defendernos en tres terrenos: nuestra condición ética, nuestra cabeza política e intelectual y nuestra integridad psicológica. Unos desafíos que descarrían a las mejores mentes.
Los hechos en Cuba son brutalmente antieconómicos. El Gobierno acaba de enviar un mensaje en la frontera a los miles y miles de agentes económicos individuales que, provenientes en lo fundamental de Estados Unidos, sostienen la cadena alimenticia del sector privado, advirtiéndoles de que se les decomisarán los bienes que importen sin justificación filial. Un ciudadano está corriendo el peligro de ser incluso juzgado y condenado a tres años de privación de libertad por introducir en el país 150 memorias flash. Puede que no tenga 150 parientes en la Isla.
Y parece cada vez más evidente, en otra orientación del análisis, que la autonomía de los actores económicos no impacta necesariamente en el terreno de las libertades civiles. Más axiomático aún, que solo la combinación entre Estado de derecho y sociedad civil puede generar condiciones, garantías y confianza para el progreso de cualquier agenda económica. El punto de partida de cualquier crecimiento del bienestar económico está inicialmente en la sociedad civil, no directamente en la economía. Sociedad civil y Estado de derecho son las dos inversiones extraeconómicas que más potencian la economía de una nación: le proporcionan estabilidad en todos los plazos y acumulación sostenida de capital para la reinversión en el conocimiento y el desarrollo. Todos lo sabemos: solo son productivas las reglas del juego que son claras e iguales para todos.
La Carta tiene, no obstante y entre otras, una virtud que me gustaría ponderar. Identifica a los sectores que ciertamente le dan vitalidad económica a una nación, incluso en los mismos Estados Unidos: la pequeña y mediana empresas, que son la base medular de las clases medias. Ello desinfla la noción de un Estado incapaz de comprender las reales potencialidades y dimensiones de la economía cubana, que le ha dado por la pretensión de jugar con los grandes conglomerados económicos, con las maldecidas transnacionales, y que cree puede ofrecerle algo, de igual a igual, a un Warrent Buffet, a la Texaco o a la Halliburton.
De ser satisfecha tal pretensión supondría un golpe de autoridad y prestigio económicos que no se corresponde con el historial del Gobierno, y llevaría a fortalecer corporaciones y oligarquías nacionales sin justificación en las condiciones naturales y primarias de la economía cubana: la magnitud de los recursos petroleros, minerales, agrícolas, o de cualquier índole, no dan para fundar emporios naturales en la estructura socio-económica del país. Nuestros potentados son meros rentistas con afiladas herramientas de extracción, innecesarios para la fluidez de la economía. En Cuba ni los marqueses ni los monopolios promovieron la riqueza social.
Eso traduce una comprensión de nuestra realidad económica por parte de los promotores de la Carta que merece ser compartida con la elite de poder cubana. Las transnacionales no son imprescindibles para nuestra reconstrucción. Somos tan débiles que una sola empresa de escala puede acabar con un proyecto de país.

En otras palabras. No hay justificación económica —¿dónde está nuestro esquisto?— para prolongar una dictadura con capital norteamericano.


Una ironía si las hay. Lo que me provoca una última reflexión. A diferencia de otras regiones, ningún actor democrático cubano debería nublar la dimensión moral del cambio. Los reajustes del poder han generado en Cuba dos sectores duramente marginados: quienes han perseverado en la inventiva económica y quienes han insistido en las libertades políticas; en conexión tanto con el resto del mundo como específicamente con Estados Unidos. No habría en nuestro caso ninguna consistencia moral si la incorporación de la elite cubana a la realidad global no pasa simultáneamente por la incorporación de toda la sociedad, empezando real y simbólicamente por quienes fueron históricamente marginados. Y el Gobierno de la Isla insiste en exportar marginados económicos y marginados políticos. Ni Barack Obama ni ningún presidente norteamericano puede impedir estas derivas del fracaso.
Pero no podemos olvidar, en cualquier aproximación, que hay maneras no violentas de hipotecar el futuro. Una de ellas es reintroducir una fractura moral en el mismo espacio donde se introdujeron múltiples fracturas nacionales.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------






Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad