Teórico de primer añO



Descargar 82 Kb.
Fecha de conversión16.08.2018
Tamaño82 Kb.




TRES IDEOLOGÍAS: REPRESIVA, ADAPTATIVA y CREATIVA.

ALFREDO MOFFATT

13 / 11 / 00

Corregido por Graciela MARINA


Veremos el Ensueño Dirigido, y después seguiremos con otras técnicas. No es terapéutico sino pedagógico, y suelen aparecer las ansiedades del rol, como qué me pasa cuando alguien está deprimido, qué me pasa cuando voy a ayudarlo. Después vamos a ver algo de Psicodrama, que es algo creativo, y en el que podemos hacer cosas con distintas estructuras musicales que se van armando. Los grupos van a ir organizándose con distintos sentimientos y temas. Traje disfraces para que hagamos máscaras y nos disfracemos en un momento dado. Tengo todo el arsenal y lo podemos usar como nos parezca. Es conveniente que vengan todos, y la pregunta es ¿pueden venir todos o hay alguien que tiene problemas el domingo?. (Los alumnos levantan la mano) En general vienen todos ... eso es conveniente. Al que no puede venir después le contamos. El domingo es un día ideal porque el sábado estoy en otro instituto .

Hay mucho laburo para el psicólogo social salido de nuestra Escuela en el tema de minoridad. Los chicos son los que hacen más lío, por lo tanto hay más recursos. Y los pobres pibes están hechos mierda porque no tienen laburo, se vuelven locos, hay mucha droga. Respecto a la droga damos clases Segundo y Tercero. Acá tenemos personas que están en la especialidad de drogadicción, que también es otro campo laboral posible.

Sería el domingo desde las once aproximadamente, una cosa cómoda para no madrugar el domingo, y le pegamos hasta la una. Comemos tranquilos y estamos desde las dos hasta las cinco de la tarde. Vamos a estar Primero y Segundo años juntos, así se conocen. Tercero no lo podemos integrar porque están ya en el tema de observación, pero después sí se integran. Tal vez hagamos algo con disfraces y música.

Es muy divertido para ablandar; según como viene la mano,y según como están ustedes, esa técnica sirve mucho en los institutos, así como las técnicas con títeres. Si llego a armar el Bancapibes de La Matanza ¿se acuerdan que estamos con eso?, lo voy a organizar como un centro cultural. Como es en La Matanza se puede llamar El Matadero.

Se podría llamar Centro Cultural La Matanza o El Genocidio....qué horror que un partido se llame La Matanza en estos momentos... Se va a llamar Centro Cultural de los Chicos de la Calle. Vamos a hacer una murga, porque es muy interesante ya que los pibes entran enseguida y está a un pasito del Psicodrama, del Teatro y de formar la hermandad, el equipo, porque los pibes se juntan para ensayar... Después pueden salir para los barrios, para los partidos de fútbol. Armaría una murga de 100 o 200 pibes, los que vengan. Hay ciertos recursos de la Provincia para comprar cosas..

No falten al Ensueño Dirigido, porque es una experiencia interesante. ¿Alguno tiene miedo de hacerlo?.

Es sencillo, no hay una gran movilización. Es un momento de juego, aprendemos a hacer jugar a la gente. Si hacés jugar a los chicos no se drogan porque hay vida. En un tiempo en la Escuela teníamos una murga.

La clase de hoy estaba proyectada como una visión sobre las distintas ideologías o maneras de hacer la ayuda psicológica, como para que tengan un panorama y puedan encuadrar esto que hacemos nosotros en otras técnicas.

Nuestras técnicas están insertas en las humanísticas, que se contraponen a las de psicofármacos, donde no hay un diálogo que rescate la historia de la persona, sus angustias profundas, y su subjetividad, sino que trabaja más bien bajándole el nivel de ansiedad por el embobamiento. Las drogas, en general, como los antipsicóticos, lo que hacen es bajar el nivel de excitación pero no promueven un sentido de vida.

Todas las técnicas nuestras se llaman existenciales, historicistas, donde la persona es una historia, un sentido. Son más filosóficas, humanistas, y se contraponen a las otras. Hay técnicas brutales represivas que se usan en los manicomios. Ustedes saben que frente a la excitación del paciente lo que hacen es aplicar la restricción física: el uso del chaleco que se hace con las sábanas para atarlos y el uso de fármacos a impregnación, en los que la persona queda babeando y se le genera mucha inquietud. La sensación que cuentan los pacientes es como de que les hubieran dado yeso para comer y sienten como que están enyesados por dentro. Se llama chaleco químico, es muy desagradable y es una terapia que quita lo que se llama los trastornos visibles donde la persona no habla más ni se queja, pero queda muy contraída.

De todas maneras hay psicofármacos que dados en dosis normales son eficaces en crisis muy graves y agudas para bajar el nivel de excitación, pero en los manicomios se usan - también en Inglaterra y España - como chaleco químico, o sea en dosis muy grandes para que la persona no joda más. A esas terapias las llamamos represivas. Son técnicas de represión de síntomas donde se reprime y listo. Antes era más espantoso, porque se aplicaba electroshock, cosa que se hace aún en algunas clínicas. Es hacer pasar corriente por el cerebro produciendo convulsiones muy fuertes, con pérdida de conciencia y la persona tiene vivencia de muerte. Se cree que eso cura, aunque no hay ninguna evidencia científica. Han observado que al hacer eso, el paciente baja la excitación porque el doctor Charletti, un psiquiatra italiano, vio que cuando llevaban los chanchos a matar los cuidadores usaban unas picanas eléctricas que al ser puestas en el cerdo no gritaba más. Con ese razonamiento de psiquiatra represivo dijo: 'Si un cerdo no grita más, hagámosle lo mismo a un humano'.

Desgraciadamente Pichón fue como Sarmiento, que trajo lo bueno y lo malo. Pichon hizo el primer electroshock acá en el país pero lo hizo con anestesia, y como un experimento muy breve, para probar en el Hospicio, y después dejó de hacerlo. En la época que yo trabajaba era feroz y se hacía de desayuno, ponían los pacientes en fila y plin plin plin, con dos electrodos ... era terrible de ver...

Es una agresión al psiquismo y no tiene ninguna justificación científica. Hay psicoanalistas que lo han justificado con una teoría muy extraña diciendo que, dentro de la concepción psicoanalítica, hay algo que se llama el superyo sádico que es el que se agrede a sí mismo. Dicen que el electroshock es como una vivencia de autocastigo en las melancolías por el sentimiento de culpa que tiene el melancólico, como que esa agresión tranquiliza y satisface al superyo sádico. Era una cosa para poder justificar en las clínicas cuando el paciente psicoanalítico se volvía loco y lo mandaban a hacer un maquinazo. Ahí hay un caso de una justificación seudo-científica e ideológica. Pichon estaba en total desacuerdo después. Él trajo el electroshock, el psicoanálisis y a Lacan. Los primeros textos de Lacan, Pichon se los dio a Oscar Massotta que era del grupo nuestro y Massotta empezó a enseñar los primeros cursos de psicoanálisis, luego Germán García. Increíbles estos personajes como Pichon que son tan fecundos...

Hay otra terapia que es más agresiva, son técnicas que se llaman psicoterapéuticas, como la lobotomía. Consiste en introducir un electrodo cortante en el cerebro para cortar ciertas conexiones - no se cuáles son porque es de neurología - con lo cual se dice que baja la agresividad del paciente. En la película 'Atrapado sin Salida' que muchos de ustedes la deben haber visto, hay momentos donde se usan fármacos, y después se hace una lobotomía. En realidad está exagerado, la persona no queda como quedó el protagonista en estado de coma sino que camina - lo he visto en el Hospicio en el tiempo de antes - queda como si fuera un débil mental. Es una barbarie, porque no hay ninguna justificación científica ... no han descubierto que en realidad ese nervio es el de la agresividad sino que cualquier agresión intimida a la persona.

Compré un libro en España de Krepelin que es un psiquiatra que trae todos los procedimientos del siglo pasado y cuenta que muchos de ellos eran con agua helada. El paciente era puesto en un lugar donde le iban echando baldes de agua helada. Según la enfermedad tantos baldazos. Decían que ese shock de agua fría le hacía recobrar y le organizaba la desorganización mental; es una crueldad histórica con los locos. Antes se los tiraba en un pozo con víboras. Hay una película que se llama 'El pozo de las víboras' porque se decía que la impresión era tan grande que tenía que volverlos a la realidad. Decían: Si a un sano lo meten en un pozo con víboras se vuelve loco...entonces el loco vuelve a la realidad. Es un razonamiento increíble, hay una larga historia. Hay otro que era un torno que daba vueltas - tengo el dibujo, todo de madera - muy rápido y entonces producía unos mareos, unas náuseas terribles y con eso se decía que el cerebro ... son todas agresiones. Esta historia negra de la psiquiatría tuvo mucha oposición en la época que yo estaba en Estados Unidos en la época hippie y surgió la anti-psiquiatría, que incluía técnicas humanísticas. A un loco se le dejaba que el delirio saliera para que se entendiera. Ustedes saben que un delirio alguna vez fue verdad y es protector.

Les habré contado ya alguna vez el caso de Tommy Moffatt, primo mío por la familia inglesa El tenía un delirio donde él estaba muy angustiado porque habían secuestrado a Pato Donald. ¿Y por qué era eso?. Cuando él era chico, tenía un tío que era un sádico y lo golpeaba muy cruelmente; lo ponía desnudo sobre la cama y le pegaba. Es un método inglés. Hay cosas locas en los colegios ingleses. Le pegaba en los genitales y en todos lados, aun por faltas menores, para que saliera derecho. Y además, realmente, el pobre pibe tuvo una infancia que justificó que a los veinte años hiciera un brote. Cuando hizo el brote volvió a ese tema ... Decía que era amigo de Batman. Después me acordé, y mis tías me lo confirmaron, porque yo soy dos años más grande que él, que cuando Tommy estaba muy angustiado, se iba a un cuartito a leer historietas en inglés de Pato Donald, el Ratón Mickey y Batman. Leía eso y ese era un mundo que lo protegía, era como un mundo maravilloso de seres omnipotentes que lo protegían. Cuando se le rompió la cabeza, volvió a ese mundo y como creía que al Pato Donald lo habían secuestrado tenía mucho miedo que lo secuestraran a él. Porque todo delirio alguna vez fue verdad. Hay un método en psiquiatría muy humanista que es meterse en el delirio y tratar de entender por qué cree en eso. No hay que decirle “¿Vos creés que al Pato Donald lo secuestraron? Bueno, te vamos a hacer tantos electroshock y te vamos a dar tantos fármacos que te vas a olvidar del Pato Donald”. Eso es una barbarie. En gran parte hoy en día con los Derechos Humanos eso se impide, pero en realidad, la droga se receta

.A los viejitos de PAMI, como el médico tiene que atender a 40 en 2 horas - me lo contó un médico - ya hasta tiene preparada la receta firmada. Los drogan a los viejos. ¿El viejito qué quiere hacer cuando está angustiado?. Quiere hablar de la época de Perón, que lo escuchen ... por ahí el médico no tiene tiempo, pero si se organizara un grupo donde los viejitos pudieran recordar y conversar entre ellos, no haría falta drogarlos. Yo he organizado, en geriátricos, algo muy sencillo y muy hermoso: les llevaba revistas viejas, que encontraba, como Mundo Argentino, Rico Tipo, Leoplán…, de aquellas épocas, y los viejitos, hombres y mujeres, se ponían todos en una mesa y al leer eso empezaban a rememorar, empezaban a reconstruir su historia. La terapia era encontrarse con su historia, y después, mucha torta de dulce de leche y crema, porque la oralidad no se pierde. Muchas cosas como la genitalidad se van con la vejez. Pero ... ¿vieron qué golosos son los viejos?. Es el único placer que tienen, pobrecitos... yo les traía unas tortas con dulce de leche y crema ... las comían y tomaban mate. Ya está... ahí se olvidaban de angustiarse (cada vez me está gustando más la torta de crema y dulce de leche…) Estas son técnicas humanizadas.

Mi primo Tommy le tenía terror a los psiquiatras pero con Pichon se hicieron amigos. Pichon lo agarró, le habló del Pato Donald, le decía "Sí... porque el Pato Donald..." y. después le preguntaba por qué lo habían secuestrado al pobre pato. Entonces esto de respetar la historia de una persona y preguntarle "Flaco, ¿qué te pasó para que llegaras a esto?" es reencontrarlo con él mismo, con lo que tiene de humano: tiene su historia y sus esperanzas, no tiene otra cosa. La locura es algo que ocurre cuando se pierde la historia y las esperanzas, no sabe quién es ni adónde va. Las terapias nuestras son de estas.

¿Qué terapias hay que tampoco no son ni represivas ni humanistas?. Son las conductistas, que son sintomáticas. Uno tiene miedo a tal cosa entonces le trabajan ese síntoma.

En el conductismo, una forma básica es la que se llama desensibilización sintomática donde, si alguien tiene miedo a algo se lo va acostumbrando despacio a que se acerque a eso. No se averigua qué le pasó en la vida; si tiene miedo a las arañas, por ejemplo, un caso típico, primero le ponen la araña lejos y si se asusta un poco, se suspende por un momento la exposición a la araña. Después se la acercan hasta que al final acepta acercarse a una araña.

De esta manera, el síntoma, si es muy agudo, emigra hacia a otras zonas del yo, y empieza a tener las cucarachas a la noche o hace una úlcera. Este método no resuelve el problema profundo pero es efectivo momentáneamente. Allá en Estados Unidos, lo que constaté , es que es sintomático. Si un colectivero tiene una fobia a manejar, le trabajan eso para que vuelva al laburo porque las terapias las paga el servicio social de la empresa. Entonces lo vuelven otra vez, sigue con el conflicto sin resolver que aparecía como esa fobia.

También hay otra cosa que es la inundación emocional, que consiste, cuando alguien tiene miedo a algo, en hacerle vivir esa situación al máximo para que invierta su perspectiva del problema. En buen criollo, en lenguaje popular, se dice “lo curaron de espanto”. Por ejemplo, si tiene una fobia social o miedo de hacer un papelón, lo llevan a un lugar y le provocan un papelón total. Entonces, cuando la persona ya enfrentó eso, el paciente supone que nada peor le puede pasar, lo cual no deja de tener cierta racionalidad, pero le quitan ese problema pero no el suyo profundo que es no encontrar el sentido de su vida , que es lo único que te da fuerzas para sentir que la vida es una aventura interesante.

Después están las terapias adaptativas que te dicen "Vos tenés que hacer tal cosa", mientras se levantaba el dedo, que ahora, con los jóvenes, son absolutamente imposibles de aplicar. Andá a decirle a un adolescente : "Vos tenés que..." Apenas levantás el dedo te dicen: "Ese dedo te lo metés en..."

Después están las terapias nuestras, tipo Bancadero, que son grupales. Allí la gente dialoga sus problemas y cada uno lo comprende al otro y además de curarse se va socializando. La enfermedad tiene que ver con que uno quedó solo, con no tener quién lo banque.

Después están las terapias psicodramáticas, que emplean el teatro como técnica. Está al servicio de una obra de teatro que se llama "Mi Vida".

Perciban que las terapias básicamente son represivas, luego están las adaptativas y después las que llamaba Pichon elaborativas o realizativas, de realización. Primero ponemos las más comunes; desgraciadamente, en los hospitales psiquiátricos, se usa la represiva. Primero, la lobotomía que es una agresión quirúrgica donde le abren la cabeza y le cortan, entonces la persona queda con un déficit de reacción. Luego, el electroshock, que es aplicarle corriente y después los fármacos a impregnación que se hace con dosis muy grandes y la persona queda babeando. Yo no sé si lo habrán visto alguna vez: queda muy inquieta, y tiene movimientos parkinsonianos por el exceso de psicofármacos. Esto va acompañado también de restricción física, encierro en manicomios, etc. Todo aquello contra lo cual peleamos en Cooperanza. Especialmente tiene que ver con los hospicios y ,desgraciadamente, también con algunos Institutos de Menores; tienen que ver con el encierro y la no tarea, el ocio. El ocio parece algo agradable incluso..., pero el no hacer nada por obligación podríamos llamarlo hastío. Es como vivir en un mundo paralizado ...porque si no hay trabajo y no hay amor, no transcurre el tiempo. Eso es lo que pasa en los patios del Hospicio, lo que se ve en las películas donde muestran a los locos dando vueltas, sin destino. La queja es parte del delirio, y, si el enfermo cuestiona al psiquiatra, se dice que está empeorando, entonces hay que darle más medicación y la estigmatización cuando lo definen como esquizofrénico. Entonces, eso produce, como cualquier estigmatización, el encierro en eso que se le dice que es . Si a un chico se le dice todo el tiempo, en una familia: "Vos sos tonto, sos tonto", al final termina cumpliendo ese mandato y no aprende y él mismo después dice: "No, a mí no me entra nada en la cabeza". Si al mismo chico le decís: "¡Qué bien, cómo aprendés!" y lo estimulás, emppieza a aprender.

La terapia represiva equivale a decirle al enfermo "te portás distinto o te abrimos la cabeza de un garrotazo". La otra es "Yo sé que vos vas a entender y te vas a portar bien...", siempre refiriéndonos a lo que nosotros decimos. Es el estilo inglés "Sorry, excuse me..." pero cada uno entra...y no hay posibilidades de creatividad. ¿Vieron la película The Wall?. La pedagogía inglesa es eso y uno es un ladrillo en la pared. No es que les pegan a los chicos, sino que todos van: tan tan tan ta tan, es impresionante cómo denuncian en esa película ... van todos por el mismo camino.

Es lo que hace el sistema con todas las escuelas, yo cuando iba al secundario tocaba un timbre y quedaban todos congelados, otro y te ponías así, hablabas y había diez amonestaciones por hablar ... ¿se acuerdan?. Eso es algo necesario porque lleva a que vos seas una especie de ente manejable desde afuera. Así te preparan para ser manejable por la empresa, por la escuela, como votante (tenés que votar a este o a aquel...) Esto sucede en los grandes imperialismos; en Estados Unidos también, allí todos hacen caso, sacando a los negros que ,a veces, queman todo. En Londres es el colmo como todos hacen caso. Y eso lleva a un mundo muy aburrido.

Este es el método adaptativo, y van a ver que todas las terapias pueden acercarse a eso, Se llaman adaptativas porque buscan la adaptación al sistema, a "yo sé que vos vas a entender que tenés que tener un trabajo, casarte, ir al cine el sábado y después cumplir con tu obligación sexual al regresar del cine, y comer los ravioles el domingo...". Las religiones, por ejemplo, son siempre adaptativas. Tenés que ir a misa, tenés que hacer esto y lo otro, no podés hacer aquello, la sexualidad, las costumbres ... en los pueblos se vive así. Cuando vas a un pueblo ves que todos hacen lo mismo, lo cual los tranquiliza.

Hace un tiempo, me contó una psicopedagoga..."¿te acordás que antes mandaban al gabinete al chico que se portaba mal?. Ahora mandan al que se porta bien" Ese es el inadaptado, porque los demás hacen un quilombo... Al que se porta bien lo verduguean. "¿Porqué te portás bien? ¿No te das cuenta que no te adaptás?. Sos el oreja..."

También está lo que se llama la sobreadaptación como patología, que es la esclavitud, la anulación. Está bien adaptarse, pero creativamente, como decía Pichon. Sobreadaptado es el chico diez en todo, que, cuando a los 40 se da cuenta que no hizo nunca nada desde él, hace un desastre. Es la prolijidad extrema.

El humano tiene necesidad de la creatividad, que siempre es transgresión. Si Picasso o Van Gogh le hubieran hecho caso al mandato de las academias hubieran pintado todo como Jean Ingres que era esa pintura tan prolija... Uno agarró y pintó la oreja en el culo, ¿viste que Picasso es un absurdo? Y el otro pintaba así (gestos)... los girasoles, las cosas y crearon otra visión que expresaba más la Guerra Mundial y su brutalidad, la locura de la sociedad con esa cosa destrozada...como el 'Guernica'. La pintura de Picasso nunca hubiera podido ser pintado por Ingres, que era uno de la Academia.

Guernica fue un hecho loco y brutal: la destrucción de todo un pueblo de España cuando fue bombardeado, fue el primer genocidio del siglo XX. Los stuka alemanes mataron en Guernica a muchísima gente y Picasso pintó un cuadro desgarrador que hablaba de eso.

Lo adaptativo es conveniente, pero mejores son las terapias que acompañan la creatividad, y a las que Pichon llamaba elaborativas o realizativas. Buscan la realización de la persona, que cumpla su destino más profundo. Si quiere ser travesti ayudarlo a que sea el mejor de Argentina, no contradecirlo. El tema es trabajar con la creatividad de cada uno para que cumpla su destino existencial y que la persona pueda decir: "Yo me realicé e hice lo que yo deseaba en la vida". Es un placer y una realización, tiene un sentimiento de creatividad. Son las realizativas, las creativas, y acá metés todo lo que es arteterapia, que es la expresión. Es lo que yo quiero hacer con los chicos de la calle. Hago una murga y seguro que se va a llamar 'Murga de Los Rotosos' ... por ahí es 'De los Pícaros'. El nombre de las murgas no es algo elegante.

Alumna: Hay una que se lama 'Los herederos de la locura'.

Alfredo: 'Los Chiflados de Chivilcoy'. Es muy interesante porque dan rienda suelta a lo más humano que son los sueños y la creatividad, los cambios. El sexo es algo muy loco, muy primitivo, y además el humano tiene que enfrentar la muerte que es algo absurdo. El absurdo es parte de la vida, por eso el arte expresa el absurdo. Para clase popular se recomienda la murga o arteterapia, también las terapias existenciales que vienen de la filosofía existencial donde el ser humano es alguien que cumple una historia elegida por él. Hay circunstancias: cada uno tiene un sexo, una ubicación, un lugar, unos padres, un oficio y unos accidentes que le pasaron, pero también uno tiene la libertad de interpretar eso y hacer algo valioso con lo que le pasó. Ese costado de libertad que tiene el ser humano hizo que a veces transformara en arte un campo de concentración. Me acuerdo de gente que estuvo prisionera en los chupaderos (Galeano lo cuenta) que tenían que hacer teatro con gestos porque no podían hablar. Hacían una obra de teatro en silencio. Aún en situaciones tan difíciles se puede crear. A mí, mi vieja me dio eso; ella tuvo una parálisis, una artritis reumatoide que la llevó de ser una persona sana, a estar deforme en una silla de ruedas, y sin embargo tenía esa polenta alemana de colonización,, e igual me pudo criar a mí, al estilo alemán. Tenía una cantidad de maderitas y rueditas, hacía la comida, yo no sé cómo hacía ... Los alemanes son terribles ... no se dejan vencer... , y a mí me dio eso tan importante con lo que pude hacer el Bancadero, que es una obra de creatividad. Era el último año de la Dictadura cuando estaba Bignone, ya aflojaba el Proceso porque habían perdido las Malvinas. La gente estaba muy loca y no había centros de salud. Yo, con un grupo grande de gente que tenía en una escuela que se llamaba Escuela de Terapia de Crisis, dije: "Vamos a hacer un Centro de Salud Mental'. Qué bien ... ¿Tenés guita?. No, no tengo. ¿Tenés profesionales?. No, no los tengo. Ah... tenés permiso municipal ... No, no tengo permiso municipal... No sé qué hicimos...Había una casa vieja que la alquilamos por 40 pesos. Más bien querían alquilarla para que no la invadieran. ¿Cómo la vamos a arreglar?. Con los pacientes. ¿De dónde vamos a sacar el material?. Cada uno va a traer un ladrillo, un poco de cemento ...¿Se acuerdan de la angustia que había después de la Guerra de Malvinas?. También empezaba la esperanza de que esa pesadilla se terminara.



Salió, por esos días, un artículo de dos páginas en la revista de Clarín, de María Ester Gilio, que ya me conocía de antes. Me hizo una entrevista entusiasta sobre el Bancadero que salió un domingo. Al día siguiente, o sea el día lunes vinieron 80 personas que querían la terapia de la que se hablaba allí. Yo les dije: "Entren... vamos a arreglarla". El país estaba hecho mierda y eso era una metáfora del país por arreglar. No había agua, ni gas ...nada, conseguían pedazos de caño de plomo y uno de los vecinos que se enganchó soldaba. Íbamos soldando y decíamos: 'Ya el agua llegó a la segunda pieza'. Tenía 15 habitaciones. También así pusimos la electricidad: 'Conseguimos un cacho de cable'...'Ya tenemos electricidad en la tercera habitación'. Traían el cemento, el piso, pintaban, lo hacía el mismo grupo. Hacían una parte de terapia trabajando y la otra parte charlando sobre qué habían sentido cuando arreglaban la casa. Los neuróticos creían que no podían mover un ladrillo, y al ver que podían hacerlo decían: '¡Nosotros hicimos esto! Arreglamos ... ¡qué bárbaro!'. Había un nivel de restitución terapéutica muy grande y con eso, con mucha gente, arreglamos toda la casa y la casa quedó... vos la hubieras visto después, quedó bárbara, con pedazos de alfombra encontrados y regalados,y como al principio no teníamos almohadones, conseguíamos colchones de esos que se tiran y los cortábamos a lo largo; luego cada uno traía alguna tela para cubrirlos. Son esas cosas que se hacen entre todos, con entusiasmo comunitario, con un sentimiento de triunfo. Lo que ocurrió es que cuando terminamos de arreglar la casa y hacíamos sólo terapia, el rendimiento terapéutico era menor. Decíamos: 'Destruyamos de nuevo la casa' porque haciendo la gente tenía más entusiasmo. Hacíamos unos bailes! ... unas murgas para carnaval! ... Los carnavales del Bancadero eran famosísimos: venían 300 personas - tenía dos patios enormes - y bailaban. ¿Qué era? Una terapia de la creatividad. Y la gente se curaba porque podía hacer cosas y expresarse. El carnaval se transformaba en Psicodrama, y las fiestas también... porque cada uno se disfrazaba de una fantasía. En uno de los carnavales me disfracé de Maharajá con todo y Patricia se disfrazó de Caperucita Roja. Hubo mucho amor, un montón de parejas se formaron en el Bancadero ... ¿Se acuerdan la época del teatro abierto?. Fue una época muy linda, había una alegría que curaba. Pasaron hasta ahora 30.000 personas pagando casi nada porque tenían que pagar un cachito para el teléfono y todo los terapeutas hasta ahora no cobraron un peso. Quiere decir que hay posibilidades solidarias. Cobraban en formación, teníamos los mejores terapeutas de Buenos Aires como Tato Pavlosky, Ulloa, Keselman ...Pichon había muerto, todos hacían supervisiones gratis. Era solidario y los terapeutas le agarraban la mano con los pacientes y se permitía después de terminar el tratamiento de 9 meses seguir con el terapeuta afuera. Nosotros le dábamos 9 meses que era el sandwich terapéutico, el tentempié, en ese tiempo lo sacábamos del pozo. Luego tenía que dar lugar a otros.

La que es ahora Subdirectora del Menor y la Familia de Nación es del Bancadero. Fabio Lacolla es del Bancadero y de ahí también salió la Cooperanza; Mercedes también trabajó allí. Fue un lugar de mucha creatividad técnica y nos curamos todos. Yo mirá cómo estoy ... hablo perfectamente con Uds., me entiendo, salgo a la calle ... estoy bastante bien... (risas)

Cuando llegué al Bancadero no saben cómo estaba... hecho mierda por el Proceso, estábamos todos así... Todavía me dura la polenta hasta ahora, todavía estoy... Yo le hablaba a la gente que estaba muy desanimada. 'No se puede hacer nada' decían, y yo decía 'Sí, se puede hacer'.

Les vendí lo que decía Pichón 'que la muerte está tan lejos como grande sea tu proyecto'. Si tengo un proyecto esperanzado y grande la muerte se aleja. Con un proyecto chiquitito la muerte está ahí.



Seguimos: Terapia existencial, es arteterapia, Psicodrama, Ensueño Dirigido, es todo el rescate de la historia de una persona. Porque ... ¿qué más somos que nuestra historia?. Vos sos todo lo que te pasó más lo que querés que te pase. Y esto tiene relación con lo que pasó. ¿De dónde saca uno los deseos?. De los agujeros. El que no tuvo ningún agujero no puede desear. Son buenos los agujeros. Es bueno tener frustraciones porque de ahí sacás el deseo. Los chicos que se comieron todas las tortas y todas las cosas no saben qué hacer. Es buena la privación porque de ahí sale el deseo ...aunque la privación exagerada es mala porque no podemos configurar ningún deseo. A los hijos hay que darles algo sí y algo no. Las viejas le decían a las pibas antes: 'Nena, hacelo desear y así lo enganchás'. El deseo nos mueve a todos. Hay gente como algunos adolescentes ricos que se comieron toda la zanahoria. ¿Viste la zanahoria colgada adelante del burro?. Cada uno tiene una zanahoria colgada y cada tanto se la come y tiene que poner otra cosa. La zanahoria es el deseo, ustedes están acá porque desean algo que se llama diploma y entrenamiento para trabajar, de lo contrario no se justificaría. Yo estoy acá porque creo que ustedes van a hacer cosas y eso me realiza a mí. Si te comés toda la zanahoria y no ponés otra ahí aparece la droga, eso se ve en los chicos ricos y en los chicos pobres porque no tuvieron ninguna y los otros se la comieron toda. Es el tema del deseo, del proyecto.

Entonces se puede usar el Ensueño Dirigido y todo esto ... especialmente las técnicas de regresión que te hacen encontrar con tu historia donde vos sos vos. En cambio acá, en la adaptativa sos lo que te dicen que sos, tenés que ser prolijo, trabajador, ahorrativo, ser virgen, obedecer al sistema ... ser trabajador para el jefe...cumplir horarios... lo cual no es tan malo pero si sólo es eso, es pobre. Por eso en Londres yo sentía esa sensación de aburrimiento. No hay transgresión, ni deseo, ni picardía, no hay sexualidad ni muerte. El Imperio es eterno. Es la sensación que te dan esas moles antiquísimas bien conservadas. Las cosas muy modernas que hay te dan la sensación de 'esto sigue'. En España y en Andalucía...bueno, los andaluces son pícaros, sentís ahí el poder de la expectativa ¿qué es la vida?. ¿Qué pasará?... Vivir con cierta seguridad pero con un condimento de incertidumbre, lo que nos mantiene atentos a la vida; esto es como ponerle sal a la comida. Fijate la mezcla que es la vida: Seguridad con una inquietud. Si es todo seguro, te aburrís, si es todo inseguro, te enfermás.


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad