Teoria conductista autores representativos



Descargar 20.03 Kb.
Fecha de conversión26.03.2018
Tamaño20.03 Kb.
Vistas140
Descargas0

PSICOLOGIA DE LA PERSONALIDAD

GUIA DE EJERCICIOS DE APLICACIÓN

TEORIA CONDUCTISTA

AUTORES REPRESENTATIVOS:

  1. THORDIKE

  2. PAVLOV

  3. WATSON

  4. HOLL

  5. SKINNER

EN LOS CASOS QUE SE PRESENTAN A CONTINUACIÓN IDENTIFIQUE LA TEORÍA INVOLUCRADA Y SUS COMPONENTES:

  1. Un niño no sentía nada en particular con los ratones, pero luego le ocurrieron algunas situaciones significativas para él. La primera es que su mamá le conto que a un primo de ello (que vivía en el campo), cuando era recién nacido, fue atacado por ratones y le comieron la nariz. La segunda es que leyó un libro donde los ratones se comían viva a una persona. Finalmente vio una película donde los ratones salían de todas partes y atacaban a la gente. Después de todo esto, el niño sentía pavor frente a los ratones, incluso frente a una foto de éstos.



  1. Un joven sale de su casa y es atacado por un perro, a partir de lo cual, cada vez que ve un perro siente miedo.



  1. Un joven es sometido a burlas y desprecio cada vez que habla delante de sus compañeros, al principio no le importaba, pero con el tiempo dejo de hablar en la clase por miedo a las burlas.



  1. Refiérase al proceso conductista ocurrido en la naranja mecánica. No olvide identificar la teoría, autor y mecanismos de la teoría que están involucrados.



  1. Señale y explique al menos dos ejemplos donde se aplique el conductismo pavloviano.



  1. Una joven asiste al psicólogo y refiere sentir un miedo incontrolable cuando se está bañando y no puede tocar el fondo con los pies. Buscando en su pasado el padre nos cuenta que cuando tenía 6 meses la estaba bañando en la tina se les cayó de las manos hundiéndose en el agua, por lo cual trago agua y se asustó mucho.



  1. Una persona decide solicitar ayuda psicológica debido al gran malestar que le supone acudir a centros hospitalarios, siendo ella quien tenga que ser intervenida o cualquier otra persona. Refiere tener miedo a todo lo relacionado con este ámbito y enfermedades, heridas y/o cicatrices, llegando incluso a producirle mareos, náuseas y desmayos de forma recurrente. Siempre ha intentado evitar estas situaciones y cualquier prueba médica, pero cuando no es posible evadirlas, pasa varios días muy preocupada, pensando en ello de forma constante. En las ocasiones en que logra acudir a la consulta médica suele marearse y/o perder el conocimiento, mientras permanece sentada en la sala de espera, otras veces durante la consulta (aunque estas en menor grado) y otras al acabarlas.

MOTIVO DE APARICION DEL PROBLEMA Y SU EVOLUCION


En cuanto al inicio del problema, la paciente afirma que apareció tardíamente ya que en su infancia define su miedo como normal para esa edad, pero a partir de los 9 años y tras vivir una experiencia traumática en las urgencias de un centro hospitalario, se agravó su miedo. Desde entonces su nivel de ansiedad lo considera como incontrolable, aunque intenta disminuirlo introduciendo pensamientos positivos a cerca de la situación, pero esto no le ayuda a eliminar el malestar. No siente que haya evolucionado con el tiempo ni a mejor, ni a peor. La última vez que acudió a un centro médico fue para realizarse un análisis de sangre (1 mes antes de acudir a consulta), y ella describió su reacción como la de una “niña pequeña”, ya que lloraba desconsoladamente, ponía todo tipo de escusas para no acudir a la cita, pero aun así acudió a la extracción pero en la sala de espera se mareó y se colocó en su posición de defensa (tumbada con las piernas hacia arriba) y refiere que sintió mejoría y fue capaz de realizarse la extracción. Esta última circunstancia fue la que le llevó a solicitar ayuda para superar su fobia.


  1. La drogadicción es una enfermedad compleja que se caracteriza por el deseo, la búsqueda y el consumo compulsivos, y en ocasiones incontrolables, de la droga que persisten a pesar de las consecuencias adversas y graves que resultan. Si bien el camino a la drogadicción comienza con el acto voluntario de tomar las drogas, con el tiempo queda comprometida la habilidad de la persona para poder decidir no consumir drogas, y la búsqueda y el consumo de la droga se vuelven compulsivos. Esta conducta es en gran parte el resultado de los efectos de la exposición prolongada de la función cerebral a la droga. La adicción es una enfermedad del cerebro que afecta múltiples circuitos cerebrales, entre ellos los relacionados con la gratificación y la motivación, el aprendizaje y la memoria, y el control de las inhibiciones sobre el comportamiento.

En referencia a la teoría pavloviana idee un tratamiento para esta adicción.




  1. La terapia de aversión es un tipo de tratamiento psiquiátrico o psicológico que consiste en exponer al paciente a un estímulo al mismo tiempo que se le hace experimentar alguna forma de sensación desagradable. Con ello se intenta condicionar al paciente para asociar el estímulo con la sensación desagradable y así terminar con un comportamiento indeseado. Las sensaciones desagradables utilizadas son diversas, como aplicar sustancias de sabor desagradable en las uñas (para terminar con la costumbre de morderlas), sustancias eméticas en combinación con el alcohol (para evitar su consumo) o la aplicación de electro-choques de distintas intensidades.

Identifique los componentes del conductismo clásico en este tratamiento y explique la viabilidad para su uso en otras adicciones.



  1. Un niño aprende a limpiar su dormitorio después de haber sido recompensado con el tiempo de televisión, cada vez que se limpia.

  2. Después de golpear a un compañero de clase, el niño se hace  sentarse por separado y no se permite hablar con él.

  3. Una persona que decide tomar una ruta diferente en su paseo por la mañana para evitar un vertedero de basura y por lo tanto aumenta su velocidad de carrera y la distancia que cubre.



  1. Una persona deja de molestar a su novia sobre un tema después de que ella le da el tratamiento del silencio.




  1. Dejar de atender al niño cada vez que patalea, no reírnos cuando utiliza palabras inadecuadas o darles una chuchería para que estén entretenidos y dejen de molestar



  1. La rabieta es el llanto violento ante la frustración al no haber conseguido imponer su voluntad…

Cuanto antes el niño aprenda que “sí” quiere decir sí, y que “no” quiere decir no, antes de producirá el abandono del llanto como un sistema de petición.

Los niños ejecutan estas rabietas para expresar dolor, hambre, cansancio, miedo, inquietud, tristeza, frustración y cualquier para emoción negativa; en ocasiones son expresión del padecimiento de una enfermedad.

Como los niños no adquieren plenamente el lenguaje hasta los 3 años, se considera que por debajo de esa edad, es normal que el niño pueda expresar el desagrado gritando, llorando o pataleando.

Cuando en una familia hay explosiones emocionales frecuentes, portazos, llantos, gritos…el niño copia el modelo y reproduce las rabietas de los adultos en su mundo infantil.

La desatención, la distracción y la búsqueda de alternativas son las mejores estrategias para hacer disminuir el número de rabietas”.

Por su parte, Angélica Jalife, psicoterapeuta directora del Centro de Terapia de Desarrollo Infantil, señala que “un berrinche también puede ser aprendido. Si papá o mamá no tiene buen nivel de tolerancia a la frustración, o es explosivo, los niños los son por imitación. Asimismo, asevera que en general un 50 por ciento de las rabietas infantiles son adquiridas por imágenes del ámbito familiar y otro 50 porque el niño no ha aprendido límites en casa, por lo que es necesario aprender a manejar los berrinches cuando éstos se presentan, y a su vez enseñarles límites a los niños que les permitan crecer adecuadamente.”

Para Meg Eastman y Sydney Craft : “los berrinches infantiles son universales. Entre los dos y los cinco años, los niños no han aprendido las palabras con las cuales pedir lo que necesitan, por ello, sus palabras implican exigencias, y si no se obtiene resultado inmediato harán, inevitablemente, un berrinche. A menudo éste responde a la fatiga, la enfermedad, la sobreestimulación y otras tensiones, sin embargo, a los niños que se les consienten los berrinches tienen más posibilidades de padecer problemas emocionales de adultos, pueden convertirse en personas egoístas y narcisistas. Los padres quienes ante la rabieta ceden y luego responden con sentimientos de culpa, charlas o sarcasmos no solucionan el problema sino que contribuyen a formar adultos ‘enfadicas,’

Las rabietas según estos expertos no tienen nada que ver con problemas neurológicos, psicológico o de personalidad, sino de educación. Los padres deben enseñar límites a los niños, sin violencia ni rigidez, pero sí con firmeza y coherencia.

Según los especialistas la presencia de berrinches, rabietas o crisis de llanto, es habitual en niños pequeños desde un año y medio hasta los 3 a 4 años.

Para evitar la frustración descontrolada en los niños, los azotes no solucionan nada la situación, porque hay que recordar que quien pega a un niño está enseñando a ese niño a pegar.



“Hay que entender que estos patrones de conducta se relacionan con la época de vida del niño, en la cual se siente más independiente, con deseos de autonomía y marcado egocentrismo. A esta edad están en plena etapa del desarrollo del ego y del negativismo.


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos