Teoría del Tiempo 8/6/98 Alfredo



Descargar 24.07 Kb.
Fecha de conversión06.12.2018
Tamaño24.07 Kb.
Vistas80
Descargas0



TEORIA DEL TIEMPOO
ALFREDO MOFFATT 8/6/98

Comenzaría hablando sobre la diferencia entre Psicoanálisis y Teoría de Crisis. Freud se centra en la temática del desarrollo de la sexualidad. La Teoría de Crisis toma el vínculo con uno mismo y entendemos que cuando alguien entra en crisis, es porque no puede dialogar consigo mismo, se extraña a sí mismo, no se entiende y que no se puede vincular con los otros.

En el Psicoanálisis se hace el vínculo con el otro a través de la sexualidad, tanto es así que se llama “Una Teoría sobre la Sexualidad”. Toma lo infantil en relación a las dos figuras principales de la infancia: mamá y papá.

No creo que Freud se haya entusiasmado con la obra Edipo Rey, sino que es su problema personal. Tenía un padre muy autoritario, los padres en la cultura judía alemana son así y las madres son acariciadoras, permisivas. Creo que Freud estaba muy ligado con la madre, la deseaba, y como tenía mucha contradicción con el padre, pensó que lo odiaba. Freud había leído algunas obras griegas, y en el Edipo dijo: “tengo universalizado mi problema”, lo cual no es malo porque todo científico lo hace.

Adler hace una teoría sobre la sobrecompensación de la misnusvalía, y da la casualidad que era rengo.

Jung toma todo lo arquetípico religioso y los padres eran curas.

Yo invento la Teoría de Crisis porque estuve muy solo en mi infancia, mi madre estaba siempre internada por su enfermedad. Lo que a mí me interesa es la historicidad y no la sexualidad.

Toda ciencia define una percepción del mundo. El Conductismo tiene temas comunes con el Psicoanálisis pero dice que la mente humana está definida por la conducta. Ellos dicen: que yo no lloro porque estoy triste, sino que estoy triste porque lloro. Todo conductismo es aceptado en Estados Unidos, incluso se estudia primero en las ratas, se hacen análisis sobre cómo se conducen si las encierran en lugares muy pequeños o grandes. Y después dicen: si a las ratas se las ponen en jaulas muy pequeñas se muerden entre sí, por lo tanto los humanos si están hacinados van a desarrollar violencia.

La Psicología Social no es una epistemología, sustenta una teoría de la curación y de la enfermedad, se pone el acento en los fenómenos vinculares. Freud pone el acento en querer acostarse con la madre o no, querer matar al padre o no, entonces funda en base a la concepción edípica. Cuando busca una patología, todos los cuadros los arma en función de que suceda eso o no. Adler lo hace con la sobrecompensación y Jung con los arquetipos.

Mi tema sobre la Escena Cero no tiene paralelismo con lo de Freud porque él la toma en términos de sexualidad, y nosotros lo tomamos en términos de la experiencia de seguridad o no de existencia del Yo. Si el Yo es abandonado va a tener un sentimiento de soledad, la primera impronta es el tema de la carencia de vínculo, pensamos que ahí tiene el talón de Aquiles la persona. Puede sentirse muy solo o cortar todo vínculo con el afuera y no sentirse más solo porque se encerró y eso explicaría, de alguna manera, el autismo. No estamos tan preocupados por la sexualidad, que de hecho en la época de Freud la sexualidad era muy importante porque estaba reprimida. Era la época victoriana y la represión de la sexualidad producía síntomas. Las primeras pacientes que tuvo Freud eran histéricas, un cuadro producido por la represión de la sexualidad. Ana O. era una histérica, entonces contruyó todas las patologías viéndolas desde un cuadro.

El pensamiento evolucionista teñía todas las ideas en Ciencias Sociales. Freud pensaba que la historicidad tenía una cantidad de etapas, y cada etapa se explicaba por la anterior, es un pensamiento evolutivo. La sexualidad es oral, anal, uretral y genital, por las etapas del desarrollo.

El pensamiento de Marx dice que la evolución de la historia de la humanidad es el comunismo, luego esto fue revisado. Cuando era joven, se creía que el proletariado iría, a través de la historia, dando pasos hacia el comunismo.

Hoy en día observamos que la gente tiene muchos problemas de identidad, no de sexualidad, vemos que no puede integrar una historia, aparece una dificultad de manejar la historicidad. Alguien está en un presente y no tiene un pasado que lo haga desear continuar. Todo presente está contextuado en una historia. Para entender qué pasa en el presente, tenemos que hacer dos preguntas: ¿Por qué? Y ¿Para qué? Cuando podemos contestar estas preguntas sabemos qué pasa.

En la ciencia se hace reduccionismo, todo el sistema marxista de la economía está basada en la plusvalía. La religión católica está basada en la Santísima Trinidad y otros dogmas, si uno no cree en eso, no es católico. Todas las ideologías son así. Cuando vino Perón dijo, hay una teoría peronista basada en veinte verdades, y la más importante es “para un peronista no hay nada mejor que otro peronista”, por lo tanto esa doctrina es imposible de cuestionarla porque no existe porque no puede un pensamiento estar basado en semejantes simplezas.

En la filosofía de la ciencia está lo que se llama hipótesis, se considera que nada es cierto ni cerrado, son hipótesis de trabajo. Las hipótesis de trabajo de Uclides eran los postulados, y el cuarto postulado era: por un punto exterior a una recta se puede trazar una sola paralela a dicha recta. Y ese postulado no se podía demostrar. Vino uno que se llamaba Riesman y Lowachevsky y lo contradijeron, resulta que armaron una teoría que se llama las Geometrías no Euclidianas que le sirvieron a Einstein para probar ciertas cosas.

Trabajo hace mucho tratando de explicar el fenómeno de la crisis, especialmente la psicótica. La crisis psicótica no se puede explicar desde el Psicoanálisis, desde ese lugar no tiene explicación ni recurso terapéutico. En dosis muy pequeñas se llama crisis neurótica, es una crisis de despersonalización. Para nosotros, quiere decir que uno no sabe bien quién es. El hombre moderno no tiene problemas con la sexualidad sino que, a veces, no sabe para qué vive, se pierde a sí mismo, no sabe quién es, ni adónde va. La Teoría de Crisis tiene su apoyo en la Filosofía Existencial, dice que el existente es alguien que está arrojado al futuro, no tiene otro destino que ese futuro. Arrojado quiere decir que está condenado a seguir caminando, no puede parar. La corriente de conciencia exige que sigamos viviendo. A la Filosofía Existencial le preocupa el futuro, el tema del proyecto. Sartre dice: el hombre es un proyecto, una historia que se arroja hacia adelante, aborda el tema de la libertad y de las circunstancias.

Freud se basó en la filosofía clásica que mira hacia el origen, todo el Psicoanálisis está en relación a los primeros años de vida.

Freud vivió 40 años en la misma casa, en ese tiempo el futuro estaba asegurado, el tiempo no era problema, uno nacía y ya sabía qué oficio iba a tener. Francisco José también gobernó 40 años el imperio austro-húngaro. ¿Con qué había conflictos en ese contexto?. Con la sexualidad, por eso se inventa una teoría sexual.

Hoy en día, no hay seguridad de los procesos históricos.

La guerra europea, la tremenda ruptura de ese mundo seguro y estable que había, es lo que produjo un pensamiento como la Filosofía Existencial, justamente enseña que el futuro no está dado, sino que hay que conquistarlo, es el tema de la libertad, del proyecto. Aparece justo después de las dos guerras que destruyen la estabilidad europea. El fin de la historia viene después con el post-modernismo, ahí aparece el tema de la desesperación, el hombre arrojado a un futuro que tiene que construir y que si no lo construye, no existe, es como una filosofía prospectiva.

Estuve siempre interesado en las crisis psicóticas con las que trabajé mucho, veía que lo que perdía la gente era el propio sentido de la vida, no tenían claro adónde iban, no con referencia al gran destino humano, sino qué hace esa persona hoy, con su vida concreta, qué identidad construye, buena o mala, puede decidir ser un estafador, un benefactor, lo que sea, pero tiene que decidir ser alguien por que sino, no existe. Este tipo de teoría de la historicidad del hombre, da herramientas para trabajar en todos los grupos de riesgo en Argentina. Ellos perdieron la posibilidad de un proyecto personal. Un chico de la calle está presentizado y tiene una conciencia acrónica que quiere decir “sin tiempo”. Le pasa lo mismo al psicópata que es un personaje que no tiene sentido de sus actos, sino que el acto es acto por sí mismo. Por ej. Rambo cuando hace algo, no explica por qué lo hace, no hay un por qué ni un para qué, mata a todos. No hay alguien que le diga: “Rambo… ¿para qué lo hacés? Es una bestia, casi un animal que corre, le pegan y su vida es una serie de actos. Las opciones a leegir podrían ser: Vivir un presente en forma de actos sin sentido o que esos actos tengan inclusión en un proyecto de vida concreto.

Lo que ocurre al comienzo del proceso de vida es lo que forma la matriz de la historia. Cada uno está metido en una historia, esta historia tiene un final, pero queremos hacer algo. Siempre se imagina uno adelante, en el futuro. La matriz se forma en los primeros años de vida, allí coincidimos con Freud, nosotros la llamamos: Escena Cero. Esa escena se constituye con lo más deseado y lo más temido que fue vivido en esa etapa. La infancia marca mucho, lo que no quiere decir que no se puedan modificar y reparar algunas cosas. Uno está dentro de una película que es su vida y al mismo tiempo que la vemos, la actuamos y dirigimos.

Los principales vínculos son con mamá y papá, estos vínculos iniciales son muy importantes. Si mamá me rechaza, esa manera de vincularme va a quedar hasta que no encuentre un vínculo distinto y diga: además de haberme abandonado, me valoraron. No es un destino fatal, pero sí pesa. Si una persona tuvo un abandono grande en la infancia, eso marca la manera de vivir ciertas cosas. Cinco parejas se separan y hacen historias distintas. Uno lo supera rápidamente y sigue, otro se quiere suicidar, otro se quiere vengar, otro se rehace rápido pero después la llama a la nueva novia con el nombre de la otra…puede pasar que el que rehace rápido su vida, después le exija a la nueva esposa que sea como la otra. Van a estar peleando diez años hasta que se separan de nuevo, a menos que la persona diga: “Aquella fue una historia pero con vos empiezo otra”.

Una cosa es poner el acento en la sexualidad infantil y otra, en cómo se integra la historia. La historia es la persona. A veces, las historias se desarman y decimos: Esto no tiene sentido para mí. Y si no tiene sentido, empiezo a pensar que pierdo el sentido ante mí mismo. Un chico de la calle no tiene miedo a morir porque no tiene una historia que cumplir, tiene conciencia acrónica, vive a cada momento. La conciencia acrónica es propia de los animales, ellos no tienen historicidad, viven cada vez en el presente. No dicen: “Quiero ser un perro guardián, estoy estudiando para eso”. El animal necesita para vivir comida, sexo y guarida, esto lo tenemos en común con los animales. El tema de la comida para el hombre es el trabajo, hay una estructura armada dedicada a producir la comida. Uno planta el trigo, el otro lo transporta, otro lo cocina y otro lo consume. Hay dos placeres: Saciar el hambre y el deseo sexual. Si no fuera que sentimos hambre, nunca pararíamos a comer. Por el hambre, buscamos comida. Y yo creo que si no existiera la trampa de la calentura…¿los humanos se tomarían el trabajo de hacer una pareja y tener hijos? Es el tema de la conservación de la especie.

El hombre tiene una cualidad específica: piensa y ese pensar es siempre hacia adelante, proyecta, también recuerda. El animal asocia, pero no tiene la complejidad de un recuerdo. El ser humano tiene angustia y deseos, siempre hacia adelante. El animal tiene miedo y tristeza, el miedo es inmediato, no puede decir: “Mañana va a pasar el perro grande y me va a morder, no puedo dormir”. Sólo reacciona cuando aparece el perro grande. No imagina, sólo lo puede hacer el hombre.

Las imágenes que proyectamos hacia delante, están armadas por el lenguaje. El lenguaje le permite compartir las fantasías. Cuando dos se encuentran y tienen una relación sexual no se ha formado todavía una pareja, esto ocurre cuando empiezan a contarse las intimidades. El sexo deportivo bueno o malo termina ahí. Cuando empiezan a hablar de qué querés hacer, qué te pasó, se empiezan a contar la infancia, los anhelos, y arman una pareja, un proyecto familiar.

Lo sistémico analiza la comunicación interpersonal, no la subjetiva, es lo opuesto al Psicoanálisis que analiza la comunicación para adentro. La Teoría de la Temporalidad analiza cómo armás tu identidad como historia. Es el tema de adónde vas. Aunque alguien tenga un trabajo hace 20 años en el archivo de la Dirección de Rentas (lo más estereotipado y burocrático posible) igual le pasan cosas, se vuelve viejo, se le casa la hija, nadie escapa a la transformación. La historicidad tiene que ver con un fluido que se llama tiempo, que va cambiando las cosas de lugar, te va transformando aunque no quieras. Lo que analiza la Terapia de Crisis es cómo hacer para que un proyecto le ayude a enfrentar la transformación inevitable. Una persona puede tener un proyecto pero hay una cantidad de elementos malditos que se lo modifican, no es simple. Alguien puede estar muy enamorado de su mujer y ella se enamora de otro, ahí hay un vínculo que se corta, este es uno de los factores de crisis más importante. El vínculo siempre es con otro, el proyecto lo hacés con otra persona. Por ejemplo, yo quiero ser médico. ¿Con quién? Ser médico está en relación con el paciente. Cuando estás en Medicina empezás a pensar en cuándo te recibís, sino no te podés recibir. La mujer que queda embarazada imagina a su hijo. Antes de nacer, nuestros padres imaginan nuestra historia. Lo que analiza esta teoría es cómo sobrevivir a las transformaciones despiadadas del tiempo, cómo poder reorganizar el proyecto y seguir. Además la idea es modificar el proyecto pero no cambiarlo totalmente porque sino perdés la identidad. Si vos te transformás o permitís que las circunstancias te transformen en otro, perdés la identidad. Pasan cosas pero curiosamente te reorganizás y volvés. Es azaroso el viaje pero hay algo que tiene que ver con la escena cero que deseás. Hay personas que desean el amor y por ahí fracasan en el amor de pareja y se hacen benefactores, entran en la religión. La persona que sufrió hambre puede querer hacer dinero. El tema es que estamos en un baile y no podemos salir, nos metieron en un cine y no podemos salir, podemos salir con un tiro o volviéndonos locos. Son las dos maneras de salir de la temporalidad, te pegás un tiro y no hay más tiempo, te volvés psicótico y no tenés más tiempo. Viene mi primo, que lleva 42 años de psicótico y de pronto te habla como si tuviera 20 años. El tiempo es un tema que hay que trabajarlo con cuidado, nos conmueve, porque justamente esta cultura niega el tiempo, niega la memoria y el futuro. Estamos en una época del consumo y eso es muy peligroso. La droga te mantiene en el presente también, la marihuana te hace ir y venir, la cocaína te potencia físicamente y te da una especie de energía artificial que para mantenerla necesitás más dosis, por eso es la droga del delincuente. Alguien puede ser delincuente porque no tiene miedo a morir, y no tiene miedo a morir porque no hay proyecto. Ellos dicen: “Sigo hasta que me bajen, estoy jugado”.

Lo que hace cada uno hace como proyecto de vida, tiene que ver con su historia. A veces alguien que está con los dos padres puede sentirse abandonado y es el abandono emocional. Vos podés estar al lado de una persona y no hablar, duermen juntos y no se hablan hace meses. Para tener comunicación real hay que estar cerca, hasta ahora nadie quedó embarazado por Internet. En un matrimonio donde apenas hay diálogo y se tiene un chico solo, la madre pone todas las esperanzas y el amor en ese hijo único, lo agobia con su proyecto, quiere que él la reivindique a ella, el chico tiene que ser la continuación de ella. Mi título de Arquitecto tiene que ver con que mi viejo no pudo terminar Ingeniería Civil, tuvo que interrumpir por la enfermedad de mi vieja. Es difícil no transmitirles algo a los hijos, porque si uno no le quiere transmitir algo, le va a transmitir lo contrario.



La Escena Cero tiene una parte positiva y otra negativa. Es algo que deseás y algo que temés. Es bueno prohibir y frustrar a los hijos, de vez en cuando, así se van acostumbrando a vivir en este mundo, en la Argentina.
FIN





Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos