Temas básicos de Aprendizaje



Descargar 89.78 Kb.
Fecha de conversión03.12.2017
Tamaño89.78 Kb.
Vistas130
Descargas0



Materiales didácticos


Temas básicos de Aprendizaje


ESTILOS DE APRENDIZAJE

Documento base:

David Kolb, Irwin Rubin y James McIntyre (1982). Psicología de las organizaciones. Problemas contemporáneos. Barcelona: Prentice/Hall.



Síntesis elaborada por:

Dr. Miguel Angel Rosado Chauvet


Unidad Iztapalapa

División de Ciencias Sociales y Humanidades

Departamento de Economía

Coordinación de Administración

Área de Investigación: Estudios Organizacionales


2010

ESTILOS DE APRENDIZAJE

David A. Kolb
Calificación


EC Experiencia concreta

2+3+4+5+7+8



OR Observación reflexiva

1+3+6+7+8+9



CA Conceptualización abstracta

2+3+4+5+8+9



EA Experimentación activa

1+3+6+7+8+9



Convergente

CA+EA

Divergente

EC+OR

Asimilador

CA+OR

Acomodador

EC+EA




Interpretación

El directivo o administrador de éxito se distingue hoy no tanto por un conjunto de conocimientos o habilidades, sino por su capacidad para adaptarse a las exigencias cambiantes de su empleo y su carrera, y para dominarlas, es decir, por su capacidad para aprender.

Comencemos por un modelo de cómo aprenden las personas, modelo que llamo de aprendizaje mediante experiencias. Existen dos razones para aplicarle la palabra experiencias. La primera es histórica, y lo vincula a sus orígenes intelectuales en la psicología social de Kurt Lewin en la década de los cuarenta, y los trabajos sobre sensibilización y formación en el laboratorio de los cincuenta y sesenta. La segunda razón es la de destacar el rol importante que juega la experiencia en el proceso del aprendizaje, énfasis que distingue este enfoque de otras teorías cognoscitivas del proceso de aprendizaje.

El que aprende necesita cuatro clases diferentes de capacidades: Capacidad de experiencia concreta, ser capaz de involucrarse por completo, abiertamente y sin prejuicios en experiencias nuevas (EC), de observación reflexiva, ser capaz de reflexionar acerca de estas experiencias y de observarlas desde muchas perspectivas (OR), de conceptualización abstracta, ser capaz de crear conceptos y de integrar sus observaciones en teorías lógicamente sólidas (CA) y de experimentación activa, ser capaz de emplear estas teorías para tomar decisiones y solucionar problemas (EA).

Hay dos dimensiones fundamentales referidas al proceso de aprendizaje. La primera representa la experimentación concreta de acontecimientos por un lado y la conceptualización abstracta por otro. La otra dimensión tiene a un nivel la experimentación activa y a otro la observación reflexiva.

Para ser creativo hay que ser capaz de experimentar renovadoramente, algo liberado de las limitaciones de conceptos abstractos anteriores. Bruner (1966) destaca en su ensayo acerca de las condiciones de la creatividad, la tensión dialéctica entre el desapego abstracto y la innovación concreta.

La activa-reflexiva es la otra dimensión importante del desarrollo cognoscitivo y el aprendizaje. El pensamiento se vuelve más reflexivo e interiorizado a medida que se da ese desarrollo, más sobre la base de la manipulación de símbolos e imágenes que por acciones patentes. Los modelos de la experimentación activa y la reflexión, como la abstracción-concretización, están en esta opción.

Kagan (1964) descubrió que las orientaciones muy activas hacia situaciones de aprendizaje inhiben la reflexión, de manera que impiden la elaboración de conceptos analíticos. He aquí la segunda dialéctica importante del proceso del aprendizaje: La tensión entre el poner a prueba activamente las implicaciones de las hipótesis de uno y el interpretar reflexivamente los datos que se han reunido.

Llegamos a resolver de manera característica los conflictos entre el ser activo y reflexivo y entre el ser inmediato y analítico. El IEA mide el énfasis relativo en las cuatro capacidades pidiéndole que anote en orden de jerarquía cuatro palabras que describen estas diferentes capacidades. Por ejemplo: “Sentir” (EC), “Observar” (OR), “Pensar” (CA) y “Hacer” (EA). El inventario proporciona seis puntajes, EC, OR, CA y EA, más dos pontajes combinados que indican el grado hasta el cual el individuo destaca la abstracción sobre la concreción (CA-EC), y el grado hasta el cual el individuo destaca la experimentación activa sobre la reflexión (EA-OR).

Hemos identificado cuatro tipos dominantes de estilos de aprendizaje, que hemos llamado: convergente, divergente, asimilador y acomodador:



  • Convergente

Las capacidades dominantes en el convergente son la conceptualización abstracta (CA) y la experimentación activa (EA). Su punto más fuerte reside en la aplicación práctica de las ideas. La persona que lo tiene parece desempeñarse mejor en situaciones como las de pruebas convencionales de inteligencia en las que hay una sola respuesta o solución correcta para una pregunta o problema (cf. Torrealba, 1972). Sus conocimientos están organizados de manera tal que puede concentrarlos en problemas específicos mediante el razonamiento hipotético-deductivo. Liam Hudson (1966) demuestra que prefieren tratar con cosas antes que con personas. Tienen intereses técnicos limitados y optan por especializarse en las ciencias físicas.

El punto fuerte del convergente para la solución de problemas reside en la evaluación de las consecuencias de la solución y en la elección de soluciones (Grochow, 1973).



  • Divergente

Se desempeña mejor en la experiencia concreta (EC) y la observación reflexiva (OR). Su punto más fuerte reside en su capacidad imaginativa. Se destaca por la consideración desde muchas perspectivas de las situaciones concretas. Se defiende mejor en situaciones que exigen una producción de ideas como la que se da un una sesión de “brainstorming”. Hudson (1966) demuestra que se interesan en las personas y tienden a ser imaginativos y sensibles. Tienen amplios interese culturales y suelen especializarse en las artes. Este estilo es característico de los directivos con antecedentes en humanidades y artes liberales.

El punto fuerte del divergente para la solución de problemas reside en determinar la multitud de posibles problemas y oportunidades que existen en la realidad: “compare el problema con la realidad” y “determine las diferencias (Grochow, 1973).



  • Asimilador

Las capacidades que predominan son la conceptualización abstracta (CA) y la observación reflexiva (OR). Su punto más fuerte se encuentra en su capacidad para crear modelos teóricos. Se destaca en el razonamiento inductivo, en la asimilación de observaciones dispares a una explicación integral. Se interesa menos por las personas y más por los conceptos abstractos, pero menos por la aplicación práctica de las teorías, ya que es más importante que éstas sean lógicamente sólidas y precisas. Muy probablemente dejaría de lado los hechos, o los reconsideraría, si no se ajustan a la teoría o al plan. Es más característico de las ciencias básicas que de las aplicadas.

El asimilador se destaca para la solución de problemas en la elaboración de modelos abstractos que hace falta para optar por un problema prioritario y soluciones de alternativa (Grochow, 1973).



  • Acomodador

Se desempeña mejor en la experiencia concreta (EC) y en la experimentación activa (EA). Su punto más fuerte reside en hacer las cosas, en llevar a cabo proyectos y experimentos y en involucrarse en experiencias nuevas. Suele arriesgarse más que las personas de los otros estilos de aprendizaje. Tiende a destacarse en las situaciones en las que debe adaptarse a circunstancias inmediatas específicas. En aquellas situaciones en las cuales la teoría o el plan no se ajustan a los “hechos”, es muy probable que descarte la teoría o el plan. Se siente cómodo con las personas, aunque a veces se impacienta. Su formación suele darse en terrenos técnicos o prácticos como el comercio.

El punto fuerte del acomodador para la solución de problemas reside en la ejecución de soluciones y en la iniciación de la búsqueda de problemas sobre la base de alguna meta o modelo de cómo deben ser las cosas (Grochow, 1973).



Administración del proceso de aprendizaje

El aprendizaje debe constituir un objetivo explícito que se procura tan consciente y deliberadamente como los beneficios y la productividad. Tanto los directivos como las organizaciones deben presupuestar el tiempo necesario para aprender específicamente de sus experiencias.

La naturaleza del proceso de aprendizaje es tal que tanto las perspectivas opuestas, acción y reflexión, compromiso concreto y desapego analítico, son esenciales para un aprendizaje óptimo. La eficacia del aprendizaje se reduce cuando una de las perspectivas predomina sobre las demás. Podemos deducir de esto que los sistemas más eficaces de aprendizaje son aquellos que pueden tolerar diferencias de perspectiva.

BIBLIOGRAFIA

Bruner, Jerome S. (1960). The process of education. Nueva York: Vintage.

Bruner, Jerome S. (1966). Essays for the left hand. Nueva York: Atheneum.

Flavell, John (1963). Developmental psychology of Jean Piaget. Nueva York: Van Nostrand Reinhold.

Grochow, Jerrold (1973). Cognitive style as a factor in the design of interactive decision-support systems. Tesis para doctorado. Massachusetts Institute of Technology, Sloan School of Management.

Hudson, Liam (1966). Contrary imaginations. Middlesex, Inglaterra: Penguin Books.

Juch, Bert (1983). Personal Development: Theory and Practice in Management Training. Shell International, Wiley.

Kagan, Jerome, Berenice L. Rosman, Deborah Day, Joseph Alpert y William Phillips (1964). Information processing in the child significance of analytic and reflective attitudes. Psychological Monographs, 78, núm, 1.

Kolb, D. A. (1984). Experiential Learning: Experience as the Source of Learning and Development. New Jersey: Prentice-Hall.

Kolb, David A.; Irwin M. Rubin y James M. McIntyre (1982). Psicología de las organizaciones: Problemas contemporáneos. 3ª edición. Barcelona: Prentice-Hall.

Kolb, David A.; Irwin M. Rubin y James M. McIntyre (1982). Psicología de las organizaciones: Experiencias. 3ª edición. Barcelona: Prentice-Hall.

Singer, Jerome (1968). The importance of day dreaming. Psychology Today, 1, (11), 18-26.



Torrealba, David (1972). Convergent and diverget learning styles. Tesis para Maestría. Massachsetts Institute of Technology, Sloan School of Management.

ANEXO A



Fuente: Aprendizaje mediante experiencias presentado por Kolb


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos