Tema 35: la enseñanza de la conducción en españA



Descargar 202.44 Kb.
Página1/2
Fecha de conversión02.12.2018
Tamaño202.44 Kb.
  1   2

ESTT - OEP 2014

Parte 2: Gestión Administrativa del Tráfico

Elaborado en 2014

TEMA 25



LA ENSEÑANZA DE LA CONDUCCIÓN EN ESPAÑA. LA LICENCIA DE APRENDIZAJE. LA CONDUCCIÓN ACOMPAÑADA. ESCUELAS PARTICULARES DE CONDUCTORES: CUESTIONES GENERALES. ELEMENTOS PERSONALES Y MATERIALES MÍNIMOS. AUTORIZACIÓN DE APERTURA: EXPEDICIÓN, MODIFICACIÓN, SUSPENSIÓN Y EXTINCIÓN. PROFESORES DE FORMACIÓN VIAL Y DIRECTORES: AUTORIZACIONES DE EJERCICIO Y OBTENCIÓN DE LOS CERTIFICADOS DE APTITUD. REGISTRO DE CENTROS DE FORMACIÓN Y DE PROFESORES



  1. LA ENSEÑANZA DE LA CONDUCCIÓN EN ESPAÑA




  1. LA LICENCIA DE APRENDIZAJE




  1. LA CONDUCCIÓN ACOMPAÑADA




  1. ESCUELAS PARTICULARES DE CONDUCTORES: CUESTIONES GENERALES



    1. Ámbito de aplicación del Real Decreto 1295/2003

    2. Definición de las escuelas particulares de conductores y principios del Real Decreto 1295/2003




  1. ELEMENTOS PERSONALES Y MATERIALES MÍNIMOS



    1. Elementos personales

    2. Elementos materiales




  1. AUTORIZACIÓN DE APERTURA: EXPEDICIÓN, MODIFICACIÓN, SUSPENSIÓN Y EXTINCIÓN




  1. PROFESORES DE FORMACIÓN VIAL Y DIRECTORES: AUTORIZACIONES DE EJERCICIO Y OBTENCIÓN DE LOS CERTIFICADOS DE APTITUD




    1. Certificado de aptitud de profesor de formación vial

    2. Certificado de aptitud de director de escuelas de conductores

    3. Autorizaciones de ejercicio del personal docente y directivo

    4. Nulidad o lesividad, pérdida de vigencia, suspensión cautelar e intervención de las autorizaciones de ejercicio del personal directivo y docente




  1. REGISTRO DE CENTROS DE FORMACIÓN Y DE PROFESORES




  1. LA ENSEÑANZA DE LA CONDUCCIÓN EN ESPAÑA

El artículo 60 del Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo, por el que se aprueba el texto articulado de la Ley sobre tráfico, circulación de vehículos y seguridad vial, establece que enseñanza de los conocimientos y técnica necesarios para la conducción, así como el posterior perfeccionamiento y renovación de conocimientos se ejercerán por centros de formación oficiales o privados.


En España, los únicos centros oficiales que existen son las Escuelas y organismos militares, las Direcciones Generales de la Guardia Civil y de la Policía facultados para expedir permisos de conducción al personal a su servicio, posteriormente canjeables por los ordinarios.
Por su parte, el artículo 41 del Real Decreto 818/2009, de 9 de mayo, por el que se prueba el Reglamento General de Conductores, al tratar de la enseñanza de la conducción establece que se realizará en escuelas de conductores autorizadas conforme a la normativa vigente, no pudiendo ser admitidos a las pruebas de control de aptitudes y comportamientos en vías abiertas al tráfico general para obtener el permiso de conducción quien no haya realizado su formación de esta forma. No obstante, prevé dos excepciones: el personal examinador encargado de la calificación de las pruebas de control de aptitudes y comportamientos y quienes realicen su aprendizaje obteniendo una licencia de aprendizaje.

Por lo tanto, en la práctica, el aprendizaje de la conducción se realizará o en una escuela particular de conductores o mediante la obtención de una licencia de aprendizaje.





  1. LA LICENCIA DE APRENDIZAJE

La licencia de aprendizaje, como una de las posibilidades para el aprendizaje de la conducción, está prevista en el artículo 41.1 del Reglamento General de Conductores, que determina que sólo podrá obtenerse por una sola vez siempre siempre que el solicitante designe la persona que habrá de acompañarle durante el aprendizaje y estará a cargo del doble mando.


El desarrollo normativo lo realiza la Orden ministerial de 29 de julio de 1981 publicada en el BOE nº 186, de 5 de agosto, por la que se regula la licencia de aprendizaje de la conducción, en tanto que no se publique una nueva Orden del Ministerio del Interior.
El artículo 1 de la citada Orden ministerial establece que la licencia sólo se concederá para el aprendizaje de la conducción de los automóviles que puedan conducirse con el permiso de la clase B ordinario.
Según la Orden de 29 de julio de 1981 el solicitante deberá reunir los siguientes requisitos:


  • Tener la residencia normal en España o, de ser estudiante, demostrar la calidad de tal durante un período mínimo continuado de seis meses en territorio español, y haber cumplido la edad requerida, actualmente 18 años cumplidos.

  • No estar privado por resolución judicial del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores, ni hallarse sometido a suspensión o intervención del que se posea, ya se haya acordado en vía judicial o administrativa.

  • Reunir las aptitudes psicofísicas requeridas para la clase B del permiso de conducción.

  • Haber superado las pruebas teóricas establecidas para la obtención del permiso de la clase B.

  • Designar la persona que habrá de acompañarle durante el aprendizaje.

Por su parte, los requisitos que debe cumplir el acompañante son:




  • Ser pariente por consanguinidad o afinidad del solicitante, amigo o vecino suyo, y actuar a título gratuito.

  • Ser titular de permiso de la clase B ordinario, con más de cinco años de antigüedad.

  • No haber sido condenado por hechos de tráfico ni sancionado por las infracciones graves o muy graves, a que se refiere el artículo 65 de la Ley de Seguridad Vial, en los últimos cinco años de vigencia de su permiso.

  • No haber sido autorizado para actuar como acompañante de ningún otro aprendiz durante los doce meses anteriores.

  • No haber obtenido el certificado de aptitud de profesor de escuelas particulares de conductores o de formación vial, salvo que vaya a enseñar a su cónyuge, hijos, padres o hermanos.

Durante el aprendizaje, el acompañante será considerado a todos los efectos como conductor del automóvil, deberá estar a cargo del doble mando y vigilar permanentemente la actuación del aprendiz para que ésta sea conforme a las normas de circulación.


El acompañante podrá ser sometido a alguna prueba teórica o práctica, o a ambas, cuando a juicio de la Jefatura Provincial existan razones para ello.
El vehículo con el que se realizará el aprendizaje también debe cumplir con unas condiciones:


  • Ser turismos de tipo corriente, con una longitud mínima de 3,45 metros y sin modificaciones que alteren sus condiciones normales de utilización o faciliten la visibilidad.

  • Estar provistos de embrague y cambio de velocidades no automático ni semiautomático.

  • Figurar inscritos en el Registro de Vehículos de la Dirección General de Tráfico a nombre del acompañante o del aprendiz, o del cónyuge, hijos, padres o hermanos de este último.

  • No ser utilizado simultáneamente por más de un aprendiz durante el plazo de validez de la licencia.

  • Disponer de doble mando de freno y embrague, y, facultativamente, de acelerador, suficientemente eficaces.

  • Estar dotados, a cada lado, de dos espejos retrovisores, uno exterior y otro interior.

  • Estar señalizados en la parte delantera y trasera, cuando circulen en función del aprendizaje, con la señal V-14 que consiste en una placa en la que, sobre fondo rojo, se destacará la letra L en color blanco, destacándose bajo el recuadro la palabra "Prácticas", en letras rojas sobre fondo blanco. Estas placas deberán llevar troquelada la matrícula del vehículo y el sello de la Jefatura Provincial de Tráfico, y serán entregadas a la misma al término de la validez de la licencia para su inutilización.

Si el vehículo autorizado a la enseñanza va a ser el que se presente a realizar el examen, tiene que cumplir además, los requisitos exigidos en los artículos 59 y 60 y en el Anexo VII del Reglamento General de Conductores.


La expedición de la licencia de aprendizaje se solicitará de la Jefatura Provincial de Tráfico en la que se haya presentado la documentación para obtener el permiso de conducción, utilizando para ello el impreso que a tales efectos proporcionará dicho Organismo. Se debe acompañar a la solicitud un documento que acredite haber superado las pruebas teóricas, así como una justificación de haber puesto en conocimiento de la entidad aseguradora del vehículo la utilización de éste a fines de aprendizaje de la conducción.
Con carácter previo a la expedición de la licencia, la Jefatura Provincial de Tráfico consultará los antecedentes del peticionario y del acompañante en el Registro de Conductores e Infractores, por si existieran causas que impidieran su concesión.
El aprendiz deberá llevar consigo su licencia de aprendizaje y exhibirla, así como su D.N.I. al ser requerido para ello por la Autoridad o sus Agentes. El acompañante tiene la misma obligación de llevar consigo y en su caso exhibir el permiso de conducción, que servirá además para acreditar que es el que como tal consta en la licencia.
La licencia de aprendizaje se otorgará por una sola vez y tendrá un plazo de validez máximo de dos años dentro del cual el aspirante deberá superar la prueba de control de aptitudes y comportamientos en vías abiertas al tráfico en general.



  1. LA CONDUCCIÓN ACOMPAÑADA

La conducción acompañada, como modelo de aprendizaje, está implantada en varios países europeos y Estados Unidos, si bien los modelos son muy variados en cuanto a requisitos, contenido, tiempo y objetivos.


En un primer momento, y aún en algunos modelos, la conducción acompañada se configuraba como un medio para poder superar las pruebas de aptitud sin tener que acudir a una escuela particular de conductores. Los modelos actuales van más allá y lo que buscan es aumentar la cantidad y la calidad de la formación para que el aspirante adquiera más práctica y por tanto mayor experiencia, pudiendo ser necesaria la intervención de la autoescuela.
Se pueden distinguir varios modelos de conducción acompañada:


  • Modelo tradicional: Consiste en dar un número no muy elevado de prácticas dirigidas esencialmente a superar el examen de conducción.




  • Modelos de calidad: Existe un mayor número de prácticas y el objetivo es adquirir una mayor experiencia. Dentro de este modelo, podemos distinguir:

    • Modelos informales (Noruega o Suecia): pretenden reforzar la práctica bajando la edad mínima para iniciar la formación de forma que el aspirante tiene más oportunidades de practicar antes de cumplir la edad para obtener el permiso de conducción.

    • Modelos combinados (Francia originalmente): Prevé programas voluntarios en la escuela de conductores que deben cumplir unos requisitos mínimos y las practicas acompañadas.

    • Prácticas acompañadas post-tets (Alemania o Francia en la actualidad): Para un aprendizaje de calidad, la conducción acompañada se desarrolla con posterioridad a la obtención del permiso de conducción.

    • Modelo de licencia gradual (Estados Unidos): Establece un periodo mínimo de aprendizaje y unas horas mínimas de conducción.

Con independencia del sistema, el principal objetivo de la conducción acompañada es permitir al aspirante o conductor novel adquirir más práctica y acumular experiencia en la conducción con el fin último de reducir la accidentalidad de los conductores noveles.


En España, tras la entrada en vigor del Reglamento General de Conductores, y, a la vista de la mención que de la licencia de aprendizaje se hace en su art. 41.4, se volvió a plantear la conveniencia de este tipo de formación. No obstante, actualmente no está prevista su implantación a corto plazo.



  1. ESCUELAS PARTICULARES DE CONDUCTORES: CUESTIONES GENERALES




    1. ÁMBITO DE APLICACIÓN DEL REAL DECRETO 1295/2003

Las escuelas particulares de conductores están reguladas en el Real Decreto 1295/2003, de 17 de octubre, por el que se aprueba el reglamento regulador de las escuelas particulares de conductores. Este Reglamento tiene por objeto establecer las normas a las que deben ajustarse, en todo el territorio español, la instalación y funcionamiento de las escuelas particulares de conductores. Si bien es un Reglamento de ámbito de aplicación nacional, la ejecución y supervisión del cumplimiento de sus normas en las Comunidades Autónomas de Cataluña y el País Vasco corresponde al Servei Catalá de Transit y al Gobierno Vasco, respectivamente.


Con motivo de la trasposición de la Directiva 2006/123/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 12 de diciembre de 2006, relativa a los servicios en el mercado interior mediante las Leyes 17/2009, de 23 de noviembre, Ley sobre el libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio y la Ley 25/2009, de 22 de diciembre, de modificación de diversas leyes para su adaptación a la Ley sobre el libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio, el régimen de las escuelas particulares de conductores ha sufrido una importante reforma.
Por un lado, la Ley de Seguridad Vial se modifica por la Ley 25/2009, y establece que el Gobierno, en aras de garantizar la seguridad vial, debe regular los elementos materiales y personales mínimos de los centros de formación de conductores o escuelas particulares de conductores, su régimen docente y de funcionamiento, siguiendo los principios contenidos en la Ley 17/2009, de 23 de noviembre, sobre el libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio
Para cumplir con esta obligación, se publicó el Real Decreto 369/2010, de 26 de marzo, que modifica sustancialmente el Reglamento de escuelas particulares de conductores. Esta reforma pretendía simplificar al máximo los requisitos y el régimen de funcionamiento de las escuelas con el objeto de favorecer el principio de libertad de empresa, sin perjuicio del necesario control que sobre éstas debe ejercerse por parte de la Administración.
Se trata, por un lado, de suprimir trámites innecesarios para facilitar el acceso a este tipo de enseñanza, y de reducir los elementos materiales de las escuelas al mínimo indispensable, dando prioridad al elemento humano, mejorando su formación y estimulando su responsabilidad.



    1. DEFINICIÓN DE LAS ESCUELAS PARTICULARES DE CONDUCTORES Y PRINCIPIOS DEL REAL DECRETO 1295/2003

Según el artículo 1 del Reglamento de escuelas particulares de conductores, las escuelas de conductores, como centros docentes, están facultadas para impartir, de forma profesional, la enseñanza de los conocimientos, habilidades, aptitudes o comportamientos esenciales para la seguridad de la circulación, a los aspirantes a la obtención de alguno de los permisos o licencias de conducción previstos en el Reglamento General de Conductores.


Las escuelas podrán, además, realizar otras actividades, siempre que cumplan con los requisitos exigidos en la normativa específica que, en su caso, las regule.
Previa autorización de los alumnos e información a éstos del coste asociado a este servicio, podrán gestionar en los centros oficiales, en el nombre de aquéllos, el despacho de cuantos documentos les interesen a aquéllos y estén directamente relacionados con la obtención del permiso o licencia de conducción. Esta facultad de gestión, debe entenderse en sentido restrictivo, exclusivamente para la obtención del permiso y no en relación con otros trámites del mismo, como por ejemplo duplicados, prórrogas de vigencia, etc.
El artículo 2 establece el principio de unidad, según el cual cada Escuela particular de conductores, disponga o no de secciones, constituye una unidad. Se entiende por Sección toda sucursal de la escuela matriz con la misma titularidad y denominación. Con la modificación introducida por el Real Decreto 369/2010, la autorización de apertura de una escuela tiene ámbito nacional, por lo que una escuela puede tener su matriz en una provincia y las secciones en otras provincias distintas.



  1. ELEMENTOS PERSONALES Y MATERIALES MÍNIMOS

El artículo 3 del Reglamento de escuelas particulares de conductores establece que toda escuela debe disponer de unos elementos personales y materiales mínimos para poder desarrollar sus funciones. Cada sección o sucursal de la Escuela deberá disponer a su vez de los elementos personales y materiales mínimos.





    1. ELEMENTOS PERSONALES

Los elementos personales mínimos son el titular, el director y el personal docente. No obstante hay que tener en cuenta que una misma persona puede realizar más de una función en la misma Escuela o sección siempre que reúna los requisitos para ello.


Una de las principales novedades del Real Decreto 369/2010 es que acaba con las diferentes clases de escuelas que existía antes en función de los elementos personales: las escuelas de régimen ordinario o normales que debían tener un titular, un director y dos profesores; las escuelas de régimen especial denominadas bipersonales, formadas por un titular o dos profesores uno de los cuales, cuando cumplía unos determinados requisitos ejercía las funciones de Director y las unipersonales, con un solo profesor y titular, con un régimen especialísimo.



      1. EL TITULAR

Puede ser titular cualquier persona natural o jurídica, que haya obtenido la autorización de apertura de la misma y figure inscrito como tal en el Registro de Centros de Formación de Conductores existente en el Organismo Autónomo Jefatura Central de Tráfico. También pueden serlo, provisionalmente, las comunidades hereditarias mientras se produce la adjudicación de la herencia. Quedan excluidas figuras como la comunidad de bienes al no ser persona jurídica.


Sus obligaciones son:

  • Controlar y comprobar, de forma constante, que el Centro y, en su caso, sus secciones, cuenten, en todo momento, con los elementos personales y materiales mínimos, estando obligado a dar cuenta a la Jefatura Provincial de Tráfico de las incidencias que se produzcan en relación con los mismos.

  • Dar cuenta a la Jefatura Provincial de Tráfico de cualquier alteración o modificación de los datos que se comunicaron o sirvieron de base para la autorización de apertura.

  • Estar presente, cuando sea requerido para ello con antelación suficiente, en las inspecciones y colaborar en la realización de las mismas con los funcionarios del Organismo Autónomo Jefatura Central de Tráfico que las practiquen.



      1. EL DIRECTOR

El director es el encargado de planificar, programar, ordenar, dirigir y controlar de forma asidua y continuada la enseñanza y el desarrollo de la actividad docente del centro.


Para poder ejercer funciones directivas en una escuela o sección es necesario:

  1. Haber obtenido el correspondiente Certificado de Aptitud de Director de Escuelas Particulares de Conductores.

  2. Disponer de autorización de ejercicio como director.

Corresponden al Director las siguientes obligaciones:


a) Planificar y programar los contenidos temporizados, sistemas de evaluación y, en su caso, de recuperación, y dirigir, ordenar, controlar y comprobar, de forma asidua y continuada, el desarrollo de la actividad docente así como que las obligaciones relativas al régimen de enseñanza y actuación del personal docente, se observan, debiéndose responsabilizar de su cumplimiento. También deberá responsabilizarse de que la enseñanza se imparta en forma eficaz, sin perjuicio de la responsabilidad en que pueda incurrir directamente el personal docente implicado.

b) Estar presente, cuando sea requerido para ello con suficiente antelación, en las inspecciones de la escuela o sección que dirija y colaborar en su realización con los funcionarios del organismo autónomo Jefatura Central de Tráfico que las practiquen.


c) Estar presente en la zona donde se desarrollen las pruebas de aptitud de los alumnos de la Escuela o Sección en la que preste sus servicios cuando, por existir causa justificada, fuera requerido para ello con la suficiente antelación.
d) Llevar consigo, cuando ejerza sus funciones o presencie el desarrollo de las pruebas, la autorización de ejercicio y el distintivo que le identifique y exhibir tales documentos siempre que algún funcionario de la Jefatura Provincial de Tráfico o los agentes de vigilancia del tráfico en el ejercicio de sus funciones los requiera.

      1. EL PERSONAL DOCENTE

El personal docente está constituido por los profesores dedicados a impartir la enseñanza de los conocimientos y las técnicas de la conducción teóricos y prácticos, necesarios para la formación y adiestramiento de los aspirantes a la obtención de un permiso o licencia de conducción.


Para ejercer como profesor en una Escuela o Sección es necesario:

  1. Estar en posesión del Certificado de Aptitud de Profesor de Formación Vial o de Profesor de Escuelas Particulares de Conductores

  2. Disponer de autorización de ejercicio como profesor.

Los profesores, una vez dados de alta en la Escuela o sección, podrán ser comunes siempre que tanto en la Escuela como en cada Sección se mantengan los elementos personales mínimos exigidos.


Las obligaciones de los profesores son:
a) Impartir eficazmente la enseñanza, dentro del ámbito de su autorización, de acuerdo con las normas y los programas establecidos y las disposiciones que se dicten para su desarrollo.
b) Atender de forma continuada la enseñanza práctica sin abandonar, en su caso, los dobles mandos del vehículo. Cuando la enseñanza de las maniobras se realice en circuito cerrado a la circulación, si las circunstancias lo permiten, no existe peligro y los alumnos están ya en condiciones adecuadas para ello, podrá, sin desatender la enseñanza, abandonar los dobles mandos.

No podrá seguir simultáneamente las evoluciones de varios vehículos.


c) Acompañar durante las pruebas prácticas, responsabilizándose en la prueba de control de aptitudes y comportamientos en circulación en vías abiertas al tráfico del doble mando del vehículo y de la seguridad de la circulación, a los alumnos a los que haya impartido enseñanza práctica en la Escuela o Sección de la misma en que figure dado de alta y colaborar con los funcionarios de la Jefatura Provincial de Tráfico en lo que afecte a la realización de las pruebas de aptitud. Excepcionalmente podrá ser sustituido por el director si está en posesión del certificado que le autorice para ejercer como profesor o por otro profesor.
d) Estar presente, cuando por ser necesario sea requerido para ello con antelación suficiente, en las inspecciones de la Escuela, Sección o Sucursal en la que figure dado de alta y colaborar en la realización de las mismas con los funcionarios del Organismo Autónomo Jefatura Central de Tráfico que las practiquen.
e) Llevar consigo cuando imparta la enseñanza, presencie el desarrollo de las pruebas o acompañe a los alumnos durante el examen, el distintivo que le identifique y exhibirlo siempre que algún funcionario de la Jefatura Provincial de Tráfico o los Agentes de vigilancia de tráfico en el ejercicio de sus funciones los requiera.
El artículo 12 del Reglamento de escuelas particulares de conductores establece que, mientras se encuentren en activo, el personal al servicio del Organismo Autónomo Jefatura Central de Tráfico, el personal de la Guardia Civil, los miembros de las policías locales y el personal docente de las Escuelas Oficiales de Conductores, no podrán prestar servicio alguno en las Escuelas Particulares de Conductores o sus Secciones o Sucursales, ser titulares de las mismas, ni formar parte de la entidad o persona jurídica a cuyo nombre figure la autorización de apertura. Esta prohibición afecta también al personal en activo de los servicios equivalentes de las comunidades autónomas que, en su caso, ejerzan funciones en materia de tráfico y circulación de vehículos a motor.



      1. PERSONAL ADMINISTRATIVO Y OTROS

Las escuelas particulares de conductores pueden contratar el personal administrativo o de otras categorías que consideren oportuno.


Cuando este personal comparezca ante la Jefatura Provincial de Tráfico, para gestionar asuntos de mero trámite relacionados con la actividad de la Escuela o Sección deberán hacerlo provistos de un documento expedido por el titular de la Escuela el cual se responsabilizará de su actuación, que acredite que dicha actividad la realizan en nombre de esa Escuela o Sección.
Este personal tiene la obligación de colaborar en la realización de las inspecciones de la escuela o sección con los funcionarios que las practiquen.



    1. ELEMENTOS MATERIALES

Los elementos materiales mínimos son los locales, los terrenos o zonas de prácticas, los vehículos y el material didáctico.





      1. LOS LOCALES

Toda Escuela o Sección debe contar con un local en el que pueda desarrollar sus actividades y que cumpla con los requisitos exigidos por la normativa vigente.


La normativa vigente a la que se refiere es básicamente las ordenanzas municipales y normativa autonómica que regula cuestiones como requisitos para la realización de actividades comerciales en los locales, normativa de salubridad, de accesibilidad universal etc. y que puede variar de un municipio a otro del territorio nacional.



      1. LOS TERRENOS O ZONAS DE PRÁCTICAS

Las escuelas o las secciones autorizadas para impartir la enseñanza para la obtención de la licencia o del permiso de conducción de las clases AM, A1, A2, A, B, B+E, C1, C1+E, C, C+E, D1, D1+E, D o D+E, según al artículo 14 del Reglamento de escuelas particulares de conductores, deben acreditar la facultad de utilizar un terreno que permita realizar las prácticas de maniobras o destreza en circuito cerrado, con carácter exclusivo o de forma compartida.


Esa facultad de utilizar un terreno puede venir dada no sólo por ser propietario del mismo, si no también por ser arrendatario, usufructuario, tener una concesión de un terreno de titularidad pública, etc.
Los terrenos deberán contar con las instalaciones adecuadas, estar debidamente acondicionados para la realización de las maniobras y reunir las características necesarias para que, si el aprendizaje se realiza simultáneamente por varios alumnos, no se origine peligro entre ellos.
Cuando una Escuela o sección, autorizada para impartir la enseñanza para la obtención de la licencia o del permiso de conducción de las clases AM, A1, A2, A o B, no cuente con los terrenos de prácticas antes mencionados, deberán disponer de autorización del municipio en que radique o, si se acreditase la imposibilidad de obtenerla, de otro municipio de la provincia, que le permita realizar las prácticas de maniobras o destreza en zonas urbanas que reúnan condiciones idóneas para la enseñanza de las mismas.



      1. LOS VEHÍCULOS Y LAS AGRUPACIONES DE VEHÍCULOS

Toda Escuela o sección deberá disponer, en propiedad, o por otro título, de, al menos, un vehículo de la categoría adecuada a cada clase de permiso o licencia de conducción para cuya enseñanza esté autorizada.


Los vehículos de toda escuela o sección deben cumplir con los siguientes requisitos:


  1. Estar a nombre del titular de la Escuela.

  2. Figurar dados de alta en la Escuela, constando así en el Registro de Centros de Formación de Conductores.

  3. Ajustarse a las condiciones generales y requisitos que se establecen en el Reglamento General de Vehículos.

  4. Los destinados a las prácticas correspondientes a la prueba de control de aptitudes y comportamientos en vías abiertas al tráfico general, excepto las motocicletas, estarán dotados de dobles mandos de freno, acelerador y, en su caso, embrague, eficaces.

  5. Reunir los requisitos exigidos en los artículos 59, 60 y 61 del Reglamento General de Conductores para los vehículos usados en la realización de las pruebas de aptitud, si estuvieran destinados a las mismas.

  6. Los turismos deberán llevar inscrito de manera visible en su parte superior un cartel en el que figure la denominación completa de la Escuela a la que están adscritos y, en su caso, el logotipo correspondiente. Las dimensiones mínimas de este cartel serán de 0,70 metros de longitud por 0,20 metros de altura, debiendo ser colocado en forma vertical o ligeramente inclinado y estar sujeto de manera eficaz al vehículo para evitar su caída.

El cartel, que deberá ser visible en todo momento, podrá ser sustituido o complementado por inscripciones, de análogas dimensiones a las citadas en el párrafo anterior, colocadas en ambos laterales delanteros del vehículo, en las que únicamente figuren los datos antes mencionados.

El color, tamaño y forma de las letras del cartel y de las inscripciones deberán permitir identificar con claridad la denominación de la Escuela a la que está adscrito el vehículo.

En los camiones, autobuses, remolques y semirremolques, el cartel será sustituido por inscripciones sobre la parte posterior y ambos laterales del vehículo en las que figuren los datos que se indican en el párrafo anterior.


  1. Los camiones, los autobuses y los tractocamiones deberán estar dotados de tacógrafo en correcto estado de funcionamiento y en condiciones de ser utilizado, tanto en la enseñanza como en las pruebas de control de aptitudes y comportamientos en circulación en vías abiertas al tráfico general.

Los vehículos, una vez dados de alta en la Escuela o sección, podrán ser comunes siempre que tanto en la Escuela como en cada Sección se mantengan los elementos materiales mínimos exigidos.


El artículo 17 del Reglamento de escuelas particulares de conductores establece que los vehículos necesarios para el aprendizaje de la conducción de permiso de las clases B+E, C1, C1+E, C, C+E, D1, D1+E, D o D+E podrán figurar dados de alta en más de una Escuela de la misma titularidad o estar adscritos a una agrupación o sociedad formada por los titulares de las Escuelas agrupadas o asociadas.
La agrupación para la utilización compartida de los vehículos deberá constar y acreditarse documentalmente ante la Jefatura Provincial de Tráfico, que le asignará un número de inscripción en el Registro de Centros de Formación de Conductores. Su denominación no podrá coincidir ni prestarse a confusión con la de otra Agrupación o Sociedad constituida o Escuela autorizada en la o las mismas provincias.
Los vehículos utilizados de forma compartida por una Agrupación o Sociedad de Escuelas podrán ir identificados en ambos laterales y en su parte posterior con la denominación de todas las Escuelas agrupadas o la de la Agrupación o Sociedad.
Por último, en el caso de los coches de minusválido, los vehículos adaptados a las deficiencias de la persona que haya de conducirlos y los tractores agrícolas necesarios para obtener licencia para la conducción de tractores y maquinaria agrícola automotriz:


  • Podrán estar dados de alta en la escuela pero no se computarán para determinar los elementos materiales mínimos, a menos que puedan ser utilizados para la enseñanza general.

  • Podrán también ser aportados por los propios alumnos, debiendo llevar la placa de identificación con la letra “L” en color blanco y el fondo de color rojo, sin ninguna inscripción troquelada.



      1. EL MATERIAL DIDÁCTICO

La Escuela o Sección deberá contar como mínimo con el material didáctico necesario y adecuado para impartir la formación teórica conforme a los conocimientos y aptitudes exigidos por la normativa vigente, básicamente lo establecido por el Reglamento General de Conductores.


La escuela o sección autorizada para impartir la enseñanza para la obtención de permiso de las clases A1, A2 o A, deberá disponer al menos de un sistema de comunicación manos libres (un intercomunicador bidireccional, transmisor-receptor, constituido por un micrófono y un altavoz manos libres que permita una comunicación oral eficaz, como concreta el Anexo V del Reglamento General de Conductores) que permita al profesor durante el aprendizaje de la conducción y circulación, y al funcionario examinador durante la realización de la prueba de control de aptitudes y comportamientos en circulación en vías abiertas al tráfico general, transmitir eficazmente las instrucciones necesarias y a aquél comunicar al profesor o examinador su recepción.
El turismo o la motocicleta de seguimiento deberán figurar dados de alta en el Centro donde el aspirante haya recibido enseñanza.



      1. DOCUMENTACIÓN Y DISTINTIVOS OBLIGATORIOS

Se regulan en los artículos 39, 40,41 y 42 del Reglamento de escuelas particulares de conductores:


Catálogo: Galerias -> la-dgt -> empleo-publico -> oposiciones -> doc -> 2014
2014 -> La señalización variable. Conceptos. Tipos de señalización variable. El panel de mensaje variable. Aspectos y normativa técnica. Criterios de diseño y uso de mensajes en los paneles de mensaje variable indice
2014 -> Principios de biomecánica del accidente de tráfico. Biomecánica: definicióN, principios. Mecanismos lesivos. Fases de un accidente. Factores que determinan la lesividad. Biomecánica de las lesiones según area anatómica y tipo de accidente
2014 -> Parte: 1 Movilidad Segura
2014 -> Tema 28 principios en la investigación aplicada a la movilidad. Tipos de investigacióN. Los programas europeos y nacionales de i+D+i
2014 -> Nulidad o lesividad y pérdida de vigencia de las autorizaciones administrativas para conducir: procedimiento, declaración y efectos. Requisitos para la recuperación del permiso o licencia de conduccióN
2014 -> Sistemas de información al servicio de la Política Vial III. Sistemas de Información relativos a la exposición y la movilidad. Indicadores
2014 -> Ttema planificación de rrhh
2014 -> Tema 68 Educación y Seguridad Vial
2014 -> La señalización variable. Conceptos. Tipos de señalización variable. El panel de mensaje variable. Aspectos y normativa técnica. Criterios de diseño y uso de mensajes en los paneles de mensaje variable indice
2014 -> Parte 1: Movilidad Segura Elaborado en 2014


Compartir con tus amigos:
  1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad