Tema 3 comienzos de la antropología norteamericana: orientación histórica. Boas, kroeber y lowie el particularismo histórico. Boas



Descargar 38.48 Kb.
Fecha de conversión09.10.2018
Tamaño38.48 Kb.

HISTORIA DE LA ANTROPOLOGÍA

EL DESARROLLO DE LA TEORÍA ANTROPOLÓGICA

Historia de las teorías de la cultura. Capítulos 9,10,11,12 y 13


TEMA 3

COMIENZOS DE LA ANTROPOLOGÍA NORTEAMERICANA: ORIENTACIÓN HISTÓRICA. BOAS, KROEBER Y LOWIE

EL PARTICULARISMO HISTÓRICO. BOAS

http://es.geocities.com/antropokrisis/sabermasparticularismo.htm

A principios del xx la antropología en usa se caracterizó por evitar las síntesis teoréticas.

La estrategia base de investigación fue formulada por Franz Boas en el sentido de la inducción pura. Basarse en los datos libres de prejuicios. Desconfiar de los esquemas de aficionados y antropólogos de gabinete.

La estrategia del particularismo histórico requiere suspender la dialéctica entre hechos y teoría, los procesos causales, las tendencias, los paralelos. Sólo los datos, los datos en avalancha. Los criterios que Boas propuso son su legado puesto que su teoría el particularismo histórico fue especialmente negativo y estéril teóricamente y sin embargo no se libró de las trampas de su tiempo.

Boas construyó un antropología universitaria, profesional y lo hizo con notable éxito en la universidad de Columbia aunque ya la etnografía y la descripción científica de las culturas indias estaba muy adelantada cuando entró en la escena. Podemos tener precedentes en W.H. Holmes, Otis T. Mason, A. Fletcher, J. Mooney, etnografos pioneros aunque no tan devotos y escrupulosos como Boas en la recogida de datos puesto que para él la ciencia era sagrada.

Durante los años de su profesorado la antropología creó instituciones, modernizó otras, fundó la asociación americana de antropología, revitalizó la sociedad americana de etnología y lo mismo la de folclore. Publicó un torrente de 700 artículos y 12 libros. Su perspectiva, cultural y la etnografía y el trabajo de campo, su mandamiento.

Entre los discípulos de Boas encontramos a una amplia nómina de antropólogos que continuo las líneas de su maestro en distintas universidades. Lowie, Kroeber, Sapir, Radin, Clarl, Margaret Mead, Ruth Benedict, Lesser, Ruth Bunzel, Montagu.

La imagen que de Boas tenían sus discípulos podemos verla en declaraciones de M. Mead al decir que es lógico que no haya métodos con el nombre de Boas como tampoco una escuela porque había convertido la antropología en una ciencia.

Para Kroeber los programas partidistas eran signo de la inmadurez de las cc.ss. de ahí que no se primase un único método.

Para Goldenweiser era el héroe cultural de la ciencia antrop.

Según R. Benedict encontró una antropología de conjeturas sin base y la dejó transformada en una disciplina en la que las teorías podían someterse a prueba.

Lowie lo equiparaba al físico y filósofo E. Mach diciendo que ambos desarrollaron criterios rigurosos de prueba y perfeccionaron el método científico.

LOS CONTEMPORÁNEOS DE BOAS1


Para Harris su cautela ante las generalizaciones parece exagerada y derrotista. Muchos de los contemporáneos eran incapaces de cometerse a la disciplina científica porque ese era tiempo en el que personas poco preparadas usaban licencia para generalizar sobre bases endebles.

En USA la teoría estaba dominada por una especie de Spencerismo y evolucionismo de Morgan con lo que se caía en reconstrucciones evolucionistas ingenuas llenas de lugares comunes y exaltaciones a Spencer.

Fuente inagotable de errores fue McGee haciendo pasar por experiencias científicas los errores mayores confundiendo raza con lengua y con cultura.

Powell pasó por los mismos caminos sin base ni disciplina dando en un solo discurso inaugural la historia de la humanidad disponiendo los estadios en 4: salvajismo, barbarie, monarquía y democracia asignándole a cada uno instituciones, artes, etc.

Brinton, que hablaba de la casi absoluta uniformidad de los pensamientos, actos objetivos y métodos de los hombres, provocó la crítica de Boas al método comparativo y pensaba en éste más que en Morgan o Tylor, acusados de ser excesivamente conservadores, cuando denunció la insuficiencia con que se hacían secuencias paralelas.

VER PÁRRAFO PÁG. 224


CRITICA DEL MÉTODO COMPARATIVO


Boas se plantea una cuestión que es separar los ejemplos de convergencia de los de evolución paralela. Fenómenos como el chamanismo, la vida futura, el uso del arco o los dibujos geométricos se presentan en lugares distintos, pero ello no basta para dar por uniforme la evolución de la historia. Boas veía falsa esa conclusión en muchos ejemplos:

Los clanes parecen proceder de fusión entre los navajos, pero entre las tribus del norte resultan de la fisión de poblados. Igual ocurre con el uso de las mascaras que va desde el deseo de engañar a los espíritus tapándose o el de espantar a las gentes y muchos otros por lo que es poco probable que una misma secuencia causal explique todos.

VER PÁRRAFOS PÁG.. 224 Y 225

Al insistir en la historia rica y variada se puso contra el evolucionismo que incluía a todos en una única secuencia evolutiva. Pensaba que se había sobrestimado el alcance de las regularidades y se esforzó para restablecer el equilibrio porque a largo plazo hacían falta ambas perspectivas: la particular y la generalizadora si bien priorizaba estudiar las secuencias en áreas bien definidas.


PURITANISMO METODOLÓGICO


No creía estar a la altura de los niveles que quería imponer. No podía estar cómodo en ninguna generalización, aspecto que han subrayado sus discípulos Kroeber, Lowie, Sapir o Binzel.

Sus esfuerzos para reconstruir la historia de varios pueblos se basan en materiales muy precarios, pero lo mas criticado por Leslie White es que su perspectiva le llevó a hacer descripciones inagotables sin la menor explicación o generalización por lo que pese a que publicó más de 10.000 páginas sobre la costa noroeste carece de la menor generalización, comentario o información que permita comprenderlas.

Boas se mantuvo fiel a sus principios inductivos y sobrepasó a la mayoría de los antropólogos en su intento de presentar pruebas sobre las que basaba sus afirmaciones etnográficas. Su empirismo implicaba exigencias que no pudieron satisfacer ni él ni sus discípulos, alguno de los cuales cayó en parodias comparables a la de Brinton.

RECHAZO DEL FISICALISMO


Pese al efecto que su rigor ejerció sobre los aficionados también Boas muestra aspectos negativos.

Se encontró ante una paradoja y es la de que creyendo que la acumulación de datos llevaría al progreso de la teoría antropológica y pese a haberlos acumulado, ésta no progresó. Nunca admitió que era preciso escoger entre la historia y la ciencia y se mantuvo fiel a la estrategia investigadora durante toda su vida realizando estudios particularizadores y ninguna conclusión nomotética. Nunca aplicó a las ciencias sociales el modelo fisicalista y reaccionó contra dicho modelo preocupándose de demostrar que en las circunstancias de las ciencias humanas era preciso complementarlo.

VER PÁRRAFOS PÁG.. 228 Y 229

Su postura le alejó de la física llevándole a la antropología. Entre sus 20 y 30 años de edad (1878-1888) fue abandonando las premisas filosóficas asociadas a las síntesis mecanicistas de la física, química y biología bajo la influencia del movimiento neo kantiano. Separado del materialismo recorrió el camino de la física a la geografía y de ésta a la antropología decidiendo lo que deseaba hacer en su vida.



COMBINACIÓN DE INTERESES GEOGRÁFICOS Y SICOLÓGICOS

Cuando iba a viajar por primera vez a la isla de Baffin decía que iba a estudiar psicofísica y publicó seis artículos programáticos sobre el tema. Se limitó a investigar la geografía física y humana quedando el tema dentro de la ortodoxia geográfica. Antes de ir mencionó su interés por los mecanismos fisio y psicológicos haciendo cuanto pudo por conciliar lo geográfico y lo psicofísico.

Dedicó parte de su trabajo entre los esquimales a comparar lo que conocían con la realidad cartográfica y para entender lo que querían decir les pidió que hicieran dibujos que muestran gran interés.

RECHAZO DEL DETERMINISMO GEOGRÁFICO


Entre 1882 y 1883 Boas conoció a Bastian (con su creencia en pensamientos universales) y a Virchow (cuyos intereses fisiológicos se preocupaban de regularidades y procesos). De ellos esperaba apoyo para lograr una plaza como geógrafo en la universidad de Berlín. Boas interesado por la geografía como discípulo de K. Ritter se suponía interesado en las leyes de la evolución cultural y desde dicha posición planeaba su viaje a la isla de Baffin de cuyo viaje publicó una obra con descripciones sobre la vida en el ártico subrayando la interrelación entre geografía y cultura. Tras esto no volvió a dar preeminencia al método geográfico.

Tras esto se adhirió al mentalismo y al neokantismo rechazando el determinismo geográfico y por lo que él mismo dice, fue decisiva su estancia entre los esquimales para tomar dicha decisión. Desde entonces considera las cuestiones geográficas como poco importantes

No obstante en estas publicaciones sobre los esquimales presenta un lenguaje determinista.


INFLUENCIA DEL MOVIMIENTO NEOKANTIANO


Durante el siglo XIX las principales corrientes en el pensamiento alemán en una época que caracterizan los adelantos tecnológicos.

La metafísica de Hegel cayó en descrédito.

Desde el materialismo se vuelve al idealismo de Kant que contiene como vías de conocimientos unos a priori como son el espacio y el tiempo que sitúan y condicionan. Esto puede usarse de dos formas: como posición empirista ateniéndose a los datos y como contribución que el espíritu del observador hace a la percepción de esos datos

La esencia de las cosas es incognoscible, ni espíritu ni materia.

Los intentos de Boas (que en la universidad de Kiel había estudiado 4 semestres de filosofía con Lehman, un gran conocedor de Kant) se atuvieron a la psicofísica de Fechner que era un intento de someter las ideas kantianas a la prueba del laboratorio y en sus intentos y pasos por los diferentes estadios profesionales que le llevaron de la geografía a la antropología se ven los pasos que fue dando la filosofía kantiana.

INFLUENCIA DE WILHELM DILTHEY, RICKERT Y WINDELBAND

W.D. Influyó sobre Boas con la distinción que hizo entre ciencias naturales y ciencias del espíritu (una distinción en la que se tiene en cuenta los especiales atributos del espíritu que lo hacen distinto de otros fenómenos). Esta distinción es muy similar a la que hizo Boas en la geografía por lo que aunque no le menciona parece haber estado influido por él y su¡ insistencia en la vida interior

Para Dilthey los estudios humanos tienen 3 objetivos describir hechos históricos, descubrir leyes y regularidades y formular criterios de valor.

Los boasianos combinaron la insistencia en la perspectiva Eric y la historia, o sea el camino para la comprensión está en la historia de cada individuo..

VER PÁRRAFOS PÁG.. 233, 234 Y 235

Rickert y Windelban son dos neokantiano del sudoeste alemán a quienes Lowie ha prestado atención asociando las distinciones de éstos pensadores con las que usa Boas en su discusión del status científico de la geografía. Posteriormente sus discípulos usaron de esta distinción, especialmente Salir en sus críticas de lo superorgánico de Kroeber insistiendo a todos los antropólogos a que leyeran más a Rickert.

Realizaron la distinción entre ciencias naturales y humanas llamándoles estudios ideográficos (disciplinas particularizadotas y estudios nomotéticos disciplinas generalizadoras).

Los tres D, R y W llevaron una controversia en la que una cuestión importante era el alcance de la separación entre particular y general y en este sentido D. insistía en que tanto unas como otras formas de método eran intereses legítimos.

Los estudios profundizaron en lo particular contemplándolo en su contexto. Interés por lo individual.

VER PÁRRAFO PÁG.. 235



ATAQUE CONTRA EL MATERIALISMO Y EN CIENTIFISMO

Se produjo una vorágine de ataques al materialismo debido a que las estructuras sociales de Europa y América se veían vulnerables ante los ataques subversivos del marxismo bajo sus formas comunista y socialista.

Los eruditos se vieron implicados en todas las batallas haciendo esfuerzos desde universidades, publicaciones, etc. por aniquilar las doctrinas subversivas. Los intelectuales exageradamente competitivos pasaron a depender de las nóminas de una u otra ideologías. La ciencia, sospechosa, fue declarada incompetente para juzgar o modificar la doctrina religiosa. Este auge de la teología hizo caer los darwinismos (por haberse atrevido a explicar la historia con principios materialistas de selección natural) al extremo de que algunos filósofos como Cohen llegaron a escribir que la insurgencia estaba contra la razón.

VER PÁRRAFO PÁG.. 236.


IDEALISMO IDEOGRÁFICO Y POSICIÓN MODERADA DE BOAS


Boas arrastrado por esta marea se alejó de estas vanguardias. La opción ideográfica significaba negarla a la ciencia la pretensión de conocer los asuntos humanos y en este sentido se significaron B. Croce, R.G. Colingwood y otros que despreciaban a quienes no podían captar la esencia de la historia y necesitaban ayudarse con las muletas de la ciencia.

VER PÁRRAFOS PÁGS. 237 Y 238

La influencia de Boas por el Neokantismo le hizo ser partícipe de polémicas manteniéndose toda su vida ajeno a ellas. Insistía en que con el tiempo se descubrirían las leyes que gobiernan los fenómenos culturales. Artículos sobre la geografía, los fines de la etnología contenían referencias a las lentes científicas, y sin embargo gradualmente fue retirándose de su inicial posición en relación a la recogida de hechos y formulación de regularidades al mantener que las culturas debían estudiarse en su contexto histórico y mediante un programa inductivo.

No esperaba que lo inductivo del particularismo reemplazase al método comparativo, sino que lo complementase y diese facilidades para descubrir esas leyes, último objetivo de la investigación antropológica. Las dos perspectivas eran necesarias.

Los ataques que desde todos los otros campos de la ciencia se dieron fueron especialmente contra el método comparativo, pero tampoco el particularismo histórico se vio libre de ellos.

EL VERDADERO HISTORIADOR


Boas y Kroeber (más próximo al ideográfico) disputaron sobre cuál era el más consecuente historiador.

Kroeber pensaba que la mayor influencia en Boas se había producido en sus estudios de física y consideraba que la opinión que Boas mencionaba sobre la ciencia era consecuencia de su incapacidad para adoptar esa perspectiva ideográfica acusándole de descuidar la historia real viendo errónea su asociación con el particularismo histórico que consideraba un error al querer refutar los esquemas de sus predecesores.

Consideraba que la causa por la falta de minuciosidad de Boas ante los esquemas del arte se debía a su falta de interés por describir los hechos por sí mismos, los fenómenos y tildándole de no ser un historiador, sino un científico físico. Influido por Rickert, no podía entender el neo kantismo de Boas.

Para Boas todo esto era incomprensible preguntándose que porque no se había mencionado los años que había dedicado a tratar de desenmarañar el desarrollo histórico de la organización social, o la difusión de formas artísticas y de cuentos populares en la costa noroeste

VER PÁRRAFO PÁG. 241

EL RECHAZO BOASIANO DE LAS LEYES CULTURALES


Cuando Boas abrazó el particularismo histórico postuló que el principal objetivo de la etnología era descubrir las leyes. Los cambios que desde 1888 hasta sus últimos escritos se produjeron pueden advertirse claramente. Algunos de ellos desastrosos, pero en todos se advierte su honestidad.

Primera fase

Afirmaba que el objetivo último de su reforma del método comparativo era lograr la generalización ya que a diferencia de sus discípulos, fue un empírico. Rechazó las conclusiones a priori y para nada quería que una intuición se hiciera dogma.

Encontramos en sus escritos una convicción creciente, basada en la acumulación de pruebas recogidas personalmente o por otros antropólogos, de que buscar regularidades sería un fracaso. Negó las secuencias unilineales universales aunque no rechazó las formas paralelas.

Segunda fase

Posteriormente, hacia 1910 desechó la posibilidad de encontrar uniformidades que afectaran al conjunto completo de instituciones diciendo que la probabilidad de que la presencia de otras similares por todo el mundo se debía a algo inherente a la mente humana. Señaló las diversas formas de la familia insistiendo en que no podían establecerse correlaciones entre ellas. Consideraba que las invenciones y la vida social pueden desarrollarse independientes.

Concedía poco o ningún valor a la perspectiva económica.

Tercera fase.

Al final de su vida se sitúo en una posición compatible con la de Windelband introduciéndose entre los estudios nomotéticos y los ideográficos Esto coincidió con la aparición en sus escritos de la afirmación de que la búsqueda de leyes que gobiernan las regularidades es una quimera y no debe considerarse tema de la antropología.

Cuando la arqueología se acercaba a su mayores descubrimientos Boas decía que las futuras investigaciones, aunque parece haber existido paralelismo entre los dos continentes, será liviano estudiar su orden en detalle. La ironía está en que se iban a descubrir acertadas y además con las técnicas estratigráficas que él había introducido.

Hacia los años 20 se olvidó por completo de la herencia del XIX en relación a la búsqueda de uniformidades en la evolución

Hacia los años 30 inició lo estudios de la mente humana manifiesta en los fenómenos culturales porque la antropología no podía abstenerse de estudiar la relación entre la psique y las formas de cultura.

Así se abrió un nuevo campo de estudio el de las relaciones entre cultura y personalidad.

Con todo esto existía en que la antropología tenía que ser una ciencia histórica porque no había otra alternativa válida frente al estudio de los fenómenos individuales. A partir de aquí su resistencia a cualquier estudio nomotético se convirtió en un dogma.




CONTRA EL MODO NOMOTÉTICO


Durante el periodo boasiano una doble exigencia se opuso a las aspiraciones nomotéticas rechazándola a fin de probar que el caos era el rasgo sobresaliente del dominio socio cultural.

LAS GENERALIZACIONES

Hacia 1920 se le acusó de estar haciendo una esfuerzo por refutar todo sin probar nada. Para contestar recurrió a unos ejemplos a favor del particularismo histórico mencionando por ej. La supuesta tendencia a pensar que el incremento de la producción conlleva otros incrementos (población, excedentes, etc). Insistía en que al aplicar esta generalización a casos concretos puede no darse ese resultado. Ej El potlach.


BOAS DETERMINISTA


Rechazaba los determinismos culturales si bien todos los factores tenían su importancia e influencia y todos ellos determinaban.

ECLECTICISMO


Muchos boasianos afirman que no fundó ninguna escuela ya que en lo único que B. insistía en que adoptasen criterios de verificación rigurosos considerando que mientras fuesen escrupulosos con los datos cualquier interés teórico era aceptable. Se identificaba con una perspectiva ecléctica queriendo dar descripciones completas con todas las técnicas disponibles.

Este periodo hace pensar que adoptando una perspectiva ecléctica jamás se resolverá el problema de la causalidad. La falsa seguridad que proporciona el eclecticismo es falsa porque no se puede ser riguroso con los datos sin tener ninguna teoría, siempre alguna está detrás.


RECHAZO DE LA SISTEMATIZACIÓN


Escasamente prestó atención a las influencias del medio salvo en su estudio sobre los esquimales.

Rechazó la importancia de la economía para los estudios artísticos.

Lowie, su fiel discípulo, se sorprendió siempre de que nunca integrase en una única obra sus miles de páginas sobre los kwakiult.

M. Mead decía que B. les recordaba que ninguna prueba debía llevarse demasiado lejos por miedo a generalizar prematuramente.


ERRORES FILOSÓFICOS BÁSICOS


Fue inductivo hasta extremos destructivos.

Condenó las teorías por especulativas.

Su norma era el trabajo de campo.

Su escasa corrección era permitir que las conclusiones derivasen casi naturalmente de los hechos.

Es paralelo perfecto de la obra de Francis Bacon como reacción ante el exceso de metafísica.

Se limitó a hacer ciencia de recogida de datos escrupulosamente comprobados.

VER PÁRRAFOS DE LAS PAGINAS 249 Y 250

mairenafernandezescalante@yahoo.es



1 Hombre culto, educado, cosmopolita europeo.





Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad