Telling Yourself the Truth



Descargar 57.5 Kb.
Fecha de conversión11.07.2018
Tamaño57.5 Kb.
Vistas86
Descargas0

Contándote la Verdad a ti Mismo
por
Gabriella Kortsch, Ph.D.

Contemplando la pregunta si te cuentas la verdad a ti mismo implica que cabe la posibilidad de que te estés mintiendo. Si te estás mintiendo, lo importante es saber las partes de tu vida que se ven afectadas. Solo entonces, haciéndote consciente de ello, reconociéndolo, admitiendo y tomando responsabilidad por dichas “mentiras”, puedes, de hecho, hacer algo al respecto. También es necesario entender las razones por las que tales “mentiras” han llegado a formar parte de tu vida. Algunas pueden llevar formando parte del tejido de tu vida desde hace décadas, otras pueden ser más recientes, y algunas pueden servir una función protectiva. Sin embargo, donde sea, como sea, y por el motivo que sea que te mientas a ti mismo, en aquellas partes de tu vida donde lo haces, las mentiras te quitan tu energía y tu poder.


He aquí unos ejemplos, e incluso cierta superposición de los mismos:


  • Mi vida emocional es buena

    • Pero no te confrontas con el hecho de que tus emociones causan estragos en tu vida porque:

  • Tienes límites malsanos con tu pareja

  • Estás siendo manipulado por tu madre

  • Estás siendo energéticamente vampirizado por tu “mejor” amigo/a

  • Permites que tu colega en el trabajo se aprovecha de tí

  • Realmente no tienes una conexión con tus propias emociones porque siempre mantienes una distancia prudente de tu pareja emocionalmente, incluso si estás casado y tienes dos hijos

    • ¿Hay Falta de Límites en tu Relación de Pareja?

    • ¿Te Cuesta Quererte? Échale un Vistazo a tus Límites

    • Vampiros Emocionales y Energéticos

    • Inaccesibilidad Emotiva: Una Introducción




  • Estoy en control de mí mismo / me tengo bajo control

    • Pero no confrontas el hecho de que permites que tu bienestar interior descienda cuando circunstancias exteriores no son del todo perfectas, por ejemplo, cuando

      • Tu pareja se ha molestado contigo

      • Tu trabajo está en el filo de la navaja debido a los recortes de plantilla

      • Tu salud está siendo amenazada

      • Estás tratando con tu hijo adolescente obstinado

    • Tomando Responsabilidad por ti Mismo

    • Estás Aquí para Ser Feliz




  • Tengo la capacidad de hablar clara y abiertamente con las personas importantes en mi vida

    • Pero no confrontas el hecho de que generalmente no dices lo que verdaderamente estás pensando, y te dices que es así porque:

      • Quieres proteger los sentimientos del otro

      • Quieres ser amable

      • Quieres mantener la paz

    • ¿Estás Alineado con la Persona que Realmente Eres?

    • El Espejo de Nuestras Relaciones

    • ve también los artículos más arriba sobre límites sanos




  • Mis problemas físicos no tienen nada que ver con cosas que suceden en mi vida emocional

    • Pero no confrontas el hecho de que si no hay nada orgánicamente mal con tu cuerpo, como ya te ha confirmado tu médico en una ocasión tras otra, significa que esos síntomas te están intentando decir algo sobre tu vida emocional:

      • Tus dolores de cabeza

      • Tu dolor de espalda

      • Tu nausea

      • Ese bulto crónico en la garganta

      • Tu dolor de estómago

      • Tu rechinar de dientes durante la noche

    • El Barómetro Energético: Conseguir que la Relación Cuerpo-Mente te de Resultados

    • Eligiendo Alternativas: Haciéndonos Responsables por Nuestras Vidas

    • Nutriéndote para Conseguir Felicidad y Éxito




  • Mis intuiciones no tienen nada que ver con mi realidad

    • Pero no confrontas el hecho de que en tantas ocasiones, tu intuición te indicó una verdad mucho más clara que tu raciocinio, y por lo tanto no le hiciste caso a:

      • Esa sensación “no muy buena” que tuviste cuando conociste a alguien, y por tanto empezaste una relación con esa persona y terminó mal

      • Esa “voz” interior que te dijo que no salieras esa noche, y por lo tanto tuviste aquel accidente

      • Esa “sensación” en la nuca que te decía que te agacharas y por tanto una maceta se te cayó encima

    • ¿Exactamente Cuándo Piensas Hacerlo?

    • Presentando Nuestro Segundo y Tercer Cerebro

    • Ámate Primero a ti Mismo

    • Auto Estima, el Ego, tus Logros y los que los demás piensan de tí

Entiende que donde nos aferramos a algo rigidamente, en este caso la creencia que todo marcha bien, cuando no es así, en otras palabras, que es una mentira que nos estamos contando - conscientemente o subconscientemente – necesitamos energía para mantener dicha mentira en su sitio. Nos hacen falta energía y poder para continuar creyendo algo – podríamos llamarlo el estatus quo – para evitar tener que salir de nuestra zona de confort – nuestros limites seguros – sobre este elemento en concreto, o sobre este asunto no resuelto en nuestra vida, y para evitar cambiar algo al respecto.


Aquí van dos ejemplos tomados de la vida real (los nombres han sido cambiados):


  1. Juan es abogado y acepta un caso que le da Raquel que es una amiga. Raquel empieza a cuestionar Juan sobre algunas de las cosas que Juan le lleva contando sobre el caso, y a pesar de las respuestas bastante plausibles de Juan, Raquel empieza a excavar, y vuelve a Juan con pruebas de que lo que él ha dicho contiene errores. No es que Juan haya mentido, sino que se ha equivocado. En este punto del tema – al menos teoricamente – Juan puede elegir admitir su error, o puede elegir continuar en una creencia sobre si mismo de que no se ha equivocado. Incluso puede que encuentre alguna ley abstrusa que le respalda y se la enseña a Raquel. Ella, de hecho, quiere seguir creyendo en Juan – tanto como amigo, como profesional, y por tanto lo toma como la verdad, pero la misma cosa vuelve a suceder – ella encuentra algo que indica que lo que Juan ha dicho en el mejor de los casos es un error, y en el peor, es una mentira categórica para encubrir el primer error. Esta vez Juan pierde los estribos y le grita a Raquel, diciéndola que ella no sabe nada de derecho, y que debería de dejar de cuestionarle, porque él es un experto en el campo y que lleva haciendo este tipo de trabajo desde hace décadas. Llegado a este punto, lo más probable es que ya no es posible – o rentable – para que Raquel se busque otro abogado y por lo tanto ella y Juan están “casados” para la duración del caso. Pero no solamente queda la amistad entre ambos como una de las victimas de que Juan no se dice la verdad a sí mismo, sino que él también es una de las victimas, porque ahora tiene una carga aún más pesada de medias verdades sobre sí mismo para continuar contándose, y para continuar manteniendo en su sitio. Como ya he dicho, esto le quita a uno la propia energía y el propio poder.




  1. Un dia Mercedes le dice a Julia que Julia nunca tiene nada positvo que decir sobre Mercedes, y por tanto Mercedes ya no se siente cómoda con Julia. Básicamente Mercedes le está diciendo a Julio que está tomando la amistad bajo lupa. Mercedes le da ejemplos múltiples a Julia de ocasiones cuando esto ha sucedido tal y como ella indica. Julia ofrece una refutación tras otra, y esencialmente se defiende tomando la ofensiva. A partir de ese momento, Mercedes desaparece de la vida de Julia y Julia continua defendiéndose. ¿Quién cuenta la verdad? Con toda probabilidad, Julia debería examinar lo que sus cuentos propios sobre sí misma a ella misma son, porque una vez más, para mantenerlos en su sitio, para poder continuar creyendo en ellos, tiene una carga de medias verdades cada vez más pesada para mantener en su sitio. Esto le quita a uno la propia energía y el propio poder.

Entonces ¿qué se puede hacer? Esto no es fácil. Si no lo ves – en otras palabras, si no ves los sectores en tu vida donde te mientes – entonces todo lo que vas a ver es que eres la victima de circunstancias, o que los demás te juzgan, o que no te entienden, etc. Sentirás tristeza o enfado o te deprimirás. Esas emociones pueden ser la pista de que debes estar poniendo algo bajo la lupa. Si no te sintieras así, si te pareciera bien todo lo que esté sucediendo, puede indicar que de hecho no te estás mintiendo. Pero si no paras de hablar sobre el tema con quien tenga la paciencia de escucharte, para explicarle cuánta razón tienes y cuánto el otro/los demás te está/n haciendo daño, entonces la probabilidad de que no te estás diciendo la verdad sobre ti mismo va en aumento progresivamente. Si entonces estás dispuesto a analizar esto objetivamente, puede que consigas algo, y al hacerlo, volverás a ser dueño de tu energia y poder. Esto – como tantas otras cosas sobre las que he escrito en estos artículos a lo largo de los últimos seis años, te llevará a la paz y la libertad interior, pero requiere mucho valor.



Gabriella Kortsch es doctora en psicología, se dedica al coaching integral, a la hipnoterapia clínica, al coaching de parejas, y es escritora y conferenciante profesional. Emite un programa semanal de radio (en inglés) desde 2003 en la Costa del Sol en España, que también se puede oír en el Internet o como clips de audio en su portal. Ella trabaja con clientes para llevarlos hacia un mayor éxito personal, profesional y de pareja utilizando un enfoque integral basado en el desenvolvimiento del potencial humano. También ofrece talleres en el campo del desarrollo personal en España e Inglaterra. Suscríbete y motívate con su boletín vanguardista, ahora disponible en español e inglés. También puedes leer y colgar tus comentarios en su blog (en inglés).


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos