Tecnología e Innovación con perspectiva de género. Estereotipos y baja presencia femenina en el campo del desarrollo de la innovación y la tecnología


En relación a las oportunidades de adquirir empleo en profesiones de corte tecnológico creo que



Descargar 340.29 Kb.
Página2/2
Fecha de conversión25.05.2018
Tamaño340.29 Kb.
1   2

En relación a las oportunidades de adquirir empleo en profesiones de corte tecnológico creo que:


Etiquetas de fila

Femenino

Masculino

Las mujeres tienen más oportunidad que los hombres

0%

4%

Los hombres tienen más oportunidad que las mujeres 

58%

39%

Los hombres y mujeres tienen la misma oportunidad

42%

57%

Total general

100%

100%

Tabla 7. Proyecciones y oportunidades de empleo en el ámbito tecnológico. Chi cuadrado de Pearson 8.366, P-value (bilateral)=0.015. Coeficiente de contingencia 0,236.
Respecto de los datos de la Tabla 7, habría evidencia estadística suficiente para decir que los hombres y las mujeres tienen distintas creencias en cuanto a las oportunidades de adquirir empleo en profesiones de corte tecnológico, es decir, no hay independencia entre las variables y por ende la respuesta a la pregunta dependerá del género del encuestado, aunque el grado de dependencia es bajo (Coeficiente de contingencia 0,236). En este sentido, ambos géneros confirman la creencia de que las mujeres no tienen más oportunidades que los hombres y, en lo que se refiere a la oportunidad de los hombres, estos últimos tienen una idea mayor de igualdad de acceso a las oportunidades que las mujeres.

En cuanto a las características vinculadas a la profesión tecnológica (ver Anexo 1), ambos grupos comparten las mismas creencias, instaladas en el Occidente moderno, respecto de la tecnología, relacionando a los “profesionales tecnológicos” con eficiencia, resolución, curiosidad, creatividad, perfeccionismo y seguridad. Asimismo, coinciden en que existen características que, tradicionalmente, se vinculaban al género femenino, que hoy son necesarias e independientes de la profesión tecnológica, como son: la empatía; la afectividad; la sensibilidad; y la sociabilidad. No obstante, la afectividad y la sensibilidad siguen siendo vistas como características predominantemente femeninas, no así la empatía que es considerada por ambos, como características propias de su género, en desmedro del otro.

Resulta interesante analizar que prácticamente no existen características propias del género masculino, reconocidas por ambos géneros, salvo la competitividad, característica donde existe una división entre hombres y mujeres, respecto de si se trata de una característica propia de los hombres o común a ambos géneros, pero aun así necesaria para la profesión tecnológica.

No obstante lo anterior, es claro que al menos en el estudio preliminar las características que tradicionalmente se consideraban como propias del rol femenino, se presentan hoy como necesarias y requeridas para toda profesión, independiente si es tecnológica o no. Y que ciertas características, llamadas instrumentales u orientada a mentas (eficiencia, resolución, método, perfeccionismo y competitividad) y, por ende, vinculadas tradicionalmente al ámbito masculino es vista como características necesarias y propias de las profesiones tecnológicas.


Conclusiones: realidad y transición

Los datos preliminares, entregan una visión positiva en los discursos de hombres y mujeres respecto de las características analizadas, pasando algunos de estos, los que tradicionalmente se identificaban con roles femeninos, a ser características deseadamente andróginas, es decir, que reúnen o integran en ellos rasgos que estereotípicamente se asignan a hombres o a mujeres (Bem, 1974), como la intuición, la eficiencia, el perfeccionismo o la ambición. Al punto incluso, de entrar a discutir ciertas características como propias y exclusivas de cada género, como la empatía, la que se presenta como necesaria en el desempeño de cualquier labor, pero que tradicionalmente se vinculaba al rol femenino. Junto con esto, aún persisten características que, si bien son deseables en cualquier ámbito de trabajo, siguen siendo vistas como propias del género femenino, como son la afectividad y la sensibilidad.

En este mismo sentido, es claro que hombres y mujeres proyectan su rol en el ámbito tecnológico desde una perspectiva andrógina en el discurso, con características vistas como propias de ambos géneros, por ejemplo, la característica de ambición, que se presenta en ambos géneros como importante y necesaria; y que ciertamente se vincula con la idea de las carreras tecnológicas como fuente de seguridad laboral. Esto último, se explica por la base de la muestra en estudio, que se basa en estudiantes de primera o segunda generación en la universidad, que ven en las carreras tecnológicas como un peldaño de crecimiento social.

No obstante lo anterior, también es claro que persisten o subyacen aún características y proyecciones asociadas al género que influyen en cómo ellas y ellos se enfrentan y proyectan su profesión. Lo anterior, se ratifica al inicio y al término de su carrera tecnológica, donde existen diferencias en el cómo los y las estudiantes se acercan a su decisión, primando en el caso de las mujeres la vocación y el consejo de otras personas, por sobre el interés en tecnología, como en el caso de los hombres. Este hecho influye en el cómo las mujeres viven sus carreras tecnológicas, afectando la masa crítica de mujeres, al acceder menos a las carreras tecnológicas y, al momento de decidir, al seleccionar carreras “menos duras”. Y, al egresar, a proyectarse con menos posibilidades de desarrollo profesional, al priorizar el buen futuro laboral por sobre el desarrollo profesional. Lo anterior se refuerza por las condicionantes estructurales del sistema científico-tecnológico, del desarrollo tecnológico y los escenarios laborales del país, pues las mujeres “saben” que poseen un menor rango de oportunidades para desarrollarse en este ámbito.

Por ejemplo, si se analizan los datos de estudios de pre, post grado y participación de fondos relacionados con ciencia y tecnología del Conicyt (Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica de Chile), que está encargada del fomento de la formación de capital humano y del fortalecimiento de la base científica y tecnológica del país, se nota la brecha existente entre hombres y mujeres, en especial cuando las mujeres alcanzan su independencia como investigadoras, al punto de obtener un menor número de fondos concursables. En caso de los proyectos de iniciación a la investigación, del total presentado, un 30% correspondió a mujeres, pero solo un 22% de ellas lograron la adjudicación de los fondos (Rebufel, 2009), relación que se mantiene al año 2015.

Otro ejemplo, es lo que se menciona en el estudio realizado por Morales & Sifontes (2013), respecto de la generación de innovación en el país, donde del total de patentes registradas por Chile (70 patentes), entre los años 1990 y 2006, en la Oficina de Patentes de los Estados Unidos (USPTO), solo un 4,48% correspondió a patentes registradas por mujeres y solo un 19% a patentes con participación mixta. En cuanto al interés en tecnología, si se analiza la contribución de las mujeres en las patentes otorgadas por secciones CIP2, queda de manifiesto que en Chile el género femenino contribuye más en el área de Necesidades Humanas que en otras áreas en la producción de patentes, siendo las áreas con menor contribución de las mujeres (0%): textiles y papel, ingeniería mecánica, electricidad, construcciones fijas y operaciones y transporte.

Para incrementar la participación de la mujer en el ámbito tecnológico, en investigación y desarrollo y en innovación se han implementado diferentes mecanismos, entre ellos: elevar “artificialmente” la masa crítica de mujeres en estructuras de decisión y de asignación de proyectos y fondos, tradicionalmente constituido por hombres, es decir, aumentar numéricamente su participación en ámbitos de decisión, para así asegurar igualdad, potenciar su visibilidad y favorecer la participación de otras mujeres; además de establecer mecanismos de decisión, de asignación y de acceso igualitario (por ejemplo, curriculum ciego respecto del género). Todo esto para garantizar que las decisiones que se tomen estén en función de la calidad y del mérito, y no del género de quién postula a un cargo o lidera y presenta un proyecto.

Asimismo, es necesario modificar las creencias, los patrones o estereotipos de mujeres y hombres, y las estrategias y metodologías del cómo se enseña ciencia y tecnología en colegios y universidades, de modo de aumentar el interés por desarrollar la carrera del tecnólogo o tecnóloga, debiendo ser éste uno de los principales motores de acceso para ambos géneros; pues resulta difícil para un individuo que, al finalizar su carrera, mantiene un bajo interés tecnológico, ir más allá de la seguridad económica que le entrega un título técnico o profesional.

Para lo anterior, no solo se requiere transitar desde características que tradicionalmente se asignan como propias de cada género, a una visión andrógina de éstas; sino que también es necesario transitar hacia la idea de que éstas son características situacionales y “entrenables”. Es decir, que existen situaciones en las que ciertas características, que pueden ser ajenas a la visión de género que una persona o sociedad tiene, o ajenas a las características propias o personales de un individuo (independiente del género), son necesarias para resolver situaciones o desenvolverse efectivamente en el ámbito tecnológico; y que, además, son posibles de entrenar o de ser aprendidas. En ambos casos, las instituciones académicas juegan un rol primordial en la constitución del tecnólogo o tecnóloga comprometido, interesado, situado y “completo”, o con la capacidad de adecuarse a distintas situaciones sin las limitantes de los estereotipos de género.



Referencias

BAIN, O. & CUMMINGS, W. (2000). Academies’ glass ceiling: societal, professional-organization and institutional barriers to the career advancement of academic women. Comparative Educations Review, 44(4), 493-513. http://dx.doi.org/10.1086/447631.

Beck-Gernsheim, E. (2003). La reinvención de la familia. Barcelona: Paidós.

Bem, S. (1974). The measurement of psychological androgyny. Journal of Consulting and Clinical Psychology, 42, 155-62.

Berger, P., & Luckmann, T. (2006). La construcción social de la realidad. Buenos Aires: Amorrortu Editores.

Díaz-Loving, R., Rivera, S., & Sánchez, R. (2001). Rasgos instrumentales (masculinos) y expresivos (femeninos), normativos (típicos e ideales) en México. Revista Latinoamericana de Psicología, 33(2), 131-139.

Flores, R. (2005). Violencia de género en la escuela: sus efectos en la identidad, en la autoestima y en el proyecto de vida. Revista Iberoaméricana de Educación, 38, 67-86.

Hernández R.; Fernández, C. & Baptista, P. (2003). Metodología de la investigación. México D.F.: McGraw-Hill.

López, I & Pita, S. (1999) Medidas de concordancia: el coeficiente kappa. Cad aten primaria, 169-71. Disponible en www.fisterra.com.

Moya, M., Expósito, F., & Padilla, J. L. (2006). Revisión de las propiedades psicométricas de las versiones larga y reducida de la Escala sobre Ideología de Género. International Journal of Clinical and Health Psychology, 6(3), 709-727.

Morales, R., & Sifontes, D. (2013). La Actividad Innovadora por Género en América Latina: Un Estudio de Patentes. Biblioteca Digital de la Asociación Latino-Iberoamericana de Gestión Tecnológica, 1(1).

Nussbaum, M. (2012). Las mujeres y el desarrollo humano. Barcelona: Herder.

Parsons, T. & Bales, R. F. (1998). Family socialization and interaction process. Londres: Routledge.

Rebufel, V. (2009). Chile: Participación de la mujer en los fondos públicos de financimiento en investigación científica y tecnológica y algunas propuestas de intervención. Santiago: FLACSO Chile



Rosser, S.V. (1998). Applying feminist theories to women in science programs. Journal of Women in Culture and Society, 24(1), 171-201. http://dx.doi.org/10.1086/495324.
Anexo 1. Características asociadas a la profesión tecnológica.



1López, I & Pita, S. (1999) Medidas de concordancia: el coeficiente kappa. Cad aten primaria, 169-71. Disponible en www.fisterra.com.


2 La clasificación internacional por sección (Sección CIP) es una herramienta que usa la Organización Mundial de Propiedad Intelectual para catalogar a las patentes de acuerdo a sectores según tecnología que emplean.


Catálogo: acta -> 2015 -> GT-01
GT-01 -> Epistemologías pragmáticas de la vida: regímenes de valoración y producción de verdad biomédica en el sistema Garantías Explícitas en Salud en Chile1
GT-01 -> Xxx congreso alas costa Rica 2015
GT-01 -> Investigación académica y políticas de ciencia y tecnología para la inclusión social en el nivel regional-local. Reflexiones desde México. Autor
GT-01 -> Universidad nacional de costa rica facultad de ciencias sociales
GT-01 -> Xxx congreso Asociación Latinoamericana de Sociología Costa Rica 2015 Instituto Politécnico Nacional (México)
GT-01 -> Universidad de buenos aires facultad de ciencias sociales titulo: trabajo informacional y subjetividad
GT-01 -> Dimensiones de la convivencia escolar en el mundo 0: oportunidades, riesgos y desafíos
GT-01 -> Proponentes: Guillermo Eduardo Aguilar Mata
GT-01 -> Mariana Paredes- patricia Oberti 1 Facultad de Ciencia Sociales – Universidad de la Republica-Uruguay
GT-01 -> País: Cuba Institución: Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas Resumen


Compartir con tus amigos:
1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad