Tabla de contenidos



Descargar 0.67 Mb.
Página1/5
Fecha de conversión10.05.2018
Tamaño0.67 Mb.
Vistas126
Descargas0
  1   2   3   4   5



Pastoral Preventiva


Autor


Jaime Morales Herrera
Un curso del
Seminario Internacional de Miami

Miami International Seminary

14401 Old Cutler Road

Miami, FL 33158

305-238-8121 ext. 315

email, MINTS@ocpc.org

web site, www.MINTS.ws
2007

TABLA DE CONTENIDOS
PLAN DE CURSO………………………………………………………………………………………. 3

CAPITULO 1……………………………………………………………………………………………… 5

CAPITULO 2……………………………………………………………………………………………… 11

CAPITULO 3……………………………………………………………………………………………… 32

CAPITULO 4……………………………………………………………………………………………… 40

CAPITULO 5……………………………………………………………………………………………… 46

CAPITULO 6……………………………………………………………………………………………… 50

CAPITULO 7……………………………………………………………………………………………… 84

APENDICE 1……………………………………………………………………………………………… 100

APENDICE 2……………………………………………………………………………………………… 106

PLAN DE CURSO

PASTORAL PREVENTIVA


  1. DESCRIPCION

Este curso trata de la pastoral preventiva, es decir, el trabajo de educación y cuido pastoral que puede realizar un líder en pro de diversas problemáticas psicosociales. Básicamente nos enfocaremos en tres temas: el VIH/SIDA, las pandillas o maras y las drogas (legales e ilegales). Aunque reconozco que otros temas pueden ser abordados por ejemplo la violencia y el abuso, este no será abordado debido a que el Dr. Ismael Quintero desarrollo un curso específico para el ministerio con personas abusadas, y no quiero redundar en la temática.


  1. OBJETIVOS

  1. Comprender el concepto de pastoral preventiva.

  2. Comprender las problemáticas del sida, la drogadicción, y el pandillaje.

  3. Desarrollar habilidades para la prevención desde la iglesia local.




  1. CONTENIDOS

  1. Pastoral Preventiva y conceptos asociados a la prevención

  2. El VIH/SIDA

  3. Las Pandillas o Maras

  4. Las drogas legales

  5. Las drogas ilegales




  1. EVALUACIÓN

  1. Asistencia. 15% (un punto por cada clase).

  2. Cuestionarios. 15% (dos puntos por cada cuestionario completo)

  3. Lecturas adicionales. 20% Los alumnos del programa de licenciatura leerán 300 páginas, y deben entregar un informa de lectura de 3 páginas. Los alumnos del programa de maestría leerán 500 páginas, y deben entregar un informe de lectura de 5 páginas.

  4. Proyecto especial. 30%. El alumno deberá desarrollar un plan para enseñar en al menos tres sesiones de al menos 45 minutos, uno de los temas del curso para alguna población de su congregación (niños, adolescentes, jóvenes, adultos, varones, señoras, etc.)

  5. Examen final. 20%

Capítulo 1

Pastoral Preventiva
Objetivos

  1. Comprender la importancia de la pastoral preventiva.

  2. Comprender diversos conceptos como: pastoral preventiva, prevención, prevención primaria, prevención secundaria, prevención directa e indirecta.


Introducción

La prevención de problemas psicosociales debe hacerse desde distintos actores de la comunidad, uno de estos actores que poco se ha tomado en cuenta es el de la comunidad religiosa; en este caso en particular una comunidad religiosa específica, la iglesia evangélica. Muy pocas veces escuchamos a pastores hablar en su sermón sobre sida, drogas, u otra problemática social; en algunos casos sólo los maestros de adolescentes y jóvenes tocan estos temas, aún cuando son temáticas que afectan a toda la comunidad de creyentes sin importar su edad cronológica y etapa de desarrollo.


Para citar un ejemplo, a veces creemos que a sólo los jóvenes hay que hablarles sobre las drogas, pero realmente son los adultos los que tienen mayor poder adquisitivo para consumir drogas y lo hacen, no estoy diciendo que todos los adultos consuman drogas sino que hay un porcentaje no determinado en las congregaciones evangélicas que consumen bebidas alcohólicas o cigarrillos, drogas muchas veces consideradas legales en los países hispanos. Continuando el ejemplo, también es muy conocido que muchos adultos mayores se hacen adictos a ciertos medicamentos, y esto también es drogadicción. Por ello la pastoral preventiva es para todas las poblaciones de la iglesia, ya que no hay ninguno exento de caer dentro de estos pecados que afectan al individuo y luego a la sociedad, y por supuesto, un pecado más que es afrenta al Dios Vivo.
Pastoral Preventiva

Defino la pastoral preventiva como aquel acercamiento pastoral que busca prevenir el surgimiento de diversas problemáticas en los miembros de una congregación mediante la educación, el cuidado y acompañamiento pastoral. Este curso es sobre Pastoral Preventiva, un concepto que va más allá de Educación Preventiva desde la Iglesia Local; por supuesto, que la pastoral incluye la educación pero va más allá de eso debido a que incluye el componente de cuido pastoral. He utilizado el término pastoral para denotar la idea de cuidado personal implícito en la imagen bíblica del pastor. Y es que un líder o pastor debe cuidar y educar a sus ovejas. Es increíble la ignorancia y falta de información que manejan las personas acerca de las drogas, el sida, la violencia, etc. Nuestra primera función como pastores es educar para prevenir, y al mismo tiempo dar seguimiento a los casos que se nos presentan en nuestras congregaciones; pero para ello debemos de estar informados.


Voy a hacerle una serie de preguntas para medir cuando conoce acerca de algunos temas:


  1. Es lo mismo tener VIH que tener SIDA. (falso o verdadero)

  2. La marihuana no produce dependencia física. (falso o verdadero)

  3. Las niñas prostituidas son prostitutas. (falso o verdadero)

La primera y tercera sentencias son falsas, la frase segunda es verdadera. El sida es una enfermedad que se produce cuando una persona que tiene el virus del VIH ha contraído diversas enfermedades llamadas oportunistas; y no tiene suficiente linfocitos para defender su organismo. La marihuana produce dependencia psicológica y no física, es decir, lo que se busca es psicológicamente volver a sentir los mismos efectos, por una esclavitud pecaminosa sin mediar ninguna sustancia adictiva. La última sentencia se refiere a la mentira de asociar una niña prostituida a una prostituta sin reconocer que realmente estás niñas son parte de redes organizadas que lo hacen es explotar a la niña, recibiendo estos el dinero y no la jovencita. La niña no es una prostituta sino una jovencita que está siendo manipulada por adultos sacando provecho de ellas. Recordemos que aunque un menor es igualmente responsable que un adulto por sus propios pecados, no tiene el mismo índice de responsabilidad atribuido por la sociedad porque sencillamente, los menores de edad no se pueden valer por sí mismos y son dependientes de los adultos que los rodean, y aún bíblicamente Dios atribuye la responsabilidad a los adultos sobre sus hijos menores de edad.


Prevención

El concepto de prevención está asociado a estar adelantado. Prevenir es haber venido antes de haber ido. Prever es ver antes de que suceda algo. Es ver el producto final que se quiere. Por ello se necesita tener claro el producto final que deseamos. En nuestro caso el que la persona sea formada a la Imagen de Jesucristo.


No solamente va dirigida a inducir cosas indeseables, sino a generar condiciones deseables en un futuro. Así la prevención es tanto evitar como inducir. Es evitar que se presente algo no deseado, por ejemplo problemáticas como la drogadicción, la violencia, el sida, etc; y además, tomar las previsiones aquí y ahora para inducir las condiciones a que algo se de más adelante; en este caso que el creyente alcance la madurez cristiana para poder salir avante con la ayuda de Dios ante las problemáticas a su alrededor.
Para ello es importante tanto la información como la formación. Se necesita información para sobrevivir en el mundo de hoy en día, pero también la formación necesaria para poder aplicar la información que se maneja. Es decir, igual que necesitamos los conocimientos, necesitamos las habilidades. Hoy en día los jóvenes manejan mucha información, los medios de comunicación y el Internet hacen que la información viaje de un extremo de la tierra a otro en milésimas de segundo, pero pocas veces tienen la formación para usar la información, y para poder manejar lo realmente relevante.

Prevención Primaria

La prevención primaria es un concepto prestado de la psicología, comprende todas aquellas acciones destinadas a prevenir la aparición de problemas o enfermedades. Tiene como objetivo disminuir la probabilidad de ocurrencia de las problemáticas identificadas (Bleger, 1994). Para Kaplan (1985), "Es un concepto comunitario; implica la disminución de la proporción de casos nuevos de trastornos mentales en una población durante un periodo dado, contrarrestando las circunstancias perniciosas antes de que tengan ocasiones de producir la enfermedad" (p.43). Por ejemplo, en el caso de prevención primaria del VIH, se referiría a las diversas acciones que podemos tomar para que las personas no se contagien del VIH.



Prevención Secundaria

La prevención secundaria igualmente es un concepto de la disciplina psicológica y corresponde a las acciones destinadas a la detección precoz de la problemática y su tratamiento o intervención oportuna (Bleger, 1994). Siguiendo el ejemplo citado en el apartado anterior, la prevención secundaria del VIH/SIDA serían las acciones determinadas a ejecutar cuando la persona ya tiene el VIH. Cómo darle cuidado pastoral, revisar como esta su esposa (si la tiene), explicarle como cuidar su salud para que la enfermedad progrese mas lentamente, explicarle que no debe tener relaciones sexuales con más personas porque puede contagiarlos, etc.


Prevención Indirecta o Inespecífica

Comprende a todas aquellas estrategias dirigidas al desarrollo de habilidades para la vida, promoción de conductas saludables, fortalecimiento de valores y actitudes, constituyendo la plataforma de la prevención. En este escrito se presentará en el capítulo 7, el modelo de habilidades para la vida desde una perspectiva bíblica como un ejemplo de prevención indirecta. La prevención inespecífica debe abordarse desde edades tempranas, y debe darse desde diferentes actores como la familia, la escuela, la iglesia, el sector salud, etc.


Prevención Específica o Directa

Es aquella que comprende las estrategias con contenidos referidos a temas en particular: drogas, SIDA, embarazo adolescente, violencia, etc. y dirigidas a poblaciones en particular. La prevención directa o específica, se adecua a los grupos poblacionales según la edad y grupo social o bien a aquellos detectados como de alto riesgo relativo, de acuerdo a los antecedentes aportados por la investigación diagnóstica.


Conclusión

La prevención es parte de la tarea pastoral, y todos los líderes cristianos – especialmente los líderes de ministerios educativos y de discipulado - ejercemos un pastorado, en el sentido de que somos llamados a ejercer un cuido pastoral sobre un grupo específico de una congregación. Ejerzamos esa tarea con eficiencia para la gloria de Dios, y El nos usará para que muchos no caigan en el peligro del sida, las drogas, las pandillas y un sin número de problemáticas producto del pecado en nuestra sociedad.

CUESTIONARIO 1
1. ¿Qué es pastoral preventiva?

2. ¿Qué es prevención?

3. ¿Qué es prevención primaria?

4. ¿Qué es prevención secundaria?

5. ¿Qué es prevención directa?

6. ¿Qué es prevención indirecta?

7. Explique porque es diferente tener sida a VIH.

8. Explique porque se dice que la marihuana no produce dependencia física.

9. Explique porque una niña prostituida no debe ser considerada una prostituta.

10. Investigue que es el modelo de “Reducción del Daños” en prevención. ¿Esta usted de acuerdo con ese modelo? Justifique su respuesta bíblicamente.



Capítulo 2

El VIH/SIDA

Objetivos


  1. Conocer los conceptos asociados al VIH/SIDA.

  2. Conocer las formas de contagio del VIH y mitos relacionados a ello.

  3. Conocer diversas estrategias de prevención primaria y secundaria que pueden darse en relación a la problemática del VIH/SIDA.



Introducción


Son pocos los líderes cristianos lo que conocen acerca de la realidad de la pandemia del sida. Este capítulo de este escrito pretende ofrecerle información básica pero necesaria que todo pastor y líder debe conocer.

Definiciones


Según la Organización Internacional de Empleadores (2003) SIDA significa “síndrome de inmunodeficiencia adquirida, un cuadro de infecciones devastadoras causadas por el virus de la inmunodeficiencia humana, o VIH, que ataca y destruye ciertos glóbulos blancos esenciales para el sistema inmunitario del organismo” (p. 3).
El sistema inmune es un sistema de defensa y sus defensores son un tipo de glóbulos blancos de la sangre llamados linfocitos, que vigilan permanentemente nuestro organismo y nos protegen de cualquier agresión de los gérmenes propios del medio en que vivimos. Cuando un germen penetra en nuestro cuerpo, es reconocido por los linfocitos. Estos dan la alerta al resto del sistema inmune para que los destruya, bien atacándoles directamente, bien por medio de sustancias llamadas anticuerpos. Por tanto, la presencia la presencia de anticuerpos en el organismo indica que estamos o hemos estado infectados por ese germen (Frías, 1990).

Síntomas


Blackman (2005, p.12) menciona que “cuando una persona se contagia con el VIH, en primera instancia puede presentar síntomas similares a la gripe por una o dos semanas. Sin embargo, después se puede sentir bien por muchos años sin presentar ningún otro síntoma”.
Según el Programa Conjunto de las Naciones Unidas (ONUSIDA) cuando el VIH infecta una célula, se combina con el material genético de dicha célula y puede permanecer latente durante años. La mayoría de las personas infectadas por el VIH se mantiene sana y puede vivir mucho tiempo sin experimentar síntomas o con alteraciones tan sólo menores. (2000, p. 9)

Desarrollo de la Enfermedad

La ONUSIDA nos describe la forma en que se desarrolla la infección


El VIH ataca a dos grupos de leucocitos, llamados linfocitos CD4+ y monolitos / macrófagos. En condiciones normales, las células CD4+ y los macrófagos ayudan a reconocer y destruir las bacterias, los virus y los demás agentes infecciosos que invaden las células y causan enfermedad. En las personas infectadas por el VIH, el virus mata los linfocitos CD4+, mientras que los macrófagos actúan como reservorios y transportan el VIH a diversos órganos vitales (ONUSIDA, 2000, p. 10).
Por otro lado, se nos dice que el VIH más bien es reproducido en el organismo como si fuera una célula.
El VIH se une a los linfocitos CD4+ y continúa desarrollándose en su interior. Esto hace que la célula produzca más VIH, pero, al mismo tiempo, se destruye. Con la disminución de las células CD4+ del organismo, el sistema inmunitario se debilita y es menos capaz de luchar contra las infecciones víricas y bacterianas. La persona infectada se vuelve susceptible a una amplia gama de infecciones «oportunistas» (Ibíd.).
No es lo mismo hablar de VIH que de SIDA. Blackman (2005, p. 12) aclara que “El VIH es el virus que causa el SIDA. No todos los que tienen el VIH tienen SIDA, pero todos los que tienen SIDA sí tienen el VIH. El VIH se transforma en SIDA cuando el sistema inmunológico se debilita tanto que el cuerpo se infecta con varias enfermedades como tuberculosis y herpes. Estas enfermedades se llaman ‘infecciones oportunistas’ porque utilizan la oportunidad provista por el VIH para infectar el cuerpo. Son éstas y otras enfermedades las que matan a la persona, y no el VIH o el SIDA en sí”.
Con respecto al tiempo de duración en desarrollarse el VIH, puede demorar tanto como diez años, pero pueden ser cinco años en personas que son pobres. La duración depende de varios factores, incluyendo el tipo del VIH, el estado general de salud, el acceso a la atención médica y la edad. Sin tratamiento, la muerte ocurre generalmente de uno a dos años después de la primera infección oportunista. Alguien que tiene el VIH debe cuidarse y protegerse contra un contagio repetido. Es posible que personas con el VIH vuelvan a contagiarse del virus, lo cual debilita el sistema inmunológico aún más y trae la muerte más rápidamente (Ibíd.)
Según Blackman (Ibíd, p13) “Todavía no se ha encontrado una cura para el VIH o el SIDA. Generalmente se pueden tratar las infecciones oportunistas y hay medicamentos disponibles que retardan la evolución del VIH al SIDA. Éstos se llaman medicamentos antirretrovirales (ARVs)”.

Formas de contagio


Ya que el VIH es un virus, puede propagarse entre las personas. Sin embargo, no es contagioso en el sentido de que no se puede transmitir fácilmente como un resfrío común. No se puede transmitir a través del contacto social cotidiano, tal como estrecharse las manos o compartir la comida. Es más contagioso durante los primeros meses y durante las últimas etapas de la enfermedad. La transmisión ocurre a través del intercambio de sangre, semen y fluidos vaginales de una persona infectada. El VIH puede transmitirse mediante las relaciones sexuales, la perforación de la piel con instrumentos no estériles (como inyecciones, perforación de orejas, tatuajes, acupuntura y mutilación genital), los productos con sangre contaminada y una madre infectada que contagia a su hijo. (Blackman, 2005)

Contagio sexual


El VIH puede transmitirse a través del coito no protegido; es decir, cualquier acto sexual con penetración en el que no se utilice un preservativo. El coito anal y vaginal puede transmitir el virus de un varón infectado por el VIH a una mujer o a otro varón, o bien de una mujer infectada a un varón. (ONUSIDA, 2000)
En general, la probabilidad de infección sexual por el VIH se relaciona con el número de parejas sexuales y con los actos sexuales no protegidos que se realicen. En otras palabras, cuanto más parejas sexuales se tienen, mayor es la posibilidad de infección. (Ibíd.)
Todas las prácticas sexuales con penetración (anal, vaginal o bucal) no protegida acarrean riesgo de transmisión del VIH, ya que los líquidos orgánicos segregados durante la relación sexual entran en contacto directo con las membranas mucosas expuestas (el revestimiento del recto, la vagina, la uretra y la boca). (Ibíd.)
Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) “Las personas que tienen una enfermedad de transmisión sexual corren un mayor peligro de contraer el VIH y de propagarlo a otras personas. Las personas con infecciones transmitidas sexualmente deben procurar un tratamiento rápido y evitar relaciones sexuales o practicar actividades sexuales seguras (sin penetración o con preservativo)” (2002, p.117).

Contagio por la perforación de la piel


El VIH puede transmitirse por el uso de agujas u otros instrumentos invasivos contaminados por el virus. En muchas partes del mundo, el intercambio de jeringas y agujas entre usuarios de drogas intravenosas es responsable del rápido incremento de la

infección por el VIH en esas personas. Los procedimientos no médicos también conllevan un cierto riesgo si los instrumentos utilizados no se han esterilizado correctamente. Entre esos procedimientos figuran la perforación del lóbulo auricular y de distintas partes del cuerpo, los tatuajes, la acupuntura, la circuncisión masculina y femenina y la escarificación tradicional. (ONUSIDA, 2000)



Contagio por una madre contaminada


La mayoría de los lactantes y niños infectados por el VIH contrae la infección a través de su madre, antes, durante o después del parto, en el curso de la lactancia. Sólo una pequeña proporción se infecta a través de inyecciones o transfusiones sanguíneas contaminadas por el VIH. La progresión de la enfermedad muestra dos tendencias distintas en los niños infectados desde el nacimiento. Aproximadamente en la mitad de ellos progresa con rapidez al SIDA, pero en el resto permanece asintomática durante años, tal como ocurre en los adultos. Los estudios indican que, en los países desarrollados, alrededor de las dos terceras partes de los niños infectados siguen con vida a la edad de cinco años. En los países en desarrollo, las cifras oscilan entre el 30% y el 65%. (Ibíd.)
La transmisión maternoinfantil (TMI) es, con mucho, la causa más importante de infección por el VIH en los niños pequeños. El virus puede transmitirse durante el embarazo, trabajo de parto, alumbramiento o después del nacimiento, en el curso de la lactancia materna. Entre los bebés infectados que no reciben lactancia materna, la TMI se produce, en la mayoría de los casos, en el momento del parto (inmediatamente antes o en el trabajo de parto y durante el alumbramiento). (Ibíd.)

Mitos acerca de la Transmisión


No se ha demostrado que el beso transmita el VIH, ya que la saliva contiene una concentración muy baja del virus. (ONUSIDA, 2000). La única forma en que el virus pudiera infectar a través de la boca es si hubiera una herida, una úlcera o encías sangrantes (Dixon, 2003). Por otro lado, es imposible contagiarse el VIH mediante actividades como abrazar, tomarse de la mano, toser, compartir vasos o platos o inodoros. Ninguna de estas actividades puede transmitir el VIH, ni siquiera si una persona se está muriendo de SIDA. Es muy poco probable que los trabajadores de la salud que cuidan a personas con SIDA se contagien si tienen cuidado con la sangre y los fluidos corporales (Carter, 2004)
De igual forma nos dice la UNIC EF “No es posible contraer el VIH/SIDA por el mero contacto con las personas infectadas. La enfermedad no se contagia a través de abrazos o apretones de manos ni tampoco por la tos o los estornudos. El VIH/SIDA no puede transmitirse a través de los asientos de los retretes, de los teléfonos, platos, vasos, utensilios de comer, toallas o ropa de cama, ni en las piscinas o baños públicos. El VIH/SIDA no se propaga por los mosquitos u otros insectos. (UNICEF, 2002, p. 119)




Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos