Tabla de contenido


ÁREA ESPIRITUALIDAD Y RELIGIONES



Descargar 0.52 Mb.
Página8/12
Fecha de conversión14.12.2017
Tamaño0.52 Mb.
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   12

9. ÁREA ESPIRITUALIDAD Y RELIGIONES

9.1. Caracterización


La diversidad religiosa en Bolivia, así como en otras latitudes del mundo es vasta; sin embargo, es una realidad poco estudiada y analizada en los espacios de enseñanza - aprendizaje, dejando este ámbito tan relacionado al ser y a las subjetividades, y libre para la manipulación política y económica. Dado que la Constitución Política del Estado Plurinacional actual declara el respeto y la garantía a la libertad de religión y de creencias espirituales31, se hace necesario incorporar el Área Espiritualidad y Religiones dentro del Campo Cosmos y Pensamiento.

El tratamiento del Área incorpora por ello, el estudio del pluralismo religioso y de la universalidad del desarrollo de la espiritualidad, a través de ciencias y disciplinas tales como la Antropología de la Religión, Sociología de la Religión y la Historia de las Religiones, las mismas que hasta hoy fueron tomadas en cuenta muy marginalmente en la materia de Religión en los sistemas educativos anteriores, que se caracterizaron por incorporar el cristianismo desde una perspectiva doctrinaria sin tomar en cuenta el derecho a la libertad de conciencia y de fe32.

El carácter doctrinario de la materia de Religión, ha tenido una continuidad a lo largo de nuestra historia desde la época colonial, dado que la evangelización en la fe católica fue uno de los primeros mecanismos de enseñanza instituidos de manera sistemática a cargo de varias órdenes religiosas, siendo a su vez uno de los más fuertes sustentos para el establecimiento del orden colonial.

Si bien la religión católica ha sido impuesta en nuestro territorio desde el siglo XVI, se conoce también a partir de estudios históricos, que hubo otras imposiciones religiosas anteriores tanto en estos territorios como en otras latitudes33. Esto demuestra que los sistemas religiosos están íntimamente ligados a los cambios políticos, económicos y socioculturales generados a partir del encuentro de sociedades distintas entre si. Por ello, la compresión integral de estas dinámicas resulta esencial para entender las matrices cosmovisivas de las sociedades que son las que en última estructuran a la persona como ser social con una postura ética y moral particular.

Con el establecimiento de la República, algunos cambios de envergadura se generaron, tales como la incorporación de iglesias protestantes al escenario nacional, la paulatina inserción de otras tradiciones religiosas como el Judaísmo, la Fe Bahai, el Islamismo, el Budismo y cambios sustanciales en el anclaje de la Iglesia Católica a través de encausamientos contestatarios a regímenes dictatoriales desde la teología de la liberación y liderazgos de fuerte influencia política a fines del siglo pasado. Todas estas influencias complejizaron en diferentes aspectos el campo religioso donde el poder fluye entre las subjetividades, las manifestaciones religiosas colectivas y el orden societal, sin que las manifestaciones religiosas milenarias de los pueblos indígena originarios perdieran su vigor, vigencia y creatividad al incorporar desde la lógica de la complementariedad dialógica, elementos y prácticas religiosas y espirituales a sus concepciones religiosas.

Ante todos estos cambios aún poco sistematizados y analizados respecto a la historia de las religiones en nuestro país, es posible constatar, a partir de los planes y programas de la materia de Religión a lo largo de la historia de la educación, que se mantuvo al margen de una postura crítica, asentando sus contenidos en una visión doctrinaria que bien puede corresponder a la institucionalidad religiosa de cualquier adscripción, y que con dificultad llega a enmarcarse en un sistema educativo.

Esto permite constatar que al igual que todas las sociedades en el mundo, las manifestaciones de religiosidad y espiritualidad en el país son complejas, y es en medio de esta complejidad que se asume el reto de ésta Área de Saberes y Conocimientos, procurando que tanto el ámbito político como el institucional religioso de cualquier creencia sean objeto de análisis y no determinen una tendencia doctrinaria que termine por reproducir e imponer un patrón religioso colonial.

Con la actual implementación de una educación sociocomunitaria productiva, a través del Área de Espiritualidad y Religiones se toma en cuenta la espiritualidad como la dimensión trascendental del ser; es decir, que se remite a la energía vital y al relacionamiento con entidades materiales y supramateriales para la cual se utilizan diversidad de mediadores que facilitan la comunicación. La espiritualidad implica en este sentido, entender a la persona como un ser conectado a todo lo que existe a través de una energía universal, que se manifiesta en los sentimientos, en las maneras de entender el mundo y de actuar en él, a través de normas ético-morales expresadas en las relaciones sociales, las relaciones con la naturaleza, en los mitos, ritos, música, danza, literatura, tecnologías y otras manifestaciones culturales.

Por otro lado, conceptualizamos la religión como la realización instituida de la existencia de lo divino y la relación del ser con una de estas instituciones, sus oficiantes, doctrina y dogma, y preceptos y normas ético-morales.

La religión no es antagónica a la espiritualidad, de hecho cada religión apela en mayor o menor medida a la espiritualidad en el espacio de encuentro entre el ser y su relación trascendente con la sociedad, la naturaleza y lo desconocido a su comprensión. La distinción entre espiritualidad y religión radica en que el desarrollo de la espiritualidad no tiene restricciones institucionales, es mas bien parte del ser humano en su relación con el Cosmos y la energía vital universal que según las culturas ha adquirido diferentes nombres.

De esta manera el Área Espiritualidad y Religiones, en la óptica del estudio de la Espiritualidad y Religiones, fortalece el espíritu comunitario universal respondiendo a las necesidades del Sistema Educativo Plurinacional de generar espacios de encuentro y diálogo intercultural, privilegiando el reconocimiento y presencia de valores sociocomunitarios que se contraponen a tendencias racistas, discriminatorias, excluyentes, individualistas, egoístas e intolerantes de una sociedad que buscamos descolonizar.

De esta manera se incorpora una visión amplia respecto a la educación espiritual y religiosa tomando en cuenta la diversidad del Estado Plurinacional y de la humanidad en su conjunto.

Las diferentes expresiones de espiritualidad y religiosidad permitirán mostrar las características propias de estas manifestaciones en el contexto Andino, Amazónico, de Oriente y Chaco, identificando sus funciones sociales, económicas, políticas, psicológicas, pedagógicas e históricas.




Compartir con tus amigos:
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   12


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad