Tabla de contenido



Descargar 0.52 Mb.
Página1/12
Fecha de conversión14.12.2017
Tamaño0.52 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12

TABLA DE CONTENIDO

1. CARACTERIZACIÓN 1

2. FUNDAMENTACIÓN 6

3. OBJETIVO DE CAMPO 11

4. ÁREA COSMOVISIÓN Y FILOSOFÍA 11

4.1. Caracterización 11

4.2. Fundamentación 13

5. Objetivo de Área 14

6. Planificación Curricular 14

7. ESTRATEGIAS METODOLÓGICAS. 47

8. EVALUACIÓN DE APRENDIZAJES 50

FUENTES CONSULTADAS 52

9. ÁREA ESPIRITUALIDAD Y RELIGIONES 56

9.1. Caracterización 56

9.2. Fundamentación 58

10. Objetivo de Área 60

11. Matriz de Planificación Curricular 60

13. EVALUACIÓN DE APRENDIZAJES 99

14.- FUENTES CONSULTADAS 100




1. CARACTERIZACIÓN


La concepción de Campo propuesto en el Modelo Sociocomunitario Productivo, se opone al uso positivista de las ciencias, pues en él, los saberes y conocimientos, caracterizados de manera específica en Áreas no son pensados como elementos escindidos de los fenómenos y proyectos sociales, políticos, culturales, económicos, por el contrario “… son espacios de organización curricular que propician y posibilitan la reconfiguración de las relaciones de poder entre los diversos agentes, generando disposiciones para la transformación de las relaciones de dominación y subordinación.”1

Del Campo de Saberes y Conocimientos, Cosmos y Pensamiento nace de la visión e interpretación del mundo que los pueblos indígena originario campesinos estructuran desde hace siglos, a partir de un nexo inexorable entre todos los seres que constituyen el planeta y el Cosmos, estableciendo relaciones armónicas y equilibradas que no dejan cabida a la explotación y dominación, característica de la sociedad moderna capitalista que sólo privilegia a unos pocos. Por ello, es posible afirmar que el Campo Cosmos y Pensamiento es el espacio donde los saberes y conocimientos relativos a las cosmovisiones, filosofía, espiritualidad y religiones de la plurinacionalidad y de las culturas del mundo se encuentran para reconfigurar las relaciones de poder a nivel social, cultural, político y religioso a partir del establecimiento de relaciones dialógicas complementarias y generadoras de equidad social e interculturalidad entre los agentes2 (comunidad educativa y sociedad en general) inmersos en el Campo, que desde el ámbito educativo se extiende a la vida sociocultural del Estado Plurinacional y a la relación armónica con la Madre Tierra y el Cosmos.

En su estructura, este campo se edifica en base a dos conceptos generadores que sólo pueden ser entendidos de manera relacional.

Por un lado, Cosmos se conceptúa como un sistema armonioso y esta compuesto por la misma naturaleza orgánica que los seres vivos3 incluyendo el agua, la tierra, las montañas, los bosques, el aire, el cielo, los astros, etc. Asimismo, representa todo lo que existe, incluyendo lo que se ha descubierto y lo que no, los aspectos que se perciben a través de los sentidos y aquellos de carácter espiritual imperceptibles a ellos. Por otro lado, pero de manera dependiente y complementaria a la primera noción, conceptualizamos “Pensamiento” como el flujo de energías que encausan múltiples interpretaciones, abstracciones de la imaginación, generación de conceptos, que guían el curso de las acciones de los seres humanos en relación a la Madre Tierra y el Cosmos y que desde diferentes tiempos y espacios disponen realidades múltiples. A estos diversos modos de ver, interpretar y recrear el mundo - cosmos, denominamos cosmovisiones. Una cosmovisión muestra el lugar que el ser humano y su sociedad encuentran para sí y para los otros seres en el Cosmos, y a partir de ello estructuran sus relaciones con las dimensiones tangible e intangible. Es de estas relaciones que surgen la filosofía, la espiritualidad, las religiones y todas las culturas.

En Bolivia y fundamentalmente a partir de la colonización, se plantea al menos dos tipos de cosmovisiones. Por un lado, tenemos las cosmovisiones biocéntricas4 propias de los pueblos indígena originario campesinos vinculadas a la espiritualidad, entendida como las conexiones energéticas multidimensionales entre todos los seres de la Madre Tierra y el Cosmos. Por el otro, se encuentra la cosmovisión antropocéntrica5 que se vincula al pensamiento filosófico de la modernidad, la religión como doctrina y dogma, y una percepción materialista de la realidad.

A partir de una relación espiritual práctica, consciente y afectiva con la Madre Tierra y el Cosmos, los pueblos indígena originario campesinos han generado una cosmovisión biocéntrica que pone como referente central de su lectura y comprensión del Cosmos a la vida, expresada en flujos de energía, de sinergia, de frecuencias de honda, donde prima la interacción armoniosa de todos los elementos y fuerzas de la existencia. Al dispersar su objeto de atención en todo el Cosmos, la cosmovisión biocéntrica, establece saberes “comunes”; es decir, conocimientos, valores y prácticas de coexistencia que no son de propiedad de ningún selecto grupo humano que accede al conocimiento, sino por el contrario son saberes que al ser comunicados de generación en generación entre los seres del Cosmos, han permitido el fluir de una convivencia comunitaria armónica, no sólo a nivel cognitivo sino también espiritual y afectivo de tal manera que toda entidad vital es capaz de enseñar algo y al mismo tiempo de aprender de los otros.

A nivel social, los saberes, conocimientos y valores transmitidos en el fluir holístico de las cosmovisiones biocéntricas, pasan a ser un rasgo característico de la identidad social en las comunidades bolivianas, y dicha forma de enseñanza-aprendizaje brinda la posibilidad de entender la manera en que los miembros de al menos tres generaciones distintas en una comunidad determinada, han incorporado el cambio, sin perder el sentido de continuidad cultural a través de los elementos propios y de nuevas experiencias obtenidas en otros momentos y lugares de contacto con la modernidad. Esto da pie a pensar en el establecimiento parcial de la configuración6 de manera paralela al sistema de transmisión cultural postfigurativo7.

Las sociedades basadas en la lectura biocéntrica del Cosmos se caracterizan porque entienden el mundo como parte de una fusión entre materia y energía, del que el hombre y la sociedad no están separados. Por eso no sorprenden los complejos conocimientos sobre constelaciones, plantas, animales, rocas, aguas, suelos, paisajes; o sobre procesos físicos y ecológicos tales como movimientos de la tierra, ciclos climáticos o hidrológicos, ciclos de vida, fenómenos de recuperación de ecosistemas, medicina natural y otras que se expresan en estados de transformación de variados elementos de la naturaleza. Aún, en las formas de aprovechamiento más simples de recursos naturales, tales como la recolección, la caza y la pesca, los conocimientos de los pueblos indígena originario campesinos, han configurado la sustentabilidad del ecosistema, demostrando así pertinencia y consistencia en relación al medio ambiente y adaptación humana al mismo.

La armonía entre la naturaleza y las sociedades, esta expresada en la diversidad cultural de los pueblos indígena originario campesinos, así como en la espiritualidad, pues hay tantas culturas como ecosistemas y paisajes vivificados8; es decir, espacios físicos que se perciben y habitan desde la trascendencia y armonía del espíritu más allá de las diferencias inherentes a la existencia material, existe nexos de relación de vida; sin embargo, esta armonía ha sido afectada por la modernidad que ha llegado con la colonización y una cosmovisión distinta.

Empero la colonización trajo consigo una cosmovisión diferente que fue aplicada mediante un sistema político - económico de intercambio y una concepción filosófica antagónica al sistema de reciprocidad y complementariedad de las sociedades nativas del continente9. Esta cosmovisión fuertemente determinada por la doctrina10 de la Iglesia Católica cuyos parámetros de evangelización fueron determinados en los denominados Concilios11, situaron al hombre “occidental” como parámetro universal de referencia, eliminando simbólicamente la capacidad de autodeterminación de otras sociedades y de la naturaleza misma.

Esta cosmovisión “antropocéntrica” se ha impuesto en los sistemas sociales, económicos y políticos, generando una conciencia colonial y desencadenando procesos de homogeneización; de unidireccionalidad en la lectura del entorno natural y la historia, de uniformidad en la racionalidad económica y tecnológica; individualismo, pérdida de identidad social, desnaturalización de la vida a causa de la cosificación; de la acumulación de capital y el consumo a costa de la explotación de la naturaleza y de los habitantes originarios de estos territorios.

Hoy es necesario que los llamados por la historia a construir el Estado Plurinacional y la armonía con la Madre Tierra y el Cosmos, reactiven la memoria ancestral de los pueblos, reconociendo que el accionar diario es parte de un trabajo de restauración humana que promueva el reencuentro con la comunidad cósmica12. De ahí, que emerge la necesidad de tratar este Campo de Saberes y Conocimientos en base a una pedagogía comunitaria productiva y descolonizadora, que a su vez desarrolle el pensamiento crítico, liberador, creativo y propositivo.

El proceso histórico de trasformación que actualmente vive el país demanda desafíos políticos, culturales, sociales, espirituales, económicos y epistemológicos para desarrollar el diálogo13 entre las culturas indígena originaria campesinas andinas, amazónicas del Oriente y el Chaco con las de la diversidad cultural14. Así mismo, requiere reconstituir la relación personal y social entre los seres humanos y el Cosmos, desprendiéndose de una conciencia colonial alejada de la naturaleza, para reconocerse como parte de un todo que hemos denominado “comunidad”15. Por ello, el reencuentro con la Madre Tierra y el Cosmos parte de la autoidentificación personal y social en la plurinacionalidad.

Aquí aparece necesaria, la fundamental condición de coherencia entre lo que se piensa, lo que se dice y cómo se vive la cotidianidad del ser en la comunidad, es algo así como un principio de honestidad que hace posible y perdurable la posibilidad de la relación de los seres que somos parte de la comunidad de la vida.

Para generar esa coherencia, se impone la necesidad de fortalecer la intraculturalidad y la autoobservación en la relación que se establece con los demás a tiempo de derribar todos los obstáculos de la racialización y todas las otras formas de discriminación que de ella provienen.

Mientras el enfoque tradicional educativo había desarrollado una visión unidireccional y monológica que parcelaba la realidad en disciplinas, el Modelo Sociocomunitario Productivo por las razones ya enunciadas, exige una epistemología multilógica holística, dialógica y cíclica, en la valoración de los saberes, conocimientos y pensamientos conscientes.

En este entendido, el Campo Cosmos y Pensamiento propone la reconstitución de las categorías, los saberes, valores, conocimientos y prácticas dentro de la población boliviana en diálogo intercultural, para explicar e interpretar la naturaleza de las sociedades, de su pensamiento y de las formas de relacionarse. En ese marco, se estructura a partir de una condición interdisciplinar y transdisciplinar con los demás Campos y Áreas, útil para transcender los conocimientos parcelados del enfoque positivista y generar una comprensión total de la complejidad dialógica de los fenómenos naturales y sociales. Por ello, es dable afirmar que el Campo de Saberes y Conocimientos, Cosmos y Pensamiento, responderá al qué, el para qué y el por qué de las cosmovisiones, la filosofía, la espiritualidad y la historia de las religiones de la plurinacionalidad boliviana así como aquellas manifestaciones, expresiones, historias que provienen de diferentes latitudes del mundo y que dialogan con nuestras culturas.

El Campo de Saberes y Conocimientos, Cosmos y Pensamiento, está constituido por dos Áreas: Cosmovisión y Filosofía, y Espiritualidad y Religiones; ambas encaminadas a la formación de las y los bolivianos para que valoren la dimensión espiritual humana, esto significa entender a la persona como un ser que mantiene una relación sana, armónica y equilibrada consigo misma, con la comunidad y todo lo que existe en la Madre Tierra y el Cosmos en continua creación y desarrollo del pensamiento sobre la vida. La construcción de ese ser permitirá fortalecer los valores, las identidades y el respeto a las diferencias de la plurinacionalidad, y a su vez proteger el patrimonio tangible e intangible de las comunidades, ejerciendo y exigiendo el cumplimiento de los derechos y deberes de las personas y las comunidades.

En el aspecto didáctico, el Campo de Cosmos y Pensamiento ha establecido que el pilar fundamental debe ser el interaprendizaje, puesto que los contenidos deberán ser permanentemente desarrollados por la comunidad educativa, la misma que tendrá como misión enriquecer los espacios de saberes y conocimientos respecto al pensamiento, la espiritualidad, la religiosidad y el conocimiento local, recuperando la sabiduría de la memoria de los pueblos indígena originario campesinos, comunidad afroboliviana y comunidades interculturales, instaurando a la vez nuevas prácticas que faciliten el emprendimiento de procesos de diálogo, consensos en el marco de la intraculturalidad e interculturalidad, así como los valores sociocomunitarios.




Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad