Supuestos básicos de wilfred bion



Descargar 67.5 Kb.
Fecha de conversión25.05.2018
Tamaño67.5 Kb.
Vistas4322
Descargas3





SUPUESTOS BASICOS

W. Bion


psicosocial@telecentro.com.ar


www.contencionemocional.com


SUPUESTOS BÁSICOS

WILFRED BION


Bion es discípulo de Melanie Klein. Originariamente psiquiatra de las Fuerzas Armadas "Británicas, es convocado por éstas durante el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial. para la atención de los soldados afectados por "neurosis traumática de guerra": se trata de combatientes que, sin haber sido heridos en el \ frente, están afectados por fuertes desequilibrios emocionales.

La contemplación de escenas de muerte y mutilación, la pérdida de camaradas, la visión del horror en todas sus formas, les han inferido profundas marcas que Bion intentará restañar en el hospital de campaña con el objeto de devolverlos al frente medianamente reestructurados.

Acostumbrado a los tratamientos individuales, y frente a la cantidad de soldados afectados, Bion se ve obligado a implementar tratamientos grupales. En este sentido encontramos aquí una técnica similar, tanto en su estructura como en su causación, a la que pusiera en práctica Pichón Riviere cuando se aleja del psicoanálisis ortodoxo para "democratizar" los tratamientos.

Con la experiencia acumulada y terminada la guerra, Bion continúa con la atención de agrupamientos, no ya de soldados, sino de individuos voluntarios dispuestos a ser observados en reuniones de intercambio: El objetivo es simple: comprender las leyes que gobiernan el funcionamiento de los grupos y extraer conclusiones con vistas a la formulación de una teoría.

Recurriendo al método científico -observar hechos reiterados, hipotetizar acerca de ellos y contrastar las hipótesis con la realidad Bion comienza a observar ciertas regularidades, presentes en cualquier tipo de grupos. A la primera de ésas regularidades la llamó "valencia".

Valencia es un término extraído de la química: dos elementos, dos substancias, pueden combinarse en base a cierta afinidad denominada valencia. Se trata de una unión, de un lazo que liga dos entidades.

Por otra parte y aquí encontramos la primera gran diferencia con la visión Pichoniana surge el "efecto grupo".

Para Bion allí donde se juntan dos o más desconocidos, ocurre algo, se instala una novedad de orden vincular" y operacional a la que llamó efecto grupo. En función de ello, los integrantes comienzan a actuar en bloque para dar respuesta al problema que eventualmente tengan entre manos.



Recordemos que la Psicología Social de nuestro medio se sitúa en otra posición: hasta tanto no se establezca la mutua representación interna es decir, la internalización del otro por parte de cada integrante no hay allí grupo sino serie. De modo que para Bion hay, entre las personas que recién se conocen, una ligazón instantánea, la valencia, cuyo resultado es la `acción en bloque, es decir, el efecto grupo. Otra de las regularidades que Bion encuentra en los grupos viene a desmentir ciertas conductas neuróticas: el retaceo en la colaboración, tan común en estas estructuras clínicas, parece disolverse en los ámbitos grupales. Como cuarto ingrediente, aparece cierta falta de registro de los integrantes respecto de la propia responsabilidad en lo que hace al clima grupal. Los estados compartidos de felicidad, agresividad, tristeza o miedo son atribuidos a la entidad grupal, mientras que es ignorado el aporte de cada uno al clima predominante.

LAS IMAGOS

Para comprender en profundidad los desarrollos fundamentales de Bion en relación a los grupos, es necesario precisar qué entendemos por imago. Llamamos así a ciertas imágenes prototípicas inconscientes que porta cada sujeto. Son ellas, principalmente,
1: La imago materna 2: La imago paterna 3. La imago fraterna
Imago es una palabra que resulta de la contracción de "imitago", vocablo latino que significa imitar.

Las imagos son pasajes fantaseados de seres reales al mundo interno, por lo que, como imágenes, se cristalizan en el psiquismo con las deformaciones propias de tales internalizaciones.

Los tres momentos del Complejo de Edipo se centran en estas tres imagos. El sujeto en formación transita desde la díada o célula narcisística -imago materna a la tríada donde el padre ejerce su función de corte -imago paterna- para luego separarse también del padre por mediación de sus pares -imago fraterna.

LOS GRUPOS DE SUPUESTO BÁSICO

Quizá la mayor contribución de Bion a la comprensión de los grupos sea lo que ha dado en llamarse "supuestos básicos".

Hablar de supuestos remite a hipótesis, pero no se trata aquí de la hipótesis del científico, sino a la del integrante.

Entendemos por supuesto básico a una situación grupal fantaseada en la que cierta escena inconsciente deviene en común denominador. Bion determinó la existencia de tres supuestos básicos, tres situaciones grupales que, sin conciencia por parte dé sus integrantes, estructuran el acontecer del grupo. Decimos "estructuran" porqué se trata de escenas dotadas de todos los ingredientes dramáticos capaces de organizar al conjunto.,

Hay allí, en lo latente, una escenografía, un cierto guión o trama argumental y personajes encarnados-por actores. Frente al caos que supone la interacción de un número dado de personas que no se conocen, emerge una ley organizativa, una estructura dotada de cierta coherencia capaz de conjurarlo.
Son los supuestos básicos: -Dependencia -Ataque y fuga -Emparejamiento

SUPUESTO BÁSICO DE DEPENDENCIA

La escena que subyace a este supuesto básico se estructura en función de una figura central, el líder, de quien depende el resto de los integrantes: En lo manifiesto, el líder suministro a su base social algo que satisface una necesidad grupal, por ejemplo información teórica; los integrantes concentran sobre el líder su demanda y el diagrama grupal adopta una configuración fuertemente radial:

En lo latente, par su parte, se estructura una escena inconsciente de la que todas participan: el líder personifica la imago del padre bueno; éste suministra amor a un conjunto de infantes que demandan satisfacción inmediata y plena.

Cuando decimos padre bueno, no estamos hablando de un valor absoluto sino de lo que para ese grupo significa bondad. Puede, por ejemplo, tratarse del jefe de una banda delictiva, donde la bondad puesta en juego está en función de los valores internos del grupo.



El supuesto básico de dependencia puede ser rastreado prácticamente en todos los grupos, pudiendo este padre ser una figura interna, externa o de borde, como son los casos del líder emergente, el conductor de masas o el coordinador respectivamente.

En Psicología de las masas y análisis del Yo Freud aborda el segundo caso. Considera al líder de masas como alguien cuyas condiciones personales lo ubican en un lugar tomado como el del Ideal del Yo por cada uno de los integrantes de esa masa. Entre estos distintos yoes, previamente aislados en la defensa de la propia individualidad, se establece un lazo de hermandad en función de la adoración del líder, tomado como modelo de identificación.

Distintos autores plantean que las religiones se fundan sobre el supuesto básico de dependencia.

El propio Freud, al explicar la conducta adulta en relación a improntas infantiles, opina ' que los movimientos de fe tienen su raigambre en la dupla niño-padre, puesta en acto en el vínculo .entre el creyente y su Dios.

La estructura del supuesto de dependencia facilita por su universalidad el manejo que no sólo desde lo religioso, sino también desde lo político, lo económico, lo publicitario, lo militar, puede ejercerse sobre pequeñas o vastas porciones de la sociedad.

Del padre bueno, personaje supuesto omnipotente, se espera todo: amor, alimento, información, contención, seguridad, la solución de todos los problemas; la satisfacción de toda necesidad.
SUMINISTRO DEMANDA

Así corno para Freud el líder ocupa un lugar central en virtud de su propia personalidad, de acuerdo a la visión de Bion es un producto grupal. Para Pichón Riviére, en cambio, se conjugan ambas instancias: su verticalidad lo personal, lo propio del sujeto y la horizontalidad -la necesidad grupal. Como en la constitución de todo rol, hay allí tanto una asunción como una adjudicación.

Debemos agregar, a propósito de la visión de la Psicología Social, que si bien existen momentos grupales en los que la emergencia de un líder se hace necesaria, cuando el grupo efectivamente trabaja el líder es la tarea.

En el supuesto básico de dependencia predomina la oralidad, ya que se trata de una estructura cimentada en el modelo alimentario: Todo aquello que el líder suministra metaforiza el alimento, y esto lo podemos ver en la estructura que subyace a una clase teórica tradicional, donde alguien investido de un saber vierte, como en un sistema de vasos comunicantes uno lleno y los otros vacíos un caudal de conocimientos en los integrantes de una masa ávida de información.

Cuando en los grupos la demanda al líder obtiene respuesta bajo la forma de algún tipo de suministro, predomina entre los integrantes dos tipos de silencio: el que llamamos - "nutricia", donde campean la incorporación y la elaboración, y el "reverencial", propio de la devoción reinante,

Esta oralidad puesta en juego es de succión, aunque no tarda en instalarse la oralidad canibalística en que los integrantes intentan vaciar al líder. Es posible que lo logren, si el personaje central no hace un manejo adecuado de la dinámica demanda-suministro. En ese caso se instala _un clima depresivo donde la fantasía reinante es de decepción por cuanto se comprueba que el líder no dio lo que de él se esperaba.

Este quiebre entre expectativas y resultados conduce al derrocamiento del líder; dado que la adjudicación de omnipotencia choca contra una realidad humana, la idealización original deriva par lo general en la denigración y la destitución.
SUPUESTO BÁSICO DE ATAQUE Y FUGA

La segunda instancia estructurante que Bion postula no se fundamenta en la faz positiva .del amor sino en la amenaza. Frente a un peligro el grupo tiene dos opciones: atacar o huir (aunque cabría identificar una tercera, paralizarse).

La imago principal que aquí se instala es también la paterna, pero en lo que remite al padre terrible.

El clima es de hostilidad, de desconfianza, de resentimiento. Los miedos básicos también llamados ansiedades básicas a la pérdida y al ataque, están presentes. Así como en el supuesto básico de dependencia predomina la sensación de pertenecer al mejor grupo y localización de todo enemigo en el afuera, en el supuesto de ataque y fuga el enemigo es interna.

El rol principal ligado a este tipo de grupos es el de chivo emisario, con frecuencia asociado a un enemigo externo que por su intermedio ha establecido una especie de quinta columna. Cuando Sartre analiza lo grupal en el marco de la Revolución Francesa, lo dice claramente: "un grupo necesita para constituirse, en ciertas ocasiones, de un enemigo afuera y un sospechoso adentro". Este "necesitar" remite a un hecho incontrastable: los roles son funcionales y situacionales, están al servicio. de necesidades grupales concretas.

Observemos que' también este supuesto básico puede servir a la manipulación de las personas cuando de Poder se trata. En la Alemania de la década del 30 el Estado y la sociedad se estructuraban alrededor de este supuesto en concordancia con el de dependencia en un corte, gran parte de la masa se ligaba en torno a un líder carismático que encarnaba ciertos ideales de raza y nacionalidad; en otro, una minoría era depositaria de los males que, precisamente, separaban a los liderados de esos ideales, y por lo tanto debía ser destruida. En este caso la condición' de chivo emisario deja lugar a la de chivo expiatorio, que supone no sólo la segregación sino también la muerte.
SUPUESTO BÁSICO DE EMPAREJAMIENTO

El tercer organizador, grupal de Bion es el supuesto básico de emparejamiento. En un principio Bion supone que para esta estructura en alguna medida relacionada con el supuesto de dependencia la masa pone sus ojos en una pareja: Las imagos centrales en juego son, por lo tanto, materna y paterna. .

La fantasía inconsciente que aquí opera es la de escena primaria, y no en vano hemos hablado de "poner los ojos"; ya que se trata de la contemplación del coito parental: Debemos esta conceptualización a Melanie Klein quien desarrolló la idea de "imago dé los padres acoplados" en un coito permanente.

En los grupos Bion, lo descubrió más tarde no necesariamente se trata de una pareja amorosa: podría haber un dúo que intercambia información teórica o dialoga sobre temas del grupo, y hasta una situación futura donde centrar ciertas expectativas. El clima predominante es de placidez esperanzada, ya que en la fantasía inconsciente cabe la idea del Mesías.

A diferencia del supuesto de dependencia, aquí la solución de todos los problemas grupales vendrá de la mano de ese Mesías, que metaforiza para el caso de dos miembros en pleno intercambio- el producto del diálogo del dúo. Es como si el grupo expectante asistiese al alumbramiento de una solución salvadora o la revelación de un enigma, y para ello hubiera que esperar el desarrollo de dicho diálogo.

La pasividad de los integrantes podría homologarse a la del supuesto de dependencia, ya que en ambos casos la delegación es absoluta.

Cabría preguntarse por qué, tratándose de un triángulo ambos líderes y el resto del Grupo el clima es distendido y no de celos. En los celos presentes en el supuesto de dependencia porque cada integrante ve en cualquier otro una amenaza al vínculo personal con el líder .hay un riesgo puesto en juego, en cambio frente a una pareja capaz de engendrar un Mesías hay un mayor nivel de hermandad y una cierta renuncia a la satisfacción inmediata.

También este supuesto es habitualmente utilizado consciente o inconscientemente desde el Poder y se corporiza en el matrimonio del líder.

Es preciso distinguir entre el supuesto de emparejamiento, donde ambos líderes intercambian desde el acuerdo, de las situaciones grupales donde dos integrantes de peso intercambian desde el desacuerdo. Dado que en estos casos cada uno de los líderes para- ser tal debe contar con cierta base social, la disputa plantea una división en el conjunto. Este divorcio en ciernes se denomina "sesgo"; cuando desde un clima de sesgo se pasa a la fractura del grupo, la situación emergente dos grupos se denominan "cisma".

SUPUESTO BÁSICO Y TAREA

Como se ha dicho, las fantasías inconscientes— que subyacen a las estructuras' dé supuesto básico son arcaicas, infantiles, remiten a un deseo profundo y a vínculos primarias con imagos; en lo manifiesto hay afectos extremos, pasividad y delegación.

Esto determina el carácter regresivo de las situaciones en las que el grupo "rasa a supuesto básico".

Para Bion la antítesis del grupo de supuesto básico es el grupo de trabajo. .


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos