Sumario editorial 2 Europa contra el Antisemitismo y la Intolerancia



Descargar 0.87 Mb.
Página1/11
Fecha de conversión03.12.2017
Tamaño0.87 Mb.
Vistas437
Descargas0
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11





SUMARIO
1.- Editorial 2


  • Europa contra el Antisemitismo y

la Intolerancia.

  • Violencia racista en Villaverde.

  • Asesinato de un joven en Berga:

un nuevo crimen del odio.
2.- Investigación 8


  • Violencia urbana, racismo e intolerancia

en España. (Por CC. Autónomas. Abril - Junio 2005)
3.- Teletipos Internacionales 60
4.- Otras Noticias de Interés 70

5.- Documentos 80



  • En Córdoba contra el Antisemitismo y

la Intolerancia.

  • Conferencia sobre Antisemitismo y

otras formas de Intolerancia.



Edita: Subvencionado por: Movimiento contra la Intolerancia

Dirección:

Esteban Ibarra


Editorial

  1. EUROPA CONTRA EL ANTISEMITISMO

Y LA INTOLERANCIA


Inspirada por el espíritu de Córdoba, ciudad de encuentro y progreso intercultural, la Organización para la Seguridad y Cooperación Europea (OSCE) celebró una importante Conferencia contra el Antisemitismo y la Intolerancia invitando al compromiso a los Estados que la componen y a sus respectivas sociedades, un requerimiento que se concreta en una llamada a la acción, insistiendo en que “hay que pasar de las palabras, a los hechos”.

Así se desprende de la “Declaración de Córdoba”, suscrita por todos, por la que se invita al diálogo entre credos, culturas y asociaciones, por la que se condena una vez más el racismo, la xenofobia, el antisemitismo y otras formas de intolerancia y discriminación, y en donde se defiende la dignidad y los derechos humanos, reclamando un esfuerzo especial a la ley y a su aplicación, a la educación y a los medios de comunicación. También supone el reconocimiento de un grave problema que avanza en Europa: El Antisemitismo.

¿Hay antisemitismo en Europa? La respuesta no deja lugar a dudas. No solo lo hay, sino que otra vez está creciendo el odio a los judíos y los ataques a sinagogas y cementerios. Grupos neonazis, de ultraderecha, neofascistas, racistas son solo el síntoma de este mal que aqueja a nuestro continente. El retorno de los prejuicios, de los chistes sucios sobre judíos, la campaña denigratoria y permanente en numerosas páginas de Internet, el desprecio, la envidia, la difamación, son algunos de los elementos ambientales que preparan quienes desean la vuelta de la barbarie, que ya preanuncian las profanaciones de tumbas y otros sucesos de violencia.

Todos estuvieron de acuerdo en señalar que los acontecimientos internacionales o los asuntos políticos nunca justifican el racismo, la xenofobia y el antisemitismo, significando que lo que suceda políticamente en Oriente Medio e Israel, nunca puede justificar la manifestación o conducta antisemita.

Y acertadamente todos señalaron que no se puede identificar terrorismo y extremismo con ninguna religión, cultura, grupo étnico, nacionalidad o raza.

Sin embargo, los asistentes tuvieron que recordar a los Gobiernos sus tareas incumplidas, como son la elaboración de información fiable y estadísticas sobre Crímenes de Odio, la elaboración de leyes, su aplicación y mejora, contra la intolerancia y la discriminación, y sobre todo una actitud mas decidida frente al crecimiento del antisemitismo en Europa, que protagoniza profanaciones de cementerios, difusión masiva de propaganda nazi y agresiones físicas hacia los colectivos estigmatizados y singularmente a los judíos.
De igual forma recordaron a las instituciones la importancia de la educación, en especial sobre el Holocausto y el antisemitismo, para prevenir la intolerancia, conscientes del crecimiento de un nuevo nazismo en Europa que niega, criminaliza o justifica el genocidio y la tragedia de la II Guerra Mundial, precisamente cuando se cumplen 60 años de la liberación de los campos de exterminio nazis. Y también recordaron la responsabilidad de los medios de comunicación, señalando el papel de Internet y el peligro de la difusión del odio racista y antisemita en miles de webs que deberían de estar cerradas y sus propagadores procesados penalmente.
La Conferencia de Córdoba no se olvidó de los parlamentos nacionales y de las instituciones europeas, alentándoles en la defensa de la democracia, sin embargo señaló a la sociedad civil, a las ONGs, como un socio clave en la lucha contra la intolerancia a quienes invitó a jugar un papel de impulsores y de seguimiento activo a nivel nacional. En verdad que así se está haciendo, como se manifestó en el FORO de SEVILLA, donde las ONG previamente dieron pasos para avanzar en este compromiso.
Es satisfactorio que las autoridades españolas, con el Ministro de Exteriores a su cabeza, insistieran en pasar a la acción después de tanto discurso. Muy positivo. Ahora en España toca dotarnos de una legislación contra los Crímenes del Odio, una Fiscalía y policía especializada, también un Plan Integral contra el Racismo, la Xenofobia, el Antisemitismo y la Intolerancia. Y si esto es así, entonces podremos hablar con propiedad de estar en el “espíritu de Córdoba”, aquel que nos invitó en trascender las palabras y pasar a la acción.


  1. VIOLENCIA RACISTA EN VILLAVERDE

Los sucesivos actos de violencia racista acaecidos en Villaverde, el 3 de mayo, tras el crimen que acabó con la vida del joven de 17 años, Manuel González, revelan además de la gravedad de los hechos en sí, las insuficiencias institucionales para prevenir y atajar los numerosos problemas sociales que concurren.


Antes que nada hay que señalar que este asesinato mediante una puñalada asestada por un joven dominicano de 19 años, se produjo en el contexto de una pelea entre los dos jóvenes, originada tras un absurdo enfrentamiento al dar un cachete la víctima a otro menor de 13 años, primo del presunto asesino, porque le había mojado con agua de una fuente.
Ni fue un ataque de “bandas latinas”, ni “un crimen por ser español”, ni tuvo otra razón que la desgraciada violencia juvenil que se convierte en irreparable cuando se porta una navaja. Esta información ha sido acreditada por el atestado policial y por el hecho de que solo hay un acusado, que además fue detenido y puesto a disposición judicial en poco más de 24 horas. Fue un puente de mayo muy trágico al morir, además, un joven ecuatoriano de una puñalada por unos menores y días después un vigilante jurado, también por un enfrentamiento con menores.
Sin embargo solo la tragedia de Villaverde deparó una ola de violencia racista, provocando numerosos heridos, una situación de terror generalizado en los inmigrantes de este barrio y un impacto social y político de alcance nacional e internacional. En consecuencia resulta oportuno preguntarnos cuales son los factores que han concurrido para alcanzar esta cota de gravedad social.
En primer lugar la existencia de problemas sociales en un barrio que tiene serias carencias de servicios públicos, con bastante población juvenil y cerca de un 20% de población inmigrante, con problemas de seguridad ciudadana y

con cierto abandono institucional. Pero esto no explica el problema por mucho que se insista; en estas circunstancias o peores están otros barrios de Madrid o Barcelona y no se ha producido esa eclosión de agresiones racistas.

No obstante hay un segundo factor a considerar, tras el homicidio se desata una información mediática culpabilizando a “bandas latinas” del asesinato, y lo que es mas grave, criminalizando colectivamente a los inmigrantes. La ecuación inmigrante = delincuente = criminal se instala en muchas informaciones de prensa, radio y televisión durante las primeras horas, sin que ninguna institución oficial salga a los medios para señalar objetivamente la naturaleza de este crimen individual.
Tras este impacto mediático y vamos con el tercer factor, grupos ultraderechistas y xenófobos propagan una campaña fulgurante contra los inmigrantes a base de carteles, pintadas y contacto directo con jóvenes del barrio, acusándoles de invasión y de ser origen de “todos” los problemas de convivencia vecinal. Una campaña que se hace visible incluso en el estadio Bernabeu mediante una vergonzosa pancarta de treinta metros. Es la propaganda racista.
El cuarto factor a tener en cuenta, es la actuación organizada de neonazis y ultras violentos quienes, junto a los existentes en el barrio, lanzan a numerosos adolescentes, encendidos y cabreados previamente, a realizar “cacerías de inmigrantes”, en especial tras negros y latinos, después de las manifestaciones del miércoles y viernes. Todo ello disfrutando de la pasividad policial que no produce ni detenidos, ni identificados.
La inexistente reacción institucional, y este es el quinto factor, tras una semana de racismo y violencia finalmente aparece; reacción tardía pero al fin emerge apoyando una manifestación vecinal contra la violencia y por la convivencia; se producen cuatro detenciones de jóvenes, tres menores, con navajas y palos, se aborta una veintena de intentos de violencia en la manifestación y se adoptan medidas de prevención y seguridad ciudadana.
Hubo numerosos inmigrantes agredidos que no denuncian por desconfianza en la policía, un periodista latino con lesiones serias, dos periodistas de El País atacados , ... y sobre todo una sociedad herida y unas instituciones puestas en cuestión. Ante ello solo cabe reclamar en primer lugar medidas de prevención de la violencia juvenil, acabar con la proliferación de armas blancas, erradicar los grupos racistas, abordar con soluciones reales los déficits sociales en los barrios, mejorar la seguridad ciudadana .... y compartir el dolor de una familia que ha perdido un hijo por una navaja asesina en absurda disputa juvenil.




  1. Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos