Sugerencias Guadalupanas


Breves ideas para ayudar a la apropiación



Descargar 387.5 Kb.
Página2/10
Fecha de conversión26.03.2018
Tamaño387.5 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10
Breves ideas para ayudar a la apropiación

  • Sigamos agradeciendo a Nuestra Madre su maternidad que mostrándonos al Hijo, nos hace hijos...

  • Maternidad que nos contiene, dignifica, enseña y anima a vivir como hermanos...

  • Tratamos de honrar a Nuestra Señora de Guadalupe imitando su amor y respeto por todos?...

  • ¿Nuestro ser personal y comunitario es capaz de establecer una presencia amable, cordial y cercana al ser y circunstancias vitales de los demás, que de esta manera les manifieste a Nuestro Señor Jesucristo?...

  • ¿Enseñamos, con nuestro ejemplo, a obedecer a su Hijo y a quiénes lo representan?...

Madre que ampara y conduce

Los indios «...vivían la paradoja que subsiste en México: inmenso cariño y delicadeza junto con dura, incluso brutal, severidad...»19. Así, al educar a sus hijos, los trataban con primor y dureza al mismo tiempo. Eso mismo se trasladaba al gobierno en general, y si bien a sus gobernantes varones se los comparaba a una madre y su lenguaje era nítidamente materno y tierno20, esto estaba unido a «...controles y castigos de severidad draconiana»21.



Lo que destacamos es que para los antiguos mexicanos, tal como sigue ocurriendo entre ellos hoy22, «...no se concebía [...] la autoridad, el respeto, la veneración sino como correlativos de ternura, afecto, protección...»23.

Ahora bien, Nuestra Señora de Guadalupe, se presenta como madre a ese pueblo en el cual precisamente la figura materna, que tenía la preponderancia en la educación familiar, era la que más integraba en su sociedad ternura y protección y -por lo mismo-, autoridad y gobierno24. De este modo, todo su ser y manera de actuar y expresarse, sin llegar jamás al extremo de la aspereza, combinan esa indisociable polaridad.

Invita muy atentamente a Juan Diego, dando a entender que porque lo quiere está allí, para que se ponga bien cerquita de Ella25 y lo llama «...hijo mío el menor...»26, el benjamín, diciéndole así, además, que era el más amado, importante y precioso27.

Pero su aliento y palabra glorificadora, afable, atrayente y que expresa honda estima, es también, como afirmábamos, manifestación de sumo imperio28. Es más, si recordamos que el aliento y palabra del huey tlahtoani, máximo gobernante e imagen de dios, padre y madre del pueblo, que concede lo que es bueno y lleva a todos a cuestas, revela lo que los mismísimos dioses le han comunicado y señala el camino a seguir y que el pueblo debe obedecer29; los dichos, encargos y proceder que el relato atribuye a Ella «...no evocaban en los indios un consuelo paternalista, sino la recia figura y a la autoridad del Huey Tlatoani, que asume -o reasume- su soberanía»30.

Así, cuando expresa al indio que está bajo su sombra y resguardo Ella revela nítidamente lo anterior y exterioriza que su persona protege y conduce al mismo tiempo31. También, cuando le da seguridad de que con la ayuda de Dios todo temor y aflicción puede superarse, de que Ella es fuente de su salud, dicha, alegría, bienestar, felicidad y plenitud; y de que lo ampara cargándolo en la concavidad de su vestidura32.

De este modo, entonces, aún cuando es muy tierna y delicada tanto con Juan Diego como con Zumárraga y el resto de los protagonistas del relato, esa cordialidad no elimina, ni opaca, ese otro aspecto de su grandeza personal tan ligado a lo anterior para los mexicanos: es la Madre y se dirige a todos con autoridad de Reina33. Con una autoridad que, como veremos, suscita al mismo tiempo que respeto y amor, la obediencia y movimiento de todos los protagonistas del acontecimiento34.


Breves ideas para ayudar a la apropiación

  • Sigamos agradeciendo a Nuestra Madre su maternidad que nos contiene y dignifica y que, al mismo tiempo, nos desafía con suma autoridad a crecer, a ser cada vez mejores hijos suyos...

  • Que toda su inmensa ternura y autoridad nos animen a superarnos en la obediencia permanente a la voluntad de Dios, a lo que Él quiere de nosotros...

  • ¿Nos ocupamos en manifestar amor por la realidad cultural y personal de los otros, especialmente de los más pobres?...

  • ¿Sabemos unir ternura y autoridad en nuestras gestos y palabras, para así conducir sin jamás manipular?...



Viva y presente en su Imagen Sagrada

Nuestra Señora de Guadalupe certificará su comunicación por medio de una Imagen Sagrada, que es un auténtico amoxtli o códice indio que manifestó glíficamente, a un pueblo acostumbrado a transmitir por medio de iconos, la totalidad de lo que Juan Diego les testimonió oralmente.

La estampación de Nuestra Señora de Guadalupe dijo, y dice visualmente, lo que por medio de su palabra confió a su mensajero. Sus formas y colores hablan y despiertan a los ojos indios, y a todos los que se ocupan en conocer sus sentidos, las mismas sensaciones y comprensiones que su acción y vocablos suscitaron en Juan Diego, cuando contemplaba su proceder y lo asociado al mismo; o cuando la escuchaba35.

La imagen no era para los indios un mero recuerdo de alguien, sino la continuidad viva de su persona; a su vez, la tilma también era sacramento y símbolo de un sujeto o individuo36.

A la luz de esa última concepción, se comprende cuánto los impresionó Nuestra Señora de Guadalupe al estamparse en la tilma de uno de ellos, para continuar su impactante presencia en el Tepeyac.

Aún hoy «...asombrosa e inexplicablemente, esa mismísima tilma no se ha destruido ni deteriorado, y esa mismísima imagen continúa, ahí mismo, arrobando los corazones de los mexicanos»37 y de peregrinos de todas las nacionalidades.

Admiró y admira por ser una obra maestra plasmada en una superficie no adecuada para ser pintada. Según el Nican mopohua, no fue obra de mano humana y esto lo corroborarían investigaciones de diversa índole. Si bien siempre ha sido objeto de estudios rigurosos, actualmente disponemos de mejores instrumentos para realizar objetivos análisis científicos38.

Los resultados de la aplicación de los mismos siguen maravillando: un examen de reciente realización concluye, que el rostro



«...está hecho con pigmentos desconocidos, mezclados de tal manera que aprovechan las cualidades de la difracción de la luz causada por la tela sin apresto, para impartir el matiz oliva al cutis. Además, la técnica se sirve de las imperfecciones del tejido de la tilma para dar una gran profundidad a la pintura. La cara es de tal belleza y de ejecución tan singular, que resulta inexplicable para el estado actual de la ciencia»39

Impresiona así cómo la imagen de Nuestra Señora de Guadalupe tiene una inculturación y consecuente competencia comunicativa, que trasciende la de su momento originario. Hoy, cinco siglos después, y vistos los resultados de los estudios científicos efectuados sobre Ella, sigue hablándonos «...con el lenguaje que hoy nos maravilla y convence: el de los análisis de la Ciencia»40.

Así, en correspondencia total con el final abierto y continuado del Nican mophua; y ante una mentalidad relacionada con la absolutización de lo empírico, continúa admirando, respondiendo y generando plegarias, ante lo que las investigaciones de dicho orden siguen descubriendo en su preciosa e inigualable imagen41.

Es interesante destacar también que Nuestra Señora, que está a punto de iniciar una danza, que era para los indios la máxima forma de reverenciar a Dios42, se manifiesta con un rostro mestizo. En un primer momento



«...el mestizaje fue entusiastamente aceptado y promovido por los indios, que entregaron gustosos a sus hijas y hermanas, pero que nunca esperaron la infamia de que, al nacer los hijos de esas uniones, los padres los abandonasen y considerasen a las madres infamadas por el hecho de serlo...»43

Como consecuencia de lo anterior, muchos niños fueron rechazados por ambos progenitores y quedaron sometidos a la orfandad y pobreza; y Ella, precisamente, asumió el color de esos hijos abandonados y humillados.





Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad