Su Excelencia: Me dirijo a Usted, y por su intermedio a los demás integrantes de esta Honorable Cámara, a los efectos de presentar el proyecto de Ley que modifica la ley nº 1680/01 “CÓdigo de la niñez y la adolescencia”



Descargar 101.4 Kb.
Fecha de conversión20.08.2018
Tamaño101.4 Kb.
Vistas97
Descargas0



Congreso Nacional

Honorable Cámara de Diputados

Asunción, 24 de Agosto de 2015


Su Excelencia:
Me dirijo a Usted, y por su intermedio a los demás integrantes de esta Honorable Cámara, a los efectos de presentar el proyecto de Ley QUE MODIFICA LA LEY Nº 1680/01 “CÓDIGO DE LA NIÑEZ Y LA ADOLESCENCIA”.
En cumplimiento de lo dispuesto por el artículo 203 de la Constitución Nacional adjunto la exposición de motivos y el texto del proyecto de ley.

En la confianza del acompañamiento del proyecto por los colegas, le saludo atentamente.




FABIOLA OVIEDO

Diputada Nacional

A Su Excelencia

Dip. Nac. Hugo Velázquez, Presidente

Honorable Cámara de Diputados



E. S. D.

PROYECTO DE LEY…
QUE MODIFICA LA LEY Nº 1680/01 “CODIGO DE LA NIÑEZ Y LA ADOLESCENCIA
EXPOSICION DE MOTIVOS
Nacimiento del Proyecto de Ley
El Capítulo IV de la Constitución Nacional está dedicado a la familia, y en su artículo 54 -DE LA PROTECCION AL NIÑO- establece “La familia, la sociedad y el Estado tienen la obligación de garantizar al niño su desarrollo armónico e integral, así como el ejercicio pleno de sus derechos protegiéndolo contra el abandono, la desnutrición, la violencia, el abuso, el tráfico y la explotación. Cualquier persona puede exigir a la autoridad competente el cumplimiento de tales garantías y la sanción de los infractores. Los derechos del niño, en caso de conflicto, tienen carácter prevaleciente”.
El Código de la Niñez y la Adolescencia ampara a todo niño o adolescente su derecho a la convivencia con sus padres; y a mantenerse vinculado con los demás miembros de su familia con los que no convive.
En ocasiones se dan fricciones, distanciamientos y enfrentamientos que repercuten en los niños y adolescentes, quienes muchas veces ven afectados en su relacionamiento con personas cercanas que le son importantes, tanto en su afecto como en el proceso evolutivo de su personalidad.
Es por ello que es necesario reformular ciertos aspectos del Código de la Niñez y la Adolescencia -cuando ocurren controversias entre los padres- modificando algunos aspectos en el sentido de establecer pautas y pasos necesarios para remover los impedimentos, incluyendo la facultad otorgada al juez.
La morosidad judicial; la ausencia de un equipo asesor de la justicia en cada Juzgado; la falta del cumplimiento real de la gratuidad; el proceso de selección de las ternas por parte del Consejo de la Magistratura, y otros temas fueron considerados en la mesa de trabajo.
La mesa de trabajo estuvo conformada por representantes de la Secretaría Nacional de la Niñez y la Adolescencia, encabezado por el Abog. Horacio Codas; de la Dirección de Derechos Humanos de la Corte Suprema de Justicia, encabezados por la Abog. Nury Montiel, Lic. Andrés Vázquez y Abog. Marian Mujica, y de la Dirección General de Autoría de Gestión Judicial de la Corte Suprema de Justicia, encabezados por el Abog. Mario Elizeche González y Abog. Juan Fernandez Albertini; del Ministerio de la Defensa Pública encabezados por la Dra. María Amelia Rachid y el Dr. Raúl Bogarin; Asociación “Padres por Siempre”, encabezados por los Señores Olivia Bianchi, Fernando Britez, Daniela Rezano, Gladys Franco, German Bittar, Juan Francisco Valdez, Dr. José Vera, Lic. Aurora Bachem y Dr. Juan Carlos Casco; la Asociación Yo te Creo Valentinas encabezados por la Arq. Alicia Martínez, Abog. Liz Maria Ramirez, Lic. Clori Sgarbi, Sra. María Martha Pont; de la Asociación Yo te Creo Paraguay, encabezados por los Señores Araceli Machado, Rubén Darío Verón, Arq. Ma. Gloria Zapattini, Sonia Alonso Schaerer, Eligio López, Carla del Puerto y María del Carmen Acevedo; la Coordinadora por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia – CDIA, encabezados por las Sra. Soledad Cáceres, Sra. Karina Cuevas y el Sr. Aníbal Cabrera; Enfoque Niñez, encabezado por la Sra. Alejandra Rodríguez; la Fundación Kuña Aty, encabezados por las Señoras Ligia Fraulob y Abog. Valeria Bernal; el Frente Parlamentario por la Niñez y la Discapacidad de la Cámara de Diputados, encabezado por la Abog. María Teresa Ayala; Sra. Elida Favole y mi equipo legislativo, encabezados por el Dr. Hugo Cardozo Pintos, Abog. María Laura Bobadilla Díaz y Abog. Claudia Antúnez.
Durante diez reuniones, -iniciada en el mes de febrero y culminada en el mes de junio- tras largos debates enriquecidos con los conocimientos y experiencias de los integrantes de la mesa de trabajo, culmina en el presente proyecto de ley.
Propuestas de modificaciones de los artículos del Código de la Niñez y la Adolescencia.
La modificación del artículo 92 es una ampliación de derechos no solo de convivencia familiar sino DEL RELACIONAMIENTO del niño, niña y adolescente, un derecho a mantenerse vinculado con los demás miembros de su familia con los que no convive.
El artículo 93 regula sobre la controversia entre los padres, situación está que no solo genera controversia sobre la convivencia sino también con el relacionamiento. Esta situación se contempló en este artículo.
En el artículo 94 se realiza una distinción de la Restitución Internacional al establecer la denominación de la Restitución Nacional. Otra modificación es la ampliación de quienes pueden solicitar la restitución, no solo ya los padres sino la persona que tuviere la tutela, la guarda o el abrigo otorgado judicialmente.
Las propuestas del artículo 95 son las siguientes:
1.- Durante cualquier etapa del procedimiento de regulación judicial de la convivencia y/o del régimen de relacionamiento el Juzgado, de oficio o a petición de parte, podrá dictar como medida cautelar de protección, la fijación provisoria de la convivencia familiar y/o del régimen de relacionamiento;
2.- El Juzgado deberá disponer la orientación especializada del grupo familiar y adicionalmente podrá ordenar, el seguimiento de la convivencia familiar y/o del régimen de relacionamiento establecido judicialmente mediante la intervención de los auxiliares especializados que conforman el equipo asesor de la justicia de la niñez y la adolescencia, quienes deberán informar al juzgado periódicamente respecto al trabajo realizado con la familia y en cuanto al cumplimiento de la convivencia familiar y/o del régimen establecido por el Juzgado, aunque estos fueren provisionalmente dispuestos como medida cautelar de protección; y
3.- El mismo Juzgado será competente en la regulación judicial de la convivencia familiar y en el establecimiento del régimen de relacionamiento.
El artículo 96 es el que dio nacimiento de este proyecto de modificación del Código de la Niñez y la Adolescencia, debido al vacío legal sobre el procedimiento para establecer el relacionamiento con los hijos.
Nuestra propuesta establece todo un procedimiento que es el siguiente:


  • El proceso por el cual se dilucide el incumplimiento del régimen de relacionamiento establecido judicialmente, se tramitará ante el mismo Juzgado que lo haya dispuesto, a través de un incidente de trámite sumarísimo prescripto en este artículo, bajo declaración jurada de los hechos alegados.




  • Las partes concurrirán a la audiencia acompañados de sus testigos y demás instrumentos de prueba y el Juez resolverá sin más trámite, siendo la resolución recaída apelable sin efecto suspensivo.




  • En caso de verificarse el incumplimiento del régimen de relacionamiento establecido judicialmente, el Juzgado podrá disponer:




  1. La intimación para su cumplimiento, bajo apercibimiento de disponer medidas compulsivas para acatar lo resuelto por el Juzgado. Éstas deberán ser adoptadas conforme al principio de proporcionalidad, pudiendo decretarse, entre otras, la prohibición de salida del país del niño o adolescente, el allanamiento del domicilio y el auxilio de la fuerza pública especializada para la ejecución del mandato judicial, debiéndose garantizar en todo momento el interés superior del niño o adolescente y disponer el acompañamiento de todo procedimiento coercitivo por los auxiliares especializados que conforman el equipo asesor de la justicia de la niñez y la adolescencia;




  1. La intimación para su cumplimiento, bajo apercibimiento de lo dispuesto en la Ley N° 4711/12 “QUE SANCIONA EL DESACATO DE UNA ORDEN JUDICIAL”. En caso de persistir el incumplimiento, de oficio o a petición de parte el Juez remitirá inmediatamente los antecedentes al Agente Fiscal Penal de Turno para la correspondiente investigación del hecho punible de desacato;




  1. Imponer una sanción pecuniaria consistente en una multa que oscile entre quince (15) y treinta (30) jornales mínimos para actividades diversas no especificadas, debiendo la misma ser proporcionalmente graduada por el Juzgado interviniente según la gravedad del incumplimiento. En caso de reincidencia o persistencia en el incumplimiento, dicha multa oscilará entre sesenta (60) y doscientos (200) jornales mínimos para actividades diversas no especificadas. En caso que el obligado al pago acredite su insolvencia para el pago de la multa establecida, el Juzgado podrá sustituir la sanción pecuniaria por un servicio social equivalente.

  • Lo recaudado en concepto de multa será destinado a la Secretaría Nacional de la Niñez y la Adolescencia (SNNA) para el financiamiento de políticas, planes y programas tendientes a fomentar el derecho de los niños y adolescentes al buen trato, la sana convivencia familiar y relacionamiento. A dicho fin los obligados deberán depositar el monto de la multa en una cuenta especial que se habilitará en el Banco Nacional de Fomento (BNF) a nombre y a la orden de la Secretaría Nacional de la Niñez y la Adolescencia (SNNA).

Mediante el artículo 158 se crea, en cada circunscripción judicial, el Juzgado y el Equipo Asesor de Justicia de la Niñez y la Adolescencia y la correspondiente Defensoría de la Niñez y la Adolescencia de Atención Permanente. Se establece que el Juzgado tendrá competencia para disponer las medidas cautelares de urgencias en casos donde corra riesgo la vida, la integridad física o exista violencia ejercida contra un niño o adolescente. Este Juzgado resolverá cuestiones que se presenten fuera del horario ordinario de


funcionamiento de los Juzgados de la Niñez y Adolescencia. Se faculta a la Corte Suprema de Justicia para establecer por acordada los turnos, protocolos de atención y procedimientos administrativos necesarios para su correcto funcionamiento.
Mediante el artículo 159 se otorga atribución al Consejo de la Magistratura a reglamentar los requisitos para la selección de jueces y miembros de tribunales ordinarios en forma específica para el fuero especializado de la Niñez y la Adolescencia.
El artículo 165 se amplia y se establece que cada Juzgado de la Niñez y Adolescencia deberá contar obligatoriamente con su propio equipo interdisciplinario asesor de la justicia, cuyos profesionales deberán ser idóneos en materia de protección y promoción integral de los derechos de niños y adolescentes, quienes cumplirán sus funciones en la misma sede del Juzgado. La Corte Suprema de Justicia reglamentará los requisitos de idoneidad que deberán tener los integrantes del equipo asesor de justicia en forma específica para el fuero especializado de la Niñez y la Adolescencia.
La propuesta del artículo 167 establece la gratuidad del procedimiento alcanzará a toda actuación desarrollada en el proceso por los funcionarios judiciales, tales como las realizadas por los equipos asesores de justicia, ujieres notificadores, actuarios judiciales y el propio Juzgado, sin perjuicio de que la representación sea pública o privada.
El artículo 175 tiene como objetivo dar cumplimiento al artículo 95, que preveé la fijación provisoria de la convivencia familiar y/o del régimen de relacionamiento como una medida cautelar de protección.

PROYECTO DE LEY Nº…
QUE MODIFICA LA LEY Nº 1680/01 “CODIGO DE LA NIÑEZ Y LA ADOLESCENCIA
Artículo 1º.- Modifícanse los artículos 92, 93, 94, 95, 96, 158, 159, 165, 167 Y 175 de la Ley Nº 1680/01 “CODIGO DE LA NIÑEZ Y LA ADOLESCENCIA”, cuyos textos quedan redactados de la siguiente manera:
Art. 92.- DE LA CONVIVENCIA FAMILIAR Y DEL RELACIONAMIENTO El niño o adolescente tiene el derecho a la convivencia con sus padres, a menos que ella sea lesiva a su interés o conveniencia, lo cual será determinado por el Juzgado, conforme a derecho.
El niño o adolescente tiene el derecho a mantenerse vinculado con los demás miembros de su familia con los que no convive así como a relacionarse con terceros no parientes, cuando el interés del niño o adolescente y sus necesidades así lo aconsejen.
Art. 93.- DE LA CONTROVERSIA ENTRE LOS PADRES. En caso de separación de los padres y de existir controversia sobre la convivencia y/o el relacionamiento con el hijo, el Juzgado deberá oír la opinión del niño o adolescente y resolverá teniendo en cuenta su edad, su madurez y el interés superior del mismo.
En el caso del niño menor de cinco años de edad, éste debe quedar preferentemente a cargo de la madre. No obstante, los acuerdos establecidos entre los padres deberán ser considerados.
Art. 94.- DE LA RESTITUCIÓN NACIONAL. En caso de que uno de los padres o cualquier otra persona arrebate al niño o adolescente al padre o a la madre con quien convive, o a la persona que tuviere la tutela, la guarda o el abrigo otorgado judicialmente, éstos podrán pedir al Juzgado la restitución por medio del juicio de trámite sumarísimo establecido en este artículo, bajo declaración jurada de los hechos alegados.
El Juzgado convocará a las partes a una audiencia, a llevarse a cabo en un plazo máximo de tres días, ordenando la presentación del niño o adolescente bajo apercibimiento de resolver la restitución del mismo al lugar donde convivía.
Las partes concurrirán a la audiencia acompañadas de sus testigos y demás instrumentos de prueba y el Juzgado resolverá sin más trámite, siendo la resolución recaída apelable sin efecto suspensivo.
Art. 95.- DE LA REGULACIÓN JUDICIAL DE LA CONVIVENCIA FAMILIAR Y DEL RÉGIMEN DE RELACIONAMIENTO. A los efectos de garantizar los derechos del niño o adolescente a la convivencia familiar y al relacionamiento y cuando las circunstancias lo justifiquen, será aplicable la regulación judicial. Durante cualquier etapa del procedimiento de regulación judicial de la convivencia y/o del régimen de relacionamiento el Juzgado, de oficio o a petición de parte, podrá dictar como medida cautelar de protección, la fijación provisoria de la convivencia familiar y/o del régimen de relacionamiento, para lo cual deberá oír a las partes dentro del tercero día de solicitada dicha medida y resolver sin más trámite, siendo la resolución recaída revisable de oficio o a pedido de cualquiera de las partes. La incomparecencia de la

parte demandada no obstará a que se dicte la medida cautelar de protección de los derechos del niño o adolescente.


El Juzgado deberá disponer la orientación especializada del grupo familiar y adicionalmente podrá ordenar, el seguimiento de la convivencia familiar y/o del régimen de relacionamiento establecido judicialmente mediante la intervención de los auxiliares especializados que conforman el equipo asesor de la justicia de la niñez y la adolescencia, quienes deberán informar al juzgado periódicamente respecto al trabajo realizado con la familia y en cuanto al cumplimiento de la convivencia familiar y/o del régimen establecido por el Juzgado, aunque estos fueren provisionalmente dispuestos como medida cautelar de protección.
El régimen de relacionamiento establecido por el Juzgado puede extenderse a los parientes hasta el cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad, así como a terceros no parientes, cuando el interés del niño o adolescente y sus necesidades así lo aconsejen.
Será competente en la regulación judicial de la convivencia familiar y en el establecimiento del régimen de relacionamiento el mismo Juzgado.
Art. 96.- DEL INCUMPLIMIENTO DEL RÉGIMEN DE RELACIONAMIENTO. El proceso por el cual se dilucide el incumplimiento o no del régimen de relacionamiento establecido judicialmente se tramitará ante el mismo Juzgado que lo haya dispuesto, a través de un incidente de trámite sumarísimo prescripto en este artículo, bajo declaración jurada de los hechos alegados. El Juzgado convocará a las partes a una audiencia, a llevarse a cabo en un plazo máximo de tres días. En caso de inasistencia injustificada de la parte denunciada a la primera citación, ésta será traída por la fuerza pública, no estando obligado el niño o adolescente a comparecer a la audiencia.
Las partes concurrirán a la audiencia acompañados de sus testigos y demás instrumentos de prueba y el Juez resolverá sin más trámite, siendo la resolución recaída apelable sin efecto suspensivo.
En caso de verificarse el incumplimiento del régimen de relacionamiento establecido judicialmente, el Juzgado deberá disponer simultáneamente:
a) La intimación de su cumplimiento, bajo apercibimiento de disponer medidas compulsivas de cumplimiento de lo resuelto por el Juzgado. Las cuales deberán ser adoptadas conforme al principio de proporcionalidad, pudiendo decretarse, entre otras, la prohibición de salida del país del niño o adolescente, el allanamiento del domicilio y el auxilio de la fuerza pública especializada para la ejecución del mandato judicial, debiéndose garantizar en todo momento el interés superior del niño o adolescente y disponer el acompañamiento de todo procedimiento coercitivo por los auxiliares especializados que conforman el equipo asesor de la justicia de la niñez y la adolescencia;
b) La intimación de su cumplimiento, bajo apercibimiento de lo dispuesto en la Ley N° 4711/12 “QUE SANCIONA EL DESACATO DE UNA ORDEN JUDICIAL”. En caso de persistir el incumplimiento, de oficio o a petición de parte el Juez remitirá inmediatamente los antecedentes al Agente Fiscal Penal de Turno para la correspondiente investigación del hecho punible de desacato;
c) Imponer una sanción pecuniaria consistente en una multa que oscile entre 15 y 30 jornales mínimos para actividades diversas no especificadas de la República, debiendo la misma ser proporcionalmente graduada por el Juzgado interviniente según la gravedad del incumplimiento. En caso de reincidencia o persistencia en el incumplimiento, dicha multa oscilará entre 60 y 200 jornales mínimos para actividades diversas no especificadas de la República. En caso que el obligado al pago acredite su insolvencia para el pago de la multa establecida, el Juzgado podrá sustituir la sanción pecuniaria por un servicio social equivalente.
Lo producido en concepto de multa será destinado a la Secretaría Nacional de la Niñez y la Adolescencia (SNNA) para el financiamiento de políticas, planes y programas tendientes a fomentar el derecho de los niños y adolescentes al buen trato, la sana convivencia familiar y relacionamiento. A dicho fin los obligados deberán depositar el monto de la multa en una cuenta especial que se habilitará en el Banco Nacional de Fomento (BNF) a nombre y a la orden de la Secretaría Nacional de la Niñez y la Adolescencia (SNNA).
Art. 158.- DE LA COMPOSICIÓN DE LA JUSTICIA DE LA NIÑEZ Y LA ADOLESCENCIA. La Corte Suprema de Justicia y los Tribunales, Juzgados y la Defensoría especializados creados por esta Ley, así como sus auxiliares, entenderán en todas las cuestiones que se relacionen con los derechos del niño y del adolescente.
A tal efecto, en cada circunscripción judicial se crearán Tribunales y Juzgados especializados y las correspondientes defensorías de la niñez y la adolescencia.

Créase en cada circunscripción judicial el Juzgado y el equipo asesor de justicia de la niñez y la adolescencia de atención permanente, y la correspondiente defensoría de la niñez y la adolescencia de atención permanente. Dicho Juzgado tendrá competencia para disponer las medidas cautelares de urgencias en casos donde corra riesgo la vida, la integridad física o exista violencia ejercida contra un niño o adolescente. Este Juzgado resolverá cuestiones que se presenten fuera del horario ordinario de funcionamiento de los Juzgados de la Niñez y Adolescencia.


La Corte Suprema de Justicia establecerá por acordada los turnos, protocolos de atención y procedimientos administrativos necesarios para su correcto funcionamiento.
Art. 159.- DE LOS REQUISITOS. Además de los requisitos que la ley exige para la designación de jueces y miembros de tribunales ordinarios, para integrar esta jurisdicción se exigirán requisitos de idoneidad apropiados para la función que han de desempeñar. Dichos requisitos deberán ser reglamentados por el Consejo de la Magistratura en forma específica para el fuero especializado de la Niñez y la Adolescencia.
Art. 165.- DEL EQUIPO ASESOR DE LA JUSTICIA. Los auxiliares especializados serán profesionales: médicos, pedagogos, psicólogos, sociólogos y trabajadores sociales, entre otros, que conformarán un equipo interdisciplinario con la finalidad de asesorar a la justicia de la Niñez y la Adolescencia.

Cada Juzgado de la niñez y adolescencia deberá contar obligatoriamente con su propio equipo interdisciplinario asesor de la justicia, cuyos profesionales deberán ser idóneos en materia de protección y promoción integral de los derechos de niños y adolescentes, quienes cumplirán sus funciones en la misma sede del Juzgado.
La Corte Suprema de Justicia reglamentará por acordada los requisitos de idoneidad que deberán tener los integrantes del equipo asesor de justicia en forma específica para el fuero especializado de la Niñez y la Adolescencia.

Art. 167.- DEL CARÁCTER DEL PROCEDIMIENTO. El procedimiento tendrá carácter sumario y gratuito, respetando los principios de concentración, inmediación y bilateralidad.
La gratuidad del procedimiento alcanzará a toda actuación desarrollada en el proceso por funcionarios judiciales, tales como las realizadas por los equipos asesores de justicia, ujieres notificadores, actuarios judiciales y el propio Juzgado, sin perjuicio de que la representación sea pública o privada.
Podrá ser iniciado a instancia del niño o adolescente, sus padres, tutores o responsables, la Defensoría de la Niñez y Adolescencia, el Ministerio Público, la Secretaría Nacional de la Niñez y la Adolescencia o quienes tengan interés legítimo. Podrá igualmente ser iniciado de oficio por el Juzgado.
El Juzgado para resolver las cuestiones, escuchará previamente la opinión del niño o adolescente en función de su edad y grado de madurez.
Las sentencias del Juzgado serán fundadas y no tendrán carácter de definitivas, pudiendo ser modificadas y aun dejadas sin efecto, de oficio o a instancia de parte, toda vez que cesen las condiciones que las motivaron.
Art. 175.- DE LAS MEDIDAS CAUTELARES DE PROTECCIÓN. Son consideradas medidas cautelares de protección:
a) la guarda o el abrigo;
b) la restitución en el caso previsto en el Artículo 94 y concordantes de este Código;
c) la exclusión del hogar del denunciado en casos de violencia doméstica;
d) la hospitalización;
e) la fijación provisoria de alimentos;
f) la fijación provisoria de la convivencia familiar y/o del régimen de relacionamiento; y,
g) las demás medidas de protección establecidas por este Código, que el Juez considere necesarias en interés superior o para la seguridad del niño o adolescente.
Artículo 2º.- De forma.


Im/Sil





Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos