Shock medular espinal



Descargar 50 Kb.
Fecha de conversión20.05.2018
Tamaño50 Kb.
Vistas65
Descargas0

Cuidados integrales de Enfermería al paciente crítico con trauma medular

Autoras: Mª Angeles Alba Varas



Magdalena García Aceña
Enfermeras de UVI. H.N.Parapléjicos. Toledo.

INTRODUCCIÓN


Este trabajo está orientado al conocimiento del lesionado medular espinal en la fase de shock medular, por ser la más peligrosa y crítica para la vida del paciente y en la que un buen Plan de Cuidados de Enfermería, posibilitará una mejor evolución y una mayor calidad de vida en el futuro.



SHOCK MEDULAR



Es el estado de inestabilidad pasajera y pérdida de función de la médula espinal aislada por debajo de la lesión, después de una sección parcial o total de la misma.

Se caracteriza por la anulación funcional de la médula, con parálisis flácida, pérdida del tono muscular y actividad motora, de la sensibilidad y de los reflejos.


Cursa con: bradicardia, hipotensión y oliguria, necesitando generalmente drogas vasoactivas.
Duración: de 3 a 4 días, en individuos jóvenes, hasta ± 6 semanas.
El edema o inflamación de la zona medular afectada, puede justificar un ascenso del nivel de lesión en los primeros momentos.
Se ha superado la etapa de shock medular con el Automatismo Reflejo, se recuperan los reflejos y el tono visceral; y ya puede aparecer la Crisis Hiperrefléxica o Neurovegetativa por encima de D5: es una respuesta refleja brusca y brutal del sistema nervioso autónomo ante un estímulo visceral, cutáneo o musculoesquelético.
¿CUALES SON LAS ALTERACIONES, POR APARATOS, QUE OCURREN EN EL SHOCK MEDULAR ESPINAL?


ALTERACIONES Y CUIDADOS DE ENFERMERÍA EN EL APARATO RESPIRATORIO.
Las alteraciones ventilatorias en el lesionado medular son de origen básicamente muscular.

El compromiso muscular, dependiendo del nivel de lesión, es:


C1,C2,C3: Cuentan sólo con músculos accesorios.

  • Necesitarán ventilación mecánica de por vida.

  • Precisarán traqueostomía , tambien de por vida.

  • Son candidatos a marcapasos diafragmático.


C4,C5: Cuentan con músculos accesorios y diafragma hipotónico.

  • Compromiso diafragmático por agotamiento muscular en 24-72h.

  • Si necesitarán traqueostomía.

  • Peligro de aumento de nivel de lesión por el edema.


C6,C7: Cuentan con accesorios y diafragma completo y potente.

  • Tanto la ventilación mecánica como la traqueostomía dependerán de problemas añadidos.

  • Necesitarán apoyo de fisioterapia respiratoria.

  • Pacientes de fácil desdete de la ventilación mecánica.


D1-D5: Cuentan con diafragma, accesorios e intercostales.

  • Los problemas respiratorios se derivan del traumatismo torácico.

  • > D5 presentan atonía y arrefléxia de los músculos respiratorios.



ALTERACIONES DEL APARATO RESPIRATORIO.


  • Insuficiencia respiratoria aguda por abolición o debilidad muscular.

  • Atelectasia por condensación de secreciones bronquiales.

  • Compresión diafragmática por distensión abdominal.

  • Embolia pulmonar.



CUIDADOS DE ENFERMERÍA


  • Vigilancia de la función respiratoria.

  • Cambios y drenaje postural.

  • Humidificación de vías respiratorias.

  • Aspiración de secreciones frecuentes.

  • Apoyo a la fisioterapia respiratoria.

  • Evacuación gástrica e intestinal.

VEJIGA NEURÓGENA
Es la disfunción de la vejiga por lesiones del sistema nervioso.

ALTERACIONES DE LA VEJIGA NEURÓGENA
Durante la fase de shock medular espinal:

  • Desconexión entre cerebro y vejiga.

  • Funcionamiento voluntario o reflejo abolido.

  • No existe deseo de miccionar.

  • La vejiga no responde con una contracción a la distensión.

  • Retención urinaria e incontinencia por rebosamiento.



RIESGO DE COMPLICACIONES POR SONDA VESICAL PERMANENTE.


  • Infecciones urinarias.

  • Hemorragia y UPP en uretra.

  • Rotura vesical por estallamiento.

  • Reflujo vesico- ureteral.

  • Crisis vegetativa o hiperrefléxica, derivada de una distensión brusca de la vejiga. Síntomas: HTA extrema, cefalea pulsátil intensa, espasmo pilomotor, bradicardia, sudoración profusa, enrojecimiento de la piel, visión borrosa, náuseas, parada cardiorespiratoria.

  • Fístula uretral.



CUIDADOS DE ENFERMERÍA EN LA VEJIGA NEURÓGENA


  • Sonda vesical permanente de silicona.

  • Bolsas urológicas de circuito cerrado.

  • No violación del sistema (no desconexión sonda- bolsa).

  • Fijación de la sonda vesical a la pared abdominal, en fosa ilíaca.

  • Permeabilidad de la sonda y urocultivos reiterados.


INTESTINO NEURÓGENO EN EL SHOCK MEDULAR ESPINAL

ALTERACIONES GASTROINTESTINALES


  • Ausencia de peristaltismo.

  • Retención de heces sobre todo en cólon sigmoideo y recto.

  • Atonía del esfínter anal.

  • Meteorísmo.

  • Gastropléjia.



COMPLICACIONES


  • Vómito y aspiración bronquial.

  • Distensión abdominal y gástrica.

  • Insuficiencia respiratoria por compresión diafragmática.

  • Íleo paralítico.

  • Hemorragia gástrica.

  • Crisis vegetativa por la retención fecal, menos llamativa.

  • Retención fecal.

  • Diarrea paradójica o pseudodiarrea.

  • Alteraciones en la deglución por desuso, o por fístula traqueo-esofágica o por afectación de pares craneales.


CUIDADOS DE ENFERMERÍA EN EL INTESTINO NEURÓGENO


  • Cambios posturales c/3h.

  • Sonda nasogástrica de evacuación.

  • Medidas manuales y farmacológicas para favorecer la defecación.

  • Sonda de alimentación enteral cuando precise.

  • Sonda rectal intermitente.

  • Auscultación y palpación abdominal.

  • Gastrostomía.


ALTERACIONES MOTORAS Y SENSITIVAS EN EL L.M.E.
Dependiendo del nivel de lesión afectará más o menos zona corporal.


  • Riesgo de aumento de nivel de lesión en la fase de shock medular.

  • Parálisis muscular.

  • Atonía muscular.

  • Arrefléxia tendinosa y cutánea.

  • Anestesia e hipoestesia.

POSICIÓN CORRECTA DE MM.SS EN EL L.M.E.


  • En decúbito supino:

  • Brazos en avión.

  • Brazos en tridente.

  • Rodillos y férulas de Heidelberg.

  • En todos los decúbitos:

  • Evitar flexión de muñeca.

  • Mano en posición funcional.

  • Evitar retracción de biceps.

  • Evitar apoyo de codos.

POSICIÓN CORRECTA DE MM.II. EN EL L.M.E.


  • Caderas en rotación neutra.

  • Ligera flexión de rodillas 15º, ligeramente elevadas.

  • Evitar pie equino y rotaciones.

  • Columna siempre alineada.


ALTERACIONES VASOMOTORAS


  • En lesiones medulares por encima de D5.

  • Parálisis de la musculatura vasoconstrictora visceral (por afectación de los nervios esplácnicos).

  • Dilatación del árbol vascular, por bajo tono del simpático, en abdomen y miembros inferiores.

  • Hipotensión con bradicardia o no.

  • Circulación de retorno enlentecida.



COMPLICACIONES EN EL APARATO VASOMOTOR


  • Trombosis venosa profunda en miembros inferiores.

  • Embolia pulmonar.

  • Edemas.



CUIDADOS DE ENFERMERÍA


  • Cambios posturales c/3h.. para crear respuestas vasoconstrictoras.

  • Circometrías diarias.

  • Observación de la variación de la temperatura en miembros inferiores.

  • Balance equilibrado.


ALTERACIONES DE LA TERMORREGULACIÓN EN EL LESIONADO MEDULAR


  • En pacientes por encima de D5.

  • Son poiquilotérmicos: Los mecanismos de producción y pérdida de calor están incontrolados, por lo que se adaptan mal a los cambios de temperatura del medio ambiente.

  • Hay una parálisis pilomotora.

  • Anhidrosis por debajo de la lesión, por lo que tienen que poner en marcha los mecanismos auxiliares de regulación del calor, taquipnea y vasodilatación cutánea.

  • Hiperhidrosis por encima de la lesión, en paciente con lesiones medulares completas.



CUIDADOS DE ENFERMERÍA


  • Mantener una temperatura agradable y constante.

  • Mantener seca la ropa de la cama.

  • Vigilancia de hipotérmias por producir bradicardia intensa y en el ECG, aparición de onda j.

APARATO LOCOMOTOR

CUIDADOS POSTURALES: OBJETIVOS.


  • Prevención y tratamiento de las alteraciones del aparato locomotor.

  • Prevención y tratamiento de UPP.

  • Evitar condensación de secreciones bronquiales.



COBERTURA DE OBJETIVOS

  • Almohadas de protección de prominencias óseas.

  • Camas.

  • Colchones antiescaras.

  • Cambio postural distinguiendo entre volteo y decúbito.



CUIDADOS A LA CABEZA


  • Almohadillas occipitales que evitaran apoyo de occipucio.

  • Sacos de arena laterales para impedir que se caiga la cabeza hacia los lados y se desplace.


PSICOLÓGICO
El lesionado medular atraviesa distintas fases psicológicas hasta que se adecua a la realidad de su situación.

No necesariamente todos los pacientes atraviesan todas ellas ni en el mismo orden que las vamos a comentar.


Fase de shock psicológico: stop, egocentrismo.

  • Centrado en la pérdida de motilidad y sensibilidad.

  • No hay conciencia del alcance de su estado.

  • Desconexión y/o desorientación en tiempo y espacio.

  • Pérdida de interés del mundo que lo rodea, predomina la preocupación del estado orgánico.

  • Demanda afectiva de la familia.

  • Mi vida, mi futuro son mi único interés, el dolor físico me hace centrarme en el cuerpo.


Fase de negación: no.

  • Es una defensa inconsciente.

  • Facilita el tratamiento inicial ya que coopera con entusiasmo.

  • Distorsiona la realidad, no se puede mantener en el tiempo, el paciente va admitiendo su limitación con un incremento de su ansiedad y depresión.

  • No estoy enfermo, no han acertado con el diagnóstico, yo no sé, no es tan serio, yo no puedo ni me valgo.

  • Me someto a quien sabe curar, tiene poder y lo que necesito para sobrevivir.

  • Yo hago lo que me digáis.


Fase de protesta (cólera, agresividad): tú tienes la culpa.

  • Captación parcial de la realidad.

  • Escasa tolerancia y falta de colaboración con el tratamiento.

  • Sentimiento de injusticia, ¿por qué yo?, gran cólera.

  • Gran peligro de que al paciente se le catalogue de colérico, hostil, contrariante y no cooperativo.

  • Pasada esta etapa, excesivo interés en la rehabilitación física.

  • Tú tienes la culpa de no curarme, tú has defraudado las esperanzas que he puesto en ti.

  • Agresividad hacia el médico, la enfermera, Dios, familia,...


Fase depresiva: yo soy el culpable, se acabó.

  • Captación subjetiva de la realidad en sentido negativo.

  • Dependencia emocional.

  • No colabora en la rehabilitación.

  • Requiere intensa ayuda psicológica y de apoyo, compresión y paciencia.

  • Se le debe dar la oportunidad de hablar y expresar sus sentimientos, pueden aparecer ideas de suicidio.

  • Yo soy el culpable, el responsable, es justo castigo, pago mis culpas, me resigno, me rindo.

  • Se acabó, nada tiene sentido, nada valió la pena y yo tampoco valgo.


Fase de identificación: acepto.

  • Se asume las limitaciones físicas.

  • Vivencia positiva de su realidad.

  • Desarrollo de las propias potencialidades.

  • Búsquedas de soluciones.

  • Si no se adquiere esta identificación, persiste la depresión y un desbordamiento de la problemática al alta.

  • Acepto lo que no tiene solución, lo que puedo hacer lo hago y distingo lo uno de lo otro.

  • Acepto ayuda, rechazo manejo y abusos.

  • Valoro críticamente las acciones propias y las de quienes me ayudan.



ASPECTOS PSICOLÓGICOS A CUIDAR EN EL L.M.E.
Los cuidados de enfermería irán encaminados a solucionar los problemas que se derivan de la comunicación, la orientación temporo- espacial, la autoestima y esquema corporal, y los miedos.
En nuestra opinión es imprescindible saber la actitud del personal sanitario ante la lesión medular, esto posibilitará que los cuidados que podamos ofrecer sean de máxima calidad y puedan aportar al paciente lo que realmente necesita.









Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos