Sentencia número veintiuno (21)



Descargar 320.1 Kb.
Página3/9
Fecha de conversión16.12.2018
Tamaño320.1 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9

En una segunda oportunidad, el día 27/11/2014 (fs. 285/287), declaró acerca de “... cuál es la dinámica cotidiana familiar... que habitualmente por las mañanas la dicente se despierta con el despertador, refiere que dormía junto a su concubino H.A.P.D.V. en una cama doble, en el mismo dormitorio, su hija N. en la cuna y a un costado están las camas de sus hijos S. y Y., que luego despierta a los chicos, que les cuesta levantarse, que concurren al baño, el cual se encuentra al costado derecho de la puerta del dormitorio, y siendo las 07:50 hs aproximadamente le da aviso a Pacheco para que lleve a los niños a la Escuela Gral. Güemes distante a una cuadra y media del domicilio, que generalmente él es el encargado de llevarlos sino los acompaña su madre Nora Torres. Que el desayuno en la Escuela es obligatorio, por eso los niños entran tan temprano, ingresan a las 8 de la mañana, Y. se retira a las 12 hs, generalmente Pacheco es el que lo retira y S. se retira a las 14 hs, S. desde las 3 a las 4 y media de la tarde tiene maestra particular, concurre de lunes a viernes, también va los días martes y jueves a danzas al Instituto El Talero de 19 a 20:30 hs. aproximadamente, que tarda unos 10 o 15 minutos en llegar, dirección desconoce, que la dicente los baña a los niños en horas de la noche, que ya se bañan solos, salvo cuando tiene que lavarle el cabello a S.. Que generalmente almuerzan los que están en la casa, es decir, la dicente, su madre y Pacheco, la comida que comparten todos es la cena. Manifiesta que trabaja como costurera en forma particular en su casa, todos los días de la semana y asimismo colabora con una señora a la que ayuda con la limpieza en días de semana sin horario fijo y como la mujer es repostera para fechas puntuales le encarga la decoración de tortas y preparación de bocaditos o empanadas para algún servicio de lunch, que (a) esta tarea la realiza en el domicilio de ella, generalmente los fines de semana, que habitualmente la dicente pasa muchas horas en el domicilio. Que Pacheco trabajaba haciendo la contabilidad para distintos negocios, que (a) esta tarea la realiza en el domicilio, que concurre a los negocios donde busca documentación la tarea la realiza en el domicilio, que trabajaba todos los días pero maneja sus tiempos, no cumple un horario fijo y es el encargado de ocuparse de hacer las compras de todos los días porque es el único que sabe conducir el vehículo marca Renault 18 propiedad de su madre. Que la dicente y H.A.P.D.V. concurrían los miércoles y viernes a las 19:30 a 21: 30 hs al Instituto El Talero a bailar folklore. Preguntada para que diga si recuerda qué día se produjo la aprehensión de Pacheco, manifiesta que fue el día martes 21 de octubre del corriente año (2014), preguntada para que diga cómo fue la dinámica el día 21, refiere que ese día la dicente se despertó primero, levantó a los chicos, que S. fue a la Escuela a las 8 hs, no recuerda quién la acompañó si H.A.P.D.V. o su madre, que Y. tenía que hacerse unos estudios por lo que se quedó en el domicilio, que la dicente y Pacheco cebaron unos mates, su madre tomó té, a las 14 hs S. regresó de la Escuela cree que volvió sola, que no lo puede asegurar, que se quedó viendo televisión y a las 15 hs fue a maestra particular, que luego su madre le hizo la merienda, vio televisión en la habitación de su madre y H.A.P.D.V. estuvo arreglando el automóvil, llevó a S. a danzas, regresó al domicilio y salió luego a buscarla, como a las 20:40 hs aproximadamente. Que la dicente permaneció en el domicilio, puso el calefón para bañar a Y., y su madre se puso a preparar la cena, que unos cinco minutos después se presentaron 3 policías diciendo que encontraron a S. en el puente

Monteagudo, que estaba ensangrentada, que la dicente fue con los policías en el patrullero, por Av. Costanera y no encontraban el lugar, que les informaron por handy que siguieran por La Costanera, hasta que vieron las luces, que en el lugar había un auto particular de color oscuro, una camioneta blanca y un patrullero, que un policía cree que es Comisario, de muy mala manera le informó que su hija había sido abusada, que no dejaron que hablara con S., la dijeron que no la pusiera nerviosa y de ahí fueron a la Comisaria de B° San Vicente, cree que Seccional Quinta, luego volvieron a un precinto cercano al Puente Monteagudo y de allí las trasladaron a la calle Rondeau. Que estando en la Unidad Judicial se presentó el abuelo paterno de S. y llamó a M. M. M. padre de S., informando lo sucedido...”.

Frente a las declaraciones de la testigo, el Señor Fiscal de Cámara, Dr. Hidalgo, solicitó en los términos del art. 255 del CPP, un careo entre M. V. M. y la Agente Karina Segovia. Los puntos a elucidar fueron sobre: 1.- Si M. V. M. reconocía que anterior al hecho por el cual fue aprehendido su marido hubo algún episodio de índole sexual entre el inculpado y su hija S. que le llamara la atención, y 2.- Si su hija le había informado que esto pasaba y ella no le dio importancia; manteniéndose ambas testigos en sus dichos.



Así, M. V. M. afirmó que nunca sospechó nada y que si a su hija le hubiera pasado algo raro se hubiera dado cuenta, que acostumbraban ver la tele juntos y que él llevaba y traía la nena de la escuela y de danza, que ese día ella lo iba a acompañar porque tenían que pagar pero se quedó porque era tarde, reitera que no notó nada raro, niega que haya hablado con la maestra. Mientras que Segovia insiste en que la mujer (M. V. M.) le había comentado que le pareció raro un día que ellos (H.A.P.D.V. y S.) estaban durmiendo la siesta juntos y les llamó la atención, que esa charla sucedió cuando M. V. M. se presentó en el lugar donde había sido sorprendido Pacheco y ella (la agente) le había preguntado si no le parecía rara tanta confianza entre el hombre y la nena. Es más, le dijo que esa vez fue a hablar con la maestra.

  1. M. M. M. Padre de la menor S.N.M.M. prestó juramento de ley, dijo que no tiene relación con el acusado y que sí le comprenden las generales de ley por ser el padre de la menor víctima, pero que no tiene interés en el proceso y será veraz en sus dichos. Recuerda que en el mes de octubre, a la noche, una tía de S. llamada Erica (tía materna), le informó que habían violado a S. Que un vecino lo llevó desde su casa hasta la Seccional 5a y de ahí fueron a la U.J. de la Mujer. Que S. estaba siendo revisada por el médico, al salir estaba nerviosa, tensa, no quería hablar. Supo que habían encontrado a S. y a él (haciendo referencia a Pacheco), en el asiento de atrás del auto, en la costanera a la salida de folclore. Seguidamente el Fiscal de Cámara solicita que se incorpore la testimonial obrante a fs. 111, vertida por el Sr. en la instrucción a los fines de ayudar a su memoria, lo que así se autorizó al no objetar las partes. Luego de la lectura de un fragmento, recordó que S. le había comentado en la U.J. que se acostaban a ver juntos la tele y ahí pasaba lo de la “manguerita”, haciendo referencia al pene, que le tocaba la vagina, que H.A.P.D.V. le dijo que cuando cumpla los 10 iba a abusar de ella; cree que se lo dijo después que salió del examen, él no entró cuando la revisaron, que cuando él llegó la madre ya estaba ahí. Señaló que cuando S. contaba eso, la madre le apretaba la mano, que él la vio, era para que no hablara. Que esto fue ante la médica, la nena estaba nerviosa. Se le interrogó que siente como padre, a lo que respondió que siente bronca, pasaron muchas cosas por su mente, la miraba, tan chica, tan tierna y que le pase esto, que él le creyó siempre. Que se fue enterando de a poco porque los oficiales le contaron por arriba. Al Dr. Benavidez le manifestó que vive actualmente con S., que no hablan del tema, que la nena en el 2015 vivía con sus padres y en el 2016 se mudó con él, que S. puede haber hablado del asunto con su hermana o con su mujer pero con él no, espera que le cuente sola. Que él permite las comunicaciones telefónicas de la nena con la madre y a la tía la ve los sábados de por medio en un lugar público según el régimen impuesto en el fuero de familia. Que hoy tiene 12 años, empezó el secundario, recién ahora está preguntando cosas sobre el cuerpo o cuestiones sexuales, pero las habla con su hermana o su mujer. La Sra. Vocal le pregunta si ahora en la adolescencia la ve sexualizada y le contesta que no, que es muy reservada, ve dibujitos o cosas de adolescentes, no le deja tener Facebook y en el WhatsApp tiene sólo tres amigos.

En la instrucción, con fecha 29/10/2014 (fs. 111), declaró que “...se

separó de la madre de la niña no recuerda aproximadamente en qué fecha, permaneciendo ésta bajo la guarda de su madre. Hace un año que el deponente tiene escaso contacto con S., la última vez que la vio fue en octubre del año pasado. Luego volvió a tener contacto con la niña a raíz de estos hechos. Relata que se enteró de los hechos debido a que el día que sucedió el hecho motivo por el cual H.A.P.D.V. está detenido lo llamaron para que se hiciera presente en esta Unidad Judicial debido a que S. estaba aquí. Una vez aquí su hija muy asustada le contó que H.A.P.D.V., el concubino de su madre, todos los domingos cuando su madre se iba a trabajar, “le tocaba la cola con la manguerita”. Aclara que su hija con la “manguerita” se refiere al pene de H.A.P.D.V. No sabe si le quitaba la ropa a su hija o no debido a que la niña no lo especificó. La niña agregó que H.A.P.D.V. le tocaba la vagina por debajo de la ropa. También le contó que H.A.P.D.V. le había dicho que cuando cumpliera 10 años iba a abusar de ella. Agrega el deponente que S. también dijo que H.A.P.D.V. le decía que si contaba algo sobre lo sucedido mataría a la madre de la niña. Manifiesta que no sabe desde cuando Marcela conoce a H.A.P.D.V. ni tampoco sabe hace cuánto que conviven. El año pasado cuando el deponente visitó a S. para su cumpleaños Marcela ya convivía con H.A.P.D.V. No sabe dónde trabaja Marcela ni en qué horario se iba los días domingos en que, según su hija, sucedían estos hechos. Agrega que H.A.P.D.V. fue detenido debido a que un policía lo encontró en “La Costanera” en el asiento de atrás de su auto junto a S., S. estaba llorando. No sabe si lo encontraron abusando de la niña o no. Manifiesta que sabe que H.A.P.D.V. trabaja mucho con su computadora y no le permite a los niños que la usen por lo que cree que puede tener fotografías. A pregunta formulada por la instrucción sobre qué clase de fotografías responde que puede llegar a tener fotografías de S., pero no sabe. Sabe que H.A.P.D.V. tiene fotografías en su computadora pero no sabe qué tipo de fotografías, y como no deja que nadie use su computadora cree que puede tener fotografías de S. o de otros niños”.

A continuación, a solicitud del titular de la acción penal, con la conformidad de las partes, la Sra. Presidente de la Sala ordena que se incorpore por su lectura el resto del material probatorio obrante en autos, consiste en:



TESTIMONIALES:

  1. Claudio Eduardo Rego (fs. 37). Personal policial, comisionado de la Unidad Judicial de la Mujer y el Niño, realizó averiguaciones acerca de la titularidad del vehículo secuestrado.

  2. Pablo Augusto Martínez (fs. 38). Policía comisionado de la Unidad Judicial de la Mujer. Fue comisionado a los fines de constatar el domicilio de la damnificada sito en calle Solares n° de barrio Müller de esta ciudad. Luego constó el domicilio del denunciado, el que fijó alternativamente sito en calle Diego de Torres 546 de barrio Müller de esta ciudad, tratándose de una marmolería. Ni el dueño del negocio -Pablo Cortes-, ni los vecinos aledaños, conocen a H.A.P.D.V.

  3. Victoria Valeria Arancibia (fs. 91). Personal policial, comisionada de la Unidad Judicial de la Mujer y el Niño. Realizó una encuesta vecinal en el domicilio del denunciado sito en calle Solares de barrio Müller de esta ciudad. Entrevistó a la señora Lidia Nicasia Cejas, quien manifestó que conoce al acusado desde hace cinco años, momento en que se mudó a ese domicilio. Que tuvo trato típico de vecinos; escuchó comentarios en los cuales aquel decía ser contador, que es una persona muy reservada, no se daba con nadie, se lo solía ver borracho, desconoce si trabajaba, siempre estaba en su vivienda. Entrevistó a Claudio Gallardo, quien manifestó que lo conoce sólo de vista, que lo ve siempre en su domicilio por lo que supone que no trabaja, que no tenía conocimiento respecto de que en dicho domicilio viviera un menor y que es un hombre raro, muy callado y no saluda a nadie. Que ninguno de los entrevistados ha tenido noticias respecto de algún tipo de conflicto en el que el denunciado se haya visto involucrado, y que sí han tomado conocimiento de los hechos el día en que el denunciado fue detenido, a través de los vecinos, dado que éstos fueron a la casa del acusado a tirarle piedras, y a los gritos le reclamaban todo lo que habría hecho en perjuicio de la damnificada.

  4. Cristian José Cepa (fs. 112). Personal policial adscripto al CAP V. Con fecha 30/10/2014 declaró que “...en relación al presente hecho refiere que prestó servicios de 14:00 hs del día 21/10/14 a 07:00 hs del día 22/102014, como jefe de coche del móvil N° Que siendo las 21:20 hs aproximadamente, en circunstancias en que se encontraban patrullando por barrio San Vicente, a través de frecuencia radial, el Comisario Mayor Chirichian que opera como RADON solicitó que un móvil policial con dotación femenina se trasladase a Av. Costanera Sur, a la altura del barrio Campos de la Ribera a los fines de colaborar con el control de un masculino y una menor, ya que se habría perpetrado un delito de instancia privada. Que inmediatamente el deponente se apersonó en el lugar donde constató que en el lugar se encontraba estacionado un automóvil color gris marca Chevrolet Aveo, al que reconoció como el móvil no identificable en que se transportan el Crio Mayor Chirichian y su chofer -no recuerda el nombre-. Que a tres o cuatro metros de dicho rodado se ubicaba estacionado un automotor color verde agua o gris marca Renault 18 dominio no recuerda, en sentido paralelo al cordón cuneta. Que demorado contra el primero de los automotores mencionados se encontraba un hombre de 40 años aproximadamente, contextura física delgada, de 1.68 mts de altura aproximadamente, tez blanca, cabello entrecano, usaba pantalón joggin color negro, remera mangas cortas color bordó y zapatillas negras, cerca de él rodeándolo estaban el efectivo Chirichian y su chofer. Que visualizó además que en el interior del segundo rodado, que presentaba abierta la puerta trasera izquierda del lado del conductor se encontraba una niña de 10 años de edad conversando con la efectiva policial Agente Segovia Karina, numeraria de la Comisaria V Bis, desde su posición escuchó que la niña lloraba, pero no se aproximó para evitar intimidarla. Que transcurridos unos minutos, la efectiva Segovia comunicó al Crio Mayor Chirichian lo referido por la menor, conversación que el declarante no escuchó. Que seguidamente el Comisario Mayor, le informó que la niña había sido víctima de un delito de instancia privada sin dar mayores datos de lo sucedido, solicitándole que se encargase del traslado del aprehendido a esta Unidad Judicial. Que previo a colaborar, individualizó al Sr. H.A.P.D.V. de 43 años, DNIN° domiciliado en

calle Solares N° de B° Müller. Que a la pregunta formulada por la instrucción manifiesta que no se individualizó ni tomó contacto con la parte damnificada.”

  1. Melisa del Valle Castro (fs.114). Personal policial. El día 30/10/2014, participó junto al anterior en el traslado del sindicado H.A.P.D.V.. Depuso en términos similares a Cepa agregando como dato de interés que “... parado contra el primero de los automotores mencionados se encontraba un hombre de 43 años aproximadamente, delgado, de 1.70 mts de altura aproximadamente, tez blanca, cabello canoso, vestido con un joggin color negro, remera mangas cortas color bordó y zapatillas negras, que junto a él se ubicaban el efectivo Chirichian y su chofer. Que constató además que en el interior del segundo rodado, que tenía la puerta trasera izquierda abierta, se encontraban una niña de 10 años de edad y la Agente Segovia Karina, numeraria de la Comisaria V Bis. Que acto seguido la declarante se aproximó al automotor y constató que la niña era de contextura delgada, de 1.45 mts. de altura, tez trigueña, cabello negro, largo, con una trenza, usaba remera blanca, una babucha color negro, zapatillas color rojo; que la menor se encontraba angustiada, llorando y temerosa, al percatarse de la presencia de la dicente, permaneció en silencio; por lo que la declarante se alejó ...”.

  2. Nora Isabel Torres (fs. 283/284), abuela S.M.M., el día 27 de noviembre de 2014 testimonió sobre la dinámica cotidiana familiar, manifestando que habitualmente por las mañanas es la primera en levantarse, que se dirige a la otra habitación del inmueble y despierta a su hija Marcela y a sus nietos S. y Y., que generalmente Pacheco se levanta unos minutos más tarde. Que su hija Marcela se ocupa en forma permanente de N. de 8 meses de edad. Que la vivienda tiene dos habitaciones, en una duerme la declarante y en la otra su hija, sus nietos y el concubino de ella H.A.P.D.V., que a veces los niños se quedan viendo televisión en el sillón de su habitación y se quedan dormidos. Los niños no desayunan ni almuerzan en el domicilio sino en la Escuela Gral. Martín Güemes ubicada a pocas cuadras sobre calle Obispo Castellano, desconoce numeración, estima que al 200 aproximadamente, refiere que los niños ingresan a las 8 de la mañana, no siempre van acompañados por la misma persona a la escuela, que algunos días eran llevados o retirados por la dicente o por Pacheco, que se manejaban de la misma manera a la hora de retirarlos, Y. se retira a las 12 hs y S. tiene horario extendido hasta las 14 hs y luego S. tiene maestra particular a las 15 hs todos los días y concurre a danzas al Instituto El Talero, distante a unas 15 cuadras del domicilio, los días martes y jueves de 19 a 20:30 hs. Que habitualmente almuerzan la dicente, su hija y Pacheco los días que se encontraba a esa hora en el domicilio. Manifiesta que su hija trabaja de costurera en la misma vivienda, todos los días de la semana y asimismo colabora con una señora repostera de nombre Ester Capdevila, que hace tortas y servicios de lunch y la convoca al domicilio de ella en calle Azcuénaga, para algún trabajo puntual los fines de semana, puede ser los días sábados o incluso los días domingos. Que Pacheco trabajaba llevando las cuentas a un bar y a una verdulería, que concurría al centro de la ciudad por la mañana y otras veces se retiraba todo el día, que trabajaba tres o cuatro días de la semana, que no trabajaba los fines de semana. Que la dicente permanece en el domicilio todo el día. Que aprehendieron a Pacheco el día martes 21 de octubre del corriente año, ese día... estuvo en el domicilio todo el tiempo, esa mañana el movimiento fue el ya descripto, es decir que ella despertó a su hija y sus nietos, los niños fueron acompañados a las 8 hs a la Escuela por la dicente, fueron retirados a las 12 hs Y. y a las 14 hs S., también por la dicente, desayunaron y almorzaron en la Escuela. Siendo las 15 hs S. fue a la maestra particular sobre el Pasaje de la Peña a unos metros de la vivienda, que la niña merendó en el domicilio, vio televisión en la habitación de la dicente y luego se preparó para ir a danzas, que la llevó H.A.P.D.V. en el vehículo de propiedad de la declarante marca Renault 18, que regresó al domicilio y luego salió cerca de las 20:30 hs a buscar a S. Que siendo alrededor de las 21 hs se presentó personal policial informando que habían encontrado a S. en el puente Monteagudo abandonada y llorando, y trasladaron a su hija en un patrullero y regresaron recién como a las 06:30 hs de la madrugada del día 22 de octubre...”.

  3. Mario Rafael Ruiz (fs. 297). Personal comisionado de la Fiscalía de Instrucción. Con fecha 22 de diciembre de 2014, expresó que “...se constituyó calle Solares N° esquina de B° Müller de esta ciudad, que se trasladó hasta Pasaje Esnaola al 4300 de B° Maldonado de esta ciudad donde pudo establecer que dicha calle continúa identificada con la antigua denominación como Pasaje Río Paraná, entre calle Río Paraná y Río Uruguay, el Instituto de danzas “El Talero” se encuentra a una cuadra del predio del Cementerio San Vicente, está identificado con numeración visible “Pje. Esnaola 4351 ”, con su frente orientado hacia el punto cardinal Sur, posee un cartel que lo identifica como Instituto El Talero, tiene su frente pintado de color rosa con aberturas de chapa de color negro y un portón pintado de color marrón claro. Que luego de haber transitado por la zona a bordo de un vehículo pudo establecer que el recorrido más directo hasta el domicilio de Solares N° de B° Müller de esta ciudad, puede efectuarse por calle Blas Parera, hasta la intersección de ésta y Solares a media cuadra de Pasaje de la Peña y dista aproximadamente a unas 13 cuadras, por lo que no es necesario transitar por Av. Costanera para ir de un punto al otro, que el lugar de la aprehensión de Pacheco dista unas 10 cuadras del domicilio hacia el Noreste y a unas 10 cuadras del Instituto de danzas hacia el Noroeste. Que por este acto acompaña croquis ilustrativo con indicación del lugar de la aprehensión, del domicilio y del Instituto El Talero con identificación de los recorridos y distancias...”.

  4. Estela Coronel (fs. 418/419). Maestra de la ofendida penal. El 10/08/2015 depuso que “...fue docente durante el año 2014 de la niña S.M.M., en el cuarto grado turno mañana de la Escuela Martín Miguel de Güemes. Que habitualmente quien se ocupaba de llevar a los niños era el padrastro, incluso aclara que, en un principio ella creía que era el padre biológico, hasta muy pocos días antes de la denuncia, momento en el que se presentó la madre de la niña, a retirar a su hijo de nombre Y. En esa oportunidad la mujer le explicó que este hombre era el padrastro. Preguntada para que diga si recuerda su nombre, manifiesta que no. Asimismo a la declarante le llamó la atención esa entrevista con la madre porque consultada por los problemas de conducta del niño, ella manifestó que la culpa era de S., hermana mayor del niño, sin explicar por qué la niña podría tener responsabilidad en la conducta de su hermano... que no notó cambios porque S. concurrió a esa Escuela sólo el año pasado, durante el ciclo lectivo completo, era una niña retraída y con la mirada triste, la dicente había hablado con ella porque notaba que tenía muy mal vínculo con los varones del curso, pero a su vez era una niña muy responsable y despierta. Preguntada para que diga si conoce a qué Establecimiento Educativo concurrió la niña anteriormente manifiesta que no está segura, pero cree que a la Escuela Provincia de La Rioja de barrio San Vicente, preguntada para que diga si sabe los motivos del cambio de Escuela, dijo que el padrastro lo atribuyó a los problemas de conducta de Y.. La declarante tomó conocimiento de lo sucedido por dichos de la madre de la pequeña quien se presentó en la Escuela al día siguiente de lo sucedido y dijo estar sin dormir porque todo había acontecido en horas de la noche, estaba acompañada de una mujer corpulenta, cree que era la hermana. La madre de S. manifestó que habían detenido a su pareja porque lo habían encontrado alrededor de las nueve de la noche en una situación complicada con la nena cuando la fue a buscar a folklore en el auto, manifestó también que la Policía la retó porque dijeron que ella le apretaba la mano a la nena para que no dijera nada. La dicente le preguntó si no había visto anteriormente nada sospechoso y ella dijo que sí, que un tiempo antes en el interior de la vivienda había visto una situación que le resultó sospechosa entre su pareja y la nena y que al increparlo él le dijo que había visto mal, porque a la nena la quería como una hija. La mujer que la acompañaba no le permitió explayarse sobre el tema... la mujer explicó que había sido a principios de ese mismo año (2014), que sólo sabe que fue en el interior de la casa. La dicente manifiesta que los primeros días después del hecho denunciado notó un cambio positivo en la niña, dado que tenía otro brillo en la mirada, pero con posterioridad volvió a ser la misma niña retraída y triste de antes. Que la dicente tomó conocimiento a través de la madre que el hecho salió a la luz por la actuación de la Policía y la madre se quejaba de ello, se quejaba por tener que llevar a su hija al psicólogo y justificaba a su pareja diciendo que era un pobre hombre que había caído en “una trampa”, esta situación ponía tan incómodos a todos los docentes que evitaban hablar con ella y su madre (abuela de S.). Preguntada por la Instrucción si como docente notó alguna otra circunstancia que le haya llamado la atención, Dijo: que era muy notoria la mala relación de Y. con el padrastro, se ponía muy rebelde y el padrastro se enojaba, el niño demostraba tenerle mucho miedo, asimismo recuerda una vez que una niña se peleó con S. y el padrastro hizo un escándalo, pretendía que la niña fuera expulsada y como no obtuvo lo que buscaba, amenazó a los docentes diciendo que él tenía contactos, que no sabían con quién se estaban metiendo, que podía levantar un teléfono y hacer que los echaran para defender a la niña...”.



    Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad