Sentencia número cuarenta y seis (46)



Descargar 300.08 Kb.
Página1/7
Fecha de conversión30.12.2018
Tamaño300.08 Kb.
  1   2   3   4   5   6   7

SENTENCIA NÚMERO CUARENTA Y SEIS (46).

Córdoba, veinticinco de agosto de dos mil diecisiete.-



  1. VISTOS: Los autos caratulados “Malicho, Noemí Susana y otro p.ss.aa. Homicidio calificado por el vínculo” (Expte. N° 2735491), radicada en esta Cámara en lo Criminal y Correccional de Sexta Nominación, Secretaría N° 12, siendo día y hora fijados para dar lectura integral a la Sentencia dictada tras las audiencias de debate realizadas los días uno, dos, tres y cuatro de agosto del año en curso, en la que intervinieron conformando el Tribunal los Señores Jueces de Cámara: Dres. Pablo Brandán Molina, Adriana Carranza y Julio Guerrero Marín -bajo la presidencia del primero de los nombrados- y los Sres. Jurados Populares titulares: Gustavo Alberto Zalazar, Fernando Antonio Barrionuevo, Mariano Eugenio Gómez, Cristian Alejandro Cavillón, Patricia Inés Brizuela, Karina Roxana Castro, Nevis Erika Marina Gallardo y Liliana del Valle Contreras y suplentes: Marcos Roberto Cortez Fernández, Eduardo Gastón Battaglia, Vanina Lorena Vera Herrera y Emilse Dayana Fernández (Ley Provincial N° 9182), con la intervención de la Sra. Fiscal de Cámara, Dra. Adriana Abad y los imputados Noemí Susana Malicho con la defensa de la Dra. Alfonsina Gabriela Muñiz -Asesora letrada penal del 29 Turno- y Luis Alberto Moyano asistido técnicamente por el Dr. Aníbal Augusto Zapata -Asesor Letrado penal de 18° Turno-, todo por ante la Secretaria del Tribunal, Dra. María de los Ángeles Beltrán. DE LOS QUE RESULTA: Que interrogados los imputados sobre sus condiciones personales: Luis Alberto Moyano (a) “Gitano”, “Gato” y “Maestro” (D.N.I. n° 13.820.310 - Prio. n° 459.606 A.G.), dijo ser argentino, casado, de sesenta años de edad, nacido en Córdoba con fecha 2/12/57, hijo de Rodolfo Moyano y Silvia Nilda Córdoba, quienes se encuentran separados y tiene poco contacto con ellos. Que siempre vivió en Córdoba, siendo el último domicilio en calle Rawson n° 1275 donde vivió durante diez años. Que se dedica a realizar arreglos de chapa y pintura, preparación de vehículos de competición y hacer música en fiestas, obteniendo por con oficios un promedio de $30.000 mensuales. Que tiene cuatro hijos producto de una convivencia de veintinueve años con Mercedes del Valle Contreras, siendo todos ellos mayores de edad, aclarando que tiene una buena relación con ellos pero poco contacto ya que cada uno hace su vida y a él no le gusta entrometerse en las relaciones de pareja de sus hijos, explicando que todos tienen hijos (es decir que tiene varios nietos, alrededor de nueve según calcula). Responde que hace mucho más de diez años que está separado de la madre de sus hijos y que hace unos trece años que no ve a su hija más grande, mientras que a Carolina, otra de sus hijas, la vio en el año 2008 cuando él se casó con Mirta Aideé Luna (con quien no tuvo hijos) y que con el que más contacto tiene es con Claudio ya que tienen los mismos intereses. Agrega que antes de eso estuvo en pareja con Mónica Echenique -en 1999 o 2000-, quien hizo una denuncia en su contra por la que estuvo preso. Preguntado acerca de la casa donde vivía dijo que se la dejó como depositario un amigo que trabajaba en la SIDE y quedó detenido, habiéndola comprado otro amigo de nombre Darío Ponce que se la presta y que también es dueño de una radio a la que él se comunicaba. Que él se hizo cargo de pagar algunos juicios de la casa, asumiendo las deudas de algunos de los servicios (luz, agua etc.) e impuestos, ya que Darío la compró en el remate. Sostiene que cuando fue detenido (en 2016) no tenía ninguna relación sentimental con la Sra. Malicho, quien estaba viviendo con él desde la antepenúltima semana del mes de octubre del 2015 en calidad de préstamo del lugar. Aclara que tuvo otras relaciones con mujeres pero no estables. Que dejó el secundario en segundo año, no recordando a que escuela iba, pero sí que era una escuela de monjas en Villa Corina donde también iban varones. Que hizo la primaria en la Escuela Domingo Faustino Sarmiento de calle Rancagua y Capdevila, también en Villa Corina. Que en la cárcel está en un programa de Derechos Humanos de la Facultad, trabaja en la carpintería como pintor y tiene siete puntos de calificación. Que también está en un programa de música y que lo visita su hijo Claudio. Informa que ahora tiene una concubina de nombre Ana Irina López, quien está detenida, pero dejaron de verse porque ella tiene un hijo preso en Cruz del Eje y el Servicio Penitenciario dio prioridad a las visitas del hijo y los privaron de visitas íntimas pero quiere retomarlas. Informa que la conoció en el 2014 y se reencontró con ella en la cárcel. Responde que nunca viajó a otro país ni tiene familiares que vivan afuera. Tiene antecedentes penales a raíz de un problema que tuvo con una concubina que lo acusó de violación, habiendo sido condenado a nueve años y seis meses de prisión. Se informa por Secretaría que según surge de planilla prontuarial de fs.177 y del informe del Registro Nacional de Reincidencia de fs. 411/412 Luis Alberto Moyano fue condenado por la Cámara 5° en lo Criminal de esta Ciudad en fecha 12/2/2002 a la pena de 9 años y 6 meses de prisión, como autor responsable de los delitos de daño, lesiones leves calificadas, abuso sexual agravado, coacción calificada y hurto calificado, habiendo cumplido totalmente la pena con fecha 14/6/2010.- A su turno, Noemí Susana Malicho (D.N.I. n° 29.188.049 - Prio. n° 1.360.313 Secc. A.G.), dijo ser argentina, soltera, de 35 años de edad, Nació el 10/11/1981, hija de Martín Abdón Malicho y Marta Manchego; que su último domicilio fue en calle Rawson 1275 de Barrio Los Pinos donde convivió con Moyano a quien conocía como “Marcos Rotemberg”, aclarando que ella le decía Marcos, habiendo vivido como pareja desde septiembre de 2015 hasta el 1° de febrero de 2016 cuando murió su hijo J.S.- Que tiene estudios terciarios (dejo en el último año de Trabajo Social porque tuvo a su hijo M.T.) y estaba estudiando para “monitora deportiva” de la Municipalidad. Responde que Moyano mantenía la casa con el trabajo pero ella aportaba plata que tenía guardada de una indemnización por un juicio que tuvo con el Correo Argentino y con la cuota alimentaria que le daba el padre de su hijo mayor, Carlos Daniel Zapata; que ella pagaba las cuotas de un auto que Moyano compró y alimentos. Informa que con Zapata convivió durante dos años y se separó cuando M. tenía seis meses (vivieron en Alta Córdoba y en el Centro), después de lo cual fue a vivir con su madre y hermanos en calle Bedoya 166 de Barrio Alta Córdoba y posteriormente se fueron a calle Padre Luis Grote de Barrio General Bustos donde estuvieron dos años, con su mamá y sus dos hermanos (una de 37 años y el otro de 34). Que en Alta Córdoba también vivía su padre, pero se separaron cuando se mudaron a calle Padre Luis Grote. Que su madre es “asistente jurídica”, su padre trabaja en el Ministerio de Educación y tiene una cerrajería, su hermana trabaja en una Farmacia y su hermano está en “partidos políticos”. Ella trabajó en Correo Argentino durante seis años (dejó cuando nació J.S. y le inició un juicio). El papá de M.T. le pasaba ayuda pero de forma inconstante, hasta que le empezaron a descontar de la empresa de ómnibus donde trabaja, recibiendo $ 5500 y $10000 con el aguinaldo. Que el padre de J.S. se llama Ricardo Reynoso pero no reconoció al niño ni le aportó dinero. Responde que cuando vivía con su familia dividían los gastos con sus hermanos (pagaban $ 4000 de alquiler, más los gastos); que su hijo está en el último año de primaria, ha practicado deportes ya que ella lo llevaba a futbol a un Club y actualmente vive con su mamá y su hermana en Barrio General Bustos (no recuerda la calle porque se mudaron). Que el bebé J.S. nació el 24/1/2014 en la Maternidad San Vicente, nació bien pero después le creció mucho la cabeza y por eso no caminaba bien, aclarando que era hereditario y no había que tratarlo (eso le dijeron en la Clínica del Sol); se caía para los costados por el peso de la cabeza, caminó al año y medio, no hablaba, solo balbuceaba o golpeaba. Con el papá convivieron dos o tres meses en calle Cacheuta de Residencial Vélez Sarsfield, hasta que quedó embarazada porque él no quiso saber nada. Actualmente hace fajinas en la biblioteca del Establecimiento Penitenciario y cursa una tutoría de abogacía y ciencias de la educación; hace un curso de derechos humanos y tiene conducta de “diez ejemplar”, recibiendo visitas de su mamá y su papá. A los nombrados se les atribuye la comisión del siguiente HECHO (Auto de Elevación a Juicio n° 827 del Juzgado de Control de 6° Nominación - fs. 703/730): En fecha y hora que no se ha podido establecer con exactitud, pero que estarían comprendidas aproximadamente entre comienzos del mes de septiembre de dos mil quince y el treinta y uno de enero de dos mil dieciséis, presumiblemente en el interior de la vivienda sita en calle Rawson N° 1275 de B° Los Pinos de esta ciudad, donde convivían los encartados Luis Alberto Moyano junto a Susana Noemí Malicho y los hijos de ésta -MTMZ y JSM (de 10 y 2 años de edad respectivamente)- en reiteradas oportunidades el imputado Luis Alberto Moyano ejerció sobre el menor JSM malos tratos físicos, no pudiendo determinar aún esta Instrucción la mecánica y modalidad de los mismos -pero presumiblemente consistente en traumatismos provocados por elementos contundentes- mientras que la encartada Susana Noemí Malicho - progenitora del menor- consintió tácitamente tal proceder de Moyano, omitiendo ejercer las obligaciones de protección y cuidado que le son propias derivadas de la patria potestad, posibilitando con su accionar que los castigos y malos tratos se consumaran y prolongaran en el tiempo. Que a consecuencia de lo precedentemente relatado con fecha 31/01/16 siendo las 13.00 hs. aproximadamente, el menor JSM ingresó inconsciente y en estado grave (presentando traumatismo de cráneo) al Hospital Infantil de esta ciudad de Córdoba, falleciendo posteriormente en dicho nosocomio a causa de las lesiones que presentaba, constatándose el óbito con fecha 01/02/16 a las 9.20 hs, siendo la causa eficiente de su muerte el traumatismo encéfalo craneano que presentaba. CONSIDERANDO: Que, según consta en el acta del debate, el Tribunal se planteó las siguientes cuestiones a resolver: Para los Señores Vocales Adriana Carranza y Julio Guerrero Marín, y los Jurados Populares Titulares: Primera cuestión: ¿Existió el hecho y son los imputados sus coautores penalmente responsables?; Para el Tribunal técnico colegiado: Segunda cuestión: ¿Cuál es la calificación legal aplicable?; Tercera cuestión: ¿Qué pena corresponde imponer y procede la imposición de costas? Para la primera cuestión se estableció el voto conjunto de los Jurados Populares titulares (Gustavo Alberto Zalazar, Fernando Antonio Barrionuevo, Mariano Eugenio Gómez, Cristian Alejandro Cavillón, Patricia Inés Brizuela, Karina Roxana Castro, Nevis Erika Marina Gallardo y Liliana del Valle Contreras) y los Sres. Jueces de Cámara Dres. Adriana Carranza y Julio Guerrero Marín, debiendo la primera de los nombrados redactar el mismo; mientras que para la segunda y tercera cuestiones se estableció el siguiente orden en que los Sres. Vocales emitirán su voto: 1) Adriana Carranza, 2) Julio Guerrero Marín y 3) Pablo Brandán Molina. Todo ello conforme el orden rector dispuesto en la Ley 9182 en sus arts. 41 y 44 concordantes y correlativos. A la primera cuestión planteada los Vocales Adriana Carranza y Julio Guerrero Marín y los Jurados Populares Fernando Antonio Barrionuevo, Mariano Eugenio Gómez, Cristian Alejandro Cavillón, Liliana del Valle Contreras, Patricia Inés Brizuela y Erika Mariana Gallardo, dijeron: - Objeto del proceso: Los extremos fácticos de la imputación delictiva que pesa sobre los traídos a juicio, fueron precedentemente transcritos, por lo que me remito a ellos en honor a la brevedad y a los fines de evitar redundancias, quedando así satisfecho el requisito estructural de la sentencia previsto por el inciso 1° del art. 408 del Código de Procedimiento Penal. En función a ello, la pieza requirente (Auto N° 827 - fs. 603/730 ) les atribuye a Susana Noemí Malicho y Luis Alberto Moyano ser coautores de homicidio calificado por el vínculo (arts. 45 y 80 inc. 1° en función del art. 79 del Código Penal). II.- Declaración de los imputados: II.a.- Luis Alberto Moyano, en la primera audiencia del debate prestó declaración manifestando que se remitía a las declaraciones efectuadas durante la investigación penal preparatoria y que no respondería preguntas. Así, se procedió a dar lectura a las declaraciones obrantes a fs. 387/388; 461/464 y 555/557. En la primera ocasión - 6/5/2016- (fs. 387/388) negó el hecho y se abstuvo de seguir declarando. En una segunda ocasión, el 28/6/2016 (fs. 461/464) volvió a negar el hecho y expresó: que el domingo salieron con Malicho de compras (ella necesitaba pañales y él lo necesario para hacer un asado), quedando el pequeño S. al cuidado del más grande, siendo habitual que los niños quedaran solos un momento; que al regresar los encontraron mirando televisión en la cocina, en un colchón en el piso; que él se quedó afuera, mientras Malicho ingresó y le pidió al mayor que fuera a comprar carbón, escuchando cuando éste le dijo a su madre que S. “se caía para los costados y lloraba”, pensando que sería por el cuadro que venía trayendo desde días anteriores, por lo que le dijo a Malicho que si seguía así (con vómitos continuos) iba a tener que llevarlo nuevamente al médico. Dijo que cuando M. fue de compras, se quedó afuera escuchando que el niño llorisqueaba y después un llanto fuerte, tras lo cual Malicho salió con él en brazos, totalmente desvanecido, quedándose parada a la altura de la cama que se encuentra al ingreso de la vivienda, diciéndole “no sé qué le pasa a éste, está descompuesto”. Refiere que la notó muy tranquila (él estaba más desesperado, dice) y sostiene que trataba con mucha frialdad a sus hijos, “como que le molestaban”. Acota que “jamás derramó una lágrima por esa criatura” -ni cuando le pasó esto, ni cuando lo velaron-. Retoma su relato diciendo que mandó un mensaje de texto a una remisería que le contestó “ok” pero, ante la gravedad de la situación, salió por la calle de atrás a la casa de Daniel (un cliente y amigo suyo del que no sabe el apellido) y le pidió que llevara al pequeño junto a su madre al Hospital, respondiéndole este vecino que ya iba, pero al regresar, justo llegaba el remís que había solicitado, por lo que Malicho junto a su hijo mayor y al pequeño subieron al mismo; que le dijo al chofer que los llevara a la Casa Cuna, pero éste le respondió que era más rápido ir al Infantil. Aclara que no los acompañó porque tenía unos equipos afuera para trabajar, reiterando que pensó que S. estaba con el mismo cuadro que venía trayendo. Relata que el miércoles anterior había empezado con vómitos y Malicho lo llevó a lo de “José” (a media cuadra de su casa) para que le curara el empacho, habiéndolo llevado también el día jueves, pero por indicación de esa persona lo llevó a la Casa Cuna, porque no mejoraba; contándole ella que le habían dicho que era un virus, lo medicaron y lo quisieron dejar internado pero ella se negó. Hizo otras consideraciones, afirmando luego que Malicho renegaba de ese niño porque no sabía quién era el padre y que él había notado la desatención para con sus hijos, los que comenzaron a alimentarse adecuadamente cuando llegaron a su casa porque él hacía de comer para todos. Volviendo al hecho, dice que Malicho le llamó pidiéndole que fuera al hospital, lo que hizo más tarde, habiendo visto al niño en terapia, donde una doctora le dijo que tenía un sangrado interno en la cabeza, preguntando él si era producto de golpes porque no se le notaba a simple vista, pero la médica le dijo que no le podía decir nada. Agrega que le preguntaron si él era el padre (lo que negó), aclarando en tal sentido que el hijo mayor de ella le decía “papá” ya que se había aferrado a él. Sin embargo, niega rotundamente que haber tenido una relación amorosa con ella, afirmando que solo tuvieron sexo ocasional y tal vez por eso y el buen trato que le daba, ella suponía o quería creer que tenían una relación. Por último, sostiene que en el mes de abril (2016) Malicho le escribió una carta a la cárcel, donde le manifestaba que ella y los niños se sentían bien a su lado, que querría volver el tiempo atrás y tener un hijo con él. Relata que ella tuvo actitudes violentas para con él (insultos y una vez le puso el pie a la altura del rostro en una posición de arte marcial, mostrando lo que podía hacer). Finalmente, con fecha 30/8/16 (fs. 555/557) reiteró su negativa, ratificó sus declaraciones anteriores y expresó que contestaría preguntas. En lo que aquí interesa, manifestó que conoció a Malicho a través de un programa radial, que no utiliza seudónimos y que nunca se hizo llamar Marcos Rotemberg. Respecto a la madre de Malicho, dijo que la conoció en el velatorio de S., pero sabía que la relación entre ellas era bastante “áspera”, que Malicho le enviaba mensajes agresivos y le comentó que no quería hablar con su mamá, prohibiéndole que él lo hiciera. Reiteró que nunca fueron pareja, que no tuvieron un vínculo amoroso, solo sexo ocasional. En otro orden de cosas, dijo que el único celular que había en la casa era el suyo y siempre estuvo a disposición de Malicho. Que nunca le prohibió salir o comunicarse con sus parientes, agregando que vio un mensaje de texto donde la madre le ofrecía recibirla nuevamente en su casa, recalcando que Malicho salía libremente a hacer las compras y a llevar a los niños al colegio. En la audiencia del día 2/8/17 (ver acta de fs. 847 vta.) pidió la palabra a través de su defensor técnico, manifestando que solicita se cite a la locutora de la radio (Mónica Gutiérrez) a quien le dio su nombre verdadero el 29/9/2015 después de las doce de la noche cuando llamó para participar de un grupo de amistad, habiendo recibido después la solicitud de Malicho. También pide que se cite a Orlando Avendaño, policía de homicidios que le ayudaba con el arreglo de autos y puede acreditar que estaba solo en la casa. Igualmente sostiene que Mansilla, un policía jubilado, fue quien -a través de Darío Ponce, dueño de la radio- después del fallecimiento del nene, le alquiló un mono ambiente a Malicho arriba de su casa, por lo que también pide sea citado al juicio. Finalmente, requiere se convoque a su vecino y cliente de nombre Daniel, a quien le pidió ayuda cuando ocurrió el hecho. Señala que el único celular que funcionaba era el suyo y que Malicho cuando le llamó por teléfono para verlo, le dijo que la madre le había bloqueado el celular para que no gastara. En la audiencia del 3/8/17 (ver acta - fs. 849 vta.) solicita declarar nuevamente, reiterando que conoció a Noemí -por la radio- el 29/9/2015 y el lunes siguiente ella le pidió verse y le planteó su situación. Se volvió a comunicar el miércoles porque quería ir el sábado a su casa; el lunes siguiente le habló y le dijo que estaba “para el orto” porque se le golpearon los dos chicos; se juntó con ella en una esquina en calle Bulnes y los llevó al médico, pero no se los vieron, diciéndole ella que no tenía plata para la radiografía y la acompañó hasta su casa. El jueves se encontraron en la Plaza Alem, habiéndola acompañado a ver regalos para los chicos y después la llevó a su casa. Que una vez ella fue a su casa y tuvieron relaciones y el día 20 (octubre 2015) le habló desde un teléfono fijo y le dijo que no aguantaba más en su casa pero que no podía explayarse, que la madre le había bloqueado el teléfono y le dio el número del celular del padre. Después llegó en un rastrojero con dos bolsas con ropa y muebles, comenzando a quedarse, aclarándole él que la casa no era apta para que vivieran niños porque tenía herramientas por todos lados y había habilitado una sola habitación; que intentó ayudarla a conseguir un departamento pero eran muy caros (cree que ella contaba con tres mil pesos) y necesitaba garantía, agregando que tenía problemas con la madre y el padre no podía ayudarla porque había sido embargado. Dice que tuvieron diferencias porque ella no se quería ir y él necesitaba arreglar la casa debido a que Ponce se la reclamaba. Dice que finalmente Ariel -hijo de su amigo Mansilla- le facilitó un departamento en enero de 2016. Vuelve a negar la relación sentimental, aclarando que solo tenían sexo ocasional, tras lo cual explica que él le pagaba al dueño de la casa arreglándole camiones y aquél lo destinaba al pago de impuestos y servicios. Informa que hay una cámara de fotos donde ella grababa y se ve al niño que se acercaba a él cuando hacía música. Al concedérsele la “última palabra” negó haber tenido algún grado de participación en el hecho, aclarando que simplemente le prestó su casa a una persona que estaba mal. Termina diciendo que antes él era feliz con su vida. b.- Por su parte, Noemí Susana Malicho, en la primera audiencia se abstuvo de prestar declaración (ver acta del 1/8/17 obrante a fs. 845). Finalmente, el día tres de agosto, tras haber concluido la recepción de la prueba (ver fs. 850 vta. en el acta respectiva), solicitó declarar, advirtiendo su defensora que no respondería preguntas. Pues bien, indica Malicho que se remite a sus declaraciones anteriores y explica que ese domingo fue a hacer compras con Moyano y cuando volvieron ella se puso a acomodar las cosas, acercándose su hijo S., lo que no le gustó a Moyano que lo sentó mirando contra la pared, por lo que el nene empezó a hacer ruidos, llevándolo Moyano al pasillo, tras lo cual escuchó un ruido fuerte y apareció éste trayendo al niño desvanecido. Llora y dice que lo llevó al Hospital Infantil; que ella quería un padre para sus hijos y tomó una mala decisión, pero nunca pensó que iba a tener ese fin; que se aguantó varias palizas de él para que no tocara a su bebé. Expresa que hace un año y medio que está detenida y no ha visto a su hijo mayor. Concluye afirmando que no se siente bien y pide misericordia al jurado, asegurando que ella no hizo nada para que su hijo terminara así. Inmediatamente se incorporan sus declaraciones anteriores (fs. 389/392 y 399/403) precediéndose a dar lectura a su contenido. Así, con fecha 9/5/16 ( fs. 389/392) declaró: que ese domingo fue a hacer las compras con Moyano, quedando su hijo M. al cuidado del menor, mirando televisión. Que al regresar mandaron a M. a comprar carbón, quedando la dicente con Moyano y J.S., el cual intentó acercarse para ver lo que habían comprado, no permitiéndoselo Moyano que “lo agarró de los brazos y lo sentó en la cama mirando hacia la pared”, comenzando el niño a hacer “berrinche”, haciendo ruidos ya que no hablaba, lo que no le gustó a Moyano que “lo levantó y lo llevó para el pasillo”, escuchando inmediatamente un golpe fuerte y al instante Moyano lo trajo en brazos, notando que su hijo no podía respirar bien, que estaba desvanecido, con los ojos para atrás, diciendo Moyano que no le había hecho nada, que cuando lo había levantado ya estaba así y le decía que le lavara la cara para ver si reaccionaba. Que su otro hijo llegó justo después, cuando la dicente lo estaba cambiando para llevarlo al hospital, yendo al Infantil con sus dos hijos. Que Moyano no la acompañó porque sufría de arritmia y había tenido un ataque la noche anterior. A preguntas que se le formularon respondió que eran pareja, que “se conocieron por la radio en el mes de septiembre y se fueron a vivir juntos en el mes de noviembre” y que ambos estaban siempre en el domicilio ya que Moyano tiene el taller allí. Negó que con anterioridad Moyano hubiera maltratado a su hijo, explicando que cuando ella salía con el mayor, dejaba a S. con Moyano y al volver su hijo estaba bien, tranquilo; agregando que el niño seguía mucho a Moyano, suponiendo que lo veía como un papá. Responde que Moyano tenía una relación buena con su hijo mayor, lo llevaba al colegio y la relación era normal, aclarando que no lo maltrató porque M. se lo hubiese dicho. Que en relación a S., se enojaba porque -según él- ella le daba mucha leche y lo iba a empachar y que a la noche le diera una mamadera o un té, pero ella le daba de comer a escondidas. Sostiene que


    Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad