Seminario Internacional de Miami 14401 Old Cutler Road Miami, fl 33158


LECCIÓN CINCO APOLOGETICA Y LA IGLESIA



Descargar 0.72 Mb.
Página5/8
Fecha de conversión10.05.2019
Tamaño0.72 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8

LECCIÓN CINCO

APOLOGETICA Y LA IGLESIA

INTRODUCCIÓN

Obviamente, no todos en Estados Unidos quieren ver, oír o escuchar a la Iglesia. Sin embargo, de acuerdo con la Constitución, la Iglesia tiene un lugar en los Estados Unidos. Los siguientes dos cartas al editor del Miami Herald es una respuesta a dos artículos escritos por Richard Cohen. La primera carta, "La política y la fe" (Miami Herald, 5 de diciembre de 2007) fue escrito durante la acalorada campaña presidencial de EE.UU. La segunda carta, "la política de inclusión" (Miami Herald, 28 de diciembre de 2008), fue escrito por el autor antes de la toma de posesión del Presidente Obama.




La política y la fe26


Respuesta a la Columna de Richard Cohen del 4 de diciembre, “La religión no tiene cabida en la política:” su objeción a la religión en la política no sólo se debe aplicar a los candidatos políticos para ser personas de buena reputación en su comunidad religiosa, sino también a aquellos que son hipócritas políticos religiosos, que públicamente promueven lo que sus comunidades religiosas condenan.

Reformar o eliminar los malos políticos religiosos para al final tener una religión mejor. Los malos políticos arruinan la política y la religión.


Política de inclusión27


Richard Cohen no entiende el pluralismo (“Ex partidarios de Obama cancelan la fiesta,” 24 de diciembre, De otros puntos de vista).

Después de la victoria en las elecciones nacionales el presidente electo Barack Obama se compromete no simplemente representar al Partido Demócrata, sino a ser el presidente de todos los estadounidenses.

Si esto significa que prohíbe a un pastor evangélico orar en la fiesta inaugural, porque podría ofender a los gays, a los ateos, a los no-cristianos y otros, entonces el pluralismo ideológico y la verdadera democracia no tienen esperanza.

Yo creo que la caída de la cultura occidental, incluyendo Estados Unidos, tiene su origen en el colapso moral del cristianismo. Lamentablemente, la Iglesia que no practica el evangelio sirva para ser cómplice de la depravación moral. El testimonio profético de la iglesia tiene que estar a la altura. Esta fue mi motivación para escribir al pastor Rick Warren, después de haber escuchado la oración del pastor en la inauguración del Presidente Obama.




La oración de Rick Warren

El 20 de enero de 2009, Rev. Rick Warren, pastor de la Iglesia Saddleback en California, EE.UU., oró en la toma de posesión del presidente Barack Obama. Hubo oposición por parte de algunos grupos religiosos y especialmente los protestantes liberales que señalan que en el pasado el pastor Warren se había pronunciado en contra de los matrimonios homosexuales y la práctica homosexual. Barack Obama y John McCain, los dos candidatos presidenciales, aceptaron la invitación de venir a la Iglesia para un debate político. Fue el único debate privado en el que ambos candidatos aparecieron. Los candidatos públicamente profesaban ser cristianos, a pesar de que tenían puntos de vista opuestos sobre las cuestiones éticas relativas a la vida y la muerte.


El Pastor Warren incluyo varias preguntas difíciles, "¿Qué pasa con los 40 millones de abortos después de Roe y Wade?" McCain afirmó la posición pro-vida, que la vida comienza en la concepción y termina con la muerte natural y dijo que se oponía al aborto. Obama presentó su posición a favor del aborto, que la madre tiene derecho a elegir el aborto.


A pesar del debate político y de protesta, Warren, un autor popular y pastor de una mega-iglesia evangélica, fue invitado a orar en la inauguración del 44 º Presidente de los Estados Unidos de América. Él dirigió la siguiente oración:


Dios Todopoderoso, Padre nuestro, todo lo que vemos y todo lo que no vemos existe solo por ti.

Todo proviene de ti, todo te pertenece. Todo existe para tu gloria. La historia es tu historia. La Escritura nos dice “Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es.” Eres tú el compasivo y misericordioso. Y eres amoroso con todos los que has creado.

  El día de hoy, nos regocijamos no solo con la transferencia pacífica número 44 de poder en Estado Unidos. Celebramos un punto crítico en la historia con la inauguración de nuestro primer presidente afroamericano de los Estados Unidos.

  Estamos muy agradecidos por vivir en esta tierra, una tierra con posibilidades sin igual, donde el hijo de un inmigrante africano puede levantarse al nivel más alto de liderazgo.

  Y sabemos que hoy el Dr. King y una nube de testigos están clamando en el cielo.

  Dale a nuestro nuevo presidente Barack Obama la sabiduría para dirigirnos con humildad, el valor para dirigirnos con integridad, y la compasión para dirigirnos con generosidad. Bendícelo y protégelo a él y a su familia, al Vicepresidente Biden, al Gabinete, y a cada uno de los líderes que han sido elegidos con libertad.

  Ayúdanos, oh Dios, a recordar que somos americanos, unidos no por nuestra raza o religión o sangre, sino por nuestro compromiso por la libertad y justicia para todos.

  Cuando nos enfocamos en nosotros mismos, cuando peleamos unos con otros, cuando nos olvidamos de ti, perdónanos. Cuando asumimos que nuestra grandeza y nuestra prosperidad es solo nuestra, perdónanos. Cuando fallamos en tratar a otros seres humanos y a la tierra con el respeto que se merecen, perdónanos.

  Y al enfrentar estos próximos días difíciles, que tengamos un nuevo nacimiento de claridad en nuestros objetivos, de responsabilidad en nuestras acciones, de humildad en nuestros enfoques, y claridad en nuestras actitudes, aún cuando disentimos.

  Ayúdanos a compartir, a servir y a buscar el bienestar común.

  Que toda la gente de bien se una al trabajo por una nación más justa, saludable y próspera y por una planeta pacifico. Que nunca olvidemos que un día todas las naciones y toda persona darán cuentas ante ti.

  Ahora encomendamos a nuestro nuevo presidente, su esposa, Michelle y sus hijas Malia y Sasha, a tus cuidados amorosos.

  Te pido esto humildemente en el nombre de aquél que cambió mi vida: Yeshua, Essa (ph), Jesús quien nos enseñó a orar diciendo, “Padre Nuestro que estás en los cielos santificado sea tu nombre, vénganos tu reino, hágase tu voluntad en los cielos como en la tierra. Danos el pan de cada día y perdona nuestras deudas así como nos nosotros perdonamos a nuestros deudores, no nos dejes caer en tentación mas líbranos del mal porque tuyo es el reino, el poder y la gloria por todos los siglos.” Amén.


Reflexión sobre la oración de Rick Warren

La oración de inauguración plantea varias cuestiones que los evangélicos deben considerar. Cuestionables declaraciones fueron hechas sobre el cielo, sobre la raza, así como sobre la naturaleza del perdón.


Alegría en el cielo. "Y sabemos hoy que el Dr. King y una gran nube de testigos están gritando en el cielo." El discurso de apertura de la oración de Warren tiene varias ideas acerca del cielo que puede ser como una sorpresa para los evangélicos. ¿Cómo Warren puede estar tan seguro que el fallecido Martin Luther King, Jr. estaba consciente de lo que sucedía el 20 de enero del 2008? ¿Ha evolucionado la escatología para incluir la comunión y la comunicación activa entre los muertos y los vivos? ¿Qué de las implicaciones morales de alguien en el cielo recociendo a un presidente pro-aborto? ¿Están los más de 55 millones de niños que han sido abortados en los EE.UU. desde la legalización del aborto hace 35 años también alegres en el cielo porque los EEUU tiene el primer afroamericano presidente pro-aborto? ¿Hay gozo por un lado del cielo, porque el primer presidente afro-americano fue elegido y el silencio entre los abortados por el otro lado del cielo?


Predicar el evangelio en la tierra. Los evangélicos suelen ser pro-vida, son lo que creen que la vida humana comienza en la concepción. Si es así, los bebés abortados estarán presentes en el Día del Juicio. ¿Hay algún pro-abortistas no arrepentido en el cielo? ¿No es la tarea de los predicadores y pastores el advertir a la gente sobre la realidad del día del juicio, la naturaleza de un Dios justo, la necesidad de confesar los pecados y ofrecer el evangelio de Jesucristo como la solución?
La discriminación racial y la indiscriminación moral. No hay discriminación racial, en el reino de Dios. Los apóstoles nos enseñan a no mostrar parcialidad. Martin Luther King, Jr. afirma la igualdad cuando dijo: "Yo tengo un sueño que mis cuatro pequeños hijos algún día vivirán en una nación donde no serán juzgados por el color de su piel sino por el contenido de su carácter.” Dios ha creado a la diversidad racial y esa diversidad hay que afirmarla y celebrarla. Sin embargo, esta celebración no puede estar divorciada de la moralidad y la espiritualidad. Más del 90% de los evangélicos norteamericanos votaron por Obama, no por “el contenido de su carácter” sino por “el color de su piel.” Si bien es loable, en términos de evolución de los derechos civiles y los logros, que el hijo de un inmigrante africano se haya convertido en Presidente de los Estados Unidos de América, la calidad de su moralidad es el estandarte que el cristiano debe afirmar.


La naturaleza del perdón. El Pastor Warren ora por el perdón, pero no menciona los pecados públicos de los políticos sentados en la plataforma de la toma de posesión, o de los millones de estadounidenses que escucharon o vieron por televisión la oración. ¿Cuáles son los pecados que necesitan ser perdonados? ¿Hay perdón sin arrepentimiento?
Tomando la oración como una declaración teológica, parece que Warren quiere ser pastor sin ser profeta. No se hizo mención en su oración de los millones de abortos, él no condena la perversión sexual tolerada y practicada abiertamente por algunos políticos sentados en la plataforma o presentes entre el público. No se hizo referencia profética a la codicia descarada de los políticos y gestores de los fondos públicos, que imprudentemente provocado la recesión en los EE.UU. El Pastor pide perdón por las personas que luchan entre sí por cuestiones políticas y por no tratar a los demás con respeto. En la oración, el pastor aborda los síntomas y no las causas de estos conflictos. Se percibe el pecado de la gente como "no ser amable con los demás", mientras que la masacre de los niños no nacidos continúa.
¡Cuán diferente del mensaje que Juan el Bautista trajo al rey Herodes y los líderes de su época! ¿Qué pasa con la reprensión del Señor de los pecados de los líderes en su día? Esteban y los apóstoles no se contuvieron al recordar a su audiencia que habían crucificado a Cristo.

El Pastor Warren no habla públicamente en la tradición de los profetas bíblicos. Al estudiar los libros de Warren, así como en los sermones se muestra que Warren habla sobre los problemas morales actuales, por lo tanto, ¿por qué no en la oración el día inaugural?




Introducción a la Lección Cinco
Lección Cinco preguntas sobre la Iglesia. ¿Quién está a cargo de la Iglesia, ¿Qué son los líderes y los miembros? ¿Quiénes son los santos en la Iglesia de hoy? ¿Cuáles son los oficios y ministerios de la Iglesia? ¿Por qué el culto a la Iglesia? La tarea de la apologética es la defensa y promoción de la Iglesia de acuerdo con su definición bíblica y el propósito. La Iglesia debe definir su papel en la sociedad y permanecer fiel a sus creencias, perspectivas y prácticas.

Semana Cinco. Primera Pregunta. ¿Qué es la Iglesia?
"A los santos que están en Éfeso, y fieles en Cristo Jesús" (Efesios 1:1).

Metáforas de la Iglesia. Hay varias descripciones sobre la iglesia mencionadas en el Nuevo Testamento. La Iglesia (ekklesia) es la comunidad de los llamados afuera, que Dios "predestinó para ser adoptados como hijos suyos" (1, 5). La Iglesia es el cuerpo (soma) de Cristo, del cual Cristo es la cabeza y de la que cada creyente es un miembro. La Iglesia es una nación santa en la que los santos, sean en la tierra y en el cielo, son los ciudadanos. La Iglesia es el nuevo Israel de Dios, la única nación santa que Dios tiene en la tierra. La Iglesia es pueblo de Dios, tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento y más allá. La Iglesia es la casa de Dios. Dios reúne en sus hijos adoptivos en la Iglesia. La Iglesia es un edificio con una base sólida, basada en los escritos de los profetas, las enseñanzas de los apóstoles y los méritos de Cristo Jesús (Ef. 2: 20). La Iglesia es el templo santo de Dios, el lugar donde habita Dios con su pueblo. La iglesia es una asamblea donde se reúne el pueblo de Dios.

La Iglesia como lugar sagrado. Nuestra familia fue de vacaciones a Europa en el verano de 2010. Visitamos a varias famosas catedrales en Francia, Suiza, Alemania y los Países Bajos, entre ellos la gran catedral de Notre Dame en París. Las estructuras de las catedrales católicas son inmensas y fascinantes, por un lado, pero también lo dejan a uno triste, por otro lado. ¿Toda esta estructura para quemar velas a los santos, entre ellos a San Pablo? La ironía es que el apóstol no tendría nada que ver con la práctica de comunicarse con los santos muertos. La Iglesia no se reúne para rezar a los santos, pero la Iglesia reúne a los santos con el fin de participar en la misión de Dios en la tierra. Y en Europa, ¿se reúnen todavía los santos en estas iglesias?

La Iglesia moderna necesita renovación en santidad. La verdadera predicación, la oración, la moralidad y el culto deben ser revividos en la iglesia moderna. En la predicación, la Cabeza de la Iglesia da instrucciones de la Biblia por medio del mensajero fiel que predica a todos los miembros del cuerpo de Cristo. Cada miembro que recibe la Palabra debe vivir de acuerdo al mensaje de Cristo en todos los ámbitos de la vida. La oración no sólo es necesaria para hablar acerca de las personas, sino hay que orar con la gente. Tenemos que orar con los demás como miembros de la familia, la iglesia y la comunidad. La iglesia moderna se enfrenta a profundos dilemas éticos. Tenemos que escuchar en la predicación y la enseñanza de la Palabra de Dios el evangelio como la solución a estas necesidades en nuestra vida. Y hay que someterse al liderazgo pastoral y espiritual de la Iglesia para practicar y vivir el evangelio de Cristo.

Alternativas ofrecidas por grupos religiosos. Una variedad de grupos religiosos ofrecen una solución a nuestros problemas morales. La Iglesia Católica Romana manda a los "hermanos separados" a volver a la Iglesia madre. El supuesto de la ICR es que la Iglesia original fue fundada bajo el liderazgo del apóstol Pedro en Roma. Lo irónico de esta afirmación es que Pedro fue el apóstol de los judíos (Gálatas 2:8), mientras que Pablo fue el apóstol de los gentiles. Esto significa que la "silla de Pedro" se encontraba en Jerusalén en lugar de Roma. Los reformadores impugnan la idea romana y definen la Iglesia cómo un lugar donde la palabra de Dios y el testimonio de Cristo se predica y se practica de acuerdo a la Palabra (Confesión Belga, artículos 27-29).

Los protestantes liberales desarrollaron el Consejo Mundial de Iglesias (CMI), que representa un evangelio que no condena la herejía no-ortodoxa. Es como Richard Niebuhr dijo: "Con demasiada frecuencia, queremos un Dios sin ira que trajeron los hombres sin pecado a un reino sin juicio a través del ministerio de un Cristo sin cruz." La formación del Consejo Mundial de Iglesias en 1948 representa la alternativa liberal protestante al Vaticano de la Iglesia Romana.

Los mormones creen que la Iglesia cristiana fue restaurada en 1830 como la Iglesia de los Santos de los Últimos Días. Los mormones no son católicos romanos, protestantes, evangélicos o cristianos clásicos. Las tradiciones cristianas clásicas tienen al menos una doctrina central en común: el Dios eterno y trino. Los mormones se apartan de este dogma por la enseñanza de que el Padre tiene un cuerpo, que Jesús es el hijo espiritual primero del Padre y que el Espíritu Santo inspiró el libro de Mormón, otra literatura y pronunciamientos mormonas.

Las Iglesias evangélicas conservadoras no siguen a Roma, ni al CMI y tampoco a los mormones. Una de las razones de haber sido librados de la corrupción institucional doctrinal es que las congregaciones tienen una forma congregacional de gobierno en la Iglesia. Si la congregación no está satisfecha con las denominaciones o las asociaciones en cuanto a la pureza doctrinal, ellos simplemente se separan y forman una nueva iglesia. De todas las formas de gobierno de la Iglesia, el congregacionalismo de una u otra forma bien equilibrada con responsabilidades de los presbíteros, ha sido propicio para preservar la integridad local teológica y eclesiástica. Sin embargo, el mejor sistema de gobierno de la iglesia no puede garantizar la fidelidad a Cristo y sólo la verdadera fe puede hacer eso. Como Martín Lutero señaló, la Iglesia se mantiene o cae en la doctrina de la justificación por la fe. Una fe no sólo es válida para la justificación, sino también es necesaria para la santificación, el liderazgo, la membrecía, el ministerio y las misiones. Sin el ejercicio de la verdadera fe, los miembros y los líderes pierden la fe en la Iglesia institucional.28

Cuando la Iglesia se reforma mediante la obediencia al evangelio para volver a su fundamento bíblico y vivir en la santidad personal y comunitaria, la Iglesia se convertirá en una brillante luz espiritual en nuestra sociedad. A menos que suceda, la Iglesia institucional sigue siendo encendida como una débil vela en el viento con el peligro de extinguirse en un mundo cada vez más tormentoso y oscuro. Jesús es la luz del mundo y la mayor tormenta del infierno no puede dejar que sus rayos brillantes penetren en la oscuridad. La Iglesia no debe poner una caja sobre la luz, sino debe ser un faro de luz.

   Pregunta apologética. ¿Sigue siendo la Iglesia una institución religiosa relevante hoy en día?

a. No, la Iglesia no es una institución religiosa para ser relevante al mundo sino el templo del Espíritu Santo que se está construyendo para la eternidad.

b. No, la edad de la iglesia institucional ha pasado, ahora estamos en la era del Espíritu.

c. Sí, la Iglesia es la institución religiosa de mayor éxito en el mundo de hoy.

d. Sí, la Iglesia institucional durará para siempre.




Semana Cinco. Segunda Pregunta. ¿Quién está a Cargo de la Iglesia?

"Y sometió todas las cosas bajo sus pies y lo dio por cabeza sobre todo a la iglesia" (Efesios 1: 22).



La cabeza divina de la Iglesia está en el cielo. Jesús murió, resucitó y ascendió al cielo. Jesús es la única cabeza de la iglesia. La iglesia no es un monstruo con dos cabezas, uno en el cielo y otra en la tierra. Jesús no tenía un "vicario" en la tierra, un Papa, como afirma el Vaticano II, para ejecutar su voluntad. Jesús no tiene apóstoles y profetas especiales, como los mormones, que reciben su mensaje en secreto. Por el contrario, los reformadores afirmamos que la presencia del Jefe de la Iglesia está donde su palabra es predicada y practicada públicamente.

La Iglesia es la comunidad del Rey, que se rige por la Palabra y el Espíritu Santo. El creyente, como miembro del cuerpo de Cristo se comunica con la cabeza a través de la oración y reciben sus instrucciones a través del estudio y exposición de la Biblia.

Los líderes humanos de la iglesia en la tierra trabajan en situaciones de debilidad. Pablo, el gran apóstol de los gentiles, pasaba mucho tiempo en la cárcel. Él estaba dispuesto a defender lo que creía. Mientras que en la cárcel, el se quejaba que había tiempos cuando él fue abandonado por los cristianos. Sin embargo, en esta situación de debilidad humana la fuerza de Dios se manifestó con fuerza. Mientras que estuvo preso, Pablo escribió epístolas, aconsejó a los líderes, continuó con su testimonio de Cristo a los judíos, a los romanos y a todos (Ef. 6: 12).

La incapacidad de los judíos rebeldes, de los militares romanos y de los demonios sobrenaturales para desalojar a Pablo y a los verdaderos creyentes de su testimonio de Cristo y la Palabra es una victoria para el Señor. Se dice: "Cuando las cosas se ponen duras, los duros se ponen en marcha." El Soberano Dios usa la persecución para fortalecer la resolución de los creyentes. "La sangre de los mártires es la semilla de la Iglesia."

Conozco a un capellán de edad mayor en Miami, John Glen, que continúa yendo a visitar a los reclusos en la cárcel tres veces por semana. El domingo él predica a los desamparados en las calles. John se está haciendo mayor de edad y es difícil para él caminar, pero ¿sabes qué? Aun cuando él no puede caminar más, ha influido en muchas personas por su predicación para llevar esperanza a cientos de reclusos y personas sin hogar cada semana. Nuestro Señor da la victoria sobre el pecado, la miseria y la muerte. Nuestra victoria en Cristo se puede vivir todos los días, incluso cuando están en la cárcel, o están apoyados en la espalda a nuestro lecho enfermos, o están atrapados en las situaciones de la vida. John cierra su mensaje evangélico, diciendo: "Todo lo que es de este mundo va a pasar, sólo lo que se ha hecho en Cristo durará." Cristo nunca ha perdido una batalla con el pecado, los pecadores, el mundo, los demonios o Satanás. Somos más que vencedores con él.

Pregunta apologética. ¿Qué esperanza hay para la supervivencia de la Iglesia?

a. La Iglesia tiene una gran cantidad de recursos humanos y puede defenderse de sus enemigos.

b. El cristianismo es superior a otras religiones y durará más.

c. Jesucristo es la cabeza de la iglesia y nunca ha perdido una batalla.

d. La humanidad continúa mejorando debido al proceso de la evolución.


Semanas Cinco. Tercera Pregunta. ¿Quiénes son los Líderes de la Iglesia?

"Cuando subió a lo alto, llevó cautivos en su tren y dio dones a los hombres” (Efesios 4: 8).



Los líderes cristianos son cautivos por Cristo. Pablo usa la imagen de los soldados romanos tomando prisioneros cautivos de guerra. Se aplica para describir el liderazgo de la iglesia. Pablo, un enemigo de la Iglesia, fue transformado por su encuentro con Cristo (Hechos 9) y rehabilitado por la gracia de Dios para llegar a ser uno de sus líderes cristianos más aclamados del siglo primero. ¿Es la predicación de la Palabra hoy en día llevada a cabo por los pecadores que están transformados y rehabilitados transformados por la gracia salvadora de Dios?

Los líderes cristianos son regalos para la iglesia. La analogía de los prisioneros de guerra es válida para la iglesia. Cristo captura líderes con talento, como Saulo, y los utiliza como regalo para la iglesia. Esto lo vemos en las áreas de administración, hablar en público, cantar, dar, obras de compasión y de la enseñanza. Dios se lleva a los no cristianos que tienen talentos y recursos, los convierte y los usa para el bien de la iglesia.

Los líderes cristianos entrenan y equipan a los santos para el ministerio. Los líderes no existen en la iglesia para hacer todo el trabajo. La iglesia no está "centrada en el hombre." Pablo, el gran apóstol, estaba en la cárcel cuando escribió esta carta. Formó y discipuló a otros cristianos para llevar a cabo el trabajo. Los líderes existen para equipar y entrenar a otros líderes y miembros de la obra del ministerio, para que la iglesia crezca (Ef. 4: 12).

Falsos líderes han ganado parte de la Iglesia. Una gran parte de la cristiandad es esclava de un liderazgo falso. Un falso líder es una persona que no es no es llamado por Dios, ni capturado y transformado por Cristo y no vive de acuerdo a la Palabra de Dios. Los líderes falsos no construyen sobre la base del verdadero Dios, la Biblia inspirada y la doctrina apostólica (Ef. 2: 20). Son apóstatas en el sentido de que niegan el verdadero fundamento y construyen sobre otra base. La fórmula dada por los apóstoles originales para detectar la herejía y apostasía es simple: si no es la enseñanza apostólica, es apóstata (Gálatas 1:8; II Pedro 3: 16; Apocalipsis 22: 19). Los reformadores original, representados por Juan Hus, Martín Lutero, Juan Calvino, John Knox y muchos otros identifican al sistema papal de la Iglesia Católica Romana como el anti-Cristo. No sería justo limitar esta descripción solo al Vaticano, la apostasía ha invadido a los protestantes, a los evangélicos y a otras instituciones religiosas cristianas. Por esa razón, la Iglesia está continuamente llamada a la reforma. El falso liderazgo debe ser identificado, hay que separarse de ellos y los verdaderos líderes deben ser seguidos. En ningún caso los cristianos deben ser cómplices de las obras de los enemigos de Dios (Mt 7: 21-23, 2 Juan 11). Más bien, somos llamados a ser cautivos de Cristo para servir a la iglesia.

Pregunta apologética. ¿Dependerá la Iglesia de la eficacia de sus líderes?

a. Sí, sin buenos líderes los miembros de la iglesia no serían capaces de funcionar.

b. Sí, los líderes de la iglesia tienen que estar bien entrenados en las habilidades de administración y gestión de personas.

c. Sí, Jesús preparó a sus apóstoles para ser líderes efectivos que fueron muy respetadas en la sociedad.

d. No, Pablo era un asesino; Tomás, un incrédulo Tomás y Pedro, un mentiroso, y sin embargo Jesús los transformó y los utilizó para guiar a Su Iglesia.

Semana Cinco. Pregunta Cuatro. ¿Cuáles son los Oficios de la Iglesia?


"Y él mismo constituyó a unos, apóstoles, a otros profetas, a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros" (Efesios 4: 11).

¿Son los cinco ministerios mencionados en Efesios 4: 11 los únicos en la Iglesia del Nuevo Testamento? Pueden haber sido los únicos en Éfeso, pero no fueron los únicos en la iglesia después de Pentecostés. Pablo, Pedro y Juan mencionan a los presbíteros, los obispos y a los diáconos también.



Los cinco ministerios en la iglesia de Éfeso. La palabra griega, apóstolos, significa "enviados". Los apóstoles originales fueron comisionados por Cristo; fueron testigos del Señor resucitado y escribieron para terminar la Biblia. Ellos tenían una autoridad especial para interpretar la Biblia. La doctrina de los apóstoles es parte de la fundación de la Iglesia (Hechos 2: 42; Ef. 2: 20). Los profetas (prophetes, hablar por) hablan en nombre de Dios. El Antiguo y Nuevo Testamento fue escrito por los profetas. Sus escritos bíblicos son parte de la fundación de la Iglesia. Los evangelistas (euaggelistes, los mensajeros de buenas noticias) son los mensajeros para llevar el evangelio a los no creyentes y reunir a los nuevos creyentes en la iglesia. Los pastores (poimen, pastores) conducen y guían a las ovejas. Ellos están preparados para predicar, aconsejar y administrar. Los maestros (didaskalos, instructores) instruían al pueblo de Dios, tanto a los líderes como a los miembros, sobre el mensaje de la Palabra de Dios.

El "reporte de la mayoría" de la posición Reformada es que los oficios de apóstol y profeta son parte de la fundación de la iglesia (algunos incluyen evangelistas) y que los evangelistas, pastores y maestros continúan como oficios en la iglesia hoy en día. El ministerio del apóstol original cesó con la muerte de los apóstoles, al igual que el oficio de los profetas que escribieron las Escrituras (Ef. 2: 20). Sin embargo, las funciones apostólicas continuan a través de las enseñanzas apostólicas (Hch. 2: 42). Las funciones proféticas continuan a través de la exposición de la Palabra de Dios y dar testimonio de Cristo (Hch. 2: 17).

Los católicos romanos, mormones y carismáticos abogan por la continuación de los ministerios mencionados en Efesios 4: 11. La Iglesia Católica Romana afirma que el oficio de apóstol y profeta continúa a través del sistema papal. Los mormones hacen hincapié en la restauración apostólica y profética. En 1830, la Iglesia de los Santos de los Últimos Días fue restaurada como la iglesia cristiana original, junto con los apóstoles y profetas que reciben mensajes especiales de Dios. Los carismáticos también tienen receptores de mensajes especiales. Mientras que los mormones reciben el mensaje en privado, los carismáticos tienen sus apóstoles y profetas que reciben mensajes en reuniones públicas y en vivo por televisión.

Todas las demandas de los modernos apóstoles y profetas deben ser medidos por una norma: la doctrina apostólica original. Si el liderazgo moderno se aparta de la base original apostólica, pues, es apóstata.



Ministerios de la Iglesia universal. Pablo, el apóstol, estableció ancianos, obispos, evangelistas, pastores y diáconos. No hay ninguna indicación en el Nuevo Testamento que los apóstoles establecieron otros apóstoles. Por el contrario, los apóstoles trabajaron a través del oficio del anciano (I Pedro 5: 1 II Juan 1). Los ancianos (presbíteros) constituyen la base para el gobierno de la iglesia (Hch. 20, 17, 27-31; I Timoteo 3: 1-7., II Juan 1). Los ancianos existía en Israel (Dt. 19: 1, 2; Jos. 20: 4; Rt 4: 2; Esd 10: 14) y constituye la base para el presbiterio, el comité de ancianos que gobiernan la iglesia. Los apóstoles Juan y Pedro se presentaron también como ancianos. Esto significa que los apóstoles no sólo fueron parte de la fundación de la Iglesia (Ef. 2, 20), sino también parte de la edificación sobre esa fundación. Desde el oficio del presbiterio viene una variedad de funciones de liderazgo y ministerios. Estos incluyen pastor, predicador, evangelistas, misioneros, maestros u otros ministerios. Los obispos (episcopios, superintendente) se mencionan en I Timoteo 3: 1-7. Muchos comentaristas ortodoxos dicen que el obispo es sinónimo con el pastor. Otros (los episcopales) dicen que ser obispo de la iglesia es ser pastor de otros pastores. Los diáconos (Hechos 6: diaconos, ayudante, camarero, criado, I Tim 3: 8-13), se refiere a la administración y el liderazgo en el servicio dentro de la comunidad de la Iglesia. Los evangelistas continúan hoy en día, tanto por los laicos, así como un cargo de liderazgo. Las misiones en el mundo son principalmente llevadas a cabo por evangelistas laicos, algunos de los cuales se convierten en ancianos o pastores en las nuevas iglesias, mientras que otros siguen plantando nuevas iglesias. Al final, la designación siervo es lo más importante. En el día final, esperamos oír del Señor, “buen hecho, mi siervo fiel.”

¿Cómo se encuentran los ministerios hoy en día? El ministerio de liderazgo más básico es el de los ancianos (presbíteros). Cuando el evangelista hace de plantación de iglesias, sus principales responsabilidades son predicar el evangelio, discipular y entrenar a los nuevos conversos y preparar nuevos presbíteros. Los presbíteros son la base de la organización de la nueva iglesia. Se trata principalmente de una oficina de disponer de las cuales proceden los evangelistas, misioneros, pastores, predicadores y maestros, que hoy se llaman clérigos.

La comunidad cristiana primitiva no estableció un sacerdocio especial, profetas y la oficina especial del rey. Estas oficinas del Antiguo Testamento fueron absorbidos por la vocación de todos los creyentes (II Pedro 2, 9, Apocalipsis 1:6, Apocalipsis 1, 6).

Benigno Tacuri y Ccama Lorenzo, de Cusco, Perú, se graduaron con su licenciatura en teología con MINTS. Son evangelistas quechua, que pasan días caminando, para evangelizar y llevar a cabo los servicios en los pequeños pueblos de la Cordillera de los Andes. Ellos nos informan que pueblos enteros han venido a Cristo y han cambiado sus costumbres paganas. Las cantinas son sustituidas por las clases de escuela dominical y las fiestas paganas reemplazadas por los servicios de adoración los domingos. Su evangelismo conduce a la formación de nuevas iglesias. Ellos hacen repetidas visitas con el fin de capacitar tanto a los nuevos convertidos, así como líderes de la iglesia. Los líderes de iglesias locales eventualmente asumen la responsabilidad de la evangelización, la formación a los nuevos convertidos, la predicación y la enseñanza para los miembros de la Iglesia y la preparación de nuevos líderes. Para aquellos que realmente hacen el trabajo de plantación de iglesias, es un proceso bastante simple.
Pregunta apologética. ¿Quiénes son los funcionarios de la iglesia cristiana?
a. El Papa y los obispos de la Iglesia Católica Romana.

b. El Presidente y los delegados del Consejo Mundial de Iglesias.

c. El evangelista Billy Graham y los hombres como él.

d. Los líderes y miembros de la Iglesia Cristiana.




Semana Cinco. Pregunta Cinco. ¿Quiénes son los Santos en la Iglesia de Hoy?

"Para preparar a los santos para la obra del ministerio, para que ese cuerpo de Cristo pueda ser edificado" (Efesios 4: 12).



¿Quiénes son los santos? Cuando el difunto Papa Juan Pablo II fue declarado santo por el Vaticano a principios de mayo de 2011, un periodista le preguntó el presidente peruano Allan García sobre sus impresiones. Dijo que el primer milagro asociado con el nuevo santo fue el asesinato de Bin Laden. Hmmm.

La iglesia es para los santos. Cuando Pablo presenta su carta a los creyentes de Éfeso les llama “santos en Éfeso” (1: 1). Ellos no son los "santos en el cielo." Ellos no son los "santos en Jerusalén." Ellos son los "santos" donde Dios los ha llamado vivir.

Los santos son personas santas. Ellos son llamados por Dios para ser apartados del pecado, el mundo y Satanás. Los santos aprenden a morir al pecado, a estar en el mundo pero sin ser como el mundo, y aprenden a no seguir las mentiras del diablo de forma destructiva.

Los santos viven en santificación. El santo no es perfecto en sí mismo. El santo en la tierra todavía lucha contra su naturaleza pecaminosa. Pero el santo es diferente al pecador. Además de tener una naturaleza humana, el santo tiene una naturaleza espiritual. Por medio de la regeneración (nacer de nuevo) el santo tiene una naturaleza que responde a Dios y a la obra del Espíritu Santo. El proceso de santificación incluye morir a diario al pecado, pero también incluye vivir por fe en Cristo Jesús.

La iglesia entrena a los santos. Siendo que los santos todavía tienen una naturaleza adámica y pecaminosa que funciona al lado de su nueva naturaleza espiritual, los santos necesitan ser entrenados. El modelo de la Gran Comisión es el discipulado y la mentoría (Mt. 28: 19-20; II Tim 2, 2). Los líderes capacitan a los miembros para que ellos puedan ser siervos responsables, sirviendo a Dios por la vocación que tienen. Y los miembros son entrenados para ser futuros líderes para capacitar a otros.

Dios ha dado líderes en la iglesia para capacitar a los santos. En la iglesia en Éfeso había apóstoles (Pablo, Juan), profetas (Pablo, Juan), evangelistas (Timoteo), pastores y maestros. Estos oficios existen para adiestrar a otros líderes, así como los miembros de la iglesia. También, la iglesia tiene el “oficio de todos los creyentes.” Todos los santos, sean lideres o miembros, son profetas, sacerdotes y reyes en el reino de Dios.

Los santos son capacitados para el trabajo del ministerio. En el modelo tradicional de la iglesia el pastor es pagado para hacer la mayor parte del ministerio. Esa es una visión limitante del ministerio. El ministerio es el ministerio de Dios a través de todo su pueblo; los ministros y los miembros, todos tienen que participar el ministerio. "El sacerdocio de todos los creyentes", fue redescubierto en el siglo XVI por los reformadores. El sacerdocio no es sólo para el clero ordenado, sino que incluye todos los creyentes. Todos los creyentes, ya sea como miembros o el clero, están involucrados en la adoración, la oración y en la búsqueda de la reconciliación.

Por lo tanto, la iglesia es para los santos que están ministrando. Los santos necesitan ser entrenados y dirigidos en el servicio al Señor. Dicho servicio para las hermanas en el Señor puede ser como una madre, una maestra de escuela o, entre otros servicios, una misionera. Por nuestros hermanos en el Señor podrían ser un padre cristiano para sus hijos o un anciano en la iglesia, un maestro de escuela cristiana y, entre los muchos servicios que hay, un misionero también. Todos los santos debe estar involucrados en ser entrenados para ministrar, porque así es como crece la Iglesia. Si los santos están en huelga en su iglesia local, no hay ministerio y no hay misión.

Varios libros y videos se han escrito y realizado por las familias misioneras de la misión Wycliffe que se encontraban en Ecuador en 1956 y cuyos maridos fueron martirizados por los indios aucas. En lugar de tomar represalias con la fuerza militar, las esposas de los misioneros y sus hijos continuaron la búsqueda para llegar a los indios con el evangelio de Jesús Cristo de una manera pacífica. Como resultado, algunos de los niños misioneros fueron bautizados por líderes indígenas convertidos, que habían participado previamente en la muerte con arpón de los misioneros.

Pregunta apologética. ¿Quiénes son los ministros de Cristo en las iglesias hoy? (Propia respuesta)

Semana Cinco. Pregunta Seis. ¿Cuáles son los Ministerios que Conforman la Iglesia?

"Para preparar a los santos para la obra del ministerio, para que el cuerpo de Cristo se puede construir" (Ef. 4: 12).

La iglesia está construida a través de la obra del ministerio de los santos. Los líderes de la iglesia entrenan a los santos en el servicio o ministerio para la edificación de la iglesia. ¿En qué consisten estos ministerios? Pablo dice en 4: 1 "Os exhorto a vivir una vida digna del llamamiento que han recibido" Los creyentes están llamados a la vocación espiritual de ser padres, madres, hijos, hijas, empleadores, empleados, miembros de la iglesia, ancianos, diáconos, pastores... sea lo que sea.

Pablo continúa hablando con los cristianos de Éfeso, recordándoles estar unidos en el Espíritu para trabajar juntos en amor, humildad, mansedumbre y paciencia. Hay unidad en la obra de Dios y hay que ajustarse a lo siguiente: un cuerpo y un solo Espíritu, una esperanza, un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo y un Dios y Padre. Sólo con estas condiciones espirituales establecidas pueden los líderes de la iglesia equipar a los santos para el servicio y hacer crecer a la Iglesia.



Un cuerpo. Hay una sola iglesia de Cristo. Consiste de los miembros que están ligados con la cabeza, el Señor Jesucristo.

Un Espíritu. Hay que creer en Dios el Padre, Hijo y Espíritu Santo. Hay que ser regenerados por el Espíritu Santo. Hay que vivir según el fruto espiritual del Espíritu.

Una esperanza de su llamado. Los hijos de Dios son llamados por Dios. Su esperanza está en Dios. Son llamados a creer y seguir a Cristo Jesús. Son llamados a su vocación.

Un Señor. Hay que creer que el Señor es Dios y eterno. Todos los cristianos tienen el mismo Señor.

Una fe. La fe verdadera es parte del fruto del Espíritu Santo. Es dada por Dios. Esta fe nos hace creer en Cristo. “El justo por la fe vivirá.”

Un bautismo. Hay un bautismo con agua.

Un Dios y Padre de todo. El Padre es mencionado junto con el Espíritu y el Señor. Notese bien la distinción. El Padre no es el Espíritu y el Padre no es el Señor. Son tres personas divinas, y un solo Dios.

En el sacerdocio de todos los creyentes, cada creyente debe vivir en la plenitud de su vocación. En cada área de la vida donde servimos al Señor hay que traer el conocimiento del Señor, la unidad del Espíritu y servir para la gloria de Dios.



Pregunta apologética. ¿Cómo se mide el crecimiento de la iglesia cristiana?
a. El crecimiento de la Iglesia es proporcional al nivel de formación de sus líderes.

b. El crecimiento de la Iglesia es proporcional a la formación de todos los cristianos

c. El crecimiento de la Iglesia es proporcional al ministerio efectivo de sus líderes

d. El crecimiento de la Iglesia es proporcional a su servicio a la sociedad.



Semana Cinco. Pregunta Siete. ¿Por qué el Culto en la Iglesia?

"Y a aquel que es capaz de hacer muchísimo más que todo lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros, a él sea gloria en la iglesia y en Cristo Jesús por todas las generaciones, por siempre jamás! Amén" (Efesios 3: 20 - 21).



La Iglesia adora a Dios porque Él está presente en la Iglesia. La Iglesia Católica Romana dice que Dios está presente en la iglesia por los sacramentos. Recuerdo que en los años 70’s visitamos a los monjes de un convento al lado de nuestra casa en Grand Rapids, USA. Era un domingo, y uno de los “hermanos” nos mostró la capilla, y nos explicó que la luz roja estaba encendida porque la presencia de Cristo estaba con los sacramentos. Todo eso mientras que los demás hermanos estaban en la cocina, mirando un juego de baseball por televisión. Los mormones afirman que Dios está presente con ellos espiritualmente. Según ellos, Dios da mensajes a sus apóstoles, profetas y obispos. Los carismáticos buscan la presencia de Dios en las alabanzas y en practicar los dones en el culto. La posición Reformada es que la presencia de Dios en el culto es donde existe la verdadera predicación de la Palabra de Dios, la administración bíblica de los sacramentos y la práctica de la vida cristiana.

La Iglesia adora de generación en generación. Dios da promesas a los creyentes y sus hijos (Hch. 2: 39). Nos regocijamos con los padres de los recién nacidos cuando reciben la promesa del pacto, "Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu familia." Pedro dijo que los hijos de los creyentes y sus hijas van a profetizar, los jóvenes tendrán visiones y los ancianos tienen sueños (Hch. 2: 17-18). En Isaías 59: 21 está escrito: "'En cuanto a mí, este será mi pacto con ellos’, dice el Señor. ‘Mi Espíritu que está en ti, y mis palabras que he puesto en tu boca no se apartará de tu boca, ni de las bocas de sus hijos, o de la boca de sus descendientes a partir de este momento y para siempre,’ dice el Señor."

La Iglesia adora por toda la eternidad. El domingo es el primer día de la semana del cristiano. El servicio del domingo es la celebración espiritual de la familia de Dios en la presencia de Dios. ¡Qué bendición poder ir a la iglesia! En la iglesia, se escucha el saludo del Señor (Salutación). Los creyentes se les recuerdan el evangelio y las promesas de Dios. Dios habla a su pueblo a través de la predicación de la Palabra. El pueblo de Dios da sus diezmos y ofrendas de gratitud. Los santos terrenales se unen con los santos celestiales para alabar a Dios. El culto del domingo termina con una bendición de Dios y el mandato de servir al Señor en el ministerio y las misiones en la nueva semana que viene. Cuando el creyente sale del servicio de adoración comunitaria, sigue adorando a Dios en su corazón y la mente. Él toma el resplandor de la gloria de Dios a un mundo oscuro.



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad