Satisfacción social e independencia: factores de empoderamiento que se relacionan con la percepción de crianza en universitarias



Descargar 1.35 Mb.
Fecha de conversión11.01.2018
Tamaño1.35 Mb.
Vistas117
Descargas0



SATISFACCIÓN SOCIAL E INDEPENDENCIA: FACTORES DE EMPODERAMIENTO QUE SE RELACIONAN CON LA PERCEPCIÓN DE CRIANZA EN UNIVERSITARIAS

Salma Itzel Miranda Mendoza 1, Lidia Esperanza Espinosa de la Vega2, Dayana Luna Reyes3, María Eugenia Zaleta Arias4. salmaitzel.simm@gmail.com



INTRODUCCIÓN

Este trabajo de investigación, tiene como finalidad obtener información relevante acerca de aquellas relaciones que existan entre la manera en que son criadas las estudiantes de licenciatura, con respecto al nivel de empoderamiento que éstas han adquirido hasta la actualidad, para lo cual se midió el empoderamiento en las alumnas de las carreras de Psicología y Gerontología de primer y último semestre de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, en el semestre enero-junio de 2014; también se buscó identificar cuáles son las actividades de crianza que los padres utilizan con sus hijas que guardan relación con los factores de empoderamiento más representativos en las alumnas, para de este modo, obtener información estadística que revele la existencia de relación entre estilo de crianza de las alumnas de primer y último semestre de las carreras de Psicología y Gerontología y su nivel de empoderamiento, para conocer cómo aspectos de la vida familiar, influyen en el desarrollo de actitudes empoderadas y no empoderadas en las mujeres, esperando dar un paso en el establecimiento de nuevas pautas que hagan posible la emancipación de la mujer, contribuyendo a un futuro de igualdad, para desnormalizar las estructuras que han perpetuado la dominación de un solo género.



TEORIA
EMPODERAMIENTO

Actualmente el concepto de empoderamiento está ligado al proceso de desarrollo mismo. La Organización de las Naciones Unidas (2010) afirma que el empoderamiento es necesario para la igualdad, el desarrollo y la paz. En un informe de la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y El Empoderamiento de las Mujeres (2010) se refiere al empoderamiento como un medio para mejorar la calidad de vida de las mujeres y sus familias así como para crear economías más fuertes, a partir del cumplimiento de objetivos que permitan un mejor desarrollo y sostenibilidad en todos los sectores de la sociedad. El empoderamiento entonces se presenta actualmente como una necesidad social económica y política de las naciones.


Para Hoinle, et al. (2013) el empoderamiento “…se trata entonces de un proceso que se compone por diferentes elementos y que comienza a partir de un estado de disempowerment(“desempoderamiento”), es decir de una situación de dominación, o supresión con limitados espacios de actuar.” (p.121)
El desempoderamiento es aprendido y es un elemento político de dominación universal, sinergia del patriarcado, como sistema simbólico del capitalismo, sistema de explotación, responsable de educar para el desempoderamiento. (Sarrio, 2009)
La importancia del empoderamiento de acuerdo con la teoría del pedagogo brasileño Paulo Freire reside en la concepción de éste como una herramienta que permita transformar la conciencia del oprimido para alcanzar la participación social intelectual y política. (Hoinle, Rothfuss&Gotto, 2013)
Para Margaret Shoulerseráel proceso mediante el cual las mujeres “incrementan su capacidad de configurar sus propias vidas y su entorno, una evolución en la concientización de las mujeres sobre sí mismas, en su estatus y en su eficacia en las interacciones sociales”. (Aranda et. al., 1999, párr. 5).
Sarrio(2009)señala que, el cómo lograr acceder tiene que ver con procesos de empoderamiento personal y colectivo para superar barreras internas, y con políticas de igualdad y diversidad para romper barreras externas.

Esta misma autor sugiere que si el desempoderamiento es un aprendizaje cultural y político, y que el empoderamiento también puede y debe serlo, además de que este desempoderamiento tiene su origen principal en las creencias y valores fomentados por la sociedad patriarcal que son interiorizadas y creídos por las propias personas a través de procesos de socializacion.



CRIANZA Y EMPODERAMIENTO

Una de las funciones principales de la familia (si no es que la principal) es educar a los hijos, ésta función se centra fundamentalmente en cumplir de la mejor manera posible a las expectativas sociales que tiene cada cultura (Díaz Loving, 2008). Cada familia entonces educará a sus hijos con la firme intención de que estos adquieran aquellos valores y conocimientos que les permitan cumplir con lo que la sociedad demanda, convirtiéndose en hombres y mujeres de bien. Con base en estas enseñanzas, es que se aprende el rol que a cada uno le toca cumplir, las formas en que se deben dar las interacciones entre sexos, la formación de identidades, desarrollo emocional y valores, entre muchos otros aspectos importantes en la vida social (Burín y Meler, 1996, Citados por Díaz Loving, 2008).

Es en la familia a partir de la educación de los hijos, cuando se les enseña a los hijos desde pequeños los valores propios de su familia, las tendencias políticas, creencias religiosas y aquellas conductas esperadas de acuerdo al género.(Pratto 1996. Citado por Myers 2005).

El ejercicio de la paternidad es una práctica muy compleja que envuelve varias conductas específicas que influencian a los hijos, dichas prácticas difieren en como los padres influencian, enseñan y controlan a sus hijos (Darling, 1999).


Debido a este proceso constante, es que la educación que se recibe y la influencia del medio son los que determinan: “… los hombres y mujeres somos producidos por el lenguaje, las prácticas y representaciones simbólicas que operan en cada contexto social…” (Martínez, 2004, p.298). Se van aprendiendo paulatinamente esas características específicas que definen al individuo: esas semejanzas y diferencias que lo distinguen y determinan socialmente.

Lo último es esencial para comprender lo que Sarrio (2009)establece, al afirmar que: “Debemos seguir convenciendo sobre el carácter cultural y político de la identidad y los rolesde género que sitúan a mujeres y hombres en posiciones diferenciadas y complementariasdesempoderándoles a ambos”

Ya que la educación y la socializacióndelas personas se realiza en base a intereses socioeconómicos determinados a partir de una creciente violencia estructural del sistema, el sexismo y otros prejuicios, así como el uso del miedo como estrategia de dominio y controly es ahí donde radica el origen del problema y también de la solución para que mujeres y hombres compartan la vida desde la paz y el bienestar.
METODO

El diseño de investigación y tipo de estudio elegido con respecto a los alcances del mismo fue no experimental, transversal, correlacional y de campo.

Para fines de la presentación de esta ponencia en particular, nos centraremos en el desarrollo del enfoque cuantitativo.

Se utilizaron dos escalas validadas y estandarizadas para población Mexicana. Para la variable Empoderamiento se utilizó el Instrumento para medir el empoderamiento de la mujer (IMEM) de Hernández y García (2008), que explora los factores: empoderamiento participativo, temeridad, influencias externas, independencia, igualdad, satisfacción social y seguridad. Para la variable Percepción de crianza se ocupó la Escala de percepción de crianza para jóvenes de Rodríguez, Oudhof, González Arratia y Unikel (2008), que explora los factores: Interés en las actividades del hijo, apoyo hacia el hijo y orientación a los hijos. En total se aplicó la batería a 160 alumnas de los primeros y últimos semestres de las carreras de Psicología y Gerontología de la UAEH.



RESULTADOS

Como parte de los resultados se encontró una correlación estadísticamente significativa, positiva, baja y no generalizable, cumpliéndose la hipótesis alterna. Los factores de las escalas que mostraron una correlación alta fueron: independencia, igualdad, satisfacción social y seguridad del instrumento de empoderamiento, con los 3 factores de la escala de percepción de crianza: interés en actividades, apoyo y orientación.

A partir de los datos obtenidos a través de la Correlación de Pearson aplicada a las dos escalas seleccionadas para el estudio (Tabla 1.1) muestran que para esta población se encontró que si la percepción de crianza por parte de las alumnas de la muestra alcanza valores positivos altos, también lo es la satisfacción social que puede favorecer el empoderamiento que éstas poseen; y siendo bajos dichos valores, su nivel de independencia se ve afectado.

(Tabla 1.1) Correlación de Pearson en alumnas de Psicología y Gerontología









Interés

Actividades




Apoyo

Orientación

Independencia

.214(**)

.186(*)

.171(*)













Satisfacción social

.318(**)

.274(**)

.276(**)














** La correlación es significativa al nivel 0,01 (bilateral).

* La correlación es significante al nivel 0,05 (bilateral).



Si bien, los resultados no son generalizables, en ésta población se encontró que si la percepción de crianza por parte de las alumnas de la muestra alcanza valores positivos altos, también lo es el empoderamiento que éstas poseen. En particular en los factores que se hizo mención para el estudiodonde se seleccionó el factor de empoderamiento con mayor correlación positiva alta (satisfacción social)y menor correlación (Independencia) con respecto a la escala de crianza.


Esta correlación nos muestra que de acuerdo a la percepción de crianza referida por las alumnas de la muestra, aquellas en las que se mostrómayor interés en sus actividades, apoyo y orientación como parte de las estrategias socializadoras, reflejan niveles altos en los factores o indicadores que forman parte del instrumento para medir el empoderamiento. Por lo que se sugiere a modo de conclusión que la crianza que recibieron las alumnas que participaron en el estudio en los que se reforzaron dichas estrategias, favoreció el nivel de empoderamiento que cada una posee.

La investigación revela datos estadísticamente significativos que permiten dar apertura a nuevas hipótesis y estudios para generar criterios que ayuden a comprender los obstáculos y posibilidades que enmarcan el movimiento emancipatorio de las mujeres para que exista una verdadera equidad entre géneros.


REFERENCIAS

Aranda, P., Denman, A.C. & Cornejo, E., (julio- diciembre 1999) Reseña dePoder y empoderamiento de las Mujeres de Magdalena de León (compiladora). Región y sociedad. Redalyc, Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal. (XI) 18, 180-197.

Darling, N & Steinberg, L. (1993) Parenting style as context: an integrative model Psychological bulletin 113, 487-496
Díaz. Loving. (2008).Etnopsicologia Mexicana. Siguiendo la huella teórica y empírica de Díaz-Guerrero. (pp. 96-122) México: Trillas
Hoinle, B., Rothfuss, R., &Gotto, D. (2013).Empoderamiento espacial de las mujeres mediante la Economía Solidaria. Cuadernos de Desarrollo Rural, 10 (72), 117-139.

Martínez, B., I., (2004) Diferencia sexual y salud: un análisis desde las políticas de igualdad de género. En E. Barberá& I. Martinez (Coord.) Psicología y Género (pp.295- 324). Madrid, España: Pearson

Meyers, D. (2005) Psicología social Mc Grow Hill, Octava Edición 2005

ONU Mujeres, Principios para el empoderamiento de las mujeres http://www.unwomen.org/es/partnerships/businesses-and-foundations/womens-empowerment-principles, recuperado el 2 de marzo de 2014)



Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (2010). Igualdad/Empoderamiento. Recuperado el 13 de febrero de 2014 desde: http://www.americalatinagenera.org/es/documentos/tematicas/tema_igualdad.pdf

Sarrio, C. M. (2009) Empoderamiento: amor, libertad y liderazgo. En Gil, G. A., Escrig, G. G & Forcada, M. A. (Eds.) Poder, Podres y Empoderamiento… ¿Y el amor? ¡Ah, el amor! (pp. 151-172) España: FundaciónIsonomía para la Igualdad de Oportunidades. Universitat Jaume I


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos