Roverismo hacia el éxito



Descargar 0.5 Mb.
Página12/15
Fecha de conversión11.12.2017
Tamaño0.5 Mb.
1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   15
Autoexpresión.
Si una persona se siente con deseo de expresar sus pensamientos e ideas por medio de la poesía, la prosa, el discurso, la pintura o la escultura, hay que dejarlo que lo haga. Solamente le sugeriría que no intentara, como muchos lo hacen, adoptar ideas extremistas hasta no haber visto algo del mundo.

La buena autoexpresión es una virtud, y una virtud de las más excelsas.

Todo hombre tiene la que se conoce por un "don" de alguna clase. Uno de vosotros podrá ser un artista o un actor por instinto, aun cuando trabaje en una tienda o en una carpintería; otro podrá ser un cantante, aun cuando se gane la vida como mozo; hay muchos "dones" ocultos en todo hombre. ¿Por qué se les llama dones?

Por tratarse de una cualidad natural: Un don de Dios. Por lo que, siendo poseedor de él hay que usarlo para Dios. La manera de hacerlo es usando ese don en beneficio del prójimo. Que el canto o la actuación sean empleados en alegrar a otros que estén tristes, que el prestidigitador lo haga para divertir y el pintor abra los ojos a la belleza y todos ellos pongan su talento al servicio del prójimo y no al servicio del yo, haciendo así un trabajo grato a Dios y no el de un charlatán, lo que les hará encontrar la verdadera felicidad.


La sugerencia de Prempeh para los jóvenes habladores.
Yo tuve el honor, o quizá le llamaremos mejor la diversión, de prender al Rey Prempeh, el gobernante de los Ashantis, en la Costa Occidental del Africa, cuando se excedió en los sacrificios humanos, pero eso es otra historia.

Sólo me referiré a él aquí, para proporcionar una sugerencia. Siendo él un monarca salvaje estaba

acostumbrado a decir lo que le venía en gana en el momento en que se le ocurría sin tener en consideración los resultados.

Si se enojaba perdía la cabeza sin que hubiera nada que lo detuviera y generalmente el hombre que lo había hecho enojar, perdía también la cabeza, pero en forma distinta

Cuando se le capturó se dio cuenta que en la discusión con las autoridades británicas, debía adoptar un modo de hablar diferente. Si hablaba antes de medir el efecto de sus palabras, podía decir las cosas de que más tarde se arrepentiría.

Así, pues, hizo lo que muchos jóvenes impetuosos deberían hacer en una discusión, por lo menos en sentido figurado. Llevaba consigo una nuez, una nuez grande, semejante a las nueces del Brasil, la colocaba entre sus dientes, lo que le obligaba, cuando sentía ímpetus de decir algo inconveniente, a tener que retirarla de su boca, permitiéndole reflexionar.

Otra sugerencia que yo recibí también del rey Prempeh, fue la de que, cuando uno tiene que sacar la mejor parte de un contrario, no hay que pensar que uno ha acabado con él o que lo ha puesto uno fuera de combate hasta no estar completamente cierto de ello, porque bien puede suceder que en la manga esconda alguna otra arma.

Me recuerda esta lección al gatillo de un fusil nativo de chispa, que está sobre mi escritorio en este momento y he aquí cómo la aprendí.

El rey pensó hacer una salida rumbo a la selva durante la noche, al darse cuenta de que nosotros podíamos arrestarle. Yo ya había pensado en esto y le había tendido una emboscada, colocando a mis hombres a la villa de la vereda que probablemente seguirla. Me escondí en una zanja a unos cuantos metros adelante de mis hombres, de tal manera, que pudiera ver destacarse contra el cielo la silueta de cualquiera que viniera en mi dirección y poder dar la señal de prenderlo o dejarlo pasar.

Después de algún tiempo, uno de los Scouts del Rey apareció caminando de puntillas solo, con mucha precaución y en silencio: cuando llegó frente mi, se detuvo y trató de escudriñar la oscuridad.

Algo le había hecho sospechar, y yo temí que diera media vuelta y fuera a denunciar nuestra presencia.

Teniéndolo enfrente, a menos de, un metro, con la espalda hacia mi, me levanté y repentinamente me le eché encima.

Sostuvimos intensa lucha. Logró colocarme su arma apuntando a mi estómago, pero pude asirle el gatillo. El arma debe haber sido muy corriente pues me quedé con el gatillo en la mano. Nos abrazamos entonces, no ciertamente con afecto, y rodamos varias veces el uno sobre el otro, mientras mi asistente intervino en la lucha, como un tercer perro, agarrando a mi contrario por la muñeca, en el momento en que éste iba a introducir su puñal en mi hígado. Como véis contaba para convencerme con otro argumento más que su pistola.

Una vez conocí un millonario que había sido payaso en un circo, y que aun después de haber acumulado dinero, continuaba trabajando en su fábrica en mangas de camisa. Era ésta una fábrica de vino, situada en uno de los países sudamericanos, ahí le conocí. Me explicó que la razón de su éxito consistía en haber insistido en producir vino puro de uva, en vez de las composiciones químicas que antes se daban a aquel pueblo. Había aprendido esta lección en la pista del circo. Ahí se dio cuenta que los chistes de segunda mano tomados de los periódicos y recalentados, o tomados de los libros jocosos, no se los tragaba el público que pedía chistes originales y genuinos. Y así sucedía con el vino. Desde el momento en que él produjo una bebida pura sin adulterar, le llovieron las órdenes y pronto se hizo rico.

En las escuelas públicas, las universidades, y los clubes de jóvenes, existen sociedades de debates con objeto de formar jóvenes políticos. Pero el peligro consiste en que lo que algunas veces forman, son pedantes, ya que sus miembros son solamente una imitación de políticos que hablan de lo que han leído u oído de otros y no como resultado de su propio saber.

Un articulo imitado no atrae a nadie. Muchos de los famosos hombres de Estado, comenzaron con su carrera cuando estaban a la mitad de la vida, es decir, cuando ya habían visto algo del mundo y de la vida. Muchos políticos notorios comenzaron su carrera cuando aún era niños, en los clubes de debates, y nunca pasaron de ser pedantes. (Nota: Hay una diferencia entre ser famoso y ser notorio).

Pero si una vez adquirida la experiencia se encuentra uno en posición de poder ayudar a su comunidad tomando parte en la vida pública, hay que adiestrarse tanto cuanto sea posible para desempeñar esa función. Como ya lo he dicho antes, es mejor ser hombre de Estado, que político, para el bien de la comunidad, más que una sección de ella.

Un paso para ello es el ser capaz de captar las ideas con facilidad así como sus diferentes facetas, y otro el ser capaz de expresarlas con palabras. Para aquellos jóvenes que se creen con facultades de oradores, Lord Bryce ha dado el siguiente consejo profundo al decir, volviendo la cara al pasado: "Aún puedo ver a mi profesor en la clase, parado frente a mi, dirigiéndose a los muchachos, y de ahí concluyo esto: "Una vez que tiene un buen argumento para seguir una línea de acción, argumento bueno y suficiente, no hay que buscar otro que seguramente debilitaría el primero".


El actor obtiene el mejor adiestramiento posible en oratoria.
Para aprender uno a expresarse bien en público, no hay nada como tomar parte en alguna obra teatral; desde luego le da a uno un adiestramiento práctico en alocución y en establecer contacto magnético con la audiencia. Le enseña a uno a expresarse con la voz y con el gesto, quitándole la presunción. José Chamberlain una vez me dijo que debía mucho de su éxito primitivo a haber actuado en el teatro como aficionado.
Escuchar.
Después de decir tanto acerca de la oratoria, hay que recordar siempre el gran valor y el gran arte que hay en guardar silencio. Con frecuencia se siente uno inclinado a intervenir con las propias ideas en una discusión, pero en general es mejor estarse quieto y dejar a los demás hablar. En esa forma uno aprende. El que habla mucho con frecuencia se descubre ante el observador silencioso. En todo comité existen hombres que son los que hablan y que obtienen poca atención.

Es al hombre silencioso, el que sólo habla cuando hay algo de importancia que decir, al que se le escucha.

Es el que hace de esfinge.

"El hombre callado es el que generalmente ejecuta las cosas".


Servicio.
Conforme uno se adiestra en carácter y eficiencia, debe tener como mira constante no solamente el adquirir una posición o mejorar sus condiciones personales, sino adquirir la facultad de hacer el bien al prójimo y a la comunidad. Una vez que uno ha adquirido una posición desde la cual se puede servir al prójimo, ya se ha colocado uno en la parte alta de la escala que conduce al verdadero éxito y a la felicidad.

El servicio incluye no solamente a aquellas pequeñas acciones personales de cortesía y bondad hacia el prójimo; estas son rectas y buenas; son las que todo Scout ejecuta cada día, pero lo que yo quiero decir, es algo más elevado y más grande que esto: el servicio como ciudadano al propio país.

Esto no significa en general, que uno desee convertirse en líder en asuntos cívicos por forzar sus

ideas políticas particulares a los demás, sino sencillamente ser una persona de confianza, un ciudadano útil al Estado en conjunto y no simplemente ver qué es lo mejor para una parte particular de él.

Rudyard Kipling demuestra en The Glory of the Garaen que existe un lugar para cada individuo en el servicio de la comunidad, en el bien de la comunidad.

Una vez que se ha visto, de acuerdo con las dotes particulares de cada cual, en qué puede uno ser útil, hay que prestar ayuda, exactamente como cuando uno juega para su equipo en un partido de fútbol. De hecho un ciudadano servicial se parece mucho a un jugador de fútbol; en primer lugar, se hace eficiente como individuo, para después poder jugar con afectividad en su puesto en el equipo.

_ Jugador de Fútbol Ciudadano

| _


| Interés, juego limpio, buen humor. | Carácter e inteligencia.

| |


Cualidades | Respiración y musculatura adecuadas. | Salud y Fuerza.

individuales |_ Habilidad con la pelota. |_Trabajo manual y habilidad.

_ _

Cualidades | Jugar para el equipo y no |_ Servicio a la comunidad.



colectivas |_ para uno mismo

Si los miembros de un equipo no jugaran en el puesto que les corresponde, si uno de ellos pensara que era más divertido permanecer siempre al margen, otro prefiriera manejar la bola contra las reglas, y otro se dedicara a golpear en el estómago a los contrarios, dejaría de ser un juego de fútbol, se convertiría en anarquía y se acabaría el juego.


Servicio cívico.
Lo mejor que uno puede hacer por su comunidad, como buen ciudadano, es tomar parte en el servicio cívico. Con esto quiero decir tomar parte en el gobierno municipal, en los asuntos locales de gobierno. Pero para ello, si uno quiere tener éxito, hay que prepararse, lo mismo que uno se prepara para jugar una carrera o para pasar un examen. Algunas personas se dedican a los trabajos públicos solamente porque tienen el don de la locuacidad, y una noción parcial de cómo deberá dirigirse el gobierno, aun cuando no tengan experiencia o conocimientos reales en la materia: cuando lo que se necesita es un conocimiento sólido de lo que es el gobierno local, sus aspiraciones, sus métodos y sus responsabilidades.

Existe un pequeño libro denominado "Citizenship" por Edward J. S. Lay. (Macmillan).

En él se tratan muchos de los asuntos de que he hablado en este libro y otros más, todo en forma sencilla, clara y popular e ilustrado profusamente, es este un libro muy útil para cualquier persona que principie a estudiar sobre ciudadanía; incluye asuntos tales como salarios, trabajo, ahorro, educación, higiene, gobierno, Liga de las Naciones, etc., etc.

Cuando se llega a la edad de 21 años se es ciudadano con el privilegio de votar en las elecciones para miembros del Congreso y Presidente, por tanto hay que hacerse eficiente y estar capacitado para asumir la responsabilidad y desempeñar el papel que a uno le corresponde en el gran juego de la ciudadanía.

Los primeros pasos para hacerse eficiente, ya han sido sugeridos y son aquellos que evitan los diferentes "Escollos":

Carácter e Inteligencia.

Trabajos manuales y Habilidad.

Salud varonil, de Mente y Cuerpo.


Ahora viene una cuarta cosa; Servicio, es decir, practicar el juego como ciudadano.

En la educación de sí mismo, un punto importante es aprender la historia de su ciudad natal y del país, tanto pasada como presente. Mucho puede aprenderse leyendo, pero más aun viajando y visitando lugares históricos. Pero para poder ser capaz de entender y ayudar en los asuntos públicos locales, es necesario aprender cómo se maneja el gobierno local. Por ejemplo, hay que estudiar lo siguiente:

Comités Parroquiales. Cómo se integran estos comités, cuáles son sus deberes para con la iglesia y en otras materias.

Comités Distritales urbanos y rurales y sus relaciones con los Parroquiales.

Ayuntamientos. Cómo se elige el alcalde y los demás concejales.

Cuáles son sus deberes con respecto a la higiene, a las escuelas, a la policía, a los bomberos, etc.

Consejos Regionales. Sus funcionarios, sus departamentos, sus deberes.

Cómo se cobran los impuestos, cómo se gastar, lo relativo a licencias, educación, alumbrado, caminos, puentes, hospitales, orfanatorios, bibliotecas, mercados, parques, provisión de aguas, drenaje, etc.


Congreso.
Aparte del gobierno local, existe el gobierno del Estado y el Congreso Local, al cual hay que elegir representantes del pueblo. Así todo hombre mayor de 21 años tiene voz en el manejo del país.

Existe además el Congreso General, compuesto por dos Cámaras Legislativas, la Cámara de Diputados y la Cámara de Senadores, cuyos miembros también son efectos por votación popular.

El Congreso tiene por objeto dictar las leyes a que debe sujetarse la vida pública de la nación.

El Gabinete o Consejeros del Presidente, consta de varios miembros con funciones políticas y administrativas, teniendo cada uno de ellos a su cargo una rama del gobierno nacional, tales como Gobierno Interior, Relaciones Exteriores, Hacienda, Obras Públicas, Industria y Comercio, Agricultura y Ganadería, Defensa, Marina y Trabajo.

Estos ministros o Secretarios de Estado, son nombrados por el Presidente de la República y responsables ante él, quien a su vez es responsable ante el Congreso.

Las elecciones de miembros del Congreso y Presidente de la República, se hacen por votación secreta, ocupando el puesto el que obtiene la mayoría de votos.

El buen ciudadano debe estar capacitado no solamente para dar su voto por aquel ciudadano que realmente garantice el bien de la comunidad, sino también para cuidar de la pureza de las elecciones, es decir, de que su voto le sea respetado y así ocupen los puestos de elección pública aquellas personas que realmente tengan la simpatía y el apoyo de la mayoría de la nación.

Falta seriamente a su deber cívico el ciudadano que se abstiene de tomar parte en las elecciones o que da su voto sin meditar antes sobre la trascendencia del mismo.

Es indispensable, además, tener en consideración que el voto no debe ser emitido por simpatía o por lo que los candidatos ofrecen durante su propaganda; el voto debe ser impersonal, es decir debe darse a los miembros de aquel Partido cayo programa sea una garantía de buen gobierno. Esto conduce a la necesidad de que todo ciudadano se inscribe en un Partido y dentro de él vigile por la adopción de un programa de gobierno que tome en cuenta el bien común y la selección de los candidatos que han de representar al partido y por ende al pueblo en los puestos públicos de elección. De esta manera se puede votar en conciencia conociendo no solamente a los candidatos sino el programa que van a desarrollar y la solvencia moral del Partido que los apoya y de los candidatos mismos.
Una nueva república.
En una república recién establecida, una vez me encontraba hablando con el verdugo mayor, quien se lamentaba que ya no hubiera pena de muerte y le pregunté si se debía a que las sentencias fueran por largos años, sustituyendo así la pena capital. ' Oh no - me contestó -, ahora somos una república democrática no existen ya prisiones".

"¿No hay crímenes?"

"Sí, hay muchos todavía".

"¿Qué hacen, pues, con los criminales?"

"Los soldados se los llevan a las afueras de la ciudad y ahí los matan".

(Evidentemente él no entendía así una ejecución, ya que seguramente estaba acostumbrado a cortarle la cabeza a los sentenciados con un hacha.)

"¿Pero qué hacen con los pequeños crímenes? Supongamos que un hombre ha robado un pañuelo, ¿qué hacen con él?"

"Se lo llevan fuera de la ciudad y lo matar".

(Mas tarde supe que, cuando él subrayaba que los mataban, quería decir que en muchas ocasiones tenían que disparar varias veces antes que el individuo estuviera muerto).

"¡Qué horror!"

"¿Y qué hacen con las mujeres que delinquen? Seguramente que los soldados no les disparan hasta matarlas".

"Oh, no, no, nosotros no podríamos hacer eso".

"¿Que hacéis, pues, con las mujeres criminales?"

"Esas me las mandan a mí y yo las divido en cien pedazos; lo que hemos abolido es la pena de muerte para los hombres'.

Esto pasaba en una nación joven, donde trataban de correr antes de haber aprendido a andar. Desgraciadamente existen dos o tres que están ansiosas de separarse de las faldas de sus madres para ir a hacer más o menos lo mismo.

En otra ocasión, de paso por una joven república, supe que el jefe del gobierno estaba tranquilamente en su casa descansando de las labores del día, cuando llegó a visitarlo el jefe del ejército, amigo suyo íntimo.

El general le iba a visitar en forma privada y sin ostentación. Iba, según dijo, a decirle adiós.

¿Va usted a salir?" le preguntó el presidente.

"Oh no, me voy a quedar aquí. Es usted el que deberá salir, pues mañana va a haber una revolución, y voy a ser elegido en su lugar tan luego como usted haya sido asesinado".

Así pues, para evitar dificultades, el Presidente se fue.

He aquí cómo se gobierna en aquellos lugares.
La sartén es mejor que el fuego.
Cuando me ascendieron al mando de un escuadrón en mi propio regimiento, resultó ser mi propio escuadrón en el que fui ascendido, en vez de haber sido enviado a otro.

En esa ocasión, los soldados hicieron algo a lo que no estaban autorizados, una reunión para celebrar el hecho, y el sargento mayor, al dirigirse a mí, en su nombre, dijo: "Creemos que ha sido mejor así, tener al frente un demonio ya conocido y no a un ángel desconocido". No estoy muy cierto de lo que esto quería decir, pero de cualquier manera debe aplicarse a esas formas extravagantes de gobierno por las que los extremistas de hueso colorado abogan.

Por lo que hace a la Gran Bretaña, nosotros preferimos un gobierno endemoniado ya conocido a uno de apariencia angelical, pero que no conocemos.
Política internacional.
En el desarrollo de nuestro patriotismo no debemos olvidar el peligro de desnaturalizarlo convirtiéndolo en un nacionalismo estrecho. Está bien sentirse orgulloso de su país, pero sin menospreciar los otros países ni ponerlo sobre un pedestal más alto que el que en realidad merezca. El mejor patriotismo es ayudar al crecimiento de la nación, a su eficiencia y a que tome el lugar que le corresponde entre las demás naciones del mundo. Las últimas dos grandes guerras han demostrado una cosa que antes desconocían los pueblos y es que los países son interdependientes en sus tratos y en su comercio, y que solamente con buena voluntad de parte de todos y cooperación, el mundo puede prosperar y ser feliz.

Un país puede tener materias primas y otro los medios de beneficiarlas mientras un tercero poseer la manera de darles el acabado conveniente y un cuarto la de utilizar esos productos. El algodón que se cultiva en la India se beneficie en Manchester, se 1e da el acabado en Bélgica y se usa en el Africa Oriental. Esto mismo sucede en otras varias ramas, incluyendo los productos alimenticios producidos en un país y enviado a otro.

Bretaña produce más carbón y hierro del que necesita, pero no tiene suficiente carne o maíz y por tanto intercambia sus demasías con otros países.

Interdependientes como son los países en la actualidad, al estallar la guerra entre dos grandes naciones, éstas inmediatamente arrastran a otras, y así es como la mayor parte de Europa se ha visto envuelta en tan terribles conflictos. Millones de hombres han muerto. Naciones enteras se han arruinado, y todo el mundo se encuentra en un estado de desasosiego. Y todo, ¿Por qué? Por el asesinato de un austríaco por un servio. Después de tan terrible experiencia esperamos que en el futuro haya mayor seguridad y que mejores estadistas se encuentren al frente de las naciones.

La Liga de las Naciones, la Corte Internacional de La Haya, fueron establecidas para evitar que esto pasara de huevo, pero las Ligas, las Cortes y las Leyes valen nada si no tienen el apoyo de corazón de los pueblos que están detrás de ellas. Se les puede poner bozal y cadena a los perros, pero no habrá paz entre ellos mientras no sean buenos amigos y estén contentos. No importan tanto los bozales, lo que importa es el temperamento de los perros. Por tanto el deber de los ciudadanos de cada Estado es ponerse cada vez más en contacto los unos con los otros y sentir simpatía por los de otras naciones tomando interés en su historia y en sus trabajos por medio de intercambio de visitas, etc. Una vez que se haya establecido una buena voluntad mutua, de amistad personal, entre los ciudadanos de varios países, esto constituirá la mejor garantía contra las guerras futuras.

Ya veis pues, el campo tan vasto que se abre frente a vos, otros como ciudadanos; no importa qué tan humilde sea vuestra posición.

A los 21 años ya tenéis derecho a llamarnos ciudadanos. Pero toca a vosotros mismos el merecer ese derecho y el prepararnos de antemano para su ejercicio y uso conveniente. Ese titulo os da la oportunidad de servir a la comunidad que, como antes he dicho, proporciona la base para la felicidad.

Para desempeñar puestos, aun de poca importancia, en pro del bien común, hay que estar preparado, lo que una vez más significa adquirir conocimientos, experiencia y práctica (Véase el capitulo final).

Si después de esto encontráis que tenéis dotes para ello, tomad vuestra parte en los asuntos cívicos.
Amplitud de criterio.
Cuando yo sea Primer Ministro, haré que sea obligatorio el que un hombre para ser efecto miembro del Parlamento, haya dado la vuelta al mundo por lo menos una vez, y tenga tal educación que ésta le haya enseñado que todo asunto tiene dos aspectos; deberá además, haber aprendido a ser jefe, lo que significa por principio de cuentas, el dominio absoluto de si mismo y el hacer a un lado las ideas y las conveniencias del Partido o clase en favor de un más noble resultado y de un mayor bien para toda la comunidad en el futuro.

Así pues, al prepararos vosotros, tened en mente un objetivo recto. Si deseáis abrazar la vida pública para labraros un gran nombre o para conseguir un buen salario o una magnífica posición, no me ocuparé más de vosotros.

Esto está fuera de mi propósito, os habréis colocado en un grupo que avanza en la misma dirección que todos, lleno de celos, de odio y de malicia hacia los demás. Y lo que yo deseo para vosotros es la felicidad, no política.

No, si vosotros entráis en la vida política con el humilde deseo de servir a la comunidad, de ayudar a la mayoría a seguir por el camino del bien cada vez en mayor número, entonces ya es distinto.

Vuestra recompensa no consistirá en vuestro progreso personal, sino en ver cómo los que os rodean mejoran sus normas de vida, como resultado de vuestro trabajo. Y esto os dará más satisfacción que todas las condecoraciones y todos los premios que se pueden acumular sobre vosotros, Para adecuados para el trabajo de equipo que requiere el servicio como ciudadano, ya sea en el puesto de simple trabajador o de jefe haréis bien en educarnos como lo he sugerido arriba, desarrollando vuestro carácter y abriendo vuestra mente, especialmente atendiendo los dos aspectos de todo asunto y apoyando la justicia y el juego limpio: en segundo término, practicando la buena voluntad para con vuestros contrarios tanto como para con vuestros prójimos.




Compartir con tus amigos:
1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   15


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad